Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

¿El aborto, es éticamente moral?

Enviado por Dario Di Rosa



  1. El comienzo de la vida humana
  2. El embrión
  3. Principios científicos y éticos fundamentales para un juicio sobre el aborto
  4. El aborto y los Derechos Humanos
  5. ¿Un conflicto entre dos vidas?
  6. La moral y la ética frente al aborto

Esta pregunta nace a partir de que en el campo de la filosofía el aborto tiene implicancias éticas. La ética, reflexiona sobre la moral, a partir de un conjunto de conocimientos derivados de la investigación sobre la conducta humana y trata de dar una explicación racional, fundamentada, científica y teórica.Convencido de que, una sola rama del saber no puede explicar toda la realidad, tanto la filosofía como la teología ( y la ética dependiente de ellas) antes de ensayar una explicación de esa realidad, deben tener en cuenta los datos empíricos. Pero por otra parte las ciencias experimentales, no pueden por si solas explicar sus descubrimientos sin recurrir a las ciencias especulativas, Al hacerlo deberán subordinarse necesariamente a la etica, no pudiendo darse acción humana alguna, sea o no científica, carente de una dimensión moral, precisamente por ser una acción humana. Por eso, deberemos interrogar a la ciencia, pero sin invadir su ámbito, y sin permitir que invada ella el nuestro. Por ejemplo: la ciencia, investiga la realidad y constata sus fenómenos; la filosofía, en cambio, los interpreta (de otro modo se pretendería que la mente humana pueda crear la realidad). La realidad no es subjetiva, sino evidente (no se puede demostrar); se me presenta, y la conozco por la experiencia.Para ésta presentación, nos ayudaremos de las ciencias experimentales, sin invadir su área; pero teniendo en cuenta que porque de la respuesta depende la cuestión del comienzo del hombre como persona, tampoco permitir que invada la nuestra.También dire que: El tema del aborto puede tratarse sin apelar a la religión. Pues se puede ser agnóstico o ateo y ser totalmente contrario al aborto, como es el caso del filósofo español Gustavo Bueno, que ha argumentado magistralmente contra el aborto; el escritor fernando Sanchez Dragó; el cineasta y comunista Pier Paolo Passolini; el jurista italiano Norberto Bobbio, etc. No, el no al aborto no es un tema que tenga sus bases en la religión, dogma o ideología alguna, si no en el respeto que toda vida humana merece. ¿Se pueden tildar de "religiosos" o tener prejuicios de cualquier índole tanto a Anaxágoras como a Aristóteles (médico) en donde aparece un claro concepto de que hay una sustancia distinta de la materia?.Es Aristóteles, por ejemplo, quien sistematiza el argumento de Anaxágoras, deduciéndolo de la observación de los efectos de la actividad racional, el "entender".

El comienzo de la vida humana

Cuando se trata del comienzo de la vida humana se nos presentan dos interrogantes, relacionados entre sí pero distintos: Primero: la aparición del hombre en cuanto realidad biológica, y segundo: la iniciación de su identidad personal. Pero también, veremos que es inevitable, que entre en conflicto una antropología crudamente materialista, con una antropología filosófica, y la de una verdad inicialmente científica, con una verdad de sólido fundamento científico-filosófico.  Pero volvamos a nuestro pregunta: ¿El aborto, es moralmente ético? Primero debemos saber que significa que es un ser vivo.La definición más antigua que se tiene de la vida en la historia de la filosofía es la que diera Aristóteles: "Un ser vivo es aquél que es capaz de moverse así mismo" (automovimiento); y que lo realiza a partir de cuatro operaciones vitales: alimentarse, sentir, trasladarse y entender. A estas operaciones, las llamó: "actos segundos", y al vivir "acto primero" (ya que uno no está más o menos vivo, según realice más o menos operaciones de este tipo.También hay una definición científica "lo vivo es lo que crece, se reproduce, nutre y muere". A través del viviente vemos que lo propio del viviente es: moverse por sí mismo. La vida, no es algo que tiene el viviente, sino, la naturaleza misma que tiene el viviente; por eso es accidental y no sustancial. No existe "la vida", sino el "viviente" (hablar de vida, es una abstracción). El viviente, no es algo que "el hace", sino algo que "el es". Vivir es un modo de ser. Pero aquí no nos vamos a detener en los grados de vida, para poder seguir avanzando en la reflexión sobre la pregunta original.

El embrión

Se denomina embrión al organismo durante los primeros estadios de desarrollo, que en la fase humana se admite que dura desde la fecundación, con la formación del cigoto, hasta las seis semanas en que empieza a llamarse feto. Decir que el cigoto no es vida humana, es una negación gratuita y mal intencionada..Pero si nos preguntamos:¿Hay vida independiente de los padres, en el cigoto?Debemos hacer notar, que al ser una pregunta biológica, por lo que deberemos responderla con la información biológica, para dar una respuesta filosófica.La información biológica es clara: el cigoto es un todo genético con información humana, que se desarrolla por él mismo, y se mueve él mismo en su desarrollo. Es decir, tiene vida y tiene el mismo tipo de vida que sus padres (que son humanos) Esto demuestra que: al quitarle la vida a un cigoto se le está quitando la vida a un ser humano, y a un ser humano inocente. Lo cual desde cualquier punto de vista ético, es malo (1)Hoy ya se sabe que cada célula del cuerpo humano contiene una información completa del capital genético, del cual solo utiliza una pequeña parte. En el momento de fundirse los gametos masculino y femenino, cada uno de ellos aporta determinado número de cromosomas con sus respectivos genes.Dentro de cada cromosoma se almacena valiosísima información referente a las características del individuo, la apariencia externa de una persona, lo cualificable y a veces también, lo cuantificable.(1) Esta información está contenida en 23 pares de cromosomas (para la especie humana) que comprende un número considerable de genes. Está ya fuera de toda discusión que, biológicamente hablando, la vida humana comienza en ese momento, pues idefectiblemenete solo puede ser humano lo derivado de gametos y cromosomas humanos; porque…¿ Podría esperar una mujer que nazca de su ser, algo distinto a un ser humano?El cigoto es una célula diversa a las de los gametos contribuyentes a su formación. "lo que somos biológicamente los adultos, no es esencialmente otra cosa que lo que fuimos como óvulos fecundados". Con lo anterior, se puede afirmar que la vida del embrión humano es inviolable y no instrumentalizable. Para que el trato del embrión sea ético, este debe ser tratado como una persona. El ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el momento de la concepción, concediéndole así su derecho como persona (3) Se debe tener presente que si se llegara a tener dudas sobre la individualidad del embrión, esto no es razón justificable para manipularlo o atentar contra su integridad.En síntesis: No se puede estar vivo sin pertenecer a una especie, eso si que sería un sin sentido biológico, algo absurdo. Así, pues, durante todo nuestro ciclo vital somos humanos pues si nuestros padres lo han sido, no podemos ser otra cosa. Lógicamente la vida es un proceso y a lo largo de ella se van sucediendo una serie de fenómenos, pero eso no hace más que corroborar que el proceso avanza tal como está programado en nuestro ADN. Podría extenderme aún más, pero les remito a la consulta de algún libro de Embriología humana o de Biología del desarrollo. Como ves, nada de Teología, ni de religión, ni de dogma, ni de todas esas cosas que no hacen falta para explicar la pertenencia a la especie humana de todo ser vivo engendrado por humanos.Ahora bien, no corresponde a las ciencias empíricas decidir si un embrión humano ha alcanzado o no el nivel de persona.

Persona significa capacidad para el autodominio y para la responsabilidad personal, para vivir en la verdad y en el orden moral. La persona no es algo de naturaleza psicológica, sino existencial. No depende fundamentalmente de la edad, o de las condiciones fisico-psíquicas, o de los dones naturales, sino de su alma espiritual singular. La personalidad puede estar desconectada, como sucede en la persona que duerme; sin embargo, ya existe una protección moral. En general es también posible que no se actúe porque faltan los presupuestos fisiológicos y psicológicos, como sucede en el caso de los locos y de los idiotas. Pero el hombre civilizado se distingue del bárbaro precisamente porque respeta también a la persona cuando se encuentra en semejante situación. También puede estar escondida, como sucede en el embrión; pero ya existe con derecho propio.Ninguna muerte de un embrión, tanto si se la provoca antes o después del anidamiento, antes o después de la formación de determinados órganos, puede ser tenida por lícita, pues el embrión humano, cualquiera sea su edad o condición, es ciertamente el comienzo de una nueva vida humana y está destinado, si ya no lo fuese, a ser hombre y no otra cosa. Cuando hay seria probabilidad sobre la existencia de una vida humana personal, debemos comportarnos como si hubiera total certeza, por el riesgo implicado en tocar una vida humana y exponerse concientemente al homicidio. La vida humana es siempre intangible, no solo cuando es vida ciertamente humana, sino también cuando, aún siendo supuestamente incierta es, sin embargo, materia viviente destinada a serlo.

Principios científicos y éticos fundamentales para un juicio sobre el aborto

Realidad Psicobiológica y personal de la vida intrauterinaCuando tratamos del comienzo biológico de la vida humana, se expuso detenidamente las distintas teorías científicas y antropológicas formuladas acerca de la categoría y del valor adjudicables a la existencia de un ser humano desde el momento de la concepción hasta su desarrollo completo. La inmensa mayoría de la gente ignora la verdadera naturaleza del proceso de la gestación; esta casi absoluta falta de información es la razón por la cual no se tenga conciencia clara de la gravedad del aborto i de su intrínsica criminalidad. Pero no se trata solamente de falta de información.La ética profesional exige que, cuando se explica algo, se diga la verdad. Pero muchísimos especialistas de distintas disciplinas, enseñan cosas falsas sabiendo sabiendo lo que hacen y por qué lo hacen, aunque declaren hipocritamente estar convencidos de enseñar la verdad. Quienes profesan un respeto profundo a todos los seres humanos sin excepción, estiman que jamás uno de ellos puede ser expuesto al riesgo próximo de ser destruido, aunque ese riesgo no sea cuantificado. Basta con el hecho de privar de la oportunidad de vivir al embrión humano, para que sea condenable. Quienes no profesan aquel respeto, prefieren negar el problema ético, valiéndose de ciertos cambios de lenguaje. Para ellos, mudar el nombre de las acciones transmuta su moralidad .Hasta la cláusula: "Mantendré el máximo respeto por la vida humana desde su concepción" de la Declaración de Ginebra de 1948, llevó a la Asociación Médica Mundial, a cambiarla en 1983 por la de: "Mantendré el máximo respeto por la vida humana desde el momento de su comienzo". Así, y sin ninguna prueba científica que la alabe, se toma el inicio del individuo, desde la fecundación a aquel en que el embrión completa el proceso de anidación. Así, la ética, arrastrada por el Derecho, pasa a ser algo relativo, cambiante y no absoluto.

El aborto y los Derechos Humanos

¿Por qué semejante genocidio mantiene imperturbables a nuestros contemporáneos? ¡ Porque a un grupo de científicos, se les ocurrió decir que el embrión o feto humano, no es individual, ni es persona! De ahora en más, pues así lo han decidido algunos estados en sus legislaciones, ya no es la naturaleza, sino la sociedad cuando "acepta o no" al nuevo ser. Hoy ya no se acepta la existencia de la ley moral natural; hoy no existen más que leyes positivas, creadas por el capricho de la sociedad y sus costumbres. Hoy ya no se es ontológica y substancialmente persona; hoy se es persona solo relacional y accidentalmente (la relación es un accidente). La sociedad es quien decide. Pero no toda la sociedad humana (porque, entonces, se correría el riesgo de caer nuevamente en el derecho de gentes en el antiguo sentido); sino, tal sociedad: la que puede legislar el divorcio, el aborto, la eutanasia y la eugenesia. Si de la sociedad depende en establecer lo debido y lo indebido, sin partir de otro fundamente anterior: ¿qué sentido tiene una Declaración Internacional de los Derechos Humanos?.

El derecho a la vida

Afortunadamente los Derechos Humanos existen; y existen precisamente porque no dependen de la arbitrariedad social, sino de la dignidad intrinsica y entitativa de la naturaleza humana, parámetro original de toda ley y de todo derecho. Los derechos del hombre son muchos, pero no todos son de igual valor y de la misma categoría. Hay uno fundamental, porque sin él son imposibles los demás: es el derecho a la vida. Este derecho es inmanente a la naturaleza humana en cuanto tal y, a través de ella, a la persona que sin ella no podría existir.Sin orden natural no puede existir ningún derecho.

¿Un conflicto entre dos vidas?

Con muchísima frecuencia la justificación del aborto se presenta, como una necesaria elección entre dos vidas en conflicto; el derecho a la vida, se dice, asiste más a la madre que al hijo. Se alega también con la teoría de una tabla de valores: la vida de la madre estaría por encima de la del los niños aún no nacidos. Pero esto no es así. La invulnerabilidad de la vida germinal (su derecho a la vida) no depende, efectivamente, de su mayor o menor valor. No puede, pues, calificarse de más valiosa ni la vida de la madre ni la del niño. Se ha de hacer más bien todo lo posible para salvar una y otra, y todos los esfuerzos de la ciencia en este sentido merecen nuestro más alto reconocimiento.El significado del aborto no puede reducirse a un problema de conciencia; afecta a toda sociedad humana. Por ello la atención no puede quedar centrada solamente en la madre, no hay que olvidar al padre y de la sociedad (4) Todos tienen derecho a la vida.

La moral y la ética frente al aborto

Generalmente, cuando se aboga por el aborto, se citan opiniones de algunos científicos galardonados con el premio Nobel a causa de sus descubrimientos (por lo común en el campo de las ciencias experimentales) partidarios del procedimiento como "una necesidad" biológica. Por ser perito en una rama del saber no incluye ser competente en todas las demás; suele suceder, por el contrario, que su propia especialidad cierre de tal manera la mente de un especialista hasta impedirle ver toda la realidad. El biólogo, si no obtiene por otro camino un mejor conocimiento del hombre, estará siempre expuesto a considerarlo solo como lo ve: un conjunto de moléculas. Para saber que es el hombre no se ha de ir a consultar a un biólogo, solo atento a su forma externa. ¿a quién consultar entonces?

Si el sentido de la vida del materialista, es el placer, ¿quién dirá que es el amor? Para el materialista hay vidas con valor y otras sin valor. La mujer abortista grita: "mi útero me pertenece y hago con él lo que quiero". ¿Quién nos dirá entonces que toda vida tiene valor?Todos los adultos tienen derechos humanos y multitud de instituciones los defienden, cuentan con numerosos abogados aunque se trate de mafiosos de reconocida trayectoria; solo el niño en gestación no merece miramientos. A él se lo puede considerar objeto de ensayo y experimentación.Es ético, inducir a un aborto a alguien por el hecho de que esa criatura es fruto de relaciones sexuales extra-matrimoniales, un adulterio, estupro o violación; aduciendo que la persona no debe sufrir torturas morales, por la presencia de un hijo indeseado? ¿Puede ser tolerable cubrir una falta, con un crimen de homicidio?Hasta tal punto se ha debilitado el sentido moral de la sociedad que, hoy en día, una joven madre soltera es mirada con desprecio, y la que hace alardes por haber abortado es aplaudida. Y en el caso de una violación: ¿es ético, cometer un crimen, con otro crimen?Ni que hablar cuando socialmente se pretende justificar el aborto, en el caso que un niño pueda llegar a ser para su familia o su madre un peso económico o social demasiado caro. ¿Es ético cuando una madre asesina a su hijo, porque la existencia de este no cuadra con las ideas de ella sobre las necesidades sociales y el "status" o modelo de vida que cree debe llevar? En la mente de la gente que la postula se ha alterado completamente la jerarquía de los valores; para ella son más sagrado los bienes económicos, o el propio derecho a la diversión, los pasatiempos y la comodidad, que la vida de un nuevo hijo.Por desgracia, estas son las ideas imperantes en una gran porción de la población actual de mundo, bajo el influjo de una intensa campaña abortista; y se encuentra en la base de las legislaciones permisivas del aborto.

El aborto es un genocidio, lisa y llanamente.Quizás el problema radique en que el mundo aún no sea lo suficientemente maduro para llegar al reconocimiento pleno del valor de la persona y de sus derechos fundamentales. Por tal razón, se ha tardado mucho tiempo en reconocer socialmente la inmoralidad de la esclavitud, el colonialismo, el racismo o la tortura, hasta llegar a unas leyes abolicionistas. Y es posible que aún se este en camino para llegar a reconocer socialmente la inmoralidad del aborto y determinar su prohibición. El si de toda persona a la vida; la afirmación valiente de su valor y derecho, la propia actitud y la propia esperanza, fecunda sin duda, actitudes y esperanzas nuevas. La muerte genera muerte, pero el amor engendra amor y la vida engendra vida. (5)

(1) Nacer y morir con dignidad bioética- Domingo Basso-editoria Depalma-3 ed 1993)

(2) (El hombre y sus Genes - Elba Martínez Picabea de Giorgiutti. Ética, Editorial Ascune, 2004)

(3) Luna, Florencia y Sallen, Arleen (2000) En Decisiones de vida y muerte: Eutanacia, aborto y otros temas de ética médica. Ed Sudamericana. Bs As.

(4) Eugenio Alburqueque. Bioética, una apuesta por la vida. Ed CCS/Madrid.

(5) Carta Encíclica "Evangelium Vitae", del sumo pontífice Juan P:II . Roma 25/7/1995

 

 

Autor:

Dario Di Rosa

 


Comentarios


Trabajos relacionados

  • La necesidad de la ética

    La realización del siguiente trabajo está basado principalmente en la toma de consciencia por parte de los alumnos de la...

  • Etica

    ¿Qué es la ética empresarial?. Empresa. Misión. Visión. Comité de ética. Estructura axiológica. Mecanismos de capacitaci...

  • Etica profesional

    Formación profesional. Carácter profesional. Vocación. Orientación profesional. Costumbre. El profesional en su diario ...

Ver mas trabajos de Etica

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.