Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La dignidad y autoridad de la mujer

Enviado por Ray De Anda

Partes: 1, 2

La dignidad y autoridad de la mujer - Monografias.com

La dignidad y autoridad de la mujer

No se la dan ni la conceden las argucias masonas del absurdo y trampa ésa de "la igualdad de género", cuyos fines son la degradación del género femenino, el aborto y el trabajo esclavo, compartido entre la trata y la producción en cadena propiedad de los hijos de Sión y los Hebreos que se dicen Judíos.

040508

====

Mons. Raúl Vera, OP llama a recuperar la responsabilidad ética en la Iglesia |…..

El Obispo de Saltillo animó a las personas de buena voluntad a entender perfectamente el sentido verdadero de la vida humana y los valores que la caracterizan "En todas y todos ustedes…

¿Serán a éstos valores a los que se refiere?

Monografias.com

El Arzobispado de Granada edita un libro que enseña a la mujer a ser sumisa. ANDALUCESDIARIO.ES / Granada / 9 Nov 2013 1

Introducción

Sabemos de antemano que el contenido del tema de esta serie que inicia con este texto, es demasiado para cualquiera, pero infinitamente más demasiado, es haber oído, visto, sufrido del ataque a la mujer y a los niños y no haber profundizado para hacer lo que a cada uno corresponde.

Sería muy bueno que no hubiera cloacas a las que asomarse, pero véase en lo material cómo los habitantes de un lugar en donde se tiene una fosa séptica están pendientes de mantenerla bajo control sanitario, no esperando hasta que el hedor sea insoportable para ponerle atención.

Sin embargo, el hombre no ha puesto atención ni control en los hechos de la vida real y verdadera que es la del mundo de lo invisible, que ejercen su influencia en los asuntos de la vida humana de la que depende la Vida o Muerte eterna.

Es obra de Satán que el común de los mortales no quiera saber de la fosa séptica que ellos mismos han cooperado en llenar y esperado hasta que rebosa difundiendo sus hedores que enferman y matan. Jesús mismo dio a ver a sus instrumentos escenas de la vida real, que de otra manera no hubiera llegado a la médula la necesidad de orar y ofrecer penitencia en ayuda a los atrapados en situaciones de los pecados propios y los de otros, y para la liberación y defensa de uno mismo.

Jesús NS Dice, "Miedo no, pero sí prudencia". ¿Cómo combatir el mal si no se sabe que existe un poderoso enemigo de Dios y del hombre? ¿Cómo se es soldado del Cristo Jesús Rey de los Ejércitos, si no se conocen y no se usan las armas para la guerra contra los espíritus de las tinieblas?

¿Por cuántos años el mundo ha escuchado y palpado la degradación de los seres humanos, de la sociedad, del nivel de vida en salud, alegría, paz y prosperidad – años que por la misma ignorancia y falta de interés y de cuidados han pasado detectar a esa cloaca viniendo del lugar santo que es la Iglesia de Dios fundada por Jesús en la Mujer, María - descrita en Gen.3, Apoc.12.

No dándose cuenta del humo del Infierno que entró en ella para surgir en "la otra" que se continúa de los versículos anteriores con los capítulos 13,17 y 18 del Apocalipsis. Ésa misma Iglesia que se hace escuchar dentro y fuera de las iglesias, y de la que a diario las masas aceptan gustosas el tonelaje de porquería moral, intelectual y espiritual que por el oído y los ojos reciben por el cine, la TV y la radio, como al alimento que degusta y deglute sin más.

Si materialmente esa basura y porquería moral se va acumulando en el cerebro, formando cúmulos de materia extraña hasta llegar al llamado "síndrome de Alzheimer"- ¿cuánto más será al alma que recibe de la mente, el corazón y obras de las manos?

Solo la mente que está en Cristo Jesús y a la que su Espíritu da sus luces, está sana y permanece "en sus cien".

Síndrome es un conjunto de signos y síntomas al que se le da el nombre de quien los fue observando y agrupando en una condición médica. Pero en sí, la palabra síndrome quiere decir, "No se sabe qué es esto, qué lo produce ni se sabe con qué curarlo".

Ponga atención y líbrese de cualquier síndrome. Lea y continúe a leer con el fin de remecer ésas miasmas de porquería espiritual que no permiten el intercambio de oxígeno y mantienen al alma en un letargo parecido al de un coma cerebral del que se teme no salir, debido a que son demasiados años existiendo en ese lamentable estado de inmovilidad espiritual e intelectual.

Jesús NS Dice… "Las potencias del alma se han debilitado y en muchos han muerto"… Esas potencias son la memoria, el entendimiento y la voluntad. De aquí el negocio de las cosas que dicen mejoran o recuperan la memoria, las terapias de la cloaca de la psicología (del racionalismo que niega a Dios) que ofrece soluciones muy lejos de tener y de lograr.

Y de seguir así, esto es lo que pende sobre cada cabeza – ya sea de chicos y grandes, pobres y ricos, iletrados y eruditos.

====

De Dios, Todo Bondad y Amor, nada malo puede venir. Es por esto que Él purificará la Tierra "con navaja alquilada", porque por no querer saber nada de Él…

Apoc.18:17-18 "Dios les ha puesto en el corazón el deseo de hacer lo que Él quiere que hagan: se pondrán de acuerdo para entregar su autoridad de reyes al monstruo, hasta que se cumpla lo que Dios ha dicho.  La mujer que viste es aquella gran ciudad que domina a los reyes del mundo."

–. La gran ciudad es la familia de la Serpiente congregada en la Iglesia de los Demonios: la Masonería Eclesiástica

Apoc.18:3 "Los reyes de la tierra se prostituyeron con ella, y los comerciantes de la tierra se hicieron ricos con los excesos de su derroche."

Apoc.14:17-20 Luego, del templo que está en el cielo salió otro ángel, que llevaba también una hoz afilada.  Y del altar salió otro ángel, que tenía autoridad sobre el fuego y que llamó con fuerte voz al que llevaba la hoz afilada, diciendo: "¡Mete tu hoz afilada y vendimia los racimos de la tierra, porque sus uvas ya están maduras!"  El ángel pasó su hoz sobre la tierra y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en un gran lagar para que fuesen pisadas. Esto representa el terrible castigo que viene de Dios.  Las uvas fueron pisadas fuera de la ciudad, y del lagar salió sangres que llegó a la altura de los frenos de los caballos hasta una distancia de trescientos kilómetros.

====

Y HAGA LO QUE JESÚS NS Y MARÍA SANTÍSIMA LE DICEN SE TIENE QUE HACER: aléjese de esa Iglesia que no es más la Santa Madre Iglesia que como su Madre y Reina, es Pura, sin mancha y sin arruga (mentiras, herejías), y recurra al arrepentimiento que salva y ofrezca todo lo que Dios le envíe en el espíritu de reparación y penitencia, para poder volver a la vida y pueda realizar la misión para la que fue creado/a y enviado a la tierra, y misión que María, la Líder de la Milicia Victoriosa le dictará a su corazón y para la que es necesaria el arma del amor que da el conocimiento de Dios: sobre la Verdad eterna que es el mismo Jesús NS, sobre María, Madre del Cuerpo Místico de Cristo Jesús y Reina de Todas las Victorias.

De un señalamiento y advertencia para México dada a una persona en los EE.UU.

… "Así que, es aquí donde el Señor le dice a México que necesitan hacer (organizar) un arrepentimiento nacional y alejarse de ese tipo de adoración, porque el Mesías ya ha ido a la Cruz y murió y resucitó por la Iglesia, por la humanidad, por todos los hombres. Que México debe ahora, y repito DEBE HACER un arrepentimiento nacional, hacer penitencia y orar para detener los sacrificios humanos!".

Mismos que los malvados de la Masonería Eclesiástica han practicado y desarrollado en muchas variantes, siempre encubiertas para seguir adelante sin ser detectados.

Así que, HAGA LO QUE SE LE DICE QUE TIENE QUE HACER:

Santa Catalina de Siena dijo, "Gritad la Verdad porque por haber callado el mundo está podrido".

===============

El pre- anuncio de la Redención del hombre fue dado con la liberación de la mujer.

La Entrada Triunfante de Jesús a Jerusalén, muestra el pre-anuncio de la Libertad comprada para la Humanidad (la mujer), por medio de la Cordera de Dios, Madre de Su Cordero, enviado a destruir el yugo de la esclavitud del que es Pecado: Satanás.

Apoc.12:10 Entonces oí una fuerte voz en el cielo, que decía: "Ya llegó la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Mesías; porque ha sido expulsado el acusador de nuestros hermanos, el que día y noche los acusaba delante de nuestro Dios.

Antes de que la Misericordia Divina viniese en la Persona de Jesús como el Mesías que tomó Carne para venir como Hombre entre los hombres, no existía el perdón de los pecados.

Satanás era el Acusador del hombre que a Dios le pedía ejerciera su justicia sobre los que pecaban contra su Ley. Con su Pasión y Muerte de Cruz, Jesús NS venció al Acusador lavando con su Sangre Divina los pecados de toda la humanidad (hasta ese momento) que llevó en su Cuerpo 100 % inocente de pecado. Las llagas, el peso de la Cruz y las burlas, insultos, blasfemias y porquerías que por el camino del Calvario le arrojaron a su paso, significan los pecados que Él cargó y llevó del hombre pecador.

"Por sus Heridas vosotros fuisteis sanados", dice San Pedro.

Jesús NS dio esa Libertad al hombre y le dio el poder de acusarse a sí mismo para conseguir ser perdonado de sus pecados, y con esto el Acusador no pudo por más tiempo acusar de día y de noche a ningún hombre pecador.

Es por esto que el hombre debe hacer uso de este poder por el que recupera la Gracia (don gratuito del perdón) por recurrir al arrepentimiento que le devuelve la amistad de Dios y su condición de hijo.

De otra manera, el pecador permanece a ser uno con Satanás y por tanto enemigo de Dios. Y Dios no bendice ni da su defensa y protección a sus enemigos.

====

Gen.49:8-10 "Judá, tú eres al que tus hermanos te alabarán. Tu mano estará sobre el cuello de tus enemigos, y los hijos de tu Padre se inclinarán ante ti. Judá es un cachorro de león: de la presa, hijo mío, tú has ido arriba, él se detuvo y se echa como un león adulto. ¿Quién lo hará levantarse? El cetro no se apartará de Judá, tampoco el que da la Ley se separará de entre sus pies, hasta que la profecía se cumpla y sea hecha ante él la reunión de los pueblos.

Apoc.5:1-5  En la mano derecha del que estaba sentado en el trono vi un rollo escrito por dentro y por fuera, y cerrado con siete sellos. Y vi un ángel poderoso que preguntaba a gran voz: "¿Quién es digno de abrir el rollo y romper sus sellos?"

Pero ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra había nadie que pudiera extender el rollo ni mirarlo. Y yo lloraba mucho, porque no se había encontrado a nadie digno de abrir el rollo ni de mirarlo. Pero uno de los ancianos me dijo: "No llores más, pues el León de la Tribu de Judá, el retoño de David, ha vencido; Él extenderá el rollo y romperá sus siete sellos."

Gen.49:8-10 El que ata a la asna y a su potrillo a la Vid de excelencia, el que lava su vestidura en vino y sus ropas en la sangre de las uvas. Sus ojos serán rojos con vino, y sus dientes blancos con leche.

Zac.9:9-10 "¡Regocíjate en grande, oh, hija de Zión! ¡Grita de júbilo, oh, hija de Jerusalén! Mira que tu Rey viene a ti: Él es justo y tiene la salvación; y humilde, cabalga sobre un asno, sobre un pollino, cría de una asna. Él destruirá los carros de Efraín y los caballos de Jerusalén; y el arco de batalla fuera será arrojado, y Él hablará de Paz ante los paganos: y su dominio será de desde un mar hasta el mar, y desde el Río (Jordán) hasta los confines de la tierra".

Jesús entra en Jerusalén

Mt.21:1-7 Cerca ya de Jerusalén, cuando llegaron a Betfagé, al monte de los Olivos, Jesús envió a dos de sus discípulos diciéndoles, "Id a esa aldea y encontraréis una asna atada y un borriquillo con ella. Desatadla y traédmelos. Si alguien os dice algo, respondedle que el Señor los necesita y que en seguida los devolverá".

Esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el profeta: "Decid a la ciudad de Sión: "Mira, tu Rey viene a ti, humilde, montado en un asno, un borriquillo, cría de una bestia de carga".

Los discípulos fueron e hicieron lo que Jesús les había mandado. Llevaron el asna y el borriquillo, los cubrieron con sus mantos y Jesús montó el borriquillo".

Para liberar a ambos, María Santísima preparó y entregó a Jesús, su Cordero, quien tomó el lugar del hijo de la asna. Él no solo redimió al primogénito de la bestia de carga, la mujer-iglesia de Dios, esclava de los sacerdotes que suplantaron la Casa de David por la Casa del apostata Efraín, que puso un altar junto al Arca de la Alianza para darle culto a ídolos salidos de las manos de hombres:

Ex.13:13, 16 "Pero todo primogénito de asno lo redimirás con el hijo de una cordera; y si no lo redimes, romperás su cuello."

María, Mártir del Gran Perdón

Jesús NS Dice, "Bajo esta luz debéis contemplar a Mi Madre, la Mártir del Gran Perdón, y a las almas corredentoras para las que en el cielo existe un lugar muy especial – porque más que ninguna otra, éstas son los otros cristos de que Yo hablo-, y en ese lugar estarán junto a Ella, la Redentora que con el Redentor llevó a cabo la Obra de Salvación del género humano"…

Mujer, e iglesia son sinónimos, entre otras cosas porque la mujer natural engendra hijos para poblar la tierra, y es misión de La Mujer- Iglesia el engendrar en lo sobrenatural, a los hijos que pueblan el Paraíso de Dios. (Gen.3:15 y Apoc.12:2)

Con el pago del rescate de la esclavitud de Satanás, con su Sacrificio, por el regreso de su Espíritu al ser humano, Jesús liberó a la mujer-iglesia y a la mujer-iglesia doméstica -la familia cristiana-, de la que cada hijo bautizado es para Dios Padre su Primogénito.

En la Ley del Antiguo Testamento estaba prescrito que a la mujer esclava se le redimía con el pago de 30 monedas de plata. Misma cantidad que los maléficos del Sanedrín con el dinero del Templo pagaron a Judas el Iscariote, desde siempre vendido a la vanidad de Satanás por los humos y prebendas que le daban la amistad con los "grandes" del Templo, y que por ambicioso y corrompido, siempre les sirvió dándoles a saber el itinerario de Jesús, entre otros pecados a los que le llevó el espíritu de orgullo buscando solo un puesto en el que creyó figurar en la corte en el reino de Jesús en la tierra, como tal era la creencia de casi todos. Así, con el mismo dinero del Templo que el rey Salomón, hijo de David le construyó a Dios, Jesús lo redimió con su vida, comprando de regreso para Dios a la mujer-familia y a la mujer-iglesia robados por el engaño de la Serpiente a Eva.

Justo días antes de su aprehensión y muerte, con látigo en mano Jesús limpio el Templo de sus mercaderes. Como también lo hará al final.

===

María es la Redentora con el Redentor, por su "Sí", el género humano tiene a Jesús por Hermano Divino y a Dios como Padre. Y Redentora es porque Ella es la Cordera, Mártir del Gran Perdón; Ella concibió y crió a su Hijo para el patíbulo, y porque acompaño a Jesús, más no como se hace con un enfermo sino que Ella lo acompaño llevando en sí de manera mística y oculta la misma Pasión que su Hijo Jesús. Y esto porque María desanduvo los pasos de Eva y pagó por su pecado. Siendo Jesús NS quien saldó la Gran Deuda de Adán de no haber ejercido la autoridad de Dios conferida para usarla, y con ello rompió la cadena que los unía a la Divinidad. Ése eslabón fue Jesús que con su Muerte sobre la Cruz, volvió a unir al hombre regresándole el dominio.

Mientras que los hijos de la Serpiente, con su ciencia, se la han pasado justificando su búsqueda del "eslabón perdido" con el Gran Simio – Satanás, que en todo remeda a Dios.

María, es la Madre de las Heridas Místicas y Ocultas.

De la Obra Monumental de Jesús, el Dios-Hombre. Vol. 11. pág.554

… María, de pie, afligida, con una mano sobre el pecho y la otra colgando, con una voz que destroza, pregunta, "¿Qué debo perdonarte, pobre hijito? ¿Qué? A ti nada."

Juan levanta la cara, la cara de un pobre niño que llora y grita, "¡Porque lo abandoné! ¡Porque huí! ¡Porque no lo defendí! ¡Oh, Maestro mío, Oh Maestro, perdón! ¡Debería haber muerto antes de haberlo dejado! ¡Madre, Madre! ¿Quién me quitará este remordimiento?"

"Calma, Juan. Él te perdona. Te ha perdonado ya. Jamás ha pensado en tu extravío. Te ama."

María habla despacio, haciendo pausas entre frase y frase, como presa de ansia, con una mano sobre la cabeza de Juan y la otra contra su pecho que palpita con aflicción.

"Ni anoche pude comprenderlo…Me dormí, cuando Él nos pidió que velásemos. ¡Abandone a mi Jesús! Luego escapé cuando aquel maldito llegó con sus sayones."

"Juan, no maldigas. No odies, Juan. Deja al Padre que juzgue. Escucha, ¿dónde está ahora?"

Juan vuelve a caer con la cara sobre la tierra y llora más fuerte.

"¡Madre!... yo… ha sido"

"Ha sido condenado, lo sé. Te pregunto, ¿en estos momentos dónde está?"

"Hice todo lo posible porque me viese… procuré recurrir a los que puedan hacer… que sufra menos, por compasión. No le han hecho mucho mal…"

"No mientas, Juan. Ni siquiera por compasión a una Madre. No lo lograrías. Sería inútil. Lo sé. Desde anoche lo he seguido en su dolor. No lo ves. Pero mi cuerpo ha sido acosado con los mismos flagelos, sobre mi frente he sentido las espinas, he sentido los golpes…todo. Pero ahora…no veo más. Ahora ignoro dónde esté mi Hijo condenado a la Cruz… ¡A la Cruz! ¡Oh, Dios, dame fuerzas! Él debe verme. No debo sentir mi dolor mientras Él siente el suyo. Cuando todo haya terminado, haz que muera, ¡Oh Dios! Si quieres, ahora no. Por Él no, para que me vea. Vamos Juan. ¿Dónde está Jesús?"

"Sale de la casa de Pilato. Eso que oyes es la gritería que lanza la plebe a su alrededor. Está amarrado en los escalones del pretorio, esperando la Cruz, o bien ya va hacia el Gólgota."

"Háblale a tu madre, y a las otras mujeres. Vámonos. Toma esa copa, ese pan, esos lienzos…y ponlos aquí. Nos servirán de consuelo…después…y… vámonos."

Juan recoge los objetos del suelo y va a llamar a las mujeres. María lo espera, pasándose por el rostro los lienzos como para hallar en ellos la caricia de la mano de su Hijo. Besa el cáliz, el pan, y lo pone todo en un armario. Se arropa en su manto, haciendo que le llegue hasta los ojos, sobre el velo que le cubre la cabeza y que lo envuelve en el cuello.

No llora. Pero si tiembla. Parece como si le faltase el aire, pues abre la boca para respirar. Juan entra seguido de las mujeres que vienen llorando. "¡Hijas, calmaos! ¡Ayudadme a no llorar! Vámonos."

Se apoya en Juan que la guía y sostiene como si fuese una ciega…

Del mensaje de la Divina Inocencia Crucificada y Triunfante (Inglaterra)

Patricia: "Entendí en esto, que Nuestra Señora, al tiempo de la Crucifixión recibió en unión de intereses y anhelos con su Hijo por la salvación de las almas, – de manera espiritual (mística) - las Heridas de la Crucifixión en su cabeza, en sus manos y pies, y en su Corazón. Ella comparte los sufrimientos con nosotros y entiende todas las heridas ocultas que tenemos que soportar, en particular, los sufrimientos en las familias.

Nuestra Señora se interesa mucho acerca de la vida familiar. Ella se preocupa mucho del rompimiento del vínculo de amor en la vida de las familias, y nuestros sufrimientos Ella los hace sus propios sufrimientos, los cuales están íntimamente unidos a las Heridas reales de Su Hijo".

María Santísima Dice:

"Ve esta espada que atraviesa mi Corazón; yo la llevo por ustedes. Yo soy la Madre de las Heridas Místicas y Ocultas, y yo las acepto llevando estas Heridas en unión con la Pasión y Muerte de mi Hijo Divino, en perfecto y aceptable Sacrificio por vuestros pecados.

Ves estas heridas en mis pies, ellas son causadas porque yo debo seguir a mis hijos a lo largo del oscuro camino, lleno de espinas –del pecado en donde ellos insisten en seguir, con el fin de encontrarlos y regresarlos a Mi Hijo, y al Camino de Vida.

Estas Heridas de vuestra Madre Celestial, son las heridas de mi maternidad herida por tantos hijos perdidos por el aborto y los métodos de anticoncepción. Una madre es profundamente herida si sus hijos están en peligro mortal. Ellos insisten en jugar al borde del Abismo: cuando esta vida se cierre, ellos caerán dentro de la eterna condenación, si ellos no se arrepienten y hacen reparación."

…

Dolor de Dios por su pueblo.

Jer.18-22 "Mi dolor no tiene remedio, mi corazón desfallece. Los ayes de mi pueblo se oyen por todo el país: ¿Ya no está el Señor en Zión? ¿Ya no está allí su Rey?" Y el Señor responde: "¿Por qué me ofendieron adorando a los ídolos, a dioses inútiles y extraños? Pasó el verano, se acabó la cosecha y no ha habido salvación para nosotros. Sufro con el sufrimiento de mi pueblo; la tristeza y el terror se han apoderado de mí. ¿No habrá algún remedio en Galaad? ¿No habrá allí nadie que lo cure? ¿Por qué no puede sanar mi pueblo?"

Jesús NS nos pide, "Recurrid a las Heridas Místicas y Ocultas de vuestra bendita Madre. No hay sufrimiento o dolor que no sea mitigado por el bálsamo de sus Heridas. Traed a ellas a vuestros hijos y vosotros mismos refugiaos en ellas."

El bálsamo de las Heridas Mística y Ocultas de María, nuestra Santísima y Dolorosa Madre Celestial, están representadas en la imagen que Ella pidió se hiciera la Medalla llamada Milagrosa, con los rayos que manan de sus manos, y que como Mediadora Ella derrama en Gracia y bendiciones sobre sus hijos.

Patricia: "Durante el rezo del Rosario, vi en cuán íntima, profunda y extrema forma espiritual nuestra Señora experimentó la Pasión y Crucifixión de Nuestro Señor… Nadie puede explicar o entender, sino en pálida forma la agudeza de la agonía que los Dos sufrieron en esos pocos días. El contemplar esto, aún brevemente como hoy, es para nunca olvidarlo y el querer hacer todo lo que está en el poder de uno para agradecerles y amarlos, no importa lo que cueste.

Nuestra Señora me mostró en forma espiritual sus Heridas Ocultas, vaciándose sobre la tierra. Sangre vertía de sus manos, pies y corazón. ¡Cuánto Ella nos ama! Ella acompañó a Jesús a través de su Pasión y Muerte, como si fuera otro Cristo".- (Véase sobre las Sacrosantas Heridas de Jesús, y la necesidad y deber de invocar su poder "Porque por sus Heridas fuisteis sanados", dice San Pedro en una de sus Epístolas.)

Esta imagen de María, Madre de las Heridas Místicas y Ocultas, en la medalla pedida en Francia a Catalina Laboure, al reverso habla de La Era de los Dos Sagrados Corazones por la Consagración a los Corazones Eucarísticos de Jesús y María. …

Palabras del Padre Celestial sobre María, a su Coronación de Gloria en el Cielo.

De la Obra Monumental El Dios-Hombre. Vol. 11, pág.

María Santísima Dice, "Dios me llevó en alma y cuerpo a la gloria de los cielos, delante de los patriarcas, de los profetas y de los santos, de los ángeles y de los mártires, y dijo: "He aquí la obra perfecta del Creador. He aquí lo que yo crié a mi más verdadera imagen y semejanza entre todos los hijos de hombre, fruto de la obra maestra divina y creadora, maravilla del Universo que vio encerrada en su solo ser lo divino en el Espíritu eterno como Dios y como Él, espiritual, inteligente, libre, santo; y la criatura material en la más inocente y santa de las mentes, de los corazones y de los cuerpos… Esta es la piedra mística de comparación, esta es el anillo de unión entre el hombre y Dios, esta es la que devuelve los tiempos a los primeros días, y ofrece a mis ojos divinos la alegría de contemplar una Eva como Yo la crié, y ahora es todavía más bella y santa porque es la Madre de mi Verbo, y porque es la Mártir del Gran Perdón".

====

Fue por la glorificación a María –teniéndola como a la piedra mística de comparación, como al anillo de unión entre el hombre y Dios: La Mujer y Madre modelo que fue seguido por las madres, esposas e hijas mexicanas, las que forjaron la Epopeya Cristera que, como alma de las familias sostuvieron a los hombres en la única lucha permitida por defender la libertad, comprada por Jesús al altísimo precio de su Muerte de Cruz: "Porque Dios estaría en el filo de las espadas contra aquellos que oprimieran a los hijos del Padre Celestial".

Pero en el ahora, Nuestra Madre Santísima Dice, "El arma que yo les doy es el Rosario y la Cruz."

Y rezo del Santo Rosario que Ella pidió y urgió en todos los mensajes que dio alrededor del mundo para la defensa y protección de la mujer, sus familias y sus pueblos.

La poderosa cadena del Santo Rosario con la que San Miguel el Arcángel atará al dragón rojo. Eso es lo que quieren decir las Avemarías con las que los hijos de María y junto a Ella los harán prisioneros, trayendo a nada los planes de los malvados con el arma infalible, las cuentas del Rosario repasadas junto a Ella, y que por el color habla de lo que María promete a los que con Ella rezan desde el corazón el Santo Rosario: el cielo.

….

Jesús NS Dijo, "Vendré en la nubes".

Las Oraciones Repetitivas.

Muchos han puesto lo repetitivo como una excusa para rechazar el rezo del Santo Rosario, al igual que otras prácticas piadosas. Y eso es, solo excusa. Pero veamos la razón y verdad que hay en esto.

Hch.1 A la Ascensión de Jesús al Cielo, una nube lo envuelve y desaparece de la vista de los apóstoles, que continúan mirando al firmamento en anhelo por seguirlo, y tal vez por temor a lo que la bajeza de los de la tierra tenían preparado en persecuciones a Jesús en ellos. Dos jóvenes vestidos de blanco se ponen a su lado y les dicen, "Galileos, que hacéis ahí mirando al cielo. Jesús vendrá de la misma manera en que se ha ido".

Jesús dijo: "Verán al Hijo de Dios venir en las nubes". Y en otra parte "Vendré en las nubes", y en el Apocalipsis "Lo verán venir en las nubes". Recordando lo que Jesús les había dicho, de "Trabajad mientras vuelvo", las avemarías del Santo Rosario son una lluvia de Gracias que el hombre genera y llama y a lo que responden María y Jesús haciéndolas valer por sus méritos y poder.

"Las Aves Marías del Santo Rosario, Suben como Incienso Arriba Donde en gotas se Condensan, para Luego en Lluvia de Gracias y Bendiciones, Bajan a Preparar, Reblandeciendo los Duros Terrones en Que se han Convertido los Corazones, Purificando de Cardos y Espinos la Tierra; Preparándola, para que El Sembrador Venga a Depositar su Semilla, y así, con el Trabajo de Ambos, Seguro que la Cosecha Será Grandiosa".

---------

Del Mensaje de Jesús, Divina Misericordia; de la Obra Monumental el Dios-Hombre; del Mensaje de la Divina Inocencia Crucificada y Triunfante.

"Te recuerdo hija, que tan frecuente como oigas el reloj golpear la tercera hora, sumérgete completamente en Mi Misericordia, adorándola y glorificándola; invoca su omnipotencia para el mundo entero y particularmente para los pobres pecadores, porque en ese momento la Misericordia fue abierta para cada alma. En esta hora tú puedes obtener cualquier cosa para ti y para otros que lo pidas; esa fue la Hora de Gracia para todo el mundo –la Misericordia venció sobre la Justicia."

… "y que Yo restablecí ese Mal dentro de Bien para vosotros, porque muriendo de él, yo lo destilé y convertí el brebaje de muerte dentro de Agua de Vida que brotó de mi pecho abierto".

No dice, de mi Corazón, sino de su pecho abierto.

Jesús Dice, "En la Cruz se manifiesta un Corazón herido a muerte por vosotros, un Corazón que en cumplimiento a la profecía de Simeón, "y a Ti, Madre, una espada atravesará tu Corazón"."

"Porque Nuestros Corazones son Uno. Su Voluntad estaba en perfecta unión con Nuestra voluntad. Sus deseos eran Nuestros deseos, pues Yo Soy el Corazón de Su Corazón, el Alma de Su Alma, el Espíritu de Su Espíritu."

Jesús Dice, "Sobre la Cruz, Yo colgué con mi Cuerpo, mi Madre, con el Corazón."

"De la herida gotea mucha agua y un hilito de sangre que tiende a coagularse. Chorrea, he dicho. No brota sino filtrado por la herida que queda inerte..."

Al descendimiento de la Cruz del Cuerpo de Jesús. … "Juan sigue sosteniendo el cuerpo de Jesús por las axilas, con la cabeza echada sobre su espalda, entre tanto que Nicodemo y José lo sostienen aquel por los muslos, este por las rodillas y cuidadosamente bajan la escalera…

Los discípulos dan vuelta para entregarle a su Hijo. La cabeza con las espinas cae hacia atrás y los brazos llegan hasta la tierra, y tocarían el suelo si la compasión de las mujeres no lo impidiese".

María -… "con mano temblorosa separa los cabellos desordenados, se los arregla. Llora en silencio. Saca con los dedos las espinas mientras sus lágrimas lavan donde caen sobre un cuerpo helado y ensangrentado. Piensa limpiarlo con su llanto y con el velo que le dio María y que Jesús conserva en su cuerpo. Tira una de las puntas y se pone a limpiar y a secar sus santos miembros. Vuelve a acariciar el rostro, las manos, las rodillas ensangrentadas, y luego trata de secar el cuerpo que baña con lágrimas y más lágrimas.

Al hacerlo, su mano encuentra el desgarro del costado. La pequeña mano delgada entra casi toda en la amplia abertura de la herida. María se inclina para ver en medio de la semiluz. Ve el pecho abierto y el corazón de su Hijo. Grita. Parece como si una espada abriera su corazón. Grita. Luego se tumba sobre el cuerpo de su hijo. Parece como si Ella también hubiera muerto…

María continúa a lavar con sus lágrimas toda la suciedad pegada a su sagrada cabeza, manos y rostro, y de ahí hasta poder separarla de su Hijo en el sepulcro, Ella lo lava limpio. Desde ese momento hasta la mañana del alba de la resurrección de Jesús, María no hace otra cosa que orar y llorar, tanto que ella misma se pregunta de dónde tiene tantas lágrimas".

La oración de las 3 de la tarde, dice, "Tú expiraste, Jesús mío, pero la Fuente de Vida se abrió para las almas y el océano de Misericordia se abrió para el mundo entero, Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como Fuente de inagotable misericordia Divina, yo confío en Ti".

Muchos años antes de que Jesús diera estos Mensajes, María Santísima ya era invocada por las inspiradas Letanías Lauretanas como "María, Fuente de nuestra alegría". Y, ¿qué más alegría que ser lavado limpio y liberado de las ataduras del sepulcro, al igual que lo fue Jesús por su amorosa Madre y nuestra?

Sí. Pero, ¿de dónde tanta Agua que en lágrimas se exprimió el corazón para lavar de las almas los sucios pecados propios y aquellos que otros han arrojado en el camino, como a Jesús NS?

Ver, de nuevo destrozado a su Hijo en cada uno.

La Madre, destrozada por el dolor de perder a su Hijo, se desvanece. En vano tratan de animarla María Magdalena y María de Cleofás,  mientras que Juan, consciente de que no puede haber palabras de consuelo, la sostiene para que no caiga;  luego, una Lluvia de perlas se precipita para lavar de toda inmundicia al Cuerpo ya sin vida, yerto y exánime, diamantes que sobre esta Tierra Nueva brillarán de por vida.

Y por Ti, María, Mares de Agua que de tus ojos se derramaron hasta la Mañana de la Resurrección, en ríos que sin detenerse siguen en su fluir para lavar de toda inmundicia, liberar y regresar resucitados a los que como Lázaro, Muertos están a la Vida Verdadera.

Desde entonces el Agua bendición de la Tierra lleva Tu esencia.

Por tu dolor convertido en gloria... Por tus lágrimas convertidas en estrellas...

Lágrimas y oraciones, que unidas a las Tuyas, se evaporan y se elevan para mezclarse con tus primeras, formando las blancas nubes que luego bajan en la bendición de la lluvia a limpiar y suavizar la tierra.

Dice María Santísima, "Unan sus lágrimas y oraciones a las mías". Jesús Dice, "Cada gota de lágrima que el sufrimiento exprime de tus ojos, cae sobre el alma de los pecadores y hace brotar de ellas, lágrimas de arrepentimiento y sentimientos de verdadera contrición de sus pecados."

"a purificar los pies que bendicen a la Tierra, y puedan bajo tu Milicia, ser valerosos soldados que porten las armas para la Guerra contra los poderes y principados que habitan en los aires".

Nuestro Padre Celestial Dice… "¡Oh, hijos de Mi Hijo!, deseen de nuevo con vuestro dolor ir de regreso a Dios, con vuestra esperanza elevándose hacia Dios, con vuestra fe re-bautizada por vuestras lágrimas, y con vuestro amor encontrando de nuevo el camino de la caridad, el Santo Nombre de Jesucristo en las alturas de vuestros corazones sin Dios, sobre los profundos templos de vuestras mentes. Liberen estos y aquellas de las semblanzas de ritos, los cuales os dan muerte espiritual."

¿Cuáles son estos ritos? Las "oraciones repetitivas" con que se paga honor y alabanza a la Bestia del Racionalismo que mata la Fe, y cuyo fruto es el regreso al humanismo por las tres concupiscencias del espíritu o prostitución con Satanás: Mundo, Demonio y Carne.

Resulta entonces, que el rechazo a las oraciones repetitivas, es solo la encubierta mano del Adversario de María por derrotar a sus hijos con infantiles pretextos, haciéndolos sus aliados para que estorben la obra de la Madre, y por dejar que muchos no lleguen a cumplir la misión para la que fueron creados y enviados al mundo- ésa de preparar la Tierra con su trabajo y oración y fertilizar los corazones con sus lágrimas de arrepentimiento-, y sí con el coro de blasfemias del indecente vestir, de la lluvia de insultos, de palabras inútiles y de crítica, y aquellas que en el Día Domingo se levantan de los festivales que le prepara la bestia del poder político para hacerlos pecar, y de los atiborrados estadios, para que la siembra de cizaña cunda entre el escaso trigo, y que como mostrado está lo que sucede en las plantaciones de este cultivo cuando aparece la roja plaga de la rolla, justo antes de que brote la espiga, de la raíz sube este hongo a corroer "los pies" -el tallo-, para ruina del Sembrador y de los que maduran la cosecha.

Pero las lágrimas de María no solo son de dolor, también Ella quiere que sus hijos compartan de los diamantes de sus lágrimas de alegría para alabar a Dios por los gozos de María, como aquél de la Mañana de la Resurrección, siendo a Ella a quien Jesús fue a darle las Primicias de verlo limpio de la sangre, sudor, polvo y las porquerías que le lanzaron por el camino del Calvario, y participarle a Ella del Triunfo de Dios sobre Satanás, y de la Libertad para la humanidad a la que sacó del sepulcro y ataduras del pecado

A Pentecostés.

…Las llamas del Espíritu Santo rodean la cabeza de la Virgen.

¿Qué le habrá dicho? ¡Misterio! El rostro bendito está

trasfigurado con una alegría sobrenatural, y ríe con la sonrisa

de los serafines mientras lágrimas henchidas de felicidad,

cual diamantes bajan por sus mejillas…

E igual, en diamantes son transformadas las perlas que del corazón, por los ojos derraman las almas de los corredentores.

María Santísima Dice, "Por medio de mis mensajes, mis queridos hijos, llamé a todos los que aman a Dios y a sus hermanos con amor de mártires, a ofrecer sus vidas. Porque solo el amor que se olvida de sí mismo es capaz de dar la vida por otros. Porque solo el amor perfecto, sublime, es capaz de salvar la vida de la humanidad en la tierra y ayudar a las almas a entrar a la Vida Eterna. Porque lo que Dios quiere es la unidad en el amor y en la paz. Quiere salvar y convertir a los pecadores que corrompen la vida de sí mismos y la de los demás; a los que propician desuniones y descontentos, y a los que empujan a toda la humanidad hacia la perdición".

La Virgen María Dice, "¡Amen y tengan confianza, hijos míos, porque Dios está con ustedes! Es querida para el Señor la vida de cada alma que hizo entrega de sí misma. Precisamente por eso no pongan límite a sus sacrificios. ¡Dar más, amar mejor! Sea esta la consigna de vuestra vida"

…"Las almas víctimas, a la hora de su muerte llegarán al Reino de los Cielos sin pasar por el Purgatorio".

María Santísima Dice, "Llegaos, cristianos, a este amor total. Que todo lo terrenal pierda su valor. Mirad solo a Dios. Cuando lleguéis a ser ricos de esta pobreza de deseo, que es una inmensurable riqueza, Dios se inclinará sobre vuestro espíritu para instruirlo primero, y después tomarlo. Vosotros subiréis con él al Padre, al Hijo, al Espíritu Santo, para conocerlos y amarlos por toda la feliz eternidad, y para poseer sus riquezas de Gracia para los hermanos.

Nunca es uno más activo para con los hermanos, como cuando no se está más entre ellos, y se es luz reunida con la Luz Divina".

====

El Misterio de mi Inmaculado Corazón.

Dice María Santísima…"Yo también comunico mi espíritu a ustedes, con el fin de que ustedes puedan verdaderamente crecer en mi vida y hacerse hoy, la expresión de la presencia de vuestra Madre Celestial"...

A esto se refiere lo que dice en la primera parte del Ave María, "Bendita eres entre las mujeres..."- más no en el sentido de ser privativo a las mujeres, sino en el de que la mujer es la más importante en continuar la obra de redención – de aquí el desnudarlas de la protección de María, por el no conocimiento de Ella y por ridiculizar y lograr que cada mujer borre en sí misma todo lo que a Ella se le parezca ¿No acaso a las mujeres más despojadas del Espíritu de Dios, y por esto las más oprimidas, les han dado el mote de "las Marías"? Cuando que María es el Trono de la Sabiduría, y no un mero "auxiliar" de Dios, sino su mismo Plan, porque es la mujer la que engendra para el Bien o engendra para el Mal. De aquí el catastrófico despojo al Mundo.

Del "Ave María"

Jesús NS Dice… "BENDITA ERES ENTRE TODAS LAS MUJERES"

Esta bendición que vosotros decís imperfectamente o de plano no la decís a Aquella que con su sacrificio ha iniciado la redención, continuamente en el Cielo, pronunciada con infinito amor por nuestra Trinidad, con inflamada caridad por los salvados por nuestro sacrificio, y por los coros de los ángeles. Todo el Paraíso bendice a María, Obra Maestra de la creación universal y de la Misericordia Divina.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • La necesidad de la ética

    La realización del siguiente trabajo está basado principalmente en la toma de consciencia por parte de los alumnos de la...

  • Etica

    ¿Qué es la ética empresarial?. Empresa. Misión. Visión. Comité de ética. Estructura axiológica. Mecanismos de capacitaci...

  • Etica profesional

    Formación profesional. Carácter profesional. Vocación. Orientación profesional. Costumbre. El profesional en su diario ...

Ver mas trabajos de Etica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda