Dialogo Del Juicio De Paris

698 palabras 3 páginas
Todo empezó en la boda de tetis y peleo donde solo un dios no fue invitado, la diosa eris.
-Eris: como osan no invirarme a la celebración, es que acaso no saben quien soy?, se arrepentirán de esta ofensa. Sembrare la discordia entre ustedes con esta manzana de oro.
(alguien, pone la manzana arriba de la mesa del banquete)
(se pone la música griega de nuevo y las diosas hera y atenea ven la manzana, que tenia escrito ¨Para la mas bella¨ y comienzan a peliar por ella)
-hera: (se sorprende) pero si es una manzana de oro.
-Afrodita: (toma la manzana y la lee) para la mas bella, esta manzana es mia.
-hera: claro que no..! (le quita la manzana) esta manzana me corresponde, yo soy la mas bella.
-afrodita: ya que Zeus no quiere elegir, que
…ver más…
¿Cómo no va a resultar, en este caso, difícil el fallo?

afrodita: No lo sé. Pero no es posible inhibirse ante la orden de Zeus.

Paris:
Convénzace, al menos, de una cosa: que las dos que queden vencidas no se irriten contra mí, sino que consideren que la culpa es solo de mis ojos.

Hera y afrodita:
Así prometemos hacerlo.
Hera: Mas ya es hora que procedas al juicio.

Paris:
Vamos a intentarlo.

Hera:
Muy bien, Paris. Yo voy a ser la primera para que veas que en todas y cada una de mis partes soy igualmente hermosa.

Paris:
Retiraos, vosotras dos; y tú, Hera, quédate.

Hera:
Me quedo. Y una vez me hayas examinado con toda detención, habrá llegado el momento de considerar, además, si te parece la recompensa por tu voto a mi favor. Porque si me proclamas la más bella, serás dueño del Asia entera.

Paris:
Yo no juzgo esperando recompensas. Hera, retírate, que el fallo se emitirá según mi criterio. ¡Acércate tú Atenea!

Afrodita:
Aquí me tienes, a tu lado. Examíname con atención y sin prisas. Y ahora, si quieres, hermoso muchacho, escucha lo que voy a decirte; desde hace ya tiempo, viéndote tan joven y tan bello deberías estar ya casado, con alguna griega del Argos, de Corinto o de Esparta como Helena, por ejemplo, que es joven hermosa, en nada inferior a mí misma, y, lo más importante, apasionada. Con solo verte -lo sé muy bien- esta mujer lo abandonaría todo, se te entregaría por entero, y te

Documentos relacionados

  • Improcedencia Del Juicio De Amparo
    7294 palabras | 30 páginas
  • resumen del libro dialogos de platon
    15408 palabras | 62 páginas
  • Historia del juicio de amparo
    7976 palabras | 32 páginas
  • Sobreseimiento del juicio de amparo
    1522 palabras | 7 páginas
  • Analisis del tratado de paris
    688 palabras | 3 páginas
  • Dialogo de un juicio
    977 palabras | 4 páginas
  • Guion El Juicio De Paris
    825 palabras | 4 páginas
  • Generalidades del juicio de amparo
    1560 palabras | 7 páginas
  • Dialogo de simulación de Juicio Oral
    2920 palabras | 12 páginas
  • principio del juicio de amparo
    8211 palabras | 33 páginas