Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Las finanzas: Visión teórica y práctica




Partes: 1, 2

  1. Introducción
  2. Términos generales de administración financiera
  3. Visión de las finanzas corporativas
  4. Objetivos y metas de la empresa
  5. Las finanzas como función organizacional de la empresa
  6. Objetivos e importancia de la administración financiera
  7. El rol del gerente financiero y sus funciones
  8. Valor y uso de la información financiera para una gestión eficiente
  9. Papel del ingeniero industrial en el área financiera de una empresa
  10. Conclusiones
  11. Bibliografía

Introducción

Las finanzas se ocupan del proceso, las instituciones, los mercados e instrumentos relacionados con la transferencia de dinero entre individuos, empresas y gobiernos. Desde el punto de vista teórico y práctico, la experiencia de la administración financiera, tiene como fin, identificar bases estratégicas para el futuro de los programas de reforma en dicha materia.

De hecho, la Administración Financiera es el conjunto de procesos y actividades que se cumplen para programar las finanzas, recaudar los ingresos, ejecutar los gastos, financiar los déficit o invertir los excedentes de liquidez y evaluar el impacto de la gestión, en todo el ámbito institucional no Financiero.

Debido a la naturaleza del Estado y sus organizaciones, es obvio que los procesos de la administración financiera constituyen un subconjunto instrumental inmerso en los procesos sustantivos de emitir las regulaciones, prestar los servicios y producir los bienes que la sociedad demanda y espera del Sector. En este sentido la administración financiera forma parte de la gerencia pública y está permanentemente condicionada por los cambios de esta última los cuales, a su vez, reflejan la compleja dinámica de la relación entre la Sociedad y el Estado.

El vínculo entre lo fiscal y lo económico determina características particulares a los procesos financieros del Estado, así como Las técnicas empleadas por la Administración en sus procesos de trabajo, es decir su organización, y sistemas que normalmente, están influenciadas por la evolución de la teoría administrativa general cuyos avances, principalmente durante el presente siglo, se han derivado de la experiencia de las organizaciones privadas de vanguardia.

Términos generales de administración financiera

Las Finanzas

Se pueden definir como el arte y la ciencia de administrar el dinero. Prácticamente todos los individuos y todas las organizaciones ganan u obtienen dinero, y gastan o invierten dinero. Las finanzas se ocupan del proceso, las instituciones, los mercados e instrumentos relacionados con la transferencia de dinero entre individuos, empresas y gobiernos.

Finanzas y la economía

El campo de las finanzas está estrechamente relacionado al de la economía. Debido a que toda empresa opera dentro de la economía, el administrador financiero debe conocer el marco de referencia económico del país; así como estar alerta a los niveles cambiantes de la actividad económica y las modificaciones en las políticas económicas. El Administrador Financiero también debe ser capaz de utilizar las teorías económicas como guía para una eficiente operación empresarial.

Análisis marginal

Es el principio económico fundamental que se emplea en la Administración financiera, esto es, que solo se adoptarán decisiones financieras cuando las utilidades adicionales exceden a los costos adicionales. Casi todas las decisiones financieras se reducen a esta evaluación de utilidades y costos marginales. Un conocimiento básico de la economía es, por tanto, necesario para comprender tanto el entorno como las técnicas de toma de decisiones en la administración financiera.

Finanzas y la contabilidad

Las actividades de finanzas (tesorería) y contabilidad (contralor) están dentro del control del vicepresidente de finanzas. Dichas funciones están estrechamente relacionadas y por lo general se traslapan. De hecho, la Administración financiera y la contabilidad con frecuencia no fáciles de diferenciar; en empresas pequeñas, el contralor es quien desempeña las funciones financieras; en empresas grandes, muchos contadores están involucrados en varias actividades financieras. Sin embargo, existen dos diferencias fundamentales entre las finanzas y la contabilidad. Una se relaciona con el tratamiento que se da a los fondos y la otra con la toma de decisiones.

Los Mercados Financieros

La función básica de las finanzas se debe desempeñar en todos los tipos de organizaciones y sistemas económicos. Lo que unifica a las organizaciones comerciales desde el punto de vista de la economía de mercado, es que todas están directa y mensurablemente sujetas a la disciplina de los mercados financieros. Estos mercados valúan en forma continua los activos de las empresas, con lo cual proporcionan una medida del desempeño de las mismas. Una consecuencia de la evaluación continua de las empresas por parte de los mercados de capitales está representada por el cambio en su nivel de valuación (precios de mercado de la acción). Por lo tanto los mercados de capitales estimulan la eficiencia y proporcionan incentivos a los administradores para que mejoren su desempeño.

La administración financiera se puede considerar como una forma de la economía aplicada que se funda en alto grado en conceptos económicos.

La Administración Financiera

Se refiere las actividades necesarias para el cumplimiento de la función financiera en una empresa u ente. Aunque los aspectos específicos varían de acuerdo con la naturaleza de cada organización, las funciones financieras básicas son: La inversión, el financiamiento y las decisiones sobre dividendos de una organización. Los fondos se obtienen de fuentes externas y se asignan con base en diferentes aplicaciones. El flujo de fondos que se circula en una empresa debe ser debidamente coordinando. Los beneficios que se acumulan para las fuentes de financiamiento adquiere la forma de rendimientos, reembolsos, productos y servicios. Estas funciones deben ser ejecutadas por las empresas comerciales, dependencias del gobierno, así como por las organizaciones no lucrativas. Para llevar a cabo toda esta gama de funciones, en la empresa se debe contar con la figura de un Administrador Financiero, quien a través de éstas, debe lograr maximizar el valor de la organización; planeando, obteniendo y usando los fondos que de la misma.

La responsabilidad social y La ética dentro de la Administración financiera:

La responsabilidad social: Para cumplir con el objetivo de la empresa, el cual es la maximización del precio de las acciones, se requiere de un conjunto de actividades bien administradas. Las empresas exitosas se encuentran al frente de la eficiencia y la innovación; la maximización conduce a nuevos productos, nuevas tecnologías y a un mayor nivel de empleo. Por consiguiente mientras más exitosa sea una empresa, mejor será la calidad y la cantidad de beneficios que se distribuirán. En años recientes, ha aumentado la importancia de ciertos factores externos tales como la contaminación ambiental, la seguridad del producto y la seguridad en el empleo. Las empresas deben tener en cuenta los efectos de sus políticas y de sus acciones sobre la sociedad en su conjunto. Durante mucho tiempo se ha reconocido que el ambiente económico externo es importante para la toma de decisiones de la empresa. Las fluctuaciones de las actividades y los cambios que ocurren en los mercados financieros también son aspectos importantes del ambiente externo. Además, las empresas deben responder a las expectativas de los trabajadores, de los consumidores y de otros integrantes de la empresa y grupos de interés para lograr la maximización del patrimonio a largo plazo.

Ética: Otro aspecto, y que está relacionado íntimamente con la responsabilidad social de las empresa, es la ética. La importancia de un comportamiento ético sólido se basa en razones sociales y personales. Las razones sociales básicas se remontan a las enseñanzas religiosas de tipo histórico. Las cuales también son coherentes con las enseñanzas filosóficas. El comportamiento de los ejecutivos superiores de una empresa determina la reputación de la misma. Si el comportamiento de éstos en la empresa o es congruentemente ético, otros integrantes de la misma (trabajadores, consumidores, proveedores, etc.) comenzarán a desconfiar de todas y cada una de las decisiones y acciones de la empresa. Por ejemplo, en el mercado, los bonos y las acciones comunes de una empresa que tenga una reputación incierta serán visualizados como sospechosos. Los valores tendrán que devaluarse, lo cual significa que los rendimientos de los inversionistas tendrá que ser más altos para tomar e cuenta el hecho de que la empresa emisora puede estar vendiendo un "limón", es decir, tratando de engañar a los inversionistas.

Estados Financieros. Son los documentos que concentran el registro de las operaciones de la empresa, en forma ordenada, confiable y accesible, con el objeto de que sean utilizados en el conocimiento y análisis de la empresa para la toma de decisiones. Por medio de los mencionados estados financieros se llega al conocimiento profundo de los que es una organización o un ente económico.

Contraloría es la actividad encargada de la planeación para el control, información financiera, valuación, deliberación, administración de impuestos, informes al gobierno, coordinación de la auditoría externa protección de los activos de la empresa, y valuación económica.

Entre las funciones de la contraloría encontramos las siguientes:

  • Registro e información de los resultados de la operación y de la situación financiera.

  • Coordinación e integración de los presupuestos.

  • Control presupuestal.

  • Sistemas y procedimientos.

  • Auditoría interna.

  • Relaciones con auditoría externa.

  • Cumplimiento de obligaciones fiscales.

La Tesorería es el departamento responsable de la función de las finanzas y se encarga de:

  • Proponer objetivos, políticas y planes financieros.

  • Mantener relaciones con inversionistas.

  • Negociar la obtención de recursos.

  • Promover una eficiente administración de capital de trabajo.

  • Con base en planes de la empresa cuantificar requerimientos de inversiones y necesidades de recursos.

  • Identificar áreas y actividades sujetas a riesgos.

  • Proponer y coordinar la política fiscal de la empresa.

Análisis de Estados Financieros. Las mejores decisiones, en todos los ámbitos de la vida, son aquellas que son tomadas con pleno conocimiento de los hechos, antecedentes y posibilidades de aquello que se va a decidir. Aún así, conociendo todo el entorno del hecho, es fácil equivocarse y tomar la decisión incorrecta. Pero el riesgo de tomar una decisión inadecuada se reducirá al mínimo cuando se tengan a la mano todos lo elementos de juicio para poder decidir. Lo anterior es aplicable también cuando se trata de negocios y empresas. Para conocer una empresa profundamente es necesario hacer un examen exhaustivo de sus estados financieros, desglosarlos, reducirlos a su mínima expresión y hacer pruebas para estar seguros de que lo que se dice de ellos es cierto, veraz y correcto. Una vez en este punto, se tendrán elementos y se estará en posibilidad de tomar decisiones de calidad, acertadas y con riesgo mínimo, las cuales serán útiles en la planeación y estrategias a seguir. Sin embargo no hay que olvidar que el análisis dará única y exclusivamente cifras frías, las que tendrán que ser utilizadas por el analista financiero, quien incorporará al análisis cuantitativo, su experiencia, criterio y conocimientos diversos, para lograr los objetivos de análisis planeación y de estrategia financiera.

Los métodos de análisis más efectivos y comunes, para el análisis de estados financieros son:

a) Método de razones y proporciones financieras.

b) Método de análisis por medio del sistema DuPont, para determinar el rendimiento Sobre Inversión (RSI) en combinación con la rotación de activos fijos.

c) Método de análisis del punto de equilibrio.

d) Método por medio del estado de cambios en la situación financiera.

e) Otros análisis:

  • Estados financieros comparativos con variaciones en cifras absolutas y relativas.

  • Estados financieros comparativos con números índices.

f) Método gráfico.

En todos los casos se deben utilizar estados financieros con cifras actualizadas a los mismos valores adquisitivos.

Capital de Trabajo. Medida de la liquidez de una empresa que es útil en comparaciones de series de tiempo. Se calcula al obtener la diferencia entre el activo circulante y el pasivo a corto plazo de la empresa. En ocasiones se define como parte de activos circulantes de una empresa que se financia con fondos a largo plazo. Diferencia entre el activo circulante y el pasivo circulante; aquella que resulta de dividir el activo circulante entre el pasivo circulante.

Monografias.com

Inventarios. Relación analítica de bienes debidamente contados, pesados, medidos, Normalmente, tal relación está valuada en dinero. El tamaño del inventario determina costos asociados con el inventario, puede tener repercusiones sobre las relaciones con los clientes.

Los mayores costos de inventario son por concepto de:

  • Instalaciones de almacenaje.

  • Deterioro y obsolescencia.

  • Seguros.

  • Manejo.

  • Interés.

El inventario es una inversión en sentido de que se obliga la empresa a darle un uso racional a su dinero. Los tipos básicos e inventarios son los de materias primas, de productos en proceso, y de productos terminados.

Entre los diferentes tipos de inventarios tenemos:

.- Materias Primas: El inventario de materias primas comprende los insumos -generalmente materiales básicos- que compra la empresa, como acero, plásticos, tornillos o remaches. En algunos casi, cuando una empresa fabrica productos muy elaborados, compuestos de numerosas partes, el inventario de materias primas puede consistir en artículos manufacturados que se compran en otra empresa, o a otra división de la misma compañía.

.- Productos en Proceso: Este inventario de materias primas comprende todos los elementos que se encuentran en el proceso de producción. Por lo general, se trata de productos parcialmente terminados, esto es, en una etapa intermedia de su elaboración. Se considera material en proceso las piezas metálicas en las que se ha realizado cierta operación, pero que tendrán características adicionales al final del proceso de producción.

.- Productos Terminados: El inventario de productos terminados consta de los artículos ya producidos, pero que aún no han sido vendidos. Algunas empresas que fabrican sobre pedido mantienen inventarios muy bajos de este tipo, ya que todos los artículos están prácticamente vendidos antes de ser producidos. Aquí se tratará sólo de la empresa que produce y vende un grupo diversificado de productos. La mayor parte de la producción se realiza con antelación a las ventas.

Los dos activos dominantes -cuentas por cobrar e inventario- representan inversiones considerables para la empresa, y por lo tanto, deben convertirse rápidamente en efectivo, manteniendo un nivel adecuado de servicio.

Proyectos independientes. Alternativas de gasto de capital que compiten entre sí, pero de tal manera que la aceptación de un proyecto no elimina a los otros proyectos de una mayor consideración posterior.

Servicios. Muchos clientes encuentran importantes ciertos tipos de servicios al cliente y están deseosos de pagar precios elevados y con razón, por estos servicios extra. Algunos clientes desean obtener crédito a pesar de que por lo general el precio resulta ser más elevado. Los clientes de algunos pequeños, pagan con frecuencia precios mayores con tal de que les envíen la mercancía.

Además, algunos clientes aceptan cubrir una ligera diferencia en el precio de sus productos para asegurar reparaciones y servicios después de la compra como, por ejemplo, en las refacciones.

Visión de las finanzas corporativas

Las finanzas corporativas se centran en la forma en la que las empresas pueden crear valor y mantenerlo a través del uso eficiente de los recursos financieros. Se subdivide en tres partes:

a) Las decisiones de inversión, que se centran en el estudio de los activos reales (tangibles o intangibles) en los que la empresa debería invertir.

b) Las decisiones de financiación, que estudian la obtención de fondos (provenientes de los inversores que adquieren los activos financieros emitidos por la empresa) para que la compañía pueda adquirir los activos en los que ha decidido invertir.

c) Las decisiones directivas, que atañen a las decisiones operativas y financieras del día a día como, por ejemplo: el tamaño de la empresa, su ritmo de crecimiento, el tamaño del crédito concedido a sus clientes, la remuneración del personal de la empresa, etc.

Algunas de las zonas de estudio de las finanzas corporativas son, por ejemplo: el equilibrio financiero, el análisis de la inversión en nuevos activos, el reemplazamiento de viejos activos, las fusiones y adquisiciones de empresas, el análisis del endeudamiento, la emisión de acciones y obligaciones, etcétera.

En la actualidad, la modalidad utilizada con mayor frecuencia para la concepción de una empresa es la corporación. En estas (que se pueden entender como modernas por la coyuntura en la que nos encontramos) la propiedad del capital se encuentra ampliamente difuminada (atendiendo al concepto de corporación como tal). En este marco, en el ámbito de las finanzas la empresa se enfoca hacia la maximización del valor de la misma, esto es, incrementar el valor de la inversión que los accionistas han hecho en la empresa (aumentar el precio de las acciones). Así pues los accionistas delegan la autoridad suficiente a una entidad que formará el tren directivo en materia de finanzas, con lo que las actividades cotidianas de la empresa son realizadas por estos administradores quienes actúan como representantes de estos accionistas, ejerciendo el control (dentro de ciertos parámetros) de la toma de decisiones de financiamiento e inversión de la misma. Casi siempre se supone que el directivo financiero actúa tratando de incrementar el valor de la inversión que los accionistas han hecho en la empresa. Pero una gran compañía (creada como corporación) incluye a miles de personas y cada una busca tanto su interés particular como el de los accionistas.

Objetivos y metas de la empresa

El objetivo del equipo directivo de una empresa debe ser la máxima creación de valor posible, es decir, que la compañía valga cada vez más. En la idea de que al aumentar el valor de la empresa el principal incremento se produce en el valor de los fondos propios de la misma. Concretando, este objetivo proporciona al consejo de administración de la empresa y a su equipo directivo una directriz clara, que facilita la adopción de decisiones y la evaluación de sus prestaciones; favorece la formación de capital y la más correcta asignación de recursos; y, acompasa eficientemente el diseño de la organización a los incentivos y riesgos de todas las partes implicadas en la empresa. Por otra parte, es preciso señalar que el importante papel que representa dicho objetivo en la asignación de recursos en una economía de mercado no goza de una aceptación generalizada. Esto se debe, entre otras razones, a la incertidumbre y frustración que han producido los grandes despidos de personal debido a las reestructuraciones empresariales realizadas en nombre de aquél y a las críticas a la alta dirección por buscar, aparentemente, su propio interés y centrarse en enfoques miopes en la cotización diaria de las acciones. Además, en la Unión Europea existe una creciente tensión entre las prácticas empresariales que persiguen este objetivo necesario en un mercado mundial competitivo y la larga tradición establecida de mantenimiento del bienestar social.

El objetivo de la empresa según la teoría de los "participantes".

Por dicho motivo hay una corriente de pensamiento que defiende que los directivos de la empresa deben tener en cuenta a la hora de tomar decisiones los intereses de todos los participantes en la empresa: inversores, consumidores, empleados, acreedores, poderes públicos, directivos y sociedad en general, a los que en inglés se denomina stakeholders. Éstos son todos aquellos individuos o grupos que pueden verse afectados por, o afectar al, bienestar de la empresa. Esta "teoría de los participantes" (stakeholder theory) hunde sus raíces en la sociología, el comportamiento organizativo, y en el propio interés de los directivos.

Según Jensen, esta teoría fracasa al intentar crear el máximo valor posible porque es incapaz de proporcionar una completa especificación del objetivo de la empresa, lo que puede acarrear una confusión en la gestión, conflictos, ineficiencias y pérdida de la competitividad.

La reconciliación de ambas posturas.

Es importante explicar claramente por qué el objetivo consistente en crear el máximo valor posible para los accionistas es el idóneo tanto desde el punto de vista empresarial como del social. La idea subyacente es que los accionistas ordinarios son los últimos en recibir dinero de la empresa, por ello se dice que sus derechos son residuales; de tal manera que antes de que ellos reciban cantidad alguna deben haber recibido lo que les corresponde: los clientes, los proveedores, los empleados de la empresa, el estado, los acreedores y los accionistas preferentes. Es entonces y sólo entonces cuando lo que queda va a manos de los accionistas (vía dividendos, reinversión de beneficios retenidos, o recompra de acciones). Por tanto, si las decisiones empresariales van dirigidas a hacer que el dinero sobrante para los accionistas sea el mayor posible, sin perjudicar a ninguno de los que ocupan un lugar precedente en la cola, esas decisiones crearán valor y, en caso contrario, lo destruirán. Evidentemente, se supone que todos los pagos a aquéllos que preceden a los accionistas ordinarios son el resultado de una negociación óptima y que todos consideran que reciben en justicia lo que les corresponde, porque si no surgirá un conflicto que dañará la creación de valor. En cualquier caso no debe confundirse este objetivo con el de la maximización del beneficio por acción porque éste concepto no tiene en cuenta ni el vencimiento de los flujos de caja, que se espera surjan en el futuro, ni la totalidad de los riesgos a los que se enfrenta la empresa y que afectan a dichos flujos de caja esperados (dichos riesgos se resumen en la tasa de rendimiento mínima requerida por los inversores). Dicho de otra forma, el beneficio por acción refleja el pasado inmediato, mientras que el precio de mercado refleja el futuro esperado.

La meta de la administración financiera consiste en maximizar el valor de la empresa, con sujeción a las restricciones que imponen las responsabilidades que imponen las responsabilidades y compromisos existentes para con los participantes del negocio. Sin embargo, existen ciertos conflictos potenciales entre los propietarios de una empresa y sus acreedores. El valor de las acciones de la empresa proporciona un buen índice para medir el grado de eficacia del desempeño de una compañía. Es por esta razón que la meta de la empresa en cuanto a las finanzas generalmente se expresan en términos de la maximización del valor de las acciones de la empresa, en síntesis, la maximización del precio de las acciones.

Las finanzas como función organizacional de la empresa

La función administrativa financiera de la empresa depende del tamaño de la misma. En las compañías pequeñas, la función financiera es desempeñada en general por el departamento de contabilidad. Al crecer una empresa, la importancia de dicha función resulta en la necesidad de un departamento separado, ligado de manera directa al presidente de la compañía (o Director General) por medio de un Vicepresidente de Finanzas conocido como gerente financiero. Las tres formas legales fundamentales de la administración empresarial son la empresa de propiedad unipersonal (o persona física), la sociedad (o colectiva) y la corporación.

Empresas de propiedad unipersonal: Es un negocio propiedad de un solo dueño, quien lo administra para su propio beneficio. Cerca del 75% de todos los negocios son empresas de propiedad unipersonal. La típica empresa unipersonal es en pequeño negocio, como la tienda de abarrotes de la colonia, el taller mecánico o la reparadora de calzados. Normalmente el propietario, junto con unos pocos empleados, dirige la organización. Este suele obtener capital a partir de sus recursos personales o mediante préstamos, y es responsable de todas las decisiones de negocios. La empresa de propiedad unipersonal tiene responsabilidades ilimitadas, lo cual significa que el total de los bienes de propietario, y no solo la cantidad invertida originalmente pueden utilizarse para satisfacer a los acreedores. La mayoría de las empresas de propiedad unipersonal están en las empresas de ventas al mayoreo o al menudeo, de prestación de servicios y de obras de construcción.

Sociedades (o empresas colectivas): Una sociedad (o empresa colectiva) consta de dos o más propietarios que crean negocios conjuntos con el fin de obtener utilidades. Las sociedades, las cuales suman 10% de todos los negocios son más grandes que las empresas de propiedad unipersonal. Las empresas financieras, aseguradoras y de bienes raíces son los tipos más comunes de empresas colectivas. Los bufetes de contadores públicos y las empresas de corretaje suelen a menudo tener más socios. La mayor parte de las sociedades se organizan mediante un contrato escrito conocido como escritura constitutiva de sociedad. En una sociedad en general (o regular) todos los socios tienen responsabilidad ilimitada. En una sociedad de responsabilidad limitada (O sociedad en comandita), uno o más de los socios pueden ser designados como de responsabilidad limitada con la condición de que al menos uno de los socios tenga responsabilidad ilimitada. Por lo general, a un socio de responsabilidad limitada se le prohíbe participar en la administración de la empresa.

Corporaciones (o sociedades anónimas): Una corporación es una entidad artificial que solo existe ante la ley, conocida con frecuencia como " Entidad Legal "; esta posee las facultades de una persona en cuanto a que puede demandar y ser demandada, pactar y constituir contratos, y adquirir propiedades a su propio nombre. Aunque solo 15% de todos los negocios se encuentran incorporados, la corporación es la forma dominante de organización empresarial. Es responsable del cerca del 90% de los ingresos empresariales y de 80% de las utilidades netas. Los principales componentes de una corporación son los accionistas, la junta directiva y el Presidente. Los accionistas son los dueños reales de la empresa, debido a su participación en acciones comunes y preferentes. Botan de manera periódica para elegir a los miembros de la junta directiva y hacer modificaciones a los estatutos de la empresa. La junta directiva es la autoridad Suprema responsable de la dirección de las operaciones de los negocios y ejecutivos de otras organizaciones importantes. El Presidente o Director General es el responsable de la administración cotidiana de las operaciones y de dar seguimiento a las políticas establecidas por la Junta. Se requiere que él entregue un reporte periódico a los directores de la empresa.

Objetivos e importancia de la administración financiera

La Administración Financiera es el área de la administración que cuida de los recursos financieros de la empresa. Se centra en dos aspectos importantes de los recursos financieros: la rentabilidad y la liquidez. Esto significa que la administración financiera busca hacer que los recursos financieros sean lucrativos y líquidos al mismo tiempo. En realidad, estos son los dos objetivos principales de la administración financiera: el mejor rendimiento posible de la inversión (rentabilidad o lucro) y la rápida conversión en dinero (Liquidez). Con estos dos objetivos en mente se pueden definir adecuadamente la administración financiera.

La Administración Financiera es el área responsable de la administración de los recursos financieros de la empresa, a los cuales debe proporcionar las condiciones que garanticen su rentabilidad y liquidez.

La rentabilidad se alcanza en la medida que los negocios proporcionan la maximización de los rendimientos de las inversiones realizadas por los propietarios o accionistas. No obstante la rentabilidad máxima puede comprometer la rentabilidad de la empresa, pues los rendimientos están sometidos a diferentes periodos. De ahí el conflicto entre máxima rentabilidad y máxima liquidez; no es posible conseguir la maximización de los dos objetivos al mismo tiempo. Como veremos más adelante la rentabilidad debe tener prioridad sobre la liquidez. Se debe aplicar buena parte de los fondos disponibles y mantener inactiva otra parte como protección o defensa contra riesgos al no conseguir pagar alguna deuda. Esos fondos inactivos no producen rendimientos a los inversionistas. Así la maximización de la rentabilidad y de la liquidez al mismo tiempo no es posible. En lugar de la maximización se busca la satisfacción. Uno de los principales desafíos de la administración financiera es mantener la rentabilidad y la liquidez de la empresa a nivel satisfactorio. Para alcanzar rentabilidad y liquidez, la administración financiera procura obtener recursos financieros del mercado y utilizar y aplicar los recursos financieros en su negocio o en actividades paralelas.

En el marco de la administración financiera se desempeñan actividades tan variadas como el presupuesto, pronóstico financiero, administración de efectivo, administración crediticia, análisis de inversiones y procuramiento de fondos. En años recientes, las cambiantes condiciones económicas y la regulación fiscal han incrementado la importancia, así como la complejidad de las tareas del administrador financiero. Como resultado, muchos de los grandes ejecutivos de las industrias y del gobierno provienen del área financiera.

En la empresa las áreas consideradas que la administración financiera debe atender son las siguientes:

  • 1. Análisis de los aspectos financieros de todas las decisiones.

  • 2. La cantidad de inversión que se requerirá para generar las ventas que la empresa espera realizar. Estas decisiones afectan al lado izquierdo del balance general (decisiones de inversión).

  • 3. La forma de obtener los fondos y de proporcionar el financiamiento de los activos que requiere la empresa para elaborar los productos y servicios cuyas ventas generarán ingresos. Esta área representa las decisiones de financiamiento o las decisiones de estructura de capital de la empresa, por lo cual afecta el lado derecho del balance general.

  • 4. Análisis de las cuentas específicas e individuales del balance general.

  • 5. Análisis de las cuentas individuales del estado de resultados: ingresos y costos. En nuestro altamente condensado estado de resultados las ventas menos todos los costos son iguales al ingreso neto. Hay muchos tipos de costos, algunos implican grandes desembolsos anticipados sobre los costos asignados a las operaciones de años subsecuentes. Otros costos, tal como la materia prima que se usa para la elaboración de productos, aumentarán o disminuirán en forma directa a medida que el número de unidades producidas aumente o disminuya (costos directos o "variables"). Una responsabilidad básica de los funcionarios financieros consiste en controlar los costos con relación al valor producido, principalmente para que la empresa este en condiciones de asignar a sus productos un precio competitivo rentable.

  • 6. Análisis de los flujos defectivos en operaciones de todo tipo. Este aspecto ha recibido un impulso incremental en años recientes, y ha dado lugar al surgimiento de un tercer estado financiero de naturaleza básica, el estado de flujo de efectivo, el cual puede deducirse a partir de los balances generales y de los estados de resultados.

  • 7. Conocer los fundamentos científicos, técnicos, metodológicos e instrumentales, propios de las finanzas.

  • 8. Aplicar las formas más provechosas y variadas de funcionamiento y medición del comportamiento financiero de la empresa.

  • 9. Formar, capacitar y actualizar al gerente financiero para planear, obtener y manejar con eficiencia los fondos de la empresa, adaptarse al cambio, replantear objetivos y renovar políticas empresariales.

  • 10. Conocer el mercado de capitales y aplicar el adecuado análisis y pronóstico para identificar su desarrollo y perspectivas.

Toman decisiones con relación a la expansión, tipos de valores que se deben emitir para financiar la expansión, deciden los términos de crédito sobre los cuales los clientes podrán hacer sus compras, la cantidad de inventarios que deberán mantener, el efectivo que debe estar disponible, análisis de fusiones, utilidades para reinvertir en lugar de pagarse como dividendos, etc.

El rol del gerente financiero y sus funciones

El Gerente financiero, es aquella persona que tiene como misión la captación y el destino de los recursos financieros en las mejores condiciones posibles para conseguir crear el máximo valor de la empresa. La capacidad del gerente financiero para adaptarse al cambio y la eficiencia con que planifique la utilización de los recursos financieros requeridos por la empresa, así como, la capacidad de identificar la adecuada asignación de esos recursos y su obtención, son aspectos que influyen no sólo en el éxito de la compañía sino, también, en el de la economía nacional. El gerente financiero, a través de una asignación óptima de los recursos, contribuye al fortalecimiento de su empresa, y a la vitalidad y crecimiento de toda la economía. Y ya que hablamos de economía no conviene perder de vista que el directivo financiero debe comprender el entramado económico en el que se mueve su empresa y mantenerse alerta sobre los cambios que puedan producirse tanto en la actividad económica como en la política económica. Por ello deberá conocer las teorías económicas para poder utilizarlas a la hora de gestionar su negocio de una forma eficiente. El principio económico básico utilizado en la dirección financiera es el análisis marginal, esto es, las decisiones de inversión-financiación deberán tomarse y llevarse a cabo cuando los ingresos marginales esperados superen a los costes marginales.

Resumiendo todo lo anterior, podemos decir que el papel que tiene que desempeñare el gerente financiero consta de cinco funciones dinámicas:

a) La previsión y la planificación financiera

b) El empleo del dinero en proyectos de inversión

c) La consecución de los fondos necesarios para financiar proyectos.

d) La coordinación y el control

e) La relación con los mercados financieros

Un plan financiero incluye estimaciones de los rendimientos futuros de la empresa, de sus gastos, y de sus necesidades de capital. Es, por tanto, una proyección de las actividades futuras de la empresa para un período de tiempo dado. Deberá responsabilizarse del empleo de los recursos financieros en los proyectos de inversión más rentables para la empresa. En definitiva, le corresponde decidir dónde se van a gastar los fondos disponibles por la compañía; dependiendo de esta decisión los beneficios futuros y la evolución posterior de la compañía. Esta tarea está íntimamente relacionada con la expuesta a continuación, puesto que la decisión de invertir en un posible negocio presupone la necesidad de financiarse y el coste de ésta última afecta a dicha decisión. En cuanto a la consecución de los fondos necesarios, deberá elegir entre las diversas fuentes financieras a las que la empresa pueda acceder. Éstas, pueden clasificarse en: internas y externas, siendo las primeras, las provenientes de la propia empresa a través de la retención e inversión de parte de los beneficios en los propios negocios de la compañía; mientras que las fuentes de recursos externas incluyen tanto a los propietarios de la empresa como a personas e instituciones ajenas a la misma. Todas estas fuentes financieras tienen unas ciertas características comunes como son: el coste, el vencimiento, la disponibilidad, los gravámenes sobre los activos y otras condiciones impuestas por los proveedores de capital. El gerente financiero deberá determinar la mejor "mezcla" de fondos para la empresa de acuerdo con el análisis de las características mencionadas. Además, no hay que olvidar otras dos actividades importantes como son, por un lado, la coordinación y el control que debe de ejercer con el resto de los directivos de las áreas no financieras de la empresa de cara a lograr el objetivo común; y, por otra parte, debe cuidar al máximo la relación con el mercado financiero que es el que le va a suministrar los recursos financieros necesarios para llevar a cabo los proyectos de inversión de la empresa y, por dicha razón, someterá a una estrecha vigilancia a la compañía y a sus directivos.

Valor y uso de la información financiera para una gestión eficiente

La información es un bien poco frecuente. En mercados financieros, tener la información correcta puede significar tener millones, opero sólo si otros inversores no tienen la misma información al mismo tiempo. En cuanto la información financiera se filtra viaja instantáneamente a través de vías electrónicas desde Nueva York a Brúcelas por ejemplo, y de allí a Bombay o a todos los mercados financieros.

Las empresas emplean una gran porción de su tiempo y de su dinero suministrando información a los inversores. De no ser así, la desconfianza de los inversores aumentaría; tendrían que recopilar la información ellos mismos y no estaría dispuestos a pagar tanto por las acciones que compraran. Hablar es fácil, pero; ¿Deben los inversores confiar en la información suministrada por al empresas?. A veces esta información está certificada por una compañía de auditoría o por bancos inversores, dando con su reputación un respaldo al informe de la empresa. A veces los directivos lanzan un mensaje de confianza "invirtiendo su dinero e lo que están diciendo". Por ejemplo, será más fácil conseguir dinero para un nuevo negocio si puedes demostrar al banco que estás invirtiendo gran parte de tu propia riqueza en el mismo.

Muchas decisiones financieras llevan consigo una importancia adicional porque son señales de información para los inversores. Por ejemplo, la decisión de reducir los dividendos pagados a los accionistas generalmente indica que la empresa tiene problemas. Puede que baje el precio de las acciones de forma pronunciada cuando e anuncie la disminución del reparto de dividendos, no por la disminución en sí, sino porque esto conlleva malas expectativas de futuro.

Como sucede en todas las áreas del quehacer humano donde se requiere juicio, el éxito en la gestión financiera precisa un equilibrio delicado de varios factores; no existen reglas o procedimientos bien definidos que garanticen el éxito o que señalen de manera infalible la única decisión correcta. Sin embargo, es posible cuando menos describir el objetivo general que deben tener en la mira los ejecutivos financieros de las empresas: la maximización de la ganancias por acción ordinaria sujeta a las consideraciones de riesgo comercial y financiero, plazo de las ganancias e impacto sobre las políticas de dividendos, consideraciones estas a cuyo conocimiento no se llega con la oportunidad y en la medida necesaria sin un buen sistema de información de los mercados financieros.

Papel del ingeniero industrial en el área financiera de una empresa

Las funciones del Ingeniero Industrial de la empresa, siempre repercuten en la forma como esta se desempeña, es decir, atendiendo al objetivo de éstos dentro de su puesto de trabajo, los procesos se optimizan y con ellos la producción de un bien o generación de un servicio el cual constituye la fuente de ingresos a la empresa, cuya producción es la razón de ser de la misma. Habiéndose logrado esto, la empresa logra una diferenciación en el mercado con sus productos o una supremacía en costos ( producción de un determinado bien a un costo más bajo que aquel en el que incurren las demás empresas que también lo ofrecen en el mercado) con lo cual la empresa logra aumentar los niveles de venta y experimenta un crecimiento en la tasa de ventas del producto, esto, demanda por parte de los ejecutivos financieros una acción que permita aprovechar esta oportunidad de expansión y tomar una decisión acertada de inversión.

Si los procesos se optimizan mejor será el desempeño de la empresa, ésta se hará más competitiva en el mercado en el cual actúa y ganará un mayor atractivo entre los inversionistas. Con lo cual se producirá un aumento en el precio de las acciones, es decir se logra el objetivo de la Administración financiera, que es el de maximizar el valor de la empresa. Al maximizarse el valor de la empresa se abre la posibilidad de ampliar la línea de productos ofrecidos por la misma o de trabajar en proyectos que resultan atractivos para ganar mayor participación determinados mercados a través bien sea de nuevos productos o de mejoras en uno ya existente, esto por supuesto, requiere de nuevas tecnologías y de implementación de un proceso optimo que concerté con esta tecnología en beneficio del aprovechamiento de la oportunidad, entonces, se abre de nuevo un campo para la acción del Ingeniero Industrial, con lo que el ciclo se repite.

Por otro lado, el Ingeniero Industrial es una figura idónea, dado sus conocimientos (los cuales le confieren la capacidad básica como mínimo), para diseñar y controlar un sistema de información financiera en una empresa, con el apoyo de las unidades administrativas necesarias.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Finanzas

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.