La dolorosa pasión de nuestro señor jesucristo

861 palabras 4 páginas
"La Dolorosa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo"
La última Cena de Jesús

¿Sabes alma mía, quien es el Señor que, sacramentado, tan amorosamente entra muchas veces en tu pecho? ¿Sabes quién ese fino y cariñoso amante, que recibes en la Sagrada Comunión? Bien sé que no lo ignoras. Pero ¿sabes cuanto a padecido por quererte y cuánta sangre a derramado en su dolorosa Pación por amarte? Pues óyeme cuidadosamente y escúchame con atención, porque el Santísimo Sacramento del Altar es memorial perenne de su pasión sacrosanta.
Has de saber, alma mía, que Divino Jesús, encendido en vivas llamas y abrasado en el fuego de su caridad, voluntariamente se entrego a sus crueles enemigos, con el fin de padecer por tu amor.
Terminada la Cena salió
…ver más…
Y herido por esa mirada de amor, salió de allí el Apóstol, llorando con amargura su pecado. Por su arrepentimiento, Jesús lo perdonó.
Luego que amaneció el Viernes, lo llevaron ante Pilatos, que era el Gobernador romano de Judea. Este lo tuvo por inocente y no hallando en Jesús culpa, ni causa de muerte, lo envió ante Herodes, el cual con toda su corte, desprecio a Jesús, se burlo de él, lo trato de loco y lo devolvió a Pilatos. Habiendo, pues, Pilatos, convocado a los príncipes y a los magistrados juntamente con el pueblo, les dijo: “Vosotros me habéis presentado a este hombre como trastornador del pueblo, y he aquí, que habiéndolo yo interrogado en presencia vuestra, no he hallado en él ningún delito de los que le acusáis. Tampoco Herodes lo ha juzgado digno de la pena de muerte. Por tanto, después de castigarle, lo dejare libre”. Habiendo dicho esto, mando a azotar a Jesús. Los verdugos cogieron a Jesús llevándolo al sitio de flagelación, donde lo desnudaron en presencia de todos: atoaron sus muñecas a la argolla de la columna, quedando inclinadas las divinas espaldas a la vista de todo el pueblo, que fijaba sus miradas en el cuerpo de su Dios, desnudo ante ellos. Allí fue recibiendo Jesús, sin quejarse, ni dar muestra de impaciencia, una tan terrible tempestad de azotes, que en breves momentos quedo su santo y delicadísimo cuerpo cubierto de sangre, de heridas, de surcos sangrientos, de jirones de piel desgarrada… ¡Oh, que dolor! Después de aquel espantoso

Documentos relacionados

  • novena señor de los afligidos
    10571 palabras | 43 páginas
  • guion de la pasion de cristo
    5062 palabras | 21 páginas
  • La pasión de gabriel
    1019 palabras | 5 páginas
  • Análisis "Letanía De Nuestro Señor Don Quijote"
    691 palabras | 3 páginas
  • Señor de las moscas
    1783 palabras | 8 páginas
  • Signos y simbolos de la pasion
    812 palabras | 4 páginas
  • Esclavos de la pasion
    1678 palabras | 7 páginas
  • La pasion de ser empresario
    1162 palabras | 5 páginas
  • Maria de la pasion
    2295 palabras | 10 páginas
  • El Señor De Las Moscas
    3002 palabras | 12 páginas