Guillermo borja "memo", terapeuta dionisíaco

1476 palabras 6 páginas
GUILLERMO BORJA “MEMO”

Nace en Irapuato, México, en 1951, descendiente lejano de los Borgia. Psicoterapeuta controvertido, se especializó en terapia con alucinógenos cuando estos eran permitidos. Su formación fue con el Dr. Salvador Roquet, pionero en hacer psicoterapia con sustancias psicotrópicas, María Sabina, famosa por el uso de los hongos “mágicos (Wasson los descubre a través de ella) y Oswaldo, un misterioso chamán huichol. De los principios de formación de Memo con psicotrópicos decía: “ Y yo veía masas que entraban ahí, y que sucedía todo -que eran infiernos y cielos-, y todo se permitía, pero también había una consideración de un Dios arriba, que decía: “Esto, hagas lo que hagas, la última palabra la tengo yo” ._
El trabajo
…ver más…
Cumplió una pena de cuatro años en la cárcel de Almoloya, México.
Y fue en la cárcel donde hizo de una obra excepcional: un santuario en el infierno. La subdirectora del penal le invitó a que le ayudara a trabajar con los enfermos psiquiátricos, aislados de los demás reclusos en un edificio abandonado y sin cristales, habitado por 72 psicóticos desnudos y con infecciones en el cuerpo. Los médicos y los psicólogos no iban por miedo, teniendo en cuenta que ese edificio era el de mayor índice de violencia, suicidios y muertes.
Memo narra en su libro póstumo "La locura lo cura" cómo era aquel infierno. Primeramente tuvo que superar sus propios miedos, estuvo sentado un mes en la puerta del edificio trabajándose el miedo hasta que pudo entrar, significativo en alguien que nunca tuvo miedo, característico del rasgo lujurioso del eneagrama. A pesar del miedo a que lo asesinaran empezó bañando a los presos; les cortaba el pelo con una máquina de peluquero y se rompían las cuchillas, hasta que consiguió una máquina para perros y esa funcionó; les proporcionó ropas. Hizo un equipo de apoyo con 18 presos (les llamó “los maestros”) de la población general y empezaron a dar clases académicas. En el boletín nº 16 de la Asociación de Terapia Gestal Españañola (AETG) se publicó un artículo de sus reflexiones en la cárcel, ahí van unos fragmentos: “Es necesario andar con mucho cuidado, lograr establecer buena relación

Documentos relacionados