Monografias.com > Política
Descargar Imprimir Comentar Ver trabajos relacionados

Partes: 1, 2

    1. Democracia
    2. Teorías de
      democracia
    3. Las
      concepciones denominadas clásicas de la
      democracia
    4. La
      democracia contemporánea
    5. Crisis de la
      democracia
    6. Nociones de
      democracia
    7. Elementos
      esenciales de la democracia
    8. Diferencia
      entre la democracia antigua y la moderna
    9. Diferencia democracia
      representativa y democracia
    10. Conclusión
    11. Bibliografía

    INTRODUCCIÓN

    Etimológicamente democracia
    quiere decir "poder del
    pueblo", pero desde el punto de vista filosófico la
    democracia es más que poder del pueblo, es un sistema socio
    político y económico de hombres libres e iguales;
    no sólo libres e iguales ante la ley, sino en las
    relaciones sociales en la vida cotidiana. La democracia en cuanto
    concepción del mundo nos conduce a uno de los ideales
    más sublimes que el hombre
    intenta consolidar en la historia: el ideal de la
    simetría, es decir, de la igualdad y el
    ideal de la noarbitrariedad. La sociedad
    auténticamente democrática debe ser
    simétrica y no arbitraria. La historia de la humanidad
    esta plagada de luchas populares por conseguir esa meta. Algo se
    ha avanzado pero falta mucho camino por recorrer. En otras
    palabras, faltan nuevas revoluciones, nuevos cambios, para que
    pueda concretarse el ideal de una sociedad justa integrada por
    hombres libres e iguales.

    En las condiciones actuales la democracia ha significado
    un gran paso histórico, pero todavía nos
    encontramos con una serie de limitaciones de orden
    ideológico, político, económico, cultural,
    técnico, e incluso psicológico, para que puedan
    ponerse en práctica aquellas instituciones
    de la democracia.

    Se están haciendo diversos esfuerzos al respecto
    y en esa tarea estamos porque la democracia no es sólo
    elección sino también
    participación.

    DEMOCRACIA

    El término democracia fue inventado en la
    Grecia
    clásica (500-250 a.d.C.). Originaria y
    etimológicamente significa gobierno del
    pueblo, donde el pueblo (demos) se refería a los
    ciudadanos.

    Sin embargo la significación etimológica
    del término es mucho más compleja. El
    término «demos» parece haber sido un
    neologismo derivado de la fusión
    de las palabras demiurgos (demiurgi) y geomoros (geomori). El
    historiador Plutarco señalaba que los geomoros y
    demiurgos, eran junto a los eupátridas, las tres clases en
    las que Teseo dividió a la población libre del Ática
    (adicionalmente la población estaba integrada
    también por los metecos, esclavos y las mujeres). Los
    eupátridas eran los nobles; los demiurgos eran los
    artesanos; y los geomoros eran los campesinos. Estos dos
    últimos grupos, «en
    creciente oposición a la nobleza, formaron el
    demos». Textualmente entonces, «democracia»
    significa «gobierno de los artesanos y campesinos»,
    excluyendo del mismo expresamente a los ilotas (esclavos) y a los
    nobles.

    Hoy en día cabe distinguir dos sentidos en los
    que se emplea la palabra democracia: uno procedimental y otro
    estructural. En cuanto a la primera acepción, el
    término refiere a una forma de votación por medio
    de la cual se toman decisiones colectivas para la elección
    de gobernantes. En base a la segunda acepción, democracia
    describe unas cualidades particulares que una sociedad debe de
    cumplir, como la participación popular, la libertad, la
    igualdad, o el derecho de las minorías, para considerarse
    democrática

    Desde el punto de vista procedimental la democracia es
    simplemente la forma de gobierno en la que los conductores del
    estado son
    electos por mayoría en votaciones. Este carácter es fundamental y determina todas
    las demás características de la democracia como
    sistema de gobierno.

    Los demócratas modernos insisten que "verdadera
    democracia" el poder del estado está limitado por una
    Constitución, está divido entre
    entes autónomos (la entelequia de la "división de
    poderes") que se balancean y vigilan los unos a los otros y las
    minorías ven respetados sus derechos por las
    mayorías. Estos elementos supuestamente garantizan que
    sólo bajo un gobierno democrático el hombre puede
    ser verdaderamente libre. Tanto así que la palabra
    "libertad" y la palabra "democracia" son sinónimos para
    todos los efectos prácticos en el discurso
    político.

    Esta es una de las falacias más grandes de la
    humanidad.

    La falla de los demócratas consiste en pensar,
    explícita o implícitamente, que las reglas y
    leyes
    establecidas en una Constitución se hacen cumplir por el
    mero hecho de estar escritas en papel. En democracia, una
    mayoría puede reescribir las reglas delineadas en la
    constitución, abolir la separación de poderes y
    violar los derechos de la minoría. El mero hecho de la
    superioridad numérica le otorga "legitimidad" y la
    habilita para establecer una tiranía
    mayoritaria.

    Partes: 1, 2

    Página siguiente 

    Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.

    Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

    Categorias
    Newsletter
    Comments
    All comments.
    Comments