Los mil y una noche

6426 palabras 26 páginas
. | 1.- ¿Evolucionan los dogmas de la Iglesia? Tal podría ser la pregunta que se formulase el lector. Sí y no. No evolucionan en su contenido, es decir, lo que hoy es verdadero, mañana o dentro de un siglo no vendrá a ser falso; pero sin evolucionar en lo que afirman o niegan, pueden evolucionar y evolucionan en la conciencia que de ellos va adquiriendo la misma Iglesia. Para poner una comparación, cada dogma (que vale lo mismo que una verdad revelada por Dios) es una semillita que el mismo Cristo ha sembrado en el campo fecundo de su Iglesia; semilla que germina, crece y se desarrolla cuando las circunstancias lo favorecen. Sino que, en nuestro caso, el tempero lo da el mismo Espíritu Santo, aquel espíritu de verdad del que decía …ver más…
Y como es fácil comprender, no alcanza toda su fuerza sino poniendo los extremos de la contraposición en igualdad de circunstancias: Eva, virgen e inocente, es causa de la ruina del género humano; María, Virgen e inocente también, causa de su salvación; Eva, adornada desde el momento de su existencia de la gracia, reclama, en la comparación, a María, también con la gracia desde el primer momento de su ser.La legitimidad del principio de recapitulación ha sido declarada por el Papa Pío IX en su Bula dogmática sobre la Inmaculada.2.º Exaltación de la pureza de María1.- Un coro unánime de voces proclama a María purísima, sin mancha, la más sublime de las criaturas, etc. En esta universal aclamación de la pureza de María ha de haber, necesariamente, un principio general que la impulse. Los Santos Padres de la antigüedad no estaban mucho más informados que nosotros sobre la vida de la Virgen. ¿Qué les mueve, pues, a afirmar con tanto énfasis, con tanta seguridad, que María no admite comparación en su grandeza y elevación moral con criatura alguna? Su divina Maternidad. Evidentemente, sus alabanzas arrancan del principio que más tarde formuló San Anselmo: «La Madre de Dios debía brillar con pureza tal, cual no es posible imaginar mayor fuera de la de Dios». Ahora bien, para admitir su Concepción Inmaculada, caso de proponerse la pregunta, no necesitaban cambiar de rumbo. Bastaba sacar las consecuencias del principio sentado y admitido.2.- Leamos algo de estas

Documentos relacionados

  • Las mil y una noches
    1069 palabras | 5 páginas
  • las mil y una noches analisis literario
    1175 palabras | 5 páginas
  • resumen del libro las mil y una noches
    1471 palabras | 6 páginas
  • Las mil y una noches (resumen)
    1604 palabras | 7 páginas
  • Las Mil Y Unas Noches Trabajo Literario
    3400 palabras | 14 páginas
  • Resumen Las Mil Y Una Noches
    1766 palabras | 7 páginas
  • Las Mil Y Una Noches - Analisis Literario
    1349 palabras | 6 páginas
  • Las Mil Y Una Noches - Analisis Literario
    1357 palabras | 6 páginas
  • Las Mil y Una Noches
    4235 palabras | 17 páginas
  • Las Mil Y Una Noches
    4665 palabras | 19 páginas