Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

I ching (yijing), el tao del adn




Partes: 1, 2


Monografias.com
I CHING (YIJING), EL TAO DEL ADN EL ORDEN NATURAL DEL LIBRO DE LOS CAMBIOS ENTRETEJIDO CON EL CÓDIGO GENÉTICO Un diálogo entre Sabiduría Perenne y Ciencia Experimental Moisés Sepúlveda López Fundación Instituto Ser e-mail: institutoser@gmail.com El siguiente texto es la PRIMERA PARTE de una síntesis del libro del mismo nombre, actualmente en proceso de revisión y en la cual nos ocuparemos de un resumen de la Introducción y de dos de sus capítulos. Con el fin de retroalimentarme en la profundización del mismo, me gustaría establecer contacto con quienes estén interesados en el tema y deseen compartir sus opiniones o sugerir bibliografía relativa a los diferentes campos del conocimiento en los cuales el Libro de los Cambios haya sido materia de estudio y/o tenido aplicación. ¡Mis agradecimientos a todos! 8 El I Ching o Yijing se remonta en sus orígenes a más de cinco milenios; es conocido también como Yiying, Y Ging, Yi King, Zhouyi, Chou-I, Djohi, entre otros nombres, también como ?Libro de las mutaciones?, ?Libro de los cambios? o ?Libro sapiencial?. I Ching es la transliteración en el sistema Wade-Giles; Yijing, lo mismo que Yiying, lo son del sistema Pinyin, las dos formas de transliterar las palabras chinas al idioma occidental. “Los Trigramas del I Ching son los símbolos fundamentales de la Tradición Extremo- Oriental, igual que los Hexagramas, son símbolos metafísicos que representan en forma sintética teorías susceptibles de recibir desarrollos ilimitados, y susceptibles también de adaptaciones múltiples, si, en lugar de quedarse en el dominio de los principios, se quiere hacer aplicación de ellos a tal o cual orden determinado”1. Al I Ching se le considera el sistema binario primigenio; Leibnitz se sorprendió al encontrar en él una correspondencia exacta con su sistema numérico. Diferentes investigadores también han descubierto sorprendentes similitudes con otros ordenamientos, como los extraordinarios paralelismos o semejanzas de los 64 hexagramas del orden de Fu-xi con la estructura matemática del Código Genético, según lo demuestran diferentes estudios que se han hecho desde 1969. “Hay en el I Ching —prosigue el autor citado—, un carácter común a todas las Doctrinas Tradicionales al contener en sí mismas, desde el origen, las posibilidades de todos los desarrollos concebibles, comprendidos los de una infinidad variada de ciencias 1 / René Guenón, “La Gran Triada”, Nancy, Francia, 1946 (última obra del autor).
Monografias.com
I CHING (YIJING), EL TAO DEL ADN de las que el Occidente moderno (el artículo fue escrito en 1924) no tiene la menor idea, y de todas las adaptaciones que podrán ser requeridas por las circunstancias ulteriores”. Es lo que puede darse entre el I Ching y las correlaciones halladas con el Código Genético, las cuales con toda seguridad no son meras correspondencias analógicas sino que pueden ser la puerta de entrada al descubrimiento de principios aplicables a diferentes ciencias; pero para que la puerta se abra debe establecerse el ?diálogo entre Sabiduría Perenne y conocimiento científico?. Durante todo el proceso evolutivo del I Ching se le han dado a sus 64 hexagramas diferentes ordenamientos, pero son dos los más reconocidos en la actualidad: el orden natural del Emperador Fu-xi o del cielo previo o premundano, y el orden del Rey Wen o del cielo posterior o intramundano, este último es el más divulgado en occidente gracias a la obra de Richard Wilhelm, en torno al cual giran casi todos estudios y comentarios de los expertos, quienes sólo se ocupan muy tangencialmente del primero. Debo confesar que personalmente no me he sentido muy cómodo con el orden del rey Wen; se dice que es dinámico, mientras que el atribuido a Fu-xi es estático. ¿Acaso puede ser estático un orden natural? Sin embargo, la incomodidad a que aludo me sirvió para interesarme en el libro de Robert Ambelain, “El auténtico I Ching” (1991), el cual leí en diciembre de 2005, habiendo resuelto algunas dudas a través de su lectura, a pesar de que sólo se ocupa del aspecto meramente oracular o adivinatorio atribuido al I Ching. En marzo de 2006, cuando leía la introducción del libro “La puerta de todas las maravillas” (Aplicación del Tao Te Ching) de Mantak Chia & Tao Huang (Editorial Sirio, 2003), me enteré por primera vez de la existencia de ciertas correlaciones entre el I Ching y el Código Genético; hice la confrontación con el borrador de una gráfica que había hecho en diciembre para verificar un error de Ambelain, al cual me referiré más adelante, y de pronto me encontré con el Código Genético empalmando en perfecto orden con los 64 hexagramas que tenía en mis manos y que habían sido elaborados en forma descendente, en sentido inverso al de Fu-xi. La mayoría de los borradores de las gráficas contenidas en este documento se hicieron inmediatamente después, en el mes de abril de 2006; como ninguna coincidía con la reproducida en el libro citado arriba, en donde no se indica la fuente, inicié la investigación con el fin de verificar la pertinencia e importancia de dichos borradores y cuál era el estado de las investigaciones al respecto. Como lo mencioné arriba, varios milenios han transcurrido desde sus orígenes y
Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.