un caballo llamado libertad

2124 palabras 9 páginas
Comienza con una célebre frase: En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme... Allí, Alonso Quijano, un hidalgo manchego aficionado a los libros de caballerías, se vuelve loco por que leía muchos libros de caballería y cree ser un caballero andante. Se cambia el nombre por “Don Quijote de la Mancha”, desempolva una antigua armadura y decide ir, en un viejo y flaco caballo, Rocinante, en busca de aventuras con la intención de deshacer entuertos, ayudar a los débiles y merecer el amor de Dulcinea. Don Quijote realiza tres salidas de su casa.
En la primera salida don quijote ve una venta y la confunde con un castillo ya al llegar confunde a unas damas con doncellas y al ventero con el rey y piensa que ellos lo pueden
…ver más…
Ambos recorrerán caminos de La Mancha y Sierra Morena. Don Quijote, deseoso de aventuras, confunde siempre lo que ve con lo que imagina y echa la culpa de sus fracasos a unos encantadores.
Cuando iban viajando por todas partes llegaron a un campo donde se encontraron con treinta o cuarenta molinos de viento Don Quijote los vio, dijo a su escudero: la ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear; porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o poco más desaforados gigantes con quien pienso hacer batalla, y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer: que esta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra. ¿Qué gigantes? dijo Sancho Panza. Aquellos que allí ves, respondió su amo, de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi dos leguas. Mire vuestra merced, respondió Sancho, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que volteadas del viento hacen andar la piedra del molino. Bien parece, respondió Don Quijote, que no estás cursado en esto de las aventuras; ellos son gigantes, y si tienes miedo quítate de ahí, y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla. Y diciendo esto, dio de espuelas a su caballo Rocinante, sin atender a las voces que su escudero Sancho le daba, advirtiéndole que sin duda

Documentos relacionados

  • Un tranvía llamado deseo
    1215 palabras | 5 páginas
  • Un Hombre Llamado La Changa
    2997 palabras | 13 páginas
  • Un llamado al evangelio medico
    15166 palabras | 61 páginas
  • Meditaciones sobre un caballo de madera
    1227 palabras | 5 páginas
  • Un Tranvia Llamado Deseo
    826 palabras | 4 páginas
  • Un Espia Llamado Sara
    3016 palabras | 13 páginas
  • UN LUGAR LLAMADO TYWYN
    1947 palabras | 8 páginas
  • un sueño llamado paz
    1097 palabras | 5 páginas
  • Un vacio llamado papa
    9082 palabras | 37 páginas
  • Resumen de como es un caballo
    683 palabras | 3 páginas