Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Sea un alumno aplicado en la disciplina "Amor"




  1. La realización afectiva está a su alcance
  2. Comunicado especial
  3. Ejercicio complementario

Usted ya está sabiendo que hay cuatro factores básicos de comunicación emocional: instinto de conservación, amor, dinero o bienes materiales y deseo de consideración. Por lo tanto, ya dispone de una pista para estar más cerca del corazón amado. Pero aún, tal vez, le falte descubrir cual es el principal factor, ya que las personas tienen historias, expectativas y experiencias diferentes.

La mejor forma de hacer esta descubierta es observar los gestos, escuchar lo que dicen y preguntar. En particular, las preguntas tienen un gran poder emocional y si usted consigue dirigirlas adecuadamente, dan oportunidad al interlocutor de expresarse, revelando donde están sus necesidades emocionales básicas, o sea mostrando cual de aquellos factores es el más importante.

Lo anteriormente explicado, constituye el proceso básico que permite detectar las cuerdas emocionales más sensibles de otra persona, pero muchas veces no se dispone del tiempo y/o de la oportunidad adecuada para descubrir nítidamente aquellas cuerdas.

Por ejemplo, usted es una joven (o no tan joven), interesada en encontrar su príncipe encantado y vivir con él una vida maravillosa. De repente, en una reunión, en una fiesta o en cualquier circunstancia, conoce aquel por el cual su corazón ha soñado tanto. Usted no dispone de tiempo y oportunidad para descubrir cual es el factor de comunicación emocional que actúa más fuertemente en él.

¿Qué hacer? ¿Dejar la oportunidad pasar, tal vez definitivamente? Eso nunca. Una vez más, Roy Garn(*) dá la respuesta. Él dice que tres componentes de los cuatro factores emocionales básicos harán ¡a cualquier persona "oír", en cualquier momento!

Esos componentes son:

  • a) Elementos visuales ligados al instinto de conservación – Este instinto tiene un elemento infalible, que es el deseo que todo el mundo tiene de hacer las cosas más fácilmente, de forma más rápida, de un modo más agradable. Y esto se consigue a través de demostraciones visuales, que interrumpen la preocupación de la mente humana y despiertan la atención, estableciendo el vínculo emocional. Este comportamiento es utilísimo en conferencias, cursos, ventas, reuniones, etc., pero no será fácil utilizarlo para su propósito actual de aproximarse del corazón amado. De cualquier forma, puede experimentar su creatividad, pensando en diseñar una estrategia para cuando se presente el momento oportuno.

  • b) Nuevas experiencias y promesas ligadas al instinto o necesidad de amor – La vida humana, y sobre todo la moderna es muy monótona; promesas de cosas diferentes y experiencias nuevas despiertan el interés de las personas, interrumpiendo el flujo de preocupaciones que las dominan. Aquellas personas y experiencias nuevas son como condimentos en la vida de cada uno, provocando un efecto refrescante, como una parada en un oasis, después de una agotadora marcha por el desierto.

Por ejemplo: una expresión de ternura, un gesto de camaradería, una sonrisa cautivante, un modo de hablar insinuante, hasta una forma diferente de vestirse o de peinarse, siempre que originales y de buen gusto, acaban alegrando los espíritus, interrumpiendo preocupaciones y provocando un grato recuerdo.

Dedique pues, algún tiempo a estudiar como impresionar mejor a través de este comportamiento, pero no olvide que todo debe ser hecho con completa naturalidad. Cultive, pues, su autenticidad, su individualidad, su personalidad, tan espontánea como sea posible.

  • c) Deseo de consideración - Este factor de comunicación es prácticamente infalible; él funciona en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia. Apenas un santo o una persona de elevadísimo nivel espiritual podría escapar al hechizo de este componente.

Una bella idea sobre este deseo es la fundación de la Georgia, actual estado norte-americano. En 1730, el ministro Oglethorpe intentó interesar al rey George (Jorge) da Inglaterra, para que financiase una expedición para aquella región, con personas presas por deudas. El argumento era que los presos no podían pagar, pero que lo harían si tuviesen una oportunidad en otras tierras, que sería una nueva colonia inglesa y varios motivos racionales más.

Pero el rey George no se interesó, diciendo que su corona ya tenía muchas colonias. Ahí fue que Oglethorpe abandonó el análisis racional del asunto y dijo que, efectivamente Inglaterra tenía muchas colonias, pero ninguna con el nombre del rey y él planeaba dar a la nueva el nombre de Georgia, en homenaje al soberano. El poderoso monarca fue inmediatamente impactado por el deseo de consideración, siendo así alcanzada la comunicación emocional en forma instantánea. La Georgia fue fundada por Oglethorpe en 1733.

Si usted es mujer y está en el medio de una fiesta o reunión, queriendo despertar el interés de aquel caballero, aproxímese de él y satisfaga su deseo de consideración. Por ejemplo, escuche algo de lo que él habló; por ahí usted encontró la punta de un hilo. Entonces, pregúntele algo sobre ese asunto; en la medida que él va respondiendo, usted va descubriendo nuevos intereses de él y más asuntos para las próximas preguntas

De vez en cuando, junto con sus preguntas, satisfaga las necesidades emocionales de consideración que él tiene y diga: "Pero que interesante, nunca hubiese imaginado"; "este tema es fascinante, gustaría de tener más informaciones", "de la forma que usted (o tú) explica(s), el asunto se vuelve más cautivante", "Usted (o tú) domina(s) maravillosamente este tema, que libros me recomiendas leer (o que cursos frecuentar, o que medidas adoptar?", "Su (o tú) entusiasmo por este asunto es contagioso; quiero saber más sobre él ¿me puedes ayudar?".

Si usted hace todo esto con gracia, con naturalidad, de forma genuina, habrá ciertamente despertado interés en aquel hombre, pues usted acunó dulcemente su necesidad emocional de consideración y aún le prometió atenderla en el futuro, a través de su interés y camaradería. Aquel caballero no podrá olvidarla, porque usted se presentó como diferente, no exigiendo nada, no insinuando nada, apenas mostrándose fascinada por su personalidad.

¿Usted percibe ahora como funciona el corazón humano? Si en un próximo encuentro usted ya aprendió alguna cosa sobre aquel tema, él se alegrará y pensará que es un gran profesor y usted una buena alumna. Y esto es excelente, porque de aquí a poco, el tema a ser desarrollado será otro: el amor y ¡usted continuará a ser una alumna muy aplicada, ya que las lecciones son enseñadas por tan brillante maestro!

La realización afectiva está a su alcance

Haremos inmediatamente un resumen, de los pasos principales que deberá dar en la procura de establecer comunicación emocional con aquella persona que le interesa. Recuerde lo expresado por Roy Garn(*): "aquello que una persona quiere oír o tiene miedo de oír, será siempre el gran factor que, además de vencer la Preocupación, hace esa persona oírnos atentamente". Esa es la gran clave.

Los principales pasos prácticos a desarrollar, son los siguientes, de acuerdo con Garn(*):

a) Descubra los intereses y los puntos sensibles del compañero

Es necesario que se transforme en un observador infatigable. Aparentemente podrá pasar un buen tiempo sin tener beneficios de su trabajo, como el que invierte dinero en aplicaciones bancarias y lo deja allá: nada parece acontecer, pero al final de un tiempo tendrá su dinero de vuelta con excelentes intereses. En su caso particular, lo que conseguirá es completar el "mapa" del corazón amado. Cuando lo haga, sabrá cuales cuerdas deberá tirar para crear, desarrollar y expandir la felicidad que será generada entre los dos.

Y será un premio justo, porque usted supo esperar que la antigua ley mística: "Si quieres recibir, primero debes dar" se cumpliese, sin desesperarse cuando alguna dificultad pasajera parecía querer aplastar sus sueños. Es importante también investigar los puntos sensibles del compañero, para no herirlo tocándolo en sus áreas susceptibles. Una de estas es la del desempeño sexual, especialmente masculino. Todo cuidado es poco en este punto, es necesario calmar las ansiedades de él; de lo contrario una simple dificultad erectiva, de naturaleza accidental, puede transformarse en impotencia permanente.

b) Utilice su poder de persuasión

La idea central es de que, en lugar de dar órdenes, se utilice como herramienta, el deseo de consideración, convirtiendo aquellas en preguntas. En efecto, vea que diferente suena decir: "¿Podrías hacer tal cosa?", en lugar de "Quiero que hagas tal cosa". Según especialistas, la simple colocación del signo de interrogación podría salvar innúmeros casamientos, donde uno de los cónyuges se siente continuamente presionado por las exigencias del otro. Precisamente, estas exigencias, nacen de un sentimiento de insatisfacción por la falta de demostración de cariño y de elogios por parte del compañero, o sea surgen de no atender el vital deseo de consideración.

De esta manera, en el trato con el compañero (sobre todo si viven juntos), dulcifique su voz y pregunte suave y cariñosamente, si él puede hacer determinada cosa para usted. Después de un cierto tiempo con esta estrategia, podrá percibir un hecho admirable: el compañero no esperará que usted le pida para hacer una cierta cosa, pues él tomará la iniciativa de ofrecerse para hacerla. Es la vieja historia: "Recogerás lo que sembraste" y sí usted sembró amor, ¡recogerá amor!

c) Cuide de su forma de expresarse afectivamente

Usted puede estar exuberante y pletórico de magníficos sentimientos de amor en su interior, pero si no los expresa exteriormente porque alguna barrera interior se lo impide, los demás no percibirán sus bellos sentimientos. El cuerpo es un espejo del alma, un receptáculo de la vida; por lo tanto su mirada, sus gestos, su voz, deberán ser coherentes con aquellos sentimientos, irradiando una fascinante luminosidad para el medio ambiente. Mirada cariñosa y profunda, voz cálida e insinuante, gestos y movimientos descontraídos, sonrisa suave y comunicativa y sobre todo autenticidad son sus mejores diplomas para realizarse afectivamente.

  • d) Controle su conversación

Esto es muy importante, y si usted es mujer, deberá tener el doble de cuidado. Una conversación entre hombre y mujer tiene que ser un diálogo, nunca un monólogo. Es claro que todo hombre ya está acostumbrado a oír la interminable conversación femenina, pero cuanto más la mujer consiga reducir su ímpetu, tal vez natural, de hablar y hablar, y se dedique a hacer preguntas, demostrando real interés en las observaciones del compañero, estará construyendo una imagen diferente. Precisamente, esta imagen diferente la ayudará a ser separada de las otras, identificada como algo valioso, y finalmente amada.

A veces, el hombre puede ser tímido o de poco hablar. Pero esto no significa que la mujer debe ocupar el vacío y hablar 99% del tiempo. La llave el suceso para ella, es tener una conversación envolvente y llena de sugestiones, basadas en preguntas sobre la vida de él y sobre todo, sus esperanzas para el futuro (esto es importantísimo, pues ¡ella quiere vivir ese futuro con él). Actuando de esta forma, el hombre descubrirá en esa mujer (que puede ser usted), la mujer de su vida, pues ella fue suficientemente inteligente para hacerlo hablar de todo aquello que estaba acumulado en su corazón durante años y que no osaba expresar, porque tenía miedo que no interesase a los otros.

e) Recuerde que el deseo de consideración en un resorte básico de todo ser humano

Personas con deseo de consideración excesivo, no son buenos compañeros, porque ellas tendrán tendencia a dar poco y querer recibir mucho; ellas están centradas en sí mismas; son ególatras y narcisistas. De cualquier manera la elección es suya, si ama una persona con estas características, ármese con una paciencia infinita. El deseo de consideración puede ser satisfecho a través de demostraciones verbales y no-verbales. Las verbales son hechas por medio de elogios (ellos son más valiosos aún cuando son realizados en público), pero debe quedar claro que no estamos hablando de elogios inmerecidos o forzados (si no hay nada para elogiar, es preferible callar y no fingir, porque la falsedad acaba, más temprano o más tarde, con el amor).

Sin embargo por poca cosa que el compañero haya hecho, se puede deslizar un elogio corto, simple, discreto pero penetrante y directo al corazón. Algo tan simple como: "estuviste maravilloso", "Yo me enorgullezco de ti", "Fue fascinante" o cosas parecidas. Por su parte, las demostraciones verbales son gestos, expresiones faciales, miradas, caricias, abrazos, besos, que dicen – sin palabras – de su admiración por aquella persona que deslumbra su corazón. Dosifique de forma adecuada estos ingredientes y el suceso será su compañero permanente y ¡el amor su eterno compañero!

f) Escape de la superficialidad

Las personas tienen intereses diversos. Unos gustan de coleccionar sellos, otros se dedican a cultivar plantas, aquellos estudian filosofía o religión, y así sucesivamente. Pero lamentablemente, la comunicación masiva – sobre todo la televisión – han achatado la visión y la comprensión de muchos individuos. La consecuencia de esto es que las personas son inducidas al comodismo, a la inercia, al consumismo y a la irresponsabilidad.

Nada de esto puede llevar al maravilloso camino de la realización afectiva. Esta gloriosa senda está trazada con las piedras del altruismo, con el cemento de los sentimientos plenos y profundos, con el calor de una vida más espiritual, más armónica y más humana, beba de su manantial y purifique su alma, armonizándose con las elevadas energías cósmicas.

Complete todo esto, interesándose por asuntos importantes, relacionados con la vida, con el amor, con la ciencia, con las artes, con la filosofía, con la religión o con el misticismo. No sea fanático en ninguno e ellos, tenga su opinión propia, pero sea tolerante y abierto. Sea observador y descubra cuales son los intereses de su pareja. Pregúntele sobre ellos. Así haciendo, marcará dos tantos: por un lado, le dará oportunidad de demostrar sus conocimientos, satisfaciendo su deseo de consideración; por otro, aprenderá algo sobre éste, y en la mitad de la conversación, haga una pregunta avanzada. El compañero se sorprenderá y gustará mucho. ¿Y no es eso lo que usted está procurando?

g) El punto final: la llave de oro

La llave de oro nos dice que el ser humano, cuerpo y alma, materia y espíritu, raciocinio e intuición, tiene en su vida (aunque no lo sepa) un objetivo claramente definido: ser un canal abierto para las energías cósmicas, o sea ser el brazo derecho, el representante del Creador, en este mundo físico, material. Pero no podremos satisfacer tan altos objetivos, si no estamos preparados.

Esta preparación, significa que debemos aprender a dominar todas las condiciones de este plano de vida material. Específicamente, en lo relativo a realización afectiva, si su fascinante objetivo es conseguir un compañero satisfactorio o mejorar su relación afectiva, tenga la seguridad de que esto podrá ser alcanzado. Y esta afirmación es tan real como el sol que nos alumbra, porque el ser humano – magnífica creación divina – fue hecho por el Creador para ser bien sucedido en la vida. Si esto no acontece, en la mayoría de las personas, es porque carecen de comprensión del juego en el cual estamos todos participando.

Por lo tanto, cuando decimos que su rutilante objetivo de amar y ser amado "podrá ser alcanzado", esto implica en que usted conoce las leyes del juego y las aplica. Estas leyes son pocas, pero fundamentales, a saber:

  • a) Debe tener plena confianza en que su meta de realización afectiva será alcanzada. En otras palabras, debe estar convicto de que nada puede impedir su felicidad y su realización afectiva ¡a no ser usted mismo!

  • b) Una vez convencido de que la victoria será suya, porque usted impregnó su corazón de amor; porque usted irradió luz en su corazón y en su medio ambiente; porque usted está integrado con las elevadas fuerzas cósmicas; deberá programar los pasos específicos para traducirla en una realidad tangible, concentrándose en la armonización, la oración y la visualización como fue presentado sobre todo en el capítulo anterior (número 7).

  • c) Como seres mortales, los seres humanos estamos en proceso de evolución y por lo tanto no somos perfectos. Es posible – por lo tanto – que existan momentos o circunstancias que nos hagan dudar de nuestro origen y nuestra misión, dándonos la impresión de que el mundo es un gigantesco rompe-cabezas sin sentido y sobre todo injusto (especialmente con nosotros). Pero subyaciendo a estos fragmentos desparramados de la "realidad", está la Realidad con su magnífica potencia.

Esta Realidad es de naturaleza infinita y pletórica de abundancia en todos los sentidos, y por lo tanto de amor. Este es el amor que usted tanto procura y que está fluyendo en una corriente constante y gloriosa, desde el comienzo del Universo. Gracias a Él, existe la Tierra, el Sol y las estrellas, los pastos y los árboles, los insectos y los mamíferos, el agua y el aire, el propio ser humano y por lo tanto usted.

Ese amor está en todo: en la gota de rocío, en la pluma de los pájaros, en la fragancia de las flores, en el suave aroma del incienso, aunque muchos duden de su existencia en esos y en otros lugares. Pero usted lo sentirá con maravillosa plenitud, sin palabras, sin libros y sin sabios, cuando la mirada de la persona que usted ama, ¡le diga cuanto lo quiere!

La llave de oro es – pues – la seguridad de que podrá realizarse afectivamente. Para esto, será necesario aplicar todos los principios esbozados en este texto. Haciendo de ese modo, atraerá para usted una maravillosa corriente de amor, alegría y paz, que lo envolverá y perfumará durante el resto de su vida, llenando su corazón con una suave y grata sensación y entonces comprenderá que ¡también existe un Paraíso en la Tierra!

Comunicado especial

La gran mayoría de los lectores que hayan aplicado fielmente las sugerencias contenidas en el conjunto de estas 20 monografías, y estén impregnados de confianza, perseverancia y coraje, están teniendo o tendrán en poco tiempo, la maravillosa recompensa de la realización afectiva. Con todo, algunos que hayan actuado sinceramente, aplicando concienzudamente los principios propuestos, podrán sentirse todavía en dificultades. Estas personas, talvez un 10% del total, parecen estar marcadas por el destino, parecen haber sido escogidas por algún designio perverso para sufrir, para ser despreciadas, para ser engañadas.

Esta situación parece estar en contradicción con aquella regla divina que dice: "Cosecharás lo que sembraste". Sin embargo, en este texto es imposible profundizar ciertos aspectos, que ahora se hacen necesarios para dar una explicación satisfactoria. Básicamente, se debe hacer un análisis más refinado de las leyes cósmicas que quedaron pendientes, sobre todo la primera: la Ley de la Compensación, que muy probablemente dará respuesta clara a aquella aparente contradicción; la segunda e importante ley es la Ley del Sacrificio. Ellas serán abordadas en otro Gran Tema a ser desarrollado por esta serie de monografías, titulado "Desarrollo Espiritual"

Ejercicio complementario

El ejercicio correspondiente a esta monografía, está contenido en el cuerpo entero del mismo. Haga un resumen del capítulo en una o dos páginas, detallando todas las acciones concretas a desarrollar. Y lo más importante: aplíquelas con asiduidad. Se sorprenderá con los resultados favorables que irá obteniendo poco a poco. Persevere.

. Observación: Las Monografías de este Gran Tema (Afectividad Humana), deben ser consideradas como un estímulo, una inyección de luz y esperanza para las personas que sufren de problemas afectivos. El autor, dentro de sus posibilidades, está dispuesto a enviarles, de forma totalmente gratuita, el libro completo, titulado "El Arte de Amar y Ser Amado", a todos aquellos y aquellas, que demuestren interés en los mensajes ofrecidos, a través de comentarios simples, enviados directamente a

 

 

Autor:

Prof. José A. Bonilla

(Universidad de la República, Uruguay; Universidad Nacional de Tucumán, Argentina , Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil)

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Otros

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.