Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Evolución en la Biblia




Evolución en la Biblia - Monografias.com

Evolución en la Biblia

Sin el pensamiento evolucionista la Biblia se ha convertido, en sus tres primeros capítulos del Génesis, en un relato con matices míticos. Para el evolucionista está desprovista de conocimiento evolutivo, para los religiosos que no toman literalmente las Sagradas Escrituras son una descripción alegórica sujeta a interpretación, sólo aquellos, como los Testigos de Jehovah, que consideran a las Santas Escrituras como totalmente verdaderas consideran estos tres capítulos como una descripción cierta de lo que aceptan como creación.

Aquí me propongo plantear la naturaleza evolutiva de la estructura del discurso evolutivo de la Biblia, lo que puede ser considerado como una aproximación interpretativa alegórica y lo que considero servirá por sobre un acto de fe al sustentar esa creencia en el conocimiento.

Para abordar el pensamiento evolucionista en la Biblia se debe comprender que éste, el pensar la evolución de la vida, es una forma moderna cuyo principal exponente es Charles Darwin y en cuya introducción a la 5ª edición de "El Origen de las Especies" relata los pocos precedentes, que no van más allá de un siglo previo a la publicación de su libro.

Dado que el pensamiento evolucionista es muy moderno, los escritores del Génesis Bíblico, me refiero a los humanos, no tenían ni las palabras, mucho menos el vocabulario para describir lo que les era revelado sobre la evolución y en particular la humana.

Quiero con ello decir que estoy asumiendo la naturaleza revelada de la Biblia, es decir; que es un texto sagrado dado a los seres humanos para conocer su lugar en el Universo, su Naturaleza humana y el modo de vida que deben llevar para alcanzar la Salvación. Con esta postura se ve que no atento contra lo dicho en el texto, sino defiendo su contenido.

Tratar sobre quienes y cómo se da la revelación está mucho más allá del alcance del presente comentario.

También estoy asumiendo el hecho de la evolución. Es por ambos motivos; la divinidad del discurso bíblico y la evolución como una característica de la vida que considero necesario tratar el tema. Si una de las dos no fuera cierta, su unidad no tendría sentido de existir. Como ambas se presentan como verdaderas, la unidad explicativa se hace necesaria.

Lo primero que resalto es cómo los escritores de las Sagradas Escrituras no tienen las palabras indicadas para describir el fenómeno que están presentando.

Entonces lo primero que debe hacerse es prescindir de la palabra con mayor tinte anti-evolucionista: creación. Si comenzamos por omitir esa palabra el discurso comienza a tener un nuevo sentido. Al prescindir de la palabra omitimos la ignorancia de los escritores bíblicos y podemos tener acceso a un mensaje más próximo al evolucionista.

Al quitar la palabra creación puede criticarse que es el centro explicativo o que como dice en Revelaciones (Apocalipsis) no se debe sumar u omitir nada a la profecía. Precisamente debe omitirse la palabra porque no hay una creación como tal. Hoy sabemos que en la Tierra se ha dado un extenso proceso evolutivo. Mantener una palabra que cierra el conocimiento no tiene sentido.

Omitirla en cambio presenta a la Biblia en una perspectiva acorde a lo que sabemos es cierto acerca de la vida en la Tierra. Por mi parte diré que a las profecías, no sumo ni pretendo quitar, sólo interpreto el discurso bíblico sin el contenido que cierra su posible comprensión.

El primer capítulo del Génesis fue escrito por una tradición diferente al segundo y tercero. Esto se puede saber una vez que el primero se refiere a Dios como JHVH, mientras que en el segundo y tercero utilizan la forma JHVH Adonaí. Así como hay dos escritores hay dos discursos deferentes.

En el primero se habla en general del proceso evolutivo hasta que encontramos al ser humano, posiblemente ancestros nuestros con carácter humano.

En el segundo y tercero habla de la evolución de nuestra especie hasta el punto en que entra en la historia la conciencia humana moderna y el modo de vida moral.

En el primer capítulo antes que otros seres vivos tiene lugar la existencia de las plantas, hacia el tercer día. Hacia el quinto día vienen los animales.

Los animales se desarrollan primero en el agua y luego en la tierra. Finalmente, después de muchos animales tenemos al ser humano hacia el sexto día.

Por el registro fósil sabemos que las plantas son ancestrales en la tierra a los animales. También que los organismos pluricelulares que se convertirán en animales primero evolucionan en el agua y luego habitan la tierra.

En esta sección la forma en la cual se relata que Dios dice, muestra cómo se caracteriza a lo que describe. En el caso de los humanos puede referirse a los primitivos pues el discurso es general.

El capítulo cinco lo confirma al decir "los bendijo, y por nombre los llamó Hombre". En la edición de Thomas Nelson incluso dice seres humanos.

La precisión no es exacta, pues no se habla de organismos unicelulares sobre los cuales se sustenta la evolución de la vida.

Sin embargo, también el reconocerlos como formas de vida es muy reciente y resulta sencillo pensar que los escritores relatan los seres vivos que reconocen como tales, plantas, luego animales, después de muchos anteriores y entre ellos al ser humano.

En el capítulo segundo comienza lo más interesante, si en el primero tenemos a los humanos ancestrales, Homo sapiens arcaicos, Homo erectus o Australopithecus, por decir ejemplos posibles; en el capítulo dos aparece el Homo sapiens moderno. Éste está diferenciado por poseer una alma viviente o un carácter de persona (según se la Biblia consultada y lengua en la que se encuentre escrita).

En términos científicos puede referirse a homínidos con un pensamiento simbólico, por tanto con un modo distinto de existencia.

Plenamente este nuevo modo de existencia está relatado cuando se habla de la capacidad que tienen de darse cuenta, de tener conciencia de su desnudez.

Habla al mismo tiempo de la evolución de la conciencia como del origen de la vida moral. Es un relato acerca de un momento en el cual los seres humanos se constituyen como los modernos H. sapiens que sabemos existen desde el Neolítico.

Lo dicho hasta aquí está en la misma secuencia en la que se halla escrito en la Biblia y es la misma secuencia en la cual sabemos que ha sucedido la evolución de la vida en la Tierra hasta la aparición de la vida moral y conciencia humanas.

Las Sagradas Escrituras tienen una estructura evolutiva básica que está plagada de creacionismos dada la mente humana y el vocabulario de los escritores. No obstante en su secuencia y estructura el proceso evolutivo tiene sentido.

Para asentar lo dicho hasta ahora se puede ver el capítulo cuatro del Génesis que comienza y termina con referencia a la reproducción de Adán y Eva.

Este capítulo bien puede considerarse un relato de la evolución cultural. Habla de la familia como estructura social básica (Adán, Eva, Caín y Abel), luego de la hermandad y la guerra entre hermanos, también de cómo se construye la primera ciudad (por Caín), e incluso del inicio de la religión (Cuando Set tiene a su hijo Enós: "En aquel tiempo se dio comienzo a invocar el nombre de Jehová").

Nos obstante la evolución no se limita a la secuencia o sucesión de organismos a lo largo de la historia de la vida. Fundamentalmente es un proceso de sobrevivencia diferencial sujeta a un complejo de procesos evolutivos como la adaptación, el desarrollo y la mutación. La Biblia no es un texto evolutivo, sin embargo el relato del Génesis desprovisto de la parafernalia creacionista sustenta una historia similar a la evolución de la vida en la Tierra.

Si pensamos que cada versión del Génesis de las Sagradas Escrituras es una traducción de un texto antiguo cuyo original desconocemos y donde cada traducción en cada época incluye los términos modernos, entonces prescindir de creación por términos que permiten comprender la evolución resulta elemental y consistente con la historia de traducción bíblica.

El Génesis puede comenzar diciendo: "En el principio Dios está en el hacerse el cielo y la tierra". Es el mismo discurso como inmediatamente después dice en las versiones: "Llegue a haber luz o Hágase la luz". Dios JHVH Adonai participa de lo que existe, pero su participación puede ser como esa fuerza que se mueve sobre la superficie del agua. Así como participan electromagnetismo, energía fuerte y débil, gravedad, etc. que desconozco.

El problema comienza cuando se piensa en Dios como un ser humano que hace igual que construimos casas o hacemos esculturas.

En la evolución de los seres vivos en lugar de decir que Dios hizo a cada ser; "Sea la Tierra capaz de dar lugar a las formas vivas de acuerdo a su tipo". Aquí Dios JHVH Adonai está en el principio de la potencia terrestre de la evolución de la vida.

Pero no se piensa como un ser que crea cada uno en cada palabra o idea. En conclusión: son las palabras creacionistas, surgidas de la ignorancia humana, las que nos hacen pensar de un modo evolucionista o no el texto bíblico y no el discurso en sí.

Bibliografía

Barton, Bruce, et. al. 2001. The Holy Bible New Cenury Version. Thomas Nelson, China.

Darwin, Charles. 2004 (1859 el original). El origen de las especies. Libros en red: www.librosenred.com

Futuyma, Douglas. 2005. Evolution. Sinauer Associates INC. USA.

Pojeta, John and Dale Springer. 2001. Evolution and the Fossil Record. American Geological Institute, USA.

Ridley, Mark. 2004. Evolution. Blackwell Science Ltd. USA.

Stendal, Russell. 2010. The Holy Scriptures. Jubilee Bible 2000. ANEKO Press at Smaswords, USA.

Watchtower Bible and Tract Society of Pennsylvania. 1987. Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. Watchtower Bible and Tract Society of New York, Japón.

Watchtower Bible and Tract Society of Pennsylvania. 2013. New World Translation of the Holy Scriptures. Watchtower Bible and Tract Society of New York, Japan.

 

 

Autor:

Juan Carlos Zavala Olalde

 


Comentarios


Trabajos relacionados

  • The Islam

    Believes of Islam. Khalila and Dimna. Islam in Spain. Primitive religions have their origins in the search of God by th...

  • El pan de la proposición y su aplicación hoy en día

    La siguiente información se basa en una extensa investigación realizada por algunos testigos de Jehová en la república m...

  • Las virtudes y la prudencia

    Areté. Las virtudes. De la gracia del Espíritu Santo a las virtudes. Este trabajo está organizado de la siguiente maner...

Ver mas trabajos de Religion

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.