Monografias.com > Educación
Descargar Imprimir Comentar Ver trabajos relacionados

Internet en el proceso enseñanza aprendizaje




Enviado por softwarecon_edu



    1. Internet y el Aprendizaje
      Cooperativo
    2. Internet como recurso
      educativo: La perspectiva constructivista
    3. Internet La efectividad
      pedagógica
    4. Tres formas de utilizar los
      recursos de la Red
    5. Los recursos
      Internet
    6. Internet y
      Currículo
    7. El Método Cooperativo en
      el aprendizaje
    8. El Método
      Cooperativo y su relación con
      Internet
    9. Bibliografía

    La humanidad ha entrado a la era de la información y el
    conocimiento, una sociedad 
    "audio visual teleinteractiva" en la que cada vez cobran
    más importancia la informática, las telecomunicaciones y la
    comunicación audiovisual; pronto habrán muchas
    tareas que podremos realizar ante una computadora
    conectada a Internet: teletrabajo,
    prensa
    electrónica y por supuesto 
    teleenseñanza.
    La
    educación no podía quedar al excluida de esta
    realidad los educadores del nuevo milenio necesitan interpretar
    la realidad educativa en términos de información
    utilizando todas las ventajas  que ofrece Internet.

    Los docentes se
    han ido encontrando ante nuevas situaciones que les exigen el uso
    de Internet como medio de soporte didáctico indispensable
    de trabajo. El
    proceso educativo como lo conocemos no durará mucho, con
    Internet se ha encontrado una  forma de transmición
    de información más eficiente, más activa y
    personalizada; ofreciendonos espacios didácticos e
    interactivos para el
    aprendizaje.
    Internet puede considerarse una de las características
    más significativas de nuestro tiempo. Los
    cambios son de tal magnitud, alcance y profundidad que han
    alterado los comportamientos individuales y las relaciones
    sociales, haciendo posible que los ciudadanos interactúen.
    Los alumnos con muy poco esfuerzo se han familiarizado con el uso
    de Internet. Los docentes tienen que ser conscientes que, muy
    pronto los alumnos no habrán conocido un mundo
    sin computadoras
    conectadas a Internet, habrán crecido en la era digital,
    serán la generación de la Red. Internet además
    de ser un poderoso instrumento para el proceso de la
    información, facilitar el aprendizaje
    mediante el uso de materiales
    didácticos interactivos; añade la posibilidad de
    acceder a todo tipo de información y sobre todo, abre un
    canal comunicativo casi permanente alumno-profesor,
    alumno – alumno, profesor – profesor y con todo el mundo.
    Con ello se abre un nuevo paradigma de
    la enseñanza , sin barreras espacio-temporales para el
    acceso a la información y para la comunicación interpersonal, ofreciendo
    múltiples posibilidades de innovación educativa en el marco de la
    enseñanza más personalizada y de un aprendizaje
    cooperativo acorde con los planteamientos socio
    constructivistas.

    INTRODUCCIÓN:
    La
    calidad se ha
    convertido en el imperativo de este nuevo milenio a nivel
    mundial. La educación en el mundo
    y en especial en este país debe aspirar a concretar una
    educación de calidad.
    El vertiginoso avance de la ciencia nos
    ha hecho ingresar de lleno a la sociedad del conocimiento
    en la cual el progreso social y económico dependerá
    más de la capacidad científica – tecnológica
    y del nivel educativo de la población, que de los recursos
    naturales, la ubicación geográfica o el
    tamaño de la población.
    Esto exige darle un nuevo papel a la educación y a la
    ciencia y
    tecnología, Internet esta ligado a este contexto.
    El sistema
    educativo debe empezar convirtiendo a los jóvenes
    emergentes en ciudadanos del mundo que afronten el desafió
    y progreso de las nuevas tecnologías de la
    información; donde desarrollaran sus capacidades y
    potencial profesional logrando así competitividad.
    Frente a ello surge la ilusión de una educación que
    tenga la misión de
    formar hombres nuevos, que sepan aprovechar el mundo que los
    rodea en su benefició. La creación de los portales
    educativos ha ocasionado una revolución
    en el campo de la educación permitiendo que el alumno
    alcance nuevas y mejores expectativas en el campo del
    aprendizaje. Internet se ha
    propuesto entre otros puntos ser un eje integrador en el aula y
    actor principal en el proceso enseñanza – aprendizaje.
    Internet le proporciona a la educación la capacidad de
    generar y utilizar nuevos conocimientos.
    La aplicación de Internet como medio de soporte
    didáctico al método
    cooperativo, tiene su fundamento en que los alumnos desean un
    aula activa donde tengan mayor participación, donde las
    clases sean dinámicas y no solo escuchen a los profesores
    limitándose a contestar cuando ellos se lo permitan; donde
    hasta las tareas les parezcan un juego y no se
    sientan que
    las hacen por obligación. Con Internet, los alumnos no
    solo reciben información sino que la evalúan, la
    procesan, sacan sus propias conclusiones y las plantean.
    A su vez Internet también permite que los alumnos
    compartan un mismo proyecto con
    otros alumnos que no están en  el  mismo centro
    de enseñanza, ni en la misma ciudad, pero que,
    están trabajando en la misma investigación a través de una
    pantalla compartida gracias al Internet; creando así una
    nueva cultura de la
    comunicación y del aprendizaje; donde los docentes puedan
    rescatar lo mejor de cada alumno para que así puedan
    aprender mejor.
    Internet esta creando opciones para una educación
    interactiva, pues los alumnos, podrán cubrir un amplio
    dominio de
    temas, ofreciendo posibilidades para el aprendizaje por
    experiencia, para resolver problemas a
    través de la investigación, el procesamiento de la
    información y la interacción.

    Durante años los docentes han buscado formas para
    aumentar la experiencia de la enseñanza de sus alumnos,
    Internet proporciona el camino hacia esa experiencia, aportando
    un granito de arena para alcanzar mejores resultados en
    educación.

    INTERNET Y EL APRENDIZAJE
    COOPERATIVO:
    La educación basada en Internet
    hará referencia al trabajo cooperativo que los alumnos
    llevaran a cabo en el contexto de actividad de aula, originado
    desde el planteamiento de una tarea o problema a
    resolver.

    Dicha tarea o problema, planteado por el profesor, forma
    parte de la planificaron de clase,
    enmarcada en el plan de la
    asignatura y propuesta con la intención  de que el
    proceso de ejecución y consecución supondrá
    instancias de aprendizaje para los alumnos. Por tanto este
    proyecto basado en Internet no es una perspectiva única y
    cerrada de trabajo, sino que incluye una actividad unificada por
    una meta global (Internet: recurso, medio, de apoyo al
    método para lograr un mejor aprendizaje del alumno).
    Los profesores deben sentirse en la libertad y
    responsabilidad de decidir entre una diversa
    complejidad de propuestas metodologías por aquella que sea
    mas apropiada a sus intenciones didácticas.
    El trabajo en
    el aula con Internet permitirá al docente desarrollar
    tareas de descubrimiento (contacto con la
    computadora), para el funcionamiento del aula
    informática; le permitirá desarrollar aplicaciones
    diversas (procesadores de
    texto, hojas de
    cálculo, base de
    datos); desarrollara aplicaciones que comparten
    información para una única tarea y realizara
    presentaciones multimedia; le
    permitirá al alumno, la utilización de datos disponibles
    en tiempo real; la posibilidad del trabajo cooperativo con
    estudiantes en su misma aula (educación presencial) o con
    estudiantes de distintas partes del mundo (educación a
    distancia), que comparten alguna meta, de interés o
    la necesidad de compartir información.
    Debemos reconocer, que desarrollar el trabajo en aula 
    basado en Internet conlleva a una serie de condiciones: el
    sentido de uso que se le de a la tecnología y las
    habilidades y conocimiento del recurso por parte del profesor; la
    accesibilidad de los centros de enseñanza a Internet,
    preferentemente durante el dictado de las clases; el soporte
    técnico y el reconocimiento al esfuerzo de los docentes
    para incorporar Internet al aula.
    El trabajo de aula conectada a la red, establece como premisa que
    Internet provee una variedad de herramientas y
    recursos que
    puedan ser usados para mejorar la instrucción y
    comunicación de los estudiantes, profesores, directivos y
    equipos de apoyo docente; mejorando de esta manera el proceso de
    enseñanza – aprendizaje, sobre el cual tiene efectos
    positivos Internet.
    La enseñanza en relación con las nuevas
    tecnologías ha sido objeto de múltiples
    discusiones en las dos últimas décadas y cada
    día se torna un tema mas contingente. En esta oportunidad
    quiero centrarme en la incorporación de Internet al aula,
    con un medio que ayude y colabore con el método
    permitiendo mejorar la enseñanza y de esta manera hacer
    posible que el
    alumno aprenda mejor.
    Trabajar con Internet en el aula  busca contribuir a mejorar
    en forma sustantiva la calidad del aprendizaje de los alumnos,
    Tratando de privilegiar el trabajo cooperativo como unos de los
    métodos
    que favorecen el aprendizaje de los alumnos utilizando
    Internet.
    El uso de la informática como innovación curricular
    es el gran desafió que enfrenta la educación en la
    actualidad, ya sea que se trate de centros escolares,
    universitarios y/o de formación técnica. El recuso
    informático tiene el potencial para hacer el aprendizaje
    mas eficaz, accesible, y económico y en lo que a
    formación se refiere se rescata la posibilidad de
    participación y responsabilidad del alumno en su propio
    aprendizaje.
    La inminente y masiva incorporación de Internet a la
    actividad social ha permitido la introducción de la computadora al aula
    siendo esto una consecuencia de los cambios tecnológicos
    que afecta nuestra sociedad.

    El reconocimiento de esta situación nos ha
    conducido ha asumir que el cambio
    fundamental, que se requiere para usar Internet e
    informática en el aula esta en relación con la
    concepción pedagógica que los profesores tienen o
    mantienen del proceso enseñanza – aprendizaje y su papel
    didáctico dentro de esta. La integración de los medios
    informáticos a las aulas permiten
    cimentar la integración de los profesores, alumnos y
    centros de enseñanza; distinguiendo para ello cuatro
    etapas:
    . Factores tecnológicos y socio culturales:
    características del profesor, del alumno e infraestructura
    informática.. Innovación informática:
    actividad de aula, proceso de enseñanza
    aprendizaje, aplicaciones educativas de Internet.. Tecnología
    educativa: diseño,
    desarrollo y
    evaluación de materiales educativos on
    line.
    . La concepción pedagógica que los profesores
    tienen sobre el proceso enseñanza aprendizaje:
    utilización de Internet como un medio de apoyo al
    método ha usar para mejorar el aprendizaje de los
    alumnos.
    Bajo este panorama, el profesor se ve ocupando un papel para el
    cual no ha  sido del todo preparado y se enfrenta a una
    serie de carencias no cubiertas.

    El reto es incorporar Internet al aula como  un
    recurso pedagógico oportuno; en tanto será un medio
    motivador que pondrá al alcance del aula una serie de
    recursos informáticos, que en muchas ocasiones facilitara
    o mejorara el desarrollo de tareas y situaciones de aprendizaje;
    convirtiéndose en apoyo fundamental del método a
    utilizar por el profesor en este caso se sugiere el método
    cooperativo, siendo este el que mejor se adapta para trabajar
    con
    Internet en el aula.

    En respuesta a las necesidades formativas del profesor y
    a la falta de estrategias
    etodologías, que faciliten el buen aprendizaje de los
    alumnos, es que se está en la necesidad de idear 
    nueva estrategia
    metodológica que utilice Internet en el aula.
    Todo esto, debe estar organizado, planificado, implementado y en
    constante evaluación; obligando a tomar decisiones de
    cómo abordar la actividad del aula en el trabajo
    pedagógico de los profesores. Trabajar con Internet en el
    aula permitirá presentar a los alumnos  los
    contenidos de forma diferente; servirá como alternativa
    para que los alumnos trabajen de una manera cooperativa
    cuya aplicación involucre la participación activa
    de las personas que conforma el grupo.
    La utilización del método cooperativo indica que es
    el más adecuado para trabajar con Internet y de esta
    manera adoptar la incorporación de los recursos
    informáticos al aula mejorando así el aprendizaje
    de los alumnos.
    Internet  induce cambios en la metodología basados en la
    comunicación y en la cooperación. Los servicios
    Internet son útiles para la realización de
    actividades de tipo cooperativas;
    abriendo el espacio del aula a otros horizontes, donde los
    alumnos comparten
    información          
    (datos, informes,
    gráficos, imágenes
    etc.) y experiencias de forma directa, de
    primera mano y en texto.
    Si a este tipo de actividad le atribuimos las
    características de las actividades cooperativas
    conseguiremos lograr lo siguiente:
    . Promover el desarrollo social
    del alumno combatiendo el egocentrismo

    . Situar al alumno en un contexto distinto; penetra en
    actividades del mundo real, accede a instrumentos y recursos
    propios de la vida profesional, de la misma forma que un
    investigador o un técnico.
    . Promover un aprendizaje cooperativo, un aprendizaje por
    experiencia
    . Motivar al alumno, pues este tiene algo que escribir, que
    pensar, que decir, para que un compañero lo lea, lo
    discuta o lo critique

    INTERNET COMO RECURSO
    EDUCATIVO: LA PERSPECTIVA CONSTRUCTIVISTA:
    Un punto de
    vista ya clásico en una situación de reforma
    educativa vigente en buena parte de la cultura del aprendizaje en
    los países de nuestro entorno, se fundamenta en las
    teorías del
    aprendizaje constructivista (las que hacen especial
    énfasis en la idea del alumno como centro de los procesos
    cognitivos y por ende de los procesos de enseñanza y de
    aprendizaje), es el
    que sitúa los recursos en un esquema complejo de
    contenidos, procesos y condiciones de aprendizaje.
    Desde la perspectiva del contructivismo (Gagné, 1985) en
    toda situación de aprendizaje hay presentes tres
    elementos, o grupos de
    elementos claramente diferenciados: Los resultados del
    aprendizaje, o contenidos (QUÉ se aprende), los procesos
    (CÓMO se aprende) y las condiciones de aprendizaje (lo que
    ha de cumplir una actividad o una situación para que el
    aprendizaje se produzca).

    En esta línea de pensamiento
    los contenidos serían el resultado del aprendizaje, es
    decir el cambio que se produce en el material cognitivo del
    alumno entre el antes y el después de la actividad de
    aprendizaje (cambio entendido como incorporación de nuevo
    material, desecho
    del antiguo o cambio en el tipo de relaciones entre elementos de
    conocimiento y/o  la forma de procesarlo). Los procesos
    serían el cómo se aprende, es decir la actividad
    cognitiva que se pone en marcha, o el alumno pone en marcha, para
    efectuar el aprendizaje (estrategias y estilos cognitivos) y que
    varían según el tipo de aprendizaje (según
    la naturaleza del
    contenido —hechos, conceptos,… o dominio disciplinar—) y
    según la información previa (ideas previas,
    experiencias).

    Pero en cualquier caso (Pozo, 1992) estos procesos
    tienen una característica común: son procesos
    propios, internos e inherentes al aprendiz, y en consecuencia
    sólo observables en sus efectos. En consecuencia la
    intervención del profesor para propiciar el cambio en el
    material cognitivo del que hemos hablado (del cambio conceptual),
    o dicho de otra forma los procesos de enseñanza,
    sólo puede intervenir para crear condiciones favorables a
    ese cambio. O para que el proceso de aprendizaje se desencadene,
    y se desarrolle, dentro de unas
    condiciones favorables. Cada aprendizaje requiere unas
    condiciones concretas y diferentes a otro. Condiciones a
    determinar mediante procesos de planificación y de
    evaluación.

    Estas condiciones de aprendizaje están
    determinadas por dos elementos: LOS RECURSOS EDUCATIVOS y las
    estrategias de enseñanza, y por la interacción de
    ambos. Es en este marco de referencia en el que entendemos el uso
    de los medios informáticos, como recursos
    educativos específicos que favorecen el aprendizaje de
    ciertos contenidos (en particular de ciertos procedimientos,
    conceptos y destrezas) asociados a situaciones especificas de
    aprendizaje y en relación con estrategias
    didácticas propias.
    En lo referente a las computadoras como medios didácticos
    reseñamos la singularidad señalada por
    Rodríguez-Roselló (1988) acerca de los contenidos
    que pueden alcanzar y a las concepciones metodológicas
    subyacentes, que fácilmente se pueden referir
    también a las redes o a
    Internet:

    Capacidad de interacción, favorecedores de
    entornos de aprendizaje autónomo y de entornos
    abiertos, y favorecedores de estrategias de exploración y
    descubrimiento.
    A esta dimensión hay que añadir otra en la
    línea del desarrollo cultural señalado por Vygotski
    (1984) sobre la creación de instrumentos que
    amplían las capacidades humanas de conocer y aprender:
    "instrumentos que la especie humana ha elaborado en el transcurso
    de las relaciones e intercambios sociales de sus miembros".
    Aplicable a los medios tecnológicos por cuanto encierran
    de capacidad de codificación y de representación
    simbólica y conceptual: En particular aplicable a la
    computadora como instrumento regulador de relación e
    intercambio.
    Pero las corrientes y teorías
    constructivistas no son las únicas.

    Recientemente se han formulado modelos que
    explican el aprendizaje desde perspectivas que permiten incluir
    los contextos tecnológicos, y los entornos que propicia
    Internet, dentro de los factores de aprendizaje.

    Nos referimos a la Teoría
    de la Conversación y a la Teoría del Aprendizaje
    Situado:
    La Teoría de la Conversación (Pask, 1964) parte del
    punto de vista de Vygotsky sobre el hecho de que aprender es por
    naturaleza un fenómeno social; en este sentido se aporta
    que la adquisición de nuevo conocimiento es el resultado
    de la interacción de individuos que participan en un
    diálogo y
    que aprender es un proceso dialéctico en el que un
    individuo
    contrasta, confronta, su punto de vista personal con el
    de otro hasta llegar a un acuerdo. En el transcurso de lo cual y
    como resultado se produce la incorporación del nuevo
    material cognitivo.
    Desde este punto de vista Internet es un entorno que presupone
    una naturaleza social específica, la de individuos,
    grupos, etc. comunicados a través de la red o con su
    mediación, y también entraña un proceso a
    través del cual los aprendices crean una zona virtual de
    "proximal development" (Vygotsky, 1978): La red aumenta lo que el
    alumno es capaz de aprender con el concurso de los
    demás.
    Aparte de las teorías constructivistas y conversacionales,
    hay otra teoría a la que se acude para defender la
    fiabilidad de Internet como medio de aprendizaje: es  la
    Teoría del
    Conocimiento Situado (Young, 1993), el conocimiento es una
    relación activa entre el individuo y un determinado
    entorno, además el aprendizaje se produce cuando el alumno
    está envuelto
    activamente en un contexto instruccional de naturaleza compleja y
    real.
    El entorno Internet responde a las premisas del conocimiento
    situado en sus dos  características principales:
    realismo y
    complejidad.Internet posibilita intercambios auténticos
    entre usuarios provenientes de contextos culturales diferentes
    pero con intereses similares.

    INTERNET LA
    EFECTIVIDAD PEDOGÓGICA:
    Los profesores tienen
    derecho a plantearse, sobre todo cuando en otras latitudes ya
    tienen cierta tradición en la incorporación de
    Internet a la actividad docente y educativa, si efectivamente
    esto ha contribuido a mejorar en alguna medida la calidad de los
    resultados obtenidos o por el contrario es como tantas veces una
    moda más.
    Y sobre todo saber, por la
    experiencia acumulada en otros sitios, en qué condiciones
    la incorporación se produce de una forma provechosa. Esto
    es: la efectividad pedagógica. Ya que la mayor parte de
    las veces el éxito o
    fracaso del recurso depende más del como y para qué
    se utiliza que de la naturaleza del recurso en sí.
    Estamos acostumbrados a ver instrumentos excelentes
    desaprovechados por un uso inadecuado, o a ver sacar excelentes
    resultados a recursos muy pobres.
    El papel de los profesores se ve afectado por Internet. No todos
    los profesores acceden, ni consideran efectivo el uso de la 
    computadora en clase. Algunos lo utilizan como instrumento para
    elaborar materiales didácticos o propuestas curriculares,
    memorias,
    programaciones, etc.; sin desdoro, ni menoscabo de su rendimiento
    pedagógico. Igual parece que sucederá, o que ya
    sucede donde hay experiencia, con Internet.
    Ciertos tópicos resultan falsos: La computadora, Internet
    van a ahorrar trabajo, van a sustituir al profesor,… cuando lo
    cierto es que da más trabajo o necesita de otros
    especialistas, o de profesores más especializados, de
    más formación, etc.
    Además se da la circunstancia que el medio, dada su
    naturaleza abigarrada, anárquica y cambiante, crea
    fácilmente una sensación de agobio o estrés,
    por un lado, y por otro plantea la necesidad de un trabajo
    adicional de búsqueda, sistematización,
    clasificación actualización etc. de los recursos
    existentes en Internet. Plantea la necesidad de una guía
    efectiva.
    De manera que, si bien en lo que a los profesores se refiere, el
    uso de la Internet puede ayudarles a reducir su sentido de
    aislamiento, conectarse con sus colegas y fomentar su
    autonomía (Honey y Henriquez, 1993).

    Sin embargo, la naturaleza de la Internet (con sus
    características ya señaladas de anárquica y
    abigarramiento), la angustia del acceder sin guía, etc. a
    los recursos, puede constituir una dificultad o un filtro, y
    generar diferentes tipos de actitudes en
    relación con el medio.
    Isabel Borrás, de la Universidad
    Estatal de San Diego (Borrás, 1997b), señala seis
    tipos de actitudes por parte de los profesores en relación
    con el acceso que tienen alumnos a Internet:
       1. Profesores que renuncian a cualquier tipo de
    acceso;
       2. Acceso restringido limitado a materiales muy
    selectos;
       3. Acceso a bases de datos, y
    otras fuentes
    documentales, para desarrollar la capacidad de
    investigación;
       4. Participación externa o periférica
    por medio de "newsgroups", listas de distribución, etc. para familiarizar a los
    estudiantes con auténticas
    comunidades virtuales de profesionales;
       5. Participación activa a través de
    comunidades (foros, listas de correo,…) con el propósito
    de convertir a los estudiantes en buenos
    (usuarios de la red);
       6. Participación en proyectos
    independientes o en colaboración con otros grupos, para
    contribuir al  corpus de conocimientos accesibles en la WWW.
    (Elaboración propia de recursos en la red a través
    de WWW).
    Igualmente a la hora de realizar proyectos educativos con alumnos
    que incluyesen el uso de WWW, Borrás (1996a y 1997b)
    estableció en base a varios estudios de profesores en fase
    de formación las siguientes estrategias y su
    correlación en las correspondientes requisitos para las
    páginas webs.
    Los resultados con relación a las estrategias fueron:
    1. Proveerse de una guía efectiva de los recursos que se
    van a utilizar;
    2. Procurar un ajuste real de los contenidos a las necesidades de
    los alumnos, en cuanto a temas, dificultad, lenguaje,
    …;
    3. Realizar prácticas a través de tareas
    significativas en relación con los objetivos de
    aprendizaje propuestos;
    4. Favorecer el trabajo en grupo cooperativo y
    5. Favorecer la creación de entornos activos y
    participativos de aprendizaje entre profesor y los alumnos.
    Correspondiendo con las estrategias a utilizar en proyectos
    educativos con alumnos se determinaron otras tantas 
    características atribuibles a los buenos documentos WWW o
    a tener en cuenta en su elaboración:
    1. Que tengan una estructura
    sencilla y den facilidad a la navegación;
    2. Contenidos originales;
    3. Que tengan sentido de finalidad de los proyectos
    requeridos;
    4. Que ofrezcan variedad de oportunidades de colaboración
    en su formulación; y
    5. Colaboración de profesores y de alumnos en el
    desarrollo de documentos educativos WWW.

    TRES FORMAS DE UTILIZAR LOS
    RECURSOS DE LA RED:
    Internet cambia la forma de
    trabajar, hace que aparezcan nuevas formas: a distinto tiempo (de
    forma asíncrona) y en distinto lugar (a distancia). Hace
    posible que los alumnos y profesores distantes se comuniquen, o
    que alumnos presenciales puedan ser tutelados a distancia, en
    casa. También induce cambios en la metodología,
    favoreciendo formas más colaborativas de trabajo.
    En definitiva Internet es en sí misma es un recurso
    específico para la educación que crea entornos
    propios de aprendizaje, docencia y
    trabajo para alumnos y profesores. Asimismo la red está
    llena de informaciones y de instrumentos que pueden ser
    utilizados de forma original y con carácter propio y real. La Red, y sus
    servicios, establecen valores
    añadidos a la educación: Tutoría telemática, educación a distancia
    y  metodologías propias (basadas en  la
    comunicación distante y en la cooperación).
    Internet es vehículo de comunicación para alumnos y
    profesores. Los instrumentos telemáticos están
    destinados a impactar fuertemente en los entornos educativos, en
    función
    de dos de sus características: favorecen el trabajo
    cooperativo, los contactos interpersonales, y eliminan barreras
    del espacio y  tiempo.
    La comunicación directa y estructurada por computadora (el
    correo
    electrónico, para la comunicación uno a
    uno,  o las listas de interés, los grupos de
    discusión, el IRC,… para el diálogo de uno a
    varios) permiten la comunicación entre usuarios (alumnos o
    profesores), directa y simultánea o mediante intercambio
    de mensajes, así como el intercambio de ficheros. Estas
    posibilidades son útiles para la realización de
    actividades de tipo cooperativas, a tiempo real, entre grupos de
    alumnos en lugares distantes.

    El espacio del aula se abre a otros horizontes, los
    alumnos comparten sensaciones y experiencias de forma directa, de
    primera mano, y además en texto escrito, en la lengua propia
    o en un idioma extranjero. Estas actividades pueden ser
    completadas con otras: Intercambio de textos escritos,
    imágenes, gráficos, datos, informes,… Dirigidos
    por  el profesor y orientado a la consecución de
    objetivos curriculares.
    Otro efecto que se consigue con esta experiencia es el de que el
    alumno penetre en actividades del mundo real. Acceda a
    instrumentos, y opere con recursos, propios de la vida adulta y
    profesional, de la misma forma como puedan hacerlo un grupo de
    investigadores o de técnicos.
    El papel del profesor es similar al que realiza en otros tipos de
    trabajos cooperativos: facilita la información necesaria,
    acompaña a los alumnos en la actividad,
    facilitándola y guiándoles,… con el valor
    añadido de poder
    comunicar con otro colega suyo en un lugar y en un medio distante
    pero con unas inquietudes y motivaciones comunes.
    A este tipo de actividad podemos atribuir las
    características que en general se atribuyen a las
    actividades cooperativas:
    * Promover el desarrollo social del alumno y combatir el
    egocentrismo, y en este caso el localismo.
    * Fuerza al
    alumno a situarse en un contexto distinto antes de efectuar la
    comunicación.
    * Es un proceso de aprendizaje activo.
    * Es motivador. El alumno tiene algo que escribir, que pensar,
    que decir, para que un compañero lo lea, lo discuta o lo
    critique.
    Al profesor también le interesan estos servicios para su
    desarrollo profesional y docente. Puede conocer otras
    experiencias. Comunicarse con colegas seleccionados, reclamados o
    atraídos en función de temas expuestos en un grupo
    de discusión, foro, WWW, etc., ponerse en
    contacto con él, o con todos aquellos, que cumplan una
    determinada condición o característica (Por
    ejemplo: trabajar matemáticas con LOGO, fractales,…). Y por
    último puede intercambiar ficheros e informes, sobre
    proyectos, memorias, documentos curriculares,… u otros datos de
    interés.
    Los teledebates constituyen un entorno de trabajo virtual sobre
    un tema concreto.
    Mediante ellos se envían mensajes a un tema exponiendo
    opiniones o refutándolas. Como práctica constituye
    un proceso de gran riqueza educativa:
    Los alumnos argumentan, buscan datos, los escriben,… El proceso
    se completa cuando los temas propuestos encierran contenidos
    curriculares.
    En la videoeconferencia y en el chat, al
    contrario de como sucede en el teledebate, la comunicación
    se realiza de forma simultánea. Los resultados y
    características son los mismos, solo que la mayor viveza y
    espontaneidad le confiere mayor fuerza y capacidad motivadora y
    de evocación.
    Las bases de datos telemáticas permiten que los alumnos
    puedan acceder a fuentes de
    información real, y navegar por ella a la
    búsqueda de aquellos datos que sean relevantes para un
    objetivo,
    propuesto de antemano, en el contexto de un trabajo
    escolar.

    La planificación y coordinación del trabajo entre los
    componentes del equipo, la distribución de tareas, la
    formulación de consultas y la elaboración de la
    información obtenida, son todas ellas
    operaciones de
    alto contenido formativo en relación con objetivos
    propuestos en la mayor parte de las áreas
    curriculares.
    Un aspecto importante del uso de bases de datos lo constituye el
    hecho de que casi nunca se realiza como una actividad puntual o
    personal, sino en el contexto de un proyecto de trabajo en
    equipo, y las más de las veces en concurrencia con
    otras formas de uso de la vía telemática: Correo
    electrónico, teleconferencia, teledebate, o incluso con
    ayuda de CD-ROM u otros
    dispositivos de almacenamiento de
    información digitales o analógicos.
    Todo ello entraña, como en los casos anteriores, los
    aprendizajes y características que en general se atribuyen
    a las actividades cooperativas.
    Este servicio
    también es útil en la educación a distancia
    por razones obvias: Pone a disposición de alumnos de zonas
    alejadas, medio rural, informaciones y recursos formativos a los
    que normalmente no tendría acceso.
    Quedaría por dilucidar en un análisis más detallado, o a
    través de posibles investigaciones,
    qué modalidad de herramienta telemática, o
    qué metodología podría ser la más
    indicada para los objetivos o contenidos curriculares que se
    plantean en cada área y nivel.
    No hay que olvidar que los medios informáticos habituales
    también se pueden utilizar en las redes
    telemáticas. De esta manera recursos que se han
    manifestado útiles en actividades de repaso,
    ejercitación, etc. como los programas de EAO,
    o los equivalentes applets de Java,
    también pueden ser utilizados, con igual fin, en la
    tutoría telemática de alumnos a distancia.

    LOS RECURSOS
    INTERNET:
    En Internet hay muchas más cosas. Hay
    informaciones, textos, imágenes, datos que pueden apoyar o
    ilustrar una explicación, un problema o multitud de
    actividades educativas, o de situaciones de enseñanza, y
    que además lo hacen con la fuerza de la verosimilitud, de
    lo vivo, de lo científico o de lo profesional:

    Textos en cualquier idioma o de cualquier autor
    literario, filosófico, científico,… de cualquier
    época, reproducciones, tan buenas como admita la
    resolución de nuestro monitor, de,
    esculturas de cualquier museo en cualquier parte del mundo, con
    su ficha técnica, hay imágenes enviadas por la
    última sonda espacial unos minutos antes o
    simultáneamente,
    diccionarios,
    gramáticas, mapas, software,… Son los
    recursos educativos de Internet.

    INTERNET Y
    CURRÍCULO:
    El uso de Internet como recurso
    didáctico complementario para el desarrollo del currículo escolar, aplicado a la
    enseñanza y aprendizaje conlleva:
    a. Dotar a los centros participantes de la infraestructura
    necesaria para poder usar el medio,
    b. Familiarizar al profesorado y al alumnado participante con las
    redes telemáticas para que puedan sacarle rendimiento,
    c. Poner el medio al servicio de la enseñanza y
    aprendizaje de la transversalidad y controlar los procesos de
    aprendizaje,
    d. Informar a la Comunidad
    Educativa sobre las dificultades encontradas y los logros
    conseguidos,
    e. Sugerir líneas directrices para que esta iniciativa
    pueda hacerse extensiva a otros centros,
    f. Informar al empresariado del sector sobre la viabilidad de la
    telemática en los centros: necesidades previas, intereses
    del alumnado, ventajas e inconvenientes que hay que salvar.
    En la actualidad la computadora se ha instalado como una parte
    importante de la vida moderna. La mayoría de nosotros
    utiliza la computadora diariamente.
    La banca, el
    control del
    tráfico, los procesadores de
    textos, contabilidades, bases de datos, diseño, organización empresarial, etc., son algunas
    de las aplicaciones donde las computadoras son parte activa de
    nuestra vida diaria. Conscientes de esta realidad, varios autores
    han iniciado diversas líneas de investigación
    usando las computadoras como medios de enseñanza y
    aprendizaje en las diversas áreas educativas (e.g.
    Pérez Abad, 1997). En opinión de K. Ahmad et al.
    (1985:1) "It may well change society as radically as did the
    Industrial Revolution"; y en lo que toca a su uso en el campo
    educativo, puede suponer una "revolución en profundidad de
    la educación, la más importante y radical desde la
    invención de la imprenta en el
    siglo XVI" .
    Sin entrar a valorar la certeza de estas afirmaciones, no cabe
    duda de que estamos en la era de la computadora. Por otra parte,
    la tecnología ha experimentado increíbles avances
    prácticamente, y ello se puede constatar en las
    publicaciones semanales. Dicha tecnología ha posibilitado
    la aparición de las micro computadoras, los PC
    pequeños y potentes, que han hecho posible mediante "la
    explosión de los PC la "revolución" invocada por el
    autor arriba citado. Y ello hasta tal punto que ha aparecido un
    nuevo vocabulario, una jerga extraña que sólo
    comparten los "iniciados" y que algunas publicaciones llaman
    "micro-lingüística. Nadie puede dudar ya que,
    como afirma J.M. Escudero (1992:11), Anuestro entorno social,
    cultural, laboral y
    profesional está siendo seriamente reconstruido como
    consecuencia de la denomi-nada revolución
    informática, y, ciertamente la escuela no puede
    dar la espalda a esa realidad social y a las demandas de diverso
    signo que plantea."
    En efecto, la escuela ha de estar abierta al progreso que
    representa el uso masivo de las Nuevas Tecnologías de la
    Información. Como resultado, los centros educativos
    están haciendo el esfuerzo de introducir la computadora en
    el aula, y de ello se han de beneficiar las generaciones
    más jóvenes.
    Estamos de acuerdo con Ortega y Gasset cuando dice que cada
    generación debe saber vivir "a la altura de las ideas de
    su tiempo". En este sentido, la escuela parece ser el lugar
    más indicado y natural para que los alumnos de todas las
    edades tomen contacto guiado con las vías de aprendizaje y
    conocimiento propias de esta época (M. Alvarez
    García et al, 1984:3-5).
    Hasta fechas recientes, la escuela ha aportado escasas
    vías de información que sirvieran de materia prima
    al alumno para la interiorización de conceptos, para la
    necesaria conceptualización en el proceso de aprendizaje.
    En palabras de M. Cuadra Ronco. (1990:48)
    "La tiza, la pizarra y el libro de
    texto, a través de la vista y el oído, han
    sido, durante mucho tiempo, los únicos instrumentos y
    canales que les eran permitidos al alumno. El uso de la
    computadora … supone una oferta
    más, un caudal de sensaciones distinto, que alimenta
    procesos y contribuye a la adquisición de habilidades
    básicas de aprendizaje por parte del alumno "
    Hoy en día, se impone un cambio de pensamiento y de
    valores de la comunidad que emplea la tecnología
    de la comunicación. La red de redes Internet
    está consiguiendo que crezca la sensación de
    pertenecer a una comunidad, y se está comprobando la
    satisfacción del individuo por pertenecer a ella. Se
    generan relaciones de interdependencia entre los usuarios; la red
    invita a la cooperación no jerárquica y permite
    organizar una comunidad en la que quien tiene mayor capacidad es
    quien asume la tarea.En lo que se refiere al profesorado, creemos
    pertinente recoger la opinión al respecto de Twila
    Slesnisck (citada en M. Alvarez García et al, 1984:4), en
    la que destacan tres objetivos:
    o Facilitar a los profesores una amplia base relativa a la
    educación mediante computadora
    o Motivar a los profesores para que participen en proyectos
    educativos de uso de la computadora como apoyo
    didáctico.
    o Promover contactos con profesores experimentados en
    líneas de trabajo que puedan ser desarrolladas en las
    aulas
    Los diferentes proyectos telemáticos que se han realizado
    en la última década entre el profesorado y los
    alumnos han permitido avanzar en algunos aspectos
    metodológicos y nos proporcionan la suficiente perspectiva
    para descubrir algunos factores positivos, comunes a todos ellos,
    que mejoran sustancialmente el proceso de enseñanza y
    aprendizaje. En este trabajo, partimos de una serie de hipótesis, ya confirmadas en otros trabajos
    de investigación (Pérez Abad, 1997:7-8,
    Piñero Prat y Vives Yla: 1997:56-57), pero que, en nuestra
    opinión, necesitan más investigación para
    poder ser aceptadas como tales en todas las áreas
    curriculares. Esas hipótesis son las
    siguientes:
    o El alumno acepta el uso de la computadora en el aula sin
    ningún tipo de reticencias y con toda naturalidad como
    recurso didáctico que le ayuda en el aprendizaje a lo
    largo de su curriculum. En
    suma, (la actitud del
    alumno hacia la computadora como apoyo didáctico es
    positiva.
    o La computadora, usada racionalmente, se ha convertido en un
    poderoso instrumento de motivación
    del alumno y lo predispone favorablemente al aprendizaje de
    cualquier materia, no
    importa lo árida que sea.
    o El alumno aprende más rápidamente con la
    computadora que con la enseñanza convencional
    tradicional.
    o El profesorado presente y futuro es consciente de la necesidad
    de formación en el campo de la enseñanza asistida
    por computadora, de su utilidad y de su
    espléndido futuro.
    Internet nos proporciona una red de
    información distribuida a la que podemos acceder
    fácilmente. La actualización de esta
    información es instantánea. El concepto de
    biblioteca
    universal ya empieza a ser una realidad, y no sólo desde
    el punto de vista documental, sino también multimedia:
    audio, video,
    fotografías…
    La telemática abre los centros educativos al exterior y
    permite la comunicación y el trabajo en equipo con
    educadores y alumnos de otros países. Ofrece el primer
    medio de comunicación auténticamente interactivo, a
    diferencia de otros que pocas veces permiten la
    participación. El
    teletrabajo o el trabajo a distancia es ya una realidad en las
    escuelas.
    Las fronteras geográficas que limitan los países no
    están dibujadas en las redes de comunicación.
    Podemos acceder a bibliotecas,
    tiendas, museos y medios de
    comunicación de todo el planeta. Podemos tener el
    mundo a nuestro
    alcance. Es importante nuestra presencia en las redes, para que
    otros navegadores
    puedan conocer nuestra cultura y nuestro país.
    El concepto de tiempo cambia radicalmente, puesto que en la
    enseñanza presencial alumnos y profesores deben trabajar
    en un mismo tiempo real.
    Internet permite que cada uno trabaje desde su lugar habitual en
    el momento que más le convenga.
    En otro orden de cosas, conviene aquí sacar a
    colación el estado de
    la cuestión en nuestros centros de enseñanza, y, en
    concreto, la necesidad de formación del profesorado en el
    uso de E.A.C. en general. Tal necesidad, entre otras carencias,
    quedó puesta de manifiesto en varios informes realizados
    al respecto, como el efectuado por M. Área Moreira &
    A. D. Correa
    Piñero (1992)
    En definitiva, se impone, por tanto, el tomar la medidas
    oportunas para favorecer y fomentar la formación del
    profesorado en el uso extensivo, fundamentado y motivado de este
    poderoso recurso didáctico en nuestras aulas.
    Las directrices teóricas que nos ofrece el marco de la
    reforma educativa, y en especial la teoría constructivista
    que la sustenta, constituyen una referencia clave para cualquier
    iniciativa que se quiera abordar en el entorno escolar orientada
    a implantar las tecnologías de la información y de
    la comunicación en los centros escolares, y darles un
    lugar adecuado en el Proyecto Educativo de Centro.
    Creemos que el acceso a la telemática por parte del
    alumnado, de alguna forma, va a trastocar el contenido de la
    educación formal y no formal de los estudiantes. Los
    jóvenes van a utilizar estos medios de forma
    autónoma, independientemente de los centros educativos;
    van a poder decidir con quién se comunican, cuál es
    el tema de comunicación, qué aspectos van a
    consultar o qué información quieren ofrecer a la
    red. Sin duda, un nuevo campo altamente atractivo se abre, para
    ofrecer a los jóvenes áreas que potencien su
    formación personal, en un medio audiovisual en el que la
    interactividad va a ser una de las piezas claves.

    EL MÉTODO
    COOPERATIVO EN EL APRENDIZAJE:
    Es un método
    centrado en el estudiante, se caracteriza por ser un
    método activo en el que el estudiante aprende a
    través de la experiencia; utiliza un modelo
    pedagógico que enfatiza la interacción. Se enmarca
    dentro de las distintas formas de trabajo en grupo. Propone
    problemas como medio de aprendizaje.
    El aprendizaje cooperativo es una manera de organizar el trabajo
    en el aula, según la cual los alumnos aprenden unos de
    otros así como de su profesor y del entorno. El docente se
    convierte en un facilitador de la generación del
    conocimiento.
    Utiliza los medios de aprendizaje disponibles, requiere que los
    grupos trabajen en equipo, puede también ser una
    expresión genérica usada para referirse a un grupo
    de métodos pedagógicos.

    EL
    MÉTODO COOPERATIVO Y SU RELACIÓN CON
    INTERNET:
    Al hablar de este proyecto de trabajo
    basado en la utilización de Internet como medio de soporte
    didáctico al método cooperativo, estamos haciendo
    referencia al trabajo individual y cooperativo que los alumnos
    llevan a cabo en el contexto de actividad de aula, originado
    desde el planteamiento de una tarea o problema a resolver. Dicha
    tarea o problema, planteada por el
    profesor, forma parte de la planificación de clase,
    enmarcada en el plan de la asignatura  y propuesta con lam
    intención  de que el proceso de ejecución y
    consecución supondrá instancias de aprendizajes
    para los alumnos, constituyendo una actividad múltiple de
    trabajo  unificada por una meta global.
    Internet posibilita la interacción cara a cara, la
    responsabilidad de cada miembro del grupo; desarrolla las
    habilidades personales y grupales y permite la reflexión
    sobre el trabajo en equipo, permitiendo el intercambio de ideas y
    materiales; así también contribuye a que los
    alumnos desarrollen capacidades de búsqueda e interpretación de la
    información.
    Las características del método cooperativo
    estan  íntimamente relacionadas con Internet, siendo
    el aprendizaje por experiencia el motivo principal de esta
    relación de trabajo.

    BIBLIOGRAFÍA
    1.- CHERRE
    ARGUEDAS, Juan. Producción Multimedia. Editorial Macro;
    Lima 2002
    2.- JONSON, David W. Aprendizaje Cooperativo en el Aula.
    Editorial Paidos,
    Argentina, 1999
    3.- SLAVIN Roberto E. Aprendizaje Cooperativo. Editorial
    Aique  Buenos Aires
    1999
    4.-  Revista Pixel
    – Bit, pág. 11; Tema: Investigación en el uso de
    la
    informática en la enseñanza.Chile. Autor: Gallego,
    M. J. 1998
    5.- Revista de Post Grado de la Universidad Nacional Mayor de San
    Marcos;
    Tema: La Clase Virtual. Perú. Autor: Dr. Heraud
    Pérez, Jorge. 2000
    6.- GIFFORDS E.D. Social work on the Internet 1998

    Manuel Linares Pacheco

    Estudios: Titulado en Educación Secundaria con
    mención mayor en Ciencias 
    Sociales y mención menor en Lengua , Literatura y
    Filosofía. En la Universidad Católica de Santa
    María en Arequipa Perú.

    He realizado estudios de segunda especialidad en
    Informática Educativa, en la Universidad Nacional de
    San
    Agustín de Arequipa Perú. Así mismo he
    cursado el grado académico de Magíster en Ciencias de la
    Educación con mención en  Educación
    Superior, en la Universidad Nacional de San
    Agustín.
    En el Campo laboral he trabajado en distintos centros de
    enseñanza de educación secundaria; he colaborado en
    la digitalización didáctica de trabajos multimedia; El pasado
    año trabajé en la elaboración de la
    Prognosis metodológica de aplicación de Internet al
    trabajo en el aula, próximo a ser editado; entre otras
    actividades.

    Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.

    Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

    Categorias
    Newsletter
    Comments
    All comments.
    Comments