La calandria de rafael delgado

640 palabras 3 páginas
Olvera Montaño C. Lilian.
Control de lectura de La Calandria de Rafael Delgado

La Calandria es una novela en la que Delgado, apegado a los modelos de realismo y el costumbrismo, describirá con detalle no sólo a sus personajes, sino la vida cotidiana, los comportamientos, las costumbres y el habla popular de la provincia veracruzana, las modas y, por supuesto, los bailes y las fiestas.
Carmen era hija de una lavandera que en su juventud fue engañada por un hombre oportunista que había logrado trascender socialmente, gracias a su capacidad de saber cambiar de bando, según las circunstancias. Había sido oficial al servicio de los conservadores durante la invasión francesa, pero al triunfo de los liberales y más tarde con la ascensión de
…ver más…
La Calandria afinó otra vez la vihuela, se compuso nuevamente en la silla, tosió, y tras una introducción ruda y rasgueada, al son de un acompañamiento melancólico, entonó una canción que Enrique López, el barberillo calaverón habían popularizado en todos los patios de Pluviosilla (antiguo nombre de Orizaba y su región), y a la cual debía el nuevo fígaro más de cuatro conquistas amorosas:
Lejos de ti, con tu pasión soñando, paso las horas de noche Umbría, y entre las gasas de la niebla fría creo mirar tu rostro seductor. (p.69) |

Sabemos por la inserción que hace Rafael Delgado de los versos de Bécquer, que se popularizaron sus rimas de las “Oscuras golondrinas” y se cantaban en repetidas ocasiones... ... y la voz de La Calandria que al son de la querellosa vihuela cantaba dulcemente:volverán las tupidas madreselvasde tu balcón las tapias escalary otra vez, a la tarde, aún más hermosassus flores de abrirán.(51) |
Sin embargo, esta alegría se rompe cuando la joven entra en conflicto: Entre Gabriel y Rosas... ¡Qué diferencia! El uno bello, sano, fuerte pero inferior en clase y pobre; el otro, con la gentileza enervada de las clases cultas, estragado, débil, acaso enfermizo; pero distinguido, elegante, superior, rico. Carmen vacilaba; al fin se decidió por Alberto. (73). |
Tantas comparaciones no hacen más que ratificar el esquema moralizante de la novela del siglo XIX que necesitaba de la obviedad maniquea para asentar la lección, que

Documentos relacionados

  • La Democracia De Rafael Del Aguila
    1163 palabras | 5 páginas
  • Las tumbas y yo. Rafael Loret de Mola
    1742 palabras | 8 páginas
  • Análisis Del Poema "La Paloma" De Rafael Alberti
    665 palabras | 3 páginas
  • La herencia rafael de pina
    737 palabras | 3 páginas
  • Las Linares De José Rafael Pocaterra
    1314 palabras | 6 páginas
  • capitulo7 de rafael echeverria
    778 palabras | 4 páginas
  • Evaporadores De Calandria
    918 palabras | 4 páginas
  • Las Linares De José Rafael Pocaterra
    1298 palabras | 6 páginas
  • Ensayo: La Ontologia Del Lenguaje De Rafael Echeverría
    790 palabras | 4 páginas
  • capitulo 4 de rafael lapesa, historia de la lengua española
    1473 palabras | 6 páginas