Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Teoria Musical Completa

Enviado por Yerfri Blanquez



Partes: 1, 2, 3
Monografía destacada
  1. La notación propia
  2. Escritura musical
  3. Música y sonido
  4. Dominantes Secundarios
  5. Tono
  6. El pentagrama
  7. Armónicos
  8. Medida: Ritmo y Aire
  9. Tiempo
  10. Silencios
  11. Ligaduras (legato)
  12. Símbolos adicionales
  13. Instrucciones dinámicas
  14. Modulación Musical
  15. Sostenidos y Bemoles
  16. Funciones Tonales y Funciones Armónicas
  17. Intercambio Modal
  18. Teoría de la Guitarra
  19. Blues
  20. Infografía

A la hora de estudiar teoría musical, tenemos que tener en cuenta la notación que vamos a utilizar:

Monografias.com

La notación propia

La notación propia parte del nombre de las notas en español:

Notación propia: Do  -     Re   -     Mi   -     Fa     -   Sol    -   La    -    Si

Para diferenciar acordes mayores de menores según este ejemplo:

  • Do = Do mayor = C =  C mayor = Cma

  • Dom = Do menor = Cm = C minor = Cmi

Cuando un acorde no se puede formar a partir de ningún otro añadiendo notas, se puede indicar con una letra mayúscula correlativa entre paréntesis seguida de las notas que forman dicho acorde. Si se repite el mismo acorde en la misma canción sólo se indica la letra entre paréntesis y la formación del acorde se puede indicar al final de la canción.

La notación internacional

Denomina las notas mediante las ocho primeras letras del alfabeto.

  • Notación Internacional: C     D        E         F         G        A        B

  • Correspondencia: Do       Re        Mi        Fa        Sol       La        Si

Cuando la nota forma parte de la descripción de un acorde se utiliza en lugar del nombre el intervalo desde la nota base (ejemplo: Csus2 = acorde Do suspendido en 2ª).

Las alteraciones (sostenidos # y bemoles b) se colocan detrás de la nota (por ejemplo: C#  = Do sostenido).Los acordes mayores se representan de igual forma que la nota base correspondiente (C = Do mayor), los acordes menores se indican mediante una "m" (ejemplo: Cm = Do menor), los suspendidos mediante "sus" (ejemplo: Csus4 = Do suspendido en 4ª), etc.

El sistema numérico romano

Hay un sistema de teoría musical que permite identificar cada acorde de un tono mediante un número romano. El primer acorde (tónico), construido sobre la nota principal, es el I, el segundo el II, el tercero el III…y así hasta el VII. El octavo acorde es el mismo que el I, pero una octava más alto.

Además, cada acorde tiene un nombre según su posición en la escala y su número romano, sea cual sea el tono.

I

Tónico base

II

Súper-tónico

III

Mediante

IV

Subdominante

V

Dominante

VI

Sub-mediante ó relativo menor

VII

Séptima o sensible

I

Tónico (octava)

Bases de la notación musical

La notación musical convencional es un lenguaje completo y autosuficiente que permite escribir música de manera que se pueda entender sin tener que oírla. Los símbolos se inscriben en una plantilla de cinco líneas que se llama pentagrama. Se pueden añadir líneas adicionales si la pieza musical así lo exige.

La posición vertical de una nota informa de su tonalidad; cuanta más alta sea la nota, más arriba se coloca su símbolo en el pentagrama. La situación horizontal del símbolo informa de cuándo se toca la nota, siguiendo un orden de izquierda a derecha.

Al principio de cada línea hay una clave que indica la tonalidad de la línea. Una armadura de clave indica el tono en qué se toca. Las cifras de compás y las línea de separación de compases, dividen el pentagrama en unidades menores de tiempo, e informan de todo lo que se refiere al ritmo.

Escritura musical

Partitura y tablatura:

  • Partitura: La partitura consta de un pentagrama, sobre el cual se ubican los símbolos que representan los componentes musicales de la obra escrita en ella. Estos signos musicales suelen indicar las notas musicales, las figuras, es decir la duración de las notas, la armadura de clave, es decir la escala de notas, alteraciones en la escala musical, como bemoles, sostenidos y becuadros, ligaduras entre notas y otras particularidades de la interpretación musical. Adicionalmente, las partituras suelen disponer fuera del pentagrama de información adicional sobre cómo interpretar las diferentes secciones de la obra, como el tempo y la intensidad, entre otros.

  • Tablatura: El término tablatura se utiliza para definir formas de escritura musical especiales para ciertos instrumentos y que, a diferencia de la notación musical corriente, presentan únicamente las posiciones y colocaciones en el instrumento para la interpretación de una pieza, y no las alturas ni las duraciones de los tonos. Debido a que no es necesario tener un conocimiento musical especial, las tablaturas son relativamente fáciles de leer y de entender.

Las líneas horizontales representan las cuerdas del instrumento. Sobre estas líneas, usando números, letras o símbolos, se especifica la posición de los dedos y las cuerdas punteadas. A pesar de que existen otros símbolos auxiliares, como la forma de tocar ligado, bendings, vibrato o la afinación usada, no aparece la duración del sonido. Por eso, junto a la tablatura suele aparecer una orientación rítmica.

Las líneas horizontales representan las cuerdas del instrumento. Sobre estas líneas, usando números, letras o símbolos, se especifica la posición de los dedos y las cuerdas punteadas.A pesar de que existen otros símbolos auxiliares, como la forma de tocar ligado, bendings, vibrato) o la afinación usada, no aparece la duración del sonido. Por eso, junto a la tablatura suele aparecer una orientación rítmica.

A veces, es frecuente encontrarnos con tablaturas en las que se refleja también la duración de las notas mediante unas líneas verticales debajo de las líneas horizontales, como en este ejemplo:

Monografias.com

Música y sonido

Música:

Conjunto de estructuras sonoras con finalidad artística, expresiva y comunicativa.

Elementos de la música:

Ritmo

Es el elemento de la música relacionado con la duración del sonido y la acentuación.

Podemos definirlo como la repetición de un evento a partir de un patrón temporal o visual.

Viene definido por:

Pulso musical

Es cada uno de los eventos periódicos que se repiten en un patrón rítmico musical.

Duración de los sonidos

Quedan definidos por los las figuras, silencios, puntillos, ligaduras,…

Melodía

Marca la relación entre sonidos musicales sucesivos, pero con distinta altura, en el tiempo.

Armonía

Define la relación entre sonidos simultáneos con distinta altura.

Estructura

Es lo que da forma a la música a lo largo del tiempo.

Sonido

Vibración longitudinal transmitida por el aire hasta rebotar con nuestro tímpano con una frecuencia de vibración determinada. El rango de frecuencias audible por el oído humano va desde 20 Hz a 20.000 Hz.

Parámetros del sonido:

Altura

Es la cualidad del sonido que nos permite diferenciar los sonidos graves de los sonidos agudos. Cuantas más vibraciones tenga una onda, más agudo será el sonido.

Volumen

Es la cualidad del sonido que mide la intensidad. Se corresponde con la amplitud de la onda.

Timbre

Se corresponde con el "color" del sonido y nos permite diferencial el sonido emitido por cada instrumento.  A distinto timbre, distinta forma de onda. Dos instrumentos distintos  tendrán distinto timbre.

Duración

Mide el tiempo que dura el sonido, o sea, el tiempo que dura la vibración, y se representa por las figuras musicales.

Escritura musical: (ver anterior)

Monografias.com

Dominantes Secundarios

Los dominantes secundarios, como acordes dominantes que son, son acordes inestables y por eso se suelen situar en la parte más débil del compás.

Si armonizamos la escala mayor, vemos que el acorde de dominante se forma en el grado V (intervalo de quinta justa desde la tónica).

La fórmula de este tipo de acordes es: 1,3,5,7b. Como vemos hay un intervalo de tritono entre la 3ª y la 7ªb; esto hace que éste acorde tenga una fuerte tendencia a resolver sobre la tónica (a este tipo de resolución se le denomina cadencia auténtica).

La alta tendencia a resolver que tienen los acordes dominantes, hace que cualquier acorde diatónico se susceptible de tener un dominante que resuelva sobre él. A este tipo de resolución de dominante sobre una acorde diatónico (exceptuando el del 5º grado), no es considerada cadencia como tal; únicamente son resoluciones de dominante. A este tipo de dominantes se les denomina dominantes secundarios.

La resolución de un dominante sobre otro acorde, se representa con una flecha desde el acorde dominante hasta el de  su resolución.

La nomenclatura:

  • Si se trata del quinto grado que resuelve sobre el I, se pone simplemente V7

Monografias.com

  • Si se trata del dominante que resuelve sobre cualquier otro acorde diatónico (exceptuando el quinto), se pone: V7/grado sobre el que resuelve

Monografias.com

Veamos algún ejemplo:

Analicemos esta progresión de acordes: C - A7 - Dm7 - G7 - C

Parece haber dos tonalidades porque hay dos acordes de 7ª dominante distintos; en armonía diatónica, el dominante de 7ª es la pista más concluyente hacia el centro tonal, porque es siempre un acorde V en tonalidades mayores, y casi siempre en las menores. Según este análisis, la tonalidad de C mayor viene indicada por el acorde G7, y la tonalidad de D menor indicada por A7. Sin embargo, el acorde Dm7 es también el IIm7 de C. ¿Indica A7 un cambio de tonalidad o hay otra explicación?

Para el oído parecerá que el centro tonal de la progresión completa es C. El cambio en la cualidad del acorde A incrementa la sensación de anticipación de que Dm7 está por llegar, pero no indica la presencia de una nueva tonalidad. A7 es un ejemplo de Dominante Secundario.

Aunque el dominante secundario parece romper la regla de que el dominante de 7ª funciona como V, la regla se sigue aplicando. El acorde dominante secundario sigue funcionando como V, pero es el acorde V de otro acorde distinto al I. En el ejemplo, A7 es el V7 de IIm7. Este análisis muestra que C se sigue considerando la tónica, G7 es el dominante primario en la tonalidad de C, y la función de A7 es presentar a Dm7 de una forma más dramática de lo que lo haría el diatónico VIm7, Am7. La función de A7 se escribe como "V7/II", aclarando la función dentro de la progresión. Por tanto, el análisis completo de la progresión queda así:

C

A7

Dm7

G7

C

I

V7/II

IIm7

V7

I

Tipos de dominantes secundarios:

Los dominantes secundarios ocurren en tonalidades mayores y menores. La regla general es esta:

Cualquier acorde diatónico puede ser precedido de su dominante secundario excepto el acorde VIIº en mayor y el IIº en menor.

La exclusión de los acordes VIIº y IIº es debido a que estos acordes están basados en una triada disminuida, que es considerada demasiado disonante para funcionar incluso temporalmente como punto de resolución.

Como el papel del dominante secundario es el de incrementar la sensación de anticipación del acorde siguiente, el acorde de resolución debe ser capaz de mantenerse por sí mismo, o la fluidez de la progresión se verá rota.

Hay un número limitado de dominantes secundarios posibles.

Variaciones en los dominantes secundarios

Un dominante secundario actúa como presentación de un cierto acorde. Sin embargo, un recurso común en los compositores es crear ese sentido de anticipación para luego engañar al oyente, generando así sorpresa. Para diferenciar de los dominantes secundarios que resuelven al acorde de séptima que resuelven (como V7 hacia I, V7/II hacia IIm7, etc.), se denominan dominantes secundarios activos.

Como el nombre indica, llevan a cabo la resolución que se les supone. El segundo tipo, incluidos los dominantes de séptima que no resuelven, son los dominantes secundarios pasivos.

Estos crean la sensación de resolución, pero no la llevan a cabo, como V7/II hacia IV, etc.

Sea cual sea el caso, el dominante secundario crea un sentido de expectación, y el análisis es el que determina si es pasivo o activo.

Dominantes por extensión:

Cualquier dominante secundario puede estar precedido por un dominante por extensión que resuelva sobre él.

Monografias.com

E7 sería un dominante por extensión, Asimismo un dominante por extensión puede venir también precedido por otro dominante por extensión.

Los doce dominantes de una tonalidad:

Sobre cada uno de los doce grados de una tonalidad (7 diatónicos y 5 cromáticos) se forma un acorde dominante con una función concreta:

  • I

C7

I7 acorde de tónica en armonía Blues

  • I

C7

V7/IV

  • bII

Db7

SubV7/I

  • II

D7

V7/V

  • bIII

Eb7

SubV7/II

  • III

E7

V7/VI

  • IV

F7

IV7 acorde de subdominantes en armonía Blues

  • IV

F7

SubV7/III

  • bV

Gb7

SubV7/IV

  • V

G7

V7/I también acorde dominante en armonía Blues

  • bVI

Ab7

SubV7/V

  • VI

A7

V7/II

  • bVII

Bb7

BVII7 subdominante menor

  • bVII

Bb7

SubV7/VI

  • VII

B7

V7/III

Si quieres aprender más sobre dominantes secundarios, te recomendamos la lectura de este post del blog: Jugando con los dominantes secundarios

Tono

La música está compuesta por sonidos que pueden organizarse según tres elementos principales: melodía, ritmo y armonía. Estos elementos pasan de un músico a otro a través de la notación musical, que permite a un lector reproducir de modo preciso cualquier sonido musical gracias a un conjunto de símbolos que representan el tono de la nota (valor relativo en altura) y su ritmo (valor en el tiempo).

El sistema para representar el tono se basa en asignar un nombre diferente a cada nota. Estos nombres corresponden a las siete primeras letras del alfabeto (A,B,C, D, E, F, y G) y juntas son denominadas como el Alfabeto Musical. A pesar del gran número de notas que pueden ser generadas por un instrumento musical, sólo son necesarios siete nombres porque la octava nota tiene el mismo sonido que la primera. La octava en la última nota del primer conjunto de notas así como la primera del segundo.

El alfabeto musical

Para tener una consistente referencia de medida de tono, las notas se colocan en una red de cinco líneas y cuatro espacios llamada pentagrama.  Las líneas y los espacios se numeran de abajo hacia arriba. Cuanto más alto es el tono, más arriba se coloca la nota sobre el pentagrama.

El pentagrama

Debido a los diferentes rangos tonales que son capaces de reproducir diferentes instrumentos, el pentagrama puede representar estos diferentes rangos mediante el signo llamado clave. Las dos claves más usuales son la clave de Sol (G), para representar tonos más altos (por ejemplo, la guitarra y la mano derecha del teclado), y la clave de Fa (F), que designa tonos más bajos (por ejemplo el bajo y la mano izquierda del teclado). Estos símbolos, universalmente conocidos, son colocados cuidadosamente sobre el pentagrama para llamar la atención sobre notas específicas.

La clave de Sol gira en espiral alrededor de la línea sobre la que se sitúa la nota Sol (G).

Monografias.com

La clave de Fa (F), tiene un punto a cada lado de la línea sobre la que se sitúa la nota F.

Monografias.com

Dado que el teclado utiliza ambas claves, se sitúan una sobre la otra y quedan unidas por una llave. De esta forma, los tonos altos y bajos se leen y se tocan juntos. La nota que se encuentra entre las dos claves se llama C (Do) medio; ya que no pertenece a ninguna de las dos claves se representa atravesado por una línea propia.

Si un tono se sitúa más allá del rango de las dos claves, se dibujan unas líneas adicionales (como la utilizada en el C medio) que atraviesan el punto de la nota. Estas notas adicionales funcionan igual que las del pentagrama, pudiéndose colocar también notas en los espacios entre ellas. De nuevo se requiere memorizarlas, nombrando las líneas y espacios alfabéticamente a partir del pentagrama.

Monografias.com

Tonalidad

La tonalidad de las notas que forman el sistema musical occidental se representa con las palabras: Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si. En los países de habla inglesa, se emplean letras del alfabeto: C, D, E, F, G, A, B.  La C corresponde al Do. Existen razones históricas para que este alfabeto musical no empiece por la A (que corresponde a la nota La), sino por la C.

Para definir la tonalidad de cada nota, desde las más bajas a las más altas, el sistema de nombres se repite. Después del Si viene otro Do. La distancia o "intervalo" entre una nota y la siguiente del mismo nombre (por arriba o por abajo) se llama octava.

Dos notas separadas por una octava suenan igual pero tienen tonalidades diferentes; una está en un "registro" más alto que la otra. Este es un fenómeno natural, basado en que las frecuencias de ambas están en una proporción de 2:1.

El teclado de un piano es la referencia visual más inmediata del sistema musical occidental. Las siete notas que hemos descrito están representadas por las teclas blancas. Empezando por un Do y tocando las ocho teclas blancas que componen una octava se habrá tocado la escala diatónica de Do mayor.

Sin embargo en el espacio de esta octava hay también cinco teclas negras. Se nombra en relación con la nota blanca más próxima. Así la nota de la tecla negra situada entre el Do y el Re, se llama Do sostenido (es decir "alto") o Re bemol (es decir "bajo").

Estas notas que pueden recibir dos nombres se llaman notas enarmónicas y el contexto en el que se usan es lo que determina qué nombre es el apropiado. A menos que la armadura de clave especifique otra cosa, la regla general es llamarla sostenido cuando se sube y bemol cuando se baja.

El intervalo entre la nota de una tecla blanca y la de la tecla negra siguiente es un semitono. Dos semitonos son igual a un tono. Si miramos un teclado, se verá que entre el Si y el Do y el Mi y Fa no hay tecla negra. Esto se debe a que la octava de siete notas no está realmente dividida en intervalos iguales. De Si a Do y de Mi a Fa hay semitonos, no tonos enteros.

Empezando por el Do y contando el intervalo hasta el Do sostenido como primer semitono, hay un total de doce semitonos iguales en una octava. Tocando todos los semitonos de una octava (las teclas blancas y las negras) se construye la escala cromática, que forma la base de la música occidental.

Tonalidad paralela (u homónima)

En música, la tonalidad paralela menor o tónica menor (también denominada homónima menor) de una particular tonalidad mayor es la tonalidad menor con la misma tónica; similarmente la homónima mayor de una tonalidad menor tiene la misma tónica. Por ejemplo, Sol mayor y Sol menor tienen diferentes modos pero la misma tónica, Sol; por lo que podemos decir que Sol menor es la paralela menor de Sol mayor (y que Sol mayor es la paralela mayor de Sol menor).

Al oído, el cambio de una tonalidad mayor a su homónima menor suena como un muy simplista "entristecimiento" del modo. Suena muy similar al cambio a su relativa menor.

  • Para encontrar la armadura de la paralela menor de una tonalidad del modo mayor agregar 3 bemoles a la armadura.

Por ejemplo, Fa mayor tiene 1 bemol (si). Agregando 3 bemoles obtendríamos 4 bemoles, lo que significa que Fa menor tiene 4 bemoles en su armadura (si, mi, la y re).

Si mayor tiene 5 sostenidos (fa, do, sol, re y la). Para encontrar Si menor, agregamos 3 bemoles. Dado que los bemoles eliminan los sostenidos, quedará una armadura con sólo 2 sostenidos (fa y do).

  • Para encontrar la armadura de la paralela mayor de una tonalidad del modo menor agregar 3 sostenidos.

Mi menor a Mi mayor: Mi menor tiene 1 sostenido (fa). Agrega 3 para tener 4 sostenidos (fa, do, sol y re).

Fa menor a Fa mayor: Fa menor tiene 4 bemoles (si, mi, la y re). Agregar 3 sostenidos para quedar con 1 bemol (si)

Tonalidad relativa

En música, dentro del sistema tonal, las tonalidades relativas son aquellas tonalidades mayores y menores que comparten la misma armadura de clave, es decir, las mismas alteraciones.[1] La distancia que separa las tónicas de ambas tonalidades, desde la relativa menor a la relativa mayor, es de tercera menor.

Por ejemplo, Sol mayor y Mi menor tienen un solo sostenido en su armadura, por tanto cada una de ellas es la tonalidad relativa de la otra.

Una lista completa de parejas relativas menor/mayor es:

Armadura

Tonalidad mayor

Tonalidad menor

Sib, Mib, Lab, Reb, Solb, Dob, Fab

Do bemol mayor

La bemol menor

Sib, Mib, Lab, Reb, Solb, Dob

Sol bemol mayor

Mi bemol menor

Sib, Mib, Lab, Reb, Solb

Re bemol mayor

Si bemol menor

Sib, Mib, Lab, Reb

La bemol mayor

Fa menor

Sib, Mib, Lab

Mi bemol mayor

Do menor

Sib, Mib

Si bemol mayor

Sol menor

Sib

Fa mayor

Re menor

Do mayor

La menor

Fa#

Sol mayor

Mi menor

Fa#, Do#

Re mayor

Si menor

Fa#, Do#, Sol#

La mayor

Fa sostenido menor

Fa#, Do#, Sol#, Re#

Mi mayor

Do sostenido menor

Fa#, Do#, Sol#, Re#, La#

Si mayor

Sol sostenido menor

Fa#, Do#, Sol#, Re#, La#, Mi#

Fa sostenido mayor

Re sostenido menor

Fa#, Do#, Sol#, Re#, La#, Mi#, Si#

Do sostenido mayor

La sostenido menor

La tónica de la tonalidad relativa menor se encuentra una tercera menor por debajo de la tónica de su tonalidad relativa mayor, pero la armadura de ambas es la misma.

Armónicos

Los armónicos son una parte importante de toda nota. Cada vez que se pulsa una cuerda de la guitarra, empieza a vibrar según un patrón complicado, y el sonido que produce se compone de varios elementos.

El componente básico del sonido es la fundamental, que es el elemento que más fuerte se oye, y que identificamos con la tonalidad de la nota. Es el sonido producido cuando la cuerda vibra en una sola onda en toda su longitud. Al mismo tiempo, la cuerda produce una serie de armónicos o parciales superiores, que son tonos con frecuencias múltiplos de la frecuencia de la fundamental, y que se generan por que la cuerda también vibra simultáneamente en ondas más cortas.

Comienzan una octava por encima de la fundamental, y aumentan de tonalidad en intervalos concretos: la quinta, la siguiente octava, la siguiente tercera, y así sucesivamente.

Todos los instrumentos musicales producen notas que constan de una fundamental y una serie de armónicos. En conjunto, estos componentes de la nota se llaman la serie armónica, y en este contexto a la fundamental se le llama primer armónico. El equilibrio o fusión de la nota fundamental y los armónicos determina el "tono" del instrumento.  En efecto, la serie armónica constituye una especie de "identificación sonora". Por eso se dice que no hay dos guitarras iguales, por muy similares que sean, que tengan exactamente el mismo tono, porque no producen exactamente el mismo equilibrio de armónicos.

Armónicos artificiales

Existen varias técnicas especiales de guitarra que permiten hacer sonar un armónico concreto, silenciado al mismo tiempo la fundamental y los demás armónicos. A esto se le llama tocar armónicos artificiales.

Poniendo el dedo sobre una cuerda en el 12º traste, se la divide en dos longitudes iguales. Si en ese momento se pulsa la cuerda, se crea un armónico artificial, una octava por encima de la cuerda al aire. En el contexto de los armónicos artificiales, se le llama primer armónico a esta octava nota, y no a la fundamental.

Lo que sucede es lo siguiente: al poner el dedo en la cuerda se crea un nodo o punto nodal donde la cuerda no vibra. Esto altera el patrón de vibración que la cuerda tendría al aire, y se impide que suene la fundamental y los otros armónicos. A cada lado del nodo, las dos mitades de la cuerda vibran encontraste de fase y producen el armónico artificial. Los puntos en donde más vibra la cuerda se llaman anti-nodos.

Si se divide en tres la longitud de la cuerda (exactamente en el 7º o 19º trastes), la frecuencia del armónico será tres veces mayor: una octava y una quinta  por encima de la cuerda al aire.

En teoría es posible seguir produciendo armónicos cada vez más altos. En la práctica llega un momento en que no se oyen.

Armónicos  en la guitarra

  • La fundamental (cuerda al aire): en el sonido están la fundamental y todos los armónicos, pero la fundamental es predominante.

  • 5º armónico (traste 3 ?): la cuerda vibra en seis longitudes iguales, dando un armónico artificial dos octavas y una quinta por encima de la cuerda al aire.

  • 4º armónico (traste 4): La cuerda vibra en cinco longitudes iguales, dando un armónico artificial dos octavas y una tercera mayor por encima de la cuerda al aire.

  • 3er armónico (traste 5): la cuerda vibra en cuatro longitudes iguales, dando un armónico artificial dos octavas por encima de la cuerda al aire.

  • 2º armónico (traste 7): la cuerda vibra en tres longitudes iguales, dando un armónico artificial una octava y una quinta por encima de la cuerda al aire.

  • 4º armónico (traste 9): la cuerda vibra en cinco longitudes iguales, dando un armónico artificial dos octavas y una quinta por encima de la cuerda al aire.

  • 1er armónico (traste 12): la cuerda vibra en dos longitudes iguales, dando un armónico artificial una octava por encima de la cuerda al aire.

  • 4º armónico (traste 16): la cuerda vibra en cinco longitudes iguales, dando un armónico artificial dos octavas y una tercera mayor por encima de la cuerda al aire.

  • 2º armónico (traste 19): La cuerda vibra en tres longitudes iguales, dando un armónico artificial una octava y una quinta por encima de la cuerda al aire.

Cómo tocar armónicos en las cuerdas al aire

El primero, segundo y tercer armónicos artificiales son los más fáciles de tocar.

Con la práctica se pueden tocar más. La técnica de la mano derecha es la normal, pulsando las cuerdas como siempre. La clave está en la mano izquierda, cuya técnica se diferencia del trasteo normal en dos aspectos: primero, sólo se debe tocar la cuerda con el dedo, sin pisar hasta el traste. Segundo, hay que colocar el dedo directamente sobre el traste en cuestión, no un poco detrás como cuando se pisa normalmente. La única excepción es el 5º armónico, que se toca entre los trastes 3º y  4º.

  • Cómo tocar armónicos en cuerdas pisadas

Existe una técnica para tocar armónicos en la que se emplean los dedos de la mano derecha, tanto para tocar como para pulsar la cuerda. Se toca el nodo de la cuerda con el dedo índice de la mano derecha y  luego se pulsa la cuerda con el meñique (o con una púa de dedo). La gran ventaja de esta técnica es que se pueden tocar armónicos no sólo en las cuerdas al aire, ya que la mano izquierda queda libre para pisar cualquier nota. Si se pone el dedo índice de la mano derecha ligeramente sobre la cuerda, exactamente a mitad de camino entre el puente y el traste donde está pisada la cuerda, se obtendrá el armónico de octava de la nota pisada.

Con este método se puede tocar una melodía o una sucesión de acordes totalmente en armónicos. Una técnica alternativa, muy empleada por guitarristas de rock y de blues, es "pellizcar" los armónicos entre el pulgar de la mano derecha y la púa. La púa se sujeta de modo que apenas sobresalga del pulgar, y luego se pulsa la cuerda simultáneamente con la púa y el pulgar. El efecto de la púa pulsando la cuerda y el pulgar amortiguándola (en el sitio correcto)  produce un dinámico efecto armónico. Este sistema da mejores resultados en notas altas pisadas.

Medida: Ritmo y Aire

Medida

Medida, en música, es la capacidad de tocar una pieza de música sin acelerarla ni retardarla.

También implica la capacidad de mantener un ritmo y acentuar ciertas notas (o silencios) precisamente en el mismo momento que los demás músicos de la banda.

El conocimiento de la escritura rítmica es fundamental para saber cómo se toca una pieza escrita en partitura, o para escribir canciones, progresiones o arreglos propios.

La mejor manera de desarrollar la medida, cuando se toca solo, es con un metrónomo o caja de ritmos, que permiten darse cuenta de cuándo se pierde la medida y proporcionan un ritmo estable.

  • La medida se divide en dos componentes: aire y ritmo.

Ritmo

Es el modo en que se toca un aire, lo que determina qué notas van acentuadas y cuáles no. El ritmo es, por lo tanto, lo que produce el "sentimiento" de la música.

Si no se ha especificado un cierto número de golpes por minuto (como puede hacerse con un metrónomo) el director o el percusionista tienen la responsabilidad de establecer el aire correcto.

Escritura del ritmo

Existe un método abreviado típico para indicar el ritmo de una serie de acordes o notas para indicar su tonalidad.

Suele emplearse con progresiones de acordes, y representa un compromiso entre un simple "cifrado de acordes" , que sólo da una información limitada acerca del ritmo y la notación musical completa, que contiene toda la información necesaria, pero es mucho más complicada.

Los cifrados de ritmo varían como todas las formas de escritura abreviada, y se pueden encontrar ritmos algo diferentes aunque el principio básico es siempre el mismo. En todos los cifrados de ritmo se indica el compás con números y rayas verticales. Los nombres de los acordes se escriben dentro, encima o debajo del pentagrama. El ritmo preciso con que se deben tocar va indicado por las rayas y corchetes de los símbolos de las notas.

Partes: 1, 2, 3

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Arte y Cultura

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.