Práctica 1 termodinamica 4° semeste esiqie

1750 palabras 7 páginas
ULACITFacultad de Odontologia | Fracaso de los anestésicos locales | Danubio Castro Blen
Dr. Pedro HernandezCurso de AnestesiaTercer cuatrimestre del 2012 |

Fracaso de la anestesia local en odontología
Introducción
El resultado final de la mayoría de los tratamientos dentales se da dependiendo de como el operador administre la anestesia y del empleo correcto de la técnica anestésica utilizada por el mismo. El poder administrar una buena técnica en el paciente nos permite que este se sienta mas seguro y confiado con el trabajo que le estaremos realizando, y por nuestro lado nos va a ayudar a poder trabajar mas tranquilamente y sin preocupaciones.
El fracaso del anestésico local puede empezar a intuirse cuando no
…ver más…

Así pueden evitarse las repetidas inyecciones en la misma zona que dan lugar a dolor postoperatorio y a trismus. A veces, técnicas complementarias al bloqueo tradicional pueden ser de utilidad incluyéndose tanto técnicas intraorales como extraorales. También tenemos otros metodos que influyen en el fracaso de la anestesia que son :
MÉTODOS ALTERNATIVOS AL FRACASO DE LA TÉCNICA TRONCAL DEL NERVIO DENTARIO INFERIOR.
Técnica de Gow-Gates.
Esta técnica es más complejas que la técnica habitual y requiere de un mayor conocimiento anatómico del área bucal. Tiene como objetivo depositar el anestésico próximo a la cabeza del cóndilo mandibular, más concretamente en la zona anterolateral.
Estas son las razones mas comunes por las cuales el anestésico en esta técnica puede fallar: * No se consigue la anestesia simultánea del nervio bucal, ya que la inyección se efectúa a un nivel más bajo, cuando este nervio ya se ha separado de los otros dos. Además, se necesita más cantidad del anestésico para posteriormente anestesiar el nervio bucal. * Periodo de latencia largo * Hay un cierto grado de desconfianza por parte del dentista durante el periodo de aprendizaje.

Técnica de Vazirani-Akinosi
También conocida como técnica a boca cerrada ya que se efectúa sin que el paciente abra la boca. Esto es de gran utilidad en pacientes aprensivos que no colaboran o ante situaciones patológicas de trismo o anquilosis

Documentos relacionados