Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Ilusión y Desilusión Estética

Enviado por juliehermoso

Ensayo sobre el texto de la conferencia: Ilusión y Desilusión Estética (1), ofrecida por su autor: Jean Baudrillard, en la Sala Mendoza de Caracas, 1994.

 

Este ensayo consta de dos partes:

  1. Ilustración de las ideas principales del texto: Ilusión y desilusión estética. La selección de imágenes se realizó en función de reforzar una de las ideas fundamentales presentes en el discurso del autor: la alterabilidad irreductible , en sus propias palabras : "?no se trata de volver a hallar la alterabilidad, de volver a encontrar algo como el objeto perdido, porque ese objeto perdido, de cierta manera, está definitivamente perdido (2)?son formas que se siguen una a la otra, formas que se encadenan, no que se oponen, y en esto está el encanto y la energía." (3). No pretenden ser un plan para después de la orgía.
  2. Comentarios textuales y visuales sobre las ideas del autor en relación a las imágenes seleccionadas.

 

BAUDRILLARD, JEAN , LA ILUSION Y LA DESILUSION ESTETICAS, MONTE AVILA EDITORES, Caracas, 1997.

 

Arte actual: Disuasión, duelo por la imagen, melancolía, reciclaje de su historia y de sus vestigios. Cita, simulación, apropiación. Remake, reciclaje. Desilusión, ironía.

El Humor, ironía, efecto engañoso (trompe-l?oeil) caracterizan a la publicidad e inundan también toda esfera artística.

El arrepentimiento y el resentimiento como estadio supremo de la historia del arte moderno.

Parodia de la cultura por si misma, desilusión radical.

 

 

En la medida en que la técnica y la eficiencia cinematográfica dominan, la ilusión se va.

Mientras más lograda la definición absoluta, la perfección realista de a imagen, más se pierde el poder de la ilusión.

La pornografía, por ejemplo, al añadir una dimensión a la imagen del sexo, le quita la dimensión del deseo y descalifica toda seducción.

 

 

 

Para ver todos los gráficos de esta monografía seleccionar la opción "Bajar trabajo" del menú superior

 

 

 

 

La virtualidad al hacernos entrar en la imagen, tiende a la ilusión perfecta. A la exterminación de lo real por su doble.

El trompe l?oeil es el éxtasis del objeto real en su forma inmanente.

 

Sumergidos en la profusión de imágenes y pantallas, somos incapaces de enfrentar el dominio simbólico de la ausencia.

Una pintura en la que no hay nada que ver, un objeto que ya no es un objeto y una "obra de arte" indiferente.

La insignificancia del mundo en la imagen misma de ciertos directores de cine, quienes añaden algo a su ilusión real o hiperreal.

 

 

Una pintura que de alguna manera sea auténtica tiene que ser indiferente a sí misma para poder reflejar un mundo indiferente.

 

Hay una simulación verdadera y una simulación falsa.

 

 

 El genio de la mercancía, el genio maligno de la mercancía suscita en el fondo cierto genio maligno de la simulación.

Michaux: " artista es aquel que resiste con todas su fuerzas a la pulsión fundamental de no dejar rastros".

Iconoclasia de la profusión de imágenes en las que no hay nada que ver.

Un mundo en el que la más alta definición del signo es hacer que desaparezca la realidad y a la vez esconder esa desaparición.

Las imágenes han pasado a formar parte de las cosas.

La imagen se a convertido en la realidad virtual.

 

La ironía como forma espiritual, universal, de la desilusión del mundo.

Las cosas mismas ejercen una función espiritual.

En un mundo hiperrealista las cosas se iluminan ellas mismas, irónicamente, ellas solas.

 

 

El mundo fue inventado sólo para hacerse su publicidad en otro mundo.

Uno no es más que el extra de la escenificación publicitaria del mundo.

Es una espacie de revancha del objeto.

 

 

Para ver todos los gráficos de esta monografía seleccionar la opción "Bajar trabajo" del menú superior

 

 

Es el fin de la aventura de la representación, de la estétización general de nuestra cultura.

 

Es la hora del objeto fetiche que ya no entra en el juego de la mediación estética.

Cultura del juego y lo aleatorio que ha absorbido su propio doble hasta el vértigo y que busca expulsarlo en todas sus formas.

 

Los nuevos objetos más allá de la estética, los objetos puros, transestéticos, espejos de nuestra desilusión radical.

 

 

Para ver todos los gráficos de esta monografía seleccionar la opción "Bajar trabajo" del menú superior

Esta ilusión radical de la técnica es hoy muy superior a la de la pintura y a la del arte.

La imagen como figuración pura sin la más mínima transfiguración.

Ya no creemos en el arte, solo creemos en la idea de arte, la cual no es en absoluto estética.

La idea disfraza al arte y el arte disfraza a la idea.

Todo el arte moderno es conceptual porque fetichiza en la obra el concepto.

 

Nos encaminamos hacia la desaparición del arte como actividad específica.

Khayyam:"Más te vale haber sometido a la esclavitud a un solo hombre mediante la dulzura que haber liberado a mil esclavos".

Para salir de la trampa de la representación hay que olvidar toda preocupación de "lectura".

 

 

Para ver todos los gráficos de esta monografía seleccionar la opción "Bajar trabajo" del menú superior

Para que el arte sea la estrategia de las formas y no valores estéticos, económicos o comerciales.

Arte: (trompe-l?oeil) un efecto engañoso.

El arte de inventar objetos señuelos donde la realidad se deje atrapar.

No a la ilusión negativa de otro mundo, si a la ilusión vital de las apariencias.

Pero"?ya no creemos en esa ilusión del mundo, sino en su realidad, porque ,desde luego, esa es la última ilusión."

 

 

La imagen ha muerto, que viva la imagen.

  1. Comentarios textuales y visuales sobre las ideas del autor en relación a las imágenes seleccionadas.

El discurso del autor Jean Baudrillard está centrado en la imagen, en el duelo que vive el mundo del arte por su muerte por exceso, así nuestro trabajo estará enfocado a ilustrar esta idea del crimen perfecto, de la aniquilación de lo real por su doble. De una ilusión por otra.

Rescatando el trompe-l?oeil, como único valor de la imagen que ha trascendido y trasciende sus mutaciones.

En esta situación extrema en la que se define a la imagen, nos topamos con la imagen por excelencia: Dios y por su medio a la culpa en forma de arrepentimiento por un lado y de resentimiento por el otro.

"Todo parece realmente programado para la desilusión del espectador, al que no se le ha dejado otra prueba que la de este exceso del cine poniendo fin a su propia ilusión cinematográfica"(4)

(4) Jean Baudrillard, "Duelo", Fractal n° 7, octubre-diciembre, 1997, año 2, volumen II, pp. 91-110. Traducción del francés por Mauricio Molina http://www.fractal.com.mx/F7baudri.html.

Movimiento estratégico de la ilusión que desaparece de un modelo cultural hipertécnico, hipereficaz, hipervisible.

La guerra capturada en directo y exacerbada como el sexo , al no dejar lugar a la ilusión, satura el posible imaginario violento del espectador.

La virtualidad y el simulacro al exterminar la condición sorpresiva de la experiencia puede prevenir nuestras respuestas ante lo desconocido.

El efecto engañoso presente en el simulacro, en el remake, en el reciclaje, en la iconicidad, es la característica que pudiera sobrevivir al tedio, al exceso de la imagen.

La imagen como una de las formas de la ilusión está destinada a agotarse antes que nuestros sentidos pues todo cabe en un receptáculo sin dimensión.

El cine sufre una nueva transmutación equivalente a la aparición del sonoro y sin embargo continúa atrapado en el reflejo de lo "real".

La pintura ha sido re-dimensionada, pasó de ser el centro del universo de la representación a una de sus posibilidades, todas subordinadas a la imagen .

Indiferente, indistinto, izquierda, derecha, arriba, abajo, blanco, negro, dólar. La pintura

de la era "Vale todo".

La simulación en todas sus formas y naturalezas, hasta la simulación inmediata del hermano.

La espada de Excalibur, el Santo Grial, la fuente de la eterna juventud, Ben Richard, la cirugía plástica, el genio maligno de la mercancía, el añejo miedo a la muerte.

El artista como el criminal siempre deja un rastro, una huella, una evidencia, un detalle inquietante. El brillo de su ausencia.

Baudrillard supone un límite tanto para la concepción de imágenes como para la capacidad de recepción.

La imagen híbrida es producto de la relación entre forma y concepto, el signo implica su equilibrio. De allí que su alcance destructivo sea limitado.

"Persigo una imagen que hice de mi y siempre estoy en deuda conmigo mismo". La imagen prostituida, presente en todo, seres y cosas. Populista, comunista y atea.

La imagen como el acceso más económico al mundo de las posibilidades es nuestra realidad virtual.

Así la mayoría vivimos en la virtualidad de un mundo que nos tiene prohibido el acceso.

En el que disfrutamos de objetos cuya existencia jamás verificaremos, salvo en la nitidez de su imagen.

El juego de las imágenes llega a su extremo cuando puede proveernos de rituales a distancia, en directo, espacio-tiempo.

Según un viejo bolero "?lo nuestro es puro teatro".

Y en la representación extrema uno es protagonista, antagonista, doble u extra.

La imagen es más igualitaria que la ideología o el materialismo, juntos.

A través de la imagen, el objeto adquiere el status de sujeto.

Tanto en arte como en política, vamos hacia la presencia o nos alejamos de ella, no hay otro camino.

Adiós a la idealización, a la ideología, a la materialismo, al marxismo, al la representación.

Hagamos una cultura en la que las diferencias sean más aleatorias que circunstanciales.

Que del otro lado del espejo de nuestra desilusión radical encontremos el absoluto, lo que no se puede quebrantar, segmentar, fragmentar o dividir. Los "agujeros negros" más allá del "monolito" .

Que la técnica deje de deslumbrarnos, deje de ser el objeto de nuestra ilusión, que tome su lugar en la historia que aquí se fije su comienzo.

 

Que la imagen toque los bordes de su dimensión, que ocupe el lugar que le corresponde dentro de tan controvertida escena.

Ni arte, ni en la idea de arte, ni artificios, artimaña, ni artefactos. Ninguna relación entre arte e imagen, que la forma sea un problema del arte y la imagen de las masas.

Renunciemos a la imagen serenamente y con una sonrisa cómplice.

Y liberemos al arte del concepto.

Seguramente cada vez que un espectáculo incluye alguna nueva invención tiemblan las máscaras de Esquilo, Sófocles , Eurípides y sin embargo?

Zombis , o cadáveres in sepulcros, o muertos vivientes pero coexistiendo.

Sarna con Sida no pica y si pica es una bacteria retroviral.

"No es lo que entra por la boca lo que daña el espíritu es lo que sale de ella". JESUS.

Un pintor pinta lo que vende, un artista vende lo que pinta. PICASSO.

 

Una rosa, es una rosa, es una rosa. Getrude Stein.

Cuando la realidad es atrapada por el sueño de Abraxás en el camino de Belcebú.

Y que todo cuanto existe sea posible e irreversible fuera de la utopía técno pastoral.

 

 

 

Alumna Julie Hermoso

juliehermoso[arroba]yahoo.com.ar

Universidad Nacional Autónoma de México

Escuela Nacional de Artes Plásticas

Academia San Carlos

Maestría en Artes Visuales

Seminario de Arte Contemporáneo.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Arte y Cultura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda