Arte y arquitectura del siglo XX: las Antillas que hablan en español

Este trabajo se encuentra en formato PDF.
Para visualizarlo necesita    Adobe Reader (gratuito).


Sobre una tradición decimonónica en las artes visuales y la arquitectura, Cuba, República Dominicana y Puerto Rico se alzan a la modernidad a mediados de los años veinte con un proceso intelectual que es equiparable al que por el mismo tiempo se está desarrollando en el resto de América Latina. Este “alzarse a la modernidad” en arte y arquitectura significó el deseo de estos intelectuales de eliminar el acusado atraso estilístico que dominaba en la región, y fueron a la búsqueda de una actualización artística y arquitectónica que ya habían iniciado los europeos desde finales del siglo XIX.

Frente a los academicismos de la época, el movimiento renovador que surge en estos tres países antillanos se debatirá entre la asimilación de las corrientes vanguardistas “foráneas” y la toma de conciencia de su herencia cultural. Para el artista y arquitecto antillano, entre lo ajeno moderno y lo vernáculo, se abre un campo de posibilidades creativas. A partir de la reelaboración de las formas vanguardistas importadas y de la incorporación de los elementos vernáculos, nace entonces un lenguaje propio.

Dentro de la primera mitad del siglo XX, estos tres países van a recibir la influencia de los lenguajes plástico de Europa, México y los Estados Unidos. De Europa se toman, principalmente, los modos expresivos del postimpresionismo, del expresionismo y del surrealismo; ello en los años veinte y treinta. A finales de la década del treinta y durante los cuarenta, el movimiento revolucionario mexicano con su máxima expresión cultural, el mural, será quien ejerza mayor influencia sobre la producción pictórica de la zona. Finalmente, a mediados de la década del cuarenta -resultado de la crisis en que queda Europa a raíz de la guerra-, serán los Estados Unidos quienes protagonicen el movimiento de vanguardia internacional. Desde Nueva York, a través de la crítica, las exposiciones de arte y las revistas especializadas, se orienta una nueva estética que define la manera de hacer el arte del momento: el expresionismo abstracto, corriente que sigue la mayoría de los países del orbe.

En materia de arquitectura, de Europa llegará el racionalismo alemán -con la difusión de las propuestas de la Bauhaus- y la estética de Le Corbusier. También confluirán en estos tres países las variantes del racionalismo norteamericano -principalmente los lenguajes de Frank Lloyd Wright y Mies van der Rohe- y la estética brasileña representada en la figura de Niemeyer.

 


 Ver trabajo completo (PDF)

 

Enviado por Jose Ramón Alonso Lorrea

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Arte y Cultura

   

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.