Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La sociedad demócratica




Partes: 1, 2, 3, 4

  1. Introducción
  2. Presentación
  3. Prólogo
  4. Argumentación del modelo teórico e ideológico para la construcción de una sociedad democrática
  5. Modelo teórico e ideológico para la construcción de una sociedad democrática
  6. Conclusiones

Introducción

Dedico este libro a La Divina Presencia YO SOY, o sea, JEHOVÁ Dios Todopoderoso, del cual yo soy su siervo, creador de todo cuanto existe en el planeta tierra, incluyendo al hombre, y dedico también esta obra a mi Amado Maestro y Salvador JESUCRISTO, del cual yo soy su discípulo, Mesías enviado por Dios al planeta tierra a redimir al hombre de esta humanidad.

En Venezuela, y ningún país del mundo, no existe democracia, lo que se llama democracia no es más que una máscara, una fachada, realmente lo que existe en el país es una sociedad capitalista, donde el hombre no tiene valor sino que lo primero es el capital, el dinero, pues el que tiene capital, vive con todas las comodidades, pero el que no tiene dinero, vive en la miseria, así de sencillo. El presente libro: La Sociedad Democrática presenta esa realidad y plantea un nuevo modelo teórico e ideológico para la construcción de una sociedad democrática, realmente democrática, donde lo primero sea el ser humano.

El libro contiene dos partes: La primera presenta la argumentación del modelo teórico e ideológico; y la segunda el desarrollo del modelo en siete (7) postulados o líneas maestras.

La primera parte o argumentación del modelo teórico e ideológico, se inicia con un estudio sobre las leyes naturales, la cual se basa en el orden divino que rige el universo. Todo ideólogo para concebir un modelo teórico e ideológico parte de las leyes naturales; si el modelo está en armonía con las leyes naturales la sociedad que se fundamenta en ese modelo logra el progreso integral del hombre; pero, si el modelo se opone a las mismas, la sociedad que se fundamenta en ese modelo no tiene la posibilidad de lograr la felicidad del hombre; de allí la importancia del estudio de las leyes naturales, y la razón por la cual se ha incluido en este libro; continuo haciendo un estudio sobre las diversas sociedades que han existido a través de la marcha de la humanidad, como son las sociedades: primitiva, esclavista, feudal y comunista; y concluyo que cayeron o desaparecieron porque el modelo sobre la cual estaban fundamentada esas sociedades violentaba las leyes naturales, así como violan esas leyes el modelo teórico e ideológico de la actual sociedad capitalista y por lo cual será inevitable su desaparición, para dar nacimiento a una nueva sociedad, la cual será la sociedad democrática, cuyo modelo se presenta en este libro. Con el estudio de estas sociedades se presenta un análisis desde un contexto mundial.

Seguidamente, en esta primera parte del libro nos ubicamos en un contexto nacional y se hace un estudio de Venezuela, desde el mismo momento que el país se declara como una nación independiente, se concluye que el proyecto nacional que se implementó en Venezuela desde su nacimiento, estaba enmarcado dentro de una sociedad capitalista viola las leyes naturales, por lo cual no hay esperanza que se logre, mientras perdure ese proyecto, la redención definitiva social, económica y política del pueblo venezolano.

Se hacen otros planteamientos, entre ellos referente a la infraestructura económica y el tipo de propiedad que debe imperar en una sociedad democrática. En la segunda parte de este libro, aparece el desarrollo del modelo teórico e ideológico en el cual debe fundamentarse una sociedad democrática, concebido ese modelo en siete (7) postulados o líneas maestras y desarrollados los postulados de una manera muy general, propio de un modelo ideológico, sobre cuyas bases doctrinarias deben construirse los programas de acción para implementarlos dentro de la sociedad, argumentación que clarifica en muchas áreas este modelo ideológico y lo que puede ser su implementación.

El objetivo de este libro es presentar ante el pueblo Venezolano y la humanidad, un estudio que comprueba que Venezuela y la humanidad han marchado, a través del tiempo, y marchan por un rumbo equivocado y de no desviarse de ese rumbo a tiempo, el país y la humanidad, van al aniquilamiento. Se propone la solución con la construcción de una sociedad democrática, realmente democrática, donde el ser humano, y no el dinero, sea lo primero u ocupe el centro de esa sociedad, principal requisito para que el hombre logre en este planeta su redención definitiva. Una sociedad democrática donde entre los hombres se practique la solidaridad humana, donde se amen unos a otros, donde se ayuden unos a otros, donde coopere el uno con el otro; donde la materia prima de la sociedad sea el hombre.

Sobre las bases de este modelo teórico e ideológico de la sociedad democrática, cualquier interesado puede edificar y crear programas de acción para la implementación de este modelo.

Quiero significar que el mas alto valor, el primer valor de las leyes naturales es el amor divino y en tal sentido quiero concluir con el pensamiento siguiente: "el arma más grande y efectiva contra cualquiera experiencia inarmoniosa es el amor. El amor siempre vence por encima de todas las cosas. El amor salva todo los abismos".

Monografias.com

Presentación

Los fundadores de la Escuela de Estudio Socio-Económica y Política (E.E.S.E.POL), auspiciamos la publicación del libro: La Sociedad Democrática, del autor Omar Antonio Pérez Tomedes, presidente de la escuela. Presentamos el libro porque contiene el modelo teórico e ideológico, para la construcción de una sociedad democrática, que es la base de nuestra escuela.

Estamos convencidos que este modelo teórico e ideológico presenta un nuevo camino viable para la redención del hombre en sociedad, dentro de una sociedad realmente democrática donde haya una plena igualdad entre todos los hombres, donde el hombre sea el centro, la materia prima de la sociedad. Esta a la vista el fracaso de todos los modelos teóricos e ideológicos que han regido la sociedad humana, de manera que el modelo presente en este libro nace como una necesidad para orientar el actual sistema hacia el logro del bienestar integral del ser humano.

Venezuela desde sus inicios como país ha adoptado modelos equivocados, que hoy nos indican que por esa vía es imposible lograr el bienestar de los ciudadanos, aunque se dispongan de todos los recursos requeridos como hasta ahora han existido y existen; por lo que creemos que este modelo teórico e ideológico que en esta obra se presenta es la salida aceptable.

En este modelo se presenta una sociedad igualitaria, Monoclasista, con una sola clase, donde el centro de la sociedad sea el hombre y no el capital, el dinero.

Esperamos la aceptación en todos los sectores del país de esta obra que no debe ser analizada superficialmente, sino en profundidad y teniendo como centro la sobrevivencia del hombre sin ninguna discriminación.

Escuela de Estudios Socio - Económica y Política (E.E.S.E.POL)

AGRADECIMIENTO

Expreso mi más emotivo agradecimiento, por haber aceptado con gran satisfacción escribir el prólogo de esta obra, al Sociólogo Dámaso Balsabá Maicán, para este momento. Jefe de la Dirección de Actividades Extra-académicas de la Universidad de " Oriente Núcleo Bolívar - Venezuela.

También agradezco a los fundadores de la Escuela de Estudio Socio - Económica y Política (E.E.S.E.POL) del cual soy su presidente., hayan auspiciado la publicación de este libro, ellos son: Carlos Luis López, Trina Sánchez, Luis Maneiro, Inés Carela, Pedro Ríos y Mary Bello.

De la misma manera expreso mi agradecimiento a un grupo de esforzados ciudadanos que también hicieron posible la elaboración de este libro como son: Hilda de Jesús Rengifo de Pérez, Yorgelis Galilea García, Yolirma Vaccaro, Heinzenover Pérez Tomedes, William Rodríguez Rengifo, Yeiker Omar Ordoñez, Manuel Idrogo Rengifo, Francisco Idrogo Rengifo, Tania Librada Pérez Tomedes , Carmen Eugenia Tomedes, Nelly Pérez (+), Rómulo Isaías Pérez Pérez (+), Edilio Antonio Pérez (+), María Muñoz, Fermín Hernández, José Luis Camacho, Carmen Rivas Pérez, Amelia Rivas Pérez, Horacio Rodríguez, Grecia González, Augusto Chavarro, Romelia de Pérez, Teresa Cedeño, Maritza Velazco, Juan Martínez, María Eugenia Tomedes Garcias, Emiliano Carias, Ali Pérez Pérez, Emigdio Pérez Tomedes, Celia de Valenzuela, Víctor Valenzuela, Álvaro Natera Barceló, Brígida Martínez, Elizabeth Peroso de Pérez, Gloria Pérez, Sixta Gutiérrez, Doris Herrera, Cruz Mezones, Natividad Tomedes, Carmen Pérez Tomedes, Jesús Guerra, Leonor Vargas, Everilde Castillo, Antonio Cárdenas, Naile Josefina Arreaza, José Garcias Piña, Amílcar Soffia, Alicia Bouchart, Hilda Duarte, Maruja Agosto Aristigueta, Ubencio Ochoa, Yolimar Pérez, Adonis Tomedes, Pánfilo, Ángel María Tomedes (+), David Hernández (+), Olga Silveira, Pedro González, María Núñez (+), Santos Méndez (+), Osmando Marín, Carlos Rojas, Antonio Coromoto Mezones, Santiago Romero, Jesús Rodríguez Colina, Francisco Ascanio, Ramona Martínez, Nieves Correa Pérez, Andrea Bolívar, Reyes Alberto Soffia, Brunilde Caraballo, Ramona González, Luis Quiroz, Dilia Pérez, Rigoberto Basanta, Eliutt García, Inocencia Pérez, Juana España, Josefina de Oca, Francisco Morillo, José Gámez Carias, José Dimas, Fernando Ávila, Héctor Alcántara, Carmen González, Alicia Matson, Génesis Rodríguez Martínez, Ivonne Moreno Mata, Maria Gracia Tomedes, Loise .A, Carmen Primitiva Rengifo(+), Silvestre Idrogo(+), Alicia de López, Robert Torrealba, Belkis de Torrealba, Orlando López, Dougla Rodríguez Rengifo, Evelin de Rodríguez, Yeferson Marin, Karlenis Piñero, Juan Rivas, Samuel Ramos, Hetnimar Salazar, Yender Marín, Eliezer Martínez, Ruben Hernández, Daniel Piñero, Mariangeles Ramos, Cesar Montenegro, Reinaldo Rodríguez, Daniel Maita, May Moreno y Martin López.

Prólogo

Cuando el autor del presente libro: La Sociedad Democrática me expresó su deseo de que escribiera el prólogo de esta obra, sentí una gran satisfacción, porque conozco a OMAR ANTONIO PÉREZ TOMEDES desde muy temprana edad y tengo conocimiento de su larga y fructífera trayectoria en la lucha política venezolana, siempre enmarcada dentro del más alto grado de rectitud, honestidad y equidad social.

Omar Antonio Pérez Tomedes se ha dedicado a lo largo de su vida política a investigar y estudiar a las diversas sociedades e ideologías, que han existido a través del tiempo y es poseedor de una sólida formación en este campo. Conocimientos que lo llevan a crear un nuevo modelo ideológico, basado en una auténtica democracia.

El autor plantea que en Venezuela no existe democracia, sino una sociedad capitalista, lo cual debe ser un punto de atención y reflexión para todos lo políticos del país y el pueblo en general. La propuesta se ubica dentro de un contexto sociológico, donde el hombre, antes que el capital, representado en la posesión del dinero, sea el centro de toda acción de desarrollo. El hombre como objeto y sujeto de su propia autorrealización dentro de una sociedad auténticamente democrática, basada en la justicia y la equidad, sin desigualdades socio-económicas, propias de las ideologías capitalistas.

Se presenta de ese modo, un nuevo modelo ideológico orientado a construir una sociedad democrática en donde el centro de acción sea el hombre y su dignidad como ser humano. En casi dos siglos de existencia como nación independiente, Venezuela, ha ensayado modelos ideológicos que la han conducido de fracaso en fracaso, sin que el pueblo venezolano haya logrado el bienestar social que aspira. La opción democrática sugerida por Omar Antonio Pérez Tomedes representa una alternativa válida para enrumbar al país por senderos de bienestar y progreso social.

Para establecer su planteamiento sobre la necesidad de una ideología, auténticamente democrática, justa y equitativa, que sustituya a la actual enmarcada de un capitalismo de profundas desigualdades sociales, el autor hace un recorrido analítico de los diferentes sistemas sociales que han existido a través de los tiempos, como son:

1.- Sociedad Primitiva

2.- Sociedad Esclavista

3.- Sociedad Feudal

4.- Sociedad Comunista

5.- Sociedad Capitalista

El análisis del autor demuestra que todos estos sistemas sociales han ido desapareciendo por estar sustentados en falsas premisas ideológicas, en modelos teóricos errados, en donde el hombre siempre ha sido relegado a un segundo plano en el proceso de desarrollo social concluye sosteniendo que, el actual sistema capitalista, también desaparecerá para dar paso a una ideología propuesta por el autor, para la construcción de una real sociedad democrática que permita enrumbar el país por los senderos de grandeza que el pueblo anhela.

Este modelo teórico e ideológico de Omar Pérez Tomedes abre el camino para continuar adelante en la construcción de una real sociedad democrática justa e igualitaria La sociedad que tanto buscaron y por la que tanto lucharon hombres como Simón Bolívar, Antonio José de Sucre y Rómulo Gallegos, y tantos otros líderes de la democracia venezolana.

Omar Antonio Pérez Tomedes, insigne analista político y demócrata por convicción nos señala el camino a seguir. Un camino para el verdadero bienestar y felicidad del pueblo venezolano y toda la humanidad.

Dámaso Balsabá Maicán Sociólogo

PRIMERA PARTE

Argumentación del modelo teórico e ideológico para la construcción de una sociedad democrática

1.- LAS LEYES NATURALES

(PARTE I)

He considerado prudente incorporar un capítulo sobre las leyes naturales, en la argumentación del nuevo modelo teórico e ideológico para la construcción de una sociedad democrática. Esto se debe a que generalmente todos los ideólogos que conciben un modelo teórico e ideológico tienen como base las leyes naturales. En este sentido si el ideólogo concibe su modelo en armonía con las leyes naturales, será un modelo que conducirá a un verdadero progreso a la sociedad que lo adopte; pero en cambio sí el ideólogo concibe un modelo que choca con las leyes naturales, será un modelo falso, errado, que la sociedad que lo adopte no tiene esperanza de conducir a sus integrantes a un bienestar integral, esto último es lo que ha sucedido hasta el día de hoy con las diversas sociedades que se han establecido en la sociedad humana, como son las sociedades primitiva, esclavista, feudal, comunista y la actual sociedad capitalista; que por estar fundamentadas en modelos teóricos e ideológicos falsos, errados nunca han traído un bienestar integral a los integrantes de los pueblos o naciones que lo adoptan, de manera que esos pueblos han marchado como una represa mal construida que cuando se tapa un brote de agua por una parte se abren uno, dos, tres o más brotes de agua por otras partes.

El área del Universo está gobernada por la providencia Divina. Ahora bien, de esta providencia Divina eterna derivan las leyes eternas que coordinan y regulan todo

lo existente, incluyendo al hombre que está sometido a las leyes eternas de la manera más eficaz; esta regulación de la ley eterna en el hombre, es la ley natural, en este sentido el hombre, partiendo de la ley natural llega por razonamiento humano a ciertos principios comunes que se llaman leyes humanas. De esta manera un idealista o ideólogo crea un modelo teórico e ideológico, luego al ser aceptado por un pueblo, este lo consagra en una constitución y de allí se derivan todas las leyes para regir al hombre en sociedad.

Las leyes naturales actúan de manera invisible y en forma exacta, nada se le puede escapar y actúan de manera individual, a nivel de cada persona, como a nivel colectivo, sobre las sociedades.

¿Cómo actúan las leyes naturales a nivel del individuo? ¿Cómo actúan las leyes naturales a nivel de la sociedad o en forma colectiva? Esta son interrogantes que a continuación le vamos a dar respuesta.

Las leyes naturales actúan de manera perfecta en el individuo, regulando su conducta y devolviéndole a cada individuo el producto de esa conducta que ejecuta, en pensamiento, palabras y acciones, sea buena o sea mala y que cada individuo ha desarrollado por su libre voluntad o libre albedrío. El hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios; es decir, es un dios en miniatura y para perfeccionar su naturaleza humana ha de vivir múltiples experiencias, en las cuales desarrolla conductas buenas, o malas, según lo haya decidido y en este caso las leyes naturales velan en forma exacta para que el hombre reciba las experiencias con conductas buenas o malas según la haya generado y así se produce el aprendizaje, el hombre aprende de las conductas buenas que puede seguirla generando porque le producen felicidad y de las conductas malas aprende que no puede seguirlas generando porque le producen dolor y sufrimiento. El hombre contiene latentemente la cualidad moral e inmoral y sólo por la práctica de sus conductas buenas o virtuosas puede avanzar en el perfeccionamiento de su naturaleza humana., para alcanzar de esta manera su felicidad o bienestar integral, toda esta actividad son reguladas por las leyes naturales en el hombre.

El máximo exponente de las leyes naturales, en el planeta Tierra, fue el maestro nuestro Señor Jesucristo; él expresó: " Y con la medida que medís, os volverán a medir". Por otra parte dice una máxima espiritual: " Todo lo que el hombre sembrare, eso mismo cosechará", y yo añado: El que siembra uvas cosecha uvas, pero el que siembra espinos cosecha espinos. De manera pues que nadie puede escapar a las leyes naturales, pues esta ley se encarga de que cada individuo coseche lo que siembra, sea bueno o sea malo.

Hagámosle, por ejemplo un seguimiento a un dirigente político que se haya involucrado en un acto de corrupción y deshonestidad, en detrimento del pueblo, entonces podemos apreciar que termina en la decadencia y ganándose el desprecio del pueblo; allí tenemos el caso del dirigente político Adolfo Hitler, en Alemania, que su

conducta de agresividad y violencia lo llevó a desatar una guerra mundial donde perecieron más de 50 millones de seres humanos; hoy nos damos cuenta que ese dirigente terminó de la peor manera y se ha granjeado el repudio de toda la humanidad. Claro., las leyes naturales actúan desde el caso más pequeño hasta el más grande, ningún individuo, rico o pobre, negro o blanco, pequeño o grande, puede escapar ante la acción de las leyes naturales, que son leyes que no hacen acepciones.

En otro sentido, hagámosle un seguimiento a un dirigente político que desde el poder gubernamental haya actuado de la mejor manera con su pueblo; podemos entonces, darnos cuenta que el final de ese dirigente es un final dichoso con su conciencia y que los pueblos terminan inmortalizándolos, como dirigente, y los toma como vivos ejemplos que hay que imitar. Allí tenemos el caso de líderes como el Libertador Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, que mantuvieron desde el poder gubernamental una conducta ejemplar y de amor a su pueblo y hoy reciben del pueblo grandes homenajes y reconocimientos con las cuales el pueblo le dice a sus futuras generaciones, estos son los ejemplos que hay que imitar. Las leyes naturales colocan las cosas en su justo lugar.

Las leyes naturales actúan de manera justa y devuelven al hombre, bien o mal, de acuerdo a los actos realizados. Nada se queda impune todo regresa a su dueño tarde o temprano para bien o para mal, porque es su propia cosecha. El que odia será odiado, el que roba será robado, quién mata morirá violentamente, los que calumnian son calumniados, quienes ofenden recibirán ofensas, etc. Igualmente son retribuidas o devueltas las buenas acciones: Quien ama será amado, el que comprende a los demás siempre encontrará aprecio y comprensión, los que ayudan al prójimo nunca estarán solos y quienes comparten su dinero en obra de bien no pasarán por dificultades económicas, etc. así actúan las leyes naturales a nivel del individuo.

Tenemos que entender que existe un Dios Todopoderoso, creador de todo cuanto existe y se cumple como una ley natural y divina: "Todo aquello que en Dios no se sustente ha de ser destruido, olvidado en el tiempo y repudiado; más todo aquello que en Dios se sustenta: amistad o pareja, familia o agrupación, gobierno o nación, alma individual o humanidad; será firme y seguro, ha de prosperar y fructificar y no conocerá destrucción."

LAS LEYES NATURALES

(PARTE II)

En esta segunda parte continúo haciendo énfasis sobre las leyes naturales, como argumentación del Modelo Teórico e Ideológico para la construcción de una Sociedad Democrática.

Las leyes naturales están basadas en el orden divino que rige el universo. Daremos respuesta a la pregunta ¿Cómo actúan las leyes naturales a nivel de la sociedad o en forma colectiva?

Comencemos citando como ejemplo, que las sociedades y las edificaciones se parecen: si un edificio tiene una base sólida de concreto y con su herramienta correspondiente, puede venir vientos y ciclones, pero el edificio se mantiene firme en su puesto. De la misma manera las sociedades están fundamentadas en determinadas bases, que son modelos teóricos e ideológicos, si estos modelos son bases firmes y verdaderas porque el conjunto de ideas que lo contiene están en armonía con las leyes naturales la sociedad marchará en forma armonizada y conducirá a sus integrantes hacia su bienestar integral; así como la edificación que tiene sólidas bases le da una gran seguridad a quienes en él habitan. En otro sentido, si el modelo teórico e ideológico, el conjunto de ideas que lo integran, choca o enfrenta a las leyes naturales no hay posibilidad de que la sociedad que ha adoptado el modelo marche hacia un verdadero progreso, puede haber en esa sociedad mejoras o bienestar momentáneo, pero no permanente; por otra parte la sociedad marcha de manera desorganizada y desequilibrada.

Las sociedades que han existido, a través de la marcha de la humanidad, han transitado por un camino equivocado porque sus bases han estado fundamentadas en modelo teóricos e ideológicos que chocan con las leyes naturales, de esta manera una sociedad ha caído y otra se ha levantado para luego también caer porque el modelo ha estado en desarmonía con las leyes naturales. Así hemos tenido en forma secuencial a las sociedades: primitiva, esclavista, feudal y comunista Todas estas sociedades han caído y la actual sociedad capitalista agoniza debido a que también el modelo que ha sustentado choca con las leyes naturales.

Son postulados de las leyes naturales, que los modelos teóricos e ideológicos en las cuales tienen sus bases las sociedades, sean modelos que planteen en su conjunto de ideario el logro del bienestar de los integrantes de la sociedad a través de mecanismos que sostengan los principios de amor fraternal, armonía, solidaridad, paz, igualdad, justicia, libertad, distribución equitativa de la tierra, impersonalidad, unidad, rechazo a la división de la sociedad en diferentes clases sociales y como elemento fundamental que el hombre ocupe el centro o sea el primero en la pirámide de la sociedad. Y con un modelo teórico e ideológico que contenga en su cuerpo doctrinario estos principios, es indudable que la sociedad que adopte este modelo va rumbo al progreso y cercana estará de lograr el bienestar social, económico y político de quienes integran esa sociedad.

Las leyes naturales rechazan en un modelo teórico e ideológico que quiera implementarse en una sociedad, los principios de la guerra, la agresividad, la violación al libre albedrío, la desarmonía, la división de la sociedad en clases, el egoísmo humano, el odio, el personalismo, la desvalorización del hombre, etc. Un modelo ideológico que en forma tácita o expresa contiene estos principios en su cuerpo doctrinario, no puede abrigarse la esperanza de que puede conducir a ningún pueblo hacia su bienestar, antes por el contrario un pueblo que adopte un modelo teórico e ideológico de esta naturaleza, va rumbo al aniquilamiento.

Tenemos ejemplos de civilización, en tiempos remoto, que desaparecieron porque el modelo ideológico en las cuales estaba echadas sus bases estaban en desarmonía con las leyes naturales. Existe el caso de las ciudades Sodoma y Gomorra, donde las leyes naturales actuaron usando la naturaleza para hacer desaparecer esos pueblos contaminados por la práctica del egoísmo humano.

Si analizamos brevemente el modelo teórico e ideológico en las cuales tenía sus bases la sociedad esclavista, podemos darnos cuenta que ese modelo tenia como centro la esclavitud del hombre por el hombre, o sea, una sociedad donde unos esclavizaban a otros, para utilizarlo como instrumentos del logro de su bienestar, a través de la

producción de los esclavos. Este principio de esclavitud del hombre es rechazada por las leyes naturales que mantienen en sus principios que el hombre debe ser libre, sin más limitaciones que la que le dicte su pensamiento. De esta manera vemos que el modelo de la sociedad esclavista choca con los principios de las leyes naturales y podemos apreciar, a través del curso de la historia, que aunque esta sociedad permanece varios milenios, termina desapareciendo, sí, porque todo lo que choca con las leyes naturales algún día desaparece, o sea, no puede perdurar ni mucho menos logra un progreso estable.

Ahora bien tenemos el caso de la actual sociedad capitalista, que hoy impera en casi toda la humanidad, incluyendo a Venezuela; el modelo que sostiene esta sociedad capitalista, es el creado por el ideólogo Adam Smith en la segunda mitad del siglo XVIII, es un modelo que choca con las leyes naturales, ya que su primer postulado es el interés egoísta, o sea, estamos desenvolviéndonos en una sociedad donde sus bases es el egoísmo humano. Cuando las leyes naturales dicen es el amor, es la solidaridad humana, el modelo de la sociedad capitalista, del liberalismo económico, dice que no, que es el egoísmo humano. Por lo cual estoy convencido que esta sociedad capitalista va a desaparecer para dar paso a una nueva sociedad, la democrática, que propongo y defiendo en este libro.

Debe de establecerse en el planeta tierra la revolución Crística, para construir una Sociedad Democrática donde lo primero sea el hombre, el ser humano, y no el capital, el dinero; una sociedad democrática con los postulados o principios éticos de: Amor Divino, Libertad, Igualdad, Solidaridad, Justicia, Paz y Armonía. Donde las leyes naturales o divinas, actúan en forma colectiva para lograr ese objetivo. Este proceso se iniciará en Venezuela, donde nace este modelo Teórico e Ideológico de la Sociedad Democrática y luego se Establecerá gradualmente en todos los países del planeta tierra.

Es necesario que en Venezuela comience la revolución Crística, haya una constituyente y se establezca en la constitución nacional, estos postulados o principios éticos, como también los postulados presentes en este modelo Teórico e ideológico de la Sociedad Democrática presente y desarrollado en este libro.

Esta revolución Crística, establecerá un gobierno dirigido por Dios y guiado por Jesucristo, Mecías del planeta tierra, enviado por Dios al planeta tierra a redimir y salvar a esta humanidad; y los instrumentos de ese gobierno serán los hombres, dirigido por Dios y guiado por Jesucristo.

Estoy convencido de que Venezuela será el primer país del mundo donde caerá la Sociedad Capitalista y Venezuela será el primer país del planeta tierra donde nacerá la Sociedad Democrática.

3.- AUGE Y CAÍDA DE LA SOCIEDAD PRIMITIVA

Parto de un contexto universal, para argumentar el nuevo modelo teórico e ideológico para la construcción de una sociedad Democrática". Al ubicarme en el contexto universal busco demostrar por qué han desaparecido las sociedades que se han establecido en la humanidad, a través de su prehistoria e historia., y por qué caerá la actual sociedad capitalista en la cual tiene sus bases Venezuela y todos los países del planeta tierra y demuestro que la violación a las leyes naturales, por parte de los modelos teóricos e ideológicos sobre las cuales han tenido sus bases las sociedades que han existido, es la razón de la caída de esas sociedades. En esta oportunidad voy a referirme a la sociedad primitiva, que fue la primera sociedad existente en el planeta tierra.

La sociedad primitiva duró varios milenios, sus habitantes estaban agrupados en formas de comunidades, las primeras llamadas gens y posteriormente las tribus. La gens indica la procedencia común de sus miembros que vivían en grupos y se consideraban unidas por el parentesco (por línea materna o paternal); estos grupos de gentes vivían juntos en comunidad, les obligaba a ello la necesidad que tenían de llevar en común la hacienda, cultivar hábitos laborales y educar a los descendientes; estas comunidades gentilicias las dirigían los ancianos, que eran elegidos por los adultos. Las tribus es una ampliación de las gens al estas crecer y ramificarse, en las tribus se mantienen tas relaciones de parentesco y de trabajo, podía tener centenares y hasta miles de personas, ocupaba un territorio determinado para vivir y cazar; hablaban todos las misma lengua, tenían las mismas creencias religiosas, costumbres y ritos; la tribu la gobernaba un consejo., elegido en una asamblea de todos los miembros de la tribu. Toda la vida de la gens y de la tribu se basaba en principios democráticos.

Los habitantes de la sociedad primitiva, constituida primero por gens y luego por tribus, se mantuvieron dentro de un ambiente de armonía, de solidaridad humana y de cooperación; esto explica las razones por las cuales la sociedad primitiva dura varios milenios, pues, el modelo teórico e ideológico que conformaban sus bases, que era expresado a través de las costumbres, tradiciones, creencias y normas de sus habitantes; estaban en armonía con las leyes naturales y esa armonía del modelo con las leyes naturales se expresaba en lo siguiente: 1) Las relaciones de producción, donde los miembros de la comunidad tenían la misma posición en la producción social: en común se procuraban los medios de subsistencia, se prestaban mutuamente ayuda y apoyo, por partes iguales se repartían los bienes que producían y esto se debía a que los medios de producción (constituido por los objetos de trabajo o materia prima y los medios de trabajo que incluyen los instrumentos de trabajo) pertenecían a todos los miembros de la sociedad; 2) Existía la propiedad social, donde todos los miembros de la sociedad se distribuían por igual todos los productos producidos en la acción de trabajo y por ello existían relaciones de cooperación laboral; y 3) No existía la explotación del hombre por el hombre, el hombre era lo más importante en la sociedad primitiva.

Esta armonía del modelo teórico e ideológico de la sociedad primitiva con las leyes naturales, se rompe porque hay una distorsión de los elementos que sostienen esa armonía: 1) en las relaciones de producción se produce un cambio, aparecen distintos grupos de miembros de la comunidad ocupando distintas posiciones en la producción social: unos explotan a otros; el producto del trabajo se reparte desigualmente; un puñado de explotadores se apropia de la mayor parte de los bienes materiales producidos, mientras que las clases oprimidas sufren miserias y privaciones; 2) De la propiedad social, se pasa a la propiedad privada que engendra relaciones de explotación; y 3) comienza la explotación del hombre por el hombre y en la guerra que comenzaron a generarse entre comunidades, los prisioneros del producto de la guerra, son convertidos en esclavos.

A estos elementos que produce la ruptura del modelo de la sociedad primitiva, con las leyes naturales, se añaden otros; El comienzo de las luchas, la guerra., la agresividad y la violencia entre comunidades; el poder se llegó a obtener a través del miedo, la fuerza y la superstición. Todos estos elementos distorsionados en el modelo de la sociedad primitiva que tienen como elemento central de esa distorsión el egoísmo humano, chocan con las leyes naturales, que plantean la convivencia del hombre dentro de un marco de armonía, paz, amor, solidaridad humana, cooperación y la igualdad

entre todos los hombres. Por esta violación a las leyes naturales, que no hacen acepción y son inexorables, desaparecen la sociedad primitiva y en lugar de ella nace una nueva sociedad, la sociedad esclavista; quizás más obscena e injusta que los últimos tiempos de la sociedad primitiva.

Este estudio y los posteriores nos indica que toda sociedad que emerja en la humanidad, que tenga sus bases en un modelo teórico e ideológico que choque con las leyes naturales, tarde o temprano desaparecerá y sólo perdurará aquella sociedad que su modelo ideológico este en armonía con las leyes naturales y de no alterar ese rumbo será la sociedad que conducirá a los integrantes de la humanidad a su felicidad integral.

4.- AUGE Y CAÍDA DE LA SOCIEDAD ESCLAVISTA.

Continuamos ubicados en el contexto universal, para seguir argumentando el nuevo modelo teórico e ideológico para la construcción de una Sociedad Democrática. Una vez más quedará demostrado que las sociedades que se establezcan en el planeta tierra, que en sus bases que las sustenta o sea su modelo teórico e ideológico, violentan las leyes naturales desaparecen inexorablemente y en este sentido no hay acepción, pues, las leyes naturales no hacen acepciones. En esta oportunidad nos toca investigar la sociedad esclavista y demostramos que desapareció, al igual que la sociedad primitiva al cual sustituyó, porque también violentó en su modelo ideológico a las leyes naturales.

La sociedad esclavista prevaleció por varios milenios, sus habitantes estaban agrupados en etnias, nombres que recibieron las tribus cuando sus habitantes llegaron a vincularse no sólo por el parentesco, si no también que podían vivir gentes de otros parentescos y además desempeña un gran papel la proximidad territorial; entonces las etnias se constituyen por agrupación de gentes que viven en un mismo territorio, usan una lengua y tienen las mismas costumbres y de esa manera forman una cultura común. Las etnias es una forma de comunidad relativamente inestable, esta relativa fragilidad de los lazos que unen a las etnias se explica porque no tenían una economía unitaria, en la cultura eran demasiado fuertes las diferencias locales y de la lengua común empiezan a derivarse una serie de dialectos.

Los habitantes de la sociedad esclavista, constituida en etnias, desde el primer momento se mantuvieron en un ambiente de desarmonía, desde su comienzo comenzó a violentar las leyes naturales, que por ser violentada también por la sociedad primitiva ésta da paso a la sociedad esclavista. El paso de la Sociedad primitiva a la sociedad esclavista se da de la siguiente manera: El empleo de medio de trabajo ( que incluye los instrumentos de producción ) más perfectos, aumentó bruscamente la producción; se hace posible la producción, no mediante el trabajo común, sino con el trabajo de toda una familia; paralelamente la propiedad sobre los medios de producción empieza a pasar, poco a poco, a determinadas familias; empieza a nacer la propiedad privada y con ella la desigualdad patrimonial; esta desigualdad crece debido a que los patriarcas y jefes se valen de su posición para enriquecerse; gracias a los nuevos medios de trabajo comienza a rendir más productos de los que necesitaba para su sustento; nace la explotación del hombre por el hombre, los ricos sojuzgan a los pobres, a los prisioneros de guerra se les convierte en esclavos; entonces el régimen de la sociedad esclavista suplanta al régimen de la sociedad primitiva. Para lograr el progreso material y cultural en la sociedad esclavista se acudía a la explotación brutal de las inmensas masas de esclavos, era esto precisamente lo que impulsaba la producción.

Podemos apreciar que los elementos que llevaron a que naciera la sociedad esclavista, y que se mantuvieron durante la existencia de esta sociedad, tenía como centro el egoísmo humano, no puede ser posible que por el sólo hecho de perfeccionar los medios de trabajo esto haya permitido que determinadas familias se apropiaran de los medios de producción, se pasara de la propiedad social a la propiedad privada, se dividiera la sociedad en clases sociales y terminaran los más fuertes explotando a los más débiles y enriqueciéndose del trabajo de éstos; cuando el perfeccionamiento de los medios de trabajo podía ser una razón para profundizar en la propiedad social y los habitantes de las comunidades lograr el sustento con el trabajo común sin grandes sacrificios, ni tener que someterse a duras jomadas de trabajo para obtener la producción. Lo más aberrante de todo es que los más fuertes que se apropiaron de los medios de producción no se conformaron con enriquecerse normalmente con el trabajo forzado de los más débiles, sino que en su desmedida avaricia, convirtieron en esclavos a los más débiles para saciar al máximo su desmedida ambición de riqueza.

En la sola demostración, donde vemos al hombre convirtiendo en esclavo a el hombre, con el fin de saciar su desmedido apetito de riqueza, podemos apreciar una total desviación de todo principio humanista, que quizás es uno de los más altos grados de violación a las leyes naturales, que en este sentido sostienen la más alta valorización al hombre, entre todo lo que existe, la igualdad total entre los hombres y el respeto absoluto al libre albedrío del hombre, el cual es respetado en todo el cosmos.

De esta manera apreciamos que el modelo teórico e ideológico que constituían las bases de la sociedad esclavista, era un modelo falso, errado, desviado de toda verdad y por lo tanto infringía las leyes naturales; modelo ideológico con el cual no podía esperarse jamás la redención social, económica y política de las clases débiles y empobrecidas de esa sociedad. La sociedad esclavista humilló al hombre, lo desvalorizó y lo convirtió en un desecho de la sociedad; así era el hombre, débil en esa sociedad, con deberes pero sin derechos; obligado al rudo trabajo sin descanso; limitado en la atención y protección a su familia y sin autoridad sobre su propia vida.

El individuo o sociedad que violenta las leyes naturales, si no rectifica a tiempo, ha generado su propia destrucción; por eso desapareció la sociedad esclavista, porque violentó las leyes naturales y de esa manera nace una nueva sociedad, la sociedad feudal, que en el próximo capitulo vamos a investigar.

5.- AUGE Y CAÍDA DE LA SOCIEDAD FEUDAL.

Seguimos haciendo énfasis en el contexto universal, para continuar argumentando el Modelo Teórico e ideológico para la construcción de una Sociedad Democrática". En esta oportunidad se estudia la Sociedad Feudal, que sustituye a la sociedad esclavista, y también podemos demostrar que el modelo teórico e ideológico en el cual tenía sus bases la sociedad feudal., es un modelo que choca con las 'leyes naturales y que por tal razón desaparece también esta emergente sociedad. El modelo ideológico de la sociedad esclavista violentó las leyes naturales y desapareció y ahora le toca el turno a la sociedad feudal que por violentar las leyes naturales de la misma manera desaparece.

La sociedad feudal perduró más de un milenio, estaban agrupados sus habitantes, al igual que en la sociedad esclavista, en etnias, constituidas por gente del mismo parentesco y de diferentes parentescos, que vivían en un mismo territorio, usan una lengua y tienen las mismas costumbres y de esa manera forman una cultura común. Las etnias eran relativamente frágiles y esa fragilidad se expresaba porque no tenían una economía unitaria, en la cultura eran demasiado fuertes las diferencias locales y de la lengua común empiezan a derivarse una serie de dialectos.

En la sociedad feudal, sus habitantes estaban agrupados en etnias, divididos en clases sociales que mantenía una permanente luchas de intereses de unas clases con otras; pero existían dos clases claramente definidas, la clase dominante o explotadora de los terratenientes que eran dueños de grandes extensiones de tierra y una clase dominada o explotada que era la de los campesinos que trabajaban la tierra propiedad de los terratenientes.

Partes: 1, 2, 3, 4

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.