Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Tabaquismo en la adolescencia, daño al ADN

Enviado por orlando cano



  1. Introducción
  2. Marco teórico
  3. Conclusiones
  4. Bibliografía

Introducción

La nicotina es una droga sumamente adictiva. Estad personas siguen fumando aunque quieran dejar de hacerlo. Dejar la adicción es más difícil para unos fumadores que para otros, muchos necesitan intentar dejar de fumar más de una vez para lograrlo.

Los científicos cuentan ahora con más información sobre la razón por la cual el cerebro necesita nicotina. Al igual que ocurre con la heroína y la cocaína, la nicotina altera la forma en que el cerebro funciona y hace que usted quiera más y más nicotina. Estos deseos irresistibles le dificultan pensar en otra cosa. Fumar puede causar adicción física y mental.

Los cigarrillos son diseñados para causar adicción. Los fabricantes de cigarrillos saben desde hace tiempo que la adicción a la nicotina les ayuda a vender sus productos. Los cigarrillos de hoy en día liberan más nicotina y en forma más rápida que nunca antes. Los aditivos y las sustancias químicas que las compañías tabacaleras añaden a los cigarrillos pueden hacerlos más adictivos.

Una vez que se inhala, la nicotina se transporta rápidamente de los pulmones al corazón y el cerebro.

Tal vez ha pensado que los cigarrillos "con filtro", "bajos en alquitrán" o "suaves" son menos peligrosos que otros. Pero las investigaciones muestran que estos cigarrillos son tan adictivos y en ninguna medida menos peligrosos que los otros tipos. Ya no se permite el uso de etiquetas con información engañosa. La nicotina es una sustancia sumamente adictiva.

Marco teórico

Adicción

Los adolescentes son más vulnerables a la nicotina. Diariamente, unos 4,000 adolescentes fuman por primera vez un cigarrillo. Esto representa cerca de 1.5 millones de jóvenes cada año. Esta cifra corresponde a tantas personas como la población total de una ciudad como Filadelfia. Muchos adolescentes que prueban por primera vez los cigarrillos no saben lo fácil que es volverse adictos. La adicción a la nicotina es tan poderosa que diariamente unos 1,000 adolescentes pasan a ser fumadores cotidianos.

¿Por qué esto es importante? Porque la mayoría de los fumadores actuales se hicieron adictos al tabaco cuando eran adolescentes.

Usted puede vencer la adicción al tabaco. Los fumadores que dejan de fumar pasan por una etapa de abstinencia a la nicotina. Los primeros días son los más difíciles de sobrellevar. Los síntomas físicos de la adicción a la nicotina acaban unas 3 semanas después de dejar de fumar. Sin embargo, aún podrá sentir la necesidad de fumar cuando se levanta por las mañanas, toma café o sale con sus amigos. Estos patrones de conducta tardan más tiempo en Si abandona el hábito de fumarse una cajetilla de cigarrillos al día, ahorrará unos $2,000 al año al dejar de comprar la acostumbrada cajetilla. Con esto puede pagar unas vacaciones para la familia o dar la cuota inicial para un automóvil.

Usted puede vencer la adicción a la nicotina. Más de la mitad de todos los adultos que alguna vez fumaron ya dejaron de hacerlo. Usted también puede. Adicción desaparecer. Pero usted también puede superar la adicción mental.

Consejeros profesionales en este campo le podrán ayudar a preparar un plan para dejar de fumar que le sirva a usted. Las personas que reciben asesoría tienen más probabilidad de tener éxito que las que tratan de dejar de fumar por sí solas. Otras organizaciones también ofrecen guías, programas y consejería para ayudar a dejar de fumar. Hable con su médico sobre cómo dejar de fumar, y consulte la página sobre dejar de fumar al final de este cuadernillo.

Si ya intentó dejar de fumar de otras maneras, pregúntele a su doctor sobre los tratamientos de reemplazo de nicotina o las nuevas medicinas para dejar de fumar. Estos productos le ayudan a controlar los deseos de fumar durante la etapa de abstinencia a la nicotina. El paso más importante que puede tomar para mejorar su salud es dejar de fumar. Es su decisión. ¡Ahora es el momento!

El humo del tabaco causa enfermedades: cómo le afecta a usted...cómo le afecta a USTED el tabaquismo puede ser el primer paso de su cuerpo hacia el cáncer.

Cáncer

Informe de la Cirujana General de los Estados Unidos Cada cigarrillo que fuma aumenta su riesgo de cáncer. Fumar hoy le puede costar muy caro en el futuro. Una vez que el tabaco daña las células, estas pueden multiplicarse sin control hasta convertirse en cáncer. Como las células son diminutas, algunas veces pasan años antes de que usted note un bulto o el médico detecte un tumor en una tomografía.

Los daños al ADN ocasionan cáncer. El ADN es el "manual de instrucciones" de las células. Controla el crecimiento, la multiplicación y el funcionamiento normal de

la célula. Cuando se daña el ADN, la célula puede empezar a multiplicarse sin control y formar un tumor maligno. Esto ocurre porque las sustancias tóxicas del humo del tabaco pueden destruir o modificar las instrucciones de la célula. El próximo cigarrillo que fume puede dañar el ADN de sus células de tal manera que ocasione cáncer. Normalmente, su sistema inmunitario lo ayuda a protegerse contra el cáncer. Envía combatientes de tumores para atacar y destruir las células cancerosas. Sin embargo, las nuevas investigaciones muestran que las sustancias tóxicas en el humo del cigarrillo debilitan a los combatientes de los tumores. Cuando esto pasa, las células se siguen multiplicando sin que nada las detenga. Por esta razón, fumar puede causar cáncer y luego impedir que su cuerpo pueda combatirlo. Inhalar el humo del tabaco cuando ya tiene cáncer es particularmente peligroso. Nuevos estudios indican que el humo del tabaco facilita el crecimiento de tumores. Por lo que puede disminuir los beneficios de la quimioterapia.

Mantenerse libre del humo del tabaco ayudará a que su cuerpo sane. boca, nariz y garganta laringe tráquea esófago pulmones estómago páncreas riñones y uréter vejiga cuello uterino médula ósea y sangre Algunos de los cánceres que los investigadores saben que son causados por el tabaquismo son:

El tabaquismo puede causar cáncer en casi todas las partes del cuerpo. El tabaquismo puede ser el primer paso de su cuerpo hacia el cáncer.

El humo del tabaco causa enfermedades: cómo le afecta a usted Los médicos saben desde hace años que fumar causa la mayoría de los cánceres de pulmón. Casi 9 de cada 10 hombres que mueren por cáncer de pulmón eran fumadores. Cerca de 3,000 personas no fumadoras mueren al año por cáncer de pulmón debido al humo secundario del tabaco, también conocido como humo de segunda mano.

Diez años después de fumar, su riesgo de morir por cáncer de pulmón disminuye en la mitad. Y dejar de fumar a CUALQUIER edad trae beneficios. Dejar de fumar salva vidas. cáncer... cómo le afecta a USTED

En los 5 años después de dejar de fumar, su probabilidad de padecer de cáncer de boca, garganta,esófago y vejiga disminuye en la mitad. Si nadie fumara, en los Estados Unidos no morirían de cáncer 1 de cada 3 personas.

Las sustancias químicas en el humo del tabaco pueden hacer que las células de su cuerpo se embarquen en un camino hacia el cáncer. Por ejemplo, a continuación explicamos cómo el tabaquismo causa el peligroso cáncer de vejiga.

La constante irritación debido a las sustancias químicas que causan cáncer estresa las células de su vejiga......algunas veces provoca la formación de un tumor......y su

Multiplicación sin control hasta convertirse en cáncer.sistema circulatorio El tabaquismo causa daños inmediatos a las arterias.

Informe de la Cirujana General de los Estados Unidos Fumar puede causar

• aneurismas: vasos sanguíneos abultados que se pueden reventar y causar la muerte

accidentes cerebrovasculares: la muerte súbita de células en el cerebro debido a coágulos sanguíneos o hemorragias

• ataque cardiaco y daños a las arterias Fumar aumenta el peligro de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

Respirar el humo del tabaco puede cambiar la composición química de la sangre. Esto daña los vasos sanguíneos. Casi inmediatamente, las células que recubren los vasos sanguíneos de su cuerpo reaccionan a las sustancias tóxicas del humo del tabaco. Su ritmo cardiaco y presión arterial aumentan. Sus vasos sanguíneos se endurecen y estrechan.

Fumar altera la composición química de la sangre.

Cuando usted se corta, las células sanguíneas llamadas plaquetas se juntan para formar un coágulo. Esto ayuda a detener la hemorragia.

Pero, si los coágulos sanguíneos se forman dentro del cuerpo pueden ser peligrosos. Los cambios químicos causados por el tabaquismo hacen que la sangre se vuelva muy pegajosa. Y así se forman coágulos mortales que obstruyen la circulación de la sangre hacia el corazón, el cerebro o las piernas.

Respirar el humo del tabaco causa otros cambios en su sangre. Su nivel de triglicéridos aumenta, y su nivel de "buen colesterol" disminuye. Las sustancias químicas en el humo del tabaco también evitan que el cuerpo repare los daños causados en el recubrimiento de las arterias. Es más probable que se formen coágulos en una arteria dañada.

Fumar causa ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares. Fumar es una de las causas de la peligrosa acumulación de placa dentro de las arterias.

La placa está compuesta de colesterol y tejido cicatricial. Obstruye y produce el estrechamiento de las arterias. Esto puede causar dolor en el pecho, debilidad, ataques El tabaquismo causa daños inmediatos a las arterias. El humo del tabaco causa enfermedades: cómo le afecta a usted cardiacos o accidentes cerebrovasculares. La placa se puede desprender y causar coágulos que obstruyen las arterias. La obstrucción total de las arterias puede causar muerte repentina.

Si sus arterias se han estrechado y están obstruidas por fumar, es posible que también tenga otros problemas. Las obstrucciones reducen la circulación de la sangre en sus piernas y piel. Los tejidos mueren lentamente y le pueden salir úlceras en la piel. Con el tiempo, los dedos, los pies o las piernas pueden tener tantos daños que deberán ser amputados. Sistema circulatorio Placa Coágulo

La placa estrecha los vasos sanguíneos de tal manera que pasa menos sangre. Cuando se forma un coágulo en uno de esos espacios estrechos en una arteria cerca al corazón, el músculo del corazón no obtiene el oxígeno que necesita.

El humo secundario del tabaco desencadena ataques cardiacos. El humo del tabaco afecta a todos los que lo respiran. Cuando usted respira el humo secundario del tabaco, las plaquetas de la sangre se vuelven pegajosas y se pueden formar

Coágulos, como ocurre en las personas que fuman. Nuevos estudios indican que el tan solo permanecer un tiempo en un lugar con humo puede desencadenar un ataque cardiaco. Fumar no es la única causa de estos problemas, pero los empeora.

Dejar de fumar le puede salvar la vida.

Si usted ya tiene una enfermedad del corazón o de las arterias, puede recuperar años de vida al dejar de fumar. Su riesgo de ataques cardiacos disminuye drásticamente tan solo 1 año después de dejar de fumar. Después de 2 a 5 años, su probabilidad de tener un accidente cerebrovascular disminuye al nivel de una persona no fumadora. Se sentirá mejor y podrá estar más activo si elimina los cigarrillos de su vida.... cómo le afecta a USTED Fumar alrededor de otros aumenta el riesgo de que esas personas sufran un ataque cardiaco y hasta mueran. Al no fumar, usted ayuda a proteger a su familia, sus amigos y compañeros de trabajo.

Ley que prohíbe fumar en áreas públicas disminuyó drásticamente los casos de ataques cardiacos.

En julio del 2003, la ciudad de Pueblo, Colorado pasó una ley que prohibía fumar en sitios de trabajo y áreas públicas. La cifra de personas hospitalizadas por ataques cardiacos disminuyó en un 41 por ciento en 3 años. sistema respiratorio El tabaquismo afecta los pulmones. 10 Informe de la Cirujana General de los Estados Unidos Hasta dejar el tabaquismo después de los 65 años, puede añadir años a su vida.

Respirará mejor y se sentirá mejor. Cada cigarrillo que usted fuma afecta su respiración. Nuevos estudios muestran que las sustancias tóxicas en el humo del tabaco afectan su cuerpo desde el momento en que entran por su boca y, en su paso hacia los pulmones, atacan los tejidos internos. Su cuerpo le está diciendo que no fume.

La primera vez que fuma, quizá sienta como si sus pulmones se estuvieran quemando y tal vez le cause una tos violenta. Su cuerpo le está diciendo que lo está envenenando.

Las vías respiratorias están recubiertas de cilios diminutos que parecen cepillitos y que se encargan de barrer la suciedad y secreciones mucosas para que sus pulmones permanezcan limpios. Con el tiempo, los daños producidos por el tabaco lesionan y destruyen esos cepillitos. Le da tos "de fumador" porque su cuerpo produce más secreciones mucosas y los cilios ya no pueden limpiar los pulmones. Al mismo tiempo están ocurriendo otros daños. Si deja de fumar, toserá menos y tendrá menos episodios de sibilancias. Toserá con menos mucosidades. Después de unos meses sin fumar, respirará más fácil. El humo de tabaco forma cicatrices en sus pulmones.

Sus pulmones deben ser elásticos como un globo. Se expanden al entrar el aire y se comprimen cuando sale el aire. Las sustancias tóxicas del humo del tabaco inflaman el delicado recubrimiento de los pulmones. Años de fumar pueden dañar sus pulmones de tal manera que ya no se pueden estirar y contraer para dejar entrar y salir el aire .El tabaquismo afecta los pulmones. El humo del tabaco causa enfermedades: cómo le afecta a usted sistema respiratorio Fumar causa enfermedades pulmonares.

Fumar causa enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC. No hay cura para ella. Las personas con EPOC mueren lentamente debido a la falta de aire. La EPOC agrupa enfermedades como el enfisema y la bronquitis crónica.

• El enfisema causa que las paredes entre las bolsas de aire de los pulmones pierdan su capacidad para estirarse y contraerse.

Las bolsas de aire se debilitan y estiran. El aire queda atrapado en los pulmones. Se le dificulta respirar el oxígeno y exhalar el dióxido de carbono. Si sigue fumando, se le dificultará más respirar normalmente al avanzar el enfisema. Esta enfermedad destruye los tejidos pulmonares, lo cual dificulta mucho obtener suficiente oxígeno.

• La bronquitis crónica es la inflamación del recubrimiento de los bronquios. Cuando esto sucede, hay menos flujo de aire hacia adentro y fuera de los pulmones. Con la bronquitis crónica usted tose expulsando mucosidades.

La EPOC causada por el tabaquismo lo debilita por la falta de oxígeno. Con el tiempo, tendrá que vivir conectado a un tanque de oxígeno.

La neumonía y los problemas respiratorios son mucho más frecuentes en los fumadores. En las personas con asma, hasta respirar el humo expulsado por otra persona puede desencadenar un ataque grave. Sus vías respiratorias se inflaman y endurecen. Se le dificulta respirar. Si deja de fumar, respirará mejor. Toserá menos que las personas que siguen fumando. Se sorprenderá de cuánto más fácil es

realizar actividades.... cómo le afecta a USTED El tabaquismo perjudica su capacidad reproductora y la salud de sus niños. Niños Informe de la Cirujana General de los Estados Unidos Las mujeres embarazadas que fuman tiene más probabilidad de tener bebés que mueren por el síndrome de muerte súbita del lactante o SMSL. Si está embarazada, fumar es peligroso. Respirar el humo secundario del tabaco es también peligroso.

Fumar o respirar el humo secundario del cigarrillo le hará más difícil convertirse en papá o mamá. Los estudios indican que el humo del tabaco disminuye su probabilidad de tener un bebé sano.

El tabaquismo afecta a las personas que quieren tener hijos.

Fumar reduce la probabilidad de que una mujer quede embarazada. Las sustancias químicas en el humo interfieren con el funcionamiento de los conductos por los que viajan los óvulos para llegar a la matriz. Esto puede disminuir su fertilidad o causar complicaciones durante el embarazo.

Los investigadores también han descubierto que fumar puede causar daños en el ADN de los espermatozoides de los hombres. Estos daños al ADN pueden disminuir la fertilidad, causar defectos de nacimiento o abortos espontáneos. El tabaquismo perjudica su capacidad reproductora y la salud de sus niños. niños

El humo del tabaco causa enfermedades: cómo le afecta a usted 13Fumar afecta a los bebés en gestación.

Fumar al estar embarazada aumenta el riesgo de complicaciones durante el embarazo, parto prematuro, bebé con bajo peso al nacer, muerte fetal y síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Un parto prematuro ocurre cuando el bebé nace antes de tiempo. El bajo peso al nacer es cuando el bebé pesa menos de 5 ½ libras. Los bebés que nacen muy temprano o muy pequeños no son tan sanos. Los bebés cuyas madres fuman tienen cerca de 3 veces más probabilidad de morir por SMSL (muerte de cuna).

El humo del tabaco daña los tejidos del cerebro y los pulmones del bebé en gestación. Si una mujer embarazada fuma, también se pueden presentar problemas con la formación de la placenta (el órgano que alimenta al bebé). Estos problemas pueden causar abortos espontáneos, partos prematuros o bajo peso al nacer. Fumar puede hasta hacer que la placenta se desprenda del útero antes de tiempo. Si esto ocurre, tendrá un aborto espontáneo o su bebé nacerá antes de tiempo.

El humo del tabaco es dañino para los bebés y los niños.

Las madres saben que es importante dejar de fumar cuando están embarazadas. Pero empezar a fumar otra vez después de que nazca el bebé es también peligroso. Los bebés que respiran el humo secundario del cigarrillo tienen más probabilidad de morir de SMSL.

Los bebés y niños que respiran el humo secundario del tabaco tienen otros problemas de salud, sus pulmones no funcionan muy bien.

Más de la mitad de los niños en los Estados Unidos respiran humo secundario del tabaco en la casa, los automóviles o en sitios públicos. Más de 300,000 niños sufren anualmente infecciones causadas por el humo del tabaco, como bronquitis, neumonía e infecciones de oído. Ademas, tosen y tienen episodios de sibilancias con más frecuencia. En los niños con asma, respirar el humo secundario del tabaco puede desencadenar un ataque asmático. Si el ataque es lo suficientemente grave, puede ser necesaria la hospitalización. Algunas veces un ataque de asma es tan fuerte que el niño muere.

Fumar en la adolescencia produce mutaciones genéticas del ADN que elevan considerablemente el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, incluso entre quienes abandonan el hábito enseguida, según un estudio realizado por científicos de las universidades norteamericanas de Harvard y California. Es la primera vez que se demuestra que la edad de inicio en el tabaquismo, que cada vez es más temprana, tiene una repercusión directa sobre el riesgo de cáncer. Los resultados, publicados esta semana en el Journal of the National Cancer Institute, indican una correlación directa entre la edad y los cambios del código genético: cuanto más joven se empieza a fumar, más alteraciones se producen en el ADN. Éstas ocurren cuando los productos químicos del tabaco se fusionan con los genes en las células del ADN de los pulmones, creando complejos químicos llamados "aductos", que causan las mutaciones.

"Hemos hallado que no importa tanto cuánto se haya fumado, sino la edad a la que se empezó a fumar", explica el doctor John Wiencke, experto en genética de la Facultad de Medicina de la Universidad de California (UCSF), en San Francisco, que ha encabezado el estudio, realizado entre 143 personas que padecen cáncer.

Las personas sometidas al estudio fueron distribuidas en tres grupos: por un lado, las 79 que habían sido consumidoras de tabaco; por otro, las 57 que aún fumaban, y finalmente, las siete que no habían fumado nunca. Estos grupos fueron a su vez redistribuidos en diferentes subcategorías, según las variables de edad, cantidad de cajetillas consumidas por día, total de años transcurridos con el hábito de fumar, etcétera.

Cambios genéticos

El equipo hizo las pruebas tomando muestras del tejido sano pulmonar de esos pacientes con cáncer para determinar los niveles de alteraciones que había por cada 10.000 millones de células. El número de cambios genéticos resultó ser, en general, mucho más alto entre los fumadores, y dentro de éstos, el más elevado se observó entre quienes empezaron a consumir cigarrillos antes de los 18 años, aunque sólo lo hubieran hecho por un tiempo corto.

Entre el sector de los no fumadores se halló un promedio de 32 mutaciones genéticas por cada 10.000 millones de células. La cifra se disparó a 164 mutaciones entre los ex fumadores que habían comenzado a hacerlo antes de los 15 años y a 115 mutaciones entre los que empezaron a fumar antes de los 17. Después de los 20 años, la reducción de mutaciones era ya considerable: a 81. Pero el grupo que ininterrumpidamente había fumado desde la adolescencia tenía un promedio de 250 mutaciones.

Este estudio demuestra por primera vez que la exposición a los carcinógenos del tabaco en la adolescencia ocasiona daños genéticos irreparables que incrementan el riesgo de padecer más tarde cáncer pulmonar. El hallazgo ha sido considerado en Estados Unidos como una pieza importante en la composición del rompecabezas sobre los factores de riesgo asociados al tabaquismo. Así lo expresaba el editorial del Jaurnal of ihe National CaAcer Institute que acompañaba al informe.

Conclusiones

Más jóvenes

Las conclusiones de este estudio son preocupantes porque en Estados Unidos y otros países se está produciendo un ascenso del tabaquismo entre los jóvenes, a pesar de las numerosas campañas de las autoridades sanitarias para evitarlo. Y cada vez es más temprana la edad de inicio en el hábito. Las últimas cifras del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades indican un aumento del 2% de fumadores adolescentes en los últimos dos años en los que se ha pasado del 34% al 36% de fumadores en este sector de población; es decir, más de tres millones de jóvenes. En España, cerca de la mitad de los jóvenes ha probado el tabaco antes de los 16 años y el 26,4% de los adolescentes de edades comprendidas entre los 15 y 17 años fuma de forma regular. Según un estudio realizado este año por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el 41% de los jóvenes de 15 a 29 años compra tabaco regularmente.

Tratamientos conductuales

Las intervenciones conductuales pueden desempeñar un papel integral en el tratamiento antitabáquico, ya sea conjuntamente con medicamentos o por sí solas. Emplean una variedad de métodos para ayudar a los fumadores a romper con el hábito, que van desde materiales de autoayuda hasta la terapia cognitiva-conductual individual. Estas intervenciones enseñan a las personas a reconocer situaciones de alto riesgo que incitan a fumar, a desarrollar estrategias alternativas para no volver a fumar, a manejar el estrés, a mejorar su habilidad para resolver problemas así como para incrementar el apoyo social. Las investigaciones han demostrado que mientras más se ajusta la terapia al caso de cada persona, mayor es la probabilidad de lograr el éxito.

Tradicionalmente, los enfoques conductuales se desarrollaban y se realizaban en ambientes formales como las clínicas para dejar de fumar y numerosos ambientes comunitarios y de salud pública. Sin embargo, en la última década los investigadores han estado adaptando estos enfoques a formatos telefónicos, de correo y de Internet, los mismos que pueden ser más aceptables y accesibles a los fumadores que quieren romper con el hábito. En el 2004, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS, por sus siglas en inglés) estableció una línea telefónica nacional gratuita, 1-800-784-8669 (1-800-QUITNOW), para servir como un único punto de acceso a los fumadores que buscan información y ayuda para dejar de fumar. Las llamadas de las personas que marcan este número se transfieren a las líneas telefónicas de ayuda para dejar de fumar que corresponden al estado donde residen. En el caso de aquellas personas que viven en estados donde no se han establecido estas líneas de ayuda, se les transfiere a la línea telefónica mantenida por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés). que ofrece consejos e información que se puede facilitar el proceso de romper con el hábito de fumar.

Romper con el hábito de fumar puede ser difícil. Mientras que la intervención puede ser útil en el momento en que los participantes la reciben, la mayoría de los programas de intervención son de corto plazo (de 1 a 3 meses). Dentro de un periodo de 6 meses, del 75 al 80 por ciento de las personas que tratan de dejar de fumar sufren una recaída. Las investigaciones han demostrado que si se extiende el tratamiento más allá del periodo típico de un programa para dejar de fumar, se pueden lograr tasas de éxito hasta del 50 por ciento al año de haber dejado de fumar.

Bibliografía

MedlinePlus (2004). Tabaco y Sustancias Químicas. Estados Unidos. esp_imagepages/17193

Prensa Latina (2005). Piden en Guatemala disminuir publicidad de cigarrillos.Guatemala. Organización Mundial de la Salud (OMS). (2003) El Mundo (2006).

En el mundial de fútbol "no fume, por favor".España. El Mundo (2006).

Deje de fumar por internet. España. Wikimedia Foundation, Inc. (2006).

Tabaquismo.Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)(2005).

Diferencias entre los sexos en el consumo del tabaco en el mundo. Fernando Sanabria Arenas (2004).

Tabaquismo. México. COMERCIO MAS S.A. (2004).

El Tabaco Salud Familiar. España. Enciclopedia Microsoft® Encarta® 2003.

© "Tabaquismo" 1993-2002 Microsoft Corporation. Micaela Biagiola (2006).

Tabaco y Tabaquismo. José Alonso Contreras Macias. (2006).

Tabaquismo:Un problema social. México. Fundación ONCE (2006).

Lo que hay tras la cortina de humo.España. Soledad Galiano (2005).

Tabaquismo. España. Casitérides S.L. (2006). Guía del Tabaquismo. España.

 

 

Autor:

Orlando Cano

 


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Métodos de esterilización

    Comprende todos los procedimientos físicos, mecánicos y preferentemente químicos, que se emplean para destruir gérmenes ...

  • Calculo de plantilla de medicina interna

    Datos, criterios y variables. Cálculos y resultados. Resumen, conclusiones y recomendaciones. La dotación en recursos ...

  • Colas animales

    Colágeno. Gelatina. Propiedades del colágeno. Uso cosmético del colágeno. Uso médico del colágeno. Aspectos básicos sobr...

Ver mas trabajos de Salud

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.