Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El agua dulce en el proceso de fracturación hidráulica en México (página 2)




Partes: 1, 2

En el año de 2011, el consorcio paraestatal mexicano, estimó un potencial, considerando principalmente recursos de gas natural, en un rango de 150 a 459 MMcf, con un recurso medio de 297 MMcf, equivalente a alrededor de 60,000 millones de barriles de petróleo equivalente (MMbpe). En 2012, la paraestatal actualizó sus estimaciones para la cuenca de Sabinas-Burro-Picachos-Burgos y Tampico-Misantla, en donde los resultados arrojaron que la proporción de aceite de lutitas es más de la mitad de los recursos totales. Cabe mencionar que el recurso medio en términos de crudo equivalente, de 60 MMbpe, es el mismo volumen que el de las estimaciones de la EIA elaboró y publicó en abril de 2011, como se muestra la Figura No. 8 en el que se presentan las calidades de los reservorios de hidrocarburos en las formaciones rocosas de lutita. (SENER, 2012)

Monografias.com

Figura No. 8 Estimación de Hidrocarburos de Esquisto en México

Fuente: SENER 2012

PEMEX estima que en los próximos tres años, requerirá de $ 30.0 mil millones de pesos para trabajos de exploración de gas shale, para la apertura de 195 pozos. de los cuales a diciembre de 2013, ya había gastado $ 300.0 millones en las apertura exploratoria. Hasta hoy, la paraestatal ha explorado por gas shale en los estados de Chihuahua, Veracruz, Sinaloa, y Tamaulipas. Se tienen proyectos para extender las exploraciones a Nuevo León, Coahuila, Durango y San Luis Potosí, entre otros. PEMEX, también considera que los requerimientos de capital para explotar los yacimientos de gas shale y oil shale alcanzaan los $ 600.0 mil millones de dólares en los próximos 50 años. (SENER, 2012)

A partir del 1° de febrero de 2014 se re-iniciaron los trabajos de exploración en los municipios de Nava y Guerrero, en el estado de Coahuila en cuyos municipios se está explorando la existencia de gas y oil shale en una extensión de 1, 500 Km2 o 140,000 has., en donde se lleva un avance del 25 % en la perforación de algunos pozos. En otras áreas se están abriendo caminos y brechas para transportar los equipos especializados de perforación e iniciar otras nuevas perforaciones. (SENER, 2012)

Disponibilidad de agua dulce en las regiones con formaciones de roca de esquisto en México

Cómo se mencionó en los apartados anteriores, la distribución de las formaciones de roca de esquisto en México, están distribuidas en los estados de Chihuahua, Coahuila, Durango, San Luis Potosí, Zacatecas, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Chiapas y Oaxaca, como se muestra en el Mapa de la Figura No. 7 y que para fines de nuestro análisis denominaremos "Región de Energéticos de Esquisto" (REE).

Si bien es cierto que las formaciones de esquisto cubren la totalidad de algunos Estados, otros, solamente disponen de formaciones en algunas regiones o franjas muy estrechas. Aún y cuando sean varios los estados del país que disponen de formaciones rocosas de esquisto, se estima que las mayores concentraciones de hidrocarburos en lutita se localizan en las 5 sub-regiones mencionadas en el Cuadro No. 9, de las cuales, las sub-regiones de Burgos y Sabinas son prolongaciones de una de las formaciones o "plays" más importantes de los Estados Unidos, que es la Eagle Ford Shale; la sub-región Tampico corresponde a la formación Pimienta; Tuxpan a las formaciones Tamulipas-Pimienta y Veracruz a la Formación de Maltrata, por lo que es en esas mismas sub-regiones en donde ya se han iniciado la excavación de varios pozos con fines exploratorios y se tiene proyectado iniciar los trabajos de perforación, exploratoria también, en el corto plazo.

La distribución de las formaciones de esquisto en México se ubican en zonas geográficas con diferentes grados de disponibilidad de agua dulce, que van, desde zonas desérticas cómo es la parte media de la Meseta Central, en donde la disponibilidad de agua es inexistente y se presenta un profundo estrés hídrico con una veda total de todos los acuíferos subterráneos, hasta los estados de Tabasco y Chiapas en donde apenas se ejerce presión sobre el 1.0 % de los recursos hídricos, pasando por zonas como el norte de Veracruz y Tamaulipas en donde sólo se ejerce presión sobre el 17.0 % de sus recursos hídricos totales, como lo veremos más adelante.

Para efecto de nuestro análisis, y con el fin de evaluar si existe o no agua disponible para nuevos usuarios, tomaremos como referencia, entre otros parámetros, la disponibilidad natural media per cápita por Regiones Hidrológico-administrativas de la CNA del año 2010, así como las características de cada una de las Regiones Hidrológicas a las que corresponde la totalidad o fracción de cada uno de los Estados, en los períodos señalados y poder sugerir una sub-regionalización del corredor con recursos rocosos de esquisto y en donde pudiese o no ser posible desarrollar una industria energética sustentable. La sub-regionalización sugerida se corresponde con: a).- sub-región de alta disponibilidad de agua: corresponden a ésta las formaciones de los estados de Tabasco, Chiapas y Oaxaca; b).- sub-región disponibilidad media de agua: corresponden a ésta las formaciones de los estados de Tamaulipas y Veracruz; y c).- zona de reducida o nula disponibilidad de agua: correspondiendo a ésta las formaciones de los estados de Chihuahua, Durango, Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí y Zacatecas.

La disponibilidad de agua en un punto específico de una región determinada, no solamente depende de que haya mucha o poca agua físicamente hablando, sino también de otros factores decisorios de orden climático, ambiental, social, económico, político y cultural.

En algunos Estados de la Meseta Central, las actividades económicas demandan grandes cantidades de agua que ponen en grave riesgo el equilibrio ecológico de la Meseta misma. La carencia de estudios actualizados sobre disponibilidad, la discrecionalidad en los permisos para usufructuar el agua, gran cantidad de pozos ilegales, alta tasa de deforestación, nulo respeto a las vedas, salinización de acuíferos, cambio no autorizado en el uso del suelo y aumento continuo de la frontera agrícola son evidencia de muy mala gestión ambiental. (CONAGUA, 2012)

El agotamiento de los recursos naturales es tan grande que la misma CONAGUA (2006) ha calificado su explotación en la región como "irracional". "Los mexicanos de hoy están explotando el agua únicamente con criterios económicos de corto plazo, sin tener en cuenta la calidad del hábitat que va a quedar para los mexicanos del futuro. Con un escenario de agotamiento progresivo de las reservas de agua y de pérdida de su calidad, en México la gestión de este recurso es un asunto urgente y de alta prioridad, del cual depende la permanencia de las comunidades y agroecosistemas al mediano y largo plazo. Los ciudadanos, políticos y empresarios agropecuarios no deben engañarse: un daño ambiental grave a nivel de cuenca hidrológica no se repara por más dinero y tecnología que se tengan." ( CONAGUA, 2012)

7.1.- Organización y administración regional y subregional del agua.

La Comisión Nacional del Agua es la autoridad federal responsable de organizar y administrar la gestión del agua en México. Con esos fines la CNA ha identificado 1, 471 cuencas hidrológicas las cuales ha organizado en 37 Regiones Hidrológicas, mismas que a su vez, las ha reagrupado en 13 Regiones Hidrológico-administrativas.

Monografias.com

Figura No. 9 Regiones Hidrológico-Administrativas de la CNA.

Fuente: CONAGUA. Subdirección General Técnica.

Las 11 Regiones Hidrológicas de las 37 consideradas por la CNA que corresponden a la franja con formaciones de esquisto son las siguientes: 24 (Bravo-Conchos), 25 (San Fernando-Soto La Marina, 26 (Pánuco), 27 (Norte de Veracruz), 28 (Papaloapan), 29 (Coatzacoalcos), 30 (Grijalba-Usumacinta), 34 (Cuencas Cerradas del Norte), 35 (Mapimí), 36 (Nazas-Aguanaval) y 37 ( El Salado). El Mapa de la Figura 9 nos proporciona información adicional que nos da una idea del grado de desarrollo económico y poblacional así como el número de municipios que lo integran sin atender a que entidad federativa corresponden o pertenecen.

De éste conglomerado de regiones hidrológicas, corresponden a nuestro interés las siguientes: VI (Río Bravo), VII (Cuencas Centrales del Norte), IX (Golfo Norte), X (Golfo Centro) y XI (Frontera Sur).

7.2.- Usuarios actuales en la Región de Energéticos de Esquisto

La "Región de Energéticos de Esquisto" (REE), a diciembre de 2010 era ocupada por 37.8 millones de habitantes de un total nacional de 112.3 millones

Cuadro No. 3

Disponibilidad Natural Media Per Cápita por Región Hidrológico-Administrativa 2010

Región Hidrológico

Administrativa

Disponibilidad

Natural media total

(mill. M3/año)

Población a

Diciembre de

2010

Mill.Hab.

Agua renovable

Per cápita 2010

( m3/hab./año)

Escurrimiento natural

Medio superficial

Total (hm3/año)

Recarga media

Total de acuíferos

(hm3/año)

VI.- Río Bravo

13 022

11.38

1 144

6 857

6 165

VII.- Cuencas Centrales

del norte

8 163

4.27

1 911

5 743

2 418

iX.- Golfo Norte

26 604

5.02

55 301

24 740

1 864

X.- Golfo Centro

94 089

10.06

9 349

89 831

4 258

XI.- Frontera Sur

159 404

7.12

22 393

141 388

18 015

Fuente: CONAGUA. Subdirección General de Programación. Elaborado con base en datos de: CONAPO. Proyección de la Población de México 2005 – 2050, México, 2008.

CONAGUA. Subdirección General Técnica

en una extensión territorial continental de aproximadamente 841, 391 Km2 (total nacional: 1 959, 248 Km2) en donde se conforman 323 cuencas hidrológicas (total nacional: 1, 471 cuencas), con una precipitación pluvial anual ( 1971 – 2000) que va de los 361 mm en la Región 35 o de Mapimí, a los 1, 709 mm en la Región 29 o Coatzacoalcos, como se muestra en los Cuadros No. 3 y No. 4

Cuadro No. 4

Características de las Regiones Hidrológicas, 2010

Monografias.com

Cuadro elaborado con la información de los estudios más recientes.

Fuente: CONAGUA. Subdirección General Técnica.

En el año del 2005, la población del norte de México, tenía una disponibilidad natural media de agua (DNMA) por habitante/año de 1, 212 m3 considerada en ese entonces como "muy baja" y el grado de presión sobre el recurso hídrico se calificaba cómo " fuerte". Para el año de 2030 que la DNMA será de sólo 907 m3 lo cual será simplemente catastrófica. Es decir, que en 25 años, del 2005 al 2030, la DNMA habrá disminuido un 45.0 %, lo cual es una situación catalogada por la CNA (2006, 2010) cómo "demasiado grave".

Se pronostica que para el año 2025, las regiones norte-centro de México, será una de las áreas que registrará mayor escases de agua en el mundo. ya que la disponibilidad actual por habitante/año, disminuirá en un 30.0 %.

La misma CONAGUA ( 2006, 2007, 2010) establece que el 54.0 % de las tierras de cultivo del país se localizan en la mitad norte en donde sólo cae el 7.0 % del total de las precipitaciones pluviales de todo el territorio nacional. De esa lluvia, la mayoría se evatranspira y sólo el 30.0 % se escurre a los ríos o se infiltra al subsuelo para recargar los acuíferos. (CNA, 2006) Dada la necesidad de producir alimentos la expansión agrícola podría incrementar su demanda de agua en un 30.0 % para el 2020 y quizá hasta un 90.0 % para el 2050.

También se dice (CNA, 2006) que el agotamiento de las reservas de agua subterránea en el norte-centro del país es muy acelerada, ocurriendo ésta a una tasa anual de 8,000 millones de m3. Dicha situación es agravada virtud a la pérdida de zonas de recarga debido a la destrucción de bosques y al acelerado, caótico e ingobernable cambio de usos del suelo.

El Cuadro No. 4 hace referencia, justamente a la fuerte limitación en la DNMA en las dos sub-regiones, en el norte del país, en donde se pretende, iniciar, por así convenir a los intereses de los futuros inversionistas, la industria de hidrocarburos no convencionales, que son las dos subregiones en donde se estima que se encuentran los mayores yacimientos de esquisto que son las zonas de Sabinas, la cuales se extiende a varios municipios de Coahuilay la zona de Burgos al nor-este de Monterrey, N.L. En las otras regiones del Golfo Norte, Golfo Centro y Frontera sur, no existe limitación en la disponibilidad de agua dulce para canalizarla en la producción de hidrocarburos de esquisto por fracturación hidráulica.

Se ha mencionado (SENER 2013, 2014,) que en la región norte del país, se pretende abrir un mínimo de 6,500 pozos para extraer el gas y los otros hidrocarburos de esquisto que se encuentran en esas regiones. Algunas otras fuentes han mencionado que, una vez que se aprueben y expidan las Leyes secundarias de la Reforma Energética, el cuantioso capital extranjero, que llegará para explotar los yacimientos del norte del país, podrían perforar varios miles de pozos hasta llegar, quizá a 20,000 o más pozos. Por desconocer con precisión los planes que PEMEX y/o los otros inversionistas, nacionales y extranjeros tienen para explotar los depósitos de hidrocarburos de esquisto en las 5 cuencas identificadas cómo las más ricas en esos recursos, la cantidad de 6,500 a 20,000 pozos son, aparentemente, una cantidad muy pequeña para los volúmenes potenciales que se supone existen, sobre todo si comparamos la cantidad de pozos que existen en una pequeña región de Pennsylvania en donde se han abierto más de 15,500 pozos en los últimos 2 años.

La realidad actual es que los pozos que se han excavado con fines exploratorios en el sur-este de Coahuila, han tenido que abastecerse de agua dulce que se ha tenido que transportar desde el Monterrey, N.L., lo cual es más que evidente que en esa zona de Coahuila, no hay agua para satisfacer ni las necesidades actuales, mucho menos habrá para las futuras necesidades que requerirá la industria de los hidrocarburos no tradicionales..

Sin embargo, es pertinente evaluar la conveniencia económica y técnica de tener que acarrear, de la sub-región del Golfo Norte, la casi totalidad de agua que se va a requerir para satisfacer la demanda del número de pozos que sea.

De acuerdo con la experiencia acumulada en la industria de los hidrocarburos de esquisto de Canadá y de Estados Unidos, cada pozo requiere entre 9,000 y 30,000 m3 de agua dulce. Teniendo una media aritmética de 19.500 m3 de gasto de cada pozo, tendríamos una demanda total promedio de 126,750,000 m3 de agua dulce, en caso de que sólo sean 6,500 pozos en total, o sean 6, 337,500 viajes de a 20,0 M3, que es la capacidad normal de una pipa. Sin embargo, son tantas las especulaciones en torno al número de pozos que se están planeando abrir. Hay quienes, dentro de la paraestatal PEMEX, hablan de abrir 20,000 pozos, sin especificar si es una cifra total o anual. En cualesquier caso, sea el número de pozos que sea, en esta amplia región no hay agua dulce para ésta nueva industria usuaria.

Conclusiones y Recomendaciones

  • Las formaciones de esquisto en México se localizan, básicamente, en tres áreas con disponibilidad de agua diversa: la región de la Meseta Central con poca o nada disponibilidad de agua; la región costa norte y central con disponibilidad media de agua, y, la región de la Frontera Sur con alta disponibilidad de agua para ser empleada para impulsar la producción de hidrocarburos no convencionales;

  • En la Meseta Central en donde se estima que se encuentran las mayores formaciones de esquisto, es en donde el agua dulce es más escasa, no habiendo posibilidades de destinar ningún volumen de agua para la industria de los hidrocarburos no convencionales que empleen el método fracturación hidráulica;

  • En la región de la Meseta Central es en donde se encuentra la disponibilidad natural de agua más baja del país.

  • La totalidad del agua dulce en esta región se encuentra asignada y, tanto los acuíferos subterráneos como los superficiales se encuentran en una profunda sobreexplotación generando un extremo estrés hídrico.

  • El desarrollo de la industria de los energéticos no convencionales se tendrá que basar en la importación de agua dulce del vecino estado de Nuevo León o de la región Costa Norte.

Referencias bibliográficas

CERES, Hydraulic Fracturing & Water Stress: Water Demand by the Numbers. February 2014.

CMAI "The Economic and Employment Contribution of Shale Gas in the UnitedStates" HIS, CMAI, 2011.

Comisión Nacional de Hidrocarburos , Estrada E. J.

El papel del shale gas en México: consideraciones económicas y regulatorias. Comisión Nacional de Hidrocarburos. México 2011

Comisión Nacional del Agua (CNA) 2001 Programa hidráulico gran visión 2001-2020 Cuencas Centrales del Norte. México. CONAGUA, 50 p.

Comisión Nacional del Agua (CNA) 2005 Estadísticas de Agua en México. Síntesis. CONAGUA 104 p.

Comisión Nacional del Agua (CNA) 2006 La Gestión del Agua en México: avances y retos. México. CONAGUA 249 p.

Comisión Nacional del Agua (CNA) 2007 Disponibilidad: agua subterránea. www.cna.gob.mx

Comisión Nacional del Agua (CNA) 2007 Títulos y permisos de aguas nacionales y sus bienes públicos inherentes. www.cna.gob.mx

Comisión Nacional del Agua (CNA) 2010 Estadísticas del Agua en México, Edición 2010.México. CONAGUA, 249 P.

Comisión Nacional del Agua (CNA) 2011 Atlas del Agua en México 2011. México. CONAGUA, 149 p.

Confederación Sindical de Comisiones Obreras CCOO, Impacto Ambiental del sistema de fracturación hidráulica para la extracción de gas no convencional, Madrid 2012, p.6

Kohol. K. The true shale game-changer. Energy and Capital Bulletin. Friday, august 1st, 2014.

Energy Information Administration: (U.S.-EIA) World shale gas resources: an initial assessment of 14 regions outside the USA, 2011.

Energy Information Administration: (USA-EIA) Analysis and Projections Technically Recoverable Shale Oil and Shale Gas Resources: An assessment of 137 Shale Formations in 41 Countries Outside the United States. June 13, 2013

Estrada, J. El papel del shale gas en México: consideraciones económicas y regulatorias. Comisión Nacional de Hidrocarburos. México 2011

Europe 2013. Expo XXI Centre, Warsaw, Poland.

European Parliament, "Impacts of shale gas and shale oil extraction on the environment and on human health, 2011.

Ferrante, S. et al. Cuanta agua vale el petróleo ?. Economía ecológica del agua: cambiando el enfoque para abordar la fractura hidráulica. Universidad Pablo Olavide, Sevilla, España, 2014, p.3

Fischetti, M. (2013) Fracking and tinted drinking water. Scientific American Magazine, 309(3) 21-21.

Freyman, M. (2014) Hydraulic Fracturing & Water Stress: Water Demand by the Numbers. CERES, 2014

Gabin County,Oklahoma, Ne. Examination of Possibly Induced Sismicity from Hydraulic Fracturing in the Eola Field, Gabin County, Oklahoma, Ne. U.S.A. 2011

García Portero J. Geólogo Colegiado No. 573 del ICOG. Tierra y Tecnología No. 42. Segundo semestre de 2012, p.9 Greenpeace, ¡ Chale con el gas shale ¡ Informe sobre el impacto ambiental y socioeconómico del gas shale. p.6. México, D.F. 2012.

Greenpeace: ! Chale con el gas shale¡: Informe sobre el impacto ambiental y socio-económico del gas shales. México, 2012.

Griswold E. The Fracturing of Pennsylvania The New York Times Magazine comments Published on November 17th 2011 http://www.nytimes.com/2011/11/20/magazine/fracking-amwell- township.html?pagewanted=6&_r=5�comments.

Halliburton Energy. U.S Shale Gas: An Unconventional Resource, Unconventional Challange, Halliburton 2008, p.1

Howarth, R.W, Santoro, R., Ingraffea, A. (2011): Methane and the greenhouse gas fooprint of natural gas fron shale formations. Climatic Change 106(4) 679 – 690.

Jackson, R.B., Vengosh, A., Darrah, T.H., Warner, N.R., Down, A., Podera, J.R., Kari, J.D.(2013) Incresed stray gas abundance in a subset of drinking water wells near Marcellus shale gas extraction. Proceedings of the national Academy of Science 110(28) 11,250-11255.

Johnson, Pat., Global Infraestructure Partners: Economic Impact of Shaletechnology. México City, October 1, 2012.

Kirkland, J. and ClimateWire.- Concerned Spread over Environmental Cost of Producing Shale Gas. ClimateWire,2013.

Mártir, A. El gas de esquisto en la escena energética de México. Juyyaania. Enero-junio 2014/ Vol. 2, No. 1 pp 141 - 159

National Energy Board, Energy Briefing Note, A Primer for Understanding Canadian Shale Gas.. Canada, 2009. p. 3

Postel, S. Liquid assets. The critical need to safeguard freshwater ecosystems. 2005. Worldwatch Paper 170. The Worldwacht Institute. 78 p.

Presidencia de la República. Decreto del Ejecutivo Federal del 18 de diciembre de 2013 por medio del cual se Declara reformadas y adicionadas diversasdisposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Rodríguez Esteban David. Tres exdirectores e Pemex enriquecidos; Esquivel J. de Jesús, La corrupción panista en Pemex: arma de Peña Nieto. Revista Proceso No 1933, 16 de noviembre de 2013.

RSPB, Hydraulic fracturing for shale gas in the U.K: Examining the evidence for potential environmental impacts. The Royal Society for Protection of Birds (RSPB) U.K. 2014, p. 12-13; www.rspb.org.uk/fracking

RS & RAE., Shale gas extraction in the U.K: a review of hydraulic fracturing. The Royal Society and The Royal Academy of Engineering, U.K. june 2012, p.20 royalsociety.org/policy/projects/shale-gas-extraction and raeng.org.uk/shale

Shale World.- How PEMEX plans to develop shale gas in mëxico.- Bulletin, april 23th 2013

Schlumberger, Oilfield Glossary, 2014. http://www.glossary.oilfield.slb.com/es/Terms/p/petroleum.aspx

Secretaría de Energía: Foro "Perspectivas Nacionales e Internacionales de la industria de Shale Gas y su contribución al desarrollo del Sector Energético". 17 de noviembre de 2011 y Shale gas, llave del futuro económico y energético de México. http://www.energia.gob.mx/portal/Default.aspx?id=2073

Secretaría de Energía: Perspectivas para el desarrollo de gas y aceite de lutitas (Shale Gas/Oil). SENER-Gobierno Mederal, México octubre 2012.

Valero M. Los peligros del fracking para la salud. Instalación del fracking en Dakota del Norte, EE.UU. SHANNON, STAPLETON, REUTERS. El Mañana-Mundo, 7 de enero de 2014. Nuevo Laredo Tamaulipas, México.

William, J. Shale Gas: An American Success Story. ExxonMobil, Philadelfia, Pa. .September 20, 2012. http://corporate.exxonmobil.com/en/company/news-and-updates/speeches/shale-gas-american-success-story

Yergin D. La historia del petróleo.- Ed. Plaza y Janes 1992.- Barcelona, España.

 

 

Autor:

J. Antonio Mártir Mendoza

Es Licenciado en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México. M. Phil. Por la Universidad de Bradford, U.K. Actualmente se desempeña como Facilitador Educativo e Investigador de la Universidad Autónoma Indígena de México.

 

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Ingenieria

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.