El caballero de la armadura oxidada

15615 palabras 63 páginas
EL CABALLERO

DE LA

ARMADURA

OXIDADA

Robert Fisher

EL DILEMA DEL CABALLERO

Hace ya mucho tiempo, en una tierra muy lejana, vivía un caballero que pensaba que era bueno, generoso y amoroso. Hacía todo lo que suelen hacer los caballeros buenos, generosos y amorosos. Luchaba contra sus enemigos, que era malos, mezquinos y odiosos. Mataba a dragones y rescataba a damiselas en apuros. Cuando en el asunto de la caballería había crisis, tenía la mala costumbre de rescatar damiselas incluso cuando ellas no deseaban ser rescatadas y, debido a esto, aunque muchas damas le estaban agradecidas, otras tantas se mostraban furiosas con el caballero. Él lo aceptaba con filosofía. Después de todo, no se puede contentar a todo el mundo.
…ver más…
¿Por qué no se daba cuenta Julieta de ninguna de estas cualidades?. El caballero estaba inquieto. Finalmente, tomó una decisión. Continuar llevando la armadura no valía la pena si por ello había de perder a Julieta y Cristóbal. De mala gana, el caballero intentó quitarse el yelmo pero, ¡no se movió!. Tiró con más fuerza. Estaba muy enganchado. Desesperado, intentó levantar la visera pero, por desgracia, también estaba atascada. Aunque tiró de la visera una y otra vez, no consiguió nada. El caballero caminó de arriba abajo con gran agitación. ¿Cómo podía haber sucedido esto? Quizá no era tan sorprendente encontrar el yelmo atascado, ya que no se lo había quitado en años, pero la visera era otro asunto. Lo había abierto con regularidad para comer y beber. Pero bueno, ¡si la había abierto esa misma mañana para desayunar huevos revueltos y cerdo en su salsa!. Repentinamente, el caballero tuvo una idea. Sin decir adónde iba, salió corriendo hacia la tienda del herrero, en el patio del castillo. Cuando llegó, el herrero estaba dándose forma a una herradura con sus manos. - Herrero - dijo el caballero - tengo un problema. - Sois un problema, señor - dijo socarronamente el herrero, con su tacto habitual. El caballero, que normalmente gustaba de bromear, arrugó el entrecejo. - No estoy de humor para tus bromas en estos momentos. Estoy atrapado en esta

Documentos relacionados

  • El Caballero De La Armadura Oxidada
    993 palabras | 4 páginas
  • Prueba "El Caballero De La Armadura Oxidada
    842 palabras | 4 páginas
  • Prueba El Caballero De La Armadura Oxidada
    676 palabras | 3 páginas
  • El Caballero De La Armadura Oxidada
    1099 palabras | 5 páginas
  • El caballero de la armadura oxidada
    2516 palabras | 11 páginas
  • EL CABALLERO DE LA ARMADURA OXIDADA
    1826 palabras | 8 páginas
  • Resumen el caballero de la armadura oxidada
    2150 palabras | 9 páginas
  • El Caballero De La Armadura Oxidada
    844 palabras | 4 páginas
  • El caballero de la armadura oxidada sintesis
    1866 palabras | 8 páginas
  • Libro ; El Caballero De La Armadura Oxidada
    1289 palabras | 6 páginas