Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El socialismo y el hombre en Cuba




El socialismo y el hombre en cuba: documento histórico para la elevación de conocimientos políticos e ideológicos en estudiantes universitarios

La Educación Superior está comprometida con un proyecto social que tiene como premisa principal la formación de los futuros especialistas de un alto nivel profesional y poseedores de una cultura general integral. Preparar profesionales íntegros, responsables, reflexivos, críticos, patriotas como protagonistas de su proceso histórico irreversible, defensores de los principios de independencia y justicia social por los que han luchado tantas generaciones de patriotas, solo así cobra significado en los momentos actuales el hombre como protagonista del socialismo cubano. Para ello, es necesario que posea una cultura ideo política acorde al contexto actual.

La actual revolución educacional está dirigida a la elevación constante de la calidad de los conocimientos. La preparación política e ideológica del estudiante universitario debe ocupar un papel principal en la Educación Superior. El máximo desafío es lograr que posean una ética revolucionaria en los modos de pensar y actuar, tomando como referente todas las tradiciones patrióticas de lucha y valores del pueblo cubano sintetizados en los hechos heroicos, el pensamiento y las hazañas protagonizadas en la diferentes etapas y períodos históricos, guiados por los ideales y principios altruistas heredado de las grandes personalidades de la nación cubana. La obra del Che Guevara sirve como un acicate y obre de consulta obligada por el caudal de principios en la defensa de los intereses de la nación cubana y los más puros de sus ideales contra todo dominio imperial.

En los tiempos actuales existen estudiantes universitarios con carencias educativas en el orden formativo y modos de actuación, influenciados por fenómenos y procesos propios de la influencia neoliberal y pronorteamericana. Es necesario intencionar un trabajo político e ideológico con más fuerza y personificado desde la vía curricular y en todas las actividades, estos no son tiempos de discursos y consignas, sino de mostrar en cada debate elementos y ejemplos probatorios que demuestren las verdaderas ventajas y superioridad del socialismo. Estudiar y analizar el ensayo escrito por Ernesto Guevara " El socialismo y el hombre en Cuba ", desde la concepción de los encuentros presénciales, constituye una vía para profundizar no solo en páginas de la historia nacional de los primeros años de la Revolución Cubana, sino en ocupar análisis a algunas concepciones ideológicas del Che Guevara, por ser uno de los paradigmas teóricos de la ideología marxista-leninista cubana.

La lectura de esta obra ofrecen las herramientas didáctico-metodológicas para aleccionar en hábitos de estudio adecuados y favorables en función de los objetivos deseados desde la concepción de los planes de estudio en cada especialidad. Además, desarrollar en los universitarios la responsabilidad por el estudio y laboriosidad; así como, desplegar su capacidad de auto evaluación a partir del reconocimiento de sus logros y dificultades en sus concepciones político-ideológica y su actitud atemperada para la comprensión de los difíciles problemas contemporáneos. El estudio del ensayo del Che, ¨ El Socialismo y el Hombre en Cuba ¨, es una consulta inevitable para todo revolucionario. Sus implicaciones filosóficas, epistemológicas y metodológicas representan un análisis de la realidad del momento histórico concreto en el cual se hizo, no pueden soslayarse.

Al derrumbarse el campo socialista y la URSS, esto impactó de manera directa a la economía cubana, a partir de los años 90, Cuba se vio obligada a poner en práctica una estrategia política económica nueva, diseñada y concebida como un período de guerra contra Cuba.

Esta política los cubanos la conocen como ´´ Período Especial ´´ que constituyó una tarea estratégica de la Revolución, para ser frente a un proceso de desabastecimiento que de forma brusca incidió en la economía cubana; al perder Cuba el 85% de sus importaciones del mercado exterior fundamentalmente procedente del campo socialista y de la URSS.

Al entrar Cuba en la etapa de Período Especial, y su posterior agudización, este trajo consigo que se comenzaran a ir perdiendo un grupo de valores cívicos por parte de la sociedad cubana, fundamentalmente en la juventud.

Al determinar los problemas económicos cambios en la forma de pensar y de actuar de la población y en especial en el sector más joven, pues como expresara el Che: ´´ La arcilla fundamental de nuestra obra, es la juventud ´´. Por todo lo expuesto el autor se dio a la tarea de recopilar datos e información sobre qué cualidades debían tener los jóvenes que serían herederos y continuadores de la obra revolucionaria, por lo que tantos hombres lucharon y cayeron a lo largo de nuestra historia.

La generación que le dio origen a la revolución de la cual hoy todos disfrutamos, ha ido envejeciendo y se hace necesario preparar su continuidad histórica, ante una situación nacional e internacional compleja, caracterizada por el hostigamiento constante de nuestros enemigos en su afán de destruir y hacerla desaparecer por el ejemplo que esta constituye para el resto de los pueblos del mundo. Bajo ningún concepto la Revolución Cubana puede descuidar la formación de su sector más joven ´´ La juventud ´´, tiene que ser heredera continuadora de las ideas de Varela, Heredia, Mella, Guiteras, Abel, Camilo, Che y Fidel.

Es una necesidad imperiosa para los jóvenes poseer cualidades sólidas que lo conviertan en los escudos de acero de la Revolución, para poder expresar con orgullo y satisfacción que los jóvenes asaltaran el siglo XXI, serán por encima de todas las cosas marxistas, leninistas, martianos, fidelistas y guevarianos, que estarán concientes del papel histórico que les tocará jugar en la defensa de la patria socialista.

Es un examen de singular significación y vigencia, esencialmente del papel del hombre en el proceso de construcción de una nueva sociedad, como lo es el socialismo. Los niveles de lectura de este ensayo para algunos estudiosos contemporáneos proponen como un documento clásico del marxismo será necesario consultar una y otra vez (1). Es ese el entorno acompaña al Comandante Ernesto Che Guevara en su recorrido por el continente africano y, entre las responsabilidades ha de cumplir, el tiempo escasea. Sin embargo, envía a Carlos Quijano, del semanario uruguayo Marcha, un paradigmático texto que en Montevideo vería su luz el día 12 de marzo de 1965 y en Cuba se publicaría por primera vez en la revista Verde Olivo: El socialismo y el hombre en Cuba. 12 de marzo:

En este ensayo Che inicia sus enfoques a partir de la aseveración de los ideólogos de la burguesía de que en el socialismo es abolido el individuo en aras del Estado. El objetivo del discurso narrativo está enfilado en demostrar la carencia de veracidad de ese criterio mediante el análisis del proceso de construcción de este tipo de sociedad en el contexto histórico concreto de Cuba. En el mismo se caracteriza la evolución del individuo en un proceso, en el cual solamente existían gérmenes del socialismo, el hombre era un factor fundamental, individualizado, especificó, con nombre y apellidos, y de su capacidad de acción dependía del triunfo o del fracaso del hecho encomendado. El individuo fue el factor fundamental. La experiencia de la Revolución Cubana, ejerció estrecha unidad dialéctica existente entre el individuo y las masas, donde ambos se interrelacionan y, a su vez, la masa, como conjunto de individuaos, se interrelacionan con los dirigente.

Sin dudas ¨ El Socialismo y el Hombre en Cuba ¨ es una verdadera obra que manifiesta una etapa importante en la evolución ideo política del Che a pesar de sus escasas 30 cuartillas. Para el estudio de esta obra es indispensable el uso de la historia como ciencia social encargada de la producción de un pensamiento histórico materialista capaz de analizar, criticar y debatir concepciones, métodos y teorías como las formuladas por Ernesto Guevara en aquel año de 1965 y pasar rápida revista a algunas cuestiones de fondo que servirán de fundamentación al contenido central para su estudio.

A partir del primero de enero de 1959, las masas populares aparecen cada vez más fuertes y conscientes en la confrontación con el enemigo, a la vez que más estrechamente identificadas con la sociedad nueva que les pertenecía. "Guevara define que la masa se convirtió en protagonista multifacético de la Revolución, y para los que fuera de Cuba no entendieron nunca el fenómeno, suscribió: `Es verdad que sigue sin vacilar a sus dirigentes, fundamentalmente a Fidel Castro, pero el grado en el que él ha ganado esa confianza responde precisamente a la interpretación cabal de los deseos del pueblo, de sus aspiraciones, y a la lucha sincera por el cumplimiento de las promesas hechas' (...). "El Guerrillero de América lo expresó con sencillez: para construir el comunismo, simultáneamente con la base material hay que hacer al hombre nuevo, un hombre que no esté estimulado únicamente por el interés material.

De allí por su importancia —escribió— ¨ elegir correctamente el instrumento de movilización de las masas. Este instrumento debe ser de índole moral, fundamentalmente, sin olvidar una correcta utilización del estímulo material, sobre todo de naturaleza social (...)."

Otro concepto es el de plenitud y libertad: "Cuando el hombre toma conciencia de producir para la sociedad y no para enriquecer al dueño de los medios de producción, entonces se verá reflejado en su propia obra, que es en beneficio de toda la sociedad, incluyéndolo a él como individuo. Esta condición, junto a la posibilidad de expresarse y hacerse sentir en el aparato social, lo convierten en un hombre más libre y pleno", acota. Acerca de los jóvenes, se afirma en el documento que es la arcilla maleable con que se puede construir al hombre nuevo sin ninguna de las taras anteriores; el reto está en una nueva generación revolucionaria, paradigma del proyecto el cual siempre ha estado presente y se manifiesta en el quehacer cotidiano, y en la ayuda y cooperación desinteresada a otros pueblos.

Un último y vital aspecto aborda Guevara en el texto: la Revolución se hace a partir del hombre, pero este tiene que forjar día a día su espíritu revolucionario: "Así vamos marchando a la cabeza de la inmensa columna, sin avergonzarnos de los errores cometidos, ni nos intimida al decirlo—, va Fidel, después, los mejores cuadros del Partido, e inmediatamente, tan cerca que se siente su enorme fuerza, va el pueblo en su conjunto, sólida armazón de individualidades que caminan hacia un fin común (...)."

A finales del siglo XIX y principios del XX en el campo teórico del movimiento comunista internacional, sobre todo en Europa, se produjeron encendidas polémicas acerca del socialismo y sus particularidades. El debate en los primeros años de la Revolución Rusa adquirió particular intensidad, permite apreciar la variedad de criterios, ideas y enfoques diferentes. Fue una etapa fecunda en la cual se discutía cómo construir el socialismo; reto asumido por los principales dirigentes revolucionarios abocados en la ingente tarea de fundar una nueva sociedad. Brillaron por sus profundos análisis teóricos: Lenin, Trotsky, Bujarin, Zinoviev, Kamenev, Piatakov y otros.

La polémica abarcó puntos medulares y de orden práctico como: la organización de la economía socialista, la ley del valor y las relaciones mercantiles, el espacio que debía corresponder a la pequeña y mediana propiedad, los mecanismos de estimulación, las fuentes de acumulación para el desarrollo, la organización política de la sociedad, el papel de las diferentes clases y capas sociales, dictadura y democracia, el partido, su lugar y funciones y otros temas que ocasionaron agotadoras jornadas de trabajo. Lenin estimulaba constantemente estas polémicas, jamás las reprimió, ya que percibía en las mismas el modo concreto de canalizar de forma juiciosa y constructiva las inquietudes y preocupaciones teóricas y políticas con un objetivo único: construir por primera vez en la historia, el socialismo.

Es conocido como a la muerte de Vladimir I. Lenin y una vez que José Stalin acaparó el poder, proscribió el debate, aún inconcluso, cuando no había agotado todo el caudal de proyecciones que se esperaba para el desarrollo de la teoría del socialismo científico y la propia construcción del socialismo en la Unión de República Socialista Soviética.

Es así como se asume un modelo de construcción del proyecto de sociedad socialista inacabado en su concepción teórica y deformado en su implementación práctica, lo cual limitaba extraordinariamente sus potencialidades intrínsecas de desarrollo económico social y en el campo ideo político fabricaba un régimen absorbente, autoritario y represivo, todo lo cual fue aprovechado convenientemente por los enemigos del Socialismo para denigrarlo.

Esta situación es la que el Che valora, en parte, en su ensayo El Socialismo y el Hombre en Cuba. Él critica algunos de los fenómenos y deformaciones vinculadas a los que algunos estudiosos han dado en llamar el modelo euro soviético. Pero utiliza un recurso: "establecer los hechos tal como se viven en Cuba y agregar comentarios de índole general "(2)

Hay toda una intención en esta concepción: demostrar que una revolución auténtica, con su historia propia, puede llegar al socialismo siguiendo su propio camino lógico de desarrollo, sin necesidad de copiar patrones, métodos y concepciones filosóficas de probados fracasos en la praxis. A un modelo opone otro pero no lo magnifica, lo critica y busca su constante perfeccionamiento. En la nueva realidad histórica que se vive en América Latina, la Revolución Bolivariana de Venezuela, bajo la guía de Hugo Chávez Frías, es un ejemplo alternativo, que debe ser estudiado.

El Che expresó públicamente desde los primeros años del triunfo revolucionario cubano y prácticamente durante toda su vida activa como dirigente político y de gobierno en Cuba, una serie de puntos de vistas que constituyen todo un sistema de conceptos e interpretaciones de cómo debía ser la construcción del socialismo en Cuba y que incluyen no sólo aspectos económicos, en ese contexto se expone el papel protagónico de la juventud y los principales cuadros y dirigentes políticos dentro de la sociedad, que abarcan distintos componentes de la vida social en un amplio espectro. Un buen número de sus ideas se abrieron en el espacio creativo que propicia la polémica y el debate. Basta recordar sus apasionadas, eruditas y constructivas controversias con personalidades como Dr. Carlos Rafael Rodríguez, Charles Batlelhein y otros a propósito del sistema de financiamiento presupuestario que, por su iniciativa, se introdujo en la rama industrial de la economía y el cálculo económico el cual coexistía en el sector agrícola, en la búsqueda de un sistema que pudiera elevar la eficacia de la gestión económica del Estado socialista, sin olvidar el factor de la conciencia, siempre presente en sus análisis.

El Socialismo y el Hombre en Cuba parece ser la síntesis de todo un programa de desarrollo económico con un basamento ideo político afincado en una concepción humanista en relación con la construcción del socialismo a partir de un modelo propio, que tomando en consideración el diagnóstico social de la realidad cubana, pretendía su transformación sin apelar a caminos trillados y en esencia distorsionados.

Por ello, apreciamos en su contenido están presentes una serie de conceptos, categorías y nociones las cuales comienzan a brotarse con pujanza. No es fortuito el examen que el Che realiza acerca del hombre, la guerrilla, el Ejército Rebelde, la masa, el individuo y su papel protagónico en el desarrollo del proceso revolucionario y por supuesto los dos aspectos fundamentales en la construcción del socialismo: la formación del hombre nuevo y el desarrollo material y espiritual que está llamada a alcanzar esta novedosa forma de organización social.

Es curioso apreciar como en el universo de inquietudes y preocupaciones teóricas del Che son retomados aquellos problemas que ocuparon a los dirigentes del proceso revolucionario ruso cuando se enfrentaron a la disyuntiva, nada teorizante y abstracta de ¿Cómo construir el socialismo en la práctica? Sencillamente se vuelven a plantear pues no habían sido resueltos en la URSS y los países de Europa del Este donde se aplicaba el llamado "socialismo real".

Hay una serie de aspectos incluidos en El Socialismo y el Hombre en Cuba que apuntan contra males que enfermaban la pretendida construcción socialista de esos países. Fenómenos y nociones como: la abolición del individuo en aras del Estado (sociedad de masas), la persistencia de las relaciones mercantiles y su influencia en la organización de la producción y negativamente en la conciencia, los resortes de estimulación, la necesidad de la institucionalización de la Revolución, la crisis de la filosofía marxista devenida en escolástica, la cultura dogmática sustentada en el realismo socialista, el papel del arte en la educación social, el internacionalismo proletario como necesidad y el dirigente y su misión como factor movilizador de vanguardia en lucha constante contra desviaciones corruptoras; son objetos de breves pero agudas observaciones de quien era ejemplo personal del esbozo que hizo del arquetipo de hombre que debía vivir en la nueva sociedad que se erigiría.

En realidad estas consideraciones y otras como el burocratismo, el cuadro, los métodos de dirección, la juventud y la revolución, la actitud nueva ante el trabajo etc., todas relacionadas con cuestiones teórico-prácticas de la edificación del socialismo venían siendo expuestas y defendidas por el Che a la luz de un pensamiento económico, político y filosófico, creativo y crítico, en perenne demanda de lo nuevo, lo propio y adecuado a las realidades concretas que significaran avances y progresos económicos, sin comprometimientos negativos para el desarrollo de la conciencia de los hombres que empeñada y activamente participaran en el proceso de transformación social.

Sin lugar a dudas, El Socialismo y el Hombre en Cuba no es una meta, sino la generalización de una serie de ideas que representan un momento en el desarrollo del pensamiento teórico y político de una personalidad singular como el Che, en que se conjugan teoría y práctica en aras de hallar el camino para establecer el socialismo con un modelo apropiado a las características de un país subdesarrollado como Cuba, con su historia y su cultura propias. Como se puede apreciar en el escrito del Che, se está en presencia de un argumento de aplicación creadora del marxismo-leninismo; verdadera lección de cosmovisión trasformadora, revolucionaria y auténtica el cual se aleja de lo esquemático, rígido y dogmático y trata de penetrar en la esencia misma de los fenómenos, situando al hombre y el desarrollo de su conciencia en el centro de las reflexiones enunciadas.

El Socialismo y el Hombre en Cuba vienen siendo como la prolongación de una catarsis, iniciada en Cuba en el siglo XIX con las inquietudes de Martí acerca del socialismo y continuadas en el actual siglo con el ideario de Julio Antonio Mella, José Carlos Mariátegui, Fidel Castro y Ernesto Che Guevara; promotores de nuevas formas de hacer marxismo en esta latitud del mundo.

Por su valor crítico, ético y restaurador, es un ejemplo del método correcto para examinar la realidad actual y proceder en consecuencia. De ahí la necesidad del estudio de este ensayo por parte de los estudiantes para la elevación de su cultura ideo política en los albores del siglo XXI, signado por retos inimaginables en el pasado.

A continuación se ofrecen una de actividades curricular que pueden emplearse en la preparación ideo política de los estudiantes.

Tema: Estudio y análisis del ensayo de Ernesto Guevara de la Serna "El Socialismo y el hombre en Cuba",

Objetivo general: Argumentar las ideas esenciales del ensayo "El Socialismo y el hombre en Cuba", escrito por Ernesto Guevara, a través de actividades diferenciadoras mostrando una comprensión clara de las concepciones del socialismo en Cuba en sus momentos iniciales.

Contenidos: análisis del documento histórico "El Socialismo y el hombre en Cuba",

Orientaciones metodológicas: La actividad se desarrollará como clase encuentro dentro del programa de Historia de Cuba en la especialidad de ingeniería civil, relacionado con el tema: "La Revolución en el poder" 1959-actualidad. Constituye uno de los contenidos esenciales su estudio es un punto de partida para la discusión, ejecución y control de toda actividad diferenciadora cualquiera que sea el nivel de desempeño. Se aspira la utilización de todos los medios disponibles en la SUM en este caso: la bibliografía histórica recomendada, láminas, mapa mural, líneas de tiempo y materiales de la Editorial Libertad. Por su puesto, se aspira el desarrollo del fundamento histórico en actividades en autoaprendizaje y de aprendizaje compartido sobre la base de un imperativo ético, basado en la justicia y la igualdad visto en el esfuerzo de cada estudiante aprovechando sus potencialidades desde los contenidos procedentes. El profesor tendrá en cuenta el seguimiento del diagnóstico a partir de ir constatando el desarrollo del proceso de la actividad, en este caso curricular. Es importante destacar que se utiliza el pensamiento del Che en su escrito como base fundamental de análisis desde lo conceptual hasta la contextualización de cada idea expresada.

Actividades a desarrollar:

  • 1- El profesor planificará el desarrollo de la actividad asegurando la orientación del objetivo y desarrollará un debate de los contenidos precedentes, desde los análisis previos de la actividad extraclase cuando los alumnos deberán interpretar el siguiente pensamiento del Comandante Ernesto Guevara: Cuando el hombre toma conciencia de producir para la sociedad y no para enriquecer al dueño de los medios de producción, entonces se verá reflejado en su propia obra, que es en beneficio de toda la sociedad, incluyéndolo a él como individuo. Esta condición, junto a la posibilidad de expresarse y hacerse sentir en el aparato social, lo convierten en un hombre más libre y pleno.

  • Interpreta lo antes expresado por el Che

  • ¿Qué papel juega el individuo dentro de la nueva socialista que se inició en 1959?

  • ¿Cómo están presentes los principios del socialismo en la primera etapa de la Revolución 1959-1961?

  • ¿Por qué en la sociedad capitalista el individuo no logra convertirse en un ser pleno de igualdad y libre desde el punto de vista social?

  • ¿Cuáles fueron los momentos más transcendentales que vivió la Revolución en sus primeros años que llevaron a Fidel Castro a proclamar el carácter socialista en 1961?

  • Exprese la opinión sobre el verdadero papel que debe tener un joven comunista.

  • Constituyen las ideas del Che en este escrito una declaración de principios éticos a seguir por las presentes y futuras generaciones de cubanos, para formar el hombre nuevo a que aspira a crear la Revolución, es decir el hombre del siglo XXI ? ¿Por qué?

  • Se orientará la lectura de fragmento donde se analiza el papel de los dirigentes en la sociedad, para comprender cómo estuvo presente a través de este documento el legado del Che en sus aseveraciones. Exprese su criterio al respecto

El profesor podrá además, derivar de él otras actividades que permitan la atención a las deficiencias individuales, como por ejemplo:

  • ¿Qué elementos no aparecen relacionados en este ejercicio y constituyen elementos para expresan otros temas dentro del ensayo?

  • ¿Qué relación existe entre los elementos que aparecen en el texto con lo expresado por el Che en su carta de despedida a Fidel Castro del 31 de marzo 1965?

Control y evaluación: Se evaluará el desempeño en los estudiantes en todas las actividades de forma cuantitativa, además, en lo cualitativo en el resto de las actividades.

Conclusiones: en la actividad se logró desarrollar las potencialidades cognoscitivas y actitudinales en un orden de complejidad conciente y fue controlado el desarrollo del proceso de enseñanza aprendizaje y se descubrieron los aciertos y desaciertos y aseguró la estimulación y búsqueda de soluciones para el logro de los resultados esperados. Se demuestra que se pone a prueba la cultura, la iniciativa, creatividad, talento, ética profesional de los docentes para dirigir el proceso de aprendizaje contribuyendo al desarrollo individual y social de los estudiantes fortaleciendo la memoria histórica y su formación humanista revolucionaria.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1 Miranda Hernández, Olga y J. José Ortega. El Socialismo y el Hombre en Cuba. En Ciencias Sociales. No.15 Año V, 1987, p.44.

2 Guevara De la Serna, Ernesto. El Socialismo y el Hombre en Cuba. Editora Política,

C. Habana, 1988, p1.

BIBLIOGRAFÍA

1. BORREGO ORLANDO. Che el camino del fuego. Imagen Contemporánea. La Habana, 2001.

2. BUSCH RODRÍGUEZ, LUIS M. Nuevos pasos del Gobierno Revolucionario Segunda Edición, Editorial. Ciencias Sociales, Ciudad de la Habana, 2002

3. CASTRO RUZ, FIDEL. Un grano de maíz: Entrevista con Tomás Borges. -- La Habana: Editorial. Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, 1991.

4. CENTRO DE ESTUDIOS SOBRE AMERICA. Pensar al Che. Prefacio de Armando

Hart Dávalos. Editorial José Martí., t. I y II, La Habana, 1989.

5. COLECTIVO DE AUTORES. El Derrumbe del modelo euro-soviético: una visión desde Cuba. -- La Habana: ED. Félix Varela, 1994.

6. FIGUERAS PÉREZ, LUIS Y SALLES FCA., MARISEL. El Che y el Trotskismo en Guantánamo: una apreciación rectificada. (Material inédito) 2003.

7. GUEVARA DE LA SERNA, ERNESTO .Obras 1957-1967.Colección Nuestra América. Casa de las Américas, La Habana, 1970.

8. ------------------------------ El Socialismo y el Hombre en Cuba. Editora Política, Ciudad

Habana, 1988.

9. LENIN, VLADIMIR I. Testamento político. -- La Habana: Editorial. Voz Proletaria, s.a.

10. MELLA, JULIO ANTONIO. Ensayos revolucionarios. -- La Habana: Editorial. Popular de

Cuba y del Caribe, 1960.

11. MIRANDA HDEZ, OLGA Y J .JORTEGA P. El Socialismo y el Hombre en Cuba. En Ciencias Sociales. No.15 Año V, 1987.

12. MARIATEGUI, JOSE CARLOS. Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana. La Habana Casa de las Américas. Colección Literatura Latinoamericana, 1975.

13. TAIBO II, PACO IGNACIO. Ernesto Guevara también conocido como el Ché. Editorial.

Planta Mexicana, SA de CU, México, 1996.

 

 

Autor:

MSC. Eduardo Novoa Torna.

Profesor Asistente.

MSc José Elías Mireles Reguera.

Profesor Auxiliar.

Lic. Wilian Marin Hernandez.

Profesor Asistente

Centro Universitario Municipal Caibarién.

Junio de 2015.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.