Nada Por Aqui Nada Por Alla Cuento

1465 palabras 6 páginas
Enrique Melantoni

Nada por aquí. nada por allá
Ilustrado por Rodrigo Folgueira

Una mañana, el gran mago Aparicio acababa de prepararse un rico mate, cuando sonó el timbre de la puerta de calle.
—¿Quién será, tan temprano? —se preguntó, mientras hacía un pase de magia para que su bata y sus pantuflas vinieran corriendo de la pieza.
Se miró en el espejo del zaguán. Se peinó un poco el bigote (tenía uno de esos bigotes finitos con un rulo en las puntas) y preguntó:
—¿Quién es?
—Soy yo, Apa. Ilusionetti.
Aparicio le abrió la puerta a su amigo, el mago Ilusionetti, y lo saludó por su nombre.
—¡Romualdo! ¡Tanto tiempo sin aparecer...! Venga, venga a tomarse unos mates conmigo.
—Cómo no, encantado —dijo Ilusionetti—. La verdad es que vine a
…ver más…
—¿La conoce? Me la mandaron hace unos días de Taiwán. Es un control remoto universal, disfrazado de varita.
Ilusionetti la miró con desconfianza.
—¿Y consume mucho?
—Dos pilitas cada tanto. La compré por correo, apenas vi el anuncio en la revista “El mago al día”.
Ilusionetti se entusiasmó.
—¿Y no hay nada para dejar mensajes en los celulares? Supongamos que yo hago el viejo truco de adivinar una carta, pero en vez de decirlo en voz alta, suena un celular en la sala y la respuesta aparece en la pantallita.
Aparicio hizo memoria.
—No... —dijo—. De eso no hay nada todavía. Pero... ¡es una buena idea!
Se quedaron un rato callados, tomando el mate con bizcochitos, hasta que Ilusionetti suspiró con fuerza.
-3-

Enrique Melantoni - Nada por aquí, nada por allá

—¿Sabe de algún colega que en sus actos haga magia de verdad?
Aparicio lo miró muy serio.
—Ni se le ocurra, Romualdo. Es muy peligroso. Nunca se olvide de
Frastraschán...
—¿El que terminó preso? ¿Qué había hecho?
—Estaba como nosotros, preocupado porque no se le ocurrían trucos nuevos para complacer al público, y se le escapó un pase de transformación.
—¿Y qué pasó?
—Pasó que estaba en un salón lleno de gente, y le pegó sin querer a un artista que estaba de visita. El hombre inmediatamente se convirtió en un animal. ¡No se imagina el lío que se armó! Quisieron obligarlo a que deshiciera la transformación, pero no pudo.
—¿Por qué?
—Porque había otro animal igual en la casa, y se lo trajeron pensando

Documentos relacionados

  • Resumen por capítulos de Nada, de Carmen Laforet
    4985 palabras | 20 páginas
  • Nada
    3074 palabras | 13 páginas
  • Nada
    2266 palabras | 10 páginas
  • nada
    3040 palabras | 13 páginas
  • Nada
    3042 palabras | 13 páginas
  • Nada
    620 palabras | 3 páginas
  • comentario del cuento los niños que creian en nada
    893 palabras | 4 páginas
  • Cuento: "espuma y nada mas" de hernando tellez
    2108 palabras | 9 páginas
  • Nada nada nada nada
    855 palabras | 4 páginas
  • Nada
    1855 palabras | 8 páginas