Monografias.com > Geografía
Descargar Imprimir Comentar Ver trabajos relacionados

El Sol y su estructura




Enviado por jvillalva



    Índice

    2. El Sol
    3. Conclusión

    1.
    Introducción

    En el trabajo que
    se presenta a continuación se trata un tema muy importante
    como lo es el Sol y el
    Sistema
    Solar.
    Muchos sabemos que el sol es el que nos proporciona la claridad
    del día y el calor, pero no
    sabemos realmente qué es, como está formado y como
    es su sistema. En este
    trabajo conoceremos estos detalles.

    2. El Sol

    Definición y Generalidades: El Sol, es la
    estrella que, por el efecto gravitacional de su masa, domina el
    sistema planetario que incluye a la Tierra.
    Mediante la radiación
    de su energía electromagnética, aporta directa o
    indirectamente toda la energía que mantiene la vida en la
    Tierra, porque
    todo el alimento y el combustible procede en última
    instancia de las plantas que
    utilizan la energía de la luz del Sol.
    A causa de su proximidad a la Tierra y como es una estrella
    típica, el Sol es un recurso extraordinario para el
    estudio de los fenómenos estelares. No se ha estudiado
    ninguna otra estrella con tanto detalle. La estrella más
    cercana al Sol está a 4,3 años luz (4 × 1013
    km); para observar los rasgos de su superficie comparables a los
    que se pueden ver de forma habitual en el Sol, se
    necesitaría un telescopio de casi 30 km de
    diámetro. Además, un telescopio así
    tendría que ser colocado en el espacio para evitar
    distorsiones causadas por la atmósfera de la
    Tierra.
    El Sol gira una vez cada 27 días cerca del ecuador, pero una
    vez cada 31 días más cerca de los polos.
    El pasado y el futuro del Sol se han deducido de los modelos
    teóricos de estructura
    estelar. Durante sus primeros 50 millones de años, el Sol
    se contrajo hasta llegar a su tamaño actual. La
    energía liberada por el gas calentaba el
    interior y, cuando el centro estuvo suficientemente caliente, la
    contracción cesó y la combustión nuclear del hidrógeno en
    helio comenzó en el centro. El Sol ha estado en esta
    etapa de su vida durante unos 4.500 millones de años.
    En el núcleo del Sol hay hidrógeno suficiente para
    durar otros 4.500 millones de años. Cuando se gaste este
    combustible, el Sol cambiará: según se vayan
    expandiendo las capas exteriores hasta el tamaño actual de
    la órbita de la Tierra, el Sol se convertirá en una
    gigante roja, algo más fría que hoy pero 10.000
    veces más brillante a causa de su enorme tamaño.
    Sin embargo, la Tierra no se consumirá porque se
    moverá en espiral hacia afuera, como consecuencia de la
    pérdida de masa del Sol. El Sol seguirá siendo una
    gigante roja, con reacciones nucleares de combustión de
    helio en el centro, durante sólo 500 millones de
    años. No tiene suficiente masa para atravesar sucesivos
    ciclos de combustión nuclear o un cataclismo en forma de
    explosión, como les ocurre a algunas estrellas.
    Después de la etapa de gigante roja, se encogerá
    hasta ser una enana blanca, aproximadamente del tamaño de
    la Tierra, y se enfriará poco a poco durante varios
    millones de años.
    Composición y Estructura: La cantidad total de
    energía emitida por el Sol en forma de radiación es
    bastante constante, y no varía más que unas pocas
    décimas de un 1% en varios días. Esta
    energía se genera en las profundidades del Sol. Al igual
    que la mayoría de las estrellas, el Sol se compone sobre
    todo de hidrógeno (71%); también contiene helio
    (27%) y otros elementos más pesados (2%). Cerca del centro
    del Sol, la temperatura es
    de casi 16.000.000 K y la densidad es 150
    veces la del agua. Bajo
    estas condiciones, los núcleos de los átomos de
    hidrógeno individuales actúan entre sí,
    experimentando la fusión
    nuclear. El resultado neto de estos procesos es
    que cuatro núcleos de hidrógeno se combinan para
    formar un núcleo de helio, y la energía surge en
    forma de radiaciones gamma. Una enorme cantidad de núcleos
    reacciona cada segundo, generando una energía equivalente
    a la que se produciría por la explosión de 100.000
    millones de bombas de
    hidrógeno de un megatón por segundo. La
    ‘combustión’ nuclear del hidrógeno en
    el centro del Sol se extiende a un 25% del radio solar.
    El sol es una gran esfera de gases
    incandescentes, pero se cree que su porción central o
    núcleo, se encuentra en estado líquido. La
    superficie aparente del sol es denominada fotosfera (esfera de
    luz). Alrededor de la fotosfera se extiende una capa de vapores
    incandescentes, de colores vivos,
    por lo cual se llama cromosfera (espera del color). En
    torno a la
    fotosfera y a la cromosfera se encuentra la corona, que es un
    gigantesco halo de gases que envuelve al sol; la corona
    sólo es visible durante los eclipses. En la fotosfera se
    observan porciones más brillantes denominadas
    fáculas y otras oscuras, a las que se les da el nombre de
    manchas. En el sol se observan también enormes
    prominencias luminosas, formadas por gases de hidrógeno y
    helio, que parten de la fotosfera como enormes lenguas de fuego
    hasta alcanzar más allá de la cromosfera, como
    puede verse en la siguiente figura:

    Influencia del sol sobre la tierra: La energía
    solar es la fuente de la luz y el calor; nuestros alimentos ,
    habitaciones y vestidos nunca hubiesen existido sin los rayos del
    sol. La desaparición de la energía solar
    representaría el final de toda manifestación de
    vida sobre nuestro planeta.
    Si faltará la luz solar nuestro planeta sería un
    mundo triste y tenebroso. La sucesión de los días y
    las noches constituye un hábito tal, que no podemos
    imaginarnos vivir sin la luminosidad del sol. Las plantas
    necesitan la luz para producir sus alimentos. Nosotros la
    necesitamos para vivir saludables y trabajar. Aunque desde otras
    estrellas llega a la tierra alguna luz, tal luz no sería
    suficiente para sostener la vida.
    El sol nos da calor además la luz. Si por alguna
    razón el sol dejara de brillar, todos los seres vivos
    animales y
    vegetales – se congelarían. En poco tiempo todos los
    lagos, ríos y océanos quedarían cubiertos de
    hielo. Pocos días después toda el agua de los
    océanos formaría una masa helada. El aires que
    rodea la tierra se convertiría en líquido y
    cubriría la faz del planeta. Aun este aire
    líquido se congelaría y solidificaría. La
    temperatura de la tierra descendería a un nivel que apenas
    podemos imaginar.
    Sistema Solar: Sistema formado por el Sol, nueve planetas y sus
    satélites
    , asteroides, cometas y meteoritos, y polvo y gas
    interplanetario. Las dimensiones de este sistema se especifican
    en términos de distancia media de la Tierra al Sol,
    denominada unidad astronómica (UA). Una UA corresponde a
    unos 150 millones de kilómetros. El planeta más
    distante conocido es Plutón; su órbita está
    a 39,44 UA del Sol. La frontera entre el Sistema Solar y el
    espacio interestelar —llamada heliopausa— se supone
    que se encuentra a 100 UA. Los cometas, sin embargo, son los
    más alejados del Sol; sus órbitas son muy
    excéntricas, extendiéndose hasta 50.000 UA o
    más.
    Los planetas Aquí se presentan, en orden de distancia al
    Sol, los nueve planetas conocidos que giran en torno a él.
    Varían mucho en tamaño, masa, temperatura, velocidad de
    rotación y composición. Por ejemplo, Mercurio es
    pequeño, rocoso y cálido, porque se encuentra a una
    distancia media de 58 millones de km del Sol, mientras que el
    gélido Plutón está a 5.900 millones de km.
    Venus gira relativamente despacio y en sentido retrógrado
    (opuesto a su revolución
    alrededor del Sol), de modo que el periodo de luz diurna es de 58
    días terrestres. Júpiter es el mayor planeta de
    este sistema, con un volumen de 1.400
    veces el de la Tierra. Saturno tiene un amplio grupo de
    anillos y más de veinte satélites. Marte se
    caracteriza por su coloración anaranjada y sus capas de
    hielo polar, mientras que el metano de las atmósferas de
    Urano y Neptuno da a estos planetas un color azul verdoso
    brillante. Al ser el planeta más lejano al Sol,
    Plutón tiene el periodo de revolución más
    largo: 247,7 años.

    3.
    Conclusión

    Es la estrella más cercana a la Tierra y el mayor
    elemento del Sistema Solar. Las estrellas son los únicos
    cuerpos del Universo que
    emiten luz.
    El Sol es también nuestra principal fuente de
    energía, que se manifiesta, sobre todo, en forma de luz y
    calor. Sin ella no podría haber vida sobre nuestro
    planeta.
    Contiene más del 99% de toda la materia del
    Sistema Solar. Ejerce una fuerte atracción gravitatoria
    sobre los planetas y los hace girar a su alrededor.

     

     

     

     

     

    Autor:

    Juana Villalva

    Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.

    Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

    Categorias
    Newsletter
    Comments
    All comments.
    Comments