Cuentos Breves Latinoamericanos

1139 palabras 5 páginas
EL PEQUEÑO REY ZAPARRASTROSO
Eduardo Galeano

Tarde a tarde, lo veían. Lejos de los demás, el guri se sentaba a la sombra de la enramada, con la espalda contra el tronco de un árbol y la cabeza gacha. Los dedos de su mano derecha le bailaban bajo el mentón, baila que te baila como si el estuviera rascándose el pecho con alevosa alegría, y al mismo tiempo su mano izquierda, suspendida en el aire, se abría y se cerraba en pulsaciones rápidas. Los demás le habían aceptado, sin preguntas, la costumbre.El perro se sentaba, sobre las patas de atrás, a su lado. Ahí se quedaban hasta que caía la noche. El perro paraba las orejas y el guri, con el ceño fruncido por detrás de la cortina del pelo sin color, les daba libertad a sus dedos para que
…ver más…
Con la felicidad, olvidé el estuche, o lo perdí, inadvertidamente. No puedo saberlo. Ahora que la dicha terminó, no encuentro el punto final por ningún lado. Esto crea conflictos y rencores suplementarios. “¿Dónde lo guardaste? – me pregunta ella, indignada -. ¿Qué esperas para usarlo? No demores más, de lo contrario, todo lo anterior perderá belleza y sentido.” Busco en los armarios, en los abrigos, en los cajones, en el forro de los sillones, debajo de la mesa y de la cama. Pero el punto no está; tampoco el estuche. Mi búsqueda se ha vuelto tensa, obsesiva. Es posible que lo haya extraviado en alguno de nuestros momentos felices. No está en la sala, ni en el dormitorio, ni en la chimenea. ¿El gato se lo habrá comido?
Su ausencia aumenta nuestra desdicha de manera dolorosa. En tanto el punto no aparezca, estamos encadenados el uno al otro, y esos eslabones están hechos de rencor, apatía vergüenza y odio. Debemos conformarnos con seguir así, desechando la posibilidad de una nueva vida. Nuestras noches son penosas, compartiendo la misma habitación, donde el resquemor tiene la estatura de una pared y asfixia, como un vapor malsano. Tiñe los muebles, los armarios, los libros dispersos por el suelo. Discutimos por cualquier cosa, aunque los dos sabemos que, en el fondo, se trata de la desaparición del punto, del cual ella me responsabiliza. Creo que a veces sospecha que en realidad lo tengo, escondido, para vengarme de ella. “No

Documentos relacionados

  • CUENTO LATINOAMERICANO DEL SIGLO XX
    1218 palabras | 5 páginas
  • Cuentos latinoamericanos
    2135 palabras | 9 páginas
  • escritores de cuentos latinoamericanos
    746 palabras | 3 páginas
  • Analisis Completo Cuentos Latinoamericanos
    5935 palabras | 24 páginas
  • Antologia de cuentos latinoamericanos
    7994 palabras | 33 páginas
  • Cuentos Latinoamericanos
    813 palabras | 4 páginas
  • Antologia de cuentos latinoamericanos
    8009 palabras | 33 páginas
  • Cuentos breves latinoamericanos
    1047 palabras | 5 páginas
  • cuentos latinoamericanos
    905 palabras | 4 páginas
  • Cuentos Latinoamericanos
    823 palabras | 4 páginas