Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Yoga y Ayurveda

Enviado por Pablo Rego



  1. Introducción
  2. Yoga y Ayurveda
  3. Ayurveda y Yoga en la práctica
  4. Sugerencias y Posturas de Yoga específicas para cada Dosha
  5. Posturas de Yoga para Pitta Dosha
  6. Posturas de Yoga para Kapha Dosha
  7. Posturas de Yoga para patologías (dolencias o enfermedades) según Dosha
  8. Conclusiones
  9. Bibliografía

Introducción

La monografía Yoga y Ayurveda que aquí presento tiene el objetivo de explorar, seleccionar y mostrar los elementos comunes a ambas ciencias estableciendo paralelos y buscando los puntos en común.

Está pensada desde dentro del ámbito del Ayurveda, ámbito en el cual se realiza la el curso de formación de "Salud Ayurveda" al que aporto este trabajo. Es desde allí que he intentado enlazar la ciencia del Ayurveda con la del Yoga, especialmente Raya y Hatha Yoga como caminos o técnicas con las que comparten muchas prácticas.

Si bien me he extendido en la explicación de algunas cuestiones puntuales de la práctica de ejercicios concretos de Hatha Yoga, he expuesto también los mínimos indispensables para entender algunos conceptos básicos de Ayurveda para su comprensión total fuera del contexto antes mencionado.

Seleccionar textos y conceptos puntuales para explicar dos ciencias tan complejas y extensas implica, como queda expresado en esta monografía, un enorme poder de síntesis para conseguir presentar y citar la mayoría de los conceptos de Yoga y Ayurveda sin hacer demasiado extenso ningunos de ellos, aunque sí dando todas las claves para poder hacerlo de ser ésa la inquietud del lector.

Pablo Rego

Yoga y Ayurveda

El Yoga y el Ayurveda son ciencias hermanas y están tan estrechamente relacionados que a menudo son vistos como dos caras de una misma moneda. Podría decirse que Ayurveda es el lado curativo del Yoga y Yoga es el lado espiritual del Ayurveda. En conjunto, abarcan un enfoque complementario para el bienestar del cuerpo, la mente y el espíritu. En la India, es tradicional estudiar Ayurveda antes de iniciar la práctica del Yoga, porque el Ayurveda es la ciencia de purificar el cuerpo y solo cuando el cuerpo está listo, se considera al individuo apto para estudiar la ciencia espiritual del Yoga.

El Yoga es, básicamente, un método de mejoramiento humano con una antigüedad de más de seis mil años. Originario de la India, ha sido el eje espiritual de su sociedad, cosa que ocurre, desde hace décadas, cada vez más también entre los occidentales.

En este sentido, el Ayurveda recorre un camino similar. Esta ciencia de la vida se practica en India desde hace más de cinco mil años y un poco más tarde que el Yoga, como una consecuencia lógica, se desarrolla ahora en occidente. Su nombre deriva de dos palabras de raíz sánscrita Ayus (vida) y Veda (conocimiento o ciencia) Por lo tanto, se suele traducir Ayurveda como "la ciencia de la vida". Una interpretación alternativa, más exacta sería "conocimiento de la duración de la vida"

El término Yoga es definido o traducido muchas veces como "unión" o "integración", en la más amplia interpretación del término. Unir o integrar las diferentes formas de manifestación del ser (mente, cuerpo y espíritu) y los diferentes cuerpos o elementos que lo constituyen. También integrar en el cuerpo de un ser los diferentes caminos y ramas del Yoga para obtener una mente clara y pura. Una mente clara no se ve afectada por el estrés y produce un cuerpo sano. Si bien los beneficios de salud de una mente en paz son irrefutables, lo que es aún más emocionante es que una persona con una mente clara también es profundamente consciente de su naturaleza o conexión espiritual.

En el Yoga hay cuatro sendas principales. El Raya Yoga es un sistema psicológico, basado en la concentración y en la meditación. El Karma Yoga consiste en eliminar el ego y el apego a través del servicio desinteresado. El Jnana Yoga es un método en el que se utiliza el intelecto para negar el sometimiento al mundo material. El Bhatki Yoga es la senda de la unión por medio de la conversión de las emociones en devoción.

Existe también otra forma de Yoga que es el Hatha Yoga (Yoga físico), que es, en realidad, un aspecto del Raya Yoga que trata con las energías del cuerpo astral, por medio de ejercicios o posturas conscientes.

Si bien Yoga y Ayurveda comparten fundamentalmente Raya Yoga y la rama del Hatha Yoga como objeto de trabajo para influir en búsqueda del equilibrio de la salud, es importante tener en cuenta que concentrar todas las energías en una sola forma de Yoga da lugar al peligro del desequilibrio, e incluso de fanatismo. Para llevar a cabo un proceso estable y consciente, el practicante debe elegir la senda que le resulte más afín, pero siempre ayudándose de las técnicas y sabiduría de los otros métodos. El equilibrio no puede mantenerse si no es por medio de una síntesis de los Yogas.

El propósito del Ayurveda es enseñarnos a influir en nuestra vida, a darle forma, prolongarla y, finalmente, controlarla sin interferencias producidas por la enfermedad o la degradación física. El principio rector del Ayurveda establece que la mente ejerce una influencia profunda sobre el cuerpo y que para vernos libres de enfermedad debemos conectar con nuestra propia consciencia y equilibrarla, para luego extender ese equilibrio al cuerpo.

Según Ayurveda toda enfermedad es el resultado final de olvidar nuestra naturaleza espiritual. Por lo tanto, el Ayurveda y el Yoga se esfuerzan por ayudar a una persona a volver a conectarse con su verdadera naturaleza a través de la experiencia directa.

Filosóficamente, ambos, Yoga y Ayurveda tienen sus raíces en la misma filosofía básica de Sankhya, una de las seis escuelas de la filosofía clásica hindú. El fundamento de esta filosofía puede describirse de la siguiente manera:

Existe un estado fundamental del Ser puro que está más allá de la comprensión intelectual. Este es el estado de la iluminación o liberación de uno mismo (Moksha) El sufrimiento es parte de nuestra vida a causa de nuestro apego a nuestro ego o identidad propia (Ahankara) El camino para terminar con el sufrimiento es el camino de disolver o trascender nuestro ego (Ahankara). Consiste en erradicar el miedo, ira y apego, entre otros. Para alcanzar este objetivo, debemos vivir de manera ética. Estas prácticas se describen como Yamas y Niyamas y se encuentran en los Yoga Sutras de Patanjali. Cualquier perturbación en la mente o el cuerpo interfiere con este camino. Ayurveda es la ciencia que mantiene las fuerzas biológicas en equilibrio de modo que podamos estar saludables.

El Yoga conduce al hombre al estado natural de tranquilidad, que es el equilibrio. De esta manera los ejercicios yógicos tienen valor preventivo y curativo. Las prácticas yógicas ayudan a regular y equilibrar las neuro-hormonas, el metabolismo y el sistema endócrino, que da fortaleza y contrarresta la tensión. Este sistema es muy efectivo para el tratamiento del stress y los desórdenes relacionados con la hipertensión, diabetes, asma, obesidad y muchos otros.

Yoga es la ciencia de la unión con el ser supremo. El Ayurveda es la ciencia de vivir, de la vida diaria. Cuando los yoguis hacen ciertas posturas y siguen ciertas disciplinas, abren y mueven ciertas energías que se han acumulado y estancado en los centros de energía y que al estar estancados crean enfermedades. Los yoguis pueden sufrir desórdenes físicos y psicológicos temporales por haber liberado toxinas durante la limpieza yógica de la mente, el cuerpo y la conciencia. Empleando el diagnóstico ayurvédico, los yoguis resuelven con éxito sus malestares

Ayurveda y Yoga en la práctica

Recursos terapéuticos del Ayurveda

Mientras que en Yoga, el Hatha Yoga es el método por el cual cuerpo y energía se movilizan para armonizarse junto con la mente, en Ayurveda existen tratamientos concretos que -una vez realizados los diagnósticos correspondientes para determinar la estructura y el estado de los Doshas, su equilibrio original o (Prakriti) y sus desequilibrios (Vikriti)- se aplican a las personas para curar patologías o para armonizar el cuerpo como una forma de mantenimiento preventivo de la salud.

Así, mientras Yoga puede adaptarse a la constitución física y mental de cada persona a través de diferentes programas de práctica de actividad con el cuerpo físico, respiración y meditación, Ayurveda propone (además de los mismos métodos de Pranayama o Meditación que son comunes a ambas ciencias) Masajes específicos, con diferentes intensidades o aceites según el dosha; utiliza también preparados con Plantas Medicinales, hace especial hincapié en la alimentación recomendando alimentos y sus formas de preparación, sugiere ambientes específicos en la comida para cada dosha, como también programas de desintoxicación y terapias complejas y de aplicación específicas como ayunos y Panchakarmas, entre otros.

Hatha Yoga ó el Yoga físico

Las posturas de Yoga por sí solas no constituyen un programa de curación completo. Son una parte de un régimen completo para balancear el cuerpo y la mente utilizando todos los componentes del Ayurveda. El individuo que sigue un programa completo de Ayurveda se asegura de crear un ambiente óptimo en su cuerpo para que ocurra la curación. En un ambiente óptimo, el cuerpo puede alcanzar su mayor potencial. En Ayurveda se dice que donde hay armonía hay salud y donde falta la armonía hay enfermedad. Ayurveda y Yoga se combinan para llevar a una persona por el camino hacia la armonía perfecta y la salud óptima.

El Ayurveda indica que tipo de ejercicios de Yoga es apropiado para cada persona de acuerdo con su constitución particular. Establece, basándose en diferentes diagnósticos, cuál es la estructura física y mental de cada individuo combinando los porcentajes de elementos (fuego, agua, tierra, aire y éter) que constituyen originalmente a cada ser. Por ejemplo, una persona de constitución pitta (fuego + agua) no debe pararse de cabeza durante más de un minuto. Si lo hace el resultado será confusión mental. Una persona de constitución vata (aire + éter), no debe hacer el "paro de hombros" durante mucho tiempo, pues esta postura ejerce demasiada presión en la séptima vértebra cervical. Esta vértebra es muy sensible y se pude provocar una desviación en la columna vertebral, debido a la delicada estructura ósea de los vata. Una persona de constitución kapha (agua + tierra) no debe hacer el "loto escondido", pues esta postura ejerce demasiada presión en las glándulas suprarrenales.

Sugerencias y Posturas de Yoga específicas para cada Dosha

Posturas para Vata Dosha

El propósito principal para esta constitución, con los ejercicios de Yoga, es la relajación.

Las personas con un desequilibrio de vata dosha tienden a experimentar una mayor ligereza, frialdad y mayor movilidad. Pueden sufrir de pérdida de peso, debilidad inmunológica, estreñimiento, manos y pies fríos, ansiedad o nerviosismo. Para estas personas, las posturas de Yoga calmantes y que permitan conectar con la tierra son las mejores y ayudan a calmar el miedo, la preocupación y la ansiedad a nivel emocional y mejorarán desequilibrios físicos de vata.

Las posturas de pie tales como la postura del "árbol" (vrksasana) y de "la montaña" (tadasana) permiten conectar con la tierra y ayudan a reducir la ansiedad y el nerviosismo. Las posturas que comprimen la pelvis y zona baja del abdomen, como por ejemplo "la pinza" (pascimottanasana) ayuda en la reducción del estreñimiento mientras que las posturas de fuerza como el "cuervo" (bakasana) ayudan a la circulación. Las posturas rápidas como el "saludo al sol" repetitivo (surya namaskar), pueden aumentar el nerviosismo con el tiempo y las posturas que sean realizadas sin tener en cuenta los detalles pueden maltratar las articulaciones. Las posturas correctas ayudan a traer el equilibrio y las posturas no apropiadas pueden generar un gran desequilibrio.

Más recomendaciones:

• Hacerse un auto-masaje con aceite antes de realizar la rutina de ejercicios para hidratar el cuerpo (evitar sequedad e incremento del vata). El aceite ideal para vata es el de sésamo. También son buenos el de almendras y el de nogal.

• Hacer esta rutina en un ambiente cálido y en lo posible sin viento.

• Hacer los ejercicios con intensidad moderada.

• Hacer las posturas relajadamente y rendirse en cada postura.

• Relajación larga entre cada postura.

• No deben faltar por nada del mundo a la relajación final. Esta debe ser larga y consciente. Deben asegurarse de no tener frío y eventualmente usar una cobija para la relajación al final.

Posturas de Yoga para Pitta Dosha

Esta constitución debe hacer los ejercicios de Yoga de una manera relajada sin actitud competitiva para mantener el pitta en balance y deben evitar acalorarse demasiado.

Las personas con un desequilibrio en pitta dosha tienden a sufrir de calor excesivo en el cuerpo. Se sienten calientes y puede tener una multitud de problemas en la piel como acné o psoriasis. También pueden sufrir de diarrea, ardor en los ojos y debilidad del hígado. Las posturas calmantes y frías que comprimen el plexo solar les traerán balance, mientras que aquellas que extienden el plexo solar ayudan a disipar el calor corporal. Las posturas como" la cobra" (bhujangasana) y "el arco" (dhanurasana) son ejemplos de posturas que disipan el calor excesivo. Las personas de desequilibrio pitta necesitan evitar el sobrecalentarse con su práctica de Yoga. Las formas aeróbicas de Yoga que causan sudoración profusa y las posturas invertidas (las cuales aumentan el calor en la cabeza) deben evitarse.

Más recomendaciones

• Empezar la rutina aceitando el cuerpo con aceite de coco, de girasol, o de oliva.

• Practicar en un ambiente fresco y de todas maneras en la sombra.

• Intensidad media.

• Relajarse en cada postura y rendirse en ellas.

• Relajarse suficientemente entre cada postura.

• Hacer el saludo al sol despacio, en coordinación con la respiración y con mucha conciencia. Intensidad moderada.

• No exagerar con las posturas invertidas porque pueden subir el pitta sobre todo al principio.

• No debe faltar por nada del mundo la relajación final. Ésta debe ser larga y consciente.

Posturas de Yoga para Kapha Dosha

El propósito principal para esta constitución, con los ejercicios de Yoga, es la purificación del cuerpo.

Las personas con un desequilibrio de kapha tienden a experimentar pesadez, lentitud, frío y humedad en su cuerpo. Sufren de congestión, aumento de peso y letargo. Las prácticas estimulantes y calientes de Yoga son beneficiosas. Se recomiendan las formas aeróbicas a pesar de que debe comenzar lentamente y progresar también con lentitud. El "saludo al sol", como su nombre indica, es bastante caliente y al realizarse repetidamente, es quizá la mejor secuencia de Yoga para el desequilibrio de kapha. Su naturaleza aeróbica alivia el letargo y ayuda a perder peso. Las posturas que extienden o abren el pecho reducen la congestión y ayudan a la respiración. Estos incluyen la postura de "el camello" (ustrasana) y la postura de "el puente" (setu bandha sarvangasana). Mientras que se pueden practicar posturas meditativas, éstas deben ser equilibradas con posturas activas para evitar un incremento del letargo.

Más recomendaciones

• Masajear el cuerpo con aceites estimulantes como el de mostaza o sin aceite.

• Practicar en ambientes calientes en lo posible. El viento está bien.

• Los ejercicios de Pranayama (respiración) y sobre todo de Kapalabhatti son ideales para esta constitución.

• Practicar con gran intensidad.

• Mantener las posturas el mayor tiempo posible.

• Relajar poco entre cada postura. Pueden fluir de una postura a la otra.

• Hacer muchas repeticiones del saludo al sol. Pueden hacerlo más rápido pero manteniendo la coordinación con la respiración, la conciencia y los movimientos sátvicos (armoniosos).

• La relajación final puede ser más corta pero nunca debe faltar.

Posturas de Yoga para patologías (dolencias o enfermedades) según Dosha

Vata Dosha:

Todas las posturas deben hacerse mientras se sigue una respiración profunda y silenciosa.

1- Asma tipo vata: Doblez hacia atrás, arado, media rueda, rodilla al pecho, cadáver.

2- Dolor de espalda: Rodilla al pecho, arado, media rueda, doblez hacia atrás.

3- Estreñimiento: Doblez hacia atrás, Yoga mudra, rodilla al pecho, postura de hombros, cadáver. El ombligo debe meterse mientras se hacen estas posturas.

4- Depresión: Yoga mudra, arado, cadáver, palma, langosta.

5- Ciática: Rodilla al pecho, doblez hacia atrás, arado, Yoga mudra, media rueda.

6- Debilidad sexual: Doblez hacia atras, arado, postura de hombros, loto elevado.

7- Varices: Parado de cabeza, doblez hacia atrás, cadáver.

8- Arrugas: Yoga mudra, doblez hacia adelante, parado de cabeza, arado.

9- Artritis reumática: Media rueda, arco, arado, parado de cabeza, doblez hacia atrás.

10-Dolor de cabeza: Arado, Yoga mudra, parado de cabeza.

11- Insomnio: cadáver, cobra, doblez hacia adelante.

12- Desórdenes menstruales: Arado, cobra, media rueda, Yoga mudra.

Pitta Dosha

Todas estas posturas deben hacerse mientras se sigue una respiración silenciosa y profunda.

1- Ulcera Péptica: Loto escondido, sheetali (Inhalar a través de la lengua hecha rodillo).

2- Hipertiroidismo: Postura de hombros, oreja a rodillas.

3- Mala absorción: Rodilla al pecho, pez, langosta.

4- Hipertensión: Postura de hombros, cobra, media rueda, respiración silenciosa.

5- Furia u odio: Media rueda, postura de hombros, loto escondido, cadáver.

6- Colitis: Pez, oreja a rodilla, barco, arco.

7- Migraña: Sheetali, postura de hombros, pez.

8- Desórdenes del hígado: Pez, posición de hombros, oreja a rodilla, loto escondido.

9- Hemorroides: Pez, posición de hombros, arco.

10- Estomatitis: (Inflamación de la lengua), shetali.

Kapha Dosha

Todas estas posturas deben hacerse mientras se sigue una respiración silenciosa y profunda.

1- Bronquitis: Parado de cabeza, arado, doblez hacia adelante, doblez hacia atras, media rueda, pez.

2- Enfisema: Media rueda postura de hombros.

3- Sinusitis: Pez, barco, arado, arco, respiración de fuego (bhasrika).

4- Dolor de cabeza debido a la sinusitis: León, cabeza a rodilla, pez.

5- Diabetes: Barco, pez, media rueda, doblez hacia atrás, doblez hacia adelante.

6-Desórdenes crónicos gastrointestinales: Pez, langosta, cobra.

7-Garganta irritada: León, postura de hombros, langosta, pez.

8- Asma: Media rueda, arco, barco, postura de hombros, palma, pez, cobra.

Meditación y Respiración (Pranayama: Control de la energía a través de la respiración)

El Yoga, junto con la meditación y un estilo de vida adecuado y en armonía con la naturaleza única de cada persona, es el camino ayurvédico hacia el equilibrio de los doshas. A través de este camino cada uno de nosotros puede alcanzar su propio potencial y descubrir o lograr las metas que nos hemos fijado en la vida. Yoga y Ayurveda traen dones que nos ayudan a guiarnos a lo largo de nuestros caminos. 

Tanto Yoga como Ayurveda  incorporan la meditación y las técnicas de respiración en sus prácticas. La meditación puede ser utilizada como una herramienta tanto para la curación como para la conciencia espiritual. Por un lado, Ayurveda  se centra en el componente curativo de la meditación, mientras que Yoga se centra en su componente espiritual.

Independientemente del enfoque, la meditación despeja la mente y relaja el cuerpo, trayendo la curación y la conciencia espiritual. Hay muchas formas de meditación que actúan como herramientas para lograr el fin deseado. Si bien algunas personas resuenan con un tipo de meditación, en su mayor parte las técnicas de meditación son herramientas y todas ellas tienen un valor para la persona adecuada

Meditación

En la actualidad, luego del trabajo realizado por diferentes Maestros, filósofos y científicos del mundo, se reconocen una gran cantidad de métodos de meditación. Todos ellos, con diferente forma, tienen el mismo objetivo que es, en última instancia, alcanzar el Samadhi (conciencia de la unión con el Todo)

La meditación es una práctica que busca disminuir la actividad de la mente racional, disminuyendo los pensamientos para abrir un nuevo estado de percepción que permita tomar consciencia de la existencia más allá de las interferencias de los pensamientos.

La meditación trae conciencia, armonía y orden natural a la vida humana. Despierta la inteligencia para hacer la vida feliz, pacífica y creativa.

Gracias a la meditación la función de la conciencia cambia de individual a cósmica. En este estado la paz y la alegría se hacen más presentes. La conciencia de la vida cambia influyendo en el vivir diario que se convertirá en una experiencia nueva y fresca. La meditación puede formar parte de la vida, pues en realidad, no son cosas separadas. La vida es meditación y la meditación es vida. La inteligencia operativa comenzará a operar en el cuerpo, la mente y la conciencia. La fuerza de los problemas disminuye en esta nueva conciencia de expansión, volviendo así relativos los condicionamientos de la vida cotidiana en el marco de la gran inmensidad del tiempo y el espacio universales.

Expandir el estado de serenidad para que su presencia sea cada vez mayor combate inevitablemente el stress mental, dado que la presencia de un estado no puede coincidir con el otro. Reducir el stress y los pensamientos redunda en la influencia negativa que la mente puede tener sobre el cuerpo físico, disminuyendo así la creación de enfermedades psicosomáticas y creando un mejor ambiente para el desarrollo de la salud de las células, elementos fundamentales de la constitución del cuerpo.

Meditando regularmente, la mente se hace más y más clara, y los motivos más puros. El inconsciente libera conocimiento escondido que permite comprender las formas en que cada uno se ata a sí mismo con sus hábitos diarios. Al ampliarse la consciencia del Universo y cambiar la propia relación con ella, el ego comienza a diluirse lentamente. Finalmente, las fuerzas súper-conscientes, o intuitivas, se liberan, dando lugar a una vida de sabiduría y paz.

Si bien la meditación traerá armonía paulatinamente a la vida diaria es muy importante recordar que los resultados son fruto de una práctica comprometida y regular.

Uno de los métodos de meditación más antiguos y extendidos es el que utiliza la respiración como elemento rítmico natural para sincronizar la mente racional a un ritmo pendular repetitivo con el objetivo de distraerla o adormecerla. Pero, al mismo tiempo, aparece la dimensión de la respiración como un camino hacia la meditación. La observación de la respiración aparece sin dudas tras una relación estrecha con la misma y para ello Yoga y Ayurveda cuentan con Pranayama, una serie de ejercicios que apuntan a controlar el flujo de la energía, mientras se domina, a través del entrenamiento, la acción y reacción de los recursos físicos que controlan la respiración.

Pranayama: "respiración yóguica" ó control de la energía a través de la respiración

Los ejercicios de respiración, llamados Pranayama, son un método yógico de curación que puede conducir hasta un estado extraordinario de equilibrio en la conciencia. Éste método, que forma parte del Hatha Yoga, trae muchos beneficios curativos y también influye positivamente en la creatividad..

Sí bien es el Yoga el que ofrece y describe los diferentes tipos (y ejercicios) de Pranayama, el Ayurveda recomienda cuáles son más adecuados para las diferentes constituciones.

El Pranayama limpia los pulmones, el corazón y otros órganos: purifica los nadis, que son canales de corriente de energía en el cuerpo.

Según los diferentes Doshas definidos por Ayurveda con cada Pranayama, y su manera de realizarlo, pueden obtenerse distintos resultados.

Una persona de constitución pitta debe hacer respiraciones a través del orificio nasal izquierdo. Para hacer este ejercicio, se debe inhalar por el lado izquierdo y exhalar por el lado derecho usando el dedo pulgar y el anular para cerrar y abrir alternadamente los orificios nasales.

Este ejercicio tiene un efecto frio en el cuerpo e intensifica la energía femenina y sus resultados –dependiendo del tiempo y la intensidad con que se practique- pueden equivaler a correr hasta tres kilómetros. (cuando una persona con sobrepeso hace esta respiración, comenzará a sudar, sentir sed y desear una bebida fría. Las bebidas frías sin embargo deben evitarse, pues incrementaran la grasa del cuerpo).

Una persona de constitución kapha, debe hacer respiraciones inhalando a través del orificio nasal derecho y exhalando por el izquierdo. Este ejercicio crea un efecto caliente en el cuerpo, estimulando la energía masculina.

Una persona de constitución vata, debe hacer respiración alterna. Como vata es una fuerza activa, la respiración alterna trae equilibrio.

Las personas con sobrepeso deben hacer el ejercicio de respiración llamado "respiración de fuego". Pata hacerlo siéntese en una posición cómoda, respire profundamente y exhale rápida y forzadamente por la nariz.

El Pranayama debe llevarse a cabo cuidadosa y sistemáticamente, pues puede crear desórdenes en los órganos delicados. Cuando los ejercicios se hacen correctamente, se pueden curar ciertas enfermedades, pero, por el contrario pueden provocarse algunos desórdenes si no se hacen adecuadamente. Siempre se recomienda la guía de una persona con experiencia en este sistema yógico de curación.

Conclusiones

Yoga y Ayurveda parecen fundirse en una misma ciencia en muchos de los conceptos y, especialmente, en el origen de su filosofía. Por lo tanto son actividades complementarias y se potencian la una a la otra.

Un practicante de Yoga que conozca de Ayurveda puede mejorar en mucho la utilización de los recursos yóguicos, como la forma de practicar, el tipo de posturas o el tiempo de duración en la práctica de las mismas. De la misma forma quien conoce de Ayurveda puede, a través de la ciencia del Yoga, mejorar en mucho la relación conceptual con el cuerpo físico y la manera concreta de liberar y movilizar la energía en la búsqueda del equilibrio original.

Las características más importantes y recomendaciones que se hacen para llevar adelante las rutinas de purificación y equilibrio de Ayurveda son las mismas que se tienen en cuenta para alcanzar buenos resultados en la práctica de Yoga.

Ambas ciencias recomiendan la constancia, el aprendizaje, la paciencia y la confianza en las prácticas y aseguran que sostener estas prácticas en el tiempo, haciendo de ellas un estilo de vida, trae consigo la recuperación de equilibrio, serenidad y, especialmente, un estado saludable que permite la prolongación de la vida y el mejoramiento de su calidad.

Además Yoga y Ayurveda son, desde el punto de vista de la salud, actividades que, una vez que nos han ayudado a encontrar el equilibrio original, nos permiten prevenir la mayoría de las enfermedades, por lo que ambas ciencias promueven la salud preventiva en los seres humanos.

Bibliografía

  • 1. Yoga y Ayurveda. David Frawley. Ediciones Ayurveda. Barcelona, España. 2012. ISBN-10: 8493892912 - ISBN-13: 978-8493892913

  • 2. Ayurveda-La Ciencia de Curarse uno mismo. Dr. Vasant Lad. Continente. Buenos Aires, Argentina. 1991. ISBN: 9789507540011

  • 3. El gran libro del Yoga. Ramiro Calle. Ediciones Urano. Barcelona, España. 1999. ISBN: 9788479533137

  • 4. Meditación y Mantras. Swami Vishnu Devananda. Alianza Editorial. Madrid, España. ISBN: 978-84-206-7264-9

  • 5. Vademecum de Ayurveda para el Bienestar. Marcus de Oliveira, D. Ay. CreativeSpace Independent Publishing Platform. Méjico. 2011. ISBN-10: 146795599X

  • 6. Los tres cuerpos y el alma. (Yoga y Ayurveda para la paz) Cristina Mejía Peláez (Nírmala) Volker Dize (Satyadev). Ed. Impregón. Impreso por el Centro Sivananda de Medellín., Colombia. 2011.

  • 7. Como Sanar Su Vida: Lecciones en el Camino de Ayurveda. Marc Halpern. CreateSpace Independent Publishing Platform. EE.UU. 2012. ISBN-10: 1478315334. ISBN-13: 9781478315339

  • 8. La perfecta Salud. Deepak Chopra. Javier Vergara Editor. Barcelona, España. ISBN 13:978-84-666-3848-7

 

 

Autor:

Pablo Rego

 


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Métodos de esterilización

    Comprende todos los procedimientos físicos, mecánicos y preferentemente químicos, que se emplean para destruir gérmenes ...

  • Calculo de plantilla de medicina interna

    Datos, criterios y variables. Cálculos y resultados. Resumen, conclusiones y recomendaciones. La dotación en recursos ...

  • Colas animales

    Colágeno. Gelatina. Propiedades del colágeno. Uso cosmético del colágeno. Uso médico del colágeno. Aspectos básicos sobr...

Ver mas trabajos de Salud

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.