Estadistica

1482 palabras 6 páginas
El Hombre Mediocre (José Ingenieros)

Los ideales pueden no ser verdaderos; son creencias. Su fuerza estriba en sus elementos efectivos: influyen sobre nuestra conducta en la medida en que lo creemos. Por eso, la representación abstracta de las variaciones futuras adquiere un valor moral: las más provechosas a la especie son concebidas como perfeccionamientos. El futuro se identifica con lo perfecto.
Mientras que la instrucción se limitará a extender las nociones que la experiencia actual considera más exactas, la educación consiste en sugerir los ideales que se presumen propicios a la perfección.

Estos hombres, predispuestos a emanciparse de su rebaño, buscando alguna perfección más allá de lo actual, son los “idealistas”. La
…ver más…

…se desesperan pensando que la calcomanía no figura entre las bellas artes.

Los grandes cerebros ascienden por la senda exclusiva del mérito; o por ninguna. Saben que en las mediocracias se suelen seguir otros caminos; por eso no se sienten nunca vencidos, ni sufren de un contraste más de lo que gozan de un éxito; ambos son obra de los demás. La gloria depende de ellos mimos.

La Bruyére escribió una máxima imperecedera: "En la amistad desinteresada hay placeres que no pueden alcanzar los que nacieron mediocres"; éstos necesitan cómplices, buscándolos entre los que conocen esos secretos resortes descritos como una simple solidaridad en el mal.

Siendo desleal, el hipócrita es también ingrato. Invierte las fórmulas del reconocimiento: aspira a la divulgación de los favores que hace, sin ser por ello sensible a los que recibe. Multiplica por mil lo que da y divide por un millón lo que acepta. … Sus sentimientos son otros: el hipócrita sabe que puede seguir siendo honesto aunque practique el mal con disimulo y con desenfado la ingratitud.

La mediocridad está en no dar escándalo ni servir de ejemplo.

Enseñan que es necesario ser como los demás; ignoran que sólo es virtuoso el que anhela ser mejor. Cuando nos dicen al oído que renunciemos al ensueño e imitemos al rebaño, no tienen valor de aconsejarnos derechamente la apostasía del propio ideal para sentarnos a rumiar la merienda común.

Cada uno de los sentimientos útiles para la vida

Documentos relacionados

  • Estadistica
    1899 palabras | 8 páginas
  • estadisticas
    933 palabras | 4 páginas
  • Estadistica
    1329 palabras | 6 páginas
  • estadistica
    2439 palabras | 10 páginas
  • Estadistica
    588 palabras | 3 páginas
  • Estadistica
    1295 palabras | 6 páginas
  • estadistica
    1713 palabras | 7 páginas
  • Estadistica
    929 palabras | 4 páginas
  • Estadistica
    1362 palabras | 6 páginas
  • Estadística
    607 palabras | 3 páginas