Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

¡Pecadora!: La difamación histórica de la mujer para limitarla políticamente

Enviado por alfaro27e



Gracias al regalo que obtuvimos de un amigo llegó a nuestras manos El código Da Vinci, una novela que relata la historia del enigma de los templarios, éstos figuraban como miembros de una orden medieval de carácter religioso y militar, cuya denominación oficial era Orden de los Pobres Caballeros de Cristo.

La Orden fue conformada en el año de 1119 por dos caballeros franceses, Hughes de Payns y Godofredo de Saint Omer. Su objetivo era proteger a los peregrinos que visitaban Palestina tras la primera Cruzada o ese era supuestamente su trabajo.

En este relato se devela el propósito de estos caballeros, el cual consistía en ocultar el Santo Grial de las manos de la Iglesia Católica.

Entendido aquí el Santo Grial como un conjunto de documentos que pone en tela de juicio la argumentación religiosa del catolicismo y su instauración como Iglesia y no, como se acostumbra, creer que éste es el cáliz donde Jesucristo degusto vino, por última vez, con sus apóstoles y donde se encuentra su sangre.

La obra tiene como eje principal el desmenuzamiento de las incógnitas que se ocultan en los cuadros elaborados por Leonardo Da Vinci, el cual, se especula, fungió como uno de los miembros principales (Maestre) de una antigua organización llamada el Priorato de Sión, la cual es la evolución de la orden templaria.

Se supone, pues, que Da Vinci puso en sus obras varios símbolos de la Orden que permiten encontrar el verdadero paradero del Santo Grial.

Si regresamos a esta orden denominada el Priorato de Sión podemos encontrar, dentro de la obra, que es una hermandad -según esto que aún existe-, la cual busca proteger antiguos textos históricos que evidencian la importancia que tuvo María Magdalena en la constitución del pensamiento cristiano y, por ende, en la construcción de la Iglesia Católica.

Estos textos parecen aludir a aquéllos que se encontraron a orillas del Mar Muerto en 1947 en unas cuevas de Jordania y que se denominaron evangelios gnósticos.

La importancia que tiene, en este sentido, la novela a la que nos referimos y los evangelios antes citados, es que quien debería ser considerada "la piedra sobre la que se asienta el reino de Dios", debería ser una mujer (María Magdalena) y no un hombre (Pedro) como lo tenemos entendido gracias al Nuevo Testamento.

Es más dentro de la obra una de las cuestiones que más se manejan es esa otra tarea de los neo templarios que consiste en resguardar y mantener alejada a la descendencia de María Magdalena y Jesucristo de la Iglesia Católica, pues dentro de los argumentos del libro se habla de que Magdalena fue una apóstol más de Jesús y en este encuentro se da una relación sentimental, de la cual surgen dos hijas (una de ellas llamada Sara).

Desde entonces ellas y su linaje son perseguidos por los católicos, pues representan una amenaza política a la organización de la Iglesia en el mundo occidental.

En el relato, la disputa se da contra el Opus Dei, el cual busca deshacerse de los documentos que comprometen a la Iglesia y para ello busca a los dirigentes del Priorato para asesinarlos.

El Opus Dei es una prelatura personal de la Iglesia católica que fue fundada en 1928, en la ciudad de Madrid, España, por Josemaría Escrivá de Balaguer, sacerdote español que fue beatificado en el año de 1992.

Es así pues, que al ser María Magdalena el apóstol que más relación tuvo con Jesús, los conocimientos y la verdadera fe de éste debieron ser impulsados por esta mujer; sin embargo, la envidia de los demás apóstoles y la muerte de Jesús propiciaron que Pedro buscara la manera de difamar a Magdalena y, de esta forma, convenció a otros de sus compañeros como Marcos o Mateo para que escribieran en sus testimonios que en realidad ella había sido una prostituta que Jesús había redimido; pero que siempre tendría como etiqueta el hecho de ser pecadora e incitar a las "bajas pasiones".

A partir de ese momento, la gran mentira del pecado en nuestra religión sienta sus bases en el icono de inferioridad, subordinación y sometimiento que significa Magdalena y por la cual se "fundamenta" que las mujeres deben ser vistas como un error divino que debe día a día eximirse de su maldad para que pueda ser bien vista y aceptada por Dios.

Ahora bien, el papel de la mujer en la actualidad no dista mucho de la que existía antaño, pues en la familia tradicional mexicana la mujer es símbolo de abnegación y obediencia.

A pesar de todo es muy claro el hecho de que en cada grupo familiar la persona que organiza, distribuye y controla ha sido la mujer y, no obstante, en esta evolución que realizan para evitar verse discriminadas, ellas mismas permiten la involución de sus acciones al promover la diferencia entre sexos.

Un ejemplo es la distribución de los quehaceres tanto para el niño como para la niña. Mientras al primero se le permite cualquier tipo de diversión física extrema a la segunda se le relega a tareas domésticas.

Esta sería una de las primeras acciones a erradicar para que la situación de racismo contra la mujer terminara.

Esta visión ha sido promovida por la Iglesia, como decíamos, a partir de que en su discurso maneja que la mujer solamente debe ser vista como promotora del pecado, pues en el mismo Génesis, de la Biblia, se le culpa de haber comido y ofrecido una manzana al hombre del árbol "prohibido". A partir de entonces, la mujer tiene la etiqueta de embustera, perversa y corrompida, por lo que a ojos de la "buena etiqueta" de la religión no se le permite tener una condición igualitaria con el hombre.

Al reconocer, pues, que la mujer es la principal fomentadora de malas conductas, las cuales según la religión ofenden a Dios, lleva a que el catolicismo pregone que debe reprimírsele todo tipo de pasiones, pues no tiene control de ellas.

Estos nos explica cómo este argumento fue y ha sido utilizado para limitar la vida política de la mujer, pues al ver en ellas a un ser que está incapacitado para dominar sus pasiones, automáticamente se piensa que el hombre tiene un papel fundamental para ayudar a controlarla y evitar desastres que pudieran venir de sus "desequilibrios" sentimentales.

Por tal motivo, era imposible -y para muchos lo sigue siendo- pensar en la mujer como un elemento de gobierno.

Para nosotros, entonces, la obra de Dan Brown permite reflexionar sobre el papel primordial que debería tener la mujer en la vida cotidiana y la imposición moral de la religión que no le permite escalar sitios de jerarquía social o política.

Esta situación debería ser erradicada, pues, para nuestra concepción, el gobierno que pudiera ejercer una mujer tendría un mayor nivel de organización, responsabilidad y transparencia.

Es evidente que tomando en cuenta la historia de los gobiernos encabezados por hombres, éstos han llevado a la población mundial a vivir en tiempos de violencia y terror, ya que todo se pretende solucionar organizando guerras, tal parece que el rol que juega la testosterona en las cúpulas de poder ha originado que la convivencia entre los humanos ya no sea pacifica y se mantenga un ambiente de miedo generalizado entre todos los individuos.

Por lo tanto, nosotros creemos que es momento de que a la mujer se le dé la oportunidad de gobernar, pues entre algunas de sus características se encuentran la paciencia, la creatividad y la espontaneidad, las cuales pueden darle un mejor desarrollo a la vida humana.

Es imprescindible, por tanto, retomar la hipótesis de la novela que gira en torno a la importancia que pudo haber tenido María Magdalena para consolidar una religión y de esta forma reconocer que otro mundo sería, hablando de ideología y prácticas políticas, si las mujeres organizaran la vida de los individuos, ya que no podemos dejar de lado que, en primer lugar, ellas representan un número poblacional mayor y que, en segundo lugar, su carácter y maneras de actuar les permitirían regir de una manera más sistemática y controlada.

Queda, pues, en el aire esa oportunidad de disfrutar o, si se quiere, de "padecer" el gobierno femenino para que se pudiera hacer un balance.

Asimismo, no restaría más que esperar si en realidad algún día se develará el enigma del Grial y si, por consecuencia, se abre el paso decisivo de la mujer en la equidad de oportunidades en el ámbito religioso, cultural, social, económico y político.

No hay que olvidar, por último, que es necesario que la mujer tome conciencia de su posición y ponga manos a la obra para lograr la consolidación de sus derechos.

Erika Bobadilla Quiroz

Javier Cervantes Mejía


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.