Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

México ante el neoliberalismo

Enviado por Iván Jaime Uranga



  1. Resumen
  2. "Les acquis?del neoliberalismo"

Resumen

En el periódico La Jornada suelen escribir algunos de los periodistas más importantes que con su pensamiento contribuyen a la construcción del mundo mejor que todos deseamos. Por eso es importante difundir su pensamiento y criticar o reseñar los artículos que tienen propuesta. Es el caso de "Les acquis del neoliberalismo", escrito por Don Claudio Lomnitz el 22/04/2015. Para tratar cualquier tema de actualidad es importante el marco conceptual con el que se hace. Se comete mucho el error de confundir doctrina social con sistema social. No son lo mismo, aquí discutimos las diferencias. En ciencias sociales se habla mucho sobre la realidad y parece que la realidad está al alcance simple de la observación. Nada más alejado, leer la realidad es labor muy compleja, requiere marco conceptual, mucha observación desde puntos de vista diversos y con instrumentos técnicos. Las fronteras arbitrarias que uno escoge para observar un fenómeno social son abstractas, se debe estar dispuesto a ampliarlas o contraerlas, para contrastar los resultados de las observaciones, a veces, contrarias.

Palabras clave: neoliberalismo; Lomnitz; soviético; San Quintín; Jornaleros; doctrina; Omecafi.

Monografias.com

"Les acquis del neoliberalismo"

"Cuando el asalto neoliberal empezó a apretar fuertemente al estado de bienestar europeo, los franceses reaccionaron defendiendo aquello que llamaban les acquis: es decir que llamaban a defender los bienes públicos, las costumbres benéficas adquiridas y los beneficios ya ganados."[1]

Es importante aclarar que el neoliberalismo es una doctrina, como la doctrina comunista, como la doctrina católica o musulmana. Las doctrinas son practicadas, defendidas y difundidas por seguidores que pueden pertenecer a cualquier clase social. Por ejemplo: a la doctrina católica la defienden desde el pordiosero, el sacristán, acaudalados hacendados, capitalistas, usureros y banqueros.

Es evidente la diferencia entre clases sociales de los seguidores de la doctrina católica con sólo asistir a misa un domingo. Claro que existe una clase social que lucra con la doctrina católica y existen profundas diferencias entre seguidores de la doctrina y clase social, por eso a la clase social no se les llama católicos sino Clero. Indudable que el Clero es una clase social que impone y es el guardián de la doctrina católica. Incondicionales de la doctrina católica de toda una vida, jamás llegan a ser de la clase social clerical. Porque las clases sociales dominantes tienen consciencia de clase, saben reconocer lo propio de lo extraño y mantienen filtros severos para discriminar.

Con la doctrina comunista ocurre un fenómeno más contundente, aunque tiene sus seguidores en diferentes clases sociales, el imperialismo estadounidense y sus medios masivos de información estigmatizaron la doctrina y cualquier activista, de cualquier ideología, que se atreviera a criticarlos y desafiar su autoridad, era calificado de comunista. Esta doctrina nunca ha tenido una clase social que sea su guardián. Hasta ahora se mantiene como una doctrina social utópica. El socialismo Soviético fue acusado por su contrario el imperialismo como el guardián de la doctrina comunista.

La desaparición de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se consideró una victoria del sistema capitalista, sin percatarse que el capitalismo desapareció hace más de 100 años. Bueno, ni siquiera el imperialismo puede presumir ese triunfo, pues éste declinó 20 años antes (1971). La clase social que se anotó el triunfo primero sobre el imperialismo y luego sobre el socialismo Soviético fue la que domina actualmente al mundo y se llama Omecafi. Enseguida hablaremos más de esta clase revolucionaria que detenta la hegemonía.

El pueblo francés tiene una larga tradición de lucha social, de las barricadas de la Comuna de París salió para el mundo el grito de libertad, igualdad y fraternidad. No es gratis que mantengan un activismo histórico y defiendan las conquistas sociales. Lo mismo ocurre con el pueblo que realizó la primera revolución social del siglo XX y promulgó la primera Constitución de las más avanzadas de la época, me refiero a México. Ambos pueblos francés y mexicano están llamados a seguir escribiendo páginas doradas de la historia.

"La defensa de les acquis -el terreno ganado- es un tema central de la política, porque todo sistema social, por terrible que sea, implica algunas conquistas, algunos nuevos valores colectivos. Importa reconocerlos para asimilar y defenderlos, y abanderarlos en los procesos de transformación social. Carlos Marx se interesaba por esta cuestión incluso respecto del sistema capitalista que fue para él objeto de una lucha encarnizada: así, por ejemplo, el capitalismo implicaba la socialización del trabajo (frente a, por ejemplo, la producción artesanal), cualidad que abría la posibilidad de la formación de una conciencia proletaria común que escasamente existía en el mundo preindustrial. Con todas sus injusticias, sus crímenes y sus horrores, el sistema capitalista decimonónico representaba para Marx un camino que importaba recorrer, indispensable incluso para la construcción de una sociedad mejor. Por eso pensaba que las potencias coloniales cumplían un papel histórico, usualmente de manera involuntaria; que la colonización de India por los ingleses, por ejemplo, era un crimen que tenía también un importante lado positivo, ya que ponía fin a un mundo aldeano que era la base de un despotismo conservador. Marx pensaba también algo por el estilo respecto de la anexión de territorio mexicano por parte de Estados Unidos en la guerra de 1847. La disrupción innovadora capitalista traía consigo sus acquis, sus beneficios penosísimamente adquiridos. Importaba reconocerlos."[2]

Basta leer el Manifiesto del Partido Comunista de 1847 escrito por Marx y Engels, para entender que la clase social que toma el liderazgo del mundo, siempre es una clase revolucionaria. El sistema capitalista encabezó la Revolución Industrial y desplazó al sistema feudal. El sistema imperialista encabezó la 2ª Revolución Industrial y llevó al capitalismo a su declinación. El imperialismo logró la asociación de los monopolios productivos, el monopolio bancario financiero y los Estados-nación y posibilitó el reparto del planeta entre los Estados-nación imperialistas, desgraciadamente el reparto no dejó satisfechos a los países imperialistas y el diferendo se resolvió con guerra (primera y segunda) y al final el triunfo del Imperialismo estadounidense y la URSS como sistemas sociales contrarios.

Hollywood y las telenovelas mexicanas nos muestran la historia lineal y subjetiva donde los buenos son siempre buenos y los malos siempre malos. A los buenos les llega la riqueza por herencia y no se ensucian las manos explotando o robando a otros seres humanos. En el lado contrario tenemos a la historia dialéctica que estudia el proceso de cambio de los fenómenos reales (por complicada que sea la realidad de observar). Que observa que la clase social que domina, en cada una de las épocas históricas, lo hace por ser la clase más revolucionaria de la sociedad en esa etapa. Esa clase representa el pensamiento más avanzado y encabeza la revolución técnico-científica de los medios de producción. Si estudiamos el desarrollo histórico de la sociedad nos daremos cuenta que las clases explotadoras que han dominado, tienen muchos defectos, son egoístas y desalmados, pero no tontos. En general son muy brillantes hasta que, en el afán de conservar sus privilegios de clase, comienzan a rezagarse en el conocimiento, ser conservadores y cometer estupideces.

Ahora que el sistema neoliberal, implementado a escala mundial desde los años 70 y 80, está haciendo agua, vale la pena pensar en los atributos positivos que ha traído consigo la revolución neoliberal, para saber qué es lo que se debe asimilar como conquista colectiva de aquel sistema tan cruel. Importa un ejercicio así porque cada sistema tiene sus beneficios secundarios, frecuentemente involuntarios, y esos beneficios son los que alumbran el camino para las transformaciones venideras, para orientar aquello que se quiera potenciar, o al menos no desechar, en dichas transformaciones venideras.

"¿Ha traído algo de bueno el neoliberalismo? Caso afirmativo, ¿qué sería?

Es una pregunta relevante porque demasiado frecuentemente la crítica al neoliberalismo busca implícita o explícitamente la restauración del desarrollismo que existía previamente, un modelo económico que había ya llegado a sus límites, y al que seguramente sería imposible regresar. Pero es también una pregunta compleja, nada fácil de contestar, que pide un trabajo de discusión colectiva."[3]

Continúa Don Claudio Lomnitz confundiendo sistema social-económico-político con la doctrina neoliberal. En su descargo debemos reconocer que no es el único intelectual que comete el mismo error. La doctrina neoliberal de la escuela de Chicago, fue llevada a Chile por los Chicago Boy. A pesar de toda su sabiduría y ser una doctrina económica novedosa, los Chicago Boy y su candidato a la presidencia de Chile, fueron humillados por el resultado de las urnas, Salvador Allende y su doctrina socialdemócrata de la ascensión al poder por la vía pacífica. El dictador Pinochet y sus Chicago Boy no tuvieron más remedio que imponer al pueblo chileno la dictadura, un fascismo hitleriano a la sudamericana que causó un baño de sangre al pueblo chileno. A partir de entonces, la doctrina neoliberal, que nunca funcionó en la práctica, sería confundida con todos los males sociales y crímenes asociados al fascismo.

¿Hubo en Chile mercado libre a la competencia? ¿Se redujo el papel del Estado-nación en la economía? ¿Respondió el mercado a las fórmulas matemáticas monetaristas de Milton Friedman? Se impusieron los monopolios; el Estado-nación impuso sus medidas económicas mediante persecución y asesinato; y las fórmulas matemáticas de Milton Friednman, ingeniosas, pero sin poder representar un mundo demasiado complejo. La doctrina resultó falaz.

En los años 70"s asistimos al derrumbe del sistema imperialista y no sólo Don Claudio, sino la mayoría de pensadores atrapados en la historia lineal y subjetiva no se dieron cuenta. El presidente Nixon repudió el tratado de Bretton Woods y quedó a las órdenes de la oligarquía mafiosa especuladora canalla financiera internacional (Omecafi).

La Omecafi si es una verdadera clase social, que al igual que las clases sociales que le antecedieron en el liderazgo del mundo, encabezó la 3ª Revolución Industrial. La revolución informática, las comunicaciones electromagnéticas, la automatización y la revolución financiera. También encabezó la globalización de la economía y, a diferencia de las clases líderes que le antecedieron, su dominio es omnipresente en todo el globo.

¿Volveremos al sistema imperialista? Jamás, la rueda de la historia no tiene reversa, la historia nunca se repite. Por más que haya desarrollistas que busquen revivir viejas glorias, los cambios ocurridos en el planeta no lo permitirán. Podemos volver a picar piedra de manera arcaica, pero la edad de piedra no regresará.

A mi nieta de sólo dos años, señalando un par de tenis, le dije: ponte los zapatos. Respondió: ¡no, no son zapatos, son tenis, abuelo! Si una personita de dos años le parece importante la precisión de las palabras, cuanto más en ciencia social el lenguaje debe ser preciso y llamar las cosas por su nombre.

Hay una serie de valores ampliamente difundidos que habría que discutir como posibles candidatos: el valor de la flexibilidad y las prácticas íntimas asociadas a ella; el valor de la transparencia; el valor de la resiliencia, un término que hasta hace muy poco ni siquiera existía en español, y que es hoy un concepto clave del ambientalismo y de las ciencias de la salud; la identificación de cada persona, por humilde que sea, como un empresario en potencia; la preocupación obsesiva por la juventud; el horror a la obsolescencia y a todo aquello que se pueda calificar de obeso; la sacralización de la multiculturalidad… La lista es larga, y el simple esfuerzo de enumeración ya trae a nuestra conciencia el hecho de que el neoliberalismo no es únicamente un sistema económico, sino que es también una formación cultural.

Todas las doctrinas correctas o erróneas, en tanto productos de la mente humana, son cultura. Me he encontrado intelectuales que le llaman al neoliberalismo la doctrina más exitosa de la época. Pero se pasa por alto que se usa la palabra neoliberal con cientos de definiciones, algunas con error de origen. La definición más corta que he encontrado es: "Movimiento de actualización del liberalismo, aparecido después de la Primera Guerra Mundial, que limita la intervención del Estado en asuntos jurídicos y económicos."[4] En el plano económico el neoliberalismo promueve el énfasis tecnocrático y macroeconómico y considera absolutamente contraproducente la excesiva intervención del estado, ya sea en cuestiones económicas como sociales. Por otro lado, sostiene que el libre mercado capitalista resulta ser la mejor política económica para lograr el equilibrio institucional y el crecimiento económico del país en cuestión."[5] Como se observa, el neoliberalismo es todo un tema y el término tiene muchas definiciones y no es una doctrina nacida en el capitalismo sino en el sistema imperialista. La Omecafi ha usado a la doctrina neoliberal a su conveniencia, sin esta doctrina no hubiera logrado enajenar a millones de los intelectuales más despiertos de la humanidad. Esta doctrina ha permitido a la Omecafi permanecer en la sombra y dominar el mundo.

"Por eso, incluso una discusión mínima de los aspectos rescatables del neoliberalismo sería larga. Hoy quisiera detenerme en uno solo, debido a la solidaridad transfronteriza con los jornaleros de San Quintín: a partir del neoliberalismo, la política libertaria o emancipadora tiene una genuina vocación trasnacional.

De hecho, el antineoliberalismo no puede ser ya un movimiento de liberación nacional. Esto se debe a que los movimientos de liberación nacional tienden a plantear al capitalismo como si viniese de afuera, cosa que los lleva inevitablemente al camino errado de una postura anti Estados Unidos. Pero el capitalismo ni comienza ni termina en ese país: hay capitalismo rampante en China, en Japón, Corea, Rusia, Irán, Alemania, Brasil… Fijar el capitalismo geográficamente, o imaginarlo como una característica nacional o étnica, puede ser un arma poderosa del demagogo, pero no responde a la realidad: el capitalismo es por naturaleza una forma de producción trasnacional, y transformarlo requiere de redes de solidaridad a ese nivel. "[6]

Cada vez que escucho las arengas promoviendo el antineoliberalismo y el anticapitalismo, me viene a la mente las personas que con una venda en los ojos tratan de quebrar con un palo una piñata navideña. Es decir, tiran palos de ciego. Cuando nuestro marco conceptual es erróneo, todo lo que construimos sobre él, también será erróneo.

En todo el globo la clase dominante hoy es la Omecafi, la especulación y la usura son la forma de acumulación de riqueza. Todas las formas de producción que antecedieron al sistema actual se encuentran presentes: comunidad primitiva (últimos hombres libres); esclavismo; feudalismo; capitalismo e imperialismo. También, suelen encontrarse combinaciones de varios, debido al desarrollo desigual que existe en muchas regiones del mundo. San Quintín por ejemplo: Los niños trabajadores jornaleros son esclavos; los jornaleros que trabajan por tarea y los que trabajan a destajo son siervos, reciben una parte proporcional a lo que producen y los que lo hacen por un salario son proletarios (si Marx no se equivocó).

El pensamiento lineal y subjetivo dice: los explotadores siempre han sido los explotadores y son iguales. Esto contradice toda la dialéctica. Resulta, de acuerdo a la dialéctica, que todos los fenómenos sociales son un proceso en constante cambio, que en un sistema puede haber infinitas contradicciones en unidad y lucha, empero, sólo hay una contradicción principal y se da entre la clase social que domina y las clases que son expoliadas. La clase que concentra el poder y el dinero y las clases que obedecen y contribuyen a la fortuna de la clase dominante. La contradicción principal es la que determina al sistema. Las formas anacrónicas de producción aunque sobrevivan y estafen a los trabajadores y se encuentren en contradicción, en unidad y lucha, ya no determinan el sistema, permanecen, a su vez, dominadas. Los cambios sociales sistémicos ocurren por la resolución de la contradicción principal y el nacimiento de una nueva contradicción entre contarios en una etapa superior.

La condición de sumisión de las clases dominadas no se pierde ni siendo lacayos, mercenarios y sicarios de la clase dominante. A lo sumo, tendrán ciertos privilegios y acceso a parte (migajas) del botín. Representantes del imperialismo que aún subsiste y otras clases dominantes en el pasado, son reclutadas por la Omecafi para hacer el trabajo sucio. Los líderes del pueblo tendrán que reconocer que lacayos, mercenarios y sicarios, no son el enemigo. La teoría revolucionaria pacífica deberá crear una estrategia, para evitar el choque violento con mercenarios y sicarios, reconocerlos como aliados y centrar la lucha con el enemigo de la humanidad: la Omecafi.

"Y ahí está el ejemplo de los trabajadores de San Quintín. Cuando César Chávez fundó la United Farm Workers en los años 60, pensaba que había que limitar el flujo migratorio de México, porque los mexicanos indocumentados servían a los patrones como esquiroles. Esta tendencia sindical contraria a la libertad de movimiento internacional del trabajo ha estado presente en todos los sindicalismos de las sociedades un poco más ricas que sus vecinos, y aunque frecuentemente se haya alimentado del racismo, el racismo es en ellos más bien efecto que causa.

Pero hoy ya no es posible simplemente desactivar la globalizacíon a partir de controles migratorios. En Francia, el Frente Nacional quizá consiga ganar elecciones, con todo su racismo y su discurso antimigrante, pero no conseguiría su anhelo de regreso a aquella Francia próspera y relativamente homogénea de los años 70. Y se puede decir lo propio de los republicanos del Tea Party de Estados Unidos".[7]

Es inevitable que la gran masa de trabajadores desempleados funcione como esquirol del sindicalismo. Hoy que la automatización envía al desempleo a millones de trabajadores por todo el mundo, cada vez el trabajo humano se abarata más y más. El rechazo del sindicalismo a la migración es tonto, la industria automotriz estadounidense se trasladó a México, desindustrializó EEUU y debilitó y desapareció sindicatos. Detroit nunca tuvo la moderna y automatizada industria automotriz que hoy los consorcios multinacionales financieros automotrices tienen en México. Los monopolios automotrices, con acceso al financiamiento ilimitado de la bolsa de valores, pueden montar fábricas en cualquier parte del mundo que les sea propicia. Reforzar los controles fronterizos no evita que se vayan las fábricas ni que los capitales fluyan. Hoy una tarjeta de crédito de un rico, trae más dinero que un camión de valores. El gobierno de EEUU, el Tea Party y el Frente Nacional de Francia siguen pensando en términos de un mundo que ya no existe. El mundo cambió y no lo quieren entender.

"Se comprende la nostalgia de sectores amplios de las antiguas clases medias estadunidenses o francesas, ahora precarizados por la globalización, pero habría que recordarles que fue justamente la derecha a la que pertenecen la que abogó por el libre comercio y por el libre flujo de capitales desde el inicio. Y si hay libre flujo de capitales, habrá migraciones laborales. Y si se imponen límites a las migraciones, habrá fuga de capitales."[8]

La oligarquía mafiosa especuladora canalla financiera internacional (Omecafi), usando la inteligencia y de manera pacífica derrotó al imperio militar y guerrero de EEUU. Si hay un país destrozado económicamente por la globalización es EEUU. El imperialismo europeo, por los datos periodísticos, parece que también. Una a una las empresas multinacionales imperialistas fueron siendo ahogadas por la deuda y perdiendo el control sus antiguos dueños, algunas debilitadas quebraron, otras, las más estratégicas crecieron y se consolidaron como monopolios productivos y financieros, respondiendo a nuevos paradigmas y nuevos amos (la Omecafi).

La Omecafi supo usar como lacayos, mercenarios y sicarios a las oligarquías imperialistas, la doctrina neoliberal cumplió el objetivo de enajenar, aún en contra de sus intereses a la anterior clase dominante, cuando reaccionaron ya era tarde. El mundo había cambiado y el poder se encontraba en otra clase social. Como fieras heridas la clase imperialista ha desatado violencia por todos lados, intentan revivir viejas glorias, pero a la Omecafi no logran tocarle un pelo. Los sometió mediante especulación y usura, sin disparar un tiro. La inteligencia se impone a la violencia.

Intuyo que la contradicción principal al sistema Omecafi se encuentra liderado por China y pueblos oprimidos del mundo como aliados, pero no estoy seguro del resultado de la confrontación de estos contrarios que hoy permanecen en unidad y lucha. La teoría revolucionaria está en construcción.

"El movimiento de San Quintín habla de otra estrategia, distinta incluso a la del César Chávez de inicios de los 60; habla de una estrategia propiamente trasnacional. No es posible ya encerrarse en la política nacional. Si no se puede impedir que el capital atraviese fronteras, se puede al menos promover la organización del trabajo en ambos lados de la frontera."[9]

No existe otro camino para los movimientos sociales que la estrategia transnacional, hoy la clase que oprime a los seres humanos en el mundo es trasnacional. México lo ha entendido y hace tiempo, desde el zapatismo, ha avanzado en ese terreno, sobretodo en defensa de los derechos humanos. Los sindicatos mineros, los pueblos indígenas y MORENA han trascendido fronteras.

"El neoliberalismo está comenzando a crear una visión trasnacional de la justicia, y la posibilidad de formar movimientos transfronterizos para exigirla. Es un logro muy importante"[10].

No encuentro relación entre la doctrina neoliberal y la tras-nacionalización de los movimientos por la justicia. Pero una cosa si es segura, el pueblo que hizo la primera revolución social del siglo XX y la Constitución más avanzada de la época, seguirá dando lecciones de teoría revolucionaria y dignidad al mundo.

Conclusión:

El atraso teórico del discurso de los que deseamos contribuir a la construcción de un mundo mejor, si que está causando daño y deteniendo el avance revolucionario. Como deseo que algún pensador de renombre demuestre que el neoliberalismo no es una doctrina, que es un sistema social-económico-político, que hay una clase social que puede ser definida con ese nombre, porque responde a sus postulados y que esos postulados son aplicables al sistema mundo en que vivimos. Sostengo que la clase que domina el mundo es un pequeño grupo que gobierna para sus propios intereses de clase, es decir, es una oligarquía; que se organizan para delinquir y estafar, es decir, son una mafia; especulan en los mercados financieros; son mezquinos y despiadados, en una palabra, canallas; y manejan las instituciones financieras de manera internacional, es decir, no tienen patria, simple, se mueven al país que les conviene junto a sus capitales. Con los sistemas actuales de comunicación y transferencia de dinero fiduciario, pueden controlar sus negocios desde cualquier parte del mundo. Si alguien tiene una definición mejor de la clase social que hoy domina el mundo, también, quisiera saberla.

 

 

 

Autor:

Iván Jaime Uranga Favela

 

[1] http://www.jornada.unam.mx/2015/04/22/opinion/018a2pol#sthash.kC6rywVd.dpuf

[2] Ibidem.

[3] Ibidem.

[4] Google.com

[5] http://www.definicionabc.com/politica/neoliberalismo.php#ixzz3Y43SoKvb

[6] http://www.jornada.unam.mx/2015/04/22/opinion/018a2pol#sthash.kC6rywVd.dpuf

[7] Ibidem.

[8] Ibidem.

[9] Ibidem.

[10] Ibidem.

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Pitagoras y el pitagorismo

    Biografía de pitagoras. Armonía de los contrarios. La comunidad pitagorica. Nació hacia el año 578 ac. En samos (rival ...

  • Filósofos de la naturaleza

    Sócrates. La Política. Enseñanzas. El juicio. Tales de Mileto. Platón: Obra; Teoría de las ideas; Teoría del conocimien...

  • Eutanasia

    Definición del término eutanasia. Eutanasia: ¿Existe un derecho a morir?. Formas de aplicación de la eutanasia. La batal...

Ver mas trabajos de Filosofia

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.