Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Lucha Ideológica entre el Capitalismo y el Socialismo




Partes: 1, 2, 3

  1. Introducción
  2. Las concepciones ideológicas capitalistas
  3. ¿En qué mundo vivimos?
  4. ¿Cómo logran manipular a las personas?
  5. El anticomunismo, el diversionismo ideológico y la guerra psicológica
  6. La estrategia enemiga contra Cuba desde el punto de vista político ideológico. Antecedentes y actualidad
  7. Intentos de EE.UU. para apoderarse de Cuba
  8. Revolución contra dominación
  9. El sistema de la agresión político ideológica enemiga contra Cuba y sus componentes
  10. La subversión interna, para corroernos sutilmente
  11. El sistema de la agresión enemiga contra Cuba
  12. Los centros de estudios, universidades y otras instituciones e intelectuales
  13. La Contrarrevolución Externa
  14. Los Medios Masivos de Comunicación
  15. Organizaciones No Gubernamentales (ONGs.)
  16. Los agentes yanquis o la contrarrevolución interna
  17. Caracterización de la situación político ideológica
  18. Los valores revolucionarios son predominantes en nuestra sociedad
  19. Manifestaciones negativas
  20. Las prioridades del trabajo ideológico en la actualidad
  21. Conclusiones

Introducción

El Concepto de Ideología y sus Las acepciones actuales

Un fantasma recorre la filosofía pues pensadores, que no dejaron de ser comunistas, resucitan una ideología que parece volver de sus cenizas pero sin el fuego de 1917.

Un libro actual compila posturas de Negri, Badiou, Rancière, Zizek, entre otros, lo que expone Ezequiel Adamovsky en un trabajo donde describe algunas de las ideas expuesta en el encuentro filosófico que se realizó del 13 al 15 de marzo de 2009 en la universidad Binberck School of de Londres.

En el encuentro realizado se utilizan seis acepciones del concepto de ideología:

(1)La ideología es el proceso material general de producción de ideas: creencias y valores en la vida social.

Esta definición política y epistemológicamente neutra, denota todo el complejo de prácticas de significación y procesos simbólicos propios de una sociedad determinada(2) La ideología gira en torno a las ideas y creencias - tanto verdaderas como falsas - que simbolizan las condiciones y experiencia de vida de un grupo o clase, socialmente significativo, es decir un grupo que tiene significación y trascendencia social.

Este concepto de ideología restringe su alcance pero se asocia demasiado al también discutido concepto de "cosmovisión".(3) La ideología atiende a la promoción y legitimación de los intereses de grupos sociales con acentuaciones específicas y opuestas a otros grupos o sectores de la sociedad. Estos intereses se vuelven relevante porque apuntan al sostenimiento o al cuestionamiento de toda una forma política. Se transforma en un campo discursivo en el que poderes sociales - que se alimentan y se promueven a sí mismos - entran en conflicto o chocan entre sí por cuestiones centrales en el intento de controlar el conjunto del poder social.

Esta acepción entraña el supuesto de que la ideología es un tipo de discurso particular orientado a la acción, en el que se acentúa más el oportunismo y la operatividad que la verdad.

(4)La ideología promueve y legitima los intereses sectoriales, pero sólo del poder social dominante. Las denominadas "ideologías dominantes" contribuyen a unificar una formación social de manera que convenga a sus gobernantes.(5)La ideología es el conjunto de ideas y creencias que contribuyen explícitamente a legitimar los intereses de un grupo o de una clase dominante, especialmente utilizando la distorsión y el disimulo. El poder dominante convierte en natural, universaliza o disfraza las verdades o las versiones parciales de la realidad para lograr que respondan a sus intereses reales.(6) La ideología es un conjunto de creencias falsas y engañosas derivadas no simplemente de los intereses de una clase dominante sino de la estructura material del conjunto de la sociedad.

El concepto mantiene su carga peyorativa pero se lo universaliza como connatural a la condición humana misma, incapaz de ver e interpretar adecuadamente la realidad misma.

Veamos ahora la definición dada al respecto en el evento teórico más importante realizado por el Partido Comunista de Cuba:

La ideología es el reflejo, en la conciencia de los hombres, de las condiciones sociales objetivamente existentes y, principalmente, un reflejo de las relaciones de producción imperantes y está determinada también, en gran medida, por los hábitos, tradiciones y concepciones que se trasladan de generación en generación, y por la labor de divulgación e inculcación de ideas que se realiza a través de diferentes medios.

Es conocido que en cada etapa del desarrollo de la sociedad, la clase social económica y políticamente dominante posee siempre el monopolio, casi o totalmente exclusivo, de todos los medios de divulgación y comunicación de ideas, y como dispone, además, del aparato de coerción para reprimir las manifestaciones ideológicas de otras clases que están en contradicción con ella, la ideología dominante en cada momento será, por lo general, la ideología de dicha clase. Bajo el capitalismo las ideas políticas, jurídicas, morales, filosóficas, artísticas, etcétera, y las creencias y concepciones predominantes son las que corresponden a los intereses de la burguesía.

En nuestro país, la liquidación del dominio imperialista, la abolición de la propiedad privada sobre los medios fundamentales de producción, la eliminación de la explotación del hombre por el hombre y todas las demás transformaciones socialistas realizadas, han creado la base económica y las condiciones objetivas necesarias para el desarrollo de la más profunda conciencia socialista en todas las esferas de la ideología.[1]

La definición de ideología dada en 1975, en el primer Congreso del PCC deja claro que el concepto no es sólo el reflejo en la conciencia de los hombres de las condiciones sociales existentes, como a muchos le gusta decir. Es mucho más y sobre todo tiene las características propias de los hombres y mujeres de cada país, pues para nosotros la cubania es un rasgo de nuestra ideología y nuestras tradiciones de lucha, el coraje y el valor de los cubanos a lo largo de la historia también son un componente importante.

Las concepciones sobre la ideología como vemos evolucionan y cambian por lo que es necesario conocer cómo se desarrollaron en el capitalismo

Las concepciones ideológicas capitalistas

El desarrollo de la cuestión de la ideología admite un prolongado análisis, pero el planteo de fondo, en esta exposición, es determinar el papel que la ideología juega en la configuración de cada sociedad humana, en los fundamentos educativos, en la elaboración de los proyectos, en la planificación general, en la formulación de las leyes y en el gobierno de una sociedad.

La búsqueda de la verdad, la libertad especulativa y la obsesión por la totalidad propias de la filosofía parece contrastar con la conocida cristalización de las ideas características de la ideología. Pero debemos tener en cuenta que la filosofía sigue siendo la fuente de la que brotan las ideas para convertirse en el instrumento de pertenencia, de defensa, de interpretación o de combate.

En el Siglo XXI cuando China se ha convertido en una potencia de primer nivel y ha proclamado un país dos sistemas, donde muchos países logran resultados superiores en materia social manteniendo elementos del capitalismo en la economía como Venezuela, Ecuador, Bolivia proclamando a su vez El Socialismo del Siglo XXI, y en otros como Viet Nam se desarrolla la economía de mercado, hay que tener en cuenta la adecuación del concepto a la realidad de la actuación de los Partidos Políticos.

No cabe dudas que son las concepciones ideológicas sustentadas en la verdad científica las que deben prevalecer en los que se proponen construir el socialismo, pero esto no niega lo que autores marxistas han señalado que si la ideología burguesa había tenido un carácter progresista en la fase inicial de nacimiento del capitalismo, de hecho algunas de sus formulaciones se correspondían con el desarrollo histórico y el progreso social, o lo que es lo mismo, poseían, o al menos habían poseído, elementos científicos. Pensar que la ideología burguesa se despojaba totalmente de sus componentes científicos, cuando en verdad, todo parece indicar lo contrario ya que los ideólogos del capitalismo cuando  más necesitaban que sus teorías tuviesen un componente científico era precisamente en aquellos momentos en que peligraba aquella sociedad entonces amenazada por el auge del socialismo.

Al subestimar las potencialidades científicas emanadas de las teorías filosóficas, políticas, económicas, etc., que fundamentaban el capitalismo se ha desconocido que todo sistema social toma del que le precede los elementos positivos y desecha los negativos, por lo que reconocer que el capitalismo, al estar condenado a desaparecer como sistema por la historia, no debe llevar a desconocer la validez científica de sus algunas de sus argumentaciones.

Dada la complejidad actual en el mundo de hoy es mucho más complejo determinar la ideología que tiene o que asumen los partidos políticos por la propia complejidad de la realidad que vivimos y de los matices que se manifiestan en las concepciones y actuación de estos.

¿En qué mundo vivimos?

La forma más clara y precisa fue señalada por Fidel:

Ese es el mundo en que estamos viviendo, no es un mundo lleno de bondad, es un mundo lleno de egoísmo; no es un mundo lleno de justicia, es un mundo lleno de explotación, de abuso, de saqueo, donde un número de millones de niños mueren cada año —y podrían salvarse—, simplemente porque les faltan unos centavos de medicamentos, un poco de vitaminas y sales minerales y unos pocos dólares de alimentos, suficientes para que puedan vivir. Mueren cada año, a causa de la injusticia, casi tantos como los que murieron en aquella colosal guerra que mencioné hace unos minutos.

¿Qué mundo es ese? ¿Qué mundo es ese donde un imperio bárbaro proclama el derecho de atacar sorpresiva y preventivamente a 70 o más países, que es capaz de llevar la muerte a cualquier rincón del mundo, utilizando las más sofisticadas armas y técnicas de matar? Un mundo donde impera el imperio de la brutalidad y de la fuerza, con cientos de bases militares en todo el planeta, y entre ellas una en nuestra propia tierra, en la que intervino arbitrariamente cuando el poder colonial español no podía sostenerse y cuando cientos de miles de los mejores hijos de este pueblo, que apenas tenía un millón de habitantes, habían perecido en una larga guerra de alrededor de 30 años; una Enmienda Platt repugnante en virtud de una resolución de igual repugnancia que, de forma traidora, otorgaba el derecho a intervenir en nuestra tierra cuando a su criterio no existiese suficiente orden. [2]

Pero Fidel es optimista y plantea un posible alternativa: Alguien habla de la batalla de ideas, sí, aquella batalla de ideas que estuvimos librando durante algunos años se está convirtiendo en una batalla de ideas a nivel mundial. Y triunfarán las ideas, deben triunfar las ideas. Trasmitamos ese mensaje, abrámosle los ojos a esta humanidad condenada a la extinción. Si no va a ser eterna, si es probabilísimo que un día hasta la luz del Sol se apague, si es casi seguro que no habrá forma de trasladar la materia viva y sólida a una distancia que quede a años luz de este planeta, y las leyes físicas son mucho más rigurosas, mucho más exactas que las leyes históricas o sociales.

De todas formas pienso que esta humanidad y las grandes cosas que es capaz de crear, deben preservarse mientras puedan preservarse. Una humanidad que no se preocupe por la preservación de la especie sería como el joven estudiante o el cuadro dirigente que sabe que su vida está muy limitada a un número reducido de años y, sin embargo, estuviera preocupado solo por su propia vida.[3]

¿Cómo logran manipular a las personas?

La Respuesta ha sido abordada por muchos, pero la forma más clara y resumida fue la expuesta por Fidel:

No enseñan a leer y escribir a las masas, gastan un millón (de millones) en publicidad cada año; pero no es que gasten, lo gastan en crear reflejos condicionados, porque aquel compró Palmolive, el otro Colgate, el otro jabón Candado, sencillamente porque se lo dijeron cien veces, se lo asociaron a una imagen bonita y le fueron sembrando, tallando el cerebro. Ellos que hablan tanto de lavado de cerebro, ellos lo tallan, le dan una forma, le quitan al ser humano la capacidad de pensar; y si todavía le fueran a quitar la capacidad de pensar a alguien que se gradúa en una universidad y puede leer un libro sería menos grave.

¿Qué puede leer el analfabeto? ¿Cómo se entera de que lo están engatusando? ¿Cómo se entera de que la mentira más grande del mundo es decir que eso es democracia, el sistema podrido que impera ahí y en la mayor parte, por no decir casi todos los países que copiaron ese sistema? Es terrible el daño que hacen. Y cada cual va tomando conciencia, y va tomando conciencia un día tras otro, un día tras otro; un día tras otro, más desprecio, más repugnancia, más odio, más condena, más deseos de combatir. Eso es lo que hace que cualquiera pueda ser, al cabo del tiempo, muchas veces más revolucionario de lo que era cuando ignoraba muchas de esas cosas y solo conocía los elementos de la injusticia y de la desigualdad.[4]

Las ideas anteriores nos ubican en la complejidad del tema, pues a lo largo de la historia las ideas y las concepciones nuevas y sobre todo las progresistas se han abierto paso al demostrar de forma práctica su justeza. Por otra parte las concepciones que tratan de mantener las ideas retrogradas, por muchos esfuerzos que realicen sus defensores, fracasan.

El tema que tratamos requiere por tanto una abordaje amplio, que nos ubique cómo ha evolucionado y se ha desarrollado la lucha entre las concepciones progresistas revolucionarias y las retrogradas y por ello al identificar la lucha ideológica como la Confrontación que se produce entre las ideas, concepciones y principios que sostienen las clases, capas o grupos sociales, los partidos o los gobiernos que las representan en cuanto a la realidad en que vivimos y como transformarla, tratamos de que se comprenda la causa por lo que las ideas que defienden unos y otros se corresponden con sus necesidades e intereses, los ricos quieren seguir siendo ricos y los pobres quieren mejorar sus condiciones de vida.

Hay que tener presente también la siguiente reflexión de Fidel:

Es obvia la preocupación que siempre ha tenido la Revolución cubana por la educación del pueblo.  Juzgando mi propia experiencia, llegué pronto a la idea de que únicamente la conciencia podía prevalecer sobre los instintos que nos rigen.  Los avances tecnológicos hablan hoy de la posibilidad de manipular las funciones de las células del cerebro humano.  ¿Para qué servirá todo eso en un mundo donde impera el valor comercial de los bienesservicios?  ¿Qué autoridad lo determinará?  Por esa vía y a través del robo desvergonzado de cerebros, fenómeno en el que hay que insistir porfiadamente, podrían destrozar lo que más vale del ser humano, que es su educación a través de la conciencia[5]

El anticomunismo, el diversionismo ideológico y la guerra psicológica

La lucha contra el comunismo por parte de las fuerzas de la reacción está vinculada al propio surgimiento de estas concepciones. En 1848 cuando se publicó el Manifiesto del Partido Comunista ya Marx y Engels señalaban "Un fantasma recorre Europa, el fantasma del comunismo. Todas las fuerzas de la vieja Europa se han unido en Santa Cruzada para acosar ese fantasma: el Papa y el Zar, Metternich y Guisot, los radicales franceses y los polizontes alemanes[6]

Por tanto desde que aparecen las concepciones teóricas sobre la posibilidad de la existencia de una sociedad diferente al capitalismo, tanto los burgueses como sus aliados o intelectuales asalariados trataron de enfrentarlo y de desvirtuarlo.

El enfrentamiento ideológico entre las concepciones burguesas y proletarias, y por tanto la actividad contra las ideologías comunistas puede dividirse en cuatro grandes etapas, cada una de estas caracterizadas por potenciar determinada línea, métodos, vías para lograr sus objetivos..

Primera etapa (desde que surgen las concepciones teóricas del socialismo hasta su materialización en Rusia)

Antecedentes.

La caída del feudalismo (1292 aproximadamente.) propició un nuevo orden económico y político de la sociedad. Se consideraba al feudalismo como una época obscura que no aportó nada a la humanidad, pero en realidad, fue una época de maduración de las sociedades a fin de que fueran aptas para su próxima transformación. Y precisamente fue gracias a este proceso de maduración que se dio el Renacimiento y la Edad Moderna. Con todos los descubrimientos hechos en aquella época se da una nueva visión del mundo y de los propios seres humanos.

Con los descubrimientos mecánicos se da una mejora en la producción económica, que trae consigo la aparición de nuevas formas de vida y de trabajo.

La industria y el comercio son las nuevas fuentes de riqueza y por lo tanto surgen nuevas clases sociales: la burguesía (impulsora de la actividad económica) y el proletariado (vende su fuerza de trabajo por una salario).

Surge el Mercantilismo, el cual tenía una política proteccionista. (Protegía las mercancías nacionales de la competencia exterior). Con las medidas que había adoptado, el Mercantilismo obstaculizaba el comercio, por lo que, en oposición, surgieron otras corrientes económicas, como la fisiocrática, elaborada por Francisco Quesnay y Roberto Turgot. Su doctrina se sintetiza en la frase: "Dejar pasar, dejar hacer, el mundo camina por sí mismo". Se manifestaban a favor de la libertad del comercio y se oponían a la intervención del Estado en la vida económica.

El liberalismo económico surgió en Inglaterra; coincidía en puntos importantes con la fisiocracia. Los liberales proponían la libre iniciativa individual, la libre competencia y el libre juego de las leyes del mercado. El pensador más destacado de esta corriente es Adam Smith, que decía: "Si se deja actuar) libremente a las fuerzas económicas (oferta y demanda, éstas se equilibrarán".

Con el desarrollo de las nuevas concepciones capitalistas y la despiadada explotación de los obreros que se veían obligados a trabajar doce o más horas al día por salarios despreciables, se desarrollan movimientos de lucha contra la explotación entre los cuales se encuentran el cartismo[1]y el ludismo[2]que fueron llevando la lucha de la clase obrera de clase en si a clase para si.

Una primera etapa, desde que surge el comunismo y sobre todo desde que sus concepciones quedan claras con el Manifiesto del Partido Comunista, elaborado por Marx y Engels en 1847 hasta el triunfo de la Revolución Socialista de Octubre en 1917.

En esta primera etapa las acciones que realizan buscan evitar que las concepciones teóricas planteadas tengan su fuerza material en la clase que se plantea guiar: el proletariado. Las acciones anticomunistas, que desarrollan van dirigidas por una parte a desvirtuar las concepciones de Marx y Engels y por otra a reprimir de forma violenta las organizaciones que surgen y que las asumen.

La propaganda capitalista desde que surgen las concepciones teóricas de la nueva sociedad que era necesario y posible construir asume el paradigma del anti-comunismo, por lo que lo primero que debemos definir es ¿qué es el anti comunismo?El anti comunismo es un movimiento político desarrollado por la burguesía a través de todos sus medios, vías y métodos que tiene como objetivos alejar a los trabajadores, campesinos y a otros grupos y capas sociales explotados de la única salida que tienen para cambiar las duras condiciones de vida a la que son sometidos bajo el sistema capitalista, es decir la construcción del Socialismo:

En el manifiesto comunista ya Marx y Engels señalan un conjunto de mentiras que la burguesía vierte sobre el comunismo para atemorizar a las masas ante la imposibilidad de poder rebatir tan solo uno de los planteamientos del marxismo necesitan utilizar todo tipo de mecanismo que retarde los más posible el triunfo definitivo de la revolución y les permita conservar los privilegios y el régimen de explotación del hombre por el hombre.En 1848 señalaban Marx y Engels: "Se nos reprocha que queremos destruir la propiedad personal bien adquirida, fruto del trabajo y del esfuerzo humano, esa propiedad que es para el hombre la base de toda libertad, el acicate de todas las actividades y la garantía de toda independencia.""¡La propiedad bien adquirida, fruto del trabajo y del esfuerzo humano! ¿Os referís acaso a la propiedad del humilde artesano, del pequeño labriego, precedente histórico de la propiedad burguesa? No, ésa no necesitamos destruirla; el desarrollo de la industria lo ha hecho ya y lo está haciendo a todas horas."Esta mentira, que todavía sostiene la burguesía sobre el comunismo, la vida ha probado su falsedad: la propiedad privada ha seguido creciendo y hoy un solo hombre tiene más de 70 mil millones de dólares a costa de miles de hombres en la pobreza o hay un hombre con una casa que vale mil millones de dólares mientras mil millones de hombres y mujeres no tienen una casa confortable y están en la pobreza. Esto es el capitalismoDurante la primera etapa también surgen manifestaciones de revisionismo, dogmatismo, reformismo y oportunismo pues hay quienes desde posiciones aparentemente marxistas enfrentan, modifican, desvirtúan o manipulan lo planteado por Marx y Engels, lo que Lenin en particular enfrenta..

Segunda etapa (desde el triunfo del Socialismo hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial)

La segunda etapa abarca desde el triunfo de la Revolución de Octubre hasta la derrota del fascismo. El centro del anticomunismo en esta etapa lo ocupa la lucha contra la Unión Soviética, cuya materialización finalmente se realiza con la agresión contra su territorio durante la segunda guerra mundial y que trae consigo el desarrollo de la Gran Guerra Patria por el pueblo soviético, cuya consecuencia fue que, junto con la derrota del fascismo, aparezcan otros estados socialistas.

Apenas transcurridas 24 horas después de que estallara la Revolución rusa, un número importante de estados europeos orientan sus esfuerzos propagandísticos a denunciar el recién nacido régimen bolchevique, y caracterizarlo a través de los medios de comunicación con el "desorden social y moral". En Francia, por iniciativa del Estado Mayor y de los gobiernos de derechas, se denuncia a los comunistas  en nombre de la defensa del imperio colonial, por atentar contra la seguridad del Estado.  Estas concepciones y posiciones llevan a que el ministro del Interior francés, Albert Sarraut, proclamara en 1927: "El comunismo, ¡ése es el enemigo!".  En agosto de 1929, con el fin de impedir la realización de una jornada revolucionaria contra la guerra, André Tardieu, que ocupaba entonces el cargo de ministro del Interior en Francia , ordena proceder al arresto preventivo de los dirigentes del Partido Comunista Francés.  Curiosamente en la época  del Frente Popular de los años 30, determinados movimientos pacifistas y sindicalistas, jalearán la acusación de "belicismo"   contra el PCF por haberse pronunciado en contra de la firma de los Acuerdos de Munich con Hitler.  En el transcurso del invierno de 1938-1939, serán más de un centenar de directores de periódicos franceses los que exigían la prohibición del PC  en ese país.

La firma del pacto germano-soviético y el comienzo de la Segunda Guerra Mundial avivan el anticomunismo en todas las democracias formales de la Europa Occidental.  Los partidos comunistas se ven sometidos a una represión masiva, que va desde la prohibición de sus periódicos y de sus organizaciones hasta la destitución de sus representantes electos.  A menudo se combina con el antisemitismo para fundar ideológicamente la "cruzada contra el bolchevismo".

El protagonismo de los comunistas en la Resistencia francesa e  italiana  contra los alemanes, así como el papel decisivo del Ejército Rojo en la derrota de las tropas de Hitler, modifican radicalmente las actitudes de muchos intelectuales europeos con respecto al comunismo. La popularidad de los comunistas alcanza su apogeo en las fechas de la Liberación y los dos años posteriores.

En esta etapa una figura asume la defensa del marxismo leninismo desde posiciones nuevas fue Antonio Gramsci que se le conoce principalmente por la elaboración del concepto de hegemonía y bloque hegemónico, así como por el énfasis que puso en el estudio de los aspectos culturales de la sociedad (la llamada "superestructura", en la metáfora de Marx) como elemento desde el cual se podía realizar una acción política y como una de las formas de crear y reproducir la hegemonía.

Gramsci en algunos espacios fue conocido como el "marxista de las superestructuras", atribuyó un papel central a la infraestructura (base real de la sociedad, que incluye: fuerzas productivas y relaciones de producción)/ y la superestructura ("ideología", constituida por las instituciones, sistemas de ideas, doctrinas y creencias de una sociedad), a partir del concepto de "bloque hegemónico".

En sus concepciones aparece una importante fundamentación para la lucha ideológica y el trabajo ideológico pues Gramsci profundiza en el papel de la superestructura

El poder de las clases dominante, según ese concepto, se ejerce sobre el proletariado y todas las clases sometidas en el modo de producción capitalista, no es simplemente por el control de los aparatos represivos del Estado, pues si así lo fuera dicho poder sería relativamente fácil de derrocar (bastaría oponerle una fuerza armada equivalente o superior que trabajara para el proletariado); dicho poder está dado fundamentalmente por la "hegemonía" cultural que las clases dominantes logran ejercer sobre las clases sometidas, a través del control del sistema educativo, de las instituciones religiosas y de los medios de comunicación. A través de estos medios, las clases dominantes "educan" a los dominados para que estos vivan su sometimiento y la supremacía de las primeras como algo natural y conveniente, inhibiendo así su potencialidad revolucionaria. Así, por ejemplo, en nombre de la "nación" o de la "patria", las clases dominantes generan en el pueblo el sentimiento de identidad con aquellas, de unión sagrada con los explotadores, en contra de un enemigo exterior y en favor de un supuesto "destino nacional". Se conforma así un "bloque hegemónico" que amalgama a todas las clases sociales en torno a un proyecto burgués.[7]

El surgimiento de gobiernos fascistas como respuesta del capitalismo a las luchas populares y sobre todo la sed de poder hitleriana que con sus invasiones a los países europeos se apropia de loa medios y recursos necesarios para su gran objetivo Destruir el socialismo en la URSS.

Durante esta guerra en que los países capitalistas se ven obligados a una alianza con la URSS, que era la única nación que resistió primero y comenzó a derrotar después las tropas nazis , no provoco cambios en sus concepciones, los gobiernos capitalistas siguieron siendo anticomunistas..

Tercera etapa (desde el fin de la II Guerra Mundial hasta el derrumbe de algunos modelos del Socialismo)

La tercera etapa de la lucha contra el comunismo abarca desde la culminación de la Segunda Guerra Mundial hasta el derrumbe del socialismo y la desaparición de la URSS. En esta etapa se desarrolla la guerra fría y la política de contención,.

La Guerra Fría (1945 - 1991); o desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la caída de la Unión Soviética) es un conflicto de carácter político, económico, socio - cultural e ideológico que involucró a las dos potencias hegemónicas de la segunda mitad del siglo XX (Estados Unidos y la URSS) y a sus respectivos aliados. Además de comprender el fortalecimiento económico y político que sufren estas dos grandes potencias durante comienzos y mediados del siglo XX (lo cual es indispensable para poder percibir los caracteres esenciales del conflicto al cual nos referimos) debemos también estudiar los fundamentos y características de su lucha ideológica,

En el mundo y a partir de que la URSS, después de su destrucción durante la Segunda Guerra Mundial, se recupera y económicamente comienza a alcanzar altos niveles productivos en aceros, combustibles y en otras áreas y sobre todo cuando logra desarrollar armas nucleares y de hidrógeno comienza a producirse un cambio.

La materialización de éste se alcanza a partir de que concluye la crisis de Octubre de 1962 en que JOHN F. KENNEDY declara: " Se ha puesto en claro que las fuerzas del comunismo no pueden ser subestimadas ni en Cuba, ni en ninguna parte del mundo... tenemos la intención de activar nuestros esfuerzos en una lucha que en muchos sentidos es más difícil... tenemos que empezar a sembrar las semillas de la "libertad" en cualquier grieta de la cortina de hierro".[8]

Lyndon B. Johnson continuó la política de "penetración pacífica" dándole carácter global y mundial presentándola como la política de "tendido de puentes" que perseguía el objetivo de la descomposición ideológica del socialismo desde adentro.

La respuesta de los "tanques pensantes", intelectuales de centros de Estudios, Universidades y otras instituciones del imperialismo, no se hizo esperar. Surgieron diferentes teorías: la convergencia, la sociedad tecnotrónica, la sociedad posindustrial, el tendido de puentes y otros que pregonaban la desideologización y concebían influir en los habitantes de los países socialistas, erosionar, desestabilizar, minar los valores, las convicciones y posiciones revolucionarias en estos.

Esta línea del imperialismo fue expuesta de forma clara por Raúl Castro, Segundo Secretario del CC del PCC,[9] quien destacó la necesidad de actuar frente a ella. También la Resolución sobre la lucha ideológica del I Congreso del PCC en 1975 explica y expone la concepción enemiga la que al respecto es bueno recordar:

El diversionismo ideológico, parte del concepto diversión que desde el ángulo militar es la operación o estratagema para dividir al enemigo y por lo tanto sus fines están claros; dividir al pueblo, a los trabajadores de los países socialistas para alcanzar sus fines.[10]

El diversionismo ideológico tiene como objetivo penetrar en la conciencia social de las masas para tratar de convertir en convicciones "verdades falsas".

Actuar sobre las emociones y los sentimientos, utilizar la sugestión y la repetición. Sus fundamentos están en el propio Adolfo Hitler en su libro MEIN KAMPT en que señalaba: "El objetivo de la propaganda es influir sobre los sentimientos de la multitud y muy relativamente sobre el raciocinio".

La acción ideológica enemiga sobre la conciencia de los pueblos actúa en sus dos niveles, el psicológico o de la conciencia común que trata de penetrar a través de la guerra psicológica promoviendo la división, la enemistad, la desconfianza, en que potencia su estilo de vida, sus concepciones de democracia, derechos humanos, oportunidades, etc., y en el nivel ideológico en que trata con sus concepciones teóricas e ideológicas de hacer ver que el capitalismo de hoy es diferente, que el desarrollo tecnológico lleva a que desaparezca las desigualdades de clases, que la ideología ha perdido su papel.

EJEMPLO PRACTICO DE ACTUACION

Pero veamos en la práctica lo que hacen: En su libro "La Crisis del Capitalismo Global. La Sociedad Abierta en Peligro"[11] George Soros uno de los más grandes manipuladores de las finanzas internacionales de la época actual señala:

"Yo había constituido una fundación en Rusia en 1987 para fomentar la transición a una sociedad abierta. Organicé un grupo de trabajo internacional para crear un "sector abierto" dentro de la economía dirigida en 1988 - 1989, pero no tardó en estar claro que el sistema no podía ser redimido".

"Asistí al llamado programa de los 500 días y lleve a GRIGORI YAVLENKI, que concibió el programa y a su equipo a una reunión de FMI - Banco Mundial en Washington en 1990 para tratar de recabar el apoyo internacional pero fue en vano".

"Creé la Fundación Científica Internacional con una donación de 100 millones de dólares para demostrar que la ayuda del exterior puede ser efectiva. Distribuimos 20 millones de dólares a los 40 mil mejores científicos: 500 dólares eran suficientes para subsistir durante un año. El resto se destinó a proporcionar comunicaciones electrónicas y literatura científica y a respaldar programas de investigación seleccionados por revisiones de científicos internacionales".

"Mientras tanto, la fundación que había creado en 1987 emprendió una serie realmente amplia de actividades, la más importante de las cuales fue la reforma educativa, imprimiendo nuevos libros de texto, libros de la ideología marxista e introduciendo INTERNET."

Como se puede apreciar, la penetración, la subversión, la desestabilización interna se desarrolló de forma descubierta (y propiciada por factores internos) en la URSS en que llegaron a existir 40 mil organizaciones no gubernamentales y de estas más de 700 ilegales.

La cuarta etapa: desde la desaparición del Socialismo en algunos estados hasta la actualidad

La desaparición del campo socialista y la desintegración de la URSS abrieron una nueva etapa en las actividades diversionistas del imperialismo mundial. La euforia de la desaparición de algunos modelos del socialismo y su concepción inicial del efecto dominó fue gradualmente pasando: China, Viet Nam, la República Democrática de Corea y Cuba resistían.

Después de diversas acciones para provocar el derrumbe del socialismo en estos países el enemigo rediseña su estrategia y de una política encubierta, solapada y oculta pasan a la acción directa refrendada por leyes, que violan el derecho internacional, la soberanía y la autonomía de los pueblos concentran los medios y recursos de la potencia más poderosa de la tierra, aprueban abiertamente presupuestos para fomentar la agresión y la desestabilización accionan e influyen en otros estados para que los apoyen en sus acciones sobre todo contra los países que emprenden el camino socialista o incluso de reformas sociales que beneficien a los más humildes.

Cuba y posteriormente Venezuela se convierten en esta etapa en el centro de la agresión imperialista norteamericana y contra ella utilizan todos los medios y recursos, tanto promoviendo dentro del país la acción de sus agentes, como desvirtuando la verdad cubana en todos los foros internacionales, promoviendo las acciones desde su territorio por terroristas y juzgando y sancionado con injustas penas a los que realmente luchan contra estas accione

Al respecto Fidel señalaba:

"Una batalla más difícil ha sido necesario librar y habrá que seguir librando contra ese poderosísimo imperio, es la lucha ideológica que incesantemente ha tenido lugar y que ellos arreciaron con todos sus recursos, mucho más después del derrumbe del campo socialista, cuando nosotros decidimos, firmemente confiados en nuestras ideas seguir adelante…"[12]

En las nuevas condiciones en que el mundo vive, donde el predominio imperialista se ejerce tanto por los medios de difusión en los que como dueños dirigen, controlan y dominan y deciden que publicar y utilizando sobre todo métodos y procedimientos con un gran soporte Psicológico y Tecnológico hay que potenciar cada vez más la idea martiana de que "Trinchera de ideas valen más que trincheras de piedras", y en el enfrentamiento a las concepciones hegemónicas y a la utilización de medios para influir ideológicamente en la población del mundo, para lo que gastan al año más de mil millones de millones en propaganda y publicidad, tratando de imponer sus patrones culturales y de vida, Cuba Fidel definió claro las concepciones que servían de base a Cuba en esta batalla:

"La batalla de la verdad contra la mentira, la batalla del humanismo contra la deshumanización, la batalla de la hermandad y la fraternidad contra el más grosero egoísmo, la batalla de la libertad contra la tiranía, la batalla de la cultura contra la ignorancia, la batalla de la igualdad contra la más infame desigualdad, la batalla de la justicia contra la más brutal injusticia, la batalla por nuestro pueblo y la batalla por otros pueblos.... su esencia es la batalla de nuestro pequeño país y de nuestro heroico pueblo por la humanidad..."[13]

Completando este concepto en otra intervención en esos mismos días señaló:

"Batalla de Ideas no significa solo principios, teorías, conocimientos, replica y contrarréplica, destruir mentiras y sembrar verdades, significa hechos y realizaciones concretas."

En correspondencia con lo anterior la labor ideológica del Partido, de todos las organizaciones y organismos cubanos debe estar dirigida a lograr que nuestro pueblo comprenda y asuma nuestras concepciones, por su justeza y verdad, que conozca lo que pretende el enemigo imperialista y que luche por enfrentar tanto sus objetivos y posiciones como sus acciones.

¿Cómo se crean lo reflejos en la mente humana? Aunque el propio Fidel lo explica sobre el tema hay bastante material publicado. Al respecto ya en el año 2006 se publicó un artículo que señalaba:

"La Cuarta Guerra Mundial ya comenzó. Mientras Ud. descansa, mientras Ud.consume, mientras Ud. goza de los espectáculos que le ofrece el sistema, un ejército invisible se está apoderando de su mente, de su conducta y de sus emociones. Su voluntad está siendo tomada por fuerzas de ocupación invisibles sin que Ud. sospeche nada. Las batallas ya no se desarrollan en espacios lejanos, sino en su propia cabeza. Ya no se trata de una guerra por conquista de territorios, sino de una guerra por conquista de cerebros, donde Ud. es el blanco principal. El objetivo ya no es matar, sino controlar. las balas ya no apuntan a su cuerpo, sino a sus contradicciones y vulnerabilidades psicológicas. Su conducta está siendo chequeada, monitoreada, y controlada por expertos. Su mente y su psicología están  siendo sometidas a operaciones extremas de Guerra de Cuarta Generación. Una guerra sin frentes ni retaguardias, una guerra sin tanques ni fusiles, donde Ud., es a la vez, la víctima y el victimario.[14]

Utilizando los potentes medios y recursos con que cuenta el imperialismo utiliza y manipula de forma consciente la información sobre la realidad, lo que Fidel deja claro al señalar:

Habían engañado al mundo. Cuando surgieron los medios masivos se apoderaron de las mentes y gobernaban no solo a base de mentiras, sino de reflejos condicionados. No es lo mismo una mentira que un reflejo condicionado: la mentira afecta el conocimiento; el reflejo condicionado afecta la capacidad de pensar. Y no es lo mismo estar desinformado que haber perdido la capacidad de pensar, porque ya te crearon reflejos: "Esto es malo, esto es malo; el socialismo es malo, el socialismo es malo", y todos los ignorantes y todos los pobres y todos los explotados diciendo: "El socialismo es malo." "El comunismo es malo", y todos los pobres, todos los explotados y todos los analfabetos repitiendo: "El comunismo es malo."

"Cuba es mala, Cuba es mala", lo dijo el imperio, lo dijo en Ginebra, lo dijo en veinte lugares, y vienen todos los explotados de este mundo, todos los analfabetos y todos los que no reciben atención médica, ni educación, ni tienen garantizado empleo, no tienen garantizado nada: "La Revolución Cubana es mala, la Revolución Cubana es mala." "Oiga, que la Revolución Cubana hizo esto y esto." "Oiga, que no hay un analfabeto." "Oiga, que la mortalidad infantil es esta." "Oiga, que todo el mundo sabe leer y escribir." "Oiga, que no puede haber libertad si no hay cultura." "Oiga, no puede haber elección." [15]

¿Quinta etapa?

La nueva situación mundial, ante el fracaso del modelo neoliberal y la crisis económica, energética, alimentaria y social por la que atraviesan los países más desarrollados y la mayoría de subdesarrollados, permite vislumbrar una quinta etapa en la lucha, donde el anticomunismo se acrecienta y las concepciones neoliberales en crisis van siendo sustituidas por concepciones neonazis, en que, las acciones político militares del imperialismo dejan a un lado todos los patrones éticos y se impone al mundo el poder de la fuerza, para hacer tratados en que desaparece la soberanía de los pueblos y de sus gobiernos, que se rinden ante el poder del imperio, que por otra parte los amenaza con la intervención militar, con burdas mentiras o justificaciones como en el caso de Irak, Libia, Siria y Croacia

El auge del fascismo que hoy como ayer busca engañar y dividir al movimiento obrero con el chovinismo y el nacionalismo, utiliza el odio y el sufrimiento que produce el sistema de explotación a su favor, alimentándose también del lumpen y sectores radicales de la clase obrera para funcionar como fuerza de choque de la burguesía contra el movimiento revolucionario y para con consignas demagógicas ganar el apoyo popular.

Partes: 1, 2, 3

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.