Guión de teatro "El fabricante de deudas"

5933 palabras 24 páginas
EL FABRICANTE DE DEUDAS

PRIMER ACTO
Sala de la gran residencia que ocupan Luciano Obedot y su familia. Los muebles son de estilo.
Al levantarse el telón, el lugar se halla vacío. Es media mañana. Suena el timbre de calle. Jacinto, el mayordomo, yendo de derecha a izquierda acude a abrir. A los pocos segundos, arrollándolo, se precipita al interior David Cash.
CASH: (vociferante) ¡Dile al señor que quiero hablarle! ¡No admitiré ninguna excusa!
JACINTO: (sereno y ceremonioso) Tenga el señor la bondad de tomar asiento.
CASH: (irritado) ¡Déjate de protocolos! Avísale a tu patrón que estoy aquí.
JACINTO: Enseguida, señor. Con su permiso. (sale)
CASH: (al público) Disculpen esta entrada en escena, señora y señores, pero no podía haber
…ver más…
(aparece Jacinto)
OBEDOT: (en voz baja) ¡Por favor, ni una sola palabra ante los domésticos! Iremos a su oficina. Ahí firmaré la letra.
CASH: Vamos (se dirigen a la puerta) A sesenta días… ¿De acuerdo?
OBEDOT: ¡A noventa!
CASH: (saliendo) ¡Más los intereses!
OBEDOT: Menos altos, por supuesto… (salen discutiendo)
Jacinto los ve salir. Se encoge de hombros y, enseguida, se pone a pasar su plumero por los muebles.
JACINTO: (suspendiendo su labor y dirigiéndose al público) Don Luciano Obedot, amigos míos, es buen navegante en el tempestuoso océano de la acreencia. Aunque esta vez puede naufragar… Y como me adeuda un año de sueldo, creo que, respetuosamente, ha llegado la hora de reclamárselo. (pausa) Con la venia de ustedes. (sigue pasando el plumero)
JOBITA: (que ingresa) Oye, oye, en esta casa ¿qué día hay paga?
JACINTO: La pura verdad, muchacha. He servido en muchas casas de familia con escudo en el anillo, es decir, he estado entre lo mejorcito de Lima, pero nuca vi gente tan original como los Obedot. ¿De dónde sale la comida? ¿Quién pagó el automóvil? Nadie lo sabe. Dejas de cobrar durante mucho tiempo, pero de pronto te cae una propina suculenta, o cobras y durante meses y meses no recibes nada.
JOBITA: ¡Peor les va a los cobradores!
JACINTO: ¡Raza extraña la de los cobradores! Los hay amables, los hay confidentes, los hay sobornadores, los hay impetuosos. En fin, de todo, pero casi nunca cobran.
JOBITA: (con convicción) ¡Eso se llama robo, pues!

Documentos relacionados

  • La neumonia
    2707 palabras | 11 páginas
  • Presentación en público
    20469 palabras | 82 páginas
  • Prueba de el sobrino del mago
    649 palabras | 3 páginas
  • Analisis estructural
    961 palabras | 4 páginas
  • Funciones lineales y cuadraticas
    3045 palabras | 13 páginas
  • Caracteristicas de un coro
    80076 palabras | 321 páginas
  • Cronología de hechos de la historia de panamá
    1977 palabras | 8 páginas
  • Caracteristicas de las empresas transnacionales y las empresas nacionales
    645 palabras | 3 páginas
  • Ley de derechos
    54965 palabras | 220 páginas
  • Ensayo sobre el origen del hombre
    1655 palabras | 7 páginas