Cuentos variados

2612 palabras 11 páginas
EL CHOLO DE LAS PATA E MULA
-¿Pa´onde vas?
-P´abajo. Onde ño Gumersindo. Vo a mariquiar.
-Ajá
Mordia el viento-tal que un tiburón- el rostro prieto de ambos. Las canoas se unian.
Grito de mar latigueaba de lejos el ambiente. Los mangles se dirían una extraña fila de centauros.
-Todo y hey cogio la atarraya. Y no hey hecho nada.
Parece que las listas me huyeran.
-¿Entonce?
-Ej que vo a marisquear. Vo a coger pata e mula. Me gusta mas que la cincha prieta y er mejillón. Estas son muy pequeñas, con ellas no hay pa para la olla, si no se coge batantisimo.
-Ajá
Gritaba una vada de agua. Roncaba un tambulero sobre el agua, -tal que largartos innumerables-saliaan las figuras sepia grises de los bajos.
-Ta bien, pué. Ta luego
-Ta
…ver más…
Le truje los cojoyos; endespués otros antojos, pero nunca la llegué a ver tan desasosegada como con estas chiquitas. Pos hora verá, como l'iba diciendo, le cogió por ver pal cielo día y noche, y el día del clis de sol, qu'estaba yo en la montaña apiando un palo pa un eleje, es qu'estuvo ispiando el sol en el breñalillo del cerco dende buena mañana.
Pa no cansalo con el cuento, así siguió hasta que nacieron las muchachitas estas. No le niego que a yo se m'hizo cuesta arriba el velas tan canelas y tan gatas, pero dende entonces parece que hubieran traído la bendición de Dios. La mestra me las quiere y les cuece la ropa, el Político les da sus cincos, el Cura me las pide pa paralas con naguas de puros linoses y antejuelas en el altar pal Corpus y, pa los días de la Semana Santa, las sacan en la procesión arrimadas al Nazareno y al Santo Sepulcro; pa la Nochebuena las mudan con muy bonitos vestidos y las ponen en el portal junto a las Tres Divinas. Y todos los costos son de bolsa de los mantenedores, y siempre les dan su medio escudo, gu bien su papel de a peso gu otra buena regalía. ¡Bendito sea mi Dios que las jue a sacar pa su servicio de un tata tan feo como yo...! Lina hasta que está culeca con sus chiquillas, y dionde que aguanta que no se las alabancén. Ya ha tenido sus buenos pleitos con curtidas del vecindario por las malvadas gatas.
Interrumpí a ñor Cornelio temeroso de que el panegírico no tuviera fin, y lo hice volver al

Documentos relacionados

  • Ritmo Variado
    2264 palabras | 10 páginas
  • EJERCICIOS VARIADOS
    595 palabras | 3 páginas
  • Variados
    22026 palabras | 89 páginas
  • Movimiento variado
    3357 palabras | 14 páginas
  • Movimiento uniformemente variado
    1612 palabras | 7 páginas
  • Temas variados
    10427 palabras | 42 páginas
  • Variado
    77971 palabras | 312 páginas
  • Ritmo Variado
    2272 palabras | 10 páginas
  • Variado
    3965 palabras | 16 páginas
  • Movimiento circular uniformemente variado
    1087 palabras | 5 páginas