Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La coyuntura venezolana y sus estrategias internacionales




  1. Planteamiento del problema
  2. Objetivo
  3. Coyuntura en Venezuela
  4. Estrategia internacional de Venezuela
  5. Conclusión
  6. Bibliografía

Planteamiento del problema

En la actualidad la coyuntura que experimenta Venezuela corresponde a circunstancias y acontecimientos históricos que determinan la condición política y económica del país en el contexto nacional e internacional. Por ende, es fundamental reconocer que en la república bolivariana existen fuertes tensiones por la conservación del poder sociocultural y político que se forjo durante el gobierno de Hugo Chavez Frías. Como también, una lucha interna por parte de la oposición que intenta derrocar un régimen que atenta contra los Derechos Humanos y las libertades democráticas. Por estas razones, las estrategias internacionales de Venezuela han perdido capacidad de respuesta y alcance, lo que indica que la nación pasa por una problemática que debe servir para definir su política interna y externa.

¿La coyuntura actual que experimenta Venezuela condiciona la proyección política de sus estrategias internacionales, y las acciones estratégicas de política exterior que se diseñen pueden transformar considerablemente aquella coyuntura de manera positiva o negativa?

Objetivo

Analizar y estudiar el por qué la coyuntura actual que experimenta Venezuela afecta significativamente su estrategia internacional, como también, de qué manera las acciones estratégicas de política exterior que se implementen en el país pueden transformar aquella coyuntura.

Coyuntura en Venezuela

Con la muerte del Presidente de Venezuela Hugo Rafael Chávez Frías, la república bolivariana entro en una fuerte crisis institucional, social, cultural y política, que termino por estallar en el año 2014 en contra del gobierno de Nicolás Maduro. Dado que, el dirigente del Partido Voluntad Popular Leopoldo López, considero que la historia de la nación había llegado a uno de sus momentos estratégicos para fortalecer la democracia participativa y el cambio de las políticas geoestratégicas que permitieran ampliar el marco económico, comercial e internacional del país en el contexto de la globalización.

Sin embargo, las protestas masivas de los ciudadanos y estudiantes fueron reprimidas mediante la muerte, lesiones, arrestos y encarcelamiento de las figuras más representativas de la oposición. Puesto que los líderes del Partido Voluntad Popular aprovecharon el malestar y el descontento social que padecía la población civil como consecuencia de la escasez de los productos básicos para vivir con dignidad, el aumento en escala de la inseguridad, la violencia y las arbitrariedades e imposiciones del Estado en la vida privada y pública.

Por otra parte:

En materia política, según analistas de Stratfor, los problemas de liderazgo que surgieron cuando Hugo Chávez murió en marzo de 2013 aún no son resueltos por la élite dirigente del país. Maduro no sólo parece carecer del respaldo popular del que gozaba Chávez sino que, quizá más importante aún, no se ha convertido en la figura política hegemónica en el país. Ejemplo de ello es el rol de alto perfil que ha asumido el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, quien últimamente ha tomado decisiones políticas propias de un presidente. (Centro de Estudios Internacionales, 2014, p. 1)

En ese orden de ideas, se puede afirmar que la coyuntura venezolana representa un país dividido, polarizado y en constantes agitaciones internas que generan enfrentamientos con la fuerza pública y entre los civiles que defienden una ideología política que algunas veces tiene un conocimiento de causa y otras veces no. Dado que, Nicolás Maduro obtuvo 50.66 % de los votos por la presidencia de la nación, entre tanto Henrique Capriles el 49.1%. Es decir, la diferencia fue mínima y el pueblo expreso una percepción distinta de la realidad política.

En materia de orden económico las cosas no son favorables, puesto que la inflación de Venezuela es muy alta para ser uno de los países que se encuentran en vía de desarrollo o más conocidos con el nombre de emergentes. Además de la escasez de los productos básicos para la canasta familiar, la devaluación de la moneda y otros tantos acontecimientos sociales que terminan de agotar la paciencia de un pueblo encerrado en una encrucijada histórica de tipo político.

Por ejemplo, el gobierno de Nicolás Maduro tiene que luchar contra el descontento del pueblo que podría medirse actualmente en más del 49.1%, la polarización que padece la nación como resultado de los planteamientos de la oposición para sacar a flote las acciones geoestratégicas que impulsen al país en el escenario internacional, y la división de las elites políticas que se encuentran en tensión por la lucha definitiva del poder bolivariano. Por ende, se podría afirmar de manera analítica:

Aunque Diosdado Cabello ha afirmado que no existe rivalidad alguna con Maduro, especialistas sostienen lo contrario desde que ambos figuraban para ser sucesores de Chávez, por lo que un probable escenario es que Cabello se distancie de la elite gobernante para buscar acceder al poder. (Centro de Estudios Internacionales, 2014, p. 2)

Estrategia internacional de Venezuela

Cuando se analiza la coyuntura actual que experimenta Venezuela se observa que esta última condiciona la proyección política de las estrategias internacionales que impulsa la república bolivariana. Dado que, su política exterior se diseña en cierta medida para poder colocar un poco de orden al caos sociocultural que enfrente la nación, como también para satisfacer las necesidades de los venezolanos, a fin de que estos últimos permitan legitimar al gobierno que fue escogido democráticamente pero que ha caído rápidamente en el círculo vicioso de la dictadura política por falta de acciones geoestratégicas y políticas públicas que impulsen la estabilidad económica de la nación.

Por otra parte, las acciones estratégicas de política exterior que se diseñan o se pueden diseñar a futuro son las que pueden transformar la coyuntura actual que atraviesa el país en materia social, económica, cultural y política en el contexto de las relaciones nacionales e internacionales. Así mismo, es menester indicar que si el gobierno venezolano no es capaz de modificar la coyuntura de manera rápida; la nación comenzara a perder nivel de competencia, productividad y rentabilidad en el contexto de una globalización que exige el máximo rendimiento en cada uno de los índices mencionados.

Claro está, es fundamental indicar que el panorama internacional de Venezuela a corto y mediano plazo no es tan desfavorable como parece, puesto que el Presidente Nicolás Maduro y su gobierno de turno pueden usar las proyecciones económicas, sociales, culturales y políticas que fueron impulsadas, estructuradas y materializadas en la experiencia material de los asuntos venezolanos por el fallecido Expresidente Hugo Chavez, como es el caso de Petrocaribe, Petroandino, Telesur, Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Banco del Sur (Bansur), Unión Sudamericana de Naciones (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Instituciones que le permiten a Venezuela proyectarse en marco internacional, además de ayudarle en cierta medida a menguar la imagen negativa de sus políticas represivas en contra de la población que se encuentra en la esfera política y social de la oposición. Pues evidentemente, existen intereses comerciales y financieros en la región y algunos países del mundo de seguir tratando en su política exterior con Venezuela como consecuencia del petróleo, los recursos naturales y energéticos que puede ofrecer la república bolivariana.

También es importante indicar que Venezuela desde tiempo de Hugo Chavez formo alianzas geoestratégicas con países que van mucho más allá de la región y de los cuales dependen en cierta medida Estados Unidos y Europa. Es decir:

Hugo Chávez fue el primer presidente venezolano en crear una relación especial con China, Irán y Rusia, principalmente motivada por el marcado anti-americanismo de esos gobiernos y la búsqueda de una mayor autonomía respecto de Estados Unidos. En la última década, se ha duplicado el peso de Asia y Pacífico en las exportaciones venezolanas que ahora representan un 16 por ciento del total. (Gratius y Romero, 2013, p. 4)

Como se puede evidenciar, la coyuntura nacional de Venezuela ha generado un doble efecto político, por una parte, las acciones judiciales, políticas y sociales en contra de la oposición han aumentado el rechazo de la comunidad internacional. Por otra, algunos países consideran que al tener la república venezolana una crisis tan profunda en su régimen constitucional, democrático o antidemocrático, según sea la percepción de los analistas, puede ayudar a que el país en su desesperación social aumente el número de las importaciones para conseguir una mayor satisfacción en la población civil.

Sin embargo, antes de seguir adelante es conveniente explicar el por qué Estados Unidos y Europa, dependen en cierta medida de Rusia y China, y porque no les conviene atentar de manera directa contra uno de sus socios predilectos con es el caso de Venezuela. A saber: Por ejemplo: Actualmente Rusia manifiesta que aun cuando reciba amenazas y presiones de Estados Unidos y la Unión Europea no devolverá Crimea a Ucrania. Dado que, Rusia reconoce que la UE depende en gran medida de su petróleo y su gas. Como también del suministro que les ofrece China en mayores dimensiones a la UE. Por ello, las presiones son riesgosas para Europa, pues Rusia y China tienen excelentes relaciones en esta materia.

Finalmente, se confirma que la coyuntura actual que experimenta Venezuela condiciona la proyección política de sus estrategias internacionales y que y las acciones estratégicas de política exterior que se diseñen pueden transformar aquella coyuntura de manera positiva o negativa.

Conclusión

La coyuntura de Venezuela y sus estrategias internacionales dependen de la manera en la cual el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición política logren empalmar los ideales socialistas y democráticos de la nación, como también de las políticas públicas que se implementen para favorecer la política exterior de la república bolivariana en el contexto de la globalización.

Bibliografía

Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques. (2014). Protesta social en Venezuela: situación actual y análisis de prospectiva. México.

Fride - Fundación para las relaciones internacionales y el dialogo exterior. (2013). La proyección internacional de la Venezuela post-chavista. España.

UNIVERSIDAD AUTONOMA E INDEPENDIENTE DE MEXICO.

Facultad de FILOSOFIA Asignatura: CIENCIAS POLITICAS.

Asesor: Jose Orlando Melo Naranjo.

2015.

 

 

 

Autor:

Liliana Perez Burgos.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.