Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Visión martiana sobre la república democrática, moral y ciudadana (Cuba)




  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Conclusiones
  4. Referencias bibliográficas

Resumen

El proyecto de Martí, de una República democrática, moral y ciudadana, basada en la justicia social, en la igualdad, de carácter antiimperialista la diseñó sobre la base de la identidad nacional y latinoamericana teniendo presente los componentes económicos, sociales, políticos, étnicos, históricos culturales, religiosos y otros de la nación cubana. Esa República ha sido realidad a partir del 1 de enero de 1959 y se encuentra en un proceso de perfeccionamiento e institucionalización a partir de los Lineamientos y Objetivos aprobados por el Partido Comunista de Cuba en el VI Congreso y la 1era Conferencia Nacional. El trabajo recoge, en síntesis, aspectos medulares planteados por Martí sobre la República y las transformaciones que se llevan a cabo para lograr una sociedad más democrática, más justa y socialista.

Introducción

En el desarrollo de la historia patria han existido sinsabores que han defraudado el pensamiento más avanzado y los intereses de las grandes masas, entre ellos, la república deformada y dependiente del imperialismo norteamericano, nacida en 1902 después de haber luchado nuestro pueblo durante treinta años contra España en una guerra de desgaste y muerte, el proyecto mariano de una república democrática, nacional y antiimperialista solo quedó como sueño irrealizable durante la neocolonia. El plattismo impuesto a la naciente república ataba de pies y manos al país y sobre a todo los intereses populares, al respecto Raúl Roa expresó: "No hemos podido los cubanos conmemorar, jubilosamente, el centenario de José Martí. La república existe hoy, solo, en la nomenclatura convencional de un régimen que derribó sus instituciones y señorea por la fuerza, que "es solo justa para hacer el bien". No se manda en ella por encargo del pueblo; se manda en ella" como se manda un campamento". Y es nula merced" el derecho que tiene todo hombre a pesar y hablar sin hipocresía"; y ha dejado de ser "la ley primera y fundamental el culto a la dignidad plena del hombre"(…) Su obra ingente – sueño de carne las vigilias genésicas del destierro – ha sido pisoteada, escarnecida y profanada por la ambición personal y el apetito de fusta. No se concibe mayor afrenta a los que forjaron la patria y cayeron por la república." (1)

La república de Cuba ha sido negación radical de lo que quiso que fuera, pero para impedir que continuara siendo la perpetuación en formas nuevas, más aparentes que esenciales el espíritu autoritario y de composición burocrática de la colonia y para coronar la revolución iniciada en la manigua, el pueblo cubano llevó a cabo la revolución en la década del treinta que tuvo su continuación en la etapa del cincuenta.

El proyecto de Martí de una república democrática, moral y ciudadana basada en la justicia social, en la igualdad, de carácter antiimperialista la diseñó sobre la base de la identidad nacional y latinoamericana teniendo presente los componentes económicos, sociales, políticos, étnicos, históricos-culturales, religiosos y otros de la nación cubana. Los sueños de Martí de una república con todos y para el bien de todos se hicieron realidad en el amanecer luminoso del Primero de Enero de 1959 cuando se produce el triunfo definitivo de nuestro pueblo, al lograr la independencia por la que tanto lucharon nuestros mambises, obreros y demás sectores de la sociedad durante la colonia y la república.

Entre las ideas centrales presentes en la obra martiana con relación a la futura república moral que aspiraba, encontramos:

. El establecimiento de una organización política acorde con la realidad nacional, libre de todo tipo de copia al estilo europeo o norteamericano.

. Un sistema de gobierno colectivo en todos los niveles, de profundo contenido popular, democrático, en el que estuvieran presentes todos los sectores y clases de la sociedad.

. Búsqueda de una correlación de las fuerzas políticas entre las clases sociales existentes, garantizando los derechos políticos y sociales de los distintos grupos étnicos y nacionales en el que se incluiría al español radicado en el país.

. La creación de una república libre y soberana que se integraría a las naciones de nuestra América y el Caribe.

. La república se forjaría sobre la base de los valores éticos alcanzados durante las guerras independentistas, en el fragor de la lucha, que concluiría con el establecimiento de la nacionalidad cubana, libre de valores mercantilistas que caracterizan la sociedad capitalista.

Martí se opuso a todo tipo de copia, en su ensayo Nuestra América expresa ideas acerca de la república, sobre ello significa:

"(…) el buen gobernante en América no es el que sabe cómo se gobierna en alemán o en francés, sino el que sabe con qué elementos está hecho un país, y cómo puede ir guiándolos en junto, hasta llegar, por métodos e instituciones nacidas en el país mismo, a aquel estado apetecible donde cada hombre se conoce y ejerce, y disfrutan todos de la abundancia que la naturaleza puso para todos en el pueblo que fecundan con su trabajo y defienden con sus vidas. El gobierno ha de nacer del país. La forma de gobierno ha de avenirse a la constitución propia del país. El gobierno no es más que el equilibrio de los elementos naturales del país."

Más adelante agrega:

"Conocer el país y gobernarlo conforme al conocimiento, es el único modo de librarlo de las tiranías (...) Los políticos nacionales han de reemplazar a los políticos exóticos. Injértese en nuestras repúblicas el mundo, pero el tronco ha de ser el de nuestra república." (2)

En otro momento destaca:

" El gobierno es un encargo popular: dado al pueblo; a su satisfacción debe ejercerse; debe consultarse su voluntad según sus aspiraciones, oír su voz necesitada, no volver nunca el poder recibido contra las confiadas manos que nos los dieron, y que son únicas dueñas suyas"(3)

Martí al valorar el equilibrio de los elementos naturales del país en el gobierno, expresa el advenimiento de un hombre natural, nacido del pueblo que sería el oponente de los políticos exóticos, artificiales, que tendría la responsabilidad de velar por los intereses de la nación, en esta república estaría presente el campesino, la clase obrera, el negro, el español y la burguesía media.

Admiró Martí las páginas escritas en Guáimaro en las que se discutió el futuro de la Revolución iniciada el Diez de Octubre de 1968, sobre este acontecimiento destacó:

"(…) se componía el alma nacional y entraba la revolución en la república" (4)

El 10 de abril se constituye el Partido Revolucionario Cubano y en el periódico Patria ese día del año 1892, escribiría refiriéndose a la República en Armas y a la primera constitución mambisa.

"Una república justa con toda la vida dentro, sin exageración de un solo derecho, y sin olvido de ninguno. La revolución que proclamaron en la constitución del 10 de abril nuestros padres." · (5)

En el Manifiesto de Montecristi, programa de la nueva contienda insurrecional deja plasmado el gobierno que de forma viable conduciría la nueva contienda, en él se señala en uno de sus párrafos:

" (..) desde la raíz se ha de constituir la Patria con formas viables, y de sí propia nacidas, de modo que un gobierno sin realidad ni sanción no la conduzca a las parcialidades o a la tiranía" (6)

En la Asamblea de Jimaguayú, después de los profundos debates realizados por los representantes de las diferentes regiones en armas, estuvo presente el proyecto martiano de la república, al triunfar la postura democrática, el gobierno estructurado fue sencillo, ágil, civil, se estableció un equilibrio entre el poder civil y el militar, quedando para este último flexibilidad en los asuntos militares.

Martí no dejó elaborado un proyecto escrito de la república democrática, moral y ciudadana que aspiraba a establecer una vez vencido al colonialismo español, pero si dejó definido en los cuadernos de apuntes los elementos esenciales que apartaban el gobierno de la nueva república de modelos clásicos capitalistas, incluyendo los ya establecidos en los países latinoamericanos fruto de su independencia en la primera mitad del siglo XIX; entre las cuestiones fundamentales se destacan:

"Ha de tenderse a una forma de gobierno, en que estén representadas todas las diversidades de opinión del país en la misma relación en que están sus votos. Un Consejo de Gobierno que elige cada año. Su presidente de su seno.

El congreso: electo cada cuatro años.

Que el pueblo elija a los gobernadores, el Consejo de Gobierno responderá al no de votos-De siete, por ejemplo, los siete que relativamente obtengan más votos-

Que cada opinión esté representada en el gobierno.

Que la minoría estará siempre con la minoría:¡ como debe estar, puesto que es la minoría !(7)

El 22 febrero de 1882 expresó:

"En una nación parlamentaria, es necesario que el parlamento sea copia legitima del pueblo que lo eligió, y si no lo es, ha de tenderse a que lo sea (…) (8)

Esta importante reflexión martiana tiene una gran significación a partir del momento que todo parlamento elegido debe expresar los intereses de las masas, de la mayoría de la nación, poner todo su esfuerzo en función del desarrollo, del bienestar de la sociedad, de no ser así traiciona a los que los eligieron convirtiéndose en una fuerza de choque al progreso, a los cambios que necesita el país para lograr la verdadera independencia y el decoro de todos los hombres de bien.

Sobre el decoro significa: " (…) el respeto al decoro del hombre, nervio del combate y cimiento de la República (…) ordenar la revolución del decoro, el sacrificio y la cultura que (de) modo que no quede decoro de un solo hombre lastimado, ni el sacrificio parezca inútil a un solo cubano, ni la revolución inferior a la cultura del país "(9)

Con ello quedaba bien definido en su ideal que no podía humillarse ni ultrajarse a ningún hombre ni siquiera enemigo en la República, todos los seres humanos merecen respeto y atención aunque sea el más humilde de los ciudadanos.

En su monumental discurso "Con todos y para el bien de todos" pronunciado en Tampa el 26 de noviembre de 1891, Martí expresa la necesidad de adecuar los medios con los fines y el basamento moral de la República de ahí que señalará:

"O la República tiene por base el carácter entero de cada uno de sus hijos, el hábito de trabajar con sus manos y pensar por sí propio, el ejercicio íntegro de sí y el respeto, como de honor de familia, al ejercicio íntegro de los demás; la posición, en .fin, por el decoro del hombre o la república no vale una lágrima de nuestras mujeres ni una sola gota de sangre de nuestros bravos" (10)

La concepción martiana de la dignidad plena del hombre expresada en este discurso, abarcaba no solo reformas políticas o morales, sino que tenía que estar presente en todas las relaciones de la sociedad, bajo los principios de igualdad y fraternidad enarbolados en la manigua, aspiraba sustituir los valores mercantilistas burgueses presentes en la época por los valores solidarios e igualitarios. Previendo el enfrentamiento de hombres ambiciosos de poder, Martí no acepta que la república se convierta "(…) en foro de leguleyos ineptos o en hato de generales celosos" (11), sin embargo la República frustrada condujo precisamente a la lucha entre generales y doctores defraudando los ideales patrióticos e independentistas

La república democrática, moral y ciudadana martiana, Con todos y para el bien de todos, solo comienza a ser realidad el Primero de Enero de 1959, después de 91 años de lucha por la independencia; se logra al fin una auténtica democracia real y la justicia social por lo que tanto lucharon las diferentes clases y sectores humildes de Cuba. La dignidad, y el decoro, la igualdad y la fraternidad representan el núcleo social del nuevo humanismo nacido con la Revolución, el respeto a los ciudadanos y las facilidades para su incorporación a la vida social, así como su desarrollo espiritual y cultural son los fundamentos básicos que han garantizado la marcha ascendente del proceso revolucionario actual.

La conquista más importante de la Revolución lo constituyó la toma del poder político sin el cual era imposible llevar a efecto las profundas transformaciones, el sistema político cubano no fue copia de ningún país, tiene raíces propias, no es importado, se corresponde con el devenir de la evolución histórica del proceso político de la nación cubana, ha atravesado en lo fundamental por cuatro etapas en su desarrollo de perfeccionamiento y consolidación del poder del pueblo siempre bajo la amenaza de Estados Unidos y secuaces de destruir la revolución; la primera etapa constituyó una etapa de tránsito de la etapa democrática popular a socialista, el estado asumió la fusión de las funciones ejecutivas, legislativas y administrativas a través del Consejo de Ministros, fue necesario un gobierno centralizado. A partir de 1976 se inicia un profundo proceso de institucionalización del país con el establecimiento de los órganos del Poder Popular que fue introduciendo cambios en el estilo de trabajo y en el perfeccionando sus estructuras. El proceso de institucionalización que exigía las nuevas condiciones históricas a partir del poder en manos de las grandes masas y la democratización de que se iniciaba en el país tenía que ser ágil, operativo, capaz de realizar con rapidez y eficacia las transformaciones revolucionarias que debían de producirse. La revolución cubana fue creando su institucionalidad tanto política como civil a partir de de la asunción misma de la victoria como hecho legítimo y legitimador a la vez, como corresponde a toda revolución auténtica, las dinámicas de discontinuidad y continuidad entre la nueva legitimidad y la vieja se vincularon también a un ordenamiento, a un cambio de correlaciones en la estructura de la sociedad.

Los cambios en la legitimidad se manifestaron en primer término en la socialización de la participación en la defensa del nuevo sistema, la creación de la milicia popular, los cambios en el movimiento sindical ajustados a un sistema político unificador, el proceso de movilidad de las mujeres dentro de los cambios sociales. La movilización de las masas se manifestó desde muy temprano como un indicador de integración revolucionaria de la población, dada no solo a partir de las organizaciones políticas, si no también sociales.

La institucionalización se manifiesta como un proceso de transformación revolucionaria del sistema político de la sociedad, mediante la creación y el perfeccionamiento de las instituciones políticas, estatales, jurídicas, sociales y de masas, que aseguran la participación consciente y activa de los ciudadanos en la vida política, económica y social del país. La institucionalización de la revolución cubana ha sido el resultado del desarrollo del proceso revolucionario desde el 1 de enero de 1959 hasta la actualidad, caracterizado por una verdadera democracia, cuya existencia a estado determinada en todo momento por la posibilidad real de participación del pueblo en el gobierno y la dirección de la sociedad.

Todas las etapas anteriores al triunfo de la revolución, primero la colonial, después del estado neocolonial o semiindependiente, reflejaron la existencia de una institucionalización formal, cuestionable y viciada que respondía a los intereses de la clase dominante.

El proceso de lucha revolucionaria hasta su triunfo definitivo estuvo fundamentado en la lucha por la conquista de una verdadera institucionalización para el país, que estuviera en la participación real y efectiva del pueblo en los asuntos del estado. La estructura estatal adoptada respondió plenamente a esos fines, surge la legalidad socialista.

Desde los primeros días del triunfo revolucionario junto con el proceso de institucionalización que se venía produciendo se lleva a cabo un proceso de integración de las tres fuerzas revolucionarias que llevaron a cabo la lucha por la toma del poder político: El Movimiento 26 De Julio, El Partido Socialista Popular y el Directorio Revolucionario 13 de Marzo, que concluye con la creación de las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI), que darían paso a la creación del Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba (PURSC) en mayo de 1963, eso significó un salto cualitativo en el proceso de organización política de la sociedad cubana.

Un elemento esencial en todo este proceso lo representó la unidad del pueblo, la integración de las diferentes fuerzas políticas hasta la creación de un Partido único, el Partido Comunista de Cuba continuación del Partido Revolucionario fundado por Martí para realizar la guerra necesaria.

En el documento aprobado en el V congreso del PCC: El Partido de la unidad, la democracia y los derechos humanos que defendemos se significa:

"El pueblo cubano decidió tener un Partido único precisamente para alcanzar la unidad nacional revolucionaria, sin la cual le sería imposible defender su patria libre, democrática y socialista.

El PCC perdurará, se fortalece y crece, aún en la adversidad de estos años, porque el pueblo cubano quiere. Es la conciencia vigilante y la columna vertebral de la resistencia de la nación cubana" (12)

A fines de 1976 con la constitución de la Asamblea de Poder Popular en las instancias de municipio, provincia y nación, culminó el proceso en que las instituciones provisionales fueron definitivamente sustituidas por los nuevos órganos encargados de consolidar el proceso de institucionalización del país.

En el proceso de institucionalización de la Revolución ha ocupado un lugar fundamental la participación democrática del pueblo en los asuntos de la sociedad y el estado. Las organizaciones creadas se convierten en correas trasmisoras entre el Partido y las masas, su apoyo incondicional a las múltiples tareas planteadas han favorecido en todos estos años la consolidación del proceso revolucionario.

El mundo capitalista actual vive una profunda crisis estructural que afecta no solo la esfera económica, sino además toda la superestructura política, social, cultural, ideológica, en valores, como es lógico, se refleja y afecta a los países en desarrollo, así como una política guerrista de dominio sobre los pueblos en que sus designios son ley, quieren gobernar un mundo ingobernable, Cuba en medio de esta crisis se ha planteado, a partir de los lineamientos y objetivos aprobados en el VI Congreso y en la Primera Conferencia Nacional del Partido, actualizar su modelo económico, perfeccionar el sistema político conformando una sociedad más democrática, participativa, libre de dogmas, prejuicios, esquemas , discriminación de género, de falsa unanimidad, de doble moral que supere el formalismo, la burocracia y las actitudes oportunistas y arribistas de determinados cuadros en cualquier nivel, así como la aplicación de la ley sin contemplación, al enfrentamiento a las ilegalidades, el robo, el fraude; en fin, un proceso de institucionalización que de respuestas a las transformaciones planteadas y que el socialismo siga el rumbo trazado.

Estos cambios están enmarcados en el pensamiento martiano y el marxismo-leninismo y en todo el pensamiento revolucionario más valioso de avanzada de toda una serie de personalidades que realizaron aportes significativos a la teoría de la revolución atendiendo a nuestras condiciones históricas concretas y que hoy constituyen la ideología de la revolución cubana, todos estos cambios implican un gran reto pero ante todo un cambio de mentalidad de los dirigentes y el pueblo por todos estos años vividos y por los errores cometidos que no deben ser una vergüenza ya que de ellos se aprende y se extraen enseñanzas, hay que corregirlos a tiempo y avanzar, Fidel en la clausura del Tercer Congreso de los CDR el 28 de septiembre de 1968 significó:

"La lucha contra las tendencias negativas y la lucha contra los errores cometidos continuarán indefectiblemente, porque tenemos el deber sagrado de perfeccionar todo lo que hacemos, perfeccionar la Revolución, tenemos el deber sagrado de no estar satisfechos jamás, ni siquiera cuando creamos que estamos haciendo las cosas bien hechas, mucho menos vamos a estar satisfechos cuando sabemos que no están haciéndose todas las cosas lo bien hechas que tienen que hacerse" (13)

Independientemente de la obra de la Revolución en todas las esferas y los logros alcanzados, se exigen disciplina, constancia y sobre todo conciencia en todos los niveles estructurales de la nación, búsqueda del apoyo de las masas, que los cuadros ocupen y exijan por lograr la perfección de lo que le toca siempre sobre el principio de que la república socialista que vivimos es de todos.

Raúl en la clausura de la Primera Conferencia Nacional del Partido destacó:

"Se impone trabajar y perseverar con orden, disciplina y exigencias por hacer realidad los Lineamientos de la Política Económica y Social, igual que los objetivos aprobados en este evento, dejar atrás el lastre de la vieja mentalidad y forjar con intencionalidad transformadora y mucha sensibilidad política la visión hacia el presente y el futuro de la Patria, sin abandonar, ni por un instante, el legado martiano y la doctrina del marxismo-leninismo que constituyen el principal fundamento ideológico de nuestro proceso revolucionario."(14)

La actualización y perfeccionamiento del modelo económico cubano está dirigido a preservar y desarrollar de forma estable y permanente el socialismo en Cuba como sistema político aprobado por la mayoría del pueblo, a consolidar las relaciones de producción socialistas libre de todo tipo de explotación; en fin, consolidar la base técnico material que garantice la satisfacción de las necesidades materiales y espirituales de la sociedad, además de ratificar una serie de principios de la economía socialista vinculado con la planificación, la eficiencia, la productividad, el amor al trabajo como fuente del desarrollo, el control, el ahorro, el cumplimiento del principio económico de distribución socialista: de cada cual según su capacidad a cada cual según su trabajo y el proceso de integración con las diferentes regiones del mundo y sobre todo con los países latinoamericanos y caribeños.

En la Primera Conferencia Nacional del Partido se valora que como resultado del proceso de perfeccionamiento institucional que lleva a la reducción de organismos que permitan contar al país con estructuras más integradas, funcionales, más racionales. Se destaca el surgimiento del Ministerio de Energía y Minas y el de Industria al fusionarse varios ministerios, se continúa el proceso de perfeccionamiento del MES, se crea AZCUBA entre otros, las experiencias de las Provincias de Mayabeque y Artemisa en la integración de las diferentes instituciones han dado resultados favorables en este proceso de institucionalización que se aspira para el país.

Un objetivo significativo aprobado en la Conferencia Nacional del PCC dirigido a cambios paulatinos de los cuadros de dirección a todos los niveles es el tiempo de mandato que permite profundizar en el proceso de democratización y en una renovación necesaria, generacional que permita perfeccionar nuestro sistema político e institucional y evitar el acomodamiento de muchos cuadros y actitudes negativas que puedan incidir en la eficiencia y ejemplaridad de los cuadros.

El objetivo 76 lo define en los siguientes términos: Proyectar la renovación paulatina en los cargos de dirección y definir los límites de permanencia por tiempo y edades, según las funciones y complejidades de cada responsabilidad. Limitar a un máximo de dos periodos consecutivos de 5 años, el desempeño de los cargos políticos y estatales fundamentales.

En el proceso de cambio institucional se hace necesario que los principales cargos de dirección en el Consejo de Estado y de Ministros no recaigan en las mismas cuadros atendiendo a las funciones que corresponden a estos organismos institucionales en el gobierno de la nación ello implica un cambio en la Constitución. Por otra parte no debe caer en estas mismas figuras los cargos máximos del Partido atendiendo a la función de orientación, fiscalización y control del trabajo político ideológico que corresponde.

El modelo ratifica el papel predominante de la empresa estatal socialista sobre los principales medios de producción que definen en lo esencial el desarrollo económico del país; la ampliación de la inversión extranjera; el perfeccionamiento del sistema cooperativo, no solo en la esfera agropecuaria, sino además en los servicios; la entrega de la tierra en usufructo; la ampliación del trabajo por cuenta propia como alternativa de trabajo no estatal; la venta directa de los campesinos a cadenas del turismo de productos agropecuarios; el establecimiento de un sistema tributario que realiza contribuciones para el desarrollo de la diferentes esferas, entre ellas de gran incidencia en la población como son la salud, educación, la cultura , la educación física, la seguridad social y que le permite al Estado obrar en función del desarrollo de nuestro sistema económico, político y social. El sistema ha ido flexibilizando cuestiones medulares solicitadas por los cubanos en relación a la propiedad que han causado un impacto positivo y que ha sido bien recibido a favor de los intereses sociales.

La superestructura política ha ido perfeccionando sus estructuras que ha facilitado ser más ágil los mecanismos estatales, las relaciones estado-ciudadano han ocupado un lugar trascendental en la democratización de la nación.

La Revolución enfrenta nuevos y descomunales retos, solo nosotros podemos evitar su destrucción, el perfeccionamiento de la sociedad socialista depende de lo que seamos capaces con la unidad y conciencia de todos los cubanos para que no desaparezca la república soñada por Martí y de los que dieron lo mejor de sí con todos y para el bien de todos.

Conclusiones

1- La república moral que aspiraba crear Martí, una vez obtenido el triunfo contra el colonialismo español, representó las ideas más avanzadas de república democrática de su época, alejado del modelo clásico liberal burgués, en el que estaban expresados los intereses de las grandes masas populares y de aquellos sectores de la pequeña y mediana burguesía criolla, que tuvo una activa participación en la lucha por la liberación nacional.

2- La república se constituiría sobre la base de los valores éticos forjados durante las guerras de independentistas, basado en el amor a la patria, la igualdad de todos los hombres, la solidaridad , la fraternidad, la dignidad y el decoro de los cubanos, así como la pertenencia a una América Latina unida.

3·- La república soñada por Martí, hoy es realidad, sobre la base de profundos principios éticos, humanistas, democráticos, económicos jurídicos, religiosos, bajo la guía del Partido y del Estado socialista.

4- La aplicación consecuente y firme de los lineamientos de la política económica y social y los objetivos aprobados en el VI Congreso y en la Primera Conferencia Nacional del Partido Comunista de Cuba, constituyen en los momentos actuales la base y guía para el perfeccionamiento de nuestra Revolución y lograr avanzar hacia una sociedad más democrática, humana y justa con el concurso de todos y para el bien de todos los que deseen participar en la construcción del socialismo en nuestro país.

5- El proceso de institucionalización iniciado a partir del 1 de enero de 1959 hasta la actualidad, se ha caracterizado por la creación y perfeccionamiento de las instituciones políticas, jurídicas, sociales y de masas, las que han asegurado la activa participación consciente de los ciudadanos en la dirección de todas las esferas del desarrollo de la sociedad demostrando el carácter auténticamente democrático de nuestra Revolución Socialista.

Referencias bibliográficas

  • 1- Fresneda Camacho, Edel José. Raúl Roa: Homenaje en sus textos de fuego II p.453 y 454. La Habana. Imagen contemporánea 2007.

2 - Martí Pérez, José. Obras Completas Tomo VI p. 17 La Habana: Ed. Ciencias Sociales 1975.

3 - Ibídem p. 18 Tomo VI3

4 - Ibídem Tomo VI p 264

5 - Ibídem Tomo XXVIII p.301

6 - Ibídem Tomo IV p.99

7 - Ibídem Tomo VI p.209

8 - Ibídem Tomo XIV p.364

9 - Ibídem Tomo IV p.100

10 - Ibídem Tomo IV p. 210

11 - Ibídem Tomo IV p. 212

12 - MINED Selección de Cultura Política. La Habana: Ed. Pueblo y Educación . . P. 163-168

13 - PCC Documentos VI Congreso y Primera Conferencia Nacional del PCC P.9

14- PCC Documentos VI Congreso y Primera Conferencia Nacional del PCC P1

Bibliografía:

1-Castro Ruz, Fidel: Ideología, conciencia y trabajo político 1959-1986. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de la Habana 1991 Capítulo VI p 392-400

2-------------------------Discurso en la Dirección Nacional del PURS 22 de febrero de 1963 Edición COR Ciudad de la Habana abril de 1963 número 12

3-------------------------: Discurso en el XXI Aniversario de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes 26 de julio de 1974 Matanzas Ed. ORBE Instituto Cubano del libro, La Habana 1974

4--------------------------Un grano de maíz. Oficina de publicaciones del Consejo de Estado. La Habana, 1992 capitulo 6 p. 107-134

5-Castro Ruz; Raúl: Discurso en la clausura del Seminario al delegado del Poder Popular, el 22 de agosto de 1974, en Matanzas. Editorial ORBE, Instituto Cubano del Libro, La Habana, 1974 p 49

6------------------------ Discurso por el XXI Aniversario de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en Matanzas, el 26 de julio de 1974, Ediciones OR, La Habana 1974, p 14

7-------------------------Discurso el 22 de febrero de 1963 en la Dirección Nacional del PURS. Edición de la COR, La Habana, abril de 1093 número 12

8------------------------- Discurso por el XXI Aniversario de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en Matanzas, el 26 de julio de 1974, Ediciones OR, La Habana 1974, p 14

9--------------------------: Discurso en la I Conferencia Nacional del PCC En Granma.

La Habana, 30 de enero de 2012.

10------------------------: Discurso en la clausura del Seminario a los delegados del Poder Popular 22 de agosto de 1974, en Matanzas. Editorial ORBE Instituto Cubano del libro, La Habana 1974

11-----------------------: Discurso en la clausura del IX Período Ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular 23 de julio de 2012. La Habana. Periódico Granma 24 de julio de 2012

12----------------------- Discurso en la I Conferencia Nacional del PCC En Granma.

La Habana, 30 de enero de 2012.

13-----------------------: Discurso en la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular 7 de julio de 2013. La Habana. Periódico Granma 8 de julio de 2013

14----------------------: Discurso en la clausura del Segundo Periodo Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la ANPP 21 de diciembre de 2013. La Habana. Periódico Granma 23 diciembre de 2013

15-COMPENDIO. Documentos del PCC. Objetivos y Lineamientos [La Habana]: abril de 2012.

16-FRESNEDA C, EDEL J. Compilación. Raúl Roa: homenaje en sus textos de fuego. T.II. La Habana: Ed. Imagen contemporánea.

17-Fernández Rubio, Legra. El proceso de institucionalización de la Revolución cubana Ed. Ciencias Sociales La Habana 1998

18-LIMIA DAVID, MIGUEL: La ideología de la revolución cubana / Miguel Limia David

En Revista Cubana de Ciencias Sociales (La Habana). Año 2 Nro. 35 julio

Septiembre 1994.

19-MACHADO RODRIGUEZ, DARIO: Cuba: ideología revolucionaria. La Habana: Ed.

Política, 2000.

20-MARTI PÉREZ, JOSÉ Obras Completas, 27 Tomos. La Habana: Ed Ciencias

Sociales, 1975.

------------------------ Discurso de conmemoración del 10 de Octubre. OC. T-4. P215-226.

21------------------------ Vindicación de Cuba. OC. T6. P236-241.

22------------------------ Nuestra América. OC. T-6. P15-23.

23------------------------ Discurso con todos, y para el bien de todos. OC. T-4. P269-279.

24----------------------- Discurso los pinos nuevos. OC. T-4. P283-286.

25----------------------- Bases y Estatutos del PRC. OC.T-1. P279-284.

26----------------------- Nuestras ideas. OC.T-1. P315-322.

-27---------------------- Manifiesto de Montecristo. OC. T4. P93-101.

28-MINED: Selección de Lecturas de Cultura Política. Segunda Parte. La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2002.

 

Autores :

MsC. José Antonio Cuan Rodríguez.

Msc. Eida Nikita García Real .

Institución: UCLV Martha Abreu", Santa Clara Villa Clara.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.