Monografias.com > General > Salud
Descargar Imprimir Comentar Ver trabajos relacionados

Insulina




Enviado por alvaro.soto



    1. Definición
    2. Origen de la
      insulina
    3. Tipos de
      insulinas
    4. Pautas de
      dosificación
    5. Descripción de la
      inyección de insulina
    6. Administración de
      insulinas
    7. Problema de acceso a la
      insulina
    8. La diferencia entre la
      insulina animal y humana
    9. Hipoglucemia y la reacción
      a la insulina
    10. Financiación por el
      sistema nacional de salud

    DEFINICIÓN:

    La insulina es una hormona producida por una
    glándula denominada páncreas. La insulina ayuda a
    que los azúcares obtenidos a partir del alimento que
    ingerimos lleguen a las células
    del organismo para suministrar energía.

    Hoy en día todas las insulinas del mercado son
    insulinas humanas sintetizadas por ingeniería
    genética (DNA recombinante).

    Las insulinas de origen bovino o porcino han
    desaparecido prácticamente del mercado. Todas
    ellas están muy purificadas y tan solo contienen proteínas
    de insulina y no contaminaciones de otro tipo. El único
    factor que las diferencia es la duración de
    acción.

    Como la insulina sólo se mantiene activa en la
    sangre durante
    períodos cortos (menos de 15 minutos), se han utilizado
    diversas maneras para retardar su liberación y por ello su
    acción .

    Estos sistemas se basan
    en preparaciones inyectables que retardan la
    liberación:

    Mediante la unión a otras proteínas
    (protamina).

    Mediante una cristalización: se añade Zinc
    y como las partículas son más grandes tardan en
    hacerse solubles, por lo que va liberándose poco a
    poco.

    Dependiendo de cada sistema de
    retardo de su acción las insulinas pueden ser
    rápidas, intermedias y lentas.

    Todas las insulinas retardadas deben inyectarse
    vía subcutánea, y sólo la no retardada se
    puede administrar vía endovenosa.

    Para
    ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del
    menú superior

    ORIGEN DE LA
    INSULINA:

    Es la hormona "anabólica" por excelencia; es
    decir, permite disponer a las células
    del aporte necesario de glucosa para los procesos de
    síntesis con gasto de energía, que
    luego por glucolísis y respiración celular se obtendrá la
    energía necesaria en forma de ATP (pastillas concentradas
    de energía) para dichos procesos.

    En resúmen,
    permite disponer a las células de la "gasolina" (glucosa)
    necesaria para que podamos movernos, manteniendo su
    concentración regular en nuestra sangre,
    ¿Cómo?:

    Cuando el nível de glucosa es elevada el
    Páncreas lo libera a la sangre. Su función es
    favorecer la absorción celular de la glucosa.

    Es una de las 2 hormonas que
    produce el PÁNCREAS junto con el glucagón (al
    contrario de la insulina, cuando el nivel de glucosa disminuye es
    liberado a la sangre). La insulina se produce en el
    Páncreas en los "Islotes de Longerhans", mediante unas
    células llamadas Beta.

    Durante muchos años la insulina que se ha
    empleado para el tratamiento de la diabetes, se
    extraía del páncreas de diversos animales,
    principalmente del buey (Insulina bovina), y sobre todo del cerdo
    (Insulina porcina). La insulina porcina es casi idéntica a
    la insulina humana y posee el mismo efecto sobre el azúcar
    en sangre.

    En la actualidad las insulinas que se tiende a emplear
    son las denominadas humanas, que son químicamente iguales
    a la del hombre y se
    obtienen bien de ciertas bacterias y
    levaduras mediante técnicas
    de ingeniería genética o
    bien a partir de la insulina de cerdo, que mediante un proceso
    químico adecuado se transforma en insulina exacta a la del
    hombre.

    Aclaremos que el término insulina humana, se
    refiere a que su estructura es
    idéntica a la insulina producida por los seres humanos,
    aunque no se obtenga a partir de ellos. La pureza de las
    insulinas actuales es muy superior a las primitivas, lo que evita
    reacciones indeseables.

    La insulina se destruye en el estómago por eso no
    puede tomarse por boca y DEBE ADMINISTRARSE EN FORMA DE
    INYECCIONES. Otras vias de administración (nasal, rectal, et.), son
    poco eficaces, debido a una absorción parcial e irregular
    de la insulina.

    TIPOS DE
    INSULINAS:

    Hay muchos tipos diferentes de insulina, que pueden
    dividirse en cuatro categorías. Las categorías se
    basan en el comienzo (cuando empieza a hacer efecto), en el pico
    máximo (cuando funciona mejor) y en la duración
    (cuanto dura) de la insulina.
    La insulina de acción rápida comienza a funcionar a
    los 15 minutos de su inyección, el pico máximo
    tiene lugar entre los 30 y los 90 minutos tras el comienzo de la
    acción y su duración es de hasta 5
    horas.

    La insulina de acción corta comienza a funcionar
    a los 30 minutos, el pico máximo tiene lugar entre 2 y 4
    horas después del comienzo, y la duración oscila
    entre 4 y 8 horas.

    La insulina de acción intermedia
    tiene un comienzo entre las 2 y las 6 horas, un pico
    máximo que tiene lugar entre 4 y 14 horas tras el
    comienzo, y dura entre 14 y 20 horas.

    La insulina de acción prolongada tiene un
    comienzo de 6 a 14 horas, el pico máximo es muy
    débil y tiene lugar entre 10 y 16 horas después de
    la inyección, y la duración es de entre 20 y 24
    horas.

    Existen fundamentalmente dos tipos de insulina
    :

    • De acción rápida, que tiene un aspecto
      claro, como el agua.Su
      acción dura de 4 a 6 horas.
    • De acción retardada, con aspecto lechoso,
      turbio.Su acción dura entre 22 a 24 horas.
    • La insulina se puede inyectar con tres tipos de
      jeringa:
      • La jeringa de toda la vida, casi siempre de un
        sólo uso, graduada en unidades internacionales entre
        0 y 40.
      • La pluma para inyección de insulina.Es un
        aparato con el aspecto de una pluma que tiene en su
        interior un cartucho que contiene la insulina.El cartucho
        se cambia cuando la insulina se acaba, pero la pluma dura
        para siempre.
      • La jeringa precargada.Es un aparato parecido al
        anterior, pero está previamente cargado de insulina.
        Una vez que se acaba la insulina se tira toda la
        jeringa.

    Tambien tenemos otros tipos de insulina:

    1. Insulina de acción ULTRARRÁPIDA que
      comienza a hacer efecto a los 15 minutos de haberse inyectado,
      actuando con mayor intensidad entre los 30 y los 70
      minutos.
    2. Insulina de acción RÁPIDA que empieza a
      hacer efecto a los 30 minutos de haberse inyectado, actuando
      con mayor intensidad entre la 1 y 3 horas después de la
      inyección.
    3. Insulinas de acción INTERMEDIA (NPH) o LENTA.
      que empieza a hacer efecto a los 60 minutos de haberse
      inyectado, actuando con mayor intensidad entre la 3 y 6 horas
      después de la inyección.

    DOSIFICACIONES:

    Las cantidades de insulina que se pone diariamente el
    niño deben adaptarse a sus necesidades para obtener el
    mejor control posible.
    Los ajustes en las dosis dependen de las glucemias capilares,
    realizadas diariamente por el propio niño o sus
    familiares.

    Las pautas más corrientes de administración de insulina son
    varias:

    • Una dosis: raramente se emplea en este tipo de
      diabetes.
    • Dos dosis: poniéndose una mezcla de Insulina
      intermedia y rápida, antes del desayuno y antes de la
      merienda o la cena.
    • Tres o más dosis.

    Como puede verse hay diversas posibilidades en cuanto a
    las pautas y es preciso individualizar el tratamiento de cada
    niño para conseguir el mejor control posible
    de la Diabetes y, al mismo tiempo, la mejor
    aceptación por parte del niño.

    Las necesidades de insulina van variando con la edad del
    niño y conforme evoluciona su enfermedad, esto obliga a
    realizar controles periódicos.

    Es posible que su alumno deba realizarse controles de
    glucemias e, incluso, inyectarse insulina durante el horario
    escolar, el Colegio y su personal docente
    debe facilitarle la realización de estas
    actividades.

    PAUTAS DE
    DOSIFICACIÓN:

    La difusión de la idea de que que el control
    estricto de la glucemia puede prevenir las complicaciones a largo
    plazo de la diabetes (recientemente demostrada por ensayos
    clínicos) ha creado una tendencia a usar pautas
    posológicas orientadas a ajustar lo más
    estrechamente que se pueda la
    administración de insulina a las variaciones diurnas
    de la glucemia.

    Esto implica regímenes de varias inyecciones
    diarias y control de glucemia por el propio enfermo. Las pautas
    más utilizadas en la actualidad son:

    Dos dosis (antes del desayuno y por la tarde), de una
    mezcla de insulina intermedia e insulina rápida. La
    popularidad de este régimen explica la difusión de
    los preparados de insulinas bifásicas.

    Una dosis diaria de insulina de acción prolongada
    (por la mañana o por la noche, sustituida a veces por una
    dosis de insulina intermedia al acostarse) y tres inyecciones de
    insulina rápida al día antes de las principales
    comidas. Las inconveniencias de este régimen disminuyen si
    se usa un inyector tipo estilográfica. En cualquier caso
    necesita pacientes motivados, pero tiene la ventaja de permitir
    horarios de comidas más flexibles.

    DESCRIPCIÓN DE LA INYECCIÓN DE
    INSULINA:

    La insulina es administrada por inyección
    subcutánea (cuando se toma por boca, el sistema digestivo
    destruye la hormona antes de que el cuerpo la utilice). Es
    importante que este simple procedimiento se
    haga correctamente:

    1. Suelte la tapa de la aguja. Arrastre el émbolo
      hasta la marca de la
      jeringa que corresponda a la dosis exacta que usted
      quiera.
    2. Sujete el tubo de insulina boca abajo con una mano,
      introduzca la aguja y empuje el émbolo hacia dentro del
      tubo para vaciar la jeringa de aire.
    3. Arrastre el émbolo otra vez hacia atrás
      hasta llegar a la marca,
      asegurándose de que se ha llenado de liquido, no de
      aire.
    4. Saque todo el aire que haya podido entrar en la
      jeringa hasta que el liquido este justo en la marca de la dosis
      y saque la aguja de la botella.
    5. Limpie el área de la inyección con
      algodón y alcohol o
      con agua y
      jabón .
    6. Sujete la jeringa como un bolígrafo en una
      mano. Con la otra mano, coja un pellizco y pinche a unos 45
      grados.
    7. Empuje la aguja dentro del tejido subcutáneo.
      Sujete la jeringa con la otra mano y con la que queda libre
      empuje hacia fuera el émbolo 3 ó 4
      unidades.
    8. Si no aparece sangre en la jeringa, empuje el
      émbolo hacia abajo por completo y después saque
      la aguja. No inyecte nunca si aparece sangre. En este caso
      saque la aguja, tírela y prepare otra dosis,
      inyectándola en otro sitio.
    9. Después de inyectar la insulina cubra el
      pinchazo con un algodón y alcohol y
      apriete suavemente unos segundos, pero no lo raspe o apriete
      demasiado pues esto puede producir que la insulina se absorba
      dentro del flujo sanguíneo demasiado pronto.

    ADMINISTRACIÓN DE
    INSULINAS:

    La vía usual de administración de
    insulinas es la subcutánea. Excepcionalmente (coma
    diabético) se recurre a la vía IV.El método
    más corriente de administración es mediante
    jeringuillas especiales graduadas en unidades de insulina. Han
    alcanzado aceptación los aparatos inyectores en forma de
    pluma estilográfica, que facilitan los regímenes de
    varias inyecciones al día.

    Existen también jeringas precargadas capaces de
    dosificar con precisión en incrementos de 2 UI y
    útiles para varias aplicaciones (cambiando la
    aguja).

    Para ver el gráfico seleccione la
    opción "Descargar" del menú superior

    Las bombas de
    infusión que administran de forma continúa una
    dosis basal de insulina vía SC, suplementada por dosis
    extra antes de las comidas. Están menos difundidas: son
    útiles sobre todo para pacientes muy motivados. Se les
    adscribe con un cierto aumento de frecuencia de episodios de
    cetoacidosis, tal vez relacionados con fallos de
    funcionamiento.

    Las insulinas españolas para
    administración por jeringuilla están estandarizadas
    a la dosis de 40 UI/ml en viales de 10 ml. Los cartuchos para
    inyectores y bombas de
    infusión tienen una concentración de 100 UI/ml y el
    volumen
    está ajustado a las características técnicas
    del aparato.

    PROBLEMA DE
    ACCESO A LA INSULINA:

    Hay un problema crítico, particularmente en
    aquellos países en los que el precio total y
    sin subvención de la insulina es alto y debe ser pagado
    constantemente por el usuario o su familia durante
    muchos años o décadas. En muchos países en
    vías de desarrollo, el
    coste de la insulina puede llegar a superar el 50% de los
    ingresos
    medios
    anuales.

    A pesar de ser mucho más barata, muchos
    países en vías de desarrollo no
    tienen acceso a las insulinas de origen animal, que han estado
    salvando vidas durante décadas. En dichos países,
    la única insulina disponible puede costar hasta un 600%
    más que en los países vecinos (por ejemplo, 30
    dólares de los EEUU, en comparación con 5
    dólares al mes)

    Como consecuencia, en dichos países, incluso en
    las familias con ingresos medios, la
    incapacidad de poder pagar la
    insulina tiene como resultado un desarrollo más temprano
    de complicaciones y la muerte
    prematura de personas con diabetes. Hay una enorme presión
    económica sobre unos ingresos muy limitados.

    En fuerte contraste, el precio de la
    insulina en las economías desarrolladas normalmente
    está fuertemente subvencionado por los gobiernos o por los
    acuerdos con las aseguradoras. Como resultado, el coste anual de
    la insulina suele estar por debajo del 0,3% de los ingresos
    anuales medios, menos de 3 dólares mensuales. Si las
    personas que viven en países con economías
    desarrolladas tuviesen que pagar el mismo precio relativo por la
    insulina, les costaría aproximadamente 1.000
    dólares mensuales (12.000 dólares al año).
    La diabetes es hoy día una epidemia mundial y la diabetes
    tratada con insulina continúa en aumento de modo
    alarmante. Éste es un problema grave y urgente.

    LA DIFERENCIA
    ENTRE LA INSULINA ANIMAL Y HUMANA:

    La insulina que nos inyectamos procede de dos fuentes, de
    origen animal (páncreas de cerdo o de vaca) o de bacterias
    alteradas por medio de ingeniería
    genética que producen una insulina muy similar a la de
    los humanos, de aquí que se la denomine insulina
    humana.

    Desgraciadamente, algunas personas no pueden controlar
    su diabetes utilizando insulina humana, y es por esto que algunas
    organizaciones
    están haciendo campaña para asegurar que la
    insulina animal se encuentre a la disposición de aquellos
    que la necesiten.

    HIPOGLUCEMIA Y LA
    REACCIÓN A LA INSULINA:

    DESCRIPCIÓN:

    Hipoglucemia es el nombre que se da a la
    situación en la que la concentración de glucosa en
    sangre es más baja de lo normal. Se desarrolla más
    frecuentemente en gente que se está administrando insulina
    o medicamentos hipoglucemiantes para tratar una
    diabetes.

    Cuando la cantidad de glucosa a disposición del
    organismo (sistema
    nervioso,…) es escasa, aparece una falta de
    energía.

    La hipoglucemia puede aparecer por varias
    causas:

    • Dosis de insulina o hipoglucemiantes demasiado
      alta.
    • Saltarse una comida.
    • Ejercicio físico prolongado o
      intenso.
    • En los no diabéticos, las circunstancias que
      pueden producir hipoglucemia incluyen ciertos tipos de tumores,
      la ingestión de alcohol o el comer poco.

    SÍNTOMAS:

    Las reacciones de insulina ocurren más
    frecuentemente en los diabéticos que se inyectan insulina,
    aunque estas reacciones también pueden ocurrir en los que
    toman antidiabéticos o hipoglucemiantes orales. Los
    síntomas varían de una persona a otra
    pero los más comunes son el temblor, el adormecimiento y
    el cansancio. Muy a menudo aparece una transpiración
    fría. La piel
    está pálida y también se dan nerviosismo,
    mal humor, visión borrosa y sensación de temblor en
    las manos y pies.

    Si la hipoglucemia no se corrige, seguirán otras
    sensaciones como dolor de cabeza, confusión,
    adormecimiento, dificultad al andar, náuseas, taquicardia
    etc. Para el observador, el diabético con una
    reacción de insulina, aparece frecuentemente confuso y
    rudo así como poco cooperativo. Lo peor es la escasez de
    coordinación. Es como si estuviera
    intoxicado. En los casos extremos aparece inconsciencia y
    también convulsiones, sobre todo en los niños.

    SOLUCIÓN Y RECONOCIMIENTO DE LOS
    SÍNTOMAS:

    En casi todos los casos, la ingesta de un terrón
    de azúcar
    aliviará los síntomas en 10 ó 15 minutos.
    También se alivian los síntomas tomando un vaso de
    zumo de naranja, una bebida templada que contenga azúcar,
    un bombón o un trozo de pastel. Si los síntomas no
    desaparecen se debe consumir otra vez algo de comida dulce.
    Cuando los síntomas se hayan calmado, hay que consumir
    comida adicional para prevenir una recaída. Las reacciones
    de insulina suelen parecerse a los ataques de pánico.
    Analizar el azúcar en sangre antes de cada comida
    ayudará a determinar si se trata de una reacción de
    insulina o si es solamente la ansiedad lo que está
    causando los síntomas.

    En casi todos los casos, la ingesta de un terrón
    de azúcar aliviará los síntomas en 10
    ó 15 minutos. También se alivian los
    síntomas tomando un vaso de zumo de naranja, una bebida
    templada que contenga azúcar, un bombón o un trozo
    de pastel. Si los síntomas no desaparecen se debe consumir
    otra vez algo de comida dulce. Cuando los síntomas se
    hayan calmado, hay que consumir comida adicional para prevenir
    una recaída. Las reacciones de insulina suelen parecerse a
    los ataques de pánico. Analizar el azúcar en sangre
    antes de cada comida ayudará a determinar si se trata de
    una reacción de insulina o si es solamente la ansiedad lo
    que está causando los síntomas.

    ASISTENCIA URGENTE:

    La reacciones de insulina deben tomarse en serio. Si se
    reconocen los síntomas y se tratan pronto, desaparecen
    enseguida en la mayoría de los casos.

    De todas formas, si aparece inconsciencia será
    necesario administrar una inyección de glucagón
    subcutáneo o glucosa endovenosa.

     FINANCIACIÓN POR EL SISTEMA NACIONAL
    DE SALUD:

    Todas las insulinas son prescribibles por Seguridad
    Social.

    En lo referente a los equipos de aplicación, las
    jeringuillas y agujas no pueden dispensarse a través de
    farmacias pero se distribuyen gratuitamente en centros de
    atención primaria y ambulatoria.

    Como regla general la SS no reembolsa bombas de insulina
    ni equipos de inyección tipo estilográfica. Algunas
    áreas de salud pueden hacerlo
    ocasionalmente, dependiendo de su disponibilidad presupuestaria.
    Las agujas de los equipos se pueden conseguir gratuitamente en
    centros de atención primaria.

    Los equipos de inyección en forma de jeringa
    precargada se consideran especialidades farmacéuticas y
    son prescribibles como tales. Las agujas adicionales se
    distribuyen gratuitamente en centros de atención
    primaria.

    Soto Ojeda Alvaro

    Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.

    Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

    Categorias
    Newsletter
    Comments
    All comments.
    Comments