Literatura

5257 palabras 22 páginas
Marisa Sandra Potes
Nació en Mar de la Plata (Argentina), el 26 de octubre de 1965.
Además de escritora, es maestra.
Hace mucho tiempo descubrió que disfrutaba de leer porque es una forma de viajar en el tiempo y el espacio casi sin moverse y poder vivir la vida de los personajes sin dejar de ser uno mismo.
Tiene muchas novelas escritas, de géneros diferentes, que pueden leer personas de todas las edades, también escribe guiones para historietas y telenovelas.
Yo les narraré la bella historia de MALACARA.
Su nombre es Ramiro, tiene 8 años, ojos verdes, pelo castaño y toda una vida de problemas.
Pero … ¿Qué problemas puede tener un chico de apenas ocho años?, se preguntarán ustedes.
Si prestan atención a su nombre podrán darse una
…ver más…
Por la tarde llegó Juan a visitarlo y al verlo tan amargado, le comentó que si él quería, podía cambiar su apellido, pero para averiguar el proceso, tendrían que ir a la biblioteca, esta noticia puso a Ramiro feliz y sin pensar dos veces pidió permiso a su mamá y salió corriendo con Juan.
En la biblioteca, entró desesperado y comenzó a buscar en un libro, en otro y otro, la forma de cómo cambiar de apellido, pero la información no fue de mucha ayuda, ya que el trámite tenía que ser realizado por el padre y no por el hijo, menos aún por un niño de 8 años, se apoyó en el respaldo de la silla y suspiró desesperanzado.
El lunes se levantó como siempre, no podía ponerse a llorar diciendo que no quería ir a la escuela, decidió empezar la semana con la sugerencia que una vez le había hecho su madre “ no hacerles caso” . Al tocar la sirena, se formó, nadie decía nada, al iniciar la tercera hora de clase, la maestra les pidió que sacarán la arcilla e hicieran figuras de nativos americanos, de pronto, solicitaron la presencia de la maestra en inspección, al quedarnos solos y después de unos minutos algunas obras de arte estaban siendo terminadas, de repente se paró un chico, y mostrando la escultura dijo: miren ¿a quién se parece éste? ¡al gordo¿, gritó otro, los muchachos no paraban de reír, ¿Ah, sí? Dijo el gordo y enseguida tomó la estatua de Juan y gritó miren ¡qué mal le quedó la

Documentos relacionados

  • Literatura
    1424 palabras | 6 páginas
  • Literatura
    1357 palabras | 6 páginas
  • Literatura
    640 palabras | 3 páginas
  • Literatura
    807 palabras | 4 páginas
  • Literatura
    1637 palabras | 7 páginas
  • LITERATURA
    746 palabras | 3 páginas
  • Literatura
    686 palabras | 3 páginas
  • Literatura
    784 palabras | 4 páginas
  • literatura
    617 palabras | 3 páginas
  • literatura
    733 palabras | 3 páginas