Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Los deportes en Cuba a principios del siglo XX (1902-1925)

Enviado por Ramón Guerra Díaz



Los deportes en Cuba a principios del siglo XX (1902-1925) - Monografias.com

Resumen

Época de espontaneidad y romanticismo en la que prevalece el beisbol como deporte más popular, principalmente en la zona occidental y luego expandido por toda la isla. Para gloria de Cuba desde los primeros momentos de los Juegos Olímpicos aparece la figura de Ramón Fonst el primer campeón olímpico cubano, aunque no fue el único, junto a él la excepcional figura de José Raúl Capablanca reina en el ajedrez mundial.

Los deportes durante este primer período republicano se caracteriza al igual que en el resto del mundo, por el destaque de un grupo de figuras y deportes, practicados en principio de forma espontánea y luego organizados en clubes y ligas de aficionados y profesionales, además se comienza un insipiente movimiento por la práctica de la cultura física en algunas escuelas privadas.

Monografias.com

La figura más relevante de este período lo fue Ramón Fonst Segundo (1883-1959), cubano, educado en Francia y asiduo practicante del tiro, el ciclismo, el boxeo y de la esgrima. En este último deporte alcanzó un alto grado de maestría que lo convirtió en el primer campeón olímpico cubano en la segunda olimpiada, celebrada en París en 1900 y cuatro años después Fonst presentó en las III Olimpiadas en San Luis, Estados Unidos, un fuerte equipo de esgrimistas que representó a Cuba.

Este equipo estaba compuesto por cubanos y europeos y se había fogueado anteriormente en giras de exhibición por Europa, al presentarse en San Luis coparon casi todos los títulos, ganando 6 medallas de oros, tres de plata y tres de bronce.

Ramón Fonst ganó el oro en florete, espada y bastón individual; oro por equipo en florete y sable. Las otras medallas cubanas individuales fueron a los pechos del cubano Manuel Dionisio Díaz ganador del título en sable; Alberson Van Zo Post, ganador del subtítulo en espada y florete, además de bronce en sable y Carlos Tatham, ganador de dos bronce, en florete y espada.

Monografias.com

Otro cubano formó parte de la comitiva a la III Olimpiada, se trataba de Félix Carvajal, conocido en La Habana como "Andarín", quien corrió la maratón, encabezándola por un buen tramo y terminando finalmente en cuarto lugar. Fue a los Juegos Olímpicos con el dinero recogido por colecta pública, sin preparación previa y pese a ello, solo un incidente fortuito le impidió ganar.[1]

El ajedrez tuvo en La Habana una plaza muy animada desde finales del siglo XIX, el Club de Ajedrez de La Habana, radicado en el Hotel Plaza fue sede de célebre Torneo de La Habana en 1913 donde participaron ajedrecistas de nivel internacional como el polaco Dawid Janowski, los norteamericanos Charles Jaffe y Frank Marshall y los cubanos Rafael Blanco, Juan Corzo y José Raúl Capablanca. El torneo lo ganó Marshall escoltado por Capablanca.

José Raúl Capablanca Graupera (1888-1942) había salido para los Estados Unidos en 1901 tras ganar el campeonato de Cuba, a los trece años, en ese país comenzó a jugar fuertes torneos y maches individuales que perfeccionaron su sólido juego, donde las aperturas no constituían su punto más fuerte, sino los finales donde se hizo temible y que le permitieron convertirse en un ajedrecista excepcional. En 1909 derrotó a Frank Marshall, campeón de los Estados Unidos con balance de 8 victorias y 14 tablas.

En 1911 ganó el torneo de San Sebastián, España y luego fue segundo en el fortísimo torneo de San Petersburgo, Rusia, perfilándose como el retador del Campeón del Mundo Enmanuel Lasker, aunque hubo que esperar varios años hasta que el campeón aceptara el reto. En 1919 el Club de La Habana organizó un match entre José Raúl Capablanca y el ruso Boris Kostik, ganado por el cubano cinco a cero sin tablas.

En marzo de 1921 La Habana organizó por tercera vez el match por la discusión del Campeonato del Mundo de Ajedrez, esta vez entre Lasker y Capablanca. El torneo se desarrolló en el Club de La Habana y fue ganado por el cubano al abandonar Lasker en 14 partidas, sin conseguir victorias. El tanteador estaba cinco a cero por Capablanca.

El béisbol republicano de esta etapa, conserva el aliento romántico de los fundadores, entrega, amor a la camiseta, integración racial, pasatiempo popular y profesionalismo, unido a una expansión por toda la isla que lo consolidó como el deporte nacional.

En este período el béisbol vive una etapa de afianzamiento, principalmente en la región occidental con la creación de la Liga Cubana de Béisbol, conformada en algunos momentos por cuatro o cinco equipos, pero con un promedio de tres conjunto por temporada en este período, los tradicionales en este período fueron: Almendares, Habana y el Fe, apareciendo a finales de los años veinte dos novenas que harán época en el segundo cuarto del siglo XX: Marianao y Santa Clara.

Los campeonatos de la Liga Cubana de Béisbol es este período se inician con la temporada de invierno de 1902 que incluía a cuatro novenas: San Francisco, Habana, Fe y Almendares, ganado por el Habana con 17 victorias sin derrotas. En 1903 sale el San Francisco de la Liga y repite el Habana (21-13). En 1904 no se inscribe el Fe pero se reincorpora el San Francisco y el Habana gana nuevamente (16-4). En 1905 sale de nuevo el San Francisco y el Fe regresa y gana el torneo con 15 y 9. La temporada siguiente celebrada en 1907 es ganada por el Almendares (17-13) sobre el Habana y el Fe.

La temporada de 1908 trae la preocupación por expandir la Liga de Béisbol fuera de la capital, por ello se reestructura la misma y surge la Liga General de Base-Boll de la República de Cuba, en cuyo campeonato se suma a los tradicionales, Habana, Almendares y Fe, el Matanza, ganando el Almendares (27-6), con esa misma estructura se juega en 1909 y gana el Habana (33-13).

En 1910 se retira el Matanza de la Liga y durante seis temporadas, hasta 1915 compiten los tres equipos capitalinos, con el Almendares ganando en 1910, 1911, 1914 y 1915; Habana gana en 1912 y el Fe en 1913.

En la temporada invernal 1915-16 los equipos cambian sus nombres americanizándolos, surgen el "Almendares Park", "Habana Park" y "San Francisco Park". Ganó el Almendares. En 1917 sigue la tendencia y aparecen los nombres de "Orientals", "White Sox" y "Red Sox", ganando el primero.

En 1918 reaparecen los tradicionales Habana y Almendares junto al Cubans Star, en torneo ganado por el Habana. En 1919 el equipo América sustituye a los Cubans Star y gana el Almendares. En el torneo invernal de 1920-1921 aparece el último equipo con nombre en inglés, el "Bacharact Giants", con los tradicionales, Habana y Almendares, este último ganador del torneo. La crisis de la Liga profesional sobreviene en la temporada 1921-22 a la que solo se inscriben el Habana y el Almendares, que dirimen su porfía en un corto torneo que gana el Habana (4-1).

Durante estos años los equipos de Grandes Liga venían a La Habana buscando fogueo con sus similares cubanos y no pocas veces fueron derrotados. Una de esas oportunidades se produjo con la visita del Cincinatti en 1908, campeón de la temporada de ese año y derrotado dos veces por el picher negro José de la Caridad Méndez quien no le permitió carrera en el Almendares Park , de Carlos III e Infanta.

José de la Caridad Méndez es reconocido como uno de los mejores lanzadores cubanos de todos los tiempos, debutó con el Almendares en la temporada 1907-08, siendo campeón de picheo ese año. Se le conocía con el "Diamante Negro" y no jugó en Grandes Liga porque esa organización no admitía negros por esos años.

Monografias.com

Otras grandes luminarias del béisbol del período lo fueron, Adolfo Luque, quien debutó con el Fe en 1912, desatacándose por su calidad y perdurabilidad, jugó hasta 1939 en la Liga Cubana y en las Grandes Ligas (1914-1935). Desde su debut se destacó como pícher y bateador, siendo campeón de bateo en 1917 jugando con el Orientals. En Grandes Liga fue campeón de picheo en 1923 de la Liga Nacional jugando para el Cincinatti (ganó 23, perdió 8, con 9 lechadas). Tomó parte en dos Series Mundiales, en 1919 con el Cincinatti y en 1933 con los Gigantes de Nueva York.

Miguel Ángel González, receptor estelar del Habana, debutó en la temporada 1910-11, seguro a la defensa y aceptable al bate, jugó en las ligares mayores norteamericanas entre 1912-1932.

Alejandro Oms pelotero Villareño que jugó en la Liga Cubana y es considerado uno de los mejores bateadores cubanos de todos los tiempos.

Otros grandes del béisbol cubano de este período fueron: Julio Rojo, Baldomero Acosta, Manuel Cueto, Zabala, Medero, entre otros muchos que fomentaron la pasión beisbolera entre los cubanos.

Los peloteros cubanos fueron los primeros en aparecer en los campeonatos de Grandes Ligas de los Estados Unidos, esto ocurrió en 1911 cuando los Rojos de Cincinnati contrataron a los jugadores Armando Marsans (1911-1918) y Rafael Almeida (1911-1913). Tras el contrato de ellos se hizo habitual la presencia de peloteros cubanos como fueron los casos de Miguel Ángel González (1912-1932), Jacinto Calvo (1913-1920), Adolfo Luque (1914-1935), Manuel Cueto (1914-1919), Ángel Aragón (1914-1917), Emilio Romero (1915-1928), José Rodríguez (1916-1918), Oscar Tuero (1918) Ricardo Torres (1920-1922) y José Acosta (1920-1922). Muchos más hubieran sido, pero los grandes peloteros negros de los equipos cubanos no pudieron jugar en Grandes Ligas, jugaron en las Ligas Negras de los Estados Unidos y allí brillaron.

La Liga Cubana de Béisbol se caracterizó por su tendencia cerrada y por constituirse en freno para el desarrollo y la expansión de figuras y equipos. Surgen diferentes ligas, algunas semi-profesionales y campeonatos donde juegan peloteros nuevos y otros que habían visto pasar sus mejores momentos.

El béisbol aficionado coexiste con el profesional, pero sin su arraigo, la Liga Nacional de Béisbol Amateur dirigida por José Sixto de Sola se crea en 1914, integrada por los equipos, Vedado Tennis, Instituto de La Habana, Sociedad de Marianao y Atlético de Cuba, todo de La Habana. Eras equipos de sociedades privadas con asociados que podían darse el lujo de jugar béisbol por afición, frente a los cientos de peloteros populares obligados por la pobreza a buscarse el sustento o alguna entrad de dinero en la Liga Profesional.

El boxeo llega a Cuba alrededor a principios del siglo XX cuando en La Habana se presentaban peleas de exhibición con peladores extranjeros de paso por la ciudad, en 1910 llega Cuba un boxeador de origen chileno John Budinich Taborga procedente de los Estados Unidos, se presenta en varias peleas de exhibición poco tiempo después crea la primera Academia de Boxeo en La Habana con el apoyo del Vedado Tennis Club, enseñando las técnicas del boxeo a un pequeño grupo de entusiastas, entre los que se cuentan Víctor Achán, Tomás Galiana, Miguel Febles y Bernardino San Martín, ninguno de ellos grandes boxeadores, pero sí figuras ligadas a la promoción del boxeo en Cuba.

Las peleas se organizaban con carácter amistoso en las denominadas "fiestas" donde los propios peleadores corrían con los preparativos. Este fue el origen de los primeros campeonatos cubanos, Víctor Achán defendió y retuvo en 1913 el campeonato los pesos mosca (51 Kg.), derrotando a Florentino Llano; días después Tomás Galiana vencía por fuera de combate a generoso Castillo en los pesos plumas, 57 Kg. Y en octubre del propio año, Manolo Vivanco le ganó a Pedro Rodríguez en los pesos ligeros, 60 Kg. De esta época de inicios es la pelea del norteamericano John Lester Johnson, ganador en 1914 frente al campeón cubano de los pesos completos, Anastasio Peñalver.

Estos primeros encuentros llevaron a la construcción del primer local para boxear en La Habana, "The Stadium", levantado en 1915 en la explanada del Maine por el director del periódico, "Havana Post", George Brandt. Este fue lugar propicio para promover peleas profesionales de pugilistas norteamericanos, muy bien acogidas por el público, pero que fracasaron como negocio por los escandalosos arreglos de peleas, que alejaron al público del espectáculo boxístico e hicieron quebrar al local.

Entre los más sonados escándalos de la época estuvo el combate "arreglado" entre Jack Johnson, campeón negro de los pesos completos y el retador Jesse Willard, la "Esperanza Blanca". La pelea se celebró en el "Oriental Park" de Marianao y tras 26 asaltos, sin ventajas para ninguno, el campeón se dejó caer y esperó el conteo de 10 en una evidente entrega de la pelea que todo el público y la prensa presenciaron.

A pesar de estos problemas, la afición por el boxeo aumentó, creciendo el número de locales para boxeo en la capital, incluyendo los teatros que se alquilaban para tales espectáculos. En 1916 el alcalde de La Habana, Varona Suárez prohíbe el boxeo por salvaje y nocivo.

El boxeo pasó al interior del país y esto contribuyó al fomento de este deporte en ciudades como Matanzas, Cienfuegos, Sagua la Grande, Ciego de Ávila, Palma Soriano, Santiago de Cuba, Guantánamo, Baracoa, Manzanillo, etc.

En 1918 el boxeo reaparece en La Habana en el "Ring Cuba" patrocinado por los periodista del periódico Cuba, Vicente Cubillas y Bernardino San Martín, en el patio de dicho diario. El boxeo quedó afianzado como espectáculo en el país.

La popularidad de los programas del "Ring Cuba" y la gratuidad para ver las peleas hicieron pequeño el local, que se trasladó para el más espacioso, "Black Cat Ring", donde se cobraba la entrada y disminuyó el público. Estos mismos promotores abrieron también el "Ring de Recreo".

La muerte en el ring del boxeador Joe Marroquín, hizo que se prohibieran los espectáculos de boxeo en La Habana en 1919, autorizándose meses después con la salida de la alcandía de Varona Suárez. Cubilla y San Martín se convirtieron en grandes promotores del boxeo asociados ahora con los empresarios de espectáculos Santos y Artigas a partir de diciembre de 1920. Los promotores Clodomiro y Miguel Castro contrataron boxeadores extranjeros y montaron pelas de exhibición en la arena "Habana Boxing", del Palisades Park, en 1920.

El 13 de diciembre de 1921 por Decreto presidencial se crea la Comisión Nacional de Boxeo y Lucha, con el objetivo de organizar estos deportes de combate convirtiéndose en la primera institución estatal de deportes en Cuba.

Para el 11 de mayo de 1922 se convoca el primer campeonato cubano de boxeo y sus primeros campeones fueron: Eladio Valdés, 48 kg.; Miguel castro, 51 kg.; Luis Sardiñas, 54 kg.; Pablo Roca, 57 kg.; Abel Domínguez, 60 Kg.; Enrique Ponce de León, 63,5 kg.; Rafael Rodríguez, 75 Kg.; Santiago Esparraguera, 81 Kg. y Antolín Fierro, más de 81 kg.

El fútbol se juega en Cuba desde inicios del siglo XX, primero entre emigrados y ciudadanos extranjeros residentes y luego algunos cubanos. En 1909 se organiza el primer Club en La Habana, integrado por cubanos educados en Inglaterra y algunos españoles, este equipo llevó el nombre de "Hatuey Sport Club", dirigido por Manuel Rodríguez y Raúl Lombard. A instancia de ellos se creó un segundo club formado por jóvenes ingleses, el "Rovers Athletic Club" dirigido por Percy Evered, James Ogilvie y William A. Cambell.

El primer enfrentamiento entre ambos equipos se produjo en los Campos de Palatino, barriada del Cerro el 11 de diciembre de 1911. Posteriormente se organizó una Liga a la que se unió el "Club Internacional" integrado por españoles. Estos emigrantes españoles fueron los principales animadores del fútbol cubano al crear clubes en sus sociedades regionales: se crearon los clubes, "Hispano-Americano", "Fortuna", "Olimpia", "Centro gallego", "Juventud Asturiana", etc.

El baloncesto comenzó a jugarse en Cuba en 1905 traído por estudiantes cubanos que lo aprendieron en los Estados Unidos y lo continuaron practicando en el gimnasio de la Asociación de Jóvenes Cristianos (YMCA) fundado en 1902 en la calle Egido. Al principio fueron encuentros de dos contra dos y tres contra tres, hasta que se formaron los tradicionales quintetos.

Pronto se comenzó a jugar en la Universidad de La Habana debido al entusiasmo de José Sixto de Sola, quien preparó un equipo que el 13 de octubre de 1906 se enfrentó al de la YMCA, ganando la Universidad. En 1907 se organizó un campeonato al que se inscribieron además de los dos equipos mencionados, otros clubes de sociedades deportivas y de recreo. La YMCA ganó este primer torneo.

Los torneos inter-clubes se siguieron organizando hasta que en 1915 se crea la Liga Nacional de Baloncesto de Cuba[2]auspiciado por José Sixto Sola y que organizó campeonatos hasta 1922 en que fue creada la Unión Atlética Amateurs de Cuba (UAAC) que desde entonces organiza los torneos reconocidos como oficiales.

Otros deportes contaban con practicantes agrupados en Clubes y Sociedades exclusivas, como por el ejemplo el tenis de campo y el voleibol, este último introducido en Cuba durante la segunda intervención norteamericana y practicado en un primer momento en los terrenos del Campamento Militar de Columbia[3]y luego en algunas escuelas y sociedades como entretenimiento.

Las carreras de caballo autorizadas en 1919 por la Ley de Turismo al igual que el Jai-Alai, ambos más espectáculos que deportes, reportaron grandes ganancias a sus promotores. En el caso de los caballos se nombró presidente del Hipódromo de Marianao a Ricardo Dolz, amigo íntimo del presidente de turno Mario García Menocal,

El tiro deportivo reservado a los militares y a los aristócratas aficionados que podían costearse armas y cartuchos. En este período se inician los Campeonatos de Toro al Plato (1912) en el Club de Cazadores del Cerro, ganado por Sergio Rocamora y el Campeonato Nacional de Tiro al Pichón (1916), ganado por Isolino F. Iglesias. Otras modalidades se practican de modo irregular en los campos de tiro de la Cabaña y Columbia.

Las regatas de remo se regularizan en La Habana, Cienfuegos y Varadero, principalmente en las modalidades de cuatro y ocho con timonel a la distancia de 1 500 metros. En 1921 se organizan las primeras regatas nacionales.

 

 

Autor:

Ramón Guerra Díaz

 

[1] Ingirió manzanas verdes en el trayecto y los dolores de estómago, le impidieron ganar la carrera.

[2] El primer torneo de esta Liga lo gana el Club Atlético de Cuba

[3] Hoy Ciudad Escolar Libertad


Comentarios


Trabajos relacionados

  • El calzado deportivo

    Descripción del pie. Industria del calzado. El calzado deportivo en la actualidad. Los pies, elementos de nuestra anat...

  • Karate

    Orígenes. Karate como deporte. Arte. Filosofia. Según el diccionario Karate (kara--mano; (Te-vació) es: Un deporte de ...

  • Basquetbol: Tacticas Del Juego.

    Caracteristicas del Jugador. Defensa. Construccion de la defensa. Tacticas ofensivas,...

Ver mas trabajos de Deportes

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.