Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La República Platon

Enviado por erasmo cienpies



 

 

Platón a través de su interlocutor Sócrates trata de encontrar lo que es la justicia, sin saber que es pero si descartando lo que no es; nos dice que no es el darle a cada cual lo que le corresponde, ni tampoco el hacer injusticia para los enemigos y justicia para los amigos, no es lo que es mas ventajoso para el mas fuerte, no es obedecer a los que gobiernan.
Ya que la virtud sólo ofrece penas y trabajos, el hombre tiende con mayor facilidad a la injusticia, mientras que se asegura la ventura mejor si se acepta aliar a la injusticia, ya que con la fama del hombre honrado; no se logra nada si no se es.
Maestros hay que enseñen el arte de seducir al pueblo y a los jueces con artificiosos discursos. Hacer uso de la elocuencia, y cuando ésta llegue a faltar, se empleara la fuerza para escapar al castigo de los crímenes.
Así como quiera que la necesidad de una cosa moviese a otro hombre a unirse a otro, y otra necesidad a otro hombre, la multiplicidad de esas necesidades ha reunido en un mismo lugar a diversos hombre con la mira de ayudarse unos a otros, y hemos dado a esa sociedad el nombre de estado. La primera y más grande de ella es la nutrición de que depende nuestro ser y nuestra vida, la segunda es la casa y la tercera es el vestido. Es preciso que uno ejerza para todos los demás el oficio que le es propio, pues no nacemos todos con idénticas aptitudes que unos tienen más
Debe de haber disposición para hacer una cosa, y otros para hacer otra imposible resulta para el estado hallar un lugar de donde pueda sacar todo lo necesario para su subsistencia, necesitará por tanto, que más vayan a buscar a los estado vecinos aquello que a él le hace falta, pero tendrán que llevar a cambio a esos estados lo que posean, a esas gentes se les llamará comerciantes se necesitará además un mercado y una moneda para darle valor a los objetos cambiados.
No solo se busca el origen de un estado, sino de uno que rebose de delicias, se necesitara arrebatar a los vecino tierras y él a su vez hará lo mismo y de ahí el origen de las guerras entre propios y particulares. Hasta éste punto se encuentra claramente organizado el estado, hay oficios y clases trabajadoras y cada cuál hace su propia labor.
Además de ello se debe organizar un cuerpo defensor del estado con derecho a educación que serán llamados "guardianes " que poseerán coraje, fuerza, ligereza y  filosofía. Se educará al cuerpo con la gimnasia y el alma con la música. En su educación deberás censuras los mitos y fábulas porque Sócrates considera éstas como mentiras corruptoras ya que nos presentan a los dioses y a los héroes de manera que no son. Ya que los primeros discurso que el niño oiga tiene que ser adecuados para encaminarle hacia la virtud.
Los guerreros libres de toda ocupación, han de ocuparse únicamente de conservar y defender la libertad del estado por todos los medios. La música será la parte principal de la educación, porque el número y la armonía, al insinuarse desde muy temprano en el alma se apoderan de ella y hacen penetrar en su fondo, después de la música los jóvenes serán formados en la gimnástica. Se habrá de prohibir la embriaguez a los guardianes, pues a nadie menos que a un guardián conviene no saber ni donde se encuentra.
En la música, la sencillez hace prudente y discreta el alma y la gimnástica hace sano el cuerpo. La importante tarea de la educación será designada a las mujeres; se escogerán por jefes a los mejores guardianes del estado, quienes poseerán en más alto grado las cualidades de guardianes excelentes, a más de la prudencia y la energía necesaria tengan mucho celo del bien público. Ninguno de ellos tendrá cosa que sólo le pertenezca a uno, salvo que sea absolutamente necesario, que no haya además casa ni almacén donde pueda entrar todo el mundo.
Los ciudadanos estarán encargados de suministrar el alimento, que coman en mesas comunes y que vivan juntos. Se deberá vivir en comunidad ya que es la única manera de que no tengan interese privados ya que un servidor político no debe tener intereses privados. De todos los ciudadanos son ellos los únicos a quienes está prohibido manejar ni aun tocar oro o plata o guardarlo bajo su techo, o usarlo en sus vestiduras, o beber en copas ya que es la única manera de que ellos y el Estado se conserven.
Se debe educar a los alumnos desde los primeros años el estudio de la aritmética y de la geometría y de las demás ciencias que sirven para la preparación de la dialéctica, un espíritu libre no debe aprender nada como esclavo, que sean obligados a voluntarios los ejercicios del cuerpo, el cuerpo no por eso obtiene menos provecho de ello, pero las lecciones que por fuerza se hacen entrar al alma no quedan en ella.
A continuación se mencionan las virtudes que debe haber en el Estado. La primera virtud del hombre justo es la prudencia, la segunda es el valor que consiste en saber que es lo que sí se puede hacer, ya que la cobardía y el ser temerario son desmesurados, la tercera es la templanza, que es cierto acorde y cierta armonía, es el orden o el freno que ponemos a nuestros placeres y pasiones, consiste en esa concordia, que es una armonía establecida por la naturaleza entre la parte superior y la parte inferior de una sociedad o de un particular, para decidir que parte deba ser la que mande sobre la otra, la cuarta virtud es la justicia consiste en ocuparse únicamente de los propios asuntos, sin intervenir para nada en los ajenos, consiste en hacer cada cual lo que tiene que hacer, la justicia no es a Igualdad, sino una armonía entre lo desigual.
En el hombre como en el Estado deben existir estos tres órdenes, la razón es aquella parte de nuestra alma que es el principio del razonamiento, y apetito sensitivo privado de razón, amigo del goce y de los placeres, aquella otra parte del alma es el principio del amor, del hambre, de la sed y de los demás deseos. Sólo hay en el alma dos partes, la racional y la concupiscible, el apetito irascible es también en el alma un tercer principio cuyo destino consta en secundar a la razón.
La justicia en efecto se asemeja a lo que prescribíamos nosotros en que no Se detiene en los actos eternos del hombre, sino que regula lo interior del mismo, no permitiendo que ninguna parte de su alma haga otra cosa aquello que le es propio. El hombre es justo cuando todas las virtudes están en orden y conexión, y al Igual que en las personas como en los estados la justicia provoca armonía. El alma posee otras tantas formas como el gobierno, cinco por una y otra parte, la conformada anteriormente puede recibir dos nombres, si gobierna solamente uno, se le llamará monarquía, y si la autoridad está repartida entre varias será llamada aristocracia.
Éste será el nombre del gobierno legítimo y bueno, todas las demás son malas, tanto para los estados como para los particulares, estas formas pueden reducirse a cuatro, en las que los intereses privados participan en mayor o menor medida. En la Aristocracia gobiernan los mejores, en la timocracia siendo virtuosos, desarrollan deseos de riqueza y empiezan a dominarse por lo sensible, en la oligarquía los gobernantes ya no se eligen por su virtud, sino por censo, se interesan en la riqueza. Los ricos abusan de los pobres y los pobres se rebelan. En la democracia se ve la rebelión, la sedición, los pobres expulsan a los ricos, igualdad en número y no la supremacía de la virtud, los demagogos engañan al pueblo y gobiernan autoritariamente y la tiranía que es la forma más injusta de todas.
A continuación de describe el papel de la mujer en la sociedad que se planteaba anteriormente: las mujeres son muy inferiores a los hombres en todo, no es que muchas mujeres no aventajen a muchos hombres en numerosos puntos, hay mujeres dotadas de aptitud para la música o la medicina y otras que carecen de esa aptitud, hay pues mujeres que son aptas para velar por la custodia del estado, esas son las mujeres que los guerreros deben escoger por compañeras y que compartan con ellos el cuidado de velar por el Estado. Las mujeres de nuestros guerreros serán en su totalidad común a todos, ninguna d
ellas habitará en particular con ninguno de ellos, los hijos serán comunes y no conocerán a sus padres, ni éstos a sus hijos.
Unos y otros como nada poseen en propiedad y todo es común entre ellos, Vivirán siempre juntos y la natural inclinación de un sexo hacia otro les Impulsará indudablemente a formar uniones. Las mujeres darán hijos al estado desde los veinte hasta los cuarenta años y los hombres desde el primer ardor de la juventud hasta los cincuenta y cinco. Si ocurre pues que un ciudadano se halle por debajo o por encima de esa edad, se le declarará culpable de injusticia y de sacrilegio por haber engendrado un hijo cuyo nacimiento es obra del libertinaje. Las facultades son una especie de seres que nos hacen capaces de las operaciones que nos son propias, una facultad intermedia es la opinión, cuando no se distingue lo bello en su esencia y no pueden seguir a los que quieren ponerles condiciones de percibirlo que ven la multitud de cosas justas, pero no la justicia misma, y así sucesivamente, se dirá que todos sus juicios son opiniones y no conocimientos, por el contrario aquello que
Contemplan la esencia de las cosas, ésos tienes conocimientos y no opiniones. Deberemos llamar filósofos a aquellos que se aplican en la contemplación de la esencia de las cosas.
Los verdaderos filósofos son aquellos cuyo espíritu puede alcanzar conocimiento de lo que existe, la primera señal del espíritu filosófico consiste en amar apasionadamente la ciencia que puede llevarle al conocimiento de la esencia inmutable. Pero las mayores y más importantes calumnias que haya de soportar la filosofía, le sobrevienen por culpa de los que se las dan de filósofos sin serlo.
El filósofo se interesa por el ser, la esencia no cambia, es inmutable, el ser para poderlo conocer debe ser eterno, lo que cambia son apariencias, o La manifestación del ser. El criterio de la justicia tiene que ver con el bien común, la única forma en que puede subsistir la sociedad es dándole prioridad al bien común sobre los intereses particulares. Él filosofo y el gobernante pierde privilegios cuando actúa en beneficio de La comunidad, ya que pierde cualquier interés particular. El estado justo sólo lo es cuando es gobernado por filósofos, por lo tanto los mejores guardianes del estado deben ser los mejores filósofos
Existen muchas cosas que calificamos de buenas o bellas, que son objeto de los sentidos y del espíritu, las ideas de lo bello y de lo bueno son objeto del espíritu y no de los sentidos. Cuando volvemos los ojos a los objetos que no esta iluminados por el sol sino por los astros nocturnos cuesta trabajo distinguirlos, lo que esparce sobre los objetos de las ciencias de la luz de la verdad, lo que confiere al alma la facultad de conocer es la idea del bien y que esa misma idea es el principio de ciencia y de la verdad, en cuanto estas pertenecen al dominio de la inteligencia. La primera clase de cosas inteligibles es el alma, para llegar a conocerla, se ve obligada a servirse de suposiciones empleando imágenes terrenas y sensibles, que solo por la opinión conoce, y suponiendo que son claras y evidentes, se ayuda de ellas para el conocimiento de las verdaderas figuras, la segunda clase de cosas inteligibles son aquellas que el alma capta por medio de razonamiento, haciendo algunas hipótesis que no considera como principios, sino como simples suposiciones, y que le sirven de grados y de puntos de apoyo para levarse hasta un primer principio independiente de toda hipótesis; cuatro clases de objetos sensibles e inteligibles cuatro diferentes operaciones del alma: la pura inteligencia, el conocimiento razonado, la fe, la conjetura.
El legislador no puede proponerse la felicidad de cierto orden de Ciudadanos con exclusión de los demás sino la felicidad de todos, debe unir a los ciudadanos en los mismos intereses, induciéndoles por la precaución por la autoridad a que unos a otros se den parte en las ventajas que están en condiciones de prestar a la comunidad y que, a formar con cuidado semejantes ciudadanos no pretende dejarles libertad para que hagan el uso que les plazca de sus facultades, sino de servirse de ellos para robustecer el vinculo del Estado.
La Timocracia es el gobierno de los hombres guerreros estos solo piensan en generar combates y conquistas y no piensan en fomentar el estudio. La oligarquía o el gobierno de los ricos, estos son los que poseen gran cantidad de riqueza y estos manejan los puestos públicos según la cantidad de riqueza que posean. La democracia, es el gobierno de los pobres, los cuales fomentaran el libertinaje provocado por un exceso de libertades, para Platón este gobierno es el peor, por que la ignorancia es la que prevalece.

 

 

 

Autor:


Carlos Fernando Sandoval Granados


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Pitagoras y el pitagorismo

    Biografía de pitagoras. Armonía de los contrarios. La comunidad pitagorica. Nació hacia el año 578 ac. En samos (rival ...

  • Filósofos de la naturaleza

    Sócrates. La Política. Enseñanzas. El juicio. Tales de Mileto. Platón: Obra; Teoría de las ideas; Teoría del conocimien...

  • Eutanasia

    Definición del término eutanasia. Eutanasia: ¿Existe un derecho a morir?. Formas de aplicación de la eutanasia. La batal...

Ver mas trabajos de Filosofia

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.