Monografias.com > Educación
Descargar Imprimir Comentar Ver trabajos relacionados

La evaluación en el proceso de enseñanza-aprendizaje




Enviado por doctorado



Partes: 1, 2

    Un ejemplo en el
    Balonmano.

    1. Resumen.
    2. La evaluación y sus
      fundamentos.
    3. El objeto de la
      evaluación en el alumno/a y en el
      profesor/a.
    4. Tendencias que
      ha seguido la evaluación.
    5. Diferencias
      entre la evaluación y la
      medición.
    6. Finalidades que
      puede tener la evaluación.
    7. Ejemplo de
      cómo evaluar en el Balonmano, a partir de datos
      observados, producto de la investigación
      científica.
    8. Material e
      instrumental utilizado para realizar las observaciones y dar un
      juicio de valor.
    9. Procedimiento
      utilizado en el proceso, para realizar la evaluación de
      los alumnos.
    10. El
      análisis estadístico de los
      datos.
    11. Planillas que se
      utilizaran para la observación.
    12. Bibliografía.

    Resumen.

    El artículo trata aspectos inherentes a la
    evaluación en el proceso
    docente-educativo e investigativo del profesor en su labor con
    los alumno/as. Se plantea un ejemplo en el Balonmano, para
    evaluar dos grupos uno
    experimental y otro control,
    téngase presente que los aspectos que el profesor/a
    evalúa constituyen variables que
    le dan un nivel de información para perfeccionar y profundizar
    en la proyección de los contenidos, así como en la
    utilización de los métodos de
    trabajo.

    Palabras Claves: Evaluación, variables,
    cuasiexperimental y categorías observacionales.

    Introducción.

    La evaluación comprende uno de los componentes
    más importantes del proceso docente-educativo,
    dígase entrenamiento
    deportivo, iniciación deportiva, o proceso de enseñanzaaprendizaje, no
    es posible realizar dicho proceso sin al menos conocer
    cómo evolucionan los alumno/as, en relación a la
    evaluación en el documento se hace referencia a algunos
    aspectos tratados por
    Blázquez, D (1997) y por Anguera, y Blanco, A
    (2000).

    El componente evaluación es un término
    mucho más amplio que medición, estos son confundidos en la
    práctica social.

    Muchas interrogantes como las que aparecen a
    continuación se les trata de dar respuesta, de manera que
    se pueda ganar en claridad para acometer un proceso más
    feliz entre el profesor/a y los alumno/as:

    ¿Qué es evaluar?

    ¿Qué se evalúa en el deporte?

    ¿Cuáles aspectos diferencian la
    evaluación de la medición?

    ¿De qué manera puedo transferir lo
    observado para dar un juicio de valor?

    ¿Cuándo yo sé que lo observado es
    fiable y no esta sujeto a sesgos?

    Los alumno/as deben ver la evaluación como su
    informador, para poder corregir
    sus dificultades, por lo tanto ellos la han de considerar en
    principio, en el sustento diario para avanzar hacia metas
    superiores y lograr alcanzar los objetivos. En
    tanto que el profesor/a, emite un juicio de valor
    cualitativo o cuantitativo, tratando siempre de estimular al
    alumno/a.

    No se trata de hacer el proceso docente- educativo, un
    accionar de contenidos, objetivos,
    métodos y
    evaluaciones, para que los alumno/as sólo se concentren en
    lo que tienen que vencer, pues la cuestión es desarrollar
    valores,
    habilidades y capacidades sin que apenas estos sientan que
    están presionados en el logro de un fin.

    Por otra parte se brinda un ejemplo de cómo
    evaluar de forma cuantitativa y cualitativa en el
    Balonmano.

    1.- La
    evaluación y sus fundamentos.

    Según Blázquez D (1997: 17-18) la
    evaluación
    es:

    • Diagnosticar dónde y en qué tiene
      dificultades de aprendizaje un alumno, para poder
      así construir proyectos
      pedagógicos que le permitan progresar.
    • Indicar los resultados obtenidos al final del
      aprendizaje; éstos permitirán la adopción
      de decisiones respecto a estrategias
      pedagógica es decir cambiarlas o adecuarlas.
    • Determinar si el alumno posee los niveles
      mínimos necesarios para abordar la siguiente tarea, e
      iniciar un nuevo ciclo de formación.

    En el proceso de evaluación también es muy
    necesario evaluar el contexto, el INPUT, el propio proceso, y el
    producto, al
    evaluar el contexto se evalúa las condiciones
    mínimas materiales de
    que se disponen para poder lograr los objetivos propuestos, se
    debe considerar que no es lo mismo enseñar con un
    balón que con varios, o en un terreno al aire libre, que
    en una sala techada.

    Cuando se evalúa el INPUT, se está en
    presencia del programa los
    medios, y por
    que no de los propios sujetos que inician la práctica de
    un deporte, que en
    su inicio pueden considerarse como la materia prima
    con la que se pretende trabajar para transformar.

    El proceso ha de evaluarse frecuentemente para
    determinar cuáles son los contenidos que aún no han
    sido vencidos por los alumno/as, qué dificultades se han
    presentado para acometer el proceso, si los métodos
    empleados permiten solucionar las tareas asignadas, en fin todo
    lo concerniente a su aseguramiento y puesta en
    práctica.

    Finalmente todo el proceso es evaluado en el logro del
    producto que
    comprende la calidad de la
    actividad y los resultados de los alumno/as una vez vencidos los
    objetivos generales y específicos del programa
    propuesto.

    La evaluación permite emitir un juicio de valor,
    en el que plantear una nota, no constituye lo primordial, basta
    con un gesto afirmativo con la cabeza, o verbalmente estimular la
    acción, un aplauso, o abrir los brazos en señal de
    alegría de que el alumno ha realizado bien la tarea, esto
    puede ser más educativo que dar una nota.

    2.- El objeto de la
    evaluación en el alumno/a y en el
    profesor/a.

    A continuación se destaca el objeto de la
    evaluación en el alumno/a y también en el
    profesor/a.

    Blázquez, D (1997: 19) plantea que, el objeto
    de la evaluación del
    alumno en la Educación Física, no
    sólo es hacia la motricidad del niño, sino
    también a los aspectos mentales y afectivos. Uno de los
    aspectos que caracterizan la evaluación actual es lo
    sobrepasado que resulta este componente en los indicadores
    individuales, obviando los elementos colectivos, por lo general
    la evaluación está dirigida hacia indicadores
    individuales, en este sentido, que podríamos decir en un
    deporte de cooperación/oposición, en este caso el
    Balonmano. Se evalúa la técnica, las capacidades
    físicas, lo psicológico o lo teórico, por
    citar algunos ejemplos, pero cómo evaluar al equipo, sin
    dejar de reconocer a los jugadores.

    En tanto que al referirse Blázquez, D (1997) al
    objeto de evaluación del profesor plantea que este
    no es neutro en la evaluación, él está
    implicado en la situación pedagógica con sus
    opiniones, sus hechos, y en definitiva, con su propia personalidad.

    Por lo antes expuesto el profesor también
    está sujeto a evaluación durante el proceso de
    evaluación de los alumno/as, de esta manera se
    podrán observar sus características personales, su justeza,
    motivaciones, conocimientos, capacidad de observación, temperamento y habilidades
    para conducir el proceso de
    enseñanza-aprendizaje.

    En la evaluación del profesor es necesario
    considerar el
    conocimiento declarativo y procedimental, que tiene sobre la
    materia en
    cuestión.

    3.- Tendencias que
    ha seguido la evaluación.

    Según Maccario (1982) y citado por
    Blázquez, D (1997:16) la evaluación ha seguido las
    siguientes tendencias:

    La perspectiva docimológica: Esta se
    caracteriza en el estudio sistemático de las pruebas y sus
    calificaciones (mediciones), con preocupaciones por conseguir
    rigor a través de determinados test
    estándares. La docimología es una palabra que
    designa el estudio sistemático de los
    exámenes.

    La perspectiva pedagógica: Se fundamenta
    en la integración de la evaluación en el
    proceso pedagógico. Tiene una dirección educativa.

    Las perspectivas críticas: Fundamentada en
    el análisis institucional, otorga a la
    evaluación un papel de
    selección social. Según este punto
    de vista el autor señala que la evaluación no
    cumple una función de
    conocimiento
    de aptitudes, sino que sirve para reafirmar la relación de
    subordinación entre profesores y enseñantes.
    Proponiendo un sistema de
    enseñanza escrito de pruebas y
    exámenes.

    Partes: 1, 2

    Página siguiente 

    Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.

    Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

    Categorias
    Newsletter
    Comments
    All comments.
    Comments