Cuento: "espuma y nada mas" de hernando tellez

2108 palabras 9 páginas
Espuma y nada más de Hernando Téllez (*)

No saludó al entrar. Yo estaba repasando sobre una badana la mejor de mis navajas. Y cuando lo reconocí me puse a temblar. Pero el no se dio cuenta. Para disimular continué repasando la hoja. La probé luego sobre la yema del dedo gordo y volví a mirarla contra la luz. En ese instante se quitaba el cinturón ribeteado de balas de donde pendía la funda de la pistola. Lo colgó de uno de los clavos del ropero y encima colocó el kepis. Volvió completamente el cuerpo para hablarme y, deshaciendo el nudo de la corbata, me dijo: “Hace un calor de todos los demonios. Aféiteme”. Y se sentó en la silla. le calculé cuatro días de barba. Los cuatro días de la última excursión en busca de los nuestros. El
…ver más…
Hice una pausa para limpiarla, tomé la badana, de nuevo yo me puse a asentar el acero, porque soy un barbero que hace bien sus cosas. El hombre que había mantenido los ojos cerrados, los abrió, sacó una de las manos por encima de la sábana, se palpó la zona del rostro que empezaba a quedar libre de jabón, y me dijo: “Venga usted a las seis, esta tarde, a la Escuela”. “¿Lo mismo del otro día?”, le pregunté horrorizado. “Puede que resulte mejor”, respondió. “¿Qué piensa usted hacer?” “No sé todavía. Pero nos divertiremos”. Otra vez se echó hacia atrás y cerró los ojos. Yo me acerqué con la navaja en alto. “¿Piensa castigarlos a todos?”, aventuré tímidamente. “A todos”. El jabón se secaba sobre la cara. Debía apresurarme. Por el espejo, miré hacia la calle. Lo mismo de siempre: la tienda de víveres y en ella dos o tres compradores. Luego miré el reloj: las dos veinte de la tarde. La navaja seguía descendiendo. Ahora de la otra patilla hacia abajo. Una barba azul, cerrada. Debía dejársela crecer como algunos poetas o como algunos sacerdotes. Le quedaría bien. Muchos no lo reconocerían. Y mejor para él, pensé, mientras trataba de pulir suavemente todo el sector del cuello. Porque allí sí que debía manejar coro habilidad la hoja, pues el pelo, aunque es agraz, se enredaba en pequeños remolinos. Una barba crespa. Los poros podían abrirse, diminutos, y soltar su perla de

Documentos relacionados

  • Misterio del capital de hernando de soto
    3326 palabras | 14 páginas
  • cuentos mexicanos de horror y misterio.
    3748 palabras | 16 páginas
  • Ensayo sobre preludio de hernando tellez
    811 palabras | 4 páginas
  • Bagatela Sobre El Olvido-Hernando Téllez
    1432 palabras | 6 páginas
  • Trabajo Comparativo Entre Espuma Y Nada Mas Y Un Día De Estos
    824 palabras | 4 páginas
  • Análisis de cuentos
    4618 palabras | 19 páginas
  • Experimento Con Acetona Y Espuma De Poliestireno
    1936 palabras | 8 páginas
  • RESUMEN ANTOLOGIA DE CUENTOS COLOMBIANOS
    4634 palabras | 19 páginas
  • Hernando Téllez
    728 palabras | 3 páginas
  • Nada Por Aqui Nada Por Alla Cuento
    1465 palabras | 6 páginas