Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Impactos geopolíticos del fenómeno migratorio de Africa hacia España en las últimas décadas




  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Conclusiones
  4. Bibliografia

Resumen

Antes de iniciar la presente indagación es importante resaltar que en las últimas décadas del siglo XX y el último decenio del siglo XXI, millones de personas han migrado de sus lugares de origen a distintos países que son considerados actualmente como el sistema-mundo que engloba el desarrollo científico, económico y social de la era moderna. Este tipo de fenómenos socioculturales genera impactos sociales de distinta índole, dado que, por una parte los migrantes pueden mejorar su condición de vida en el sentido más amplio de la palabra, o por el contrario empeorarla como resultado de la normatividad jurídica que posee cada nación, por otra, los países que reciben la migración pueden aprovechar la mano de obra barata para mejorar la competencia y la rentabilidad del sector productivo. Claro está, el fenómeno migratorio también puede acrecentar el diseño de políticas neoliberales que aumentan la desigualdad, la pobreza extrema y la violación de los Derechos Humanos en contra de los extranjeros, además de negar aquellas garantías democráticas y económicas que demandan los nativos en cada nación.

Palabras claves: Migración, geopolítica, geoestrategia, fenómeno sociales, impactos, África, España, ciudadanos.

Introducción

El estudio analítico del fenómeno migratorio en el contexto de las relaciones internacionales y las ciencias políticas, puede ser abordado mediante disciplinas tales como la geopolítica, el derecho, las ciencias sociales, la sociología y la filosofía. Ramas del conocimiento que permiten interpretar las acciones geoestratégicas que usan los gobiernos del mundo para garantizar una posición local o regional.

Por ejemplo, la geopolítica se encarga de identificar las ventajas y desventajas geográficas que posee una nación en relación a otras, con el fin de saber cómo estas pueden afectar las fuerzas económicas, sociales y culturales en el marco del desarrollo político. Dado que, dichas condiciones regionales pueden modificar significativamente los escenarios diplomáticos y las agendas internas y externas que diseña cada país para integrarse al sistema-mundo de la globalización.

El derecho permite condenar jurídicamente los mecanismos geopolíticos que usan los gobiernos abusar del poder y la fuerza, como es el caso de los regímenes totalitarios y las democracias que despliegan pequeñas dictaduras mediante la figura de la legalidad constitucional.

Las ciencias sociales ayudan a comprender las relaciones del poder en el sistema-mundo y en el eurocentrismo que construye movimientos culturales con proyecciones políticas de reivindicación social.

La sociología analiza las estructuras sociales que diseña la geopolítica para imponer una visión unificada de la realidad en distintos sectores geográficos.

La filosofía denuncia la injusticia social, la concentración de la riqueza en las manos de unos pocos y las estratégicas del poder para gobernar el mundo.

Como se puede evidenciar, las ciencias políticas pueden ser abordadas a través de las distintas ramas del conocimiento y el saber humano, sin embargo, es importante aclarar que se usaran algunos principios del derecho, las ciencias sociales, la sociología y la filosofía, sin embargo, el marco de referencia a seguir en el presente ensayo es el de la geopolítica. Dado que, esta última permitirá describir el fenómeno de la migración de África hacia España.

En ese orden de ideas, es fundamental señalar que las migraciones africanas hacia Europa no representan algo nuevo en la historia del mundo moderno, todo lo contrario, es un fenómeno que se ha presentado con regularidad, la preocupación de dicho acontecimiento social es el modo en el que migran las poblaciones africanas, lugar de origen, sus expectativas sociales, la forma en la cual se debe establecer una categoría gubernamental para ofrecerles asistencia técnica personalizada, su condición de ilegalidad y las diversas tensiones que provocan en toda Europa.

Por otra parte, la explotación demográfica o el crecimiento población, afectan considerablemente la deportación de los migrantes, ya que al unirse mediante convivencia marital, procrear con los ciudadanos de Europa y España, los países tienen que diseñar mecanismos de inclusión social que garanticen el respeto de los derechos constitucionales de sus nativos.

Este tipo fenómenos sociales en relación a la emigración y la inmigración no es un hecho aislado de las condiciones sociales a las cuales se encuentran sometidos los individuos, dado que, la pobreza, la miseria y la falta de garantías que se padecen en algunos lugares geográficos del África los obliga a luchar por el derecho natural de conservación, supervivencia personal y familiar.

Por estas razones, se estudiara el fenómeno de la migración desde el año 1994 al 2014.

Contexto de la emigración africana hacia Europa y España

La emigración es una de las consecuencias más nefastas que padece la población africana, dado que, los individuos tienen que desplazarse de su lugar de origen o de vivienda por los múltiples fenómenos de violencia que generan sometimiento, persecución y muerte de las familias que se encuentran en medio del conflicto armado.

Es decir, la ineficacia de las entidades gubernamentales para combatir la corrupción política y armada es una de las causas que incrementan los índices de violencia y pobreza en diversos sectores geográficos del África. Por ende, no se les garantiza a los ciudadanos sus derechos políticos, sociales, económicos y culturales, lo cual aumenta significativamente la emigración de los africanos que perciben en Europa y España un lugar geoestratégico para obtener una ciudadanía que les ofrezca bienestar social y garantías democráticas.

Por ejemplo:

Según un informe de las Naciones Unidas, se han librado más de 30 guerras en África desde 1970, la mayor parte dentro de los Estados, que generaron millones de desplazados, repatriados y refugiados en el continente africano, entre los cuales más de la mitad tienen menos de 18 años. Un 38% de los con?ictos armados estaría localizado en el continente negro y en el 2006 casi la mitad de los considerados de alta intensidad tuvieron como escenario el suelo africano. (Espuche y Ángeles, 2007, p. 14)

Por otra parte, los ciudadanos africanos emigran de manera ilegal a Europa y España porque en su lugar de origen o asentamiento son considerados como la mano de obra barata que representa para ellos la imagen de la esclavitud que padecieron siglos atrás por parte del mundo conquistador que los consideraba seres sin alma, sin razón y autonomía.

También es importante señalar que en el continente africano a un persiste la rivalidad colonial y la apropiación ilegal de los recursos naturales y energéticos por parte algunos grupos armados que luchan para proteger los intereses clandestinos de sectores empresariales y políticos de distintos lugares del mundo que ven en el África un lugar geoestratégico para aumentar la riqueza financiera. Es decir:

África es rica en recursos naturales que tienen una importancia estratégica en el mundo, como lo son el gas y el petróleo africano: En Angola, un país asolado por guerras coloniales y civiles y en el que hay más minas antipersonas enterradas que habitantes (13,5 millones), el oro negro representa el 50% del PIB, pero su deuda externa supera los 10.000 millones de dólares. En minerales muy apreciados como el diamante, el oro, la plata, el coltán: El 80% de las reservas de coltán está en África y el 12% de su comercio internacional procede del este de Congo-Kinshasha, una zona de guerra en la que la extracción garantiza bene?cios multimillonarios. (Espuche y Ángeles, 2007, p. 15)

Por otra parte, los africanos que emigran a España en la ilegalidad lo hacen por varias razones, entre ellas; porque perciben al país español como la puerta de entrada a Europa. Pues así se pueden comenzar a desplazar de un país a otro con mayor facilidad una vez hayan logrado casarse con los ciudadanos nativos o simplemente por el hecho de procrear con estos últimos.

Otra de las ventajas que España puede ofrecerles a los migrantes es su modelo económico de producción, pues este último permite que se viva de la informalidad en plena Europa, además de contar con horarios flexibles de trabajo que fomentan la integración a círculos sociales que los emparentan con las personas del país, entrelazan con la cultura y las costumbres de la población española que algunas veces los recibe para explotarlos laboralmente como consecuencia de su condición ilegal.

Impactos geopolíticos de la migración africana hacia España

España en las últimas dos décadas aproximadamente desde el año 1990 al 2010 se ha convertido en los países de Europa en recibir el mayor número de migrantes de distintos lugares del mundo y en especial del continente africano. Dado que, es una puerta directa a Europa, además de ser una de las naciones que hacen mayor énfasis en la libertad de expresión e integración cultural. Por otra parte:

Esta mudanza demográfica ha requerido de una adaptación de las mentalidades y de las medidas políticas. La sociedad y las instituciones españolas, entre la incertidumbre, el temor y la sorpresa, han tenido que abordar los retos que surgen de la entrada y la instalación de inmigrantes. Esta transformación en la esfera social ha producido una rápida reacción en la esfera política, reacción que, aunque condicionada en un primer momento por las presiones externas, se plasmó durante los noventa en el desarrollo y ejecución de una política de inmigración ambiciosa y de cierta complejidad. (López, 2009, p. 1)

Por ejemplo, España ha enfrentado el fenómeno de la migración africana en sus territorios mediante la combinación de acciones geográficas y políticas que les permiten diseñar programas públicos de inclusión social. Además de enfrentar los impactos sociales y económicos que provoca la incursión de nuevas religiones, etnias, culturas, cosmovisiones del mundo y formas de vivir que traen consigo los africanos. Por ende:

En los noventa la inmigración se consolida como un fenómeno social con un profundo impacto en la administración pública, como fuente de transformación institucional en todos los niveles de gobierno, impregnado la acción de los técnicos, absorbiendo recursos y convirtiéndose, en muchos casos, en una materia transversal. (López, 2009, p. 9)

Impactos geopolíticos que se intentan superar mediante métodos geográficos.

Por estas razones, se puede afirmar con certeza que los impactos geopolíticos que ha recibido España como consecuencia de la migración son de tipo negativo y positivo, dado que, el país tiene que garantizarles a sus ciudadanos los derechos básicos y fundamentales, como también la creación de políticas públicas para que permitan enfrentar la ilegalidad de la población africana que llega a su país en busca de oportunidades. Es decir, si los migrantes no son deportados a su país de origen, España debe ofrecerles el ingreso a la educación y los servicios sociales que les permitan integrarse a la esfera laboral y productiva del país. Por ejemplo:

La modificación en 1996 del reglamento de ejecución de la ley de 1985 introdujo, por ejemplo, por vez primera el permiso de residencia permanente y reguló el derecho a la reagrupación familiar. Con el cambio de siglo se multiplican los planes de integración de las distintas comunidades autónomas, de los ayuntamientos, los proyectos pilotos educativos y sanitarios o las políticas de género y de mediación intercultural. Los estudios sobre migraciones internacionales se incorporan, asimismo, a los programas de estudio de algunas universidades y se multiplica su papel como objeto de estudio académico y de interés periodístico.

(López, 2009, p. 9)

En ese orden de ideas, es importante señalar que parte de las estrategias geopolíticas de reagrupación familiar de los migrantes que llegan a España, tiene relación directa con la geografía nacional, porque de este modo se puede realizar un seguimiento jurídico y permanente por parte de las entidades gubernamentales. Cuestión que permite apreciar que el país enfrenta el impacto geopolítico de la migración mediante mecanismos de inclusión social que les permita controlar a la población migrante, de lo contrario, la fragmentación del territorio español provocaría que la población africana aumentara sin vigilancia por parte de los entes territoriales, además de causar malestar social entre su población, aumentando con ello el número de sindicatos y demandas sociales.

Por estas razones, Europa considera que España es un país ejemplar en materia de migración y relaciones internacionales, dado que, no ha enfrentado el fenómeno social con la expulsión violenta, la represión y la persecución en contra de la población africana que se encuentra en estado de ilegalidad y vulnerabilidad. Por ejemplo:

El crecimiento del número de africanos llegados a España en los años noventa, es quizás el rasgo más característico de la inmigración en nuestro país en la última década del siglo XX, tan sólo entre 1997 y 1998 el porcentaje de variación del total de extranjeros se estima en 18% mientras el colectivo africano creció un 25,68%. Este conjunto se elevaba a 179.487 personas con residencia legal en 1998, el equivalente a un 25% del total de residentes extranjeros en España. (Gómez y Adell, 2004, p. 1)

Por otra parte, el país lejos de usar políticas para expulsar los extranjeros como en el caso de los Estados Unidos, se ha encargado de fomentar estratégicas geoestratégicas para ubicar a los trabajadores africanos en puestos de trabajo que les garanticen el acceso a la seguridad social. En ese sentido, la oportunidad de cotizar pensiones, cesantías, salud y otros tantos servicios que se les ofrece a los españoles, a tal punto que distintos grupos de colectivos conformados por extranjeros han podido enfrentarse política y jurídicamente entre sí, para demandarle al gobierno español mejor oportunidades, a saber:

A finales de 1991 comenzaron a llegar africanos subsaharianos a Melilla como solicitantes de Asilo. La continua afluencia de inmigrantes de distinto origen y condición dificultaron las condiciones de vida, creándose fuertes tensiones hasta llegar a enfrentamientos derivados de la heterogeneidad del colectivo, anglófonos, francófonos, musulmanes, cristianos, etc. (Gómez y Adell, 2004, p. 1)

Es decir, España ha logrado concebir los territorios geográficos como ejes estratégicos para enfrentar la migración.

Como se puede evidenciar, España se ha encargado de analizar la relación de poderes existentes en Europa, a fin de interpretar su propio panorama político a nivel interno y externo. Dado que, la migración tiene en si misma aspectos geopolíticos bastante positivos como negativos, puesto que puede servir para romper las barreras socioculturales en el contexto de la globalización, como también afectar significativamente los ingresos económicos de los españoles como consecuencia de la mano de obra barata que ofrecen los extranjeros.

Por otra parte, en términos geopolíticos se puede afirmar:

En el imaginario de la globalización hay que incluir que las migraciones se presentan como un proceso contradictorio, ya que por un lado las distancias se reducen debido a la conexión generada por el avance tecnológico, y por los medios de transporte, en donde según Bauman: "La disponibilidad de medios de transporte veloces fue el factor principal que dio lugar al típico proceso moderno en que se erosionan y socavan todas las "totalidades" sociales y culturales arraigadas" (Bauman, 1999:23). Sin embargo, por otro lado, el tránsito de personas parece ir cada vez en vías de un mayor control y de una selectividad en base a criterios productivos acorde al modelo capitalista. (Aliaga, 2012, p. 10)

Es decir, España recibe impactos geopolíticos por motivos del imaginario colectivo que tienen los africanos y latinos en relación a Europa, dado que, los migrantes del continente africano no siempre abandonan sus tierras por escapar de su realidad más inmediata o por el deseo de permanecer en territorios españoles. Si no que también se desplazan para seleccionar de manera familiar o individual el lugar de asentamiento que según la información periodística puede ser el lugar de las oportunidades y el éxito.

En ese orden de ideas, España debe enfrentar la contradicción del mundo moderno, ya que por una parte puede expulsar a los migrantes ilegales, por otra, si los recibe observara su desplazamiento a otros lugares de Europa.

En otras palabras, jurídicamente y constitucionalmente el gobierno español en relación al pensamiento geoestratégico puede expulsar a los migrantes africanos a fin de cuidar la rentabilidad económica de sus propios ciudadanos, sin embargo tiene que enfrentar la presión internacional y nacional de las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos que exigen salvaguardar la integridad física y moral de los migrantes a través de la legalización y la inclusión social. Solo que la inversión humana y económica que se destine para dicho fin se puede perder en cierta medida si los migrantes deciden desplazarse con el tiempo a otros lugares de Europa.

Cuestión bastante compleja para la administración española, ya que el país es usado como una puerta de entrada a Europa, lo cual aumenta las demandas sociales de los migrantes y ciudadanos nativos. Sin embargo, este tipo de acontecimientos políticos puede representar algunas ventajas para España, dado que, al desplazarse los migrantes a otros lugares de Europa se descongestionan algunos territorios geográficos del país, así los que se queden seguirán ofreciendo mano de obra barata no calificada que favorece al sector comercial y empresarial que incentivo el proceso de legalidad de los extranjeros.

Por ende, se deduce que las estrategias geopolíticas de los gobiernos se traducen en competencia, eficiencia, eficacia, calidad y rentabilidad de los sectores productivos que operan en cada país. Por ello, se usan los discursos de poder para crear el imaginario colectivo del bienestar social y el progreso económico que pueden obtener las personas que inviertan en dichos países o simplemente figuen allí su lugar de asentamiento. Claro está, cuando se afecta negativamente el Producto Interno Bruto (PBI), las naciones usan las fronteras como mecanismos de vigilancia y control para salvaguardar su patrimonio económico.

Geopolítica, economía y migración africana hacia España

España es una de las puertas que conducen a Europa, por ello es un país codiciado por parte de los habitantes del África y Latinoamérica, a saber:

En cuanto al origen geográfico de la inmigración que llega a España, cabe destacar: África aporta el 20%, de los cuales casi 585 mil provienen de Marruecos. Los inmigrantes se distribuyen por los sectores productivos de acuerdo con las siguientes proporciones: Agricultura (21%), Construcción (11%), Manufacturas (10%) y Servicios (58%). Respecto a sus características socio-demográficas, un 56% son hombres mayoría entre la inmigración africana. (FEDEA, 2006, p. 8)

Es decir, para España es importante la mano de obra barata del pueblo que migra desde el África, puesto que los migrantes pueden trabajar a través de la formalidad e informalidad que ofrecen las pequeñas y grandes empresas del país europeo, pues la actividad económica contribuye al Producto Interno Bruto (PIB).

En ese orden de ideas, se puede afirmar que el modelo económico de España usa como estrategia geopolítica la inclusión laboral de los migrantes africanos a sectores productivos que requieren fuerza, ausencia de garantías sociales y una posible resignación en relación a labores que los nativos rechazan por ser trabajos de tipo técnico y obrero.

Dado que, España identifica en la migración un negocio lucrativo de bajo costo, lo cual corresponde a una concepción cultural que los identifica como pueblo europeo, por ello, los habitantes de los países emergentes en condición ilegalidad o que se encuentran resolviendo su estancia en el país, reciben las ofertas laborales que los europeos no quieren aceptar porque no las consideran

dignas de personas profesionales o mejor educadas.

En ese sentido se puede apreciar que los migrantes africanos que llegan a España tienen mayores oportunidades de empleo que incluso muchos de los nativos que no cumplen con las condiciones productivas o que simplemente quieren ejercer su profesión. Claro está, el sistema económico también toma en cuenta otros factores, a saber:

Los tratados internacionales suscritos por España generan derechos para los inmigrantes que retornan a sus países de origen, una carga que, también, se ignora con frecuencia. En efecto, los efectos de la inmigración sobre la pirámide poblacional dependen de tres factores: (I) las diferencias de edad (los inmigrantes son más jóvenes que los nativos lo que implica una mayor tasa de empleo y una mayor capacidad de cotizar), (II) las diferencias de fertilidad (la tasa de fecundidad entre la población inmigrante es del 2,4 por mil, frente a un 1,3 por mil entre la población nacional), y (III) la tasa de retorno a los países de origen. (FEDEA, 2006, p. 15)

Es decir, por lo general en la cultura europea se tiende a planificar el destino y el surgimiento de la familia, porque se considera que los individuos deben capacitarse para asumir la responsabilidad económica del hogar. Lo cual indica que el sistema de producción no tiene tiempo para esperar los resultados que brinda la fecundidad como futura fuerza de trabajo, por ende, es mucho más beneficioso el pensamiento cultural de los africanos que tienden a tener más hijos a una edad mucho más temprana, lo cual favorece a la económica española.

Como se puede evidenciar, el sistema económico de España como estrategia geopolítica utiliza la fuerza de trabajo de los migrantes para aumentar la oferta y la demanda de bienes y servicios, además de incrementar los ingresos monetarios de las empresas privadas que ofrecen seguridad social como es el caso de la salud, los riesgos profesionales y las pensiones.

También es importante indicar que el sistema económico de España en relación a los migrantes africanos presenta una desigualdad bastante compleja en relación al espacio-tiempo. Ya que los migrantes africanos deben trabajar durante varios años para poder llegar a la condición laboral de los nativos, lo que representa una estrategia geopolítica que busca disminuir el descontento de los nacionales y aumentar la contratación laboral a costos mucho más bajos. Por ejemplo:

El tiempo transcurrido en el país de destino ha jugado un papel trascendental en el estudio de la asimilación económica de los inmigrantes. Los primeros estudios utilizaron datos de sección cruzada para analizar el efecto de los años de residencia en el país de destino. El trabajo pionero de Chiswick (1978) mostró que aunque los inmigrantes ganan menos que los nativos en el momento de su llegada, los sueldos de los inmigrantes alcanzan a los de los nativos 15 años después de su llegada. (FEDEA, 2006, p. 53)

Esto se hace porque se identifica que los migrantes ilegales en el momento de su llegada a España no pueden competir con los nativos. Dado que, no tienen los recursos suficientes para hacer frente a las exigencias laborales del mercado español, como es el caso de un domicilio permanente, títulos técnicos, tecnológicos o profesionales etc. Además de los reclamos sociales de los nativos que demandan que se les ofrezcan garantías económicas y educativas a través de los mandatos constitucionales que debe protegerlos. Por ejemplo:

En el ámbito laboral, los datos sociolaborales dan una idea de la vulnerabilidad del colectivo inmigrante en el mercado de trabajo. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), a inicios de 2007, la mitad de las personas inmigrantes en situación regular en España trabajaba con contratos temporales. Además, el Estado español lideraba la clasificación de países desarrollados que más desaprovechaban la formación profesional de las personas inmigrantes.

(Bazzaco, 2008, p. 80)

Como se puede analizar, el sistema económico de España no solo explota laboralmente a los inmigrantes en condición de ilegalidad, sino que también ofrece a los profesionales extranjeros sueldos por debajo del índice nacional. De tal modo que los sindicatos y comisiones obreras deben luchar contra el flagelo de la discriminación laboral en diversas dimensiones.

Este tipo de acontecimientos son el resultado de las exigencias empresariales al gobierno español de lograr que el sistema laboral sea mucho más flexible, pues alegan que la nación cuenta con un porcentaje alto de inmigrantes y que el sistema económico de contratación no pueda con una carga tan pesada. Lo que para algunos economistas españoles no es más que una estrategia política y económica para mantener el rango de mano de obra barata.

Por otra parte, la discriminación laboral tiende a generar en algunos lugares de España el rechazo de los propietarios de viviendas por cuestiones de alquiler o arriendo, al considerar que los ingresos de los inmigrantes son tan bajos que no dan abasto con la carga familiar y el pago monetarios del lugar que alquilan para vivir. Cuestión que genera fragmentación social, a saber:

Uno de los ámbitos donde se da mayor discriminación del colectivo inmigrante es el acceso a la vivienda. De un estudio realizado por SOS Racismo Bizkaiko emergió que el 80% de las inmobiliarias de Bilbao se negaban sistemáticamente a alquilar pisos a personas extranjeras, debido a que las agencias obedecían a las exigencias de los propietarios, que no querían tener por inquilinos familias extranjeras. En general, la tendencia de la población inmigrada a concentrarse en determinados barrios por ser los que ofrecen mayores posibilidades de viviendas accesibles, baratas o en alquiler está alimentando el peligro de que la etnización de la exclusión social que se vive en algunos barrios se haga cada vez más patente. (Bazzaco, 2008, p. 81)

Es decir, una de las estrategias geopolíticas es conservar la mano de obra barata para el beneficio del sector productivo y económico de la nación, además de la aprobación de los nativos que pueden experimentar en ocasiones el respaldo de su país, pero a un costo bastante alto, puesto que la fragmentación social genera pobreza, delincuencia, violencia y criminalidad.

Por ende, en el intervalo del año 1998 al 2008:

Los cambios económicos y legislativos surgidos en la sociedad española trajeron consigo la elevación de la tasa de extranjeros más alta de la Unión Europea. Desde la óptica mercantilista España llegó a ser el país con mejores oportunidades laborales y de negocio del ámbito europeo, lo que atrajo a numerosos contingentes de trabajadores ansiosos de una oportunidad. Desde el punto de vista legal éstos no tuvieron demasiados problemas para entrar en un país necesitado de mano de obra no cualificada, y así cubrir puestos de trabajo en los sectores de la construcción y de los servicios, actividades que traían consigo baja productividad y muy poco valor añadido. (Garcia, 2013, p. 11)

Sin embargo, las ventajas económicas y sociales alcanzadas por el país desaparecieron con prontitud como consecuencia de la depresión económica que sufrió España desde 2008 en adelante, resultado de la burbuja inmobiliaria, la crisis bancaria y el déficit público del Estado y las diversas gobernaciones.

Es decir, la irresponsabilidad y el derroche de los recursos económicos por parte de los funcionarios públicos, llevo al país a una situación de desempleo nunca antes vista en el mundo europeo del siglo XX y XXI. A excepción de la primera y segunda guerra mundial, pero para el caso español se trató de una administración pública que sucumbió ante la corrupción, el clientelismo y el desinterés de los gobernantes por mantener a la nación como una de las más representativas de Europa.

En ese orden de ideas se puede afirmar que la crisis económica de España a inicios del año 2008, presenta dos factores básicos en relación a la inmigración africana. A saber:

En primer lugar; la mano de obra barata continuo aportando al Producto Interno Bruto (PIB) de la nación, además de ayudar a enfrentar en cierta medida la crisis económica.

En segundo lugar, el número de migrantes procedentes del África se redujo considerablemente al percibirse la falta de garantías laborales que ofrecía el país, además del creciente desempleo que aumentaba año por año.

Por ello Molina (2010) explica:

El desempleo ha continuado su línea ascendente durante el año 2009, siendo particularmente importante el aumento en más de 3,5 puntos porcentuales que se produce entre el último trimestre de 2008 y el primero de 2009. Durante este último año, los incrementos han sido más moderados comparados con los registrados en 2008. La primera medición del año reveló que la cifra de parados había superado la barrera de los cuatro millones (4.010.700). No obstante, el último dato de que disponemos en el momento de redactar el presente informe, correspondiente al último trimestre de 2009 mostraba un aumento de casi un punto porcentual, ascendiendo la población total sin empleo a 4.326.000 personas. (p.11)

Por ende, se deducen dos cosas en relación a la migración extranjera hacia España, primera: la mano de obra barata representada por los migrantes fue y continúa siendo un aporte económico para el sistema productivo de la nación. Segunda; la migración hacia España en tiempo de crisis ha disminuido grandemente, además de enfrentar laboralmente tanto a extranjeros como a nativos, ya que las condiciones económicas del país impulsan a los nacionales a recibir las ofertas laborales que antes rechazaban.

Por ejemplo, para representar el número de extranjeros en España y la disminución de los migrantes en tiempo de crisis económica, se usara el siguiente gráfico:

Grafico 1

Monografias.com

(Fuente: Ministerio de Trabajo, INE, SS y INEM)

Como se puede evidenciar, la llegada de los extranjeros comenzó a notarse de manera significativa en la década de los años noventa, alcanzando su pico máximo en el año 2001, puesto que las condiciones económicas de España eran de las mejores en toda Europa. Pero como se puede observar en el grafico a partir del año 2002 los migrantes comienzan a percibir cambios significativos en el sistema laboral y financiero de España que se agudiza desde el 2007 y continuo declinando hasta el año 2012. Dando a entender la situación del país.

También es importante afirmar que parte de las estrategias geopolíticas es usar la mano de obra barata que ofrecen al mercado productivo de España los latinoamericanos y los africanos, ya que los latinos representan la primera fuerza laboral de tipo obrero para los españoles, la segunda son los africanos, pues los Euro-Nocomunitarios aportan a la economía de otra manera. Así lo señala el siguiente gráfico:

Monografias.com

Sin embargo, a nivel socioeconómico persiste una fuerte contradicción entre los nativos y la mano de obra barata que ofrecen los latinoamericanos y africanos. Pues quienes más aportan al sistema de seguridad social son los españoles, aun cuando los migrantes son los que ofertan su fuerza de trabajo en labores que los europeos no quieren desarrollar. Esto sucede porque el país usa su territorio geográfico para favorecer a sus ciudadanos y explotar a los migrantes al máximo. Así podrán suplir las necesidades de los nativos sin desperdiciar la mano de obra barata de los extranjeros, cuestión de estrategia geopolítica.

Por otra parte, es necesario indicar que la migración es un fenómeno social que posee factores internos y externos que la potencializan y la materializan en distintos lugares del mundo, entre los cuales se encuentra España. A saber:

En los externos: 1. Falta de alternativas para los logros ocupacionales. 2. Incertidumbre social sobre el futuro económico. 3. Inseguridad general frente al crecimiento de la violencia. 4. Necesidades básicas insatisfechas. Entre los factores internos destacamos: 1. Frustración en las expectativas de vida. 2. Frustración en la realización personal. 3. Mandato generacional ligado a la comunidad de la cadena migratoria familiar. (Aruj, 2008, p. 98)

Por ejemplo, del primer factor externo mencionado se deduce que las condiciones ocupacionales son mucho más altas en Latinoamérica que en el África. Dado que, las condiciones sociales, políticas e ideológicas del continente africano aún se hallan inmersas en los genocidios y las dictaduras militares que no cuentan con la vigilancia y control de entes internacionales que les puedan colocar un alto. En el segundo factor, los africanos tienen mayor incertidumbre económica y social que los latinoamericanos, sin embargo estos últimos migraban en escalas mucho más altas a España al considerar que el país era la puerta de entrada a Europa. En el tercero, se reconoce que África es un territorio mucho más violento que Latinoamérica como consecuencia de la apropiación legal e ilegal de los recursos naturales y energéticos. En el cuarto, las necesidades básicas insatisfechas son más agudas para el pueblo africano, sin ignorar que los latinos también son víctimas de la pobreza y la miseria.

Entre los factores internos se han descrito unos que se asocian más a la cultura latinoamericana que a la africana. Ya que los latinos son los que padecen mayor frustración como consecuencia de expectativas de vida que creen no podrán ejecutar en sus países de origen y que desde luego serán realizadas en Europa por la condición económica, tecnológica y política que posee la región.

Conclusiones

La investigación permite identificar y analizar de qué manera la migración se ha aumentado de manera exponencial durante el siglo XX y XXI como resultado de una ideología cultural que se ha propagado por el mundo entero, puesto que los ideales de éxito, fortuna y prosperidad identifican a Europa y Estados Unidos como el destino por excelencia al ser considerados los países desarrollados del sistema-mundo. Por otra parte, es una realidad evidente que en el continente africano y en la región de Latinoamérica la desigualdad en la distribución de los ingresos es bastante significativa y aumenta año por año las brechas socioeconómicas que se conservan como en el caso de la pobreza extrema, la miseria, la concentración de la riqueza y la opulencia. Por ende, se potencializa y materializa el sueño de la migración como satisfactor de las necesidades básicas y el origen de la autorrealización personal, laboral y profesional.

Por lo tanto, la migración representa un fenómeno social que genera impactos geopolíticos en todo el mundo, en especial en aquellos países que son considerados como el centro del destino individual y familiar, que permite alcanzar una condición de vida distinta a la que puede ofrecer el país de origen. Sin ser una realidad sociocultural que mengue por las leyes migratorias, la explotación laboral o la muerte de los que han perecido en el intento. Dado que, la ilegalidad migratoria es una fenómeno que permite a las redes delincuenciales tener un mayor campo de acción en las fronteras o al interior de la instituciones públicas que se encuentran lesionadas por la corrupción.

Finalmente: Se concluye que la migración africana hacia España ha servido para fortalecer el ritmo productivo de la nación y que en cierta medida le ha permitido afrontar la crisis económica que surgió en el año 2008 y que actualmente obliga a la nación a seguir diseñando estrategias geopolíticas.

20

Bibliografia

Brigitte Espuche, María Ángeles Marco. (2007). Derechos Humanos en la frontera Sur. Asociación Europea de Derechos Humanos (AEDH).

Ana María López Sala. (2009). La política española de inmigración en las dos últimas décadas. Del asombro migratorio a la política en frontera y la integración. España - Universidad de La Laguna.

Gómez Fayrén y Bel Adell. (2004). Nueva inmigración africana en España: inmigrantes Subsaharianos. España - Universidad de Murcia.

Felipe Andrés Aliaga Sáez. (2012). Imaginarios migratorios y geopolítica en sociedades posmodernas.

FEDEA. (2006). Ensayos sobre los efectos económicos de la inmigración en España. Madrid – España.

Edoardo Bazzaco. (2008). La inmigración en España: racismo institucional y racismo social. SOS – España.

Rafael García Rubio. (2013). La Influencia de la Inmigración en la Economía Española. Universidad de Valladolid - España.

Oscar Molina. (2010). Crisis económica, empleo e inmigración. Universitat Autónoma de Barcelona. España.

Roberto S. Aruj Causas, consecuencias, efectos e impacto de las migraciones en Latinoamérica Papeles de Población, vol. 14, núm. 55, enero-marzo, 2008, pp. 95-116, Universidad Autónoma del Estado de México.

ESTUDIOS POLÍTICOS AUTORA - KATHERINE CRUZ 2015

IMPACTOS GEOPOLÍTICOS DEL FENÓMENO MIGRATORIO DE ÁFRICA HACIA ESPAÑA EN LAS ÚLTIMAS DÉCADAS

Edita: Universidad Autónoma e Independiente de México

 

 

 

Autor:

José Orlando Melo Naranjo.

21


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.