Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Yo me puedo autosalvar




¿ Y usted..? Tambien

Monografía sobre la New Age

  1. Contexto en general
  2. ¿Que es la "New age" ?
  3. ¿Cómo se la define ?
  4. Visión gral. De la espiritualidad de la "Nueva era"
  5. Principios fundamentales del pensamiento de la "Nueva era"
  6. Cosmovisión de la nueva era en comparación con la cosmovisión cristiana de la Iglesia (valoración crítica)
  7. Algunos promotores de la nueva era
  8. Conclusión
  9. Bibliografía

Introducción

¿Qué es eso a lo que se refieren como New Age? ¿Se refiere a esa bebida alcohólica famosa, o a la música que recibe ese nombre? Mucho y poco sabemos sobre este término, y a simple vista suena tan corto como inofensivo. Pero... ¿será así?

Hace poco el Papa editó un documento en el cual se refiere a esto extraño llamado New Age, y muchos medios de comunicación ponían en sus titulares frases como "El Papa ataca y condena a la New Age", "Dura crítica del Papa a la New Age", etc. Después de todo, no parece tan sencillo como es, porque si lo incitó al Papa a editar un documento sobre esta corriente, y encima de eso los medios decían que en el documento el Papa condenaba a esta corriente, hay algo de fondo que no estamos entendiendo.

Vemos hoy en día en nuestra sociedad un contexto totalmente caótico, donde reina el "yo hago lo que se me antoje"; esto es, un asqueroso relativismo y subjetivismo en cuanto lo político, económico, cultural, moral y hasta religioso. Ya no hay leyes ni mandamientos que seguir, porque ya está fuera de moda; tampoco hay una preocupación por la vida ultraterrena, por lo que se trata de pasar lo mejor posible en esta vida terrena y haciendo lo que uno crea conveniente para alcanzar el Cielo(si es que lo hay).

Y en todo este contexto, entra nuestra famosa New Age que, además de impulsar esta nueva forma de pensar, pretende darle la solución al hombre alejándolo de la fe y la filosofía cristiana y haciéndole creer que su salvación está dentro de sí mismo(sumergiéndolo en un mundo lleno de fantasías e imaginación). Y está tan instaurado en la sociedad, que hoy por hoy no hay ningún aspecto de nuestra vida que no ha sentido sus efectos de alguna forma (y sin embargo no nos hemos dado cuenta).

Como católico argentino y evangelizador de la Iglesia, me vi en la necesidad y obligación moral de estudiar este fenómeno a través de esta monografía. En ésta, trataré todos los aspectos filosóficos del tema, sus repercusiones en el pensamiento y actitud del hombre, sus contrastes o sus semejanzas con la filosofía realista-cristiana; pero por sobre todo, aclarar esa confusión suscitada hoy día entre los fieles para encontrar su verdadero camino de salvación (pues hoy día tampoco lo podemos distinguir ) y comprobar si es así de fácil que "ME PUEDO SALVAR (O AUTOSALVAR) ,COMO ME LO PROPONE LA NEW AGE".

CONTEXTO EN GENERAL

El hombre, cuando sufre la caída y el desorden de su naturaleza a causa del pecado original, desde entonces ha vivido preguntándose qué es el hombre mismo, para qué vive, de dónde viene y hacia dónde va.

En este contexto histórico-filosófico, como consecuencia de la búsqueda de poder satisfacer sus inquietudes espirituales (la de conocer su origen y su destino, y la problemática del vivir), surge la "CULTURA" como la manifestación de las facultades más elevadas (las espirituales) del hombre en relación con sus semejantes y el medio que lo rodea; de ésta surgen las diferentes tradiciones, ritos y costumbres que reflejan el pensamiento de un determinado grupo humano, en una geografía, historia y contexto mundial determinados.

Y a lo largo de milenios, el hombre ha buscado la respuesta a sus inquietudes en las distintas manifestaciones culturales, corrientes filosóficas y/o pensadores. De todas éstas, sólo la "FE" fue capaz de responderle al hombre sus inquietudes de origen, sentido y destino; pues ésta tiene más certeza que la razón humana a la hora de comprender el misterio y la trascendencia del hombre (ya que la Fe proviene de la inteligencia divina y perfecta, mientras que la razón proviene de la inteligencia humana y limitada). Concretamente, es la Iglesia Católica la que, a través de la enseñanza del Magisterio de la Iglesia, nos ofrece una visión amplia y certera de las cuestiones antropo-filosóficas que atañe al hombre. Para ello se basa en la "filosofía aristotélica-tomista"(o también conocida como "realista") ,que concilia FE y RAZON y que utiliza la fe como virtud teologal infundida por Dios para comprender origen, destino y sentido de la vida del hombre(que son sus verdaderas inquietudes); y lo hace a través de una "cultura cristiana católica" que logra la síntesis entre FE y CULTUR.A.

Sin embargo, con el transcurrir de la historia, el hombre quiso buscar la respuesta a sus inquietudes en otros caminos(como por ejemplo, a través de las manifestaciones culturales, corrientes filosóficas y/o pensadores). Y todas estas respuestas, siempre desacertadas, nunca le han podido responder al hombre, de manera racional y completa, su inquietud y deseo espiritual de saber quién es y hacia dónde va (y si lo hicieron, nunca llegaron a satisfacer esa inquietud al hombre, pues todavía sigue haciéndose la misma pregunta ).

Y así es: actualmente el hombre moderno sigue buscando esa respuesta. No se ha satisfecho con el camino que ofrece la filosofía cristiana-realista(que es la aristotélica-tomista), y por ello ha querido saciar sus respuestas en corrientes filosóficas que han influido notablemente en el pensamiento y obrar de las sociedades y del mundo. Corrientes filosóficas que, en general, se alejan de la verdadera FILOSOFIA (entendida ésta como aquella que da la última respuesta en el orden de lo racionalmente posible, o sea, en el orden natural), e incluso llegan a rechazar la fe cristiana, impidiendo así la síntesis entre FE y CULTURA(síntesis de la cual el hombre es protagonista, y a su vez, le permite dar la respuesta a su eterna problemática: la de vivir y salvarse).

Una de las corrientes filosófica-espirituales más moderna y tan instaurada en el mundo que impide la síntesis entre fe y cultura es el "MOVIMIENTO DE LA NEW AGE o NUEVA ERA". A continuación haremos un estudio sobre este movimiento tratando de comprender qué es realmente y por qué es tan alarmante.

¿ QUE ES LA "NEW AGE" ?

ORIGEN

La New Age es una variante contemporánea del esoterismo occidental, que se remonta a los grupos gnósticos surgidos en los primeros tiempos del cristianismo (el cual los Padres de la Iglesia lucharon constantemente contra éste, por cuanto se oponía a la fe) y que se afianzaron en la época del Renacimiento y de la Reforma en Europa. Este gnosticismo se fue desarrollando junto con las nuevas visiones científicas del mundo y adquirió una justificación racional a lo largo de los siglos XVIII y XIX: implicaba un progresivo rechazo del Dios personal y se fue centrando en otras entidades que en el cristianismo tradicional figuraban como intermediarias entre Dios y la humanidad, con adaptaciones cada vez más originales de las mismas, e incluso añadiendo otras(una poderosa corriente de la cultura occidental moderna que ha contribuido a difundir las ideas de la Nueva Era es la aceptación general de la teoría evolucionista de Darwin). Esto, junto con una atención centrada en los poderes o fuerzas espirituales ocultas de la naturaleza, ha sido la columna vertebral de lo que hoy se conoce como teoría de la Nueva Era. (EN EL PUNTO MAS ADELANTE DE "PRINCIPIOS FUNDAMENTALES...", PAG. 17, ACLARAREMOS UN POCO MAS SOBRE EL ORIGEN)

"¿POR QUÉ ATRAJO TANTO?"

DIFUSION E INSTAURACION EN LA SOCIEDAD

El crecimiento y la difusión del relativismo, junto con una antipatía o indiferencia hacia la fe cristiana, han configurado al hombre occidental moderno de tal manera que dejaron allanado el camino para que la Nueva Era surja como un intento de respuesta que pretende saciar el apetito espiritual del hombre: su anhelo de felicidad, sentido y trascendencia.

Este hombre occidental moderno presenta ciertas características que han dejado bien preparado el camino para el resurgimiento de la Nueva Era. Se dice que éste "vacila entre la certeza y la incertidumbre, especialmente en lo que se refiere a su identidad". Otros dicen que la religión cristiana es patriarcal y autoritaria, que las instituciones políticas son incapaces de mejorar el mundo y que la medicina tradicional es sencillamente incapaz de curar eficazmente a las personas. De esta manera se ha creado un clima en el que las personas dirigen su mirada hacia el interior, hacía sí mismas, en busca de sentido y de fuerza ( pues los elementos centrales de la sociedad se perciban actualmente como indignos de confianza o carentes de verdadera autoridad); hay también una búsqueda de instituciones alternativas que se espera puedan responder a sus necesidades más profundas. La vida caótica de las comunidades alternativas de los años setenta ha ido dando paso a una búsqueda de disciplina y de estructuras, que son claramente los elementos clave de los movimientos "místicos" inmensamente populares(en este sentido la Nueva Era resulta atractiva sobre todo porque mucho de lo que ofrece sacia el hambre que con frecuencia las instituciones oficiales dejan insatisfecha).

Así, al sentir cada vez menos la necesidad de "pertenecer" a las instituciones (pese a lo cual, la soledad sigue siendo en gran medida un azote de la vida moderna) y no inclinarse a dar a las opiniones « oficiales » mayor valor que a las suyas propias, se genera un culto a la humanidad en donde la religión se interioriza y se va preparando el terreno para una celebración de la sacralidad del yo.

En síntesis, en la cultura occidental es muy fuerte el atractivo de los enfoques "alternativos" a la espiritualidad. Y justamente lo que conduce una persona a la Nueva Era es la búsqueda de un anhelo auténtico: la de una espiritualidad más profunda, de algo que les toque el corazón, de un modo de hallar sentido a un mundo confuso y a menudo alienante; atrae a personas imbuidas de los valores de la cultura moderna(donde la libertad, la autosuficiencia y otras cosas por el estilo se consideran sagradas); atrae a quienes tienen problemas con estructuras de tipo patriarcal. "No requiere más fe o más creencia que la necesaria para ir al cine", y sin embargo pretende saciar el apetito espiritual del hombre.

La existencia misma del pensamiento y la práctica de la Nueva Era, así como su vitalidad, dan testimonio del insaciable anhelo del espíritu humano en pos de la trascendencia y del sentido religioso, algo que no es sólo un fenómeno cultural contemporáneo, sino que ya se manifestaba en el mundo antiguo, tanto cristiano como pagano.

¿CÓMO SE LA DEFINE ?

CLASIFICACION Y DEFINICION DE LA "NUEVA ERA"

El Papa Juan Pablo II, en un libro suyo, hace un intento de definición: "El renacimiento de las antiguas ideas gnósticas se dan en la forma de la llamada New Age. No debemos engañarnos pensando que ese movimiento pueda llevar a una renovación de la religión. Es solamente un nuevo modo de practicar la gnosis, es decir, esa postura del espíritu que, en nombre de un profundo conocimiento de Dios, acaba por tergiversar Su Palabra sustituyéndola por palabras que son solamente humanas. La gnosis no ha desaparecido nunca del ámbito del cristianismo, sino que ha convivido siempre con él, a veces bajo la forma de corrientes filosóficas, más a menudo con modalidades religiosas o pararreligiosas, con una decidida aunque a veces no declarada divergencia con lo que es esencialmente cristiano".

La Nueva Era no es un "Nuevo Movimiento Religioso", ni lo que se da a entender como "culto" o "secta"; tampoco podemos decir que es una "religión" en el sentido estricto de la palabra(aunque no se niega su carácter genuino de la búsqueda del sentido de la vida) ya que en el corazón de la Nueva Era está la creencia de que la época de las religiones particulares ha pasado, por lo que referirse a ella como a una religión sería contradecir su propia naturaleza.

Podemos decir entonces que se trata de un "movimiento" en cuanto que es una estructura sincretista que incorpora muchos elementos de diversas culturas, y en donde gran cantidad de personas que están vinculadas a los objetivos fundamentales de este movimiento, se vinculan de manera diferente a éste (incluso las tendencias, prácticas y actitudes más o menos vinculadas la Nueva Era, en realidad son parte de una reacción más amplia, fácilmente identificable, frente a la cultura dominante).

Algunos libros la califican como un "movimiento universal (porque pretende extenderse a todo el mundo) y sociocultural(porque es considerada una nueva forma de pensar) muy amplio y difuso (en el sentido de que abarca diversas culturas y fenómenos como la música, cine, retiros,etc.) cuyo nombre surge de una concepción astrológica de la historia y, en consecuencia, con altos contenidos gnósticos y esotéricos. Del mismo participan diversos grupos y organizaciones , muchos de ellos de características sectarias.Sin embargo, la New Age no es una secta estructurada, no tiene líderes declarados, ni dogmas, ni estructuras" .

¿A QUE SE REFIERE CON "NUEVA ERA"?

Para muchos, el término « Nueva Era » se refiere a un momento decisivo de la historia (pues éste movimiento es uno de los muchos intentos de dar sentido a este momento histórico con que la cultura, especialmente la occidental, se ve bombardeada). Según los astrólogos, vivimos en la Era de Piscis, que ha estado dominada por el cristianismo y que será reemplazada por la Nueva Era astrológica de Acuario a comienzos del tercer milenio. La Era de Acuario adquiere una enorme importancia en el movimiento de la Nueva Era, en gran medida a causa del influjo de la teosofía, el espiritismo y la antroposofía, así como de sus antecedentes esotéricos (hay quienes desean el cambio del mundo en cuanto al modo de relacionarnos con el mundo).

La Nueva Era es una tradición amplia, que incorpora muchas ideas sin vinculación explícita con el cambio de la Era de Piscis a la Era de Acuario. Entre ellas hay visiones moderadas de un futuro en el que habrá una espiritualidad planetaria junto a las religiones individuales, instituciones políticas planetarias que complementarán las locales, entidades económicas globales más participativas y democráticas, una mayor importancia de las comunicaciones y la educación, un enfoque mixto de la salud que combinará la medicina profesional y la auto-curación, y formas de integrar la ciencia, la mística, la tecnología y la ecología. Una vez más, esto demuestra el profundo deseo de una existencia satisfactoria y saludable para la raza humana y para el planeta.

Entre las tradiciones que confluyen en la Nueva Era pueden contarse: las antiguas prácticas ocultas de Egipto, la cábala, el gnosticismo cristiano primitivo, el sufismo, las tradiciones de los druidas, el cristianismo celta, la alquimia medieval, el hermetismo renacentista, el budismo zen, el yoga, etc.

En esto consiste lo "nuevo" de la "Nueva" Era. Es un "sincretismo de elementos esotéricos y seculares". Se vincula a la percepción, ampliamente difundida, de que el tiempo está maduro para un cambio fundamental de los individuos, la sociedad y el mundo. Hay varias expresiones de la necesidad de cambio:

– de la física mecanicista de Newton a la física cuántica;

– de la exaltación de la razón de la modernidad a una valoración del sentimiento, la emoción y la experiencia (descrita a menudo como un desplazamiento del pensamiento racional del « cerebro izquierdo » al pensamiento intuitivo del « cerebro derecho »);

– de un dominio de la masculinidad y el patriarcado, a una celebración de la feminidad en los individuos y en la sociedad.

El rechazo a la modernidad, unido a este deseo de cambio, no es nuevo. Más bien puede describirse como "un restablecimiento moderno de las religiones paganas con una mezcla de influjos tanto de las religiones orientales como de la psicología, la filosofía, la ciencia y la contracultura modernas, desarrolladas en los años cincuenta y sesenta". La Nueva Era no es sino un testigo de una revolución cultural, una reacción compleja frente a las ideas y valores dominantes en la cultura occidental.

EL PROCESO DE PENETRACIÓN DE LA NUEVA ERA

"Ya en 1986 un reportaje del New York Times dice que todo ha sido influido por el New Age: la educación, la salud, el arte, la economía, la gerencia, el gobierno, la ciencia, el entretenimiento y ... la religión".

En el área religiosa hay gente muy comprometida, muy cristiana, que inocentemente han ido "anexando" (así comienza la participación: agregando) a sus creencias y prácticas de siempre, teorías y prácticas de la New Age. Por ejemplo, una muy difundida y anexada por muchos es la creencia en la reencarnación, que analizaremos más adelante.

Los propulsores de la New Age no van directamente contra las creencias cristianas: aparentemente las aceptan, se muestran muy abiertos al principio, todas las religiones son aceptadas(esto es más que obvio pues la Teosofía, que es la matriz del pensamineto de la New Age, se basa en la igualdad de las religiones para luego tratar de establecer la religión única).

Los que están promoviendo la New Age usan terminología de la Biblia, del cristianismo y hasta mencionan actividades de la Iglesia, para confundir, engañar y atraer a los creyentes.

¿Cómo ha sido el proceso de penetración del New Age?

Al pasar la humanidad de una concepción teo-céntrica del mundo, en la cual Dios era el centro, a una concepción antropo-céntrica, en la que el hombre se convierte en el centro, se fueron introduciendo cambios en los conceptos de la fe, en las normas morales, en las actitudes y valores, en las formas de vida y costumbres de las personas. Aunque estos cambios se han venido sucediendo paulatinamente desde el Renacimiento, no hay duda que es en este siglo, cuando se van dando las condiciones que hacen posible la penetración franca y más generalizada de los errores de la New Age.

Penetración literaria

En 1976 sale el bestseller "Juan Salvador Gaviota" de Richard Bach, publicación que es dictada por un espíritu. Este fue el lanzamiento de la literatura "canalizada" por espíritus. Este relato aparentemente inocuo e idealista traía la semilla de la New Age. Se vendieron en poco tiempo 25 millones de ejemplares. Posteriormente sale "Las Enseñanzas del Don Juan" de Carlos Castañeda, el mayor exponente de la hechicería.

"Hoy en día la literatura New Age es excesiva; para 1991, sólo en EE.UU., había 2,500 librerías especializadas, sin contar las secciones New Age en todas las librerías, con 25,000 títulos en circulación y creciendo vertiginosamente, convirtiéndose este renglón en fuente de "grandes lucros", según reseña el diario "Jornal do Brasil" en Enero de 1995".

Penetración audiovisual

Son evidentes en películas, videos, juegos de vídeo, música y también en libros y revistas las siguientes influencias: gusto por el terror, por lo imaginario y fantasioso, por lo cósmico-mágico, lo feo y monstruoso, experiencias extra-sensoriales, poderes parasicológicos como la telepatía, comunicación con espíritus a través de juegos como la Ouija; viajes al más allá, talismanes, brujería, hechicería, etc. ... y hasta lo expresamente satánico. Las películas satánicas abundan y se transmiten frecuentemente por la televisión.

Penetración en la música

La llamada "Música New Age", con la repetición de sonidos en secuencias alternadas está realizada para crear atmósferas que lleven al oyente a un estado de relajación que favorezca la alteración de los estados de conciencia.

Se llama así porque se inspira en algunos temas de gran interés para la Nueva Era: la naturaleza, las religiones de los pueblos antiguos, las culturas orientales, etc... Suele ser música instrumental, mezclada con sonidos naturales, a veces muy repetitiva, otras veces sin melodía ninguna

La música "nueva era" es como cualquier otra música: una combinación de sonidos más o menos agradable al oído. Lo que podría hacerla 'mala' sería algún contenido dañoso (la letra) o algún uso irresponsable de la música (v.g. para ayudar inducir un estado alterado de conciencia; para provocar sentimientos negativos, etc.).

Drogas

En la New Age las drogas son usadas, más que todo, como un medio para lograr, a través de la alteración de los estados de conciencia y de la manipulación del sistema nervioso, supuestas experiencias divinizantes.

Descrédito progresivo de la moral y la ley de Dios

Esta es una forma de penetración evidente en todos los sectores de la sociedad, a través de los medios de comunicación, tanto en programas de ficción (novelas, películas) como en las de no-ficción (programas de opinión, científicos, etc.).

VISION GRAL. DE LA ESPIRITUALIDAD DE LA "NUEVA ERA"

Si bien hemos aclarado anteriormente por qué no consideramos una religión a la Nueva Era, no podemos dejar de lado la religiosidad y espiritualidad de ésta; ya que la Nueva Era es con frecuencia una respuesta a las preguntas y necesidades religiosas sobre el significado y sentido de la vida (motivo por el cual ejerce su atracción sobre tantas personas que buscan descubrir una dimensión religiosa en su vida).

A continuación trataré de dejar bien en claro cuáles son los elementos del desarrollo de la tradición de la Nueva Era, para luego analizar críticamente la contradicción que tiene con la doctrina y espiritualidad cristianas (pues más adelante veremos cómo la esencia de la Nueva Era rompe con los límites de la razón humana, llevando todo a lo irracional).

¿QUÉ PRETENDE OFRECER LA NUEVA ERA?

1. Encantamiento: tiene que haber un ángel

Uno de los elementos más comunes de la espiritualidad de la Nueva Era es la fascinación por las manifestaciones extraordinarias y en particular por los seres paranormales. Las personas reconocidas como médiums aseguran que su personalidad es poseída por otra entidad durante el trance, un fenómeno de la Nueva Era conocido como "channeling" (canalización), en el cual el médium puede perder el control de su cuerpo y de sus facultades. Algunas personas que han sido testigos de estos acontecimientos no dudarían en admitir que las manifestaciones son efectivamente espirituales, pero no proceden de Dios(a pesar del lenguaje de amor y luz que suele usarse casi siempre...) Probablemente sea más correcto referirse a ello como a una forma contemporánea de espiritismo, más que a una espiritualidad en sentido estricto. Otros amigos y consejeros del mundo del espíritu son los ángeles (que se han convertido en centro de un nuevo negocio de libros e imágenes). Cuando en la Nueva Era se habla de ángeles, se hace de manera poco sistemática, pues las distinciones en este ámbito no siempre se consideran útiles, sobre todo si son demasiado precisas, ya que, según ellos, "hay muchos niveles de guías, entidades, energías y seres en cada octava del universo, y que están allí para que los escojas y elijas". Estos seres espirituales a veces son invocados de manera "no religiosa" como una ayuda para la relajación, con vistas a mejorar la toma de decisiones y el control de la propia vida personal y profesional. Otra experiencia de la Nueva Era, que aseguran poseer algunos que se autodefinen como "místicos", consiste en la fusión con algunos espíritus que enseñan a través de personas concretas. Algunos espíritus de la naturaleza son descritos como energías potentes que existen en el mundo natural y también en los "niveles interiores": es decir, aquellos a los que se accede mediante el uso de rituales, drogas y otras técnicas para alcanzar estados de conciencia alterados. Está claro que, al menos en teoría, la Nueva Era a menudo no reconoce ninguna autoridad espiritual más allá de la experiencia personal interior.

2. Armonía y comprensión: buenas vibraciones (buenas ondas)

Fenómenos tan diversos como el Feng Shui y el Jardín de Findhorn representan una diversidad de estilos que ilustran la importancia de estar en sintonía con la naturaleza y el cosmos. En la Nueva Era no existe distinción entre el bien y el mal. Las acciones humanas son fruto de la iluminación o de la ignorancia. De aquí que no podamos condenar a nadie, y que nadie tenga necesidad de perdón. Creer en la existencia del mal sólo puede crear negatividad y temor. La respuesta a la negatividad es el amor. Pero no del tipo que tiene que traducirse en acciones; es más una cuestión de actitudes de la mente. El amor es energía, una vibración de alta frecuencia; el secreto de la felicidad y de la salud consiste en sintonizar con la gran cadena del ser, de encontrar el propio puesto en ella. Los maestros y las terapias de la Nueva Era afirman ofrecer la clave para encontrar las correspondencias entre todos los elementos del universo, de modo que uno pueda modular la tonalidad de su vida y estar en armonía absoluta con los demás y con cuanto lo rodea, si bien el trasfondo teórico varía de uno a otro.

3. Salud: una vida dorada

La medicina formal (alopática) tiende en la actualidad a limitarse a curar dolencias aisladas, concretas, y no logra una visión de conjunto de la salud de la persona: esto ha provocado frecuentemente una comprensible insatisfacción. La popularidad de las terapias alternativas ha aumentado enormemente porque aseguran abarcar a la persona en su totalidad y se dedican a sanar más que a curar. Como es sabido, la sanidad holística se centra en el importante papel que desempeña la mente en la curación física. Se dice que la conexión entre los aspectos espirituales y físicos de la persona se encuentra en el sistema inmunológico. Desde la perspectiva de la Nueva Era, la enfermedad y el sufrimiento proceden de una actuación contra la naturaleza. Cuando se está en sintonía con la naturaleza, cabe esperar una vida más saludable e incluso una prosperidad material. Según algunos sanadores de la Nueva Era, en realidad no tendríamos por qué morir. El desarrollo de nuestro potencial humano nos pondrá en contacto con nuestra divinidad interior y con aquellas partes de nuestro yo alienadas o suprimidas. Esto se revela sobre todo en los Estados de Conciencia Alterados (Alterated States of Consciuousness, ASCs), inducidos por las drogas o por diversas técnicas de expansión de la mente. Se suele considerar al chamán como el especialista de los estados de conciencia alterados, como aquel que es capaz de mediar entre los reinos transpersonales de los dioses y los espíritus y el mundo de los humanos.

Hay una notable variedad de enfoques que promueven la salud holística, derivados unos de antiguas tradiciones cultural durante los años 1960-1970. La publicidad relacionada con la Nueva Era cubre un amplio espectro de prácticas, tales como la acupuntura, la quiropráctica(método de tratamiento de los dolores raquídeos por manipulación vertebral), la kinesiología, la homeopatía, la iridología(método de tratamiento del iris del ojo), el masaje, reflexología, la meditación(o más conocido como "yoga") y la visualización, las terapias nutricionales, sanación psíquica, varios tipos de medicina a base de hierbas, la sanación mediante cristales (cristaloterapia), metales (metaloterapia), música (musicoterapia) o colores (cromoterapia), y, por último los programas en doce pasos y los grupos de auto-ayuda. Se dice que la fuente de la sanación está dentro de nosotros mismos, que la podemos alcanzar cuando estamos en contacto con nuestra energía interior o con la energía cósmica.

En cuanto la salud incluye la prolongación de la vida, nos detendremos ahora para hablar sobre uno de los puntos que sustente la Nueva Era, que es la "REENCARNACION". En un principio, y según la tradición oriental, la reencarnación formaba parte del pensamiento cíclico hindú, basada en el atman o núcleo divino de la personalidad (más tarde, el concepto de jiva), que se trasladaba de cuerpo a cuerpo en un ciclo de sufrimiento (samsara), determinado por la ley del karma, vinculado al comportamiento en las vidas pasadas; la esperanza estribaba en la posibilidad de nacer en un estado mejor o, definitivamente, en la liberación de la necesidad de volver a nacer(a diferencia de la mayoría de las tradiciones budistas, lo que vaga de cuerpo en cuerpo no es un alma, sino un contínuum de conciencia). Siglos después, en occidente, la reencarnación se ha entendido de manera mucho más optimista, como un proceso de aprendizaje y de realización individual progresiva(que es la forma en que lo ve la Nueva Era):el alma se separa del cuerpo y los individuos pueden volver la mirada hacia toda su vida hasta ese instante, y cuando el alma se une a su nuevo cuerpo se obtiene una visión anticipada de la siguiente fase de la vida. Uno puede acceder a sus vidas anteriores mediante los sueños y las técnicas de meditación por medio de las llamadas "terapias reencarnacionistas".

4. Totalidad: un viaje mágico al misterio

Una de las preocupaciones centrales del movimiento Nueva Era es la búsqueda de "totalidad". Invita a superar todas las formas de "dualismo", ya que dichas divisiones son un producto insalubre de un pasado menos iluminado. Las divisiones que según los promotores de la Nueva Era se deben superar, incluyen la diferencia real entre el Creador y la creación, la distinción real entre el hombre y la naturaleza o entre el espíritu y la materia, todas las cuales son consideradas erróneamente como formas de dualismo. Se da por supuesto que estas tendencias dualistas están basadas en definitiva en las raíces judeocristianas de la civilización occidental, cuando en realidad sería más acertado vincularlas al gnosticismo(como lo aclaramos en el principio), y en particular al maniqueísmo. A la revolución científica y al espíritu del racionalismo moderno se los considera culpables especialmente de la tendencia a la fragmentación que considera las unidades orgánicas como mecanismos reducibles a sus componentes más pequeños, que pueden explicarse a continuación en función de estos últimos, así como de la tendencia a reducir el espíritu a la materia, de manera que la realidad espiritual –incluyendo el alma– se convierte en mero "epifenómeno" contingente de procesos esencialmente materiales. En todas estas áreas, las alternativas de la Nueva Era reciben el apelativo de "holísticas". El holismo impregna todo el movimiento Nueva Era, desde su interés por la salud holística hasta la búsqueda de la conciencia unitiva, y desde la sensibilidad ecológica hasta la idea de un "entramado" global.

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DEL PENSAMIENTO DE LA "NUEVA ERA"

Ya hemos aclarado al principio del trabajo que la Nueva Era surge como un intento de respuesta al contexto histórico-mundial en que se desarrollaban los años ´50 y ´60. Contexto en donde la gente se sentía insegura sobre su sentido existencial de la vida, sumado a las guerras, pobreza y enfermedades mortales que caracterizaban la época; el hombre sueña con un mundo feliz y perfecto, que ni la ciencia ni la técnica pueden darle solución.

Y es así como se va formando poco a poco una ola cultural-filosófica-religiosa que pretende reaccionar contra el presente estado de la humanidad y empujarla hacia una nueva conciencia, hacia una nueva forma de ser espiritual: la Nueva Era (New Age).Una corriente que, hoy por hoy, no hay ningún aspecto de nuestra vida que no ha sentido sus efectos de alguna forma.

Pensemos un minuto estos tres ejemplos:

-Marilú estaba preocupada: últimamente tenía fuertes pleitos con su marido, se desesperaba fácilmente con sus hijos, pasaba por ratos de depresión; hasta que un día vio la promoción de una organización que prometía volverle las riendas de su propia vida. Fue, y le hicieron una entrevista: le detectaron cantidad de fuerzas negativas y le lanzaron a un programa que le aseguraba el despeje de todo lo que le molestaba...y luego otro programa, y otro y otro... Marilú terminó medio convencida de que ella era la dueña absoluta de su mundo y que la verdad era sólo lo que ella veía y pensaba. No es que hayan desaparecido sus problemas, sino que ya no se da cuenta de ellos.

- A Yolanda le encantaba aquel señor simpático de la tele que hablaba de puras cosas de la magia, de la energía y de las fuerzas secretas de la mente. No se lo creía todo, pero como que era muy bonito imaginárselo así. Un domingo en el programa se presentó una señora que dice que ella veía el ángel de la guarda de las personas y que podía decirle cómo se llamaba y de qué color era. Enseguida Yolanda le fue a consultar y, por sólo 80 pesos (¡!), la señora le contó que su ángel era alto, guapo y de color verde claro. Ahora Yolanda va por ahí platicando con él y hasta cree verlo y sentir su presencia. Su familia está preocupada y teme que se le haya fundido un chip.

- Ulises está perdido gracias a su maestro de historia. El profe es 'metafísico' y trae unos rollos alucinantes. Según él, todas esas figuras de la historia: Alejandro Magno, Cesar Augusto, Napoleón, Benito Juárez y Gorbachov no son más que el mismo "ser iluminado" que vuelve una y otra vez a dirigir a los hombres. Ulises se sorprendió cuando éste dijo que los grandes hombres de la religión (Buda, Quetzacoatl, Jesús, Ghandi, etc...) eran el mismo y enseñaban la misma doctrina. A Ulises eso le movió las neuronas. Pero como nadie supo aclararle su duda, ahí la lleva arrastrando todavía. Ahora siempre que se ve en el espejo se le ocurre una pregunta: "¿ Yo soy también materia reciclada?"

Es notoria la influencia que tiene la New Age sobre las personas, y muchas de las veces nos pasa a nosotros mismos sin darnos cuenta(de allí la importancia de este estudio y del peligro que estamos dejando avanzar).

Las ideas y prácticas que la constituyen son muy difíciles de enumerar, pues no tiene la New Age una identidad definida, sino muchas fachadas; fachadas variables y confusas. Da la impresión de no constituir un movimiento unido, organizado, estructurado: se presenta como una serie de ideas, creencias, prácticas aparentemente aisladas e inconexas, sin un fin y una organización definidos... simplemente como una moda. Además tiene una capacidad de mutación realmente asombrosa y una gran variabilidad: ha venido surgiendo a cada paso con nuevas cosas, nuevas ideas

De allí la dificultad en descifrarlo, dividirlo, descomponerlo, definirlo. Haremos un magnánimo intento.

ORIGEN HISTORICO

Helena Blavatsky (una rusa espiritista, quien dice haber recibido sus enseñanzas de unos "seres espirituales especiales") funda en 1875 en New York la "Sociedad Teosófica", junto a Charles Sotheran (uno de los jefes de la Masonería en E.E.U.U.), el cnel. Henry Steele Olcott (masón), George Felt (de la Hermandad Hermética de Luxor, también masónica) y William Judge. "Esta Sociedad tenía 3 objetivos principales: Formar un núcleo de la Fraternidad Universal de la Humanidad, sin distinción de raza, credo o color;

Promover el estudio comparativo de la religión, la filosofía y la ciencia; e Investigar las leyes desconocidas de la Naturaleza y los poderes latentes del hombre".

Un componente destacado de los escritos de Madame Blavatsky era la emancipación de la mujer, lo cual implicaba un ataque contra el Dios "masculino" del judaísmo, del cristianismo y del Islam. Invitaba a volver a la diosa madre del hinduismo y a la práctica de las virtudes femeninas. Esta ideas continuaron bajo la guía de Annie Besant, que se hallaba en la vanguardia del movimiento feminista (en la actualidad, la Wicca y la espiritualidad de las mujeres continúan esta lucha contra el cristianismo "patriarcal") .

En su obra "La conspiración del Acuario", Marilyn Ferguson (miembro de la Sociedad y gran exponenete de la New Age) dedicó un capítulo a los precursores de la Era de Acuario, en los que aparecían mencionados el psicólogo americano William James y el psiquiatra suizo Carl Gustav Jung (según Wouter Hanegraaff, ambos personajes contribuyeron a la "sacralización de la psicología", que se ha convertido en un elemento fundamental del pensamiento y de la práctica de la Nueva Era).

Otra de sus miembros fue Alice Bailey (1880-1949), escritora inglesa radicada en USA y considerada la "suma sacerdotisa" de la Sociedad Teosófica; es ella quien difunde la expresión "New Age" y funda el grupo teosófico "Escuela Arcana" con muchas ideas de la Sociedad Teosófica. Ya lo menciona el prof. Juan Carlos Bilyk: "Bailey menciona la "nueva era" en su libro "El retorno de Cristo" (1948), pretendiendo instaurar una nueva religión, basada en el regreso de Cristo, no como Hijo de Dios, sino como uno de los siete Maestros del universo (de los cuales Jesús es sólo uno de ellos, siendo el superior de los siete magníficos el llamado Maitreya)". Fija Bailey además, como fecha de dicho regreso, el inicio de la Era de Acuario (los astrólogos creen que la humanidad está por pasar de una era signada por la violencia y el odio e identificada con el cristianismo —la era de Piscis—, a otra en donde reinará la paz y la armonía —la era de Acuario—, y de ahí también la denominación "Nueva Era"—). Posteriormente en la década del 70 del siglo XX, en California (EE.UU., la "Nueva Tierra Prometida" según los adeptos a esta nueva escuela), comienzan a desarrollar sus ideas los técnicos principales de este modelo de religión atea, sobre todo Marilyn Ferguson, autora de "La Conspiración de Acuario", que se transformara en el libro de cabecera de los acólitos de la Nueva Era. A ello habría que sumarle el gran símbolo de este "movimiento", el conocido festival de Woodstock (Nueva York, 1969), y el musical "Hair", que expuso los principales temas de la Nueva Era en su canción emblemática "Aquarius".

El símbolo de Acuario, tomado de la mitología astrológica, llegó a convertirse en la expresión del deseo de un mundo radicalmente nuevo. Los dos centros que constituían el centro propulsor inicial de la Nueva Era (y que siguen siéndolo hasta cierto punto) eran la "Comunidad Jardín de Findhorn", en el nordeste de Escocia, y el "Centro para el Desarrollo del Potencial Humano de Esalen", en Big Sur, California(USA). Sin embargo, lo que más alimenta la difusión de la Nueva Era es el desarrollo de una progresiva conciencia global y la percepción creciente de una crisis ecológica inminente.

Después de este sucinto análisis histórico podemos concluir lo siguiente: la Masonería da origen a la Sociedad Teosófica por medio del Espiritismo y en contacto con el Paganismo Oriental(pues Bailey también tenía ciertas creencias y tradiciones de las religiones orientales -con su secuela de la inexistencia del pecado y de Dios, y con la posibilidad atrayente de la reencarnación para lo autopurificación-), saliendo como cría de todo eso la NEW AGE.

MATRIZ DEL PENSAMIENTO DE LA NUEVA ERA

Ya hablamos sobre su origen histórico, y ahora deberíamos hablar sobre los pilares que sustentan la Nueva Era.

La mejor forma de descifrar la Nueva Era es estudiando la ideología que lo sustenta. Así vemos que, ante la dificultad de descomponerlo, de definirlo -pues reúne viejas y nuevas herejías y filosofías- , debemos revisar las herejías presentes a lo largo de la historia de la Iglesia para darnos cuenta de cómo esta conformada la Nueva Era. Es interesante observar que todas están interconectadas entre sí y se apoyan unas a otras:

  • Estoicismo: Tiene influjo principalmente en la New Age, por cuanto que toma de éste la existencia de una fuerza sobrenatural proveniente de la naturaleza( que el estoicismo la llama "Sabiduría Cósmica"), que es la que rige todo el universo.
  • Espiritismo: Ya hemos visto cómo la Nueva Era proviene principalmente del espiritismo(ahora llamado "canalización" y hasta "espiritualismo"), pero también lo incluye y lo fomenta. Este consiste en la comunicación con los espíritus de los muertos y de las instrucciones recibidas de éstos(concepción, por cierto, muy errónea, ya que la Teología ha estudiado que estas prácticas son de carácter satánico y la comunicación son con demonios o espíritus malignos o almas condenadas -por ende, son dictados y dictámenes provenientes del Demonio-).

Las actividades espiritistas están expresamente prohibidas en la Biblia: "Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. No sea hallado en ti quien haga pasar su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortilegio , ni hechicero, ni encantador, ni divino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios hecha las naciones delante de ti." (Deuteronomio 18, 9-12).

  • Gnosticismo (conocido actualmente como "Teosofía"): Herejía del siglo I, de la cual New Age toma la concepción del hombre como poseedor de un conocimiento visionario o místico que le es capaz de unirse al misterio divino(sea cual sea ese misterio divino). Algunos ven un renacer de las ideas gnósticas en gran parte del pensamiento de la Nueva Era; sin embargo, la acentuación del monismo e incluso del panteísmo típica de la Nueva Era lleva a algunos a utilizar el término "neo-gnosticismo" para distinguir la gnosis de la Nueva Era del gnosticismo antiguo.

En los primeros siglos del cristianismo, los Padres de la Iglesia lucharon contra el gnosticismo, por cuanto se oponía a la fe.

  • Relativismo: Una de las bases más sólidas de la New Age es su amplio relativismo por cuanto que no hay verdad absoluta, y sólo hay algo verdadero cuando hay consenso(esto es, cuando la mayoría piensa lo mismo, con la consecuencia de la mediocridad y el seguir a la masa) . Podemos decir que hay dos tipos de relativismo:

Tenemos por un lado el "relativismo moral", en la que la New Age descansa, pues ésta consiste en la negación de las premisas de la Ley Moral, llegándose al extremo de afirmarse que Dios incluye tanto el bien como el mal; no hay diferencia entre el bien y el mal, entre el vicio y la virtud. Todo depende de la opinión de cada persona: es bueno lo que a cada quien le plazca, y todo lo que haga es bueno(aunque sea malo).

Tenemos por el otro lado el "relativismo práctico y subjetivismo", considerado como la negación de la realidad (todo es apariencia o una impresión de la realidad), en el New Age se amplía uniéndose al subjetivismo. Esta dice que no hay una verdad ni tampoco una realidad; cada cual tiene la suya. De allí el gran auge de lo fantasioso y de lo imaginario ( ¿No es este pensamiento originario de la película "Matrix"?).

  • Esoterismo y Ocultismo: Estos son otras de las bases de la New Age, pues como dijimos anteriormente fue lo que le dio origen de mano de la masonería. Hoy día muchas variantes de la New Age utilizan este método que consiste en un conjunto de prácticas escondidas o secretas mediante las cuales se pretende llegar a la divinización de uno mismo y encontrar la "chispa divina" que hay dentro de cada uno(que se nutrirá también con el naturalismo)
  • Naturalismo o Desacralización: Corriente que influyó en millones de pensamientos filosóficos y sectas desde el siglo I (es la base del gnosticismo, del maniqueísmo, del protestantismo, e incluso del capitalismo y marxismo), pues tiende a la negación absoluta de Dios y el endiosamiento del hombre. Podríamos llegar a decir que es la raíz de la New Age (junto al gnosticismo, al relativismo y al sincretismo), puesto que toda su doctrina es puramente naturalista. Según la New Age, el hombre tiene las capacidades y fuerzas necesarias para poder salvarse por sus propios medios(sin intervención de fuerza sobrenatural externa alguna), ya que pueden alcanzar la perfección apoyados únicamente en sus fuerzas naturales: la inteligencia (racionalismo o gnosticismo antiguo), la voluntad (voluntarismo) y el trabajo eficiente (eficientismo). Al hombre del naturalismo le basta con esa felicidad que él podrá alcanzar con sus solas fuerzas y las de la sociedad, una felicidad en la tierra(y así renuncia conscientemente a su elevación al orden superior).

El naturalismo niega el Orden sobrenatural de la Gracia, la existencia del pecado original y echa por tierra la Encarnación Redentora ("naturalismo rígido"). Aunque también existe un naturalismo moderado que da primacía a las virtudes naturales, por encima de la Gracia santificante, llamando sobrenatural a lo natural, como si el hombre y la sociedad pudieran alcanzar la perfección apoyados únicamente en sus fuerzas naturales. Y así el hombre renuncia conscientemente a su elevación al orden superior. De esta manera el naturalismo, al mismo tiempo que se obstina en afirmar la dignidad de la naturaleza, frustra al hombre en su impulso hacia lo alto. Se dice que es la antítesis misma del cristianismo que busca divinizar al hombre con el auxilio del mismo Dios: busca quitarlo, y que el hombre divinice al hombre en el orden puramente temporal, con lo cual termina por animalizarlo.

  • Sincretismo (o aparente aceptación de todas las religiones): Nota característica de la New Age, en la que pretende la igualación de todas las religiones para que puedan ser una sola (La Biblia es uno más entre muchos libros sagrados, Jesús es un "profeta" más, igualado con Buda, Mahoma, Gandhi, Luther King); se supone que no va contra ninguna, pero tampoco acepta ninguna que no sea de las paganas: Hinduismo, Budismo, Zen, Taoísmo (introduce creencias paganas en las creencias de la fe cristiana).

El Card. Danneels dice que "el sincretismo es inevitable: se come mejor probando algo en todas las mesas, a la carta. ¡Qué importa en qué crea usted, siempre que lo haga sentir bien! Uno puede con total tranquilidad pertenecer a varias religiones: no hay contradicción alguna. La New Age practica la hospitalidad hacia todas las religiones [siempre y cuando no vengan con la pretensión de la existencia del Dios personal y trascendente]: es una suerte de super—religión que planea muy por encima de todo dogma, autoridad, clero y libros sagrados. Es el triunfo del «ecumenismo»: «¿Qué es pues la verdad? ¡Lo que es bueno para ustedes, eso es la verdad!». El principio será pues: «Sírvanse tranquilamente del cajón donde encuentren lo que buscan»". Y Juan Pablo II, quien en reiteradas oportunidades avisara sobre esta desviación del espíritu, alertó una vez sobre las pretensiones renovadoras de la New Age con las siguientes palabras: "No debemos engañarnos pensando que ese movimiento pueda llevar a una renovación de la religión. Es solamente un nuevo modo de practicar la gnosis, es decir, esa postura del espíritu que, en nombre de un «profundo conocimiento» de Dios, acaba por tergiversar Su Palabra sustituyéndola por palabras que son solamente humanas".

  • Materialismo y Hedonismo: Aunque las metas y métodos del New Age parecen ser muy espiritualistas, el móvil subyacente es eminentemente materialista (no de Dios) y hedonista (búsqueda del placer), pues se considera que la meta suprema del hombre es la satisfacción personal y el éxito.
  • Panteísmo: Según la New Age, todo es Dios: el hombre es parte de Dios, Dios y el mundo son(en última instancia) idénticos, Dios es la energía del universo; no es un ser con personalidad, no es un Dios personal, no es un Dios Persona. Por ende, si todo es dios, yo también soy Dios (tiene relación con el relativismo, naturalismo, sincretismo, y sobre todo, con el monismo).
  • Monismo: en esta concepción, todo es uno, todo es una misma cosa. Se relaciona con el Panteísmo en que no existe una distinción final entre Dios y el hombre, entre el Creador y la creación. Shirley McLaine trató con su canto ("yo soy dios, yo soy dios, yo soy dios") de aplicar el Panteísmo (todo es dios ... yo soy dios), en éste trata de aplicar el Monismo (todo es uno, todo es la misma cosa), a través del subjetivismo.
  • Budismo: Es una nueva forma de religiosidad pagana oriental proveniente del Hinduismo, pues según la leyenda, Buda, antes de llegar a la iluminación, fue un errante monje hindú. La Nueva Era toma muchas prácticas del Budismo, entre ellas las terapias reencarnacionistas(que ya hemos explicado en pág.15 y 14), el Quietismo, el Yoga, el Taoísmo/Zen, etc.
  • Quietismo: Es la búsqueda de una extrema pasividad espiritual que tiende a la destrucción del ser humano a través de una supuesta absorción en la divinidad. Es la raíz del Budismo, cuyo ideal es el estado de "nirvana", en el cual ya el hombre no tiene deseo, ni pasión, ni la "ilusión" del mundo exterior (tiene mucha relación con materialismo y el hedonismo).
  • Yoga: El yoga es una de las prácticas más comunes en la New Age. Este es, en su esencia, un ejercicio espiritual y corporal nacido de la espiritualidad hindú. Las posturas y ejercicios, aunque se presentan como un simple método, son inseparables de su sentido propio en el contexto del hinduismo(la palabra 'yoga' significa 'unión'. Habría que preguntarnos: ¿unión con qué?).
  • Taoísmo/Zen: Otra práctica de la New Age, el Zen es una forma de Budismo, cuya meta es llegar a un estado de conciencia en el cual "todo es uno" (Monismo). Dice un zenista: "Todo es uno, uno es nada, todo es nada..."
  • Integracionismo u Holismo: Este impregna todo el movimiento Nueva Era, desde su interés por la salud holística hasta la búsqueda de la conciencia unitiva, y desde la sensibilidad ecológica hasta la idea de un "entramado" global("Holos", del griego "total"). El Holismo da la idea de que todo está interconectado, que todas las cosas son interdependientes y deben ser consideradas "integralmente" o "holísticamente".
  • Astrología: Es una pseudo-ciencia que utiliza la New Age para descifrar la influencia determinante que supuestamente tienen los astros sobre los seres humanos.

La Astrología está prohibida en la Biblia (Deut.18,10). Además, las predicciones basadas en las influencias astrales niegan la libertad del hombre y pretenden limitar la Providencia de Dios, quien es el único que conoce el futuro.

  • Brujería, Hechicería, Fetichismo, Santería, etc: Muy conectadas con el espiritismo y esoterismo, Siempre han estado presentes en Latinoamérica y ahora revitalizadas y más difundidas a través del New Age.
  • La Brujería y la Hechicería incluyen ritos paganos para tratar de controlar el futuro y la vida de los demás, vengarse de los enemigos o protegerse de hechizos, intimidar a personas, lograr poder sobre otros, etc., y en esto puede llegarse a infligir enfermedades, peligro físico y, en general, circunstancias muy adversas para las víctimas. En esos medios se habla de la magia blanca, que supuestamente se hace para lograr un bien personal y de magia negra que se hace para causar daño. Es así como hechizo es a veces sinónimo de daño. En los países desarrollados, la Brujería (Witchcraft) es similar a la de los países latinoamericanos: una práctica ocultista en la que se usa la magia para adquirir conocimiento y tener el poder de controlar vidas, destinos, y aún el mundo. Sin embargo, esta diferencia es meramente formal, ya que aunque con la llamada magia blanca se persigue un supuesto bien, el trabajo o hechizo que se hace puede dañar a otro. Por eso debe quedar claro que toda magia es maligna y está igualmente condenada por Dios. La Brujería es maligna aunque con ella se busque lograr un supuesto bien, y hace daño a las personas que hacen uso de ella y a aquellas contra quienes de dirige.

La santería pretende fingir un culto católico, pero es una forma oculta de idolatría. Esta incluye rituales paganos como sacrificios de animales, sesiones adivinatorias, trances por posesión de espíritus malignos, etc. Es muy extendida en toda Latinoamérica, en USA y hasta en Europa; tiene equivalentes con ligeras variantes: el Voodoo, el Macumba, el Shangó, todas las cuales se derivan de ritos tribales africanos.

  • Búsqueda del Ecologismo: El ecologismo exagerado de la Nueva Era dice que la Tierra, Gaia, es nuestra madre, y que cada uno de nosotros es una neurona del sistema nervioso central de la tierra; por ello, el hombre vale lo mismo que una ballena o un monte o un árbol. Llega a considerar al hombre como el peor enemigo del planeta en vez de verle como su guardián y su dueño.

El verdadero ecologismo busca conservar el planeta y respetar todas las formas de vida, especialmente la vida humana que tiene un valor muy superior a todas las demás ya que el hombre fue hecho 'a imagen y semejanza de Dios.

A manera de conclusión o síntesis de las bases de la New Age, citaremos nuevamente al Card. Godfried Danneels quien, en una detallada investigación, dice que "la New Age es difícil de definir (...) es una nebulosa que contiene esoterismo y ocultismo, pensamiento mítico y mágico respecto de los secretos de la vida y una pizca de cristianismo, todo revuelto con ideas que proceden de la astrofísica (...) es una «espiritualidad» en sentido amplio, una espiritualidad sin Dios ni gracia". Adentrándose en el lío que representa, afirma que se funda sobre cuatro pilares (no los únicos, sino los principales): Una subestructura científica ("no es una ciencia, pero se apoya en leyes «científicas», aunque haya que ir a buscarlas a las estrellas (...) el éxito de la New Age se debe, en buena medida, a su pretensión de apoyarse en bases científicas"); las "religiones" orientales (con su secuela de la inexistencia del pecado y de Dios, y con la posibilidad atrayente de la reencarnación para lo autopurificación); la nueva psicología ("los argumentos sacados del repertorio psicológico son siempre recetas entre nuestros contemporáneos. Y este tipo de argumentos la New Age pretende tenerlos"); y finalmente la astrología —es decir, el esoterismo, las doctrinas secretas, el gnosticismo— ("la humanidad ha creído siempre que en alguna parte debían existir fuentes ocultas del conocimiento, caminos hacia la felicidad cerrados por los dioses con el fin de que los hombres no pudiesen acceder a ellos; esos conocimientos no son transmitidos más que a los iniciados, pero el que los posee tiene todo el poder").

El autor David Spangler, en su libro "Actualité des religions nº 8"(septiembre 1999, p. 43), hace una especie de resumen sobre las principales características de la visión de la Nueva Era, diciendo que es:

holística (globalizadora, porque sólo hay una energía-realidad)

ecológica (la Tierra, Gaia, es nuestra madre, cada uno de nosotros es una neurona del sistema nervioso central de la tierra)

andrógina (el arco iris y el Yin Yang son símbolos Nueva Era, que tienen que ver con la complementariedad de los contarios, especialmente lo masculino y lo femenino)

mística (que encuentra lo sacro en todas las cosas, en las más ordinarias)

planetaria (las personas deben estar, a la vez, enraizadas en su propia cultura y abiertas a la cultura universal, buscando amor, compasión, paz, y el establecimiento de un gobierno mundial).

COSMOVISIÓN DE LA NUEVA ERA EN COMPARACIÓN CON LA COSMOVISIÓN CRISTIANA DE LA IGLESIA (VALORACIÓN CRÍTICA)

La Nueva Era habla de muchas cosas que tocan nuestra fe: Dios, la creación, la vida, la muerte, la meditación, el sentido de nuestra existencia, etc... pero no es una religión. Toma diversos aspectos de muchas religiones y también de las ciencias y de la literatura y los mezcla con cierta originalidad para dar respuestas fantásticas a las preguntas más importantes de la vida humana (a veces inclusive usa un lenguaje cristiano para expresar ideas muy contrarias al cristianismo). La Nueva Era viene a ser un conjunto de creencias e ideas que se va extendiendo por todo el mundo como el humito del incienso: no lo ves, pero ahí va lentamente llenando toda la casa hasta que no hay nada que no se ha impregnado de su olor.

Por ello, a continuación, vamos a hacer un análisis exhaustivo de la cosmovisión de la Nueva Era sobre la persona, el mundo y Dios; y a medida que hacemos el análisis, iremos aclarando cuál es la refutación de la Iglesia sobre esos puntos(esto es, la valoración crítica sobre la Nueva Era) :

¿QUÉ DICE LA NUEVA ERA SOBRE LA PERSONA HUMANA?

Muchas son las enseñanzas equivocadas de la Nueva Era sobre el hombre. Aquí vemos sólo dos de las más difusas:

  • La Nueva Era cree que "dios es todo y todo es dios", y por ende, también el hombre es una manifestación de esa única divinidad cósmica; dice que el hombre no debe buscar a ningún Dios fuera del 'dios' que él es en sí mismo. Así cree que el hombre es creador de su mundo, que todo lo que hace es bueno y nada es malo porque todo es expresión de su divinidad. El hombre sólo ha de descubrir los poderes secretos de su mente para darse cuenta de que lo puede todo. Casi todos los programas y las terapias de la Nueva Era tienen ese fin: hacerle a uno pensar que es un "dios"

La fe cristiana ve en este punto una mezcla de gnosticismo, naturalismo, esoterismo, panteísmo (y todas las negaciones contra la fe cristiana que éstas implican, como ya las hemos visto en el punto anterior). La fe cristiana, al contrario, reconoce al hombre por lo que es: una criatura limitada y mortal que ha recibido la vida. Lo que la Nueva Era promete no es más que la misma falsa promesa que costó el paraíso a nuestros primeros padres: "Entonces la serpiente dijo a la mujer: no moriréis; sino que sabe dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal"(Gen 3,4-5).

La consecuencia de la visión del hombre de la Nueva Era es una exaltación de la humanidad(cuya forma extrema es el satanismo),donde se subvierte la correcta relación entre el Creador y la criatura, y Satán se convierte en el símbolo de una rebelión contra las convenciones y las reglas (símbolo que con frecuencia adopta formas agresivas, egoístas y violentas). Siempre se ha manifestado preocupación por la presencia subliminal de lo que se considera simbolismo satánico en algunas variedades de música rock(que ejercen una profunda influencia en los jóvenes); en cualquier caso, dista mucho de un mensaje de paz y armonía que se encuentra en el Nuevo Testamento y con frecuencia es una de las consecuencias de la exaltación de la humanidad cuando implica la negación de un Dios trascendente.

Como consecuencia de este pensamiento, para la Nueva Era no existe un verdadero concepto de pecado(sino más bien el del conocimiento imperfecto). La Nueva Era no te va a decir como tenés que salvarte, sino que tenés que confiar en tu inteligencia e intuición(desterrando la autoridad de Dios y dando lugar al interior del Yo), e ir probando en las vidas sucesivas hasta llegar a la perfección(de ahí que nunca va a haber pecado). Pero la razón me dice que hay solo una vida, y por ende, no hay oportunidades de perfeccionarse pero sí hay oportunidades de equivocarse. Además, a la luz de la Revelación Divina, entendemos el pecado como "un abuso de la libertad que Dios da a las personas creadas para que puedan amarle y amarse mutuamente" .El pecado es "una falta contra la razón, la verdad, la conciencia recta; es faltar al amor verdadero para con Dios y para con el prójimo a causa de un apego perverso a ciertos bienes. Hiere la naturaleza del hombre y atenta contra la solidaridad humana".

Otra consecuencia es que cada uno se hace el dueño absoluto de su propia realidad: no hay ninguna verdad objetiva fuera del individuo, la "verdad" se la crea cada cual. Si esto lo aplicamos al comportamiento humano se acaba rápidamente con el concepto del bien y del mal y, en el fondo, con el valor de la libertad humana. Además, parecería absurdo que el hombre pudiera sentirse dueño absoluto de un mundo que existió mucho antes que él y de una vida que se le fue dada gratuitamente.

La clave estriba en descubrir qué o quién creemos que nos salva. ¿Nos salvamos a nosotros mismos por nuestras propias acciones, como suele ser el caso en las explicaciones de la Nueva Era, o nos salva el amor de Dios?. Para los cristianos, la salvación depende de la participación en la pasión, muerte y resurrección de Cristo, y de una relación personal directa con Dios, más que de una técnica cualquiera. La condición humana, afectada como está por el pecado original y por el pecado personal, sólo puede ser rectificada por la acción de Dios: el pecado es una ofensa contra Dios, y sólo Dios puede reconciliarnos consigo. En el Plan salvífico divino, los seres humanos han sido salvados por Jesucristo, quien, como Dios y hombre, es el único mediador de la redención. En el cristianismo, la salvación no es una experiencia del yo, una inmersión meditativa e intuitiva dentro de uno mismo, sino mucho más: el perdón del pecado representa el ser levantado desde las profundas ambivalencias del propio ser, el apaciguamiento de la naturaleza mediante el don de la comunión con un Dios amoroso. El camino hacia la salvación no se halla sencillamente en una transformación autoprovocada de la conciencia, sino en la liberación del pecado y de sus consecuencias, que conduce a luchar contra el pecado que hay en nosotros mismos y en la sociedad que nos rodea. Esto nos conduce necesariamente hacia una solidaridad amorosa con nuestros hermanos necesitados.

  • La Nueva Era cree que necesitamos hacer un viaje para comprender plenamente dónde encajamos dentro de la unidad del cosmos: el viaje es la psicoterapia, y el reconocimiento de la conciencia universal, la salvación. Entonces, la identidad de cada ser humano se diluye en el ser universal y en el proceso de sucesivas encarnaciones (llamadas también "reencarnaciones"), en la que los hombres están sometidos al influjo determinante de las estrellas, pero pueden abrirse a la divinidad que vive en su interior, en una búsqueda continua de una armonía cada vez mayor entre el yo y la energía cósmica divina(este proceso es lo que hablábamos en el punto anterior, y es conocido como "auto-salvación").

La Nueva Era produce cantidad de libros que hablan de personas que se acuerdan de sus "vidas pasadas" o que llegan a un sitio donde nunca han estado y de repente lo reconocen perfectamente; todo eso es para convencernos de una de sus creencias más importantes: la reencarnación. La verdad es que no hay y nunca ha habido ninguna prueba de la reencarnación; lo que nos consta es mas bien lo contrario: un hombre nace, vive y muere(en este sentido podemos decir que materializan el "alma humana").

Por la sola luz de la razón, entendemos que el hombre es su alma y su cuerpo: no es hombre si le falta alguno de estos componentes. Cuando se separa el cuerpo del alma el hombre se destruye, es decir, se muere.

La respuesta de la fe cristiana es una sola: Jesucristo venció la muerte de una vez para siempre. El murió por nosotros, por nuestros pecados, para que nosotros seamos salvos; por ello, el anuncio de la Resurrección nos asegura que la muerte no será el último capítulo en el libro de nuestras vida, sino que habrá una transformación, una reunión del cuerpo con el alma y pasaremos a la eternidad. La vida es una y se vive una sola vez.

Si la reencarnación fuera cierta, la muerte de Cristo no tendría ningún valor y la redención del hombre sería una mentira. Incluso, la libertad del hombre y la lucha por vivir una vida buena a pesar de las muchas dificultades no tendría ningún sentido. Las palabras del Nuevo Testamento no dejan lugar a dudas: "De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado. Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan."(Heb.9,26-28)

¿QUÉ DICE LA NUEVA ERA SOBRE DIOS?

  • La Nueva Era muestra una notable preferencia por las religiones orientales o precristianas, a las que se considera incontaminadas por las distorsiones judeocristianas. De aquí el gran respeto que merecen los antiguos ritos agrícolas y los cultos de fertilidad. "Gaia", la Madre Tierra, se presenta como alternativa a Dios Padre, cuya imagen se ve vinculada a una concepción patriarcal del dominio masculino sobre la mujer. Se habla de Dios, pero no se trata de un Dios personal ni trascendente; tampoco es el Creador que sostiene el universo, sino una "energía divina, impersonal", inmanente al mundo, con el cual forma una "unidad cósmica" donde Todo es uno(concepción monista y panteísta: Dios es el "principio vital", "el espíritu o alma del mundo", la suma total de la conciencia que existe en el mundo). En resumen, todo es Dios.

Cuando esta "energía divina" es recibida conscientemente por los seres humanos, suele describirse como "energía crística"(de Cristo) o "Cristo Cósmico" .

Por eso cuando se habla de Cristo, no se refiere a Jesús de Nazaret. "Cristo" es un título aplicado a alguien que ha llegado a un estado de conciencia donde el individuo se percibe como divino y puede, por tanto, pretender ser Maestro universal (para Alice Bailey, hace falta una gran jornada de súplica, en la que todos los creyentes logren crear una concentración de energía espiritual tal que se produzca una nueva encarnación que revelará a los hombres el modo de salvarse). Jesús de Nazaret no fue "el Cristo", sino sencillamente una de las muchas figuras históricas, un maestro espiritual, en el que se reveló esa naturaleza "crística" o le fue penetrado el "Cristo cósmico" (al igual que Mahoma, Buda, Gandhi, la Madre Teresa y otros). Cada realización histórica del Cristo muestra claramente que todos los seres humanos son celestes y divinos y los conduce hacia esa realización (muchas de estas concepciones tiene origen en el arrianismo).

Esto es muy diferente de la concepción cristiana de Dios, Creador del cielo y de la tierra y fuente de toda vida personal. Dios es en sí mismo personal, Padre, Hijo y Espíritu Santo, y ha creado el universo a fin de compartir la comunión de su vida con las personas creadas. "Dios, que "habita una luz inaccesible", quiere comunicar su propia vida divina a los hombres libremente creados por él, para hacer de ellos, en su Hijo único, hijos adoptivos. Al revelarse a sí mismo, Dios quiere hacer a los hombres capaces de responderle, de conocerle y de amarle más allá de lo que ellos serían capaces por sus propias fuerzas".

En la tradición cristiana, Jesucristo es el Jesús de Nazaret del que hablan los Evangelios, el hijo de María y Unigénito de Dios, verdadero Dios y verdadero hombre, revelación de la Verdad divina, único Salvador del mundo: "por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre".

¿QUÉ DICE LA NUEVA ERA SOBRE EL MUNDO?

  • Algunos grupos que promueven la Nueva Era se esconden detrás de la causa ecológica que se ha puesto muy de moda en los últimos años. Pero en vez de ser una preocupación sana por el hombre y su medio ambiente, el ecologismo de la Nueva Era se degenera en un desprecio del hombre. La Nueva Era enseña que todo lo que hay en el cosmos es "divino" y que no hay alteridad entre Dios y el mundo; por lo tanto, el mundo mismo es divino, así como también es increado(no fue creado), eterno y autosuficiente. Así, los elementos más radicales de la Nueva Era ven en el ser humano no más que una piedra, un relámpago o un sapo al hombre (como si fuese un estorbo a la naturaleza). Hablan de los "derechos" de las ballenas o las tortugas y, al mismo tiempo, recomienden el control de la población humana por todos los medios posibles( incluyendo el control de natalidad, el aborto y las esterilizaciones), así como los experimentos de ingeniería genética(en los cuales se espera lograr el sueño humano de re-crearse a sí mismos descifrando el código genético, alterando las reglas naturales de la sexualidad y desafiando los límites de la muerte).

Si, desde la fe cristiana, se olvida de la vocación y de la dignidad del hombre como hijo de Dios, es fácil caer en estas posturas extremistas y contradictorias. El hombre tiene la grave responsabilidad de proteger su medio ambiente, de valorar y conservar todo lo que Dios le ha dado, pero también hay que ver las cosas como son. La vida humana tiene un valor único que no se compara con ninguna otra cosa creada. Jesucristo dijo en una ocasión: "¿No se venden cinco pajarillos por dos cuartos? Con todo, ni uno de ellos está olvidado delante de Dios. Pues aún los cabellos de vuestras cabezas están todos contados. No temáis, pues; mas valéis vosotros que muchos pajarillos"(Lc 12, 6-7).

  • Según la Nueva Era, el mundo es un "ser vivo" del que todos somos parte. No hay ninguna diferencia entre lo material y lo espiritual: todo es espíritu o energía en distinto grado de perfección. Así es que el hombre puede derivar energía cósmica de un cuartzo, del sol, de una concha en la playa, etc... Se supone que también puede desarrollar su propia energía para hacer milagros, curar a los demás, comunicarse a distancia mentalmente, etc...

La razón me dice que lo material y lo espiritual son esencialmente diversos, pero el mundo creado está dotado de una armonía admirable que permite miles de formas de vida. Si bien hay varios tipos de energía en el universo, no todo es energía: muchas cosas creadas son simplemente conductores de energía, pero inclusive aquellas cosas que generan energía (una cascada, o unas nubes de tormenta, por ejemplo) deben su poder inicialmente al Creador, primera fuente de todas las fuerzas que actúan en el universo. Por encima de todo está el hombre, creado en la imagen y semejanza de su Creador.

A modo de comparación, podemos rescatar un valor muy importante que propone la New Age, que es la de satisfacer y desarrollar en toda su plenitud la espiritualidad del hombre y saciar su apetito espiritual en un mundo materialista. Sucede que el fin es bueno, pero el medio que utilizan no es el adecuado(podemos llegar a decir que el medio que utilizan es irracional, antinatural y anticristiano si se quiere).

Una vez comparadas las dos cosmovisiones, reconocemos que "muchas prácticas de la Nueva Era no plantean problemas doctrinales a quienes las realizan; pero, al mismo tiempo, es innegable que estas prácticas, aunque sólo sea indirectamente, comunican una mentalidad que puede influir en el pensamiento e inspirar una visión particular de la realidad. Ciertamente, la Nueva Era crea su propia atmósfera y puede resultar difícil distinguir entre cosas irracionales y cosas realmente objetables. Sin embargo, conviene darse cuenta de que la doctrina acerca de Cristo difundida en los círculos de la Nueva Era se inspira en las doctrinas teosóficas de Helena Blavatsky, la antroposofía de Rudolf Steiner y la "Escuela Arcana" de Alice Bailey(lo cual nos dice que no provienen de una fuente muy cristiana que digamos, como y a se aclaró en el origen histórico). Sus seguidores contemporáneos no sólo promueven hoy las ideas de estos pensadores, sino que también trabajan con los adeptos de la Nueva Era para desarrollar una comprensión completamente nueva de la realidad, una doctrina conocida como la verdad de la Nueva Era".

ALGUNOS PROMOTORES DE LA NUEVA ERA

La mayoría de nosotros hemos tenido algún contacto casual con las ideas y prácticas de la Nueva Era a través de la televisión, la radio, el cine, la prensa, un libro o la conversación con algún amigo. No hace falta ir muy lejos para descubrir hasta qué punto va penetrando la mentalidad y las costumbres de un pueblo como el nuestro..

Sin embargo es bueno saber que existen grupos que se dedican a promover la Nueva Era sin descanso en nuestro país. A continuación repasamos unas cuantas organizaciones de las más conocidas que están haciendo sentir su presencia:

La Sociedad Teosófica

La Sociedad Teosófica fue fundada en 1875 en Nueva York por la rusa Helena Petrovna Blavatsky (1831-1891), espiritista y médium, que después fue desacreditada en la India e Inglaterra por sus sesiones fraudulentas de fenómenos parapsicólogos. Su doctrina es una mezcla de espiritismo, ocultismo, principios gnósticos y espiritualidad oriental. Enseña que el mundo es una ilusión y la realidad sólo existe en la mente en un nivel superior de conciencia. Blavatsky supuestamente recibía mensajes de unos maestros espirituales invisibles que ella llamaba la Gran Fraternidad Blanca y que tienen la misión de guiar a los hombres hacia la verdadera ciencia. Las creencias principales del la Sociedad incluyen la reencarnación, la comunicación con maestros desencarnados, el yoga, la astrología y la leyenda de las civilizaciones perdidas de Atlantida y Lemuria. Este movimiento ocasionó el renacimiento del gnosticismo y del ocultismo en el occidente y puso las bases ideológicas y espirituales para lo que hoy es la Nueva Era.

Movimiento Metafísico Cristiano/Connie Méndez

La amplia difusión de los libros de la venezolana Connie Méndez, (1898-1979) suscitó la formación de un grupo de adeptos que se clasifica como 'metafísico cristiano'. Es un desarrollo posterior de las ideas de la Actividad Religiosa "Yo Soy". Su doctrina afirma el poder de la mente sobre la materia según el cual bastaría "pensar positivamente" para que la armonía del mundo se ponga a los órdenes de uno. Así se puede evitar la enfermedad, todos los males físicos y espirituales y, hasta rechazar terremotos y desastres naturales. Los metafísicos han adoptado muchas creencias de la teosofía, como la reencarnación, la Gran Fraternidad Blanca y, en particular, las misteriosas enseñanzas del legendario Conde de Saint Germain.

Esta organización ha logrado una sorprendente difusión de los libros de Méndez. Se encuentran lo mismo en las librerías universitarias y populares que en los vodedores de las calles. Los títulos más conocidos son: La metafísica al alcance de todos, El libro de oro de Saint Germain y Meditaciones diarias "Yo soy". Además de la venta de libros, organizan actividades abiertas de captación para el movimiento (conferencias, seminarios, etc...)

La Iglesia Universal y Triunfante

Esta secta tuvo una larga evolución desde su fundación como el 'Summit Lighthouse' 1958 por un practicante de la espiritualidad "Yo soy" en 1974, Mark Prophet. Él se creía el último de una serie de médiums que recibieron revelaciones de la Gran Fraternidad Blanca para el beneficio de la humanidad entera. Cuando él se murió en 1973, su esposa, Elizabeth Clare Prophet, asumió el cargo de portavoz de los maestros ascendidos y dio a la secta un carácter apocalíptico. La secta por fin se ubicó en el estado de Montana, USA donde construyó una serie de "bunkers" subterráneos al final de los años '80 en esperas del inminente holocausto nuclear...que todavía sigue esperando. La Sra.Prophet ha tomado el título de Vicario de Cristo y su autoridad es indiscutible dentro de la secta. Aunque ha sido acusada repetidas veces del 'lavado de cerebro' de sus adeptos, la secta ha tenido éxito y cuenta con varios miles de miembros en muchos países. Ella tiene una serie de libros llamada Los años ocultos que cuenta el relato fantástico de los años que supuestamente pasó Jesucristo en el oriente como discípulo de los grandes maestros.

El Orden Antiguo y Místico Rosacruz (AMORC)

Fue fundado por Spencer Lewis (1883-1939) en New York en 1915. Su doctrina de ocultismo está supuestamente basada en las enseñanzas de Christian Rosenkreutz, personaje principal de una serie de novelas de Johann Valentín Andreae, aún cuando el mismo autor siempre insistió que eran obras de pura ficción. Lewisse involucró en la organización satánica de Aleister Crowley como joven. Concibió su nuevo orden como la continuación de las escuelas antiguas de sabiduría oculta del faraón Amenhotep IV y del rey Salomón. Su doctrina se centra en la convicción de que el éxito en la vida depende de la capacidad de cada individuo de convertir sus proyecciones mentales de salud, riqueza y felicidad en realidad material. Todas las actividades y enseñanzas del grupo tienen este fin. Este grupo tiene más de 160 centros en los EU, 44 en Canadá y 85 en otros países del mundo.

La Iglesia de Cienciología / Dianética

Fundada por L. Ron Hubbard (1911-1986), novelista de ciencia-ficción que en 1950 publicó Dianética: La ciencia moderna de la salud mental, un manual psicoterapéutico de potencialidad humana basada en el análisis de experiencias previas al nacimiento. Las asociaciones de médicos más prestigiosas de los EU han condenado repetidamente las teorías y las terapias de la Dianética como totalmente carentes de base científica y dañosas para la salud mental. Fallados sus intentos de legitimizar sus teorías como ciencia, en 1954 Hubbard establece la Iglesia de Cienciología y así eleva sus creencias a nivel de religión. Amparándose en su título de iglesia, la organización le fue concedido la exención de impuestos en los EU apenas hace unos años. Hubbard murió en 1986 de causas naturales después de un largo período de retiro de la vida pública que algunos críticos atribuyen a una degeneración de sus facultades que la dirección de la secta quiso ocultar.

La teoría de fondo es que todos los males humanos, psicológicos, espirituales y físicos, son causados por "eneagramas" o cargas negativas que se graban en lo inconsciente del hombre y provocan estragos continuos. El problema se analiza a través de una 'audición' de parte de un experto que recomendará una serie de cursos interminables y caros que supuestamente llevará al cliente al estado de "claro" o libre de eneagramas. La reencarnación y las experiencias extra-corporales forman parte de la doctrina de la secta. Hubbard también tiene escritos que atacan duramente al cristianismo.

La Iglesia de Cienciología ha sido definida como una secta destructiva y belicosa que sostiene una cantidad impresionante de asociaciones de carácter social o humanitario en su eterna búsqueda de aceptación. El grupo Narcanon que se dedica a la rehabilitación de los drogadictos ha sido el blanco de escándalos recientes en España donde los directores fueron acusados de control mental de los clientes y la desviación de fondos para el lucro personal. La secta reacciona violentamente a toda crítica de sus prácticas y lanza campañas de intimidación y calumnia contra aquellos que se atreven sacar sus secretos a la luz del día.

La Nueva Acrópolis

Fundada en Argentina en 1957 por Jorge Angel Livraga. Aunque se presenta como una escuela o asociación filosófica, según sus propios escritos, es un grupo ocultista y gnóstico inspirado principalmente en los escritos de Helena Blavatsky (fundadora de la Sociedad Teosófica) y una mezcla de los conceptos de pensadores antiguos como Platón y Pitágoras. Considerado un grupo neofascista por el Parlamento Europeo por querer crear una raza superior (acropolitana), sus miembros crean una categoría espiritual elitista a través de sugestivas ceremonias de iniciación y la utilización de muchos símbolos y ritos típicos de grupos paramilitares. Publica artículos de temas esotéricos y promueve sus conferencistas en ambientes de la educación superior del país y anima a sus miembros a participar en las actividades y asociaciones políticas más relevantes de sus país.

La Gran Fraternidad Universal

Fundada en 1948 en Caracas por el francés Serge Reynald de la Ferrière (1916-1962), quien era muy activo con grupos de teosofía, astrología y la masonería. Estableció numerosos Ashram (lugares de retiro) en casi 20 países donde, a través de la "desintoxicación" (yoga, meditación y dieta vegetariana), buscan alcanzar un "estado de conciencia superior" colectivo que provocará la llegada de la Nueva Era. Su doctrina se basa en prácticas astrológicas, esotéricos y ocultistas. Según la Gran fraternidad todas las religiones son iguales, aunque, en la práctica, favorece el hinduismo. Presenta el sincretismo religioso como una ciencia superior que sería la verdadera base de toda religión.

La Meditación Trascendental

Fundada en 1958 por Maharishi Mahesh Yogi en India pero, no se popularizó hasta 1967, gracias a la publicidad ofrecida por los Beatles y otros artistas famosos de la contra-cultura de los años '60. Aunque se difunde como una técnica científica de meditación, tanto las cortes de los EU, como el Parlamento Europeo lo ha identificado como secta religiosa. Su doctrina, que nace del hinduismo, busca la iluminación de la conciencia por la concentración profunda mediante la repetición de mantras (palabras sagradas) y ritos religiosos. Implícitos en la enseñanzas de la MT (Meditación Trascendental) son el rechazo de doctrinas esenciales al cristianismo (un Dios personal, la Encarnación, la Resurrección, etc...) la veneración del Maharishi y del Guru Dev como santos y mensajeros divinos.

Los maestros de la MT continuamente producen reportes y gráficas de los "resultados científicos indiscutibles" del sistema según las que la MT resuelve todo tipo de problema desde la adicción al tabaco hasta la enfermedad física. La meta de la organización es formar un practicante de la MT para cada 1,000 habitantes del planeta. Así se espera llegar al "número crítico" de iluminados que provocará una elevación de la conciencia colectiva de toda la humanidad con la fuerza de su meditación. Cuando cayó el muro de Berlín en 1989 el Maharishi dio una conferencia de prensa para decir que la causa del evento histórico había sido la meditación de sus discípulos.

Debido a sus múltiples problemas en los EU y el rápido declive de su popularidad al final de la década de los '70 el Maharishi se trasladó a Suiza donde actualmente dirige la secta. Muchos miles de personas han pasado por los cursos de MT en todo el mundo. En los últimos años ha tenido un éxito inesperado en varios países de América Latina.

Revistas

Entre las revistas más conocidas que promueven la Nueva Era están: "Año Cero", "Más Allá", "Uno Mismo", "Próximo Milenio", "El Buscador", "Otros Mundos", "Duda", "Tantra", "Karma 7" y, en menor grado, "Muy Interesante". Las revistas americanas "New Age Journal" y "Psychology Today" también han tenido éxito.

CONCLUSION

¿Quién podría haber imaginado que la New Age sería todo esto que acabamos de analizar? Creo que nunca en mi vida hubiese conocido este fenómeno sino fuera por este trabajo, y doy por ello gracias a Dios porque de otra forma no lo hubiese hecho. Y digo gracias a Dios también, porque descubrí que estamos en una alerta máxima y nosotros los cristianos no nos dimos cuenta todavía.... ¿Y cuál es esta alerta máxima?

Hemos visto punto por punto como la ideología de la New Age está instaurada en todos los aspectos de nuestra vida (sin que nos demos cuenta, obviamente), y la facilidad y velocidad con que se difunde este fenómeno en la mente de las personas. Existen miles y miles de personas que, sin saberlo, transmiten y difunden el mensaje de vida que propone la New Age, haciendo de promotores "inconscientes" (si así podríamos llamarlo) de la New Age; y están también los promotores "conscientes" de la New Age(que saben muy bien lo que hacen).

Sabemos que una de las causas por la cual surge este fenómeno es el hambre de espiritualidad que tenía la gente en ese entonces, y es por eso que mucha gente adhirió a este fenómeno. La New Age se jacta de haber respondido a esa sed espiritual de los hombres que otras instituciones no le brindaban; pero la pregunta es con qué fin se logró satisfacer la necesidad espiritual de los hombres, y qué medios utilizaron para ello.

Si nos ponemos a pensar, fue una estrategia muy buena la que adoptó la New Age: tomar un poco de cada religión, secta, corriente filosófica e incluso de herejías, para así lograr una diversidad de ideas y pensamientos (confusos y contradictorios entre sí) en la que todo el mundo pueda participar, sin discriminación de raza o credo, y satisfacer su necesidad espiritual. Esto, más conocido como pluralismo o sincretismo, es el arma favorita de la New Age pues a través de ella logra atraer a tanta gente; pero por otro lado este pensamiento significa dejar de lado todo lo que creías antes para dar paso a una "super- religión" abierta y tolerante hacia todos los pensamientos y creencias posibles(aunque sean opuestos y contradictorios entre sí) para así estar todos unidos y pensar de manera igual a la que ellos quieran (al mejor estilo de "somos todos iguales"): "el sincretismo es inevitable: se come mejor probando algo en todas las mesas, a la carta. ¡Qué importa en qué crea usted, siempre que lo haga sentir bien! Uno puede con total tranquilidad pertenecer a varias religiones: no hay contradicción alguna. La New Age practica la hospitalidad hacia todas las religiones [siempre y cuando no vengan con la pretensión de la existencia del Dios personal y trascendente]: es una suerte de super—religión que planea muy por encima de todo dogma, autoridad, clero y libros sagrados. Es el triunfo del «ecumenismo»: «¿Qué es pues la verdad? ¡Lo que es bueno para ustedes, eso es la verdad!». El principio será pues: «Sírvanse tranquilamente del cajón donde encuentren lo que buscan»".

Entonces, su principal objetivo será instaurar una sola religión mundial encubierta bajo un pretendido respeto a todas las creencias (excepto a la religión católica, obviamente), y regido por no se sabe qué Dios. Pero para ello tendrá como principal obstáculo a la Iglesia Católica, pues ésta basa toda su doctrina en la Revelación Divina y en todo aquello que dicta el Magisterio de la Iglesia; mientras que la New Age aborrece todas aquellas normas y mandamientos que sean impuestas para cumplir (cuando en realidad son normas reguladoras de nuestros vida para evitar que nos desviemos hacia un caos), así como también sostiene muchas ideas totalmente contrarias y condenadas por la Iglesia.: "la nueva Era que ahora está amaneciendo estará poblada por seres perfectos (...) que estén al mando total de las leyes cósmicas de la naturaleza. En este escenario, el cristianismo tiene que ser eliminado y dejar paso a una religión global y a un nuevo orden mundial".

Y ahora si nos preocupa un poquito más la cosa. Ya hemos dicho que los principales objetivos de la New Age son el de llevar al hombre a considerarse capaz de desarrollar poderes que él no tiene ni que vienen de Dios, así como glorificarlo (hasta hacerle creer que puede llegar a ser como Dios); y llegamos a la conclusión de que pretende también instaurar una sola religión y cultura mundial e incluso, por escritos de la Sociedad Teosófica (entre los cuales está "La Doctrina Secreta" de H. Blavatsky y el "Plan del New Age", comunicado a Alice Bailey por un espíritu en una práctica de magia negra), sabemos que se propone llevar a la humanidad a un solo gobierno y sistema económico mundial para la aparente búsqueda del bien, la salud, la paz, la hermandad.

Todo parece indicar lo correcto: la Nueva Era parecería cooperar con el Nuevo Orden Mundial en el intento de dominar el mundo (el primero ideológicamente, y el segundo política y económicamente). Ya lo dice el p. Sáenz al citar un destacado autor sobre el tema: "Dom Gérard Calvet, abad del monasterio benedictino de Le Barroux, en Francia, piensa que los planes de la New Age tienen no poco que ver con el proyecto del Nuevo Orden Mundial. Aquélla sería la religión de este Nuevo Orden, una religión fabricada por los hombres en un laboratorio químico, con trozos de Cristo, de Mahoma, de Buda, de espiritismo, etc. según Dom Gérard, el Nuevo Orden Mundial y la New Age podrían corresponder a las Dos Bestias del Apocalipsis, la primera en el ámbito político, y la segunda, en el círculo de una falsa religión, sustitutiva del cristianismo". Muchos pensaran que es una hipótesis exagerada, pero según las autorizadas opiniones de varios pensadores, ensayistas, filósofos y teólogos, todos coinciden en preguntarse si "no serán ambas cosas, Nuevo Orden Mundial y Nueva Era, el preludio o la preparación para el advenimiento del Anticristo anunciado en el Nuevo Testamento" (basándonos, obviamente, en la idea del espíritu crístico que luego será manifestado en un personaje al que la New Age denomina Maitreya -¿el anticristo bíblico?-)

Los hechos están a la vista, y las hipótesis son respetables. Pero... ¿ nos vamos a quedar con la información para nosotros solos, angustiándonos por la realidad que se nos presenta?

Definitivamente que no, porque es la realidad la que nos llama a combatir por la primacía de la Verdad. No nos podemos desentender del tema porque ya estamos adentro y ya lo conocemos; lo único que nos queda por hacer es EVANGELIZAR.

Como miembros de la Iglesia y soldados de Cristo debemos librar la batalla la Verdad: esto es, debemos dar a conocer a todos este fenómeno de la New Age tal cual se presenta y tal cual es por dentro(que es muy diferente uno del otro), para clarificar y discernir qué es lo cristiano y qué es lo new-ageniano, qué es lo irracional y qué lo racional; en definitiva, mostrar a las personas que la filosofía de vida cristiana(basada en el Evangelio y la Doctrina Social de al Iglesia) es la respuesta necesaria a la búsqueda de la verdad y la felicidad (que hoy día tanto buscan los hombres), en confrontación con las utópicas, vagas y fantasiosas respuestas que ofrece la New Age (que no llevan más que a la confusión) .

Debemos responder a todas las dudas y confusiones que se presten en nuestro prójimo, porque es nuestro deber proclamar y defender la Verdad, y porque la corrección fraterna es un acto de caridad.

Debemos lograr, sobre todo, que el fenómeno de la New Age no termine de romper la síntesis entre FE y CULTURA; síntesis de la cual el hombre, en su constante búsqueda del origen, destino y sentido de la vida, encuentra la respuesta adecuada y certera en la FE (por provenir de la inteligencia divina e infundirse como virtud teologal en la inteligencia del hombre), que sustenta a la CULTURA en cuanto que ésta es la manifestación de las facultades más elevadas(las espirituales) del hombre en búsqueda de su realización y perfección junto al medio que lo rodea. Magnífica síntesis que concilia Fe y razón, y cuyo lugar de desarrollo sería a través de una cultura cristiana católica. Magnífica síntesis que responde a la eterna pregunta del hombre sobre el vivir, salvarse y encontrar la verdadera felicidad. Magnífica síntesis que la New Age está tratando de destruir y que, al fin y al cabo, el hombre no tendrá respuesta a la que recurrir cuando se aburra de la New Age (pues, como toda ideología inmanentista, al cabo de un tiempo pierde su sabor), y seguirán surgiendo nuevas respuestas hasta el hartazgo. En esta situación, el hombre corre riesgo de caer en un ataque de desesperación y confusión total que lo lleve a casos extremos (el suicidio, por ejemplo).

Queda en cada uno de nosotros hacer nuestro aporte para el bien de la humanidad y para el bien de la Iglesia, atendiendo al peligro pero sin desalentarnos. Un autor expresa esta respetable hipótesis del Anticristo, pero dejando la puerta abierta a una verdadera renovación de la Fe (o "Nueva Evangelización", como dice y pide la Iglesia) que no traicione el Evangelio ni la Tradición de la Iglesia: "Por la Fe que hemos recibido en el Bautismo y el Catecismo que hemos aprendido, nos bastan y sobran para advertir que en esta sociedad apátrida, agnóstica, amoral y anónima que se va construyendo, ya tiene dónde nacer el Anticristo. Ya tiene dónde sentirse como pez en el agua, dónde criarse y actuar con comodidad. Lo acolitan y lo sirven sin descanso, los innúmeros tratantes de patrias, los tecnócratas y los pendolistas, los profesionales de la mentira y la deshonra, los apologistas de la traición a las soberanías nacionales y los pastores de la tibieza y del eclecticismo, los soldados sin guerras justas y los sacerdotes sin sacrificio, los desertores de la Eternidad y los que han abdicado del linaje patricio, los predicadores del secularismo y los masificadores del sentido. Van con él los deformadores de la fe, de la vida y de la muerte, de las virtudes y de la palabra. Los que han abolido altares y hogares y han secado el verbo para que ya no pueda expresar más que ruidos. Si no ha nacido, insistimos, ya tiene dónde hacerlo y quiénes lo secunden [pero] la esperanza nos dice que el hombre no se conformará definitivamente con este destino gris que le ha impuesto el Nuevo Orden Internacional. Destino informe de gajo desgajado y de jirón de neblinas. Que no se saciará con abstracciones sin sustento ni con vanidad de vanidades. Buscará nuevamente su contorno del lenguaje, de gestos y de gentes, y desde la tierra materna y conocida habrá de levantarse liviano hasta los Cielos".

Porque ni todo está dicho ni todo está hecho.

BIBLIOGRAFIA

  • Suplementos del boletín Aica, edición "SECTAS", boletín nº 3, del 16/08/1995, Fundación Spes
  • Cuadernillo de Juan Carlos Bilyk sobre la "CULTURA CATÓLICA", para los 5º años de los colegios FASTA (edición 2003)
  • CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA, Conferencia Episcopal Argentina, Bs. As, 1993.
  • Consejos Pontificios de la Cultura y para el Diálogo Interreligioso; "JESUCRISTO, PORTADOR DEL AGUA DE LA VIDA"; San Pablo, Bs. As, 2003.
  • Sagrada Biblia "El Libro del Pueblo de Dios" (autorizada por la Iglesia).
  • Juan Pablo II, "CONSTITUCIÓN PASTORAL GAUDIUM ET SPES, SOBRE LA IGLESIA EN EL MUNDO CONTEMPORÁNEO"(párrafos 53 a 62), Ed. Paulinas, Buenos Aires, 1981.
  • Frans de Vos, "LOS DESAFÍOS DE LA NEW AGE Y LA ERA DE AQUARIUS", Ed Bonum, Cap.Fed., 1994.
  • Sitios de Internet consultados en el buscador Google con la palabra "Secta New Age":

www.sectaNewAge.comwww.NewAge.com.ar

Federico Gury Dohmen


Comentarios


Trabajos relacionados

  • The Islam

    Believes of Islam. Khalila and Dimna. Islam in Spain. Primitive religions have their origins in the search of God by th...

  • El pan de la proposición y su aplicación hoy en día

    La siguiente información se basa en una extensa investigación realizada por algunos testigos de Jehová en la república m...

  • Las virtudes y la prudencia

    Areté. Las virtudes. De la gracia del Espíritu Santo a las virtudes. Este trabajo está organizado de la siguiente maner...

Ver mas trabajos de Religion

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.