El Marido Confesor (Giovanni Boccacio)

2839 palabras 12 páginas
El marido confesor
Autor: Giovanni Boccaccio
Hubo, en otra época, en Rímini, un comerciante, muy rico en tierras y en metálico, con mujer bonita y de primaverales años, que se volvió en extremo celoso. ¿Cuál era el motivo? No tenía otro sino que amaba hasta la locura a su mujer, encontrándola perfectamente bonita y bien hecha, y como el anhelo de ella era agradarle, se imaginaba que trataba, a la par, de agradar a los demás, ya que todos la hallaban amable y no cesaban de prodigar elogios a su belleza. Idea original, que sólo podía salir de un cerebro estrecho y enfermizo. Hostigado incesantemente por sus celos, no la perdía un instante de vista; de suerte que aquella infortunada era vigilada con más ahínco que lo son algunos
…ver más…
—¿Qué necesidad tenéis de confesaros —preguntó el marido—, y qué pecados habéis cometido?
¿Creéis, acaso, que soy una santa —replicó la mujer— y que no peco lo mismo que las demás? Mas no es a vos a quien debo confesarme, ya que ni sois sacerdote ni tenéis facultades para absolverme.
No se necesitaba más para hacer nacer mil sospechas en el ánimo del celoso y para que le entraran ganas de saber qué pecados hubiese podido cometer su mujer. Creyendo haber hallado un medio seguro para lograr sus fines, la contestó que no tenía inconveniente en que fuera a confesarse, pero a condición de que lo haría en su capilla y con su padre capellán, o con cualquier otro sacerdote que éste le indicase; entendiéndose que iría muy temprano y regresaría a su casa una vez terminada la confesión. La joven, que no era lerda, creyó entrever algún proyecto en aquella respuesta; empero, sin despertar sus sospechas, díjole que estaba conforme con lo que la exigía.
Llegado el día de la festividad, se levanta al despuntar el alba, vístese y se encamina a la iglesia que su marido le había señalado, a la que llegó él antes que ella, por otro camino. El capellán estaba de su parte, habiéndose concertado los dos sobre lo que se proponía hacer. Vístese en seguida con una sotana y un capuchón o muceta que le cubría el rostro, y se sienta en el coro, así engalanado. Apenas hubo penetrado en la iglesia la señora, cuando preguntó por el padre capellán, rogándole se dignase

Documentos relacionados

  • El Decameron
    2420 palabras | 10 páginas
  • Resumen Maridos fuera del Closet
    11292 palabras | 46 páginas
  • Resumen Sobre La Democracia De Giovanni Sartori
    1598 palabras | 7 páginas
  • El decameron
    756 palabras | 4 páginas
  • Un marido ideal oscar wilde
    2630 palabras | 11 páginas
  • Boccacio Y Juan Manuel
    864 palabras | 4 páginas
  • El halcon - giovanni boccaccio
    892 palabras | 4 páginas
  • Resumen un marido para mama
    1350 palabras | 6 páginas
  • Los Problemos En El Texto De Giovanni Sartori '' ¿Hasta Dónde Puede Ir Un Gobierno Democrático? ´´
    1261 palabras | 5 páginas
  • Decamerón- El El Falso Arcángel Gabriel O El Hipócrita Castigado
    1282 palabras | 6 páginas