En paz amado nervo analisis

1197 palabras 5 páginas
En Paz
Amado Nervo

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida, porque nunca me diste ni esperanza fallida, ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;

porque veo al final de mi rudo camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino;

que si extraje la miel o la hiel de las cosas, fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas: cuando planté rosales, coseché siempre rosas.

…Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!

Hallé sin duda largas noches de mis penas; mas no me prometiste tú sólo noches buenas; y en cambio tuve algunas santamente serenas…

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

Métrica
Muy/ cer/ca/ de/ mi
…ver más…
Lugar fructífero y dadivoso, la vida me da vida. Mi vida. La esperanza misma no es más que ese deseo de obtener de la pródiga vida aquello que deseamos, sin necesitarlo realmente. «Porque nunca me diste esperanza fallida, ni trabajos injustos, ni pena inmerecida.» Cada uno de nosotros merece sus esperanzas, de la misma manera en que merecemos nuestras penas, nuestros trabajos y nuestros días. «Porque veo al final de mi rudo camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino»: merecemos vivir, puesto que construimos, cada día, nuestra propia vida. Vivimos, sobre todo cuando lo ignoramos, únicamente aquello que merecemos vivir. Lo que nos da la vida es, solamente, aquello que nosotros mismos le damos bajo la forma de nuestras acciones, nuestros sueños y deseos: «si extraje las mieles o la hiel de las cosas, fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas; cuando planté rosales, coseché siempre rosas»
«…Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno; ¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno! Hallé sin duda largas las noches de mis penas; mas no me prometiste tú sólo noches buenas, y en cambio, tuve algunas santamente serenas…» El omnipotente, constante y continuo contraste entre el placer y el dolor me impide saber que ni el placer ni el dolor existen, sino, únicamente, mi vida. Mi vida no es buena ni mala; tampoco es ella la que tiene principio o fin, sino mi consciencia, es decir,

Documentos relacionados

  • Prologo. La Rosa Muerta Amado Nervo
    2731 palabras | 11 páginas
  • Dejadme en paz
    650 palabras | 3 páginas
  • Analisis Del Poema En Paz
    804 palabras | 4 páginas
  • Antologia De Amado Nervo
    4099 palabras | 17 páginas
  • Acuerdos De Paz En Guatemala
    2717 palabras | 11 páginas
  • Ensayo amado nervo
    933 palabras | 4 páginas
  • Acuerdos de paz en guatemala
    4807 palabras | 20 páginas
  • Analisis Del Poema En Paz
    795 palabras | 4 páginas
  • Analisis Poetico De Octavio Paz
    1021 palabras | 5 páginas
  • Proceso De Paz En Colombia
    1080 palabras | 5 páginas