la calle de la manita

704 palabras 3 páginas
LA CALLE DE LA MANITA

Al costado del colegio del Espíritu Santo, donde hoy se educan soldados para esta patria bullanguera, hay una calle completamente deshabitada, pues en ninguna de sus aceras se ve casa ni covachuela. Si ahora la tal calle, a pesar del gas, tiene de noche algo de fatídica, imagínense ustedes lo que sería a mediados del siglo pasado, cuando aún no se había establecido en Lima, ni siquiera el alumbrado vergonzante que en 1778 vino a hacer menos densa la lobreguez de la ciudad. Yo recuerdo que antes que se hubiera generalizado en Lima el uso de los fósforos, necesitábase, para encender una vela, de eslabón, yesca y de la mecha
…ver más…
¡Bien hecho! ¿Quién los metía a averiguar lo que no les interesaba? Cuchillito que no corta, ¿qué te importa? Eso está bueno para un tradicionista, un gacetillero o cualquier otro pájaro de pluma, inclusive un escribano. De suponer es si el terror tomaría creces y si ello sería tema obligado de conversación, en una sociedad en que no se agitaban los ánimos sino cuando se trataba de elecciones de abadesa o prelado de convento, o cuando llegaba el cajón de España con cartas y gacetas de Madrid. Hoy el mayor suceso envejece a las veinticuatro horas; mas entonces se mantenía fresquito y chorreando leche durante un año por lo menos. Pero a riesgo de despoetizar a la Calle de la Manita, propia de suyo para citas y reconcomios de enamorados y cachilladas de zafios, o para que en ella dejen al prójimo más liviano de ropa que lo que anduvo. Adán antes de que se le indigestase la manzana, diré que maldito, si hubo nada de maravilloso en lo que la superstición de nuestros abuelos abultó tanto. La cosa fue de los más trivial que cabe, y aflígeme explicarla, porque despoetizando a la calle suprimo argumento para un drama romántico-patibulario. Roto uno de los cristales del farolillo, el económico devoto lo reemplazó con una hoja de papel. El remiendo no debió ser hecho muy en conciencia, porque a poco se desprendió un trozo; y al oscilar, movida por el viento, la cuerda de que pendía el farolillo, sucedía que por intervalos proyectaba en la pared la sombra más o menos

Documentos relacionados

  • Calles De La Uasd
    2303 palabras | 10 páginas
  • Los hijos de la calle
    803 palabras | 4 páginas
  • Niños de las calles
    1282 palabras | 6 páginas
  • Ensayo pelicula "de la calle"
    910 palabras | 4 páginas
  • Tesis Niños De La Calle
    9889 palabras | 40 páginas
  • Niños de la calle
    2147 palabras | 9 páginas
  • Ensayo niños de la calle
    2607 palabras | 11 páginas
  • Diarios de la calle
    750 palabras | 4 páginas
  • Niñas de la calle
    2411 palabras | 10 páginas
  • Niños de la calle
    10783 palabras | 44 páginas