Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Amar y ser amado es una posibilidad concreta - educación para la vida




  1. Conceptos básicos
  2. Estructura general del proyecto
  3. Afectividad humana: El arte de amar y ser amado
  4. Aspectos materiales y mentales: la gran utopía
  5. Desarrollo espiritual
  • 7La religión crística
  • Conceptos básicos

    Las Universidades públicas y privadas, los centros de investigación científica, así como las empresas consultoras, en su amplia mayoría, forman líderes con conocimientos técnico-científicos profundos.

    La pregunta básica, sin embargo, es: Líderes ¿Para qué? ¿Para ocuparse apenas de los lucros del sistema económico? ¿O también, y sobre todo, para la Vida?

    En una Facultad de Administración, por ejemplo, el alumno cursa disciplinas relativas a las teorías que fundamentan esa actividad, otras materias se refieren a áreas básicas tales como Estadística, Informática, Metodología de Investigación Científica o Elaboración de Proyectos, y finalmente aquellas relacionadas con su aplicación profesional, tales como Recursos Humanos, Marketing, Finanzas o Producción. Lo mismo ocurre con cualquier otro Curso universitario.

    Todo esto es necesario. Pero el enfoque subyacente de esta formación está, muchas veces, peligrosamente orientado apenas para "el mercado": ¿Cómo lucrar más? (independiente de los medios utilizados), parece ser el grande (y el único) objetivo.

    Precisamos, es claro, tener profesionales competentes para insertarse en la sociedad actual y posibilitar su sobrevivencia y su prosperidad, así como su sustentabilidad. Sin embargo, la gran preocupación que actualmente se presenta como casi exclusiva es: ¿cómo hacer? Ella precisa ser ampliada para: ¿por qué hacer?, ¿para qué hacer?, ¿para quién hacer?

    Un nuevo ingrediente debe entrar en juego: la vida humana. ¿Para qué vivimos? ¿Apenas para ser engranajes de un sistema y así poder zambullir en el carrusel de un consumismo enfermizo que hoy nos asfixia? ¿O la misión del ser humano será más rica y amplia? Por ejemplo: desarrollar nuestras potencialidades internas, para hacer de la actual, una sociedad mejor.

    ¿Cuáles son los ideales que pasaremos para las futuras generaciones? ¿O elegiremos contribuir con nuestro grano de arena, para producir más generaciones fracasadas?

    ¿Y lo que sería un Agente de Desarrollo Humano? Sería un ciudadano que hubiese recibido formación suficiente para comprender que el mundo exterior puede ser cambiado a favor del ser humano, si descubrimos primero la riqueza de nuestro mundo interior, para después hacer la síntesis entre ambos, a través de un Proyecto de Vida Personal, que sea, simultáneamente, bueno para cada uno de nosotros y bueno para la sociedad.

    Precisamos profesores, investigadores, profesionales de todas las áreas, líderes comunitarios y sindicales, estudiantes y personas en general, dispuestos para transformarse en multiplicadores de esta idea.

    La sociedad humana ya atravesó la penosa fase de la sensibilización y está entrando de lleno en la de concientización. Es ahora necesario dar el salto cualitativo: actuar. Pero precisamos actuar, no apenas re arreglando el mundo exterior y dejando el mundo interior como está. La historia humana, especialmente del Siglo XX y ahora del XXI, mostró que esto no resuelve la problemática básica de la Humanidad: comprender cuál es nuestra misión cósmica y cumplirla.

    Hasta ahora, generalmente creímos que cambiando por la fuerza (o por la ley), las instituciones políticas, sociales y económicas, se podría traer la felicidad para los pueblos.

    Sin embargo, las dolorosas experiencias de guerras inútiles y revoluciones fracasadas, muestran claramente que no podemos trabajar, apenas con el cuerpo y la mente y sí que debemos colocar en juego el corazón y el alma.

    Este el significado de "Educación para la Vida", la que entendemos como el principal desafío que deben asumir todas las personas y las organizaciones en cumplimiento del galardón de la Responsabilidad Social Auténtica. Los principales objetivos de esa Educación, podrían ser así descritos:

    • Objetivo general. Formar una masa crítica suficiente de personas en la sociedad, interesadas en desarrollar su concientización integral, así como capacitados para instrumentar las acciones correspondientes, en procura del rescate de los auténticos valores humanos.

    • Objetivos específicos.

    a) Contribuir para la preparación de ciudadanos que tengan capacidad de percepción suficiente como para analizar con discernimiento, las diversas situaciones de la vida moderna, a partir de una visión amplia (holística) de la misma.

    b) Contribuir para la formación de ciudadanos capaces de formular y ejecutar propuestas válidas, coherentes y orientadas a una mejoría de la sociedad humana tomada como conjunto.

    c) Contribuir para la formación de ciudadanos que sean capaces de comprender la vasta potencialidad que existe en el interior de cada ser humano, y a partir de ahí, aplicarla en beneficio de los altos ideales, que la Humanidad ha desarrollado a través de los tiempos.

    d) Contribuir para la preparación de ciudadanos dotados de comprensión holística, capaces de percibir el Universo, el Planeta y la Naturaleza no como mundos extraños y peligrosos y sí como una Unidad, de la cual no tejimos la red de la Vida y sí somos hilos de ella.

    e) Capacitar ciudadanos para desarrollar sus Proyectos de Vida personales, armonizando la biodiversidad propia de cada ser humano con aquella Unidad.

    Un poco de historia personal

    Un Proyecto de esta naturaleza, precisa, aunque sean unas pocas palabras, informar alguna cosa sobre el autor, no tanto sus diplomas y méritos, y sí el proceso que lo ha llevado a escribir los materiales que forman parte de aquel.

    En resumen: hemos sido Profesor en tres países latinoamericanos: el primero, en la Universidad de la República (Uruguay), de donde soy oriundo, durante 11 años. Luego, cuando la dictadura impidió la libre expresión (1972), trabajamos en la Universidad Nacional de Tucumán (Argentina), país en el que aconteció lo mismo que en Uruguay. Entonces fuimos a Brasil en 1976, donde trabajamos en la Universidad Federal de Minas Gerais, donde me jubilé en 2007. En 2011 regresé al Uruguay.

    Como se puede percibir no somos nada jóvenes y en realidad, cumpliré 80 años en el próximo mes de julio. La cercanía de este acontecimiento, me ha llevado a profundas reflexiones, acerca de lo que mi experiencia de vida, podría brindar todavía, antes de pasar para la otra dimensión.

    Una frase de un sabio me ayudó mucho en ese proceso creativo. Ella dice así: "No somos viejos por haber vivido cierto número de años; nos volvemos viejos porque desistimos de nuestros ideales. Los años arrugan la piel renunciar a los ideales arruga el alma. Si alguna vez el pesimismo invade tu corazón y te inclinares por el cinismo. Que Dios tenga piedad de tu alma de viejo." A buen entendedor, pocas palabras bastan.

    En mis reflexiones, comencé a recordar todos los trabajos que he realizado en cincuenta años de actividad profesional, básicamente docente y comenzamos a contabilizar todo lo que había producido hasta ahora. Que en realidad, por lo menos cuantitativamente es mucho: unos 20 libros, una mitad técnico-científicos y otra mitad, humanísticos, así como 250 artículos, sobre los mencionados temas.

    Si dejamos de lado los materiales técnico-científicos, que siempre se están modernizando y concentrándonos en los aspectos humanísticos, hemos hecho un recuento y tenemos más de 2000 páginas escritas, algunas en libros impresos, otras en e-books, etc.

    Como un chispazo, hoy (28 de abril de 2017) llegamos a una conclusión, acerca de lo que podría brindar a la sociedad, de una manera eficiente y simple, sin interferencias económicas ni mercadológicas. Simplemente: reformular en forma de Monografías, totalmente gratuitas, lo más significativo (a nuestro entender), que hemos escrito a lo largo de todo ese iempo.

    Esta luz, que nos surgió de repente, tuvo una motivación específica, aparentemente casual, pero en el Universo todo está ligado y no hay efecto sin causa. Lo que ocurrió fue que hace unos pocos días salió una noticia, para nosotros, la más relevante de los últimos años., que alcanzó una mínima difusión y unos comentarios en la internet casi nulos. ¿De qué se trataba? El asunto fue que un Tribunal Especial de la Haya, calificó como potencialmente ecocida a la conocida empresa Monsanto. (Lo de "potencialmente" se refiere, a que no hay actualmente, jurisprudencia internacional sobre crímenes ecológicos. Si las hubiera, tendríamos que, simplemente borrar la mencionada palabra.

    En el medio informativo en el cual habíamos leído esa noticia y cuando comenzamos a colocar algunos comentarios sobre la misma, resulta que a los dos días, la habían retirado. Leyendo la internet durante horas, encontré en varios sitios la información básica, pero ningún comentario condenatorio. No vimos pronunciamientos de parte de autoridades agronómicas, ambientales y sanitarias, ni de Universidades. Partidos políticos menos. En ellos, el asunto es Maduro si o Maduro no, fuera del conventillo local.

    La sentencia de este Tribunal es durísima y ataca el centro de la desinformación planificada sobre producción de alimentos. Aunque extremadamente grave, no debería ser el único motivo de preocupación: el consumismo, la permisividad, la superficialidad, y otros males, están arrasando la especie humana. Y pocos son los que tientan luchar para modificar las cosas, en un planeta que está caminando para el abismo.

    No queremos profundizar estos temas vitales en este momento y sí explicar el origen de nuestra decisión. Esos temas, serán tratadas detalladamente a lo largo del gran número de monografías que estamos comenzando a elaborar.

    En última instancia, el propósito de este Proyecto es estimular a las personas a pensar por cuenta propia, a dialogar con su ser interior., y de esta forma, comenzar el proceso de deshacer la idiotización que cubre la Humanidad, de una manera tan solapada, que si no estamos atentos, se nos pasa disimulada en una catarata de productos y modismos, que simplemente fomentan la voracidad, la vanidad, la compulsión de aparecer, el egoísmo en todas sus formas. Con este caldo de cultivo, ¿cómo es que no va a prosperar y florecer la criminalidad de los más diversos tipos?

    Hoy en día, no precisamos pensar. Hay un sistema opresor que piensa por nosotros. Apretamos un botón, y ya sabemos lo que "debemos" hacer. Sólo que ese sistema, después que entramos no nos perdona cuando la tarjeta de crédito estalla. Y muchas veces no es apenas una, sino, dos, tres, cuatro…

    Todo el material que será expuesto en las monografías de este Proyecto, tiene como principal objetivo, redondear una información básica, nutrida por vasta literatura de alto nivel. Naturalmente, no somos dueños de la verdad, apenas modestos aprendices., pero aún así, creemos que las monografías podrán brindar elementos importantes para construir una base propia de pensamiento, independiente de la que circula hoy en los medios de comunicación, los que en realidad, en su mayoría, son especialistas en excitar los sentimientos, que acaban siendo científicamente seducidos por productos "encantadores" que compran tonta y alegremente, los que en muchos casos acaban impactando sus necesidades básicas de sobrevivencia, y lo que es peor de sus propios hijos.

    O sea, lo que deseamos es estimular a aquellos que se interesen, para que se transformen en Agentes de Desarrollo Humano, lo cual, sólo es posible cuando nuestra capacidad de pensar se libera (aunque sea en forma parcial), del sistema en el que vivimos.

    Es claro. Hay gente (tal vez la mayoría de las personas), que consideran que lo escrito es una tontería, que lo que realmente vale es "vivir el momento" Sólo que debemos recordarles que una cosa es "libertad" y otra "libertinaje". Desde ya a esas personas, les recomendamos enfáticamente que no lean estas monografías, por el simple motivo que ellas conducen a otros caminos, que ni siquiera pueden imaginar.

    Eso sí: espero que las lean, aquellos que comienzan a pensar en cosas importantes, una de ellas es que esta sociedad (la consideremos buena, mala o regular) es producto de nuestros pensamientos, sentimientos y acciones, y no de ninguna fuerza exterior. El Universo es una Unidad, sólo los seres humanos inventamos y vivimos en la separatividad, o sea cada uno por su lado. Tal vez haya sido una fase transitoria de la evolución humana. Pero ahora el planeta está en peligro. Precisamos reconstruir todo.

    Los años que nos quedan personalmente, nadie lo sabe, pero ochenta años son ochenta años.

    Espero tener tiempo suficiente para difundir las ideas que hemos elaborado a lo largo de toda una vida Ellas van dirigidas, especialmente, a aquellos que reconocen que si bien tenemos cuerpo y mente, también tenemos corazón y alma. El conjunto de las monografías es dedicado a alimentar estos cuatro componentes, con especial atención a los dos últimos. Gracias.

    Estructura general del proyecto

    Este Proyecto está basado en el enfoque filosófico más moderno: la visión holística, que, precisamente, reconoce cuatro componentes en el ser humano: material, mental, afectivo y espiritual.

    Los estudios científicos más avanzados, prueban que lo emocional es más fuerte que lo mental. Es por eso que el consumismo se ha expandido tanto. Las emociones humanas han sido estudiadas microscópicamente por las grandes empresas y los grandes medios de comunicación. Ellas contratan miríadas de especialistas en esa área. Con estos conocimientos ellos crean millares de productos, capaces –aunque de forma deformada- de impactar las emociones humanas inmediatistas, en forma negativa, casi que imponiendo la disyuntiva: comprar A o comprar B. ¡Pero en cualquier caso, debe prevalecer el verbo sagrado:comprar! Por ejemplo, la tarjeta de crédito usada juiciosamente, puede ser económicamente interesante. Pero, cuando a la gente se le despiertan necesidades irracionales de tener ciertos productos específicos (aunque innecesarios, superfluos o repetitivos), muchas veces acaban derrotando a la inteligencia, que lleva en cuenta las precauciones en gastos, porque el mes no puede tener más días que el sueldo. Es claro, después vienen las lamentaciones.

    Bien. Esta pequeña colocación (que será ampliamente desarrollada en las monografías, nos ha llevado a elegir, como primer grupo de las mismas, a las relacionadas con los aspectos emocionales, centrados en la Afectividad Humana. Luego vendrán las correspondientes a los componentes material y mental del ser humano y finalmente, aquellas que tienen que ver con el componente espiritual. Esto puede ser sintetizado así:

    Grupo I.

    Afectividad humana: El arte de amar y ser amado

    ¡Amar y ser amado! He aquí el sueño más maravilloso que el ser humano guarda en el rincón más íntimo de su corazón. Algunos millares de privilegiados consiguen llegar hasta allá, pero millones y millones de hombres y mujeres, solteros, casados, viudos, separados o divorciados, sienten aquel ideal como inalcanzable, como el gran premio de la lotería, y el miedo que esta situación provoca, alimenta numerosas fuentes de negativismo y de dolor: las guerras, el hambre, las injusticias sociales nacen de desajustes individuales de millones de personas, originados en gran parte por problemas relacionados con carencias afectivas.

    La afectividad humana no es pues, un tema académico de salón o de pequeños círculos intelectuales. Ella es un gran tema, tal vez el Gran Tema, cuyo correcto desarrollo podrá brindar más alegría y satisfacción auténticas a los seres humanos, que casi cualquier otra cosa. En efecto, la salud, el suceso y la prosperidad, por ejemplo, son asuntos de la mayor importancia para muchas personas, pero parecen vacíos si no están acompañados de la maravillosa vibración que surge del Amor, considerando como tal, aquel que brota espontáneamente entre un hombre y una mujer. Tal vez apenas exista un nivel más profundo de felicidad: aquel percibido por personas con gran desarrollo espiritual y para las cuales la palabra Amor tiene un sentido más profundo, ya que él significa la fusión con El Creador, con la Unidad, con el Océano Cósmico.

    Pero, antes de conocer, sentir y vivenciar el Amor Divino, necesitamos experimentar el amor terreno, el amor humano, la maravillosa vibración que hace unir con un sello irrompible, el corazón de un hombre y el corazón de una mujer. Este sello irrompible, protege un flujo espléndido de doble mano, envolviendo cálidos efluvios de un corazón para el otro. Se trata de una sencilla pero fulgurante experiencia: amar y ser amado. En el plano humano, a nivel emocional, no existe nada más fascinante.

    Millares de libros han sido escritos a propósito del amor y no es intención de éste Proyecto, hacer un resumen de los mismos. Por el contrario, se procura en él abrir nuevas perspectivas a través de un análisis relativamente simple, enfocando básicamente aplicaciones prácticas en el mundo concreto, real y no meras especulaciones filosóficas o interpretaciones psicológicas tan comunes hoy en día.

    Antes de cualquier otra cosa, deseamos decirle, con toda convicción, que si usted está entre los millones de personas que hoy son infelices en el amor, encontrará en estos materiales, una valiosa ayuda para superar sus dificultades. A través de él usted percibirá, con toda certeza, el sendero cierto que lo llevará a la meta deseada: el amor en toda su plenitud, a amar y ser amado, a realizarse afectivamente.

    El Grupo I incluirá unas 20 monografías, con temas exclusivamente enfocados en la Afectividad Humana, entre ellos, los relativos a: el sentimiento de infelicidad, Amor y Sexualidad, los secretos básicos del Amor, la construcción de una unión cósmica con la pareja, aprendamos de nuevo a amar, El cantar de los cantares, El coraje de amar, amor falso y amor verdadero, la comunicación emocional, el Plan para la Realización afectiva, un nuevo concepto: el Amor y el Impulso Cósmico.

    Grupo II.

    Aspectos materiales y mentales: la gran utopía

               En la vorágine de elementos que nos hunden en la globalización tal como es actualmente entendida, se oye a los defensores interesados (y a algunos incautos), que han perdido la noción de "conjunto" en beneficio de la "parte" (la de ellos), decir que debemos trabajar en función de "lo posible" y descartar las "utopías". A pesar de su aparente racionalidad, esto significa rendirse al nuevo dogma.

               Esas personas, muchas veces liderando diversos campos de la actividad humana, incluso política y/o académica, se volvieron de repente - tal vez como consecuencia de la caída del muro de Berlín - exageradamente pragmáticas, dejando de lado las enseñanzas que la Historia humana nos proporciona. Tal vez, el propio Marx, concentrándose exageradamente en el Homo economicus y olvidándose do Homo homus, preparó esas mentes para sus actuales estado de petrificación.

               Es importante, en este momento, conceptuar la palabra utopía. Se trata, según el diccionario, de aquello que es imposible, considerando el "sentido común" de las personas. Pero si agregáramos a aquella definición un pequeño detalle, tal vez se abra un nuevo mundo de comprensión. En efecto, podríamos conceptuar utopía como "aquello que es imposible... en un determinado contexto"

               Así, en la época de Leonardo da Vinci era una utopía volar (por falta de conocimientos científicos); en la época de las dictaduras latinoamericana era una utopía pensar en el restablecimiento de la democracia y elecciones libres; en el siglo XV era utopía pensar en la existencia de América y hace 40 años era utopía pensar en viajes a la Luna.

               Tal vez uno de los primeros utópicos de la especie humana fue un agricultor primitivo, hace muchos millares de años. En esa época los cultivos se hacían a partir de semillas colocadas en agujeros hechos en la tierra, con las manos, lo que ciertamente daría origen a uñas quebradas, sangramiento e infecciones. Era, sin duda, un proceso penoso; pero era "lo posible". Eso fue verdad hasta que un individuo, digamos Juan, uno entre millones, tuvo la idea utópica de construir alguna cosa como una azada de piedra.

               Comunicado este "descubrimiento" a sus colegas, seguramente ellos lo habrán clasificado como "loco" (pues la palabra utópico, bien más sofisticada, apareció mucho después). Sin embargo aquel genio desconocido, Juan, persistió en su idea, y a partir de allí comenzaron a ser creadas diferentes herramientas agrícolas, hasta llegar a las actuales.

               Es interesante subrayar que todos los objetos creados por el hombre, sin excepción, comenzaron como utopías, antes de transformarse en realidades concretas, tales como: peines, lámparas incandescentes, lapiceras, zapatos, transistores, autos, computadores o rayos láser. En efecto, todos esos productos - antes de su creación física - fueron ideas utópicas en la cabeza de algunos "trastornados". Solo después, ellos consiguieron transformarlas en realidades manifiestas.

               O sea: utopía no es otra cosa que una prefiguración de la realidad tangible. Esto significa, ni más ni menos, que precisamos convivir con las dos, porque ellas no son otra cosa que dos aspectos de la misma esencia. Por un lado, a un cierto nivel (superficial) ellos se oponen; a otro nivel (profundo) ellos se complementan.

    Este Grupo II debe incluir alrededor de 50 monografías, con temática muy variada: consumismo, medio ambiente, sostenibilidad, transdisciplinaridad, visión holística, el sentido y el significado de la vida, las bases de la Gran Utopía, Ideologías modernas, crisis y cambios, valores humanos a promover, etc.

    Grupo III:

    Desarrollo espiritual

    El desarrollo espiritual del ser humano será abordado a través de unas 30 monografías, subdivididas en dos partes:

    * Parte 1: La Religión Cósmica

    El título de esta Parte, o sea: "La Religión Cósmica", corresponde a esa expresión, acuñada por el mayor científico de todos los tiempos, Albert Einstein, en su libro "Como veo el mundo", escrito en Zúrich en 1953.

      Este concepto, nos intrigó durante mucho tiempo, visto que fue poco analizado después, nada en comparación al suceso obtenido por la Teoría de la Relatividad y sus otras contribuciones para la Física subatómica, que fueron muy importantes, porque cambiaron radicalmente la concepción del mundo y por las cuales fue reverenciado. Es verdad que los trabajos científicos de Einstein son de una genialidad no superada, Sin embargo, según nuestra forma de ver las cosas, si bien ellos permitieron avances científicos y tecnológicos increíbles, resta el hecho de que su idea acerca de la Religión Cósmica, nos parece ser aún más importante,

      En efecto, si bien los conocimientos científicos y tecnológicos pueden ser útiles para el progreso material de la Humanidad, ellos son ambiguos, pues son apenas instrumentos. El problema está en su uso. Por ejemplo, un instrumento, digamos un cuchillo, puede ser muy útil para cortar la carne, pero también puede ser mal usado si es utilizado para matar una persona.

      El hecho real es que el concepto de Religión Cósmica de Einstein, no fue profundizado, quedando mascarado por el brillante esplendor científico de sus obras relativas a la ciencia física.. Ahora es necesario rescatar toda la grandeza allí encerrada.

      En las monografías de esta Parte 1, estamos recuperando aquella expresión de Einstein y poco a poco, percibiremos que su importancia es mayor que la suma de todos los conocimientos científicos que el gran maestro enseñó.

      En efecto, la idea de Religión Cósmica nos da la clave para la creación de un mundo mejor, de una nueva sociedad, que llamamos de la Gran Utopía, cuya presentación y análisis, corresponde a las monografías del Grupo II. En definitiva, el mensaje olvidado de Einstein, o sea la Religión Cósmica, es un foco de luz que no puede ser ignorado por aquellos que deseen ser Agentes de Desarrollo Humano, para los cuales está dirigido todo este Proyecto. .

    Algunos temas que serán desarrollados en el marco de esta Parte 1 son los siguientes: La Sabiduría Antigua, ¿Para dónde vamos y de dónde venimos?. La Gran Ley de la Compensación, la mal comprendida Ley del sacrificio, la Misión del Ser Humano en el planeta Tierra.

    Parte 2:

    La religión crística

    "Dedicamos las monografías de esta Parte 2, a todas las personas que habitan el planeta, sean seguidores de la Religión Cósmica, de las Religiones Cristianas o de otras religiones, así como también a los materialistas y ateos, a quienes dedicaremos especialmente varias monografías específicas.

               Algunos, con tendencias religiosas, no consiguen comprender como los "buenos" parecen sufrir más que los "malos". .Tampoco comprenden como la sangre del Cristo, que dicen venía a salvarnos de nuestros pecados, parece no haber tenido ningún resultado, visto el actual predominio del egoísmo, la licenciosidad y el desprecio por los auténticos valores humanos.

               Otros, sumergidos en un materialismo feroz, dicen no creer en "los cuentos de hadas", que las religiones han creado a través de los tiempos para sojuzgar a los seres humanos.

               El mundo se ha transformado en un caleidoscopio donde existen centenas de religiones, conflictivas entre ellas, cada una pretendiendo ser la verdadera. Pero aún los ateos más materialistas, claman a Dios cuando algo ruin les ocurre.

               La Religión Cósmica es un nombre moderno para la Sabiduría Eterna. Ella viene de épocas muy antiguas, como Luz que El Creador ha enviado a los hombres para guiarlos en sus tinieblas que se arrastran desde tiempos inmemoriales hasta nuestros días. Esa Luz se manifestó en la China, en la India, en Persia, en Egipto, en Grecia y otros países, alcanzando su máximo esplendor hace 2000 años en Palestina.

               Las enseñanzas de Jesús el Cristo son las más avanzadas que hemos recibido, pero ellas no podrían haber sido proclamadas, ni el propio Maestro habría existido, si no tuviera atrás todo un trabajo anterior. Del mismo modo, un joven no se recibe de Ingeniero o Médico sin haber estudiado por lo menos 17 años.

               Para las personas que no acompañaron el esfuerzo de ese estudiante, puede parecer que consiguió ese título, como haría un mago sacando un conejo de una galera. Pero hubo mucho sacrificio – ignorado por la mayoría – para poder recibir el preciado diploma.

               La Religión Cósmica es la base espiritual de la Humanidad y su versión más actualizada es la ofrecida por Jesús el Cristo. Es por eso que hablamos de "Religión Crística" (diferente de cristiana).

               En ese sentido, queremos reiterar que todas las enseñanzas del Maestro tienen una clave fundamental: Nuestro único contacto auténtico con El Creador y el Cristo Cósmico es nuestro Cristo Interno, nuestra Presencia Divina, que Él llamó de Consolador o Paracleto. También es conocido como Espíritu Santo.

               No hemos aprendido eso hasta ahora, desorientados por enseñanzas falsas. La Religión Crística no es complicada, porque se basa en apenas aquel Principio; el resto es complemento.

               Con todo, para dar sustentación a lo afirmado, es necesario una buena cantidad de monografías a explicar todo lo informado anteriormente, incluyendo un análisis amplio del libro sagrado más importante de Occidente: la Biblia.

    Algunos temas que se destacan en esta Parte II son: Religión Crística y Religión Cristiana ¿son la misma cosa? Materialismo, Religión y Espiritualidad, El Antiguo Testamento, El Nuevo Testamento, Los Cuatro Evangelios, ¿Qué significa la Religión Crística? Los doce aposentos. Los cuatro atributos básicos de la Religión Crística, Los cuatro componentes del ser humano, las cuatro leyes fundamentales del ser humano.

     

     

     

    Autor:

    Prof. José A. Bonilla.

    (Universidad de la República, Uruguay; Universidad Nacional de Tucumán, Argentina, Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil)


    Comentarios


    Trabajos relacionados

    Ver mas trabajos de Educacion

     
     

    Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


    Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.