Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

¿Qué se le exige a la educación en Colombia?

Enviado por ciclo_k



 

 

Desde el principio eliminemos conjeturas. A la educación se le exigen una serie de cambios a partir de factores que los incitan. Tanto los sistemas educativos en conjunto, como cada uno de los elementos involucrados en el proceso, se ven influenciados por los diferentes ámbitos de cambio, que deben ser analizados en su totalidad, y a los que se debe interrelacionar. En principio expondré una circunstancia especial por la que se puede diferenciar las condiciones propias del país, luego los diferentes factores que incitan el cambio, adicional a todo esto un fenómeno de contradicción a raíz del mismo y finalmente haciendo una interpretación sobre los elementos expuestos, una interrelación, se presentarán en forma estructurada los principales puntos de cambio de la educación en Colombia.
Ahora bien; ¿cuáles deben ser los cambios?, ¿Cuál debe ser la posición intelectual de los protagonistas del cambio? ¿Cuál debe ser la nueva visión transformadora y dinámica, de la sangre misma de quienes batallan a merced del ritmo que el mundo contemporáneo va desencadenando?
La situación completa, que da respuesta a nuestras preguntas, desata una verdadera "complejidad". De plano indicaría que lo que se exige es un cambio, no solo por que en todos los campos de actividad humana se producen transformaciones (cambios) que apuntan al mejoramiento continuo, por la importante influencia de factores que suscitan en el marco de la realidad contemporánea exigencias originadas dentro de la crisis propia del mundo moderno, si no que también se halle antepuesta una problemática característica nacional, a pesar de la renovación educativa coyuntural, tarea que se demuestra desde la carta constitucional de 1991, la ley 30 de 1992, la ley 60 de 1993 y la ley 115 de 1994, con todos sus decretos y resoluciones reglamentarias que le dieron a Colombia piso jurídico para iniciar una transformación en búsqueda de calidad.
Comencemos por ubicar nuestra problemática característica nacional. El conflicto armado colombiano, dimensionado en el contexto internacional, por un estudio comparativo de las características cuantificables comunes, entra en un nivel de "impacto sobre algunas variables económicas y, por esta vía, sobre el crecimiento económico y el bienestar" (Juan Carlos Echeverri, El conflicto Colombiano, Lecturas dominicales, EL TIEMPO, 15 de Abril de 2001).
Es importante señalar los riesgos producidos por lo que se denomina: conflicto armado interno, CAI. De acuerdo al estudio, el CAI es comparable solo con aquellos de Afganistán, Angola, Sudan y Ruanda. Para mayores consideraciones y a las ideas con que concluyen los informes, se indica una persistencia en los sistemas de violencia, "la probabilidad de resolver un conflicto es mayor durante su primer año; una vez se pasa de este umbral, la probabilidad se reduce y aparece un fenómeno de persistencia." (Collier economista británico). El segundo conflicto armado en Colombia, se inicia en la década del 60, y se intensifica desde 1984. El fenómeno de persistencia continua hasta hoy, y con ello su magnitud se intensifica.
Aparte de los efectos económicos iniciados con la destrucción de capital físico, humano y social, la descomposición del mismo orden generada por la inseguridad y la reducción de la libertad humana, que produce altos costos, las variables económicas de propio crecimiento y desarrollo, el ahorro, la inversión, el consumo, el nivel y la asignación de gasto publico y el déficit fiscal, se muestran terriblemente deteriorados. Todo esto apunta a la pérdida de desarrollo, traducida en una desviación de la senda del crecimiento de riqueza.
La educación debe sobrepasar su posición, dejando de lado la sola asimilación de las circunstancias, la adopción de estrategias con referencia a los acontecimientos, sino que debe cumplir su tarea como gestora de cambios. El caso particular de jerarquía nacional tiene que ser asumido como contexto social, primero, para gestar una educación que comprometa al individuo y a la colectividad en la formulación y ejecución de estratégicas que salvaguarden el bienestar social del que adolecemos, la intensificación para reestructurar la importante capacidad que requiere un país en el desarrollo contemporáneo, el crecimiento, el fortalecimiento de la creación de riquezas.

"Un país sin ideas, es un país a la deriva, y parece ser que esta es la situación del nuestro, un país que hoy en día carece de ideas claras, carece de horizontes y sufre de la falta de puntos de referencia.", tal fue la visión de Álvaro Mendoza, hasta entonces Rector de la Universidad de la Sabana en el XCVI concejo nacional de Rectores en Octubre de 1997 (La universidad frente al país que queremos), y como lo hizo entonces, continúa su aporte analizando un punto clave, "¿qué ocurre aquí donde no pasan las ideas?, ¿Qué sucede en este país donde no circulan las tesis y las propuestas?, ¿quiénes en mejores condiciones para hacerlas circular que nosotros, los hombres de la universidad?" a lo que agregaría, la fuerza completa para desentrañar el cambio, y que debe comprometerse, es el conjunto completo de todos los niveles de educación, el compromiso directo y conciente de todos sus actores, y no de fuerzas separadas.
Hasta ahora podemos situar la necesidad por la que el país completo, en sus características únicas y especiales requiere a si mismo de una solución particular. Pero las cosas no terminan aquí, a esta situación se relaciona también la importante influencia, como lo habíamos señalado, factores que suscitan exigencias con respecto a la realidad contemporánea, y dentro de la propia crisis del mundo moderno.
Coloquemos en primer plano, por la manera directa en que se afecta el tipo de educación para el que nos vemos comprometidos, el conocimiento científico, y en sí la ciencia y la tecnología deben asumirse a través de paradigmas de renovación, de reorganización del pensamiento, tal como lo señala Edgar Morín, quien presentó para 1995 el documento "Siete saberes" , a través de la UNESCO, dentro del programa "Educación para un futuro sostenible". (Analizar el documento hace parte de un importante proceso de renovación educativa), el conocimiento que hizo parte, y que surgió a partir de un paradigma de reducción-disyunción, convirtió al mismo conocimiento científico en una separación de disciplinas, en la que dicha separación alejó el contexto propio del conocimiento en particular. "Debemos saber que todo conocimiento es una traducción de datos sensoriales y una reconstrucción mental, ... Digamos que el conocimiento de un dato necesita integrarlo en su contexto para ser verdaderamente pertinente" (Edgar Morin, Reflexiones sobre los siete saberes...). El vacío que afronta el conocimiento como conocimiento pertinente involucra a la educación, en un esfuerzo por colocar, como lo necesitamos "un conocimiento capaz de unir las partes al todo y el todo a las partes" (Morin).
La ciencia y la tecnología cambian y se transforman a pasos agigantados, en los que la educación debe intervenir, contextualizandose frente al desarrollo, cambiando a la par toda forma obsoleta de trasmisión del conocimiento, y en la medida que implemente herramientas ontológicas, epistemológicas y metodológicas, que afirmen dicha renovación.
La disposición que de la ciencia se debe llegar a tener, no solo es de estructura por medio del saber como un conocimiento pertinente. "...el problema del riesgo de error y de ilusión es un problema fundamental que se debe enseñar a todos los niños y a todos los ciudadanos"(Morin), "...Es necesario aprender estrategias para aprender a enfrentarlas (La incertidumbre), pero no estrategias que supongan que el medio es estable sino estrategias que nos permitan ser capaces de afrontar y modificar lo inesperado a medida que encontramos nuevas informaciones."(Morin). Tanto error e ilusión, como el enfrentamiento hacia la incertidumbre, son escaños que del proceso de aprendizaje en ciencias se debe apropiar el educador.

Grandes cambios, nuevas formas de concepción del ser humano. Otro vacío que "no se enseña en ninguna parte de manera fundamental: el significado de ser humano. ¿Qué es el ser humano? La condición humana esta desintegrada" (Morin). Al tiempo que hace parte de los paradigmas fragmentarios del conocimiento, el desarrollo humano llama y pone en la mira la situación en que la educación debe trabajar. "los centros educativos deben educar no solo en el saber y en el saber hacer (Profesionalizar y preparar para el trabajo), sino que deben desarrollar el ser".(Giovanny La Francesco, la investigación pedagógica una alternativa para el cambio educacional, Ed libros y libros).
El ser humano como individuo, debe ser comprendido desde una multidiciplinariedad, por ser en sí mismo un ser complejo, tanto biológico, como social, psicológico, e incluso cosmológico, en donde la educación sea capaz de entender procesos de formación "espiritual, cognoscitiva–cognitiva–intelectiva, psicobiológica, socioafectiva y comunicativa" (LaFrancesco).
Se comprende desde esta perspectiva como el ser humano adquiere necesariamente una identidad terrenal globalizadora, puesta en marcha de un pensamiento complejo capaz de ver las partes del todo, y el todo en sus partes, los problemas que aparecen ahora en el contexto mundial afectan la vida de cada uno de nosotros, al igual que la participación conciente o no de cada individuo esta involucrada en la solución, o por lo menos en la estrategia adoptada para afrontar la problemática global.
Parece de hecho como una extraña exageración, pero se debe al vacío que señala Morin, falta una apropiación de pensamiento reorganizador, de pensamiento que relacione, para nosotros y para el mismo proceso de educación. No fuimos educados en el significado del ser, en la identidad terrenal, en el conocimiento pertinente, por eso se necesita de un re-aprendizaje, y la proyección de un pensamiento de acción manifestado en realidades concretas.

Adicional a los diferentes factores de exigencia expuestos, se hallan en niveles de igual importancia, los cambios frente a modelos pedagógicos, a las nuevas tendencias administrativas, y al nuevo orden político, social y económico internacional.
De la practica real educativa se generan y expresan diferentes problemáticas que deben ser asumidas, con la necesidad de construir nuevos modelos pedagógicos. Las estrategias para realizar los procesos pedagógicos contemporaneos contextualizados deben abarcar, tanto la nueva visión del conocimiento, del conocimiento científico, de los avances que aportan las diferentes disciplinas que sirven de herramienta a la pedagogía, la problemática del aprendizaje. Tanto instrumentos ontolólicos, epistemológicos, y metodológicos, la adopción de un papel de invetigación dentro del que hacer docente. Esto se relaciona también con las nuevas tendencias administrativas, y el nuevo orden global contemporáneo.
A nivel administrativo, se debe dar un vuelco total que reoriente, del sistema actual, la pedagogía al servicio de la administración, a un nuevo sistema, de la administración de "calidad y competitividad"(Cornejo), al servicio de una educación renovadora del cambio. Las administraciones tradicionales adolecen de calidad total, planeación estratégica, estructura organizacional, reingeniería, y modelos de gestión, y debe convertirse en una "empresa racional". (LaFrancesco). La marcha en la que las empresas de todos los sistemas de producción, con respecto a las disposociones de los modelos económicos que se aseguran el paso de liderazgo en los paises industrializados, adquieren por necesidad, nuevas dimensiones. Una empresa que marche con respecto a parámetros de calidad, fortalece las condiciones de sus "operadores de linea", de su capacidad de operación a través de "líderes de calidad". La educación requiere de la adopción de los parámetros de calidad a nivel del sistema completo, y de "líderes de calidad", tanto docentes como directivos, y en si mismos como "operadoeres de linea", comprometidos y capacitados.
En el plano del nuevo orden político, social, económico internacional, se corre un riesgo de extinción frente al ritmo que se impone, y cuya dirección exige una renovación de los sistemas educativos, de la misma manera que se señala en el contexto particular Colombiano, como co-gestores del cambio, y no de sola adaptación.
Rodolfo Llinas nos plantea: "El problema no es solo donde estará Colombia dentro de 200 o 1000 años, sino cual será su recorrido dentro de este marco temporal y su posicionamiento en el panorama humano e internacional. En el futuro, la velocidad, el ritmo de cambio y la calidad de creación y adquisición de sistemas de información y conocimiento serán en la economía dominantes, los indicadores determinantes de los distintos niveles de productividad inteligente, mediante los cuales se discriminan las expresiones de creatividad y bienestar humano... Colombia requiere un nuevo sistema educativo que fomente las habilidades científicas y tecnológicas, así como culturales y económicas". (Colombia al filo de la oportunidad).

A partir de todos lo ámbitos expuestos, no cabe duda del compromiso y la tarea que debemos cumplir, educadores e individuos involucrados en los cambios. Pero a la par, existe un fenómeno de contradicción frente al mismo cambio, frente a las mismas exigencias. Lo que ocurre, (nos podríamos preguntar:¿Existe choque contra el cambio?),es que a partir de las circunstancias presentadas en el contexto actual, el cambio educativo en Colombia se generó como cambio impuesto. "Cuando los cambios que se dan en educación son impuestos y no voluntarios y cuando se ejerce la presión de la autoridad para lograrlos y no la convicción de la autoridad epistemológica, lo más lógico es encontrar resistencia al cambio y actitudes y comportamientos negativos frente al mismo. Este es nuestro caso, en que la ley obliga y los docentes y directivos docentes se sienten presionados para responder a tareas que no estaban previstas, no eran incluidas en sus planes y programas tradicionales, no estaban tenidas en cuenta en sus procesos instruccionales y para las cuales no se habían preparado. Esto genera tensión, incertidumbre, inconformidad, rechazo e indisposición."( Lafrancesco)
La diferencia radical en contraposición al cambio impuesto, es del rechazo al compromiso. Adicional, y aplicado a nosotros mismos, "Educar tiene por misión profunda problematizar y cultivar, y cultivar quiere decir ser capaz de dar a cada uno, los medios para que por sí mismo, contextualice, globalice y relacione". (Morin). Compromiso, problematizar y cultivar. La tarea de auto-transformación, no es ni será un proceso acabado, y si la educación exige individuos en constante re-aprendizaje, es por que requiere llegar a ser "un sistema que se bucle a si mismo y crear su propia autonomia".(Morin). La contraposición al cambio, sea impuesto o no, produce solamente la paralización de un esquema, volver al tradicionalismo, y en vez de eso promulgar la conscientización y la adopción de estrategias consecuentes a las exigencias, sobrepasaria el rechazo y contagiaría mas la fuerza dinamizadora de los cambios.
Adopción de un pensamiento reorganizador, relacionador, puesto en marcha en acciones concretas frente al cómo. ¿Qué se exige?, la respuesta en todos los ordenes es cambio. Un cambio propio del rol nuestro como educadores, cambio que no solo debe reflejarse en la verbalización, importante por demás, sino que debe enfrentar la realidad con el compromiso que caracteriza un cambio voluntario, la misión de problematizar- crear, y cultivar. Tanto por el hecho de la situación particular, la crisis que afronta Colombia, y por los diferentes factores que estructuran la exigencia a los cambios, frente a la ciencia y a la tecnología, frente al desarrollo humano, el significado del ser humano, la identidad terrenal, frente a un nuevo modelo pedagógico, un nuevo enfoque administrativo, y un nuevo orden político, social, económico internacional, la educación debe adquirir las competencias necesarias, y cualificarse para las diferentes exigencias, y de hay el inevitable cambio en los roles de los co-participantes. Con respecto a todos estos factores de cambio las exigencias, de principal coyuntura, en la educacación como sistema completo debe:

  1. Sobrepasar la simple adopción de estrategias frente a la situación, sea de jerarquia nacional, como internacional-globalizadora, para ser gestora de desarrollo, inpulsora de cambios.
  2. Con respecto a la situación, la transformación que debe gestar el sistema educativo colombiano debe llegar al fortalecimietno de las vias de crecimiento, la producción de riqueza, y la reconstrucción del bienestar social y humano.
  3. La incorporación de una visión de educación que amplifique el orden de crecimiento intelectual-cognitivo, a través del desarrollo humano, una educación para el ser humano integral.
  4. Adquirir la organización de empresa de calidad, con respecto a los mismos requerimientos, con una administración dinamizadora al servicio del desarrollo pedagógico.

Y con respecto a cada uno de los individuos que participamos en el proceso de cambio con y a las exigencias generadas, en forma básica el educador que se exige debe:

  1. Convertirse en "lider de calidad", para conformar la empresa educativa que genere el cambio, y no en un simple obrero que se amolda al cambio.
  2. "Aprender a aprender", y lograr el re-aprendizaje de las herramientas intelectuales, ontológicas, epistemológicas y metodológicas acordes al cambio de paradigma, del paradigma disyuntivo al paradigma reorganizador y relacionador, ajustandose a las nuevas perspectivas de la ciencia, la tecnología y el conocimiento. (Adopción de un pensamiento complejo totalizador, aplicado en el propio que hecer pedagógico).

 

 

 

Autor:


Víctor Javier González Amazo
Universidad de Cundinamarca
Facultad de ciencias de la educación
Departamento de matemática y física


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.