Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Caiga quien caiga (página 2)

Enviado por aledab



Partes: 1, 2

Datafull

Es la filial de internet de Cuatro Cabezas. Fue creada a fines de 1999 y es uno de los sitios más importantes del habla hispana con cerca de 125 mil visitas diarias. Está catalogado entre los mejores sites de contenidos tecnológicos y es uno de los lideres en el mercado de acceso gratuito a internet.

Datafull busca brindarle al usuario las herramientas y conocimientos tecnológicos necesarios para que su experiencia en la net sea satisfactoria. También está a cargo de diseñar y mantener los sites de cada programa de Cuatro Cabezas, conservando la estética que los caracteriza.

Datafull ofrece al usuario internet gratis, e-mail gratis, participar en foros, armar y diseñar sitios y pc’s, bajar diversos archivos y programas para entretenimiento, bajar programas para los virus, una guía de compras de tecnología, hardware y periféricos, entre tantas otras cosas.

Datafull Branding

Datafull Branding nace a fines del 2004 y es la unidad de negocios de Cuatro Cabezas que tiene como objetivo satisfacer las necesidades de diseño y comunicación interactiva de empresas locales y extranjeras. Brinda servicios y soluciones a medida, de acuerdo a las necesidades y expectativas de sus clientes: sitios corporativos, micro-sitios, CD ROMs multimedia, newsletters, publicidades (banners), hosting, e-commerce, test de usabilidad, administradores de contenidos y e-mails y juegos interactivos, entre otras.

Las soluciones que brinda Datafull Branding tienen como principal objetivo mejorar los resultados de negocio de los clientes. Por eso, cada solución es pensada como parte de una estrategia de comunicación, marketing y publicidad destinada a mejorar la experiencia de los consumidores con las marcas, productos o servicios.

En síntesis, la misión principal de Datafull Branding es desarrollar estrategias de comunicación en la Web a medida de cada cliente, teniendo en cuenta sus necesidades y objetivos.

Algunos de los principales clientes actuales son Movistar, Quilmes, YPF y Fibertel.

6- Venta de formatos

El departamento internacional de Cuatro Cabezas es el encargado de comercializar los productos originales de la compañía en todo el mundo. También, y siguiendo muy de cerca la vanguardia del mercado televisivo mundial, adquiere formatos para producirlos no solo en la Argentina sino en distintos países de Europa y América.

Los formatos de contenidos de Cuatro Cabeza son:

CAIGA QUIEN CAIGA

  • Género: informativo – entretenimiento
  • Duración: 80 minutos
  • Frecuencia: semanal
  • Idea: Cuatro Cabezas S.A.
  • Opcionado: España, Italia, Francia, Israel y Chile.
  • Producido en: Argentina, España, Italia, Francia, Israel y Chile.

PUNTO DOC

  • Género: periodístico
  • Duración: 45 minutos
  • Frecuencia: semanal
  • Idea: Cuatro Cabezas S.A.
  • Opcionado: España
  • Producido en: Argentina

E 24

  • Género: docu - reality
  • Duración: 60 minutos
  • Frecuencia: semanal
  • Idea: Cuatro Cabezas
  • Opcionado: Francia
  • Producido en: Chile y España

EL RAYO

  • Género: magazine
  • Duración: 45 minutos
  • Frecuencia: semanal
  • Idea: Cuatro Cabezas S.A.
  • Producido en: Argentina, España. Próximamente en Chile

CAMINO A LA GLORIA

  • Género: reality
  • Duración: 60 minutos
  • Frecuencia: diario
  • Idea: Cuatro Cabezas
  • Opcionado: Francia, Turquía, Sudáfrica, Italia y territorios de Medio oriente
  • Producido en: Ecuador y Rumania

SUPER M

  • Género: docu - soap
  • Duración: 45 minutos
  • Frecuencia: semanal
  • Idea: Cuatro Cabezas S.A.
  • Opcionado: Italia y Rumania
  • Producido en: Argentina y Chile

LUXSTAR

  • Género: magazine
  • Duración: 45 minutos
  • Frecuencia: semanal
  • Idea: Cuatro Cabezas S.A.

30 SEGUNDOS

  • Género: docu - reality
  • Duración: 60 minutos
  • Frecuencia: semanal
  • Idea: Cuatro Cabezas S.A.
  • Producido en: Argentina

ASUNTOS PENDIENTES

  • Género: periodístico
  • Duración: 60 minutos
  • Frecuencia: semanal
  • Idea: Cuatro Cabezas S.A.

Cuatro Cabezas tuvo otros productos que fueron desarrollados y difundidos pero que hoy ya han dejado de existir. Este es el caso de 4K Records y 4KStore. El primero se trataba de un sello discográfico que retomaba la idea de Track, mientras que el segundo se trataba un sitio de internet a cargo de Eduardo de la Puente donde a modo de diario humorístico se comentaba la actualidad con cierta ironía. Este espacio también le servía a la productora para vender merchandising de sus programas (tazas, remeras, buzos, etc.).

Cuatro Cabezas en el exterior

La productora se trazó y mantuvo desde su origen una estrategia bien definida: crear, generar y producir contenidos con un formato pensado el mercado internacional. Esto significa crear productos con estilos de edición, post producción y recursos que los transformen en atractivos para distintos países del mundo. Una de las ideas de siempre de la productora fue vender los formatos de sus programas a diversos países para su realización y adaptación.

La productora ha logrado una sólida inserción en el mundo y su "caballito de batalla" fue y es Caiga Quien Caiga. El programa ya se ha realizado en países como España, Chile Italia y Francia y la idea fue vendida a países como Alemania e Israel. Otros programas como El Rayo y E 24 también han logrado ser vendidos a varios países del mundo.

Cuatro Cabezas también logró consolidarse en el mercado mundial a través de la producción de contenidos para señales de televisión internacionales y de la producción de documentales. Otra de las herramientas fuertes que le permitió a la productora darse a conocer en el mundo y lograr prestigio es su actividad publicitaria a cargo de La 4K.

La productora mantiene una línea mas fuerte en el exterior que es en aquellos lugares donde posee compañías, y que es en Chile y en España.

ESPAÑA

El grupo Cuatro Cabezas realizó su primera incursión en el mercado español en el año 1996, licenciando el formato Caiga Quien Caiga, que se ha emitido en la cadena Tele 5. A partir de enero de 2000 se crea Cuatro Cabezas España, estrenándose con dos producciones propias El Rayo y Tripa, de emisiones semanales en la cadena Antena 3 TV.

CQC se planteó el objetivo de mostrar la actualidad como no lo hace ningún programa de la televisión española. Es el informativo satírico líder de la pantalla española y se ha convertido en el programa culto encargado de ironizar la actualidad política, del espectáculo y los deportes.

En sus comienzos CQC España presentó problemas de audiencia pero rápidamente se transformó en un programa de culto, y en lo que va de la temporada 2005 por ejemplo ha obtenido una audiencia media del 21,2% de cuota de pantalla y 3.295.000 espectadores.

Otro contenido de Cuatro Cabezas que la cadena Tele 5 emite en la actualidad es U 24 (nombre original E 24), el cual durante el 2005 tendrá su segunda temporada al aire. Se trata de un reality documentado que durante 13 capítulos registra la dinámica de las urgencias del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba y el Virginia del Rocío de Sevilla.

A fines del 2001 se crea Cuatro Cabezas Films, empresa dedicada a la producción de spots publicitarios. Actualmente esta empresa se encuentra trabajando para importantes agencias de publicidad española como FCB/Tapsa, Young y Rubicam, S.C.P.F., Tiempo/BBDO y Grey, entre otras.

Los últimos comerciales realizados por Cuatro Cabezas Films han sido para cuentas como TVE, Carisberg, Caja Madrid, Cepsa, Mahon y Movistar, entre otras.

CHILE

En el año 2002 Cuatro Cabezas entra en la televisión chilena a través de un acuerdo de co-producción con la empresa productora local Edu Comunicaciones.

La producción de los programas de Cuatro Cabezas en Chile está a cargo de un equipo chileno-argentino, entrenado por Cuatro Cabezas.

En el 2005 el canal Mega transmite la tercera temporada de CQC Chile y va todos los domingos en horario central. Esta adaptación local ya está consolidada como un clásico de la televisión chilena y presenta una estética y post producción cuidada y dinámica.

En los primeros tiempos el programa no lograba hacer la diferencia pero hoy se transformó en uno de los cinco programas mas visto del día domingo en la TV chilena y marca promedios de rating de entre 16 y 19 puntos.

Otros programas de Cuatro Cabezas que se emitieron en la TV chilena fueron El Rayo y E24. El primero fue ubicado durante los veranos en el lugar de CQC, mientras que el segundo fue emitido por la cadena UCTV (canal 13) durante el 2004.

La productora por dentro

Mario Pergolini una vez dijo en una revista algo que hace a la filosofía de su productora "siempre intento ser como jefe como me hubiera gustado que fueran conmigo".

Todos los empleados reconocen que tienen puesta la camiseta de la empresa, lo cual fortifica y trasmite positivamente la imagen de la compañía.

Desde sus comienzos la productora tuvo un sueldo mínimo (en sus comienzos fue de 1000 pesos) y una suma anual para todos en concepto de participación de ganancias (en sus comienzos fue de 2000 pesos), los cuales se fueron incrementando y actualizando con el correr de los años.

La gente que trabaja en Cuatro Cabezas tiene una edad promedio de 27 años. Guebel y Pergolini consideran que en la Argentina esa generación está curtida para enfrentar las adversidades "por la situación económica y política que vivió el país; acá toda la gente, en especial la de esa generación, está mucho mas preparada para trabajar con lo impensado, con un panorama que cambia y se mueve rápidamente. La adaptación ya es de piel".

Al principio, antes de tomar a los técnicos y productores con experiencia preferían formar personal de cero. "Los experimentados no nos servían porque ya tenían incorporados todos los vicios de la vieja televisión. Cuando veíamos un buen programa no íbamos a hablar con el jefe de edición sino con el pibe que estaba aprendiendo". Pero ahora las dimensiones de la empresa y los tiempos no le permiten darse esos lujos, "hasta que alguien se forma en Cuatro Cabezas pueden pasar dos años, y muchas veces no se llega a formar a alguien a la velocidad que se generan oportunidades y proyectos para hacer".

Los dos directores privilegian a los que tienen título, pero no lo fetichizan, porque dicen que hay gente con titulo que es un "desastre" y gente sin titulo que es "maravillosa", lo que pasa es que "alguien que hizo una carrera es mas ordenado para laburar, puede procesar información rápidamente y no tiene problemas en poner algo por escrito".

Tratan además de generar dentro de la empresa espacios de aprendizaje para los empleados: cursos de ingles o edición. Y si hay un productor que no rinde se lo cambia de puesto y de programa. Se lo puede pasear por todo Cuatro Cabezas hasta encontrar dónde funciona y ahí se lo deja.

Eduardo de la Puente se declara admirador del modelo de la compañía que construyeron Pergolini y Guebel, "son vivos porque toman gente joven que no tiene ambiciones de ocupar el sillón de alguno sino que quieren hacer el trabajo bien, o sea ser los mejores en lo que hacen. Acá desde el último de los pinches hasta los que hacemos aire queremos hacer lo nuestro como nadie. Cada uno sabe donde está, y si bien los equipos de producción por una cuestión operativa trabajan separados, hay una invasión de territorios muy sana. Hay un muy bien clima y un ambiente muy sano. Vamos a comer todos juntos y hay compañerismo, mucha comunicación, y cuando hay roces se plantean de frente y chau".

De la Puente dice admirar a Cuatro Cabezas porque cuida mucho a la gente y define a la productora como "el futuro de los negocios".

Cuatro Cabezas es definitivamente una productora diferente al resto y se encuentra en una constante y dinámica evolución. Aunque es interesante recalcar una anécdota que hace un tiempo Pergolini declaró en la radio "a veces nos sentamos con Diego (Guebel) en la punta de la escalera y vemos a la gente que entra, que sale… y entonces yo le digo: toda esta gente ¿sabrá en manos de quien está?"

Capítulo 3: Mario Pergolini

"La tarde en que agarré un diario y en la tapa decía – Cavallo vs Pergolini -,

la miré a Lola y le dije – Lola, llegué –"

Mario Pergolini

Presentación

Mario Daniel Pergolini es ese flaco alto, de ojos claros y voz rasposa, con cierto aire de "rebeldía", que tanta llegada tiene en los jóvenes y no tan jóvenes. Ahora veamos quien es hoy Pergolini, laboralmente hablando:

  • Es conductor, junto a Eduardo de la Puente y Juan di Natale, del programa Caiga Quien Caiga que se emite los jueves a las 23 hs por canal 13, y está al aire desde 1995.
  • Es director, junto a Diego Guebel, de la productora Cuatro Cabezas, la cual posee contenidos en televisión, publicidad, radio e internet, entre otros y tiene una fuerte inserción en el mercado internacional.
  • Es conductor, junto a Eduardo de la Puente y Marcelo Gantman, del programa de radio ¿Cuál es? Este programa va de lunes a viernes de 9 a 13 hs por la radio FM Rock and Pop 95.1, y la producción está a cargo de Nacho Goano. Es el programa de radio es líder en FM en esa franja horaria hace ya varios años. Veamos rápidamente que es ¿Cuál es?:

El programa se sustenta principalmente en las charlas entre ellos tres, la buena música que pasan, los radioteatros y personajes como "El Panza" y "El Mogui", que se fijaron en la gente que los sigue y están haciendo apariciones constantemente en el programa.

El programa posee además secciones fijas sobre diferentes temas todos los días:

Lunes: Banda nueva / TC (a cargo de Javier Busto) / Rugby (a cargo de Ramiro Quesada)

Martes: Tecnología (a cargo de gente de Datafull)

Miércoles: Jueguitos (a cargo de Maxi Peñalver)

Jueves: Historia (a cargo de Felipe Pigna) / Cine (a cargo de Guillermo Hernández)

Viernes: Tecnología (a cargo de gente de Datafull) / Rugby (a cargo de Ramiro Quesada)

Un elemento fuerte del programa son las entrevistas en el piso, por lo general a gente vinculada a la música, y con entrevistados de gran renombre como Lenny Kravitz, la Bersuit, el Indio Solari, León Gieco, Robbie Williams, The Wailers, Alejandro Dolina y Gustavo Cerati, entre otros tantos.

  • Es conductor del programa de radio Rock and Pop Ranking. El programa se emite los sábados de 13 a 16 hs por la radio FM Rock and Pop 95.1.

En el programa Pergolini presenta el ranking con las 30 mejores canciones de rock del momento, a la vez que va contando las noticias mas recientes sobre el mundo de la música, las últimas producciones discográficas y realiza adelantos de los álbumes que vendrán.

Retrato de Mario

En el ambiente todos quisieran ser como él: jóvenes, exitosos, transgresores, dueños de una de las más importantes productoras. Por eso muchos lo envidian y lejos de los micrófonos destilan su veneno, aunque sin aportar ninguna prueba, excepto el "me contaron que…".

Sin embargo hay cosas que sí se saben: que fue un mentiroso crónico capaz de fraguar las historias más descabelladas y crueles; que durante los ’80 supo intoxicarse con las mismas porquerías – ilegales o no – que consumió su generación; que se peleó con su padre y que es un obsesivo de su privacidad, por lo que jamás mostraría la casa que tiene en Belgrano R y odia que le tomen fotos por asalto entrando vestido de gala a una velada del Colón o disfrutando de un veraneo con su familia en Disneyworld.

Su relación con las mujeres es otro de sus puntos oscuros. Le molesta que las revistas se ocupen de alguna ocasional y temporaria separación conyugal, y se niega rotundamente a hablar de las parejas que pasaron por su vida, aunque alguna vez se traicionó y cuando le preguntaron a quien odiaba no dudó en contestar "a Noelle Balfour, mi primera mujer".

Al respecto dice que no tiene buena relación con el sexo débil porque no termina de entenderlas ni soporta sus razonamientos y sus reacciones: "cuando estas terriblemente enojado no podés tratar a una mujer igual que a un hombre porque se largan a llorar, cuando se sienten acorraladas lloran y es muy molesto ver llorar a una mujer". Esta indisimulable especie de aversión u oposición a las mujeres se refleja en su trabajo.

La vida de alguien que siempre jugueteó con el límite entre lo cierto y lo falso se pasea por una delgada cornisa: según dicen para escribir algo sobre Mario hay que cotejear las fechas, respetar los off the record, proteger a los informantes y cuidarse de las iras del biografiado, que asegura que no es bueno ponerse en su contra porque sus represalias podrían ser terribles.

Su amigo Eduardo de la Puente prefiere no recordar ninguna de las historias que Pergolini inventaba en sus años de mentiroso compulsivo, justificando aquella conducta por la necesidad de afecto y atención que su amigo y hoy también jefe tenía en esa época. Cuando se le cuenta alguna anécdota referida a ese tema, su socio Diego Guebel se ríe y hace gala de un sólido código de amistad negando haber sido víctima de alguno de sus engaños. Una antigua pareja – que por aquellos días ya trabajaba de periodista - aun recuerda cuando debía hacer frente a los efectos de algunas de las invenciones de su ex novio. "¿Qué hermano desaparecido? Si Mario tiene una sola hermana y está viva", tuvo que decirle a un pobre incauto que, durante el cierre del festival de Amnesty Internacional en el estadio de River Plate y mientras Meter Gabriel entonaba Biko (canción dedicada al activista sudafricano), se había cruzado con un Pergolini conmocionado hasta las lágrimas "porque yo tengo un hermano desaparecido y en la pared de su celda había escrito un nombre: Biko". Jorge Lanata recuerda: "Yo fui el boludo que discutió con Grinbank para que le pagará el sueldo de nuevo porque Mario desesperado me había dicho que había perdido el sobre con la guita. Después me enteré que era mentira, pero era tarde: el segundo sueldo ya lo había cobrado".

A fuerza de escándalos y de peleas, Pergolini aprendió el delicado arte del equilibrista, lo que le permite seguir siendo para la percepción de su público un rebelde, sin por eso disgustar al establishment.

Asomarse a sus declaraciones a lo largo de su carrera permite descubrir algunas obsesiones permanentes: la idea de que la gente quiere morbo, que él no vende lo que no compraría y que sus grandes virtudes han sido básicamente estar en el lugar justo con la persona indicada, y saber rodearse de talentosos. Nunca terminó de entender su éxito, "es raro que me vaya bien. Vos decís: ese tipo que habla rápido, que se traga las eses, que no se le entiende nada, ni siquiera me paro bien. Yo a veces le digo a mi analista: el problema es que yo creo que lo que hago lo pueden hacen cien mil tipos. Se lo atribuyo todo a la suerte".

Así, ocupando los espacios que se le iban ofreciendo y vampirizando a sus allegados, fue como un gordito tímido, vago, rebelde sin causa, mentiroso y disfuncional al que su padre no se cansaba de advertirle que por ese camino nunca sería nadie, llegó a ser alto, flaco, trabajador y carismático empresario, además de encabezar las preferencias de la gente a la hora de elegir a los comunicadores más creíbles.

Vida personal y profesional

Su nombre completo es Mario Daniel Pergolini. Nació el 3 de julio de 1964 en la Clínica de Obstetricia, en Capital Federal.

Sus padres se llaman Edmundo Silvestre y Beatriz Mancione. Su mamá era ama de casa y amaba el tango, y su padre era pintor y diseñador de motores y máquinas y amaba la música clásica. Sus padres eran radicales y con una fuerte tendencia anti-peronista.

Pergolini vivió su infancia y adolescencia en zona norte en San Isidro y Martínez. Según él declara tuvo una infancia "muy triste" porque "estaba siempre solo, yo era distinto a los demás pibes, tuve una infancia muy solitaria".

Cursó los estudios primarios en el colegio Santa Isabel, y los estudios secundarios, luego de pasear por varios colegios, los cursó en el colegio La Salle.

En el colegio siempre fue callado y nunca fue de tener varios amigos, sino siempre uno o dos. Sus juegos y pasatiempos estaban basados en la radio. Por un lado escuchaba muhca radio porque su madre lo hacía y escuchaba a Graciela Mancuso, Badia, Larrea, Mareco y Maria Sanchez, entre otros. Y Pergolini jugaba a que era locutor de radio y comentaba e incluso grababa casetes y les ponía la voz arriba como que iba presentando los temas.

Pergolini tuvo una adolescencia difícil porque lo mal que le iba en los estudios repercutía en la relación con sus padres, con los cuales peleaba mucho, en especial con su padre, que le recalcaba todo el tiempo que nunca llegaría a ser nadie. Encima, según declaraciones de él, a los 14 años empezó a fumar marihuana, cosa que en la actualidad dice haber dejado hace ya un tiempo largo.

Mario era un joven que estaba todo el tiempo mintiendo, según declaraciones de él, su vida era "90% mentiras y 10% dormir" y dice que lo hacia para agradar e inventaba lo que era necesario para gustarle a alguien. Aunque asegura que no era mitómano porque no se creía sus mentiras; y todo esto que el declara como una "especie de enfermedad" la encargada de prácticamente curársela fue Dolores, su mujer. Pero voy a ampliar sobre el tema mas adelante.

En 1983 Mario se afilió al radicalismo, y formó parte de la Juventud Radical. Militó un tiempo en un comité de Beccar, pero al tiempo abandonó.

En 1985 viaja a Rio de Janeiro, Brasil al Rock in Rio y es aquí que conoce a Alejandro Rozitchner, quien al regresar a Buenos Aires lo invita a participar en su programa que se llamaba "Todo Mal" y se emitía por Radio Belgrano. Acá Mario hacía de todo un poco, pero más que nada un asistente, por lo que su verdadera incursión en el mundo de la radio fue en a fines de 1985 con el programa "Feedback".

Ari Paluch, que sabía mucho de música y también le encantaba la radio, y Mario Pergolini se conocieron por medio de un conocido en común y grabaron un demo de un programa de radio, basado en canciones y comentarios. Lo curioso es que en el primer lugar que lo presentaron fue en la radio Rock and Pop (donde hoy Mario es la figura mas importante y representativa), y fue Daniel Grinbank quien les dijo que era un producto que no iba a funcionar.

Presentaron el demo en radio Continental, gustó y arrancaron en esa radio con Feedback el 1 de agosto de 1985. Al tiempo Feedback pasó a Radio OK. Rápidamente se transformó en un programa muy escuchado, principalmente por público joven. Los conductores comentaban y opinaban sobre música y las distintas bandas, daban información y pasaban música.

Es aquí donde Mario conocer a su gran amigo Eduardo de la Puente, que era un gacellitero de la productora que le hacia la prensa a la radio.

A los meses Daniel Grinbank, con quien Pergolini tenía un juicio por haber dicho una vez al aire que en la Rock and Pop se pasaban temas pagados por las discográficas, llegó a radio OK con la función de desmantelarla, para transformarla en a las semanas en Radio Clásica. Pergolini y Paluch, desesperados por no perder su espacio, hicieron de todo, incluso pasar navidad en la radio, pero no hubo caso. Lo curioso es que en marzo de 1987, ambos firmaron contrato con Grinbank para hacer Feedback en la Rock and Pop.

El programa era un noticiero musical, donde Paluch manejaba los movimientos de los charts en todo el mundo y Pergolini era puro carisma y llegada al gente.

El programa iba bien, pero la que no iba bien era la relación entre ambos conductores, dado las constantes mentiras de Mario y los intentos de este de meter a Eduardo de la Puente en el programa, pedidos que siempre eran negados por Paluch.

La relación terminó de romperse y Mario pasó a tener un espacio en la noche de la Rock and Pop. Junto a su amigo de la Puente, y una locutora llamada Roxana Cortez, la cual tuvo que pasar un casting hecho a cargo de ellos dos, comenzaron con un programa llamado "Malas compañías". El programa, además dedicarse a pasar y comentar música, comenzó a darle un rol más importante a la gente, digamos que salió a la calle. También se crearon varias secciones y sketch, los cuales se convirtieron en clásicos e hicieron que Malas Compañías marcara records de audiencia.

Al poco tiempo de la Puente y Pergolini, que ya vivían juntos en un departamento en La Boca, le dicen que Grinbank que quieren hacer programa informativo para la gente de su edad a la mañana temprano, donde manejar un lenguaje joven y accesible. Así nació "Monoblock", conducido por Pergolini y de la Puente y con columnistas como Carlos Polimeni y Marcelo Figueras, y que rápidamente se transformó en un éxito y en un clásico de todas las mañanas.

En 1989 algunos hechos como el gran desorden y desorganización interna de la radio, la caída en las audiencias y la llegada de un gobierno peronista frente a la fuerte tendencia ideologica radical de la radio (basada en el fanatismo radical de su dueño Grinbank) hicieron que Grinbank realizará cambios bruscos y elimine toda la programación y eche a todo el personal, menos a Pergolini. A Mario le dio un espacio a la tarde, donde Mario presentaba temas y hablaba de una forma mucha más moderada.

En su vida personal Mario había arrancado la carrera Comunicación Social en la Universidad del Salvador pero la había dejado tras discutir con un profesor. También se había peleado con su amigo y compañero de vivienda Eduardo de la Puente, quien agarró sus cosas y se mudó a Mar del Plata.

En televisión Mario había participado en varias cosas sin pena ni gloria: estuvo en el programa Cable A Tierra (1984, ATC); hizo una gira con Soda Stereo para un informe para Badía & Cia. (1984, Canal 13); participó en el programa Rock & Pop TV (1986, Canal 11) y en otro llamado Penúltimo Momento (1988, Canal 2).

En 1989 debuta en Cablevisión con su primer protagónico en TV "Videolinea", y uno de los socios de la productora de este programa era Diego Guebel, quien era amigo de Mario de la Universidad del Salvador. Pero Guebel y Pergolini dejaron Videolinea y crearon un programa llamado La TV Ataca, el cual comenzó por América TV en 1991. Al poco tiempo el programa pasó a ATC, donde revolucionó las tardes la televisión. El programa contaba con la conducción de Mario y la presencia de Pipo Cipollati (periodismo bizarro), Alfredo Olivieri (farándula), Paki Galé (deportes) y Leo Fernández y Juan di Natale (encuestas callejeras).

Luego de varias peleas con el Interventor de ATC Gerardo Sofovich, Pergolini y la TV Ataca se fueron a canal 9, donde estaba Alejandro Romay, y el programa pasó a ocupar con gran éxito las medianoches de la televisión. Mientras Mario seguía en radio con su programa "Tiempos perdidos" en la Rock and Pop.

En Telefe le pusieron una competencia a Mario y fue Marcelo Tinelli con Videomatch. Luego la competencia se extendió también a los días domingos a la noche, donde Mario conducía "Hacelo por mi" y Marcelo conducía "Ritmo de la noche", ambos programas basados en el humor y en la presencia de grupos musicales. Con el tiempo esta competencia fue ganada ampliamente por Tinelli en niveles de audiencia, quien apuntaba más a toda la gente y la familia, y no solo a los jóvenes a los que apuntaba Pergolini.

En lo que hace a la radio, Mario en 1992 comenzaba con un programa llamado "Podría ser peor" y que salía al aire de lunes a viernes de 10 a 14 hs.

A comienzos de 1993 Mario estaba en un gran momento personal ya que estaba con su actual pareja Dolores Galán (le dicen Lola, es psicóloga y la conoció cuando esta le pidió hacerle una nota para un trabajo de la facultad), se compró un departamento en la avenida Santa Fe y se había amigado con Eduardo de la Puente, quien volvió a instalarse en Buenos Aires tras su huida a Mar del Plata y se incorporó a la TV Ataca.

En mayo de 1993 Mario decide levantar La TV Ataca porque decía que ya había cumplido el ciclo, y a pesar de los ofrecimientos de más plata del canal, el programa llega a su fin. Centro todos sus esfuerzos en su programa de radio "Podría ser peor" y pasa de ser empleado a socio minoritario de la Rock and Pop, aunque a los años vendió dichas acciones. También se asocia con Diego Guebel, Caíto Lorenzo y Sebastián Meléndez y forman una nueva productora llamada Cuatro Cabezas.

En este época, Mario que ya vivía con su pareja Lola tienen un hijo llamado Tomas.

En 1994 Mario vuelve a la televisión por la pantalla de canal 9 con un programa llamado "Turno tarde", donde conducía junto a un grupo de colaboradores surgido de un casting. El programa tenía un formato de noticiero y realizaba entrevistas, y tenía una tribuna donde la gente le podía preguntar lo que quisiera al entrevistado. El programa fue un rotundo fracaso y poco mas después de un mes fue sacado del aire. A los días de este levantamiento Lorenzo y Meléndez deciden abandonar la productora Cuatro Cabezas, la cual queda en manos de Guebel y Pergolini.

Hacia fines de 1993 Pergolini había comenzado un nuevo programa de radio en la Rock and Pop que se llamaba "¿Cuál es?", y conducía junto a de la Puente. El programa comenzó con u equipo con nombres como Andy Kuznetzoff en producción y Freddy Villareal y Jose Maria Listorti en móviles, aunque el equipo fue rápidamente reemplazado, quedando como únicos sobrevivientes del reemplazo Mario y Eduardo. El programa encontró un Mario fiel a su estilo pero mas moderado, mas maduro me animaría a decir. Acá es que Mario amplía su público y lo comienza a seguir un público más masivo que va desde el adolescente roquero hasta un profesor universitario, pasando por un montón de gente. Fue el primer programa en recibir mensajes por correo electrónico de los oyentes, y el primero en hacer tan partícipes del programa al oyente.

Tocando temas como la música y la tecnología, en especial Internet, pasando buena música, charlando de igual a igual con los oyentes y con publicidades de grandes marcas, "¿Cuál?" adquirió una gran estructura y se convirtió en el programa más escuchado de FM y se transformó en el clásico de las mañanas en la radio. El éxito de ¿Cuál es? sigue hasta hoy en día y sigue siendo el programa líder en su franja horario e incluso el programa con mayor audiencia de toda la FM.

A mediados de los ’90 Mario estaba con todas sus pilas en "¿Cuál es?" y con Cuatro Cabezas, y es en esta época que nace el primer gran éxito de la productora: "El Rayo". Un programa, cuya idea original había sido de Andy Kuznetzoff, y marco un nuevo estilo de edición, post producción y uso de la tecnología y recursos gráficos en la elaboración de programas de televisión; esto constituyó lo que en partes anteriores del trabajo comenté, el máximo capital de la productora, lo que la diferencia y en muchos casos la hace mejor que las demás productoras. También es en gran parte lo que le permite vender sus productos en el exterior.

Pero lo mejor estaba por venir, y fue en 1995 y por la pantalla de América. Un proyecto de Pergolini y Guebel, que había sido aprobado por Eurnekian y se basaba en un noticiero que tuviera una mirada irreverente e irónica sobre la realidad, con reporteros arriesgados y una estética moderna. Y ese proyecto se hizo realidad y en 1995 salió al aire "Caiga Quien Caiga", conducido por Mario Pergolini, Eduardo de la Puente y Juan di Natale y con noteros como Andy Kuznetzoff y Daniel Tognetti. El programa se transformó rápidamente en un éxito y estuvo seis temporadas por América. Luego estuvo un año parado y volvió en el 2002 por la pantalla de canal 13 y sigue hasta hoy en día, transformándose indudablemente en un clásico de la televisión argentina. A lo largo de todas las temporadas los noteros fueron variando así como también la mayoría de las secciones, pero lo que nunca varió fueron los conductores, la estructura principal y códigos del programa, y el talento y creatividad puestos en la elaboración del producto televisivo.

A la par de CQC Mario condujo otros programas que fueron "Televisión" (América, 1996), que era un programa interactivo y con nuevas tecnologías y "Camino a la gloria" (canal 13, 2002), que era un reality de fútbol producido también por Cuatro Cabezas. Ambos productos estaban pautados por un tiempo al aire que cumplieron y pasaron por la TV sin constituir un éxito o un fracaso.

La vida personal de Pergolini hoy, ya con 40 años, pasa por vivir como un esposo y padre de familia en su casa de Belgrano, junto a su familia. Vivir una vida más moderada y sin los excesos que durante mucho tiempo priorizó.

La vida laboral de Pergolini hoy pasa principalmente por ser el dueño y director, junto a Diego Guebel, de Cuatro Cabezas, una de las productoras más importantes del país, y también pasa por seguir conduciendo Caiga Quien Caiga los jueves por canal 13 y ¿Cuál Es? de lunes a viernes por la Rock and Pop.

Enfrentamiento con Marcelo Tinelli

Marcelo Tinelli y Mario Pergolini son en la actualidad dos de las más grandes figuras de los medios en Argentina y dos de los comunicadores más importantes. Ambos son dueños de productoras y conducen programas en radio y en televisión. Pero si hay algo que no son Mario y Marcelo es amigos, tampoco digo que sean enemigos, pero si al menos adversarios.

La competencia entre los dos nació en 1991 cuando Mario estaba arrasando las medianoches de la televisión desde la pantalla de canal 9 con La TV Ataca, entonces fue que en Telefe pusieron a Marcelo haciendo Videomatch para competirle. Si bien eran estilos totalmente diferentes se armó una fuerte pelea entre ambos, en la que en los niveles de audiencia ganaba Tinelli. Luego se sumó otro campo de batalla que era los domingos a la noches: Mario con Hacelo por mi y Marcelo con Ritmo de la noche. Nuevamente el rating favoreció al de Telefe.

Incluso fue en estos años que muchos reporteros y productores pasaban de un bando para el otro, empezaban trabajando con Pergolini y después terminaban con Tinelli, o viceversa. Son los casos de José Maria Listorti y Freddy Villareal, entre los más conocidos.

Ya más a finales de los ’90 y principios del 2000 la competencia amplió su campo de batalla: la competencia no estaba solo con Marcelo desde Videomatch y Mario ya desde Caiga Quien Caiga, sino que cada uno competía desde los contenidos generados por sus respectivas productoras. Tinelli desde Ideas del Sur genera productos para la televisión y para su radio, al igual que Pergolini desde Cuatro Cabezas.

Hoy en día la competencia los encuentra también en las mañanas de la radio, si bien aquí las diferencias son más marcadas ya que Tinelli conduce desde una AM y Pergolini desde una FM.

Ahora mas de la competencia entre sus productos, son dos comunicadores totalmente distintos, Mario desde su ironía y Marcelo desde sus burlas son dos estereotipos diferentes que representan a dos clases de publico.

La imagen pública de ambos personajes ha ido mutando con el correr de los años y con el desarrollo de su trayectoria profesional.

En el caso de Tinelli, desde una primera actitud humilde, campechana con tintes de cierta ingenuidad, a la actualidad donde se presenta a su tele-audiencia bajo el emblema de un profesional reflexivo, informado y comprometido con el destino de una sociedad con la que presupone y pretende estar absolutamente involucrado.

Pergolini, por su parte, se asumió desde sus comienzos como un prototipo del "joven rebelde urbano" vinculado con el ambiente transgresor del rock y del Ander. Actualmente su perfil se ha orientado hacia una suerte de progresismo intelectual metropolitano vinculado a cierta modernidad que circula hoy por Palermo Hollywood.

El programa que ha desarrollado Tinelli en los últimos años presenta nítidas diferencias con respecto a su formato inicial. El conductor comenzó con una emisión televisiva nocturna de divulgación eminentemente deportiva a la que luego le fue incorporando paulatinamente aspectos humorísticos a través de los bloopers.

A partir de allí el ciclo sufrió una suerte de metamorfosis hasta su constitución como un programa humorístico con tendencia al varieté. Es de destacar que Videomatch se consolidó definitivamente a partir de un abordaje humorístico de la realidad cotidiana del ciudadano medio mediante la utilización de diversos recursos que van desde las cámaras ocultas hasta la preproducción de sátiras críticas o imitaciones de programas.

Los mecanismos a partir de los cuales se obtiene o se pretende obtener humor en el programa se sustentan en una serie de estratagemas y ocultamientos que permiten desentrañar contradicciones humanas y/o ridiculizar actitudes, y/o explotar figuras emblemáticas, y/o exacerbar conductas contradictorias, transgresoras o simplemente burlescos. Se intenta exponer así a la luz una progresión de miserias y debilidades con el objeto de obtener un producto cómico.

La estrategia de Pergolini abreva en otro campo. Así en su programa de radio, pero fundamentalmente a partir del televisivo, apunta a obtener el humor mediante la exposición de ciertas debilidades y/o contradicciones que operan sobretodo en los ámbitos de las diversas instituciones y corporaciones estableciendo un dispositivo que promueve la creación de un estado de sospecha permanente sobre el "poder" y que permite a la vez sostener ilimitadamente el recurso.

A partir de sus programas de ideas sumamente creativas, sus programas, hurgan en los recovecos mismos del poder y explotan sus flaquezas a partir de la suspicacia y la humorada.

Considero que ambos conductores y productores se diferencian básicamente en que mientras Tinelli busca cantidad, Pergolini busca calidad. Tinelli siempre condujo y hasta produjo desde Ideas programas con un humor amplio, simple y hasta me animaría decir grotesco, donde la gente no tenga que pensar mucho para reírse. Busco que toda la familia se siente frente al televisor, hizo su audiencia lo mas masiva posible. En cambio Pergolini siempre condujo y produjo programas con un target seleccionado, busco hacer un humor ácido, irónico e inteligente. Incluso sus programas cuidaron muchísimo estética y formato a través de una tecnología de avanzada al servicio de la edición, la post-producción y utilización de recursos gráficos. Mario siempre se jactó de decir "Ganemos menos plata, pero hagamos un buen producto".

Dado que este enfrentamiento lo quiero terminar desde la óptica de Pergolini, por la naturaleza del trabajo, para terminar este apartado sobre el enfrentamiento Pergolini- Tinelli voy a citar una frase utilizada por Mario que refleja su pensamiento sobre Marcelo y su programa. La misma fue usada por Mario un martes del 2002 en CQC, un día después que Tinelli había arrancado su temporada de Videomatch por Telefe y canal 13 para competirle le puso en su programación la película Nueve Reinas. Mario, cuando promediaba el programa dijo en un tono irónico y alternando la mirada entre la cámara y su amigo de la Puente: "Para competir con el debut de Videomatch, canal 13 puso al aire la película Nueves Reinas. Es decir, que en un canal dieron una de tipos que con un par de trucos viejos tratan de sobrevivir eternamente, estafando a un montón de personas. Y en el otro dieron Nueves Reinas".

Capítulo 4: Caiga Quien Caiga

"Ganemos menos plata, pero hagamos

un buen producto"

Mario Pergolini

Presentación del programa

Nombre del programa: Caiga Quien Caiga

Emisión: jueves a las 23 hs por canal 13

Duración: 60 minutos

Cuando CQC comenzó en 1995 el programa de emitía los martes a las 22 hs por canal América y su duración era de 80 minutos. Luego cuando CQC pasa a canal 13, sigue un año mas con este horario y ya en el 2003 se muda a los jueves a las 23 hs y comienza a durar 60 minutos.

Conductores: Mario Pergolini, Eduardo de la Puente y Juan di Natale

Columnista: Nacho Goano

Noteros: Daniel Malnatti, Guillermo López, Clemente Cancela y Gonzalo Rodríguez

Idea y producción general: Mario Pergolini y Diego Guebel

Productor ejecutivo: Cune Molinero

Productor de contenidos: Diego Barredo

Caiga Quien Caiga es el resumen de noticias semanal que muestra la actualidad política, del espectáculo y de los deportes desde el humor, usando la ironía y el absurdo como principales armas. CQC llega al humor actuando casi exclusivamente sobre los personajes famosos y de esta concepción surge el nombre Caiga Quien Caiga, que es un juego de palabras que sintetiza la idea de hacer algo sin importar la jerarquía o la importancia de quien sufra las consecuencias.

Indiscutiblemente también puedo afirmar que CQC, además de manejar de forma inteligente y ácida los códigos del humor y crear una nueva forma (muy copiada por otros luego) de conducir y hacer notas, es un producto con una estética muy cuidada, trabajada y admirable, basada en una alta calidad de imagen, utilización de modernos recursos gráficos y gran digitalización, mucho trabajo de post producción y edición que trasforman al programa en un producto completo, original, dinámico y de formato atrayente tanto para el mercado interno como externo.

Historia y evolución de CQC

A finales de 1994 se encontraron en una reunión Mario Pergolini, Diego Guebel y Eduardo Eurnekian, dueño del Multimedios América. Los dos dueños de Cuatro Cabezas le contaron a Eurnekian sobre una idea de hacer un programa dedicado a la moda y a la publicidad, con entrevistas, que recorriera la noche y tuviera la comercialización asegurada. El programa tendría una estética particular, a través de una vertiginosa edición, e iba a estar conducido por una modelo. El programa era El Rayo, y el dueño de América lo aprobó pero dijo que lo que en realidad el estaba esperando era un proyecto con Pergolini.

Fue apenas después de esta charla que Pergolini terminó de armar unas ideas que tenía en la cabeza, se reunió con Eurnekian y le dijo que hacía un rato estaba pensando en hacer un noticiero, que tuviera una mirada irreverente e irónica sobre la realidad, con reporteros arriesgados y con una estética moderna. También comentó que había pensado algo así como un programa estilo La Noticia Rebelde con una estética actual.

Durante el verano de 1995 Pergolini se instaló en una casaquinta donde se armó el grueso de la producción. En todos los reportajes y notas previas adelantaba que Caiga Quien Caiga sería un noticiero "maldito" y que había vuelto al canal porque ahí se podía trabajar tranquilo, sin grandes exigencias de rating. También explicaba que pretendía hacer que la gente se riera de la realidad, que no quería ser un contratado sino que esta vez sería coproductores del espacio, y que firmarían un seguro con el canal para evitar que sucedieran cosas como las que habían tenido que soportar en ciclos anteriores (digamos que se la jugaba con producir el programa pero tampoco quería que lo levanten a los dos programas).

Las promociones anunciaban la vuelta de Pergolini con un informativo irreverente y con una nueva imagen. Y así fue. El público adulto, que siempre había rechazado al Pergolini de jeans y zapatillas, compró la nueva estética de trajes negros e imagen atildada, mientras que la gente que siempre lo siguió (la gente "del palo") celebró la referencia a Perros de la calle, la primera película de Tarantino, y los mas avispados agradecieron el homenaje a los Blues Brothers, banda de rock y jazz.

El nombre elegido fue Caiga Quien Caiga y la escenografía un típico piso de noticiero desde el cual Mario Pergolini, Juan di Natale y Eduardo de la Puente comentaban la actualidad y presentaban notas de exteriores. La apertura era un clip que se había filmado en unas vías de tren abandonadas.

La primera frase de Pergolini la noche inaugural fue "estamos de vuelta. Conociendo nuestra trayectoria esperemos durar cinco programas". CQC duró mucho más: durante ya casi diez años (y no sabemos cuantos más) el conductor y su equipo hostigaron a políticos y miembros de la farándula, se ganaron el favor del público que los ubicó en el lugar de justicieros mediáticos, y contaron con el apoyo de muchos de sus colegas, con la adulación de especialistas en medios y la adoración de miles de aspirantes a periodistas que encontraron en Andy Kusnetzoff, Daniel Tognetti y Daniel Malnatti un modelo.

En el primer programa de Caiga Quien Caiga el escritorio era bastante chico y las corbatas eran todas diferentes, detalles todos que serían subsanados al siguiente. El primer invitado fue Carlos Ruckauf, pero el recurso de la nota en vivo duraría solo tres programas.

Caiga Quien Caiga invirtió el juego que le había dado fama a su conductor: en lugar de incordiar a los buenos y honestos ciudadanos que deambulaban por la calle, se dedicaron a martirizar a los funcionarios públicos y a los miembros de la farándula. Una farándula que se había ampliado y que además albergaba ahora principalmente a empresarios, modelos y políticos. La cultura menemista, que ya tenía un house organ dentro de la gráfica con la revista Caras, había encontrado ahora quienes se ocuparan de ella para criticarla. Una crítica que, si bien no era demasiado profunda ni demasiado rigurosa, al menos evitaba ser solemne y cada tanto eludía los lugares comunes de la corrección política.

El primer año todo el trabajo de edición se hacía en el canal, pero en la segunda temporada Cuatro Cabezas había crecido lo suficiente como para tener su propia tecnología. Esto les permitiría con el tiempo jugar con la imagen de los entrevistados, que además de soportar el interrogatorio de los cronistas, en las islas de edición eran sometidos a torturas varias como estiramientos de nariz, tortazos de crema y golpes de maza en la cabeza.

Una de las principales atracciones de CQC estaba centrada en sus dos noteros estrella: Andy Kuznetzoff y Daniel Tognetti. Andy, hijo de dos sexólogos y que anteriormente había trabajado en la producción de La TV Ataca, Hacelo por mi y El Rayo, fue sin dudas el mejor notero en todo CQC, el que marcó el antes y el después en hacer notas y al que muchos en los medios copiaron. Orientado principalmente al mundo del espectáculo y la farándula tanto nacional como internacional, logró conseguir notas excelentes, entrar a lugares insólitos, con una velocidad mental admirable y una originalidad, rapidez y humor inteligente que se reflejaban en las preguntas y diálogos de sus notas que son dignos de destacar.

Daniel, que se define como periodista ("soy periodista y trabajo de periodista") y que trabajó anteriormente cortando cables en el diario del Sur y en el Centro de Informaciones de la Naciones Unidas, empezó haciendo notas en el que hacía el papel de inexperto o tonto frente a los políticos que provocaba grandes silencios y momentos de tensión con reacciones y actitudes mas que llamativas por parte de los funcionarios. Al tiempo se dio vuelta totalmente y pasó a ser notas con preguntas directas, incisivas, y por momentos algo agresivas (esta última es una opinión muy personal) y se transformó en uno de los seres más temidos por políticos y afines.

CQC estaba instalado en el gusto de los televidentes y Cuatro Cabezas comenzaba a ser considerada una de las más importantes productoras.

Además del apoyo del público, con el tiempo Caiga Quien Caiga alcanzó el reconocimiento de la crítica especializada, que supo nominarlo en el rubro "mejor programa periodístico" para los premios Martín Fierro. En realidad Pergolini el premio no parece imperarle demasiado, a punto tal que sólo una vez el equipo en pleno participó de la ceremonia. Ese año Mariano Grondona había protestado porque consideraba una especie de ofensa tener que competir con CQC. Como gran paradoja argentina, CQC gana el Martín Fierro en el año 1996 al mejor programa periodístico y este premio institucionaliza ante la opinión pública el absurdo como la forma más efectiva de increpar a los funcionarios, quienes aparecen desprotegidos ante el humor, victimas también de la vanidad y la obsesión por aparecer.

Eduardo de la Puente que tiempo después llegó a ganar el premio a mejor conductor por un programa de cable, recuerda aquella ceremonia de manera poco amable: "hay que pensar que el Martín Fierro lo entrega APTRA, con todo el respeto que no me merecen. Es un premio inflado y que tiene importancia por una mera cuestión de permanencia y trayectoria. Me parece que no significa absolutamente nada. La vez que fuimos, éramos seis amigos que íbamos ahí a codearnos con Susana Giménez, a sacarle el cuero a todo el mundo y a verla a Paola Krum con un vestidito entallado…".

Diego Guebel, por su parte, no menosprecia la importancia de los premios en general, aunque se imagina que con el tiempo se podría organizar algo más representativo de la industria.

En 1998 Cuatro Cabezas, aprovechando el gran éxito de CQC, se metió en el fútbol y realizó un programa llamado Palo y Palo, el cual tenia la misma estructura, formato y estilo de Caiga. Pero los intereses de sectores involucrados como TyC Sports, que manejaba y sigue manejando todos los derechos del fútbol ejercieron gran presión sobre el programa y e hicieron que el programa sea levantado.

Las aperturas de CQC se transformaron en el orgullo de Cuatro Cabezas. Al principio eran simples clips, pero para el tercer año Pergolini se encargaría de escribir un guión en el que se presentaba a los arriesgados cronistas filmando comprometidas escenas dentro de la Casa de Gobierno, se mostraban orgías en la CGT, entre otras situaciones, para llegar tras varias persecuciones, con el material justo a tiempo para el comienzo del programa. Al año siguiente la presentación se centraba en la revancha del poder. El equipo en pleno de CQC era tomado prisionero por unas tropas y al final la historia terminaba con un juicio en el que Lalo Mir interpretaba al abogado defensor, Carlitos Balá aparecía como actor invitado y Mario Pergolini se lucía con un monólogo.

Cuando terminaba la cuarta temporada, Pergolini anunció que el programa seguiría una temporada más y llegaría a su fin. Mario decía que en Cuatro Cabezas no les gustaba tener la costumbre que tienen otros de no tocar los éxitos y estirarlos todos lo que se pueda.

Para la apertura de está última temporada de la primer parte de CQC en el aire, los 500 mil dólares pautados fueron insuficientes. Pergolini y sus hombres de negro huían de la cárcel, provocaban destrozos y finalmente se escapaban en una pick up Ford que era lanzada desde un avión. El costo fue solventado por la participación de la empresa automotriz.

La idea de esta última apertura era convocar a distintas personalidades, pero no se pudo concretar por culpa de los contratos de exclusividad. Diego Armando Maradona no tenía ningún contrato que lo atara y en cuanto leyó el guión que la producción el había cercado comprometió su participación. El día en que debía filmarse la participación de Maradona, el ex futbolista faltó a la cita. Hubo pedidos de disculpas y un compromiso de filmar la escena unos días después, aunque esta vez tampoco pudo concretarse lo pautado. Tras varias llamadas telefónicas. Guebel logró hablar con un integrante del sequito de Maradona que le dijo "la verdad es que Diego hace tres días que no aparece por casa, y es el Diego, vos sabes como es, vos entendés". Guebel respondió cortante y dió por terminada la historia.

La otra estrella que Cuatro Cabezas tenía interés de incluir en la apertura era Sandro. El mismo Pergolini se encargó de llamarlo, e ir por primera vez en su vida a ver un show del mismo. Fue al terminar este que hablaron en el camarín del teatro y Sandro le dijo que haría encantado el trabajo pero le tenían que pagar lo mismo que la pagaba canal 13 por la exclusividad, que eran 180 mil pesos. El conductor y productor se fue del teatro sabiendo que era imposible cubrir semejante cachet.

Llegó el primer día de filmación y Mario se juntó con quienes representarían a los presidiarios, muchos de ellos ex luchadores de Titanes en el ring. Le pidió fuego a uno de ellos y de repente mientras fumaba y saludaba uno por uno a los extras, se puso entre ellos y comenzó a gritar "¿Cómo se llama el programa?". Los supuestos programas contestaron a voz en cuello "¡CQC!". La escena fue filmada por Diego Guebel y pasó a formar parte de la apertura. Una vez más Pergolini había improvisado y le había salido bien.

Esta temporada que supuestamente iba a ser la última alternó programas buenos, con otros no muy buenos, y alcanzó sus reconocidos niveles de calidad cuando la campaña presidencial entró en su etapa más caliente.

Sobre la culminación de la temporada Daniel Tognetti fue agredido durante el acto de cierre de campaña de Duhalde, y las imágenes de Tognetti con la boca sangrante y exigiéndole a la policía que miraba sin intervenir que hiciera algo porque "les pagamos para que nos protejan", recorrieron las pantallas de todos los noticieros y los programas periodísticos. Ese martes, Pergolini decidió hacer una apertura diferente: habló mirando fijo a la cámara y se despachó con un discurso indignado. Aseguró que se sentía incomodo y que esperaba que esa noche el programa no midiera mas que de costumbre porque sería algo perverso, le pidió perdón al cronista agredido y a los productores, y acusó a los políticos de "todos los partidos" por haber llevado la discusión a un nivel tan bajo y ocasionando con su falta de ideas ese nivel de fanatismo. Afirmó también que "nunca pensó que este programa los iba a llevar a esto", mostró las imágenes de los agresores, y dijo que si existía voluntad política los agarrarían, aunque agregó "que, como lo sabe todo el mundo, el domingo se van a olvidar de todo". Y cerró su discurso prometiéndoles a los dirigentes que después de la tanda "seguiremos cagándonos de risa de ustedes". El incidente se transformó en un límite impensado, a punto tal que el mismo Tognetti admitiría que a partir de aquel momento no volvió a trabajar tranquilo en la calle.

Para celebrar el fin de este ciclo, Pergolini decidió que la trasmisión del último programa se haría desde el teatro Gran Rex, con un show en vivo en el que todas pagarían su entrada porque lo recaudado sería a beneficio de un chico enfermo de leucemia.

El público hizo cola en la boletería del teatro de las tres de la mañana, y las entradas se agotaron en menos de una hora. La espera fue premiada con producciones especiales que podían ser vistas solamente por quienes asistieran al teatro.

Ese último programa fue un digno broche de oro, con importantes picos de rating y en el que se volvieron a ver las mejores notas de la historia de CQC. Esa noche se abandonó el tratamiento de la actualidad para hacer un vertiginoso repaso de las cinco temporadas en las que el ciclo estuvo al aire. Pudo verse, en consecuencia, a Kusnetzoff colándose en la ceremonia del Oscar, en los premios Emmy y en los Grammy y regalándole a Bill Clinton el Kamasutra; a Tognetti haciéndose amigo de Fidel Castro y logrando una nota que sería reproducida en su totalidad por la cadena de noticias CNN; a Nacho Goano adulando como siempre al técnico de la selección por ese entonces Daniel Pasarella, y a Daniel Malnatti, ebrio, diciéndole barbaridades a artistas plásticos. También a los tres conductores haciendo zapping ante un televisor gigante, comentando grandes momentos de la televisión, en una muestra de humor que hubiera puesto colorado a Jorge Corona.

Entre las perlitas de estos últimos envíos hay que destacar a una notera inesperada: Zulemita Ménem grabó para el programa imágenes exclusivas del almuerzo con que un selecto grupo de amigos homenajeó al presidente, y allí la hija le pidió a su padre que enviase un saludo. Ménem saludó "a sus amigos del programa", y hasta el mismísimo Gerardo Sofovich, que como comentamos en el capítulo de Pergolini están peleados, hizo lo propio y le envió su afecto a "Marito".

La mayor sorpresa del programa despedida fue cuando el equipo entero de CQC bailó uno de los temas de Chiquititas, acompañado por un grupo de chicos de la escuela de Reina Reech.

En todos los casos, a lo largo de la noche Pergolini desplegó sus dotes de comediantes y dominó la escena frente a los 3500 espectadores.

Cuando todo terminaba, lanzó un modesto pensamiento: "es sólo una hora y media de televisión. Nada tan importante", para despedirse con una verdadera arenga: "Si todos decimos lo que queremos, gritamos lo que hay que gritar, no creo que mucha gente pueda pasarnos por encima".

Así, a finales de 1999 llegaron a su fin las cincos temporadas de CQC por América. Durante todo el 2000 CQC no estuvo en pantalla y cuando parecía que lo mismo iba a ocurrir durante el 2001, Pergolini y su gente hicieron dos especiales de Caiga Quien Caiga, de una hora y media cada uno y desde el Gran Rex. Los mismos salieron al aire en diciembre del 2001 por la pantalla de canal 13, aunque hasta salieron en medio de un confuso ambiente en la sociedad dado justo esos días habían estallado los saqueos, cacerolazos, manifestaciones y gente en la calle en todo el país, que derivarían en la muerte de mucha gente y la renuncia del presidente Fernando De la Rua.

Pero la vuelta en serio no se hizo esperar mucho tiempo y en abril del 2002 CQC volvió a la pantalla, pero ahora a la de canal 13. Lo hizo con una apertura basada en los tres protagonistas que azotados por la crisis económica piensan ideas y que hacer, con la participación de Enrique Pinti y Julio Bocca terminan todos en la Casa Rosada con una espléndida Silvia Suller con la banda presidencial. Obviamente no faltan las ya famosas persecuciones, chivo automotor mediante, donde una vez mas se mostró la cuidada calidad del producto de Cuatro Cabezas.

La formula de los tres conductores siguió igual y se incorporaron varias nuevas secciones, pero donde estuvo la mayor renovación fue en los noteros: Andy y Tognetti no estaban más, y el equipo quedó formado por Daniel Malnatti, como el ahora notero estrella, Gonzalo Rodríguez, queriendo ocupar un poco el espacio farandulero y franelero que dejó Andy, y las nuevas incorporaciones de Clemente Cancela, Guillermo López y Diego Della Sala, los primeros dos dedicados mayormente a cubrir eventos políticos y el espectáculo y el tercero a los deportes.

También se notó una mejora de la estética del programa, en cuanto a una mayor calidad de imagen, recursos gráficos más modernos, un estudio con una escenografía de mayor importancia y diseño que en las otras temporadas y una edición cada vez mas trabajada.

Este segundo ciclo de CQC por la pantalla de canal 13 que empezó en el 2002 continúa hasta el día de la fecha, acumulando ya cuatro temporadas de éxitos tanto por los niveles de audiencia, como por la calidad y la fuerte comercialización del producto.

En estas cuatro temporadas, que cabe destacar las ultimas dos dejaron las noches de los martes para mudarse a la noche de los jueves, se han incorporado secciones del programas que se transformaron en clásicos como el Top Five (emisión de los 5 mejores, por lo ridículos, momentos de la televisión, y los tres conductores los comentan) y el Proteste Ya (sección a cargo de Daniel Malnatti, que además de periodista es abogado, y tras denuncias recibidas por la gente, la ayuda a reclamar y solucionar sus problemas, en general contra empresas de servicios públicos) pero el de mayor importancia por la acidez e inteligencia de su humor, pero mas que nada por el trabajo y tecnología que hay aplicada en la misma son las QKRCHS (las Cucarachas). Esta sección es una animación donde dos cucarachas comentan la actualidad, ya sea política o de espectáculos, y hablan de personajes famosos de a través de un humor ácido y muchas veces negro. Digamos que dicen todo lo peor que los conductores no pueden decir.

Hay un grupo de siete personas encargadas de llevar a cabo la sección de QKRCHS, compuesto por seis dibujantes (algunos tradicionales y otros de websites) y el guionista. Al principio estas cucarachas se metían en el programa por medio de una supuesta interferencia en la señal, hacían sus comentarios, luego la interferencia se iba y volvían los tres conductores a la pantalla. Luego fue adquiriendo mayor importancia y ya era una sección presentada y de mayor duración y este último año las QKRCHS tienen un segmento llamado "lo mejor y lo peor de la semana en los medios", donde comentan los tres mejores y los tres peores momentos o cosas de los medios en los últimos días.

Este último año lo que también cambiaron fueron las aperturas: existe un nuevo concepto de apertura, con una breve ficción de tres o cuatro minutos, en la que participarán los conductores y que cambiará de una emisión a la otra, a tono con la actualidad. Programa a programa los conductores junto a algunos invitados que van rotando cada emisión realizan una apertura en la que tratan irónicamente algún tema actual al programa en cuestión.

Así, con cinco temporadas en América y cuatro en Canal 13, Caiga Quien Caiga, llegó hasta nuestros días y no se sabe cuanto tiempo más estará en el aire ni cuantas temporadas más tendrá en su haber, pero lo que si sabe y no se puede negar es que el producto nunca dejará de evolucionar, nunca dejará de generar modelos y formas de hacer las cosas en el TV y nunca dejará de sorprendernos con algo nuevo cada año.

Perfiles de Eduardo de la Puente y Juan di Natale

Eduardo y Juan son esos dos conductores que están sentados al lado de Mario cada emisión de Caiga Quien Caiga. Pero son mucho más que solo dos simples conductores que acompañan a este último, sino que son parte fundamental, me animaría a decir casi esencial, del alma del programa. Son dos personalidades muy fuertes con vida propia, que además de complementarse de manera excelente a la hora de hacer CQC, cada uno tiene sus programas, sus trabajos, sus carreras, sus gustos y preferencias…cada uno tiene su historia y su estilo propio.

Eduardo es ese que está sentado a la derecha de Mario (a nuestra izquierda mirando la televisión), es el gran amigo de Pergolini y ese que usa el lenguaje más claro, más llano pero con inteligencia y humor. Ese que parece uno más, un pibe de barrio y que podría decir que tiene un doctorado en la "Universidad de la Calle". Al otro lado, a la izquierda de Mario (a nuestra derecha mirando la televisión) está Juan. Es el más serio, pero no el menos gracioso, es ese canoso que estudió y dio clases de Letras y que cuenta los chistes sin reírse y tiene una forma bastante ácida de decir las cosas.

Eduardo Miguel de la Puente nació el 7 de diciembre de 1963 en La Boca, donde vivió toda su niñez y adolescencia, nunca terminó sus estudios secundarios y sus primeros trabajos fueron de cadete y quiosquero. Luego por medio de algunos conocidos empezó a meterse en el mundo de los medios, y así comenzó a ayudar en algunas productoras. Y así comenzó su carrera en los medios, la cual tomó importancia y notoriedad al conocer y unirse, además de por amistad, laboralmente a Mario Pergolini: fue movilero del programa "El destape de Quilmes" y redactor de data musical para el programa "El Puente"; fue guionista y productor de "Música de cañerías" y de "Los especiales de la Rock & Pop"; fue director artístico de "FM Tropical" (trabajo del cual se avergüenza pero dice que necesitaba la plata) y conductor, productor y musicalizador de "Los especiales de Radio City", "La Rockola", "Con gusto a radio", "Boomerang" y "Parece mentira". En el mundo de la televisión hizo "Videoscopio", colaboró en "La TV Ataca", produjo notas para "Turno Tarde" y condujo "El Acomodador" y "Volverte a ver" por el canal Volver y "Audacia" por canal 13. En gráfica fue editor de la revista "Twist y gritos" y "Tren de carga", participó en las revistas "Satiricón", "Eroticón", "Rock & Pop revista", "Mix" y en las españolas "Heavy Rock" y "Popular 1", y actualmente colabora para "Tres puntos" y edita la revista "Music Expert". También tiene publicados cinco libros: "¿Cuál es?", "¿Cuál es? 2 (el regreso)", "Las aventuras del Osito Mimosito y otras guarradas", "¡Rock!" (co-escrito con Darío Quintana) y "Porque Tarde tanto en Casarme". Actualmente integra el trío de conductores de CQC e integra el staff de "¿Cuál es?", con Mario Pergolini y Marcelo Gantman.

Además de conductor de radio y televisión, periodista y escritor de libros, Eduardo es músico y tiene una banda con la cual planea sacar un disco lo más pronto posible. Dice que la música es un nuevo campo en su vida que es "puro placer" y se le volvió una necesidad.

De la Puente, que tiene como referente periodístico a Michael Moore y gusta de aconsejar a los jóvenes a través de su experiencia, cambió su vida de desbordes y aceleración de joven, cuando vivía solo o con Mario, por una vida tranquila en una casa junto a su esposa Ana María y su hijo Matías, a quien define como la persona más importante de su vida.

Juan di Natale nació el 20 de febrero de 1969 en Capital Federal, donde vivió siempre, cursó sus estudios secundarios en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini y luego comenzó su carrera universitaria en la UBA: comenzó con Comunicación Social pero rápidamente se pasó a la carrera de Letras, donde incluso llegó a obtener una beca de investigación y a dar clases de Semiótica en el CBC. Paralelamente estudió un tiempo Periodismo en el Instituto Grafotécnico. Ya en el secundario había grabado unos pilotos de radio junto a unos compañeros, y fue por medio de contactos que tenían algunos de estos compañeros que años mas tarde Juan se comenzó a introducir en el mundo de los medios: su primer programa de radio fue "Jeans gastados", y lo condujo junto a Diego Agulleiro y Leo Fernández (ex compañero); luego se metió de lleno en el mundo de FM Rock and Pop y condujo "Se nos viene la noche", "Sábado Maldito" y "Inrocks & pop". En televisión participó en "Estación Musical", por ATC, junto a Roberto Pettinatto y Diego Agulleiro y en 1991 se sumó al staff de "La TV Ataca" y estuvo en "Hacelo por mi"; también condujo "Así Estamos". Actualmente conduce en la radio Rock and Pop hace ya varios años el programa "Day Trippers" junto a Diego Della Sala y Fabio Alberti y desde su inicio en 1995 forma parte del trío de conductores de "Caiga Quien Caiga". También es socio en la revista "Los Inrockuptibles", donde edita la sección musical.

Juan di Natale, que luego de vivir su infancia en Palermo, gran parte de su vida en Caballito y en la actualidad vive solo en el barrio de Congreso, se define como una persona totalmente escéptica, que sabe que todos los días debe decepcionar a mucha gente en la calle por su falta de "gran simpatía y sociabilidad" pero que no le importa y resalta que es una persona que usa el lenguaje del periodismo para hacer algo que tiene que ver con el humor, pero no se siente parte de ninguno de los dos grupos.

Eduardo y Juan…dos engranajes imprescindibles en la maquinaria de CQC…dos piezas fundamentales sin las cuales Caiga Quien Caiga no sería Caiga Quien Caiga.

Capítulo 5: Entrevistas

"Hay gente que se merece ser gastada, y no lo

digo desde un punto de vista pedante"

Mario Pergolini

Entrevista a Diego Barredo, productor de contenidos de CQC (*)

Entrevista a Guillermo López, notero de CQC (*)

(*)Para ver la entrevista seleccione la opción "Descargar" del menú superior

CONCLUSIONES

Como resultado de toda la investigación y análisis efectuados, y con la notable importancia de la información y opiniones vertidas a lo largo de las entrevistas puedo determinar una palabra, mejor dicho una acción, un accionar sobre el cual gira el mundo de Caiga Quien Caiga, y es la clave principal de su éxito: EVOLUCIONAR. Es un producto que a diferencia de muchos otros, no le tiene miedo al cambio, sino todo lo contrario: ha hecho de este uno de sus principales "caballitos de batalla".

Caiga Quien Caiga nació en medio del gobierno menemista, época en la que la clase política argentina parecía ser una fiesta constante, y esto ser convertía en la materia prima ideal para las notas, secciones y todo lo que generaba CQC. Llega el año 1999 y paradójicamente junto con el fin del gobierno de Ménem llega el fin del primer ciclo de CQC, pero a luego de un tiempo el programa vuelve al aire, y supo adaptarse perfectamente a las nuevas caras del gobierno, quien no representaba un gobierno ideal para un programa como CQC. El programa inclusive, año tras año, desde 1995 fue adquiriendo mejores tecnologías que le permitieron optimizar su estética, calidad de imagen, recursos gráficos y trabajos de edición y post producción, así como ir incorporando las animaciones. El programa, también supo en su momento renovar su grupo de noteros, pieza clave del programa, y una característica esencial del programa es que nunca deja gastar sus secciones, sino que rápidamente cumplen su ciclo y son reemplazadas por otras que intentan superar a las anteriores.

Y si hablamos de claves del éxito de CQC es imposible no hablar de Mario Pergolini, quien supo ir creciendo, aprendiendo y evolucionando a lo largo de toda su vida personal y profesional para convertirse hoy en una de las personalidades mas importantes y fuertes de los medios y uno de los mejores y mas creíbles comunicadores. Pergolini supo deshacerse de muchos vicios de su juventud, logró ir corrigiendo errores y mejorando formas y actitudes, y hoy en día posee una gran cantidad de gente que lo admira y lo sigue, ya que a la que siempre lo siguió desde joven, se le sumó mucha otra cuando logró estos cambios. Es una persona que goza de una gran creatividad, ama su trabajo, a veces hasta es un poco obsesivo del mismo, y, que trabaja con gente muy talentosa, profesional y también creativa. Hay tres personas claves alrededor de la figura y éxito de Pergolini: Daniel Grinbak, en la Rock & Pop, Diego Guebel, en Cuatro Cabezas y Eduardo de la Puente, en la vida y la conducción tanto radial como televisiva.

Existen numerosas características, hechos y formas más que representan claves del éxito de Caiga Quien Caiga, pero básicamente me animo a concluir que el éxito nace y se sustenta en el trabajo de un grupo de gente muy talentosa, creativa y profesional, en la fuerte figura e inteligencia de Mario Pergolini y principalmente en la idea constante de evolucionar, progresar y buscar la superación del producto año tras año.

Sin lugar a dudas, Caiga Quien Caiga constituye un icono dentro de la historia de la televisión argentina y ya se ha convertido en un clásico y programa emblemático. Hay un antes y un después en muchas de las formas de hacer las cosas dentro de la televisión: las notas, ciertos tratamientos de los noticias, las ediciones y la estética de las programas en televisión, entre otras cosas, no serán los mismos después de CQC. Esto no significa que todos lo vallan a imitar, aunque muchos si lo hagan, pero si que pueden encontrar en el producto y todos sus derivados una forma e ideología de trabajar, que ya está por mas verificado que es exitosa y digna de admirar.

Agradecimientos

Un trabajo de tal magnitud requiere de un importante tiempo y esfuerzo personal, así como de la esencial ayuda y predisposición de muchas personas que le permiten a uno cumplir con los objetivos que se ha planteado en un principio.

Son varias las personas que hicieron posible el nacimiento y la evolución de este trabajo, y me es realmente necesario y placentero a la vez detallarlas a continuación:

  • A mi familia, por apoyarme y hacerme todo más fácil.
  • Al profesor titular Luis Buero, por su paciencia y constante guía
  • A mis amigos y amigas, por sus opiniones y ayudas brindadas.
  • A Diego Barredo, por su muy buena predisposición para brindarme información.
  • A Guillermo López y todo su equipo de producción de la radio X4, por haberme recibido y ayudado de la mejor manera posible.

Bibliografía

  • "La rebeldía pop. Suar, Pergolini, Agulla y Bacceti, los nuevos líderes de los medios" de Diego Rottman y Jorge Bernardez. Editorial Planeta. Argentina, 2000.
  • "La gran pantalla. Periodismo en televisión: de Neustadt a Pergolini" de Norma Morandini. Editorial Sudamericana. Argentina, 2000.
  • "Historia de la cultura argentina" de José Luis Cosmelli Ibáñez. Editorial El ateneo. Argentina, 1992.
  • "Historia de la comunicación" de Raymond Williams. Editorial Bosch. España, 1992.

www.television.com.ar

www.cuatrocabezas.com

www.cqc.tv

www.cqc.cl

www.cqcarg.com.ar

www.fmrockandpop.com

www.lanacion.com.ar

www.clarin.com

www.monografias.com

www.leedor.com

www.ciudad.com.ar

www.rincondelvago.com

www.mediosregistrados.com

www.gacemail.com.ar

www.saladeprensa.org

www.catedras.fsoc.uba.ar

Dabrowski, Alejandro

Universidad de Morón

Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales

Licenciatura en Relaciones Públicas

Asignatura: Medios de Comunicación 2 (665)

Año 2005

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Periodismo

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.