Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La historia del té negro

Enviado por Juan Luis Mora Blanco



  1. ¿Qué es el té negro y cómo se procesa?
  2. Variedades de té negro
  3. ¿Cómo preparar el té negro?
  4. Beneficios para la salud del té negro

En el siglo XVII, un cargamento de té verde procedente de China con dirección a Inglaterra estuvo navegando durante varios meses. El té verde contenido en las bodegas, con el calor, el sol y la humedad fermentó durante el viaje por mar para dar té negro.

Lo que podría haber resultado una negociación comercial fallida, supuso el comienzo del éxito de un té que se ha convertido en una de las bebidas no alcohólicas más bebidas del mundo.

La costumbre británica de tomar el té a las 5 de la tarde comenzó en el siglo XVIII y desde entonces forma parte de un pilar fundamental de su cultura. Es tanta la importancia del té para los británicos, que uno de los eventos simbólicos que realizaron los colonos americanos antes del comienzo de la Guerra de la Independencia de Estados Unidos, fue echar al mar un cargamento completo de té negro en el puerto de Boston. Este hecho histórico es conocido como "Boston Tea Party" y simboliza el rechazo a la cultura británica de los colonos americanos.

Monografias.com

¿Qué es el té negro y cómo se procesa?

Es un té verde completamente oxidado. El que se bebe actualmente no es exactamente igual que el de la leyenda la embarcación, pues este era fermentado y el actual se oxida desde el siglo XIX por otro método más limpio. Antes de la oxidación se somete a proceso de desecación causante de su alto contenido en cafeína

La oxidación permite conservar el té por mucho tiempo y los comerciantes oxidan el té nada más adquirirlo para evitar su degradación.

Existen varios tipos de procesamiento y a continuación vamos a ver los más comunes:

Procesado Ortodoxo:

Tras la cosecha, se dejan secar las hojas de té verde durante un día con el fin de que marchiten, perdiendo más de la mitad de su contenido en agua. A continuación se extienden en una especie de bastidores y se les da ventilación para que puedan perder todavía más agua.

La oxidación comienza cuando las células de las hojas se están rompiendo debido a la desecación. A partir de este momento se les somete a un ambiente cálido y húmedo, en el que se busca en todo momento un equilibrio que oxide las hojas sin llegar a quemarlas.

Para detener el proceso de oxidación, se exponen las hojas a un ambiente cálido y seco, este paso es quizás el más delicado del procesamiento pues el más mínimo error puede quemar las hojas.

Este tipo de procesado es el que tienen los tés de mejor calidad, es decir, la mayoría de los tés a granel.

Procesado CTC:

CTC (Crush, Tear, Curl) significa en español; romper, desgarrar y envolver. Al igual que el proceso anterior también comienza dejando marchitar las hojas durante un tiempo, para después molerlas y triturarlas.

Este es un proceso industrial que se utiliza para realizar tés de baja o media calidad para su posterior distribución en bolsitas.

Variedades de té negro

Tés chinos

  • Lapsang Souchong: té negro de sabor ahumado y picante. Durante una guerra en la región de Wuyi, un general decidió dar cobijo a sus soldados en almacenes de té. Los agricultores locales decidieron secar las hojas del té utilizando el fuego de madera de pino para no perder la cosecha. Así surge uno de los tés negros chinos más populares.

  • Keemun: té negro de aroma dulzón y picante. Es quizás el té negro más consumido en China actualmente y el preferido de Sherlock Holmes.

  • Yunnan Dian Hong: té negro de sabor dulce y terroso. Se hizo popular en occidente cuando la Reina Isabel dijo que era su preferido.

Tés de India y Sri Lanka

La llegada de té a India se debe a los británicos. Los campos de té se encuentran en la altitud, a los pies de la cordillera Himalaya. El clima es duro y las hojas crecen más lentamente, pero para la mayoría de los expertos, el té negro procedente de India es infinitamente mejor que los de China. Los tés indios más conocidos son:

  • Té Darjeeling: sin lugar a duda es el más aclamado y posiblemente el mejor del mundo.

  • Té Assam: uno de los más consumidos. Es ideal para el desayuno y para mezclar con leche.

En Sri Lanka, también llego el té negro de la mano de los británicos. Cabe destacar el té de la región de Ceilan, de sabor suave y algo dulce, ideal para mezclar con leche.

¿Cómo preparar el té negro?

Según los consejos de Cafetearte, una de la mejores tiendas de té en Madrid, para preparar un té negro es conseguir un equilibrio entre mantener todas sus propiedades y conseguir el máximo sabor. Por ello se convierte en un juego con tres reglas básica: método, tiempo de infusión y temperatura.

Método

Se puede adoptar un método principal para todos los tés negros, éste se puede variar y amoldar a nuestras necesidades, es decir, no hay que seguirlo a pie de la letra.

  • Hervir el agua y añadir una pequeña cantidad a la tetera. Esta primera agua bajará rápidamente de temperatura en la tetera.

  • Añadir el té en el agua situada al fondo de la tetera. De esta forma, evitaremos el coche térmico del té con el agua y su consecuente pérdida de calidad.

  • Añadir el agua restante e infundir no más de 5 minutos.

Tiempo de infusión

Los tiempos de infusión óptimos varían en cada clase de té negro:

- Negro oscuro: de 5- 7 minutos.

- Darjeeling de primavera (primera cosecha): 2-2,30 minutos.

- Darjeeling de verano (segunda cosecha): 3 minutos.

- Darjeeling de otoño (tercera cosecha): 4 minutos.

- Negro con hojas completas: 3-5 minutos.

- Negro con hojas rotas: de 3-4 minutos.

- Negro molido: de 2-3 minutos.

- Aromatizado de 3-5 minutos.

Temperatura:

No infundir nunca en agua hirviendo, el agua se debe hervir y dejar reposar unos segundos con el fin de bajar la temperatura a unos 80-95 grados. Un truco para bajar la temperatura a 80 grados rápidamente es cambiar el agua de recipiente y para llegar a 95 basta con dejar reposar unos 20 segundos.

Beneficios para la salud del té negro

Ya sabemos que el mejor té para la salud es el té verde, pero el té negro no está exento de propiedades para la salud.

Un estudio inglés indicó que 3 tazas diarias de té negro podría reducir el riesgo de accidente cardiovascular en un 11% y mejorar el estado general de nuestro sistema circulatorio. Este efecto se debe principalmente a los antioxidantes, que al igual que el té verde pero en menor cantidad, se encuentran también en el té negro.

También es rico en catequinas pero en menor medida que el té verde. Entre un amplio espectro de propiedades beneficiosas para la salud, las catequinas del té negro y su alto contenido en cafeína, hacen de esta bebida un buen quemagrasas, ideal para la pérdida de peso.

También se recomienda en infecciones digestivas, casaos de hepatitis, mal estado de animo y para prevenir la caries.

 

 

Autor:

Juan Luis Mora Blanco

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.